• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena de Rol: En Modo Prevención

Punto de vista: Elsa.

Departamento y Consultorio de Elsa Medina
Ves una silla de escritorio, Una mesa rectangular de madera de roble, Un curioso jarrón en forma de cactus, un portatil IQ Subwater 25, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., Una marina de intenso azul con rociones de espuma blanca, Una cocina comedor, Anturio Encantado , y Arreglo Floral Sueño Invernal aquí.
Elsa está en su habitación, peinándose el pelo luego de tomar un baño y vestirse de forma abrigada.
Elsa se alza el pelo en una coleta, se mira al espejo y al ver que está todo en orden, apaga la luz y sale de la habitación con el móvil en mano. Mira la hora y al ver que está justa de tiempo, se apresura.
Elsa sale al salón, deja el móvil en el escritorio y enciende su ordenador para iniciar la sesión correspondiente.
Llaman al timbre de la puerta
Elsa va a abrir mientras el ordenador se va encendiendo. Al abrir, Luis espera frente a la puerta
Elsa sonríe al verlo
Dices con acento correntino, “hoola Luis, adelante, estimado.”
Luis asiente y entra a la casa, esbozando una sonrisa a penas visible.
Elsa cierra la puerta, se gira y al notar su expresión, se extraña un poco
Luis dice: “buenas, licen. Cómo le va?”
Dices con acento correntino, “todo bien, y vos como estás? Acomodate, por favor.”
Elsa va al escritorio y se sienta, maniobrando con el mouse del ordenador por un instante.
Luis se sienta y mira a Elsa, con la mirada un poco baja.
Luis dice: “bueno, creo que esta vez no tan bien…”
Elsa desvía la mirada de la pantalla y ve al hombre, con gesto sereno
Dices con acento correntino, “podés contarme, no hay problema. Muchas veces, detrás de una dieta no del todo bien hecha, hay otras cositas. Pero solo si querés, estimado; si no, pasamos al pesaje directamente.”
Luis suspira, todavía un poco duvitativo
Elsa parece comprender su pesar y le sonríe, animándolo a hablar.
Luis dice: “bueno, el trabajo está disminuyendo un poco y eso me preocupa, aunque mi jefe me da garantías de que por el momento seguimos adelante con el taller. Por otro lado, en Paraguay mi señora, embarazada de 7 meses está algo indispuesta, mi hijo puede nacer en cualquier momento pero el riesgo es considerable.”
Elsa asiente
Dices con acento correntino, “y contame, te das cuenta de como esos problemas influyen en tu tratamiento nutricional? Y si es así, cómo influyen?”
Luis piensa un poco
Elsa se dispone a anotar en el ordenador lo que Luis le diga
Luis dice: “bueno, la verdad que cada vez que estoy al tanto de un problema tengo muchas ganas de comer alguna cosa, pareciera que eso me aliviaría cualquier tensión. A veces me dejo llevar, a veces no. Aunque…últimamente la mayor parte de las veces es lo primero.”
Dices con acento correntino, “entiendo. Venís registrando lo que estás comiendo, Luis?”
Luis asiente y de inmediato abre su carpeta, buscando el registro de alimentación que le había dado Elsa la primera vez y el cual mantiene hasta ahora.
Luis se levanta y pone el registro de frente a Elsa
Elsa lo lee por encima, luego lo vuelve a mirar
Dices con acento correntino, “ahora no lo voy a evaluar aún, quiero que veamos tu peso primero. sí?”
Luis dice: “perfecto, usted es la experta.”
Luis intenta relajar un poco más su rostro.
Elsa sonríe y le señala la balanza
Dices con acento correntino, “ya sabés como va esto, estimadísimo.”
Luis asiente, se descalza y se quita los demás accesorios y los deja en el living, para luego subir lentamente.
Elsa se acerca despacio para mirar los valores que salen en el panel
Elsa va hasta el ordenador y teclea, anotando los datos.
Luis la mira, girando a penas la cabeza.
Dices con acento correntino, “listo, podés bajarte. Si seré despistada che”
Elsa se ríe brevemente, luego retoma la seriedad y continúa trabajando en el ordenador.
Luis baja de la balanza y se pone de a poco los calzados y demás cosas, sonriendo
Luis dice: “nos pasa a todos, no se preocupe”
Elsa lo mira y asiente, luego ve la pantalla de vuelta.
Luis termina de calzarse y se sienta a esperar, mirando a Elsa entre nervioso y expectante.
Dices con acento correntino, “a ver mirá. En esta vuelta solo bajaste 800 gramos desde tu último pesaje”
Luis suspira
Dices con acento correntino, “para mí eso está bien dentro de todo, porque llegaste a los 11 kilos bajados, estás a 3 y medio de bajar de 100. Además, tus valores de grasa corporal siguen mejorando, aunque me preocupa tu masa muscular”
Luis dice: “ya me parecía…en actividad física ando ahí más o menos; mi hermana no me controla por el momento así que ya se imaginará.”
Dices con acento correntino, “vos sabés que no es bueno depender de ella ni de ninguna persona, verdad?”
Luis dice: “sí, eso lo tengo sabido. Pero ya ve, en la práctica es otra cosa.”
Elsa asiente, acerca el registro a ella y lo lee con detenimiento
Elsa lo mira de vuelta
Dices con acento correntino, “está anotado todo lo que comiste del último control para acá?”
Luis dice: “en teoría sí, pero siempre se me puede escapar alguna cosa”
Luis se acomoda mejor en el living, un tanto inquieto.
Elsa vuelve a leer, luego lo mira fijándose en su expresión.
Dices con acento correntino, “no te atormentes, estimadísimo. Lo importante es que bajaste, incluso si hubieras mantenido el peso igual estaría bien. Acá nuestra meta es no subir nomás”
Luis sonríe un poco y asiente
Dices con acento correntino, “a ver, voy a hacer unos ajustes a tu plan, te lo reimprimo de vuelta. Estamos? Ah, y tu actividad física…eso tiene que volver a estar como los primeros tiempos, con o sin Aurora. Por cierto…”
Elsa mueve el mouse, hace clic varias veces y luego vuelve a mirarlo
Dices con acento correntino, “alguna de tus hermanas sabe por lo que estás pasando? porque mirá, estaría bueno que confíes en ellas o al menos en alguna…no podés cargar con todo vos solo. Si esto sigue así, habrás de ver de hacer una terapia psicológica paralela a nuestro tratamiento, Luis.”
Luis dice: “cree que hay que recurrir necesariamente a eso? Yo no tendría problema pero…siento que esa sería una medida un poco extrema.”
Dices con acento correntino, “por experiencia propia puedo decirte que en la clínica donde trabajé, era opcional que el paciente siguiera terapia psicológica. Los que optaban por esa terapia tenían una mejoría más notoria que los que no lo hacían, además les era más fácil sostenerse en el tiempo. Muchos que optaron por no seguir terapia, incluso abandonaron el tratamiento nutricional en menos de un mes.”
Luis mira a Elsa, algo sorprendido
Luis dice: “bueno, si me permite voy a probarme un poco yo solo, incluso sin la ayuda de Aurora. si para la próxima me doy cuenta que no puedo, le prometo que entro a terapia, licen.”
Elsa sonríe ampliamente
Dices con acento correntino, “eso prometételo a vos mismo, estimado. Yo solo sugiero, aunque sí soy partidaria de la terapia, sobre todo cuando sobrevienen problemas muy de golpe como te está pasando a vos. pero si no, no pasa nada.”
Luis asiente, devolviéndole la sonrisa.
Elsa teclea un poco, luego pone a imprimir el nuevo plan
Elsa vuelve a mirar el registro y se lo pasa a Luis
Dices con acento correntino, “veo que tu consumo de agua sí va bien, según tus anotaciones.”
Luis dice: “sí, muchas veces con agua trato de contenerme para no comer alguna cosa que no debo. Como ve, me suelo pasar mayormente con las cosas dietéticas que con las que no lo son.”
Elsa asiente, luego se levanta para sacar la hoja ya impresa.
Elsa le entrega la impresión al hombre
Luis guarda su registro y el nuevo plan en la carpeta.
Dices con acento correntino, “ese plan seguilo en lo posible al pie de la letra en estos días, en tu siguiente control me gustaría que solo falte un kilo para pasar la barrera de los 100. Te animás?”
Luis se lleva la mano a la cara, pensativo.
Luis dice: “la voy a tener cuesta arriba pero sí, me animo. Lo tengo que lograr.”
Elsa hace palmas, sonriendo para animarlo
Dices con acento correntino, “vamos, para adelante. Momentos como este van a ser constantes en la travesía del descenso, pero cuando llegues a tu meta vas a ver que valió la pena el esfuerzo”
Dices con acento correntino, “todavía no llegamos a 3 meses de tratamiento y vas muy bien. Eso tenelo por seguro y no te decaigas, estimado.”
Luis cierra la carpeta y se levanta
Luis dice: “me tambaleo, pero no soy de decaerme fácilmente. Por eso creo que al menos por ahora no hace falta un psicólogo en este tema, es más cosa mía.”
Luis sonríe, algo más aliviado
Elsa sonríe a su vez
Dices con acento correntino, “eso está perfecto. Alguna duda que tengas sobre este tema?”
Luis dice: “mi actividad física sigue igual?”
Elsa piensa
Dices con acento correntino, “por ahora sí, de hecho llevás una rutina un poquito más intensificada de lo que yo te hubiera recomendado, así que está bien. En tu próximo control capaz cambiamos alguna cosita más. Te parece?”
Dices con acento correntino, “eso sí, volvé al ritmo de antes porque como te digo, me preocupa que la masa muscular se mantenga, eso tiene que ir mejorando progresivamente.”
Luis asiente
Luis dice: “lo voy a intentar, no se preocupe”
Luis saca la cartera del bolsillo, cuenta los villetes y le extiende a Elsa el monto de consulta
Elsa recibe el dinero, lo guarda y confecciona la factura, entregándosela a Luis en cuestión de minutos.
Luis guarda la factura y coloca bien la carpeta.
Luis dice: “gracias por la paciencia, licenciada…en serio”
Elsa lo mira y sonríe, acompañándolo a la puerta
Luis camina a la puerta, se gira y la mira
Dices con acento correntino, “pero traaanqui, si no es nada…lo hago con muchísimo gusto porque quiero que progreses, querido Luis. Seguimos para adelante, OK?”
Luis asiente
Luis dice: “la próxima semana la veo.”
Dices con acento correntino, “sí, nos vemos estimadísimo. Cuidate por ahí, dale?”
Luis sonríe y asiente, abre la puerta y sale de la casa, cerrando con suavidad.
Elsa se adentra al salón, se sienta y vuelve a trabajar con el ordenador por un tiempo prolongado.
Elsa apaga el ordenador y tras pensar un poco toma el móvil, buscando un contacto
Elsa le marca a Auxita, viendo que la situación de Luis puede agravarse si no se actúa en el momento en el que empieza a mostrar signos de deccaimiento.
El teléfono da tono.
Auxita ha descolgado la llamada
Auxita dice por teléfono, “hola?”
Elsa dice por teléfono, “hoola, Auxita. Cómo andás? Soy Elsa, la nutri.”
Auxita dice por teléfono, “hola elsa! Tanto tiempo sin hablar. Todo bien, vos como estás?”
elsa dice por teléfono, “genial, estimada. Decime, será posible que podamos vernos? Quisiera hablarte sobre un temita…pero prefiero que sea personalmente. Podría ser?”
Auxita dice por teléfono, “claro, sin drama. Querés que vaya a tu consultorio? O nos vemos en otro lugar”
Elsa dice por teléfono, “vení a mi cónsul mejor…así mantenemos la privacidad. Te gusta el mate? Así mateamos de paso.”
Auxita dice por teléfono, “sí, me encanta! Yo llevo un bizcocho…sé que ustedes los argentinos toman mate con este tipo de masas”
Elsa dice por teléfono, “sí, aunque yo en particular no acostumbro mucho, ya sabes. Si les digo a los pacientes que se cuiden, tengo que dar el ejemplo. Pero traelo por esta vez y nos damos un pequeño gusto juntas. Te parece bien?”
Auxita dice por teléfono, “tranquila, llevo lo justo porque es del que preparó una amiga y bueno, lo voy a saquear un poquito. Nos vemos en 10 minutos”
Elsa se ríe.
Elsa dice por teléfono, sos tremenda, eh? Dale, te espero.”
Cueldas la llamada.
Elsa deja el móvil y se adentra a la cocina, se lava las manos y comienza a preparar el mate
10 minutos después…
Llaman al timbre de la puerta
Elsa está con el mate listo, se levanta de su sillón de escritorio y abre la puerta
Auxita entra a la casa ante un gesto de elsa, trae una pequeña bolsa en una de sus manos.
Dices con acento correntino, “adelante que estás en tu casa, chamiguita.”
Elsa sonríe
Auxita dice: “gracias, muy amable.”
Auxita cierra la puerta con la mano libre mientras le devuelve la sonrisa.
Elsa le señala el living y se sienta en otro sillón cercano, tomando el termo y guampa entre sus manos.
Auxita saca de la bolsa una pequeña bandeja redonda donde se encuentran varios pedacitos de bizcocho
Elsa sonríe, mirando lo que hace.
Dices con acento correntino, “me da algo de penita que le hayas saqueado a esa amiga tuya.”
Auxita se parte de risa mientras se sienta en el living
Auxita dice: “no te preocupes, ella está viviendo conmigo y como solo nosotras comemos de esto…digamos que tomé la porción que me corresponde.”
Elsa asiente sin borrar la sonrisa, disponiéndose a cevar el mate
Auxita la ve y niega
Auxita dice: “dejame, lo hago yo.”
Elsa se sorprende un poco y la mira
Dices con acento correntino, “pero estimada, si sos la visita.”
Auxita dice: “sí, pero en Paraguay tenemos una costumbre o al menos en mi familia se arraigó mucho aquello de, el menor tiene que cevar y bueno…me corresponde.”
Auxita sonríe
Dices con acento correntino, “aah si, creo que algo le oí decir a mi padre. Pero dejá, esta vez rompamos la tradición, dale?”
Auxita asiente y acerca un poco más hacia Elsa la bandejita
Auxita dice: “está hecho a base de yogur, es una verdadera delicia. Lleva un poco de coco rallado también.”
Elsa ceva el primer mate y se lo pasa a Auxita mientras asiente, tomando un trozo de bizcocho
Dices con acento correntino, “con lo que me gusta el yogur…a ver.”
Elsa le da un mordisco al bizcocho.
Auxita bebe el mate con deleite, tomando también un trozo con la otra mano.
Auxita dice: “y bueno, contame de qué me querías hablar, Elsa? Te noté algo preocupada al teléfono”
Elsa termina el primer trocito, recibe el mate de Auxita y ceva para ella, mientras la mira dispuesta a responder.
Dices con acento correntino, “antes que nada, tu amiga es una cocinera genial, decile si es que le contás que me hiciste probar esto a mí.”
Auxita sonríe y asiente
elsa bebe el mate y mira a la chica
Dices con acento correntino, “bueno, te quería hablar de tu hermano. En principio pensaba conversar con Aurora pero no lo hice por 2 razones.”
Dices con acento correntino, “una, porque sé que está en Barcelona y dos, porque conociendo lo poco que conozco de ella, intuyo que lo va encarar de forma muy frontal, y de momento no quisiera eso. A vos te veo más tranquila en ese aspecto, espero no equivocarme.”
Auxita suspira
Auxita dice: “bueno, justo por ahora ella está acá en Madrid, viviendo conmigo.”
Dices con acento correntino, “aah mira, no sabía eso”
Auxita dice: “pero tranquila, yo no voy a enfrentarlo como eventualmente lo haría mi hermana. En ese sentido perdé cuidado. Pero qué pasa con él?”
Elsa ceva otro mate más para auxita y se lo pasa
Dices con acento correntino, “tranqui, no es para alarmarse demasiado, pero sí para entrar en modo prevención, por decirlo así.”
Auxita asiente, bebiendo el mate.
elsa le explica con detalle lo conversado previamente en la consulta con Luis. También le cuenta la conclusión que ha sacado luego de la conversación.
Auxita escucha todo atentamente, mientras come otro pedacito de bizcocho.
Dices con acento correntino, “entonces, pensaba que como vos sos psicóloga y sabés llegarle a las personas, podrías preguntarle como va, así de forma natural y ves si te cuenta algo. Qué decís?”
Elsa ceva más mate para ella y lo bebe lentamente.
Auxita se mantiene pensativa
Auxita dice: “de hecho yo siempre le estuve preguntando como iba con su dieta, últimamente nomás estuve con otras ocupaciones y la verdad, se me pasó un poco seguirle el paso. Así que en ese sentido sí, voy a estar más al pendiente.”
Elsa sonríe, pasándole el siguiente mate a Auxita
Auxita lo bebe con gusto
Dices con acento correntino, “sí, estaría muy bien, además con estos problemas que te conté que me dijo, es importante apoyarlo. Nada más y nada menos que 2 pilares fundamentales para que su vida sea lo que es hoy en día. Su trabajo y la familia.”
Auxita asiente, mientras toma un tercer pedazo de bizcocho y lo saborea
Elsa continúa tomando mate sin comer más.
Auxita dice: “raro que no nos haya contado lo de Graciela, yo voy a llamar a casa para interiorizarme de la situación.”
Elsa suspira, pasándole otro mate a Auxita
Auxita termina el tercer trocito y recibe el mate
Dices con acento correntino, “la verdad es que no quiero pasar de entrometida, ese no es mi estilo y menos en lo profesional, chamiga, pero no sé, les he tomado un cariño especial a los 3 y la verdad, me gustaría que les vaya siempre bien en todo, priorizando por supuesto el tratamiento de tu hermano.”
Auxita se levanta y aprovechando que le pasa el mate a Elsa, le aprieta levemente el antebrazo y le sonríe cariñosamente.
Auxita dice: “no te preocupes, yo no lo tomo como una intromisión, más bien es una preocupación por tu parte y eso, la verdad lo valoro mucho. Vos tranquila.”
Elsa sonríe para luego beber más mate
Auxita le señala la bandeja a Elsa
Auxita dice: “no comés más?”
Elsa la mira y niega
Dices con acento correntino, “Está muy rico pero si no paro ahora, ya no paro más.”
Auxita sonríe, mirándola con comprensión.
Auxita dice: “solo porque te tengo enfrente pude parar yo, y aún así me cuesta. Lo dulce es mi debilidad”
Dices con acento correntino, “aah entiendo. Igual no te voy a juzgar, ni si fueras mi paciente. Además, veo que te mantenés bastante bien”
Elsa le pasa más mate a Auxita
Auxita bebe el mate, asintiendo
Auxita dice: “procuro, pero de tanto en tanto me doy mis atracones, y a veces son frecuentes. Lo que hasta el momento me detiene es que a penas me excedo, ya me siento mal.”
Elsa asiente, comprensiva.
Dices con acento correntino, “entonces digamos, no hay mal que por bien no venga.”
Elsa ceva un último mate para ella.
Auxita se ríe
Auxita dice: “eso, digamos que así es la cosa.”
Elsa bebe mate y asiente, dejando sobre la mesita los elementos
Auxita le señala la bandeja de nuevo
Auxita dice: “te los dejo a esos pedacitos…vas a saberte medir más que yo. Seguro que para el desayuno te van a venir bien.”
Elsa sonríe
Dices con acento correntino, “bueno, te los acepto porque me tenés fe, estimada”
Dices con acento correntino, “estás apurada? esperá que te traigo tu bandejita, dale?”
Auxita sonríe y niega
Auxita dice: “para nada, si no tenés otros pacientes que atender me quedo un poco más, luego sí tengo que ir a ver el caso de una paciente que me derivaron del instituto.”
Elsa toma la bandejita y los elementos del mate, se los lleva a la cocina.
Elsa deja los 3 pedacitos que han sobrado en un plato, los guarda en la nevera y tras enjuagar la bandeja que ha traído Auxita, vuelve al salón y se la entrega.
Auxita mira la bandeja y sonríe, la recibe y la mete en la bolsita.
Auxita dice: “gracias, sos demasiado amable ya.”
Elsa le devuelve la sonrisa y se sienta en el mismo sillón de antes.
Dices con acento correntino, “imagino que heredé un poco la hospitalidad de los paraguayos, además en corrientes tenemos un estilo de vida en lo general muy sencillo, así que esto no me cuesta nada, chamiguita.”
Dices con acento correntino, “pero a ver contame, en qué instituto trabajás?”
Auxita dice: “permiso, me sirvo un poco de tu agua, sí?”
Dices con acento correntino, “pero claro, estás en tu casa.”
Auxita se levanta y se sirve agua en un vasito
Auxita regresa junto a Elsa y la mira mientras bebe.
Auxita dice: “en el instituto Madrid de psicología, me contrataron hace más o menos un mes si no llevo mal las cuentas.”
Auxita deja el vasito con un poco de agua sobre la mesa mientras se sienta de vuelta en el living
Dices con acento correntino, “en seerio? pero qué maravilloso, yo me estoy especializando y metí currículum también en una clínica.”
Auxita dice: “qué bueno, ojalá tengas suerte y te contraten.”
Elsa sonríe y asiente, esperanzada.
Elsa y Auxita estuvieron conversando un buen rato más, como si se conocieran de toda la vida.

Nueva escena de rol: Compromisos y grandidieritas

Punto de vista: Alexandre

abro los ojos mientras noto la presencia de Amelie a mi lado, luce tan tranquila con los ojos cerrados y una respiración suave
acaricio suavemente su cabello dorado y me pongo en pie, me meto a la ducha y al salir, p sus ojos me observan desde la cama
Amelie dice: bonjour, mon amour
Dices: “salut, princesse.”
me visto a prisa y salgo de la habitación después de darle un beso en los labios, me parece digna de un retrato ahí tumbada, con la piel blanca y el cabello dorado enrredado y desordenado.
Alojamientos Sláinte
Ves una recepcionista aquí.
Salidas visibles: abajo y arriba
me despido de la recepcionista y bajo las escaleras
Sláinte social club – Planta Principal
Salidas visibles: cafe, barra, y arriba
pido un café y salgo hacia donde me dijo Amelie que podría encontrar trabajo.
Sales.
Comunidad de Madrid; Sláinte Social Club
Salidas visibles: fuera
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Salidas visibles: norte, oeste, este, sur, sureste, y club
La subida de la temperatura anuncia la próxima llegada de la primavera.
oyes el murmullo de la gente de la ciudad.
sms amelie: Alex, no olvides que te quiero <3 leo el mensaje y sonrío. sms enviado: lo sé, ciel, pero dudo que más que yo. oyes sirenas cerca de aquí. camino con paso rápido mientras borro la sonrisa de mi rostro, no quiero setirme observado, noto que miran mis ojos unidos al alvinismo, no hace más que generar curiosidad. Comunidad de Madrid; Tramo inicial de la Calle de Alcalá. Ves Rinault Migane aquí. Salidas visibles: este, oeste, y sede-iq Comunidad de Madrid; puerta del sol Ves La estatua de la Mariblanca, La estatua ecuestre de Carlos III,  Salidas visibles: correos, calle-mayor, norte, este, calle-de-carretas, abajo, carrera-san-jeronimo, calle-espoz-y-mina, plaza-de-pontejos, calle-del-arenal, noroeste, y calle-montera oyes risas a lo lejos observo la arquitectura del lugar, sonrío al descubrir porque le gusta tanto a mi dulce Amelie. Comunidad de Madrid; Plaza de Santa Ana Ves calderón y lorca aquí. Salidas visibles: oeste, teatro, cerveceria, bar, y calle-del-principe observas como la gente va y viene. Comunidad de Madrid; Vinotarumba Ves un camarero aquí. Te encuentras con Alejandro. Salidas visibles: fuera desde este momento se narrará en tercera persona. haciendo uso de la narrativa Río. Alexandre entra al lugar con paso rápido y relajado Alejandro está despachando Alexandre se saca las manos de los bolsillos y le sonríe con incomodidad al camarero, quien no para de mirarle los ojos sin discreción alguna Alexandre escucha las indicaciones de trabajo e inmediatamente se pone a ello Alexandre camina en dirección al  chico y le saluda con un gesto Alejandro Es de cara Ovalada, de ojos claros, nariz pequeña, labios finos,  tez blanca, se nota que es musculoso, su mirada es dulce Se nota claramente que es un hombre. LlevaUna corbata de seda color granate marca Summerfield en el cuello. Viste Una camisa blanca. usa Unos pantalones negros de vestir. Calza Unas botas de media caña para hombre color negro de la marca Nice vector. Notas que mantiene una atención activa. Alejandro vende una botella de vino. Alejandro mira el jesto del chico y le devuelve el saludo Alejandro sigue vendiendo Recorres el lugar en busca de clientes. Alexandre mira al chico con curiosidad. Dices: "bonjour..." Alejandro vende una botella de vino. Alejandro te mira. Vendes una botella de vino por 1,50 euros. Alexandre sonríe al cliente Alejandro dice con acento japonés: "hola!" escuchas jaleos y gritos a lo lejos Alejandro vende una botella de vino. Alexandre se fija en elsaludo del chico y le sonríe. Recorres el lugar en busca de clientes. Alejandro dice con acento Japonés,  "hablas español?" Vendes una botella de vino por 1,50 euros. Dices con acento francés, "un poco" Alexandre sonríe al cliente  Alexandre promociona el producto que vende Alejandro dice con acento Japonés,  "vale" Alexandre mira al chico fijamente. Dices con acento francés, "tú, eres... de donde?" Alejandro vende una botella de vino. Recorres el lugar en busca de clientes. Vendes una botella de vino por 1,50 euros. Alexandre sonríe al cliente  Alexandre promociona el producto que vende Alejandro dice con acento Japonés, "bueno yo" Alejandro dice con acento Japonés, "soy de japón" Dices con acento francés, "oh, eso es interesante" Dices con acento francés, "llevas am... ttiempo aquí?" Alejandro dice con acento Japonés, "un mes más o menos" Recorres el lugar en busca de clientes. Alejandro dice con acento Japonés, "y tú?" Vendes una botella de vino por 1,50 euros. Alexandre sonríe al cliente  Alexandre promociona el producto que vende Alejandro sigue vendiendo pero sin dejar de ponerle atención al chico Alexandre sonríe ante la pregunta Dices con acento francés, "llevo unos tres días." Alejandro dice con acento Japonés, "oh, genial" Alejandro vende una botella de vino. Alexandre asiente con una gran sonrisa Alejandro dice con acento Japonés, "me presento, creo que no te he dicho mi nombre. Me llamo Alejandro" Dices con acento francés, "alexandre" Alexandre le tiende la mano Alejandro le estrecha la mano al chico Alejandro vende una botella de vino. Alejandro vende una botella de vino. Alejandro dice con acento Japonés, "y qué te ha parecido españa?" Dices con acento francés, "y... em... que tae trae por aquí? emm, tiene aquí" Alexandre mira el lugar con atención Dices con acento francés, "es bonito, creo que prefiero marbella, pero no está mal." Alexandre sonríe al ver sus progresos en el idioma. Alejandro dice con acento Japonés, "desde pequeño soñaba con venir a España, y lo logré, ahora necesito ahorrar dinero para quedarme a vivir aquí, amo el país " Dices con acento francés, "sí... yo he venido a estar con mi novia" Recorres el lugar en busca de clientes. Alejandro dice con acento Japonés, "oh, es de aquí?" Vendes una botella de vino por 1,50 euros. Alexandre sonríe al cliente  Alexandre promociona el producto que vende Dices con acento francés, "lo habíamos... planeado..." Dices con acento francés, "no, " Alexandre sonríe Dices con acento francés, "es francesa." Alejandro sigue vendiendo, sin dejar de poner atención a alexandre  Alejandro dice con acento Japonés, "entiendo" Dices con acento francés, "es preciosa y quiere montar un negocio. aunque yo... también... " Alejandro dice con acento Japonés, "pues mucha suerte a los dos" Dices con acento francés, "voy a buscar un anillo esta tarde, " Alexandre sonríe Alejandro vende una botella de vino. Dices con acento francés, "no sabrías un lugar .. em para pedir matrimonio bonito" Alejandro piensa Alejandro dice con acento Japonés, "no conozco mucho, pero sé que Madrid tiene lugares lindos" Alexandre sonríe suavemente Dices con acento francés, "sur, en la joyería alguien sabe algo" Alejandro dice con acento Japonés, "puede ser" Dices con acento francés, "disculpa mi..  intromisión... " Alejandro vende una botella de vino. Dices con acento francés, "tú... tienes a alguien?" Alejandro dice con acento Japonés, "no, no he conocido a ninguna chica que llame mi atención por completo " Dices con acento francés, "eso est triste" Recorres el lugar en busca de clientes. Dices con acento francés, "yo no podría imaginar mi vida sin Amelie." Alejandro dice con acento Japonés, "si, pero espero que algún día encuentre a una buena chica" Alejandro vende una botella de vino. Vendes una botella de vino por 1,50 euros. Alexandre sonríe al cliente  Alexandre promociona el producto que vende Alexandre sonríe, enternecido Dices con acento francés, "seguro que sí." Dices con acento francés, "por lo que sé, los japoneses gustan mucho" Dices con acento francés, "mucho..." Alejandro vende una botella de vino. Alejandro dice con acento Japonés, "ojalá que tú y tu chica sean muy felices" Dices con acento francés, "yo también espero lo mismo" Alexandre sonríe Alejandro sonríe. Dices con acento francés, "y cuantos años tienes?" oyes un claxon a lo lejos Alejandro dice con acento Japonés, "tengo 25" Alejandro dice con acento Japonés, "y tú?" Dices con acento francés, "ah, yo tengo la misma edad" Alexandre sonríe Alejandro dice con acento Japonés, "eso es genial" Alejandro sonríe. oyes sirenas cerca de aquí. Alejandro vende una botella de vino. Dices con acento francés, "donde te.. quedas?" Recorres el lugar en busca de clientes. Alejandro dice con acento Japonés, "tengo una habitación en el club de independencia" Dices con acento francés, "ah, Amelie y yo también nos quedamos allí" Vendes una botella de vino por 1,50 euros. Alexandre sonríe al cliente  Alexandre promociona el producto que vende Alejandro dice con acento Japonés, "es un buen lugar" Alejandro vende una botella de vino. Dices con acento francés, "eso me ha dicho Amelie,  pero la verdad creo que solo  está allí para desayunar, y dormir" Alejandro dice con acento Japonés, "ya has probado la comida?" Alexandre sonríe Dices con acento francés, "sí, las tostadas imperiales con capuccino están muy bien." Alejandro se aleja para cambiarse el uniforme. Alexandre le sigue el paso Después de un rato salen ambos vestidos de calle.  Alexandre se despide del camarero y sale del lugar Dices con acento francés, "bueno,  espero verte otra vez" Alejandro dice con acento Japonés, "espero lo mismo" Dices con acento francés, "y presentarte a Amelie" Alejandro dice con acento Japonés, "y mucha suerte" Dices con acento francés, "merci..." Comunidad de Madrid; Plaza de Santa Ana Ves calderón y lorca aquí. Salidas visibles: oeste, teatro, cerveceria, bar, y calle-del-principe La subida de la temperatura anuncia la próxima llegada de la primavera. Alejandro sale del bar. Alejandro se marcha hacia el oeste. Alexandre se fija en el clima y sonríe. Alexandre piensa y decide ir  a la vendita joyería de una vez Comunidad de Madrid; plaza del ángel Salidas visibles: calle-huertas, calle-cruz, espoz-y-mina, este, y taller Comunidad de Madrid; Calle de Espoz y Mina Salidas visibles: puerta-del-sol y plaza-del-angel Comunidad de Madrid; puerta del sol Ves La estatua de la Mariblanca, La estatua ecuestre de Carlos III, y un taxi aquí.   Salidas visibles: correos, calle-mayor, norte, este, calle-de-carretas, abajo, carrera-san-jeronimo, calle-espoz-y-mina, plaza-de-pontejos, calle-del-arenal, noroeste, y calle-montera Alexandre entra a un taxi Un taxi:  Salidas visibles: Nada. Alexandre habla con el taxista mientras este emprende rumbo hacia la joyería. Alexandre entra a la joyería con paso rápido. Dices con acento francés, "buenos días" Tessa mira al joven y sonríe. Tessa dice con acento Catalán, "buenos días, en qué podemos ayudarte?" Alexandre se lleva la mano a la nuca con nerviosismo Dices con acento francés, "verás... yo.. estoy buscando un anillo. es..." oyes un claxon a lo lejos Alexandre sonríe con nerviosismo Dices con acento francés, "quiero pedirle matrimonio a mi novia y necesito un anillo." Tessa mira al chico, comprensiva. escuchas jaleos y gritos cerca de aquí. Tessa dice con acento Catalán, "Mira, puedo ayudarte con lo que buscas pero no aquí en la joyería porque aún no tenemos piezas de ese estilo a la venta." Alexandre mira a la mujer con agradecimiento en los ojos. Tessa mira al  chico y le sonríe. Dices con acento francés, "sí... creo que.. una mujer... me podría ayudar... " Alexandre corresponde la sonrisa Tessa dice con acento Catalán, "tú no te preocupes de nada, dame un momento que cierro aquí y te ayudo con lo que buscas, vale?" Alexandre asiente y espera a la chica en la salida Tessa cierra con rapidez y sale al encuentro del chico. Alexandre mira a la mujer con atención Tessa Es una mujer esbelta y en extremo femenina. Su cabello azabache de rizos rebeldes enmarca un rostro de pómulos altos, labios carnosos y sonrosados, coronado por unos ojos verdes que de cerca muestran algunas motas doradas. Su nariz algo respingona da fe de un temperamento explosivo, matizado en pocas ocasiones por una sonrisa amplia y luminosa. Sus manos pequeñas de dedos delgados parecen más frágiles de lo que son en realidad, por eso sorprende la fuerza  de su agarre. La palma de la mano derecha muestra una antigua y delgada cicatriz que la cruza diagonalmente. Se nota claramente que es una mujer. lleva Guesst ClassicLaberint. en el brazo. Notas que mantiene una atención activa. Tessa sale de la joyería y mira al chico. Alexandre se apoya en una pared del local, observando el interior del mismo por los cristales Tessa dice con acento Catalán, "veamos, has pensado en qué tipo de anillo te gustaría?" escuchas jaleos y gritos a lo lejos Alexandre vuelve la mirada a la chica y juguetea nerviosamente con sus dedos. Dices con acento francés, "sí, hay una piedra que tiene el color de sus ojos, aunque es rara." Tessa asiente. Tessa dice con acento Catalán, "sabes cómo se llama?" Dices con acento francés, "se llama grandidierita. " oyes un claxon cerca de aquí Tessa dice con acento Catalán, "bueno, esa piedra es bastante rara, sí. " Alexandre se acaricia el cabello con nerviosismo Tessa se pone un dedo en la barbilla, pensativa. Tessa dice con acento Catalán, "bueno, y has pensado si te gustaría que fuese de oro o de plata?" Dices con acento francés, "no sé si a lo mejor si ves una fotografía suya puedes ayudarme." Tessa asiente. Tessa dice con acento Catalán, "claro, a ver..." Alexandre saca el teléfono y le enseña una fotografía de Amelie. Tessa se fija en la fotografía de la chica. Tessa dice con acento Catalán, "es una chica muy guapa." Tessa sonríe. Alexandre sonríe Alexandre vuelve a guardar el teléfono Dices con acento francés, "busco algo pequeño, tal vez un simple detaye con la piedra, un trévol, una estrella." Tessa dice con acento Catalán, "bueno, cuando tienes pensado pedirle a tu chica que se case contigo? Perdona si soy algo invasiva, es para saber de qué tiempo dispongo ... verás, soy joyera y tengo mi propio taller, pero no dispongo nada con la piedra que quieres. así que me llevaría unos días." Dices con acento francés, "dime mas o menos con que tiempo cuentas" Dices con acento francés, "yo lo tenía planeado para este sávado mismo, que es nuestro aniversario, aunque si necesitas de más tiempo no pasa nada" observas como la gente va y viene. Tessa dice con acento Catalán, "pues veamos, como quieres que sea algo pequeño, creo que podría tenerlo listo para este viernes." Tessa sonríe. Tessa dice con acento Catalán, " bien, entonces podemos quedar el viernes por la tarde si te parece bien." Dices con acento francés, "perfecto" Alexandre sonríe a la chica, agradecido. Tessa dice con acento Catalán, "genial, mi nombre es Tessa alemani. cuál es tu nombre? así lo apunto  para emitirte la factura., " alguien se ríe cerca de aquí Dices con acento francés, "soy alexandre Roseau." Tessa asiente. Tessa se saca una tarjetita de su bolso y se la da al chico. Tessa dice con acento Catalán, "ahí tienes mis números y mis contactos. " Alexandre recive la targeta y la guarda en su volsillo Dices con acento francés, "perfecto, muchas gracias." Tessa dice con acento Catalán, "nos vemos el viernes cuando salga de la joyería, si quieres ahí en el club de independencia." Dices con acento francés, "sí, me parece genial." Tessa dice con acento Catalán, "tienes algún número de contacto?" Tessa dice con acento Catalán, "o alguna forma de contactarte." Alexandre saca un papelito y escribe su número rápidamente con un color azul Tessa dice con acento Catalán, "es porque podría enviarte unos bocetos para que los veas y si te gustan pues ..." Alexandre da el papelito a tessa Tessa mira al chico escribir. Tessa coge el papelito y se lo guarda. Dices con acento francés, "puedes contactarme aquí" Tessa dice con acento Catalán, "perfecto, mañana temprano te envío los bocetos, vale?" Dices con acento francés, "gracias, sé que esto es complejo" Alexandre sonríe  Tessa hace un gesto con la mano tranqilizando al chico. Tessa dice con acento Catalán, "no te preocupes, lo importante es dar con lo que te guste  no hay problema." oyes sirenas cerca de aquí. Dices con acento francés, "gracias, de verdad" Tessa hace un gesto con la cabeza asintiendo y sonríe. Dices con acento francés, "hasta el viernes entonces." Tessa dice con acento Catalán, "nada, vaya bien y nos vemos el viernes." Alexandre se gira y se aleja lentamente.

Nueva escena de rol: Bonjour madrid

Punto de vista: Alexandre

oyes una discusión cerca de aquí
Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
bajo del avión con paso tranquilo, el ir y venir de la gente me tranquiliza pero yo solo estoy buscando a una persona, una persona con el cabello en oro líquido y eterocromía lebe en ambos ojos.

El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
su sonrisa a la distancia me parece una alucinación, seis meses sin verla y ya todo se me hace lejano, sus ojos grandes me miran con una alegría azul y verde, y esa luz que parece envolverla siempre llena el pequeño espacio que percivo como existencia, camina a pasos veloces pero seguros, la verdad llega un instante en el que no sé si ella camina o yo corro, pero logro tenerla entre mis brazos y sentir su haroma a frutos del bosque en mi rededor, haciendo la misma presencia que su luz tan especial, puede verse en mis ojos, al igual que yo en los suyos, noto como la sonrisa se le ensancha al ver que no intento ocultar la eterocromía completa de mis ojos

Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
abrazado a Amelie me fijo en los autobuses y ella parece aferrarme con más fuerza.

plenitud, esa es la única palabra que se me ocurre para definir lo que siento cuando estoy con Amelie, y no se compara en absoluto a lo que siento cuando se separa y fija sus ojos en los míos, colocando sus inquietas manitos en mis hombros y murmurando mi nombre mientras parpadea y sonríe.

Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
Dices: “Amelie…”
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
Amelie dice: Alexandre, ¡por fin estás aquí!

Dices: “te extrañé tanto, Princesse.”
Amelie me toma de la mano y nos acercamos a esperar el autobús mientras me cuenta como le ha ido en madrid, lleva tanto tiempo aquí, pero su perfíl sigue tan intacto, su sonrisa sigue dulce y sus labios igual de cálidos, luce como mi pequeña amelie.

Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
una brisa acaricia tu cara
escuchas música a lo lejos
Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
Comunidad de Madrid; aeropuerto de Madrid-Barajas
Te encuentras con Amelie
Salidas visibles: nada
Alexandre intercala la mirada entre ella y el lugar por el que ha de llegar el autobús.
Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
Pagas 5.0 euros y entras en el autobús.
el autobús de la línea Aeropuerto Express
Salidas visibles: nada
El autobús arranca en dirección a Calle de O’donell
El autobús llega a la parada Calle de O’donell
miro a Amelie junto a mí, recta, observando por la ventana con la máxima curiosidad

Comunidad de Madrid; Calle de O’donell
Ves el autobús de la línea Aeropuerto Express aquí.
Salidas visibles: calle-de-alcala
te encuentras con amelie

El autobús se marcha en dirección a Plaza de Cibeles.
Comunidad de Madrid; Calle de alcalá.
Ves Kukuki Escudo aquí.
Salidas visibles: oeste, este, sur, norte, peluqueria, y calle-de-odonell
Comunidad de Madrid; Plaza de Cibeles.
Ves Fuente de Cibeles aquí.
Salidas visibles: oeste, norte, sur, y este
Acava de llegar un autobús procedente de Calle de O’donell
El autobús se marcha en dirección a Calle de O’donell
Amelie camina a mi lado, con esa sonrisa que solo tiene cuando está conmigo, sé que también tengo la misma sonrisa, me siento tonto por no dejar de sonreír.

amelie dice: Alex, ¿vamos ya al hotel?

oyes el murmullo de la gente de la ciudad.
Sus ojos me mmiran con cariño y hace aquel jesto que tanto extrañaba de ponerme un índice en la nariz. Sus labios siguen sonriendo.

me fijo en las personas, son estresantes ahora que tengo a Amelie cerca, es como si el mundo fuese demasiado grande y nosotros muy pequeños. Asiento, quiero conocer el club del que tanto me ha hablado y beber un café.

Comunidad de Madrid; Calle de alcalá.
Ves Kukuki Escudo aquí.
Salidas visibles: oeste, este, sur, norte, peluqueria, y calle-de-odonell
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Ves un todoterreno reacondicionado, Eston Morten DTX, Lend River Iveko, Furd Fufa, y Rinault Migane aquí.
Salidas visibles: norte, oeste, este, sur, sureste, y club
Comunidad de Madrid; Sláinte Social Club
Salidas visibles: fuera
amelie dice: mira, aquí hay mucha gente interesante, incluso he oído hablar de pintores.

sonrío al escuchar su habladuría, Amelie siempre ha adorado el arte, sin importarle si es pintura o escultura, aunque sé que siempre pondrá la repostería por encima.

Entras.
Sláinte social club – Planta Principal
Salidas visibles: cafe, barra, y arriba
Música actual suena a todo volumen.
te encuentras con amelie

Música actual suena a todo volumen.
Amelie me mira fijamente,

Música actual suena a todo volumen.
Música actual suena a todo volumen.
Música actual suena a todo volumen.
amelie dice: anda, ve a la habitación, subo en un momento con el café.

Música actual suena a todo volumen.
Música actual suena a todo volumen.
Música actual suena a todo volumen.
Música actual suena a todo volumen.
Dices: “no, Amelie, tú también estás cansada.”
Música actual suena a todo volumen.
Música actual suena a todo volumen.
después de un rato de hablarlo compro ambos cafés y subimos juntos, a la habitación.

Música actual suena a todo volumen.
Música actual suena a todo volumen.
Alojamientos Sláinte
Ves una recepcionista aquí.
Salidas visibles: abajo y arriba
te encuentras con amelie

miro a la recepcionista y le sonrío, amelie le dedica un saludo y la rodeo con un brazo, sé que nuestra felicidad es visible. pago la habitación y subimos a ella, amelie discute, pero es ella la que más necesita dinero ahora mismo.

Te retiras a tu habitación a descansar.
una habitación alquilada por Alexandre.
Salidas visibles: nada
te encuentras con amelie

Amelie se sienta a descansar en la cama y yo acomodo las cosas en el armario.

puedo ver su rostro cansado, la verdad yo he disfrutado el viaje desde marsella.

después de ordenarlo todo observo a Amelie desvestirse y ponerse la pijama, luce tan tierna con los ojos entrecerrados y las megillas sonrrosadas.

sigo sus paso también yo, al acostarme en la cama noto como me rodea con los brazos, la atraigo hacia mí y coloco su cabeza en mi pecho,

Dices: “buenas noches, meli.”
amelie dice: buenas noches, cariño.

voy cerrando los ojos lentamente, notando como todo se desvanece en la bruma del sueño y mi pequeña amelie, cálida y a mi lado, por fin estamos iniciando el futuro que tanto habíamos planeado.

Nueva escena de rol: El inicio de un sueño

Punto de vista: Amelie

Amelie mira el teléfono y descuelga la llamada
Descuelgas la llamada y se establece la comunicación.
Dices por teléfono, “¿sí?”
esperanza te dice por teléfono, “Hola. Amelie?”
Dices por teléfono, “Sí, con ella. ¿de parte de quíen?”
esperanza te dice por teléfono, “Mi nombre es esperanza, le llamo de la oficina de atención al contribuyente, referente a su solicitud de apertura de negocio.”
Aparcas el camión y regresas al área de contratación para informar al encargado.
Comunidad de Madrid; Sección de comida.
Ves un encargado aquí.
Salidas visibles: fuera
Has finalizado la tarea. Buen Trabajo.
ganas 1938 puntos de reputación.
Dices por teléfono, “sí, dígame.”
Una persona aparece y pide información sobre el trabajo que se realiza aquí. El encargado le acompaña a la oficina de contratación y regresa a sus quehaceres.
esperanza te dice por teléfono, “Cuando podría pasarse por la oficina para plantear el negocio y comenzar los trámites?”
Amelie entrelga las llaves del camión al encargado antes de salir del lugar
Dices por teléfono, “pues lo que tarde en dejarme el taxi”
Un chico aparece y le deja al encargado varios cuestionarios.
Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Salidas visibles: norte, sur, vestimenta, comida, y cafeteria
Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
Ves Rinault Migane y Nisan Rashqai aquí.
Salidas visibles: sur y oeste
Hace un frío intenso y el cielo está nublado
esperanza te dice por teléfono, “perfecto, aquí la espero”
Dices por teléfono, “perfecto, hasta luego, entonces”
Cuelgas la llamada.
Bienvenido a su teléfono MovileOS. Tue Feb 26 07:38:11 2019 CET
Pides un taxi a la compañía TaxiMan.
Ël taxi llegará en 2 minutos.
Amelie espera pacientemente.
Ves un taxi acercarse.
Un taxi
Salidas visibles: nada
Amelie habla con el taxista mientras van de camino.
Al parecer hay mucho tránsito.
Logra saber lo que ya se imaginaba, el taxista tiene familia, igual que ella espectativas de una, espera que al menos Alexandre llegue pronto, porque ese taxista le habla de hijos, mujer y un matrimonio con subidas y bajadas, ella solo tiene un noviazgo y muchas ilusiones en un futuro, aunque Alexandre y sus ganas de comerse el mundo pueden hacer que terminen muy mal, y ella no quiere eso.
Al pensar en Alexandre sonríe bobamente, quedaron en que el llegaría a españa cuando ella estuiese en trámites de sus sueños, y él vendría a buscar trabajo, así quien llegase primero al dinero necesario pagaría la casa y vivirían juntos
Espera que se cumplan, entrelaza los dedos y cierra las manos
Amelie paga el dinero, se despide del taxista y entra a la oficina
Comunidad de Madrid; Oficina de Atención Integral al Contribuyente
Te encuentras con esperanza.
Salidas visibles: fuera
esperanza está realizando trámites en el mostrador
Amelie entra calmadamente, observando todo con interés.
Amelie se acerca suavemente hacia donde se encuentra la mujer.
esperanza observa que una chica se acerca
Dices con acento francés, “buenos días”
esperanza dice con acento riverano, “Buenos días, en qujé le puedo ayudar”
Amelie mira a la mujer con atención.
Dices con acento francés, “busco a esperanza, soy amelie.”
esperanza te mira.
Amelie se aleja un mechón de cabello de la cara.
esperanza dice con acento riverano, “Hola, amelie, siéntate por favor”
esperanza sonríe.
Amelie le devuele la sonrisa
Amelie toma asiento delicadamente.
esperanza saca unos papeles del mostrador.
esperanza dice con acento riverano, “Bien.”
esperanza dice con acento riverano, “querías montar un negocio de repostería, verdad?”
Amelie mira los papeles atentamente y vuelve a mirar a la mujer.
Dices con acento francés, “sí, eso es”
Amelie sonríe dulcemente.
esperanza dice con acento riverano, “Y qué formato quieres utilizar? pastelería, cafetería, ambos?”
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
Dices con acento francés, “me gustaría poder ofrecer ambos, en efecto.”
esperanza dice con acento riverano, “Bien.”
oyes sonidos de obra y maquinaria de construcción
Dices con acento francés, “pero mi idea es un local pequeño, algo acogedor.”
esperanza dice con acento riverano, “va a trabajar usted sola, o tendrá empleados.”
Amelie jesticula con las manos y sonríe
Dices con acento francés, “yo sola”
esperanza dice con acento riverano, “bien.”
esperanza dice con acento riverano, “le comento los pasos que necesitamos realizar para poner su negocio en marcha.”
Dices con acento francés, “perfecto.”
esperanza se fija en las hojas
Amelie se pone las manos en las piernas y mira a la mujer con atención.
esperanza dice con acento riverano, “Lo primero es expedir los permisos de apertura, industria, tramitar el registro sanitario con la consejería de sanidad y darse de alta en la declaración censal de hacienda además del registro urbanístico”
esperanza dice con acento riverano, “todo esto tiene un coste de 5000 euros y lo podemos tramitar desde aquí.”
Amelie asiente mientras se acomoda el cabello y sigue mirando a la mujer atentamente.
Dices con acento francés, “el dinero lo tengo”
esperanza dice con acento riverano, “aparte tendrá que solicitar la licencia de actividad económica referente a su sector, la cual tiene un coste de 4500 euros.”
Dices con acento francés, “pero no aquí”
esperanza dice con acento riverano, “En total la inversión asciende a 9500 euros. Ha solicitado subvenciones en la DGT, verdad?”
Dices con acento francés, “sí, lo he hecho”
Amelie apoya las manos en el escritorio.
esperanza dice con acento riverano, “bien, siento decirle que la subvención a fondo perdido se le ha denegado, ya que se requiere una inversión mínima de 60000 euros iniciales en negocios de su sector para poder obtener una ayuda, y no cumple los requisitos ni de cerca.”
esperanza dice con acento riverano, “pero una vez que el local esté abierto se puede acoger a la tarifa plana de autónomo.”
Amelie deja de sonreír y asiente
Dices con acento francés, “podría explicarme mejor eso, por favor?”
esperanza dice con acento riverano, “Con la tarifa plana de autónomo usted solo pagaría 50 euros mensuales por darse de alta en el régimen de autónomo, en lugar de la inversión habitual de 200 o 300 euros. al día le saldrían…”
esperanza hace cálculos
Amelie se lleva los dedos al mentón
esperanza dice con acento riverano, “1,66. Eso sin contar los gastos de local que irían a parte.”
Dices con acento francés, “vale… podríamos hacer cuentas de una inversión inicial total?”
esperanza dice con acento riverano, “9500 euros para iniciar los trámites. Una vez realizada esta inversión le buscaremos un local acorde y seguiríamos hablando.”
Amelie termina por entrelazar los dedos y apoyar las manos en la mesa.
Dices con acento francés, “tiene un precio fijo o cercano a el local?”
Amelie ladea un poco el rostro mientras mira a la mujer
esperanza dice con acento riverano, “dudo que un local supere los 6000 euros mensuales, 200 euros diarios.”
Dices con acento francés, “estaríamos hablando de 15000 euros iniciales aproximadamente.”
esperanza dice con acento riverano, “aproximadamente, aunque no es una garantía fija. El mercado de locales es muy voluble.”
Dices con acento francés, “perfecto, entonces.. ¿cuando podría hacerle entrega de los 9500 euros?”
esperanza dice con acento riverano, “cuando usted lo desee, mientras antes dispongamos de ellos antes podremos darle curso a los trámites”
oyes sirenas cerca de aquí.
Dices con acento francés, “perfecto, vuelvo en aproximadamente una hora con el dinero. ¿le parece bien?”
esperanza dice con acento riverano, “me parece perfecto, amelie.”
Amelie observa con calma el escritorio
Dices con acento francés, “perfecto”
Amelie se pone en pie y se acomoda el bolso
esperanza dice con acento riverano, “Hasta dentro de un rato”
escuchas música a lo lejos
Dices con acento francés, “hasta dentro de un rato.”
Amelie se da la vuelta y sale del lugar
Comunidad de Madrid; Calle de Raimundo Fernández Villaverde
Salidas visibles: glorieta-cuatro-caminos y oficina
Hace un frío intenso y el cielo está nublado
Amelie mira las opciones para salir y se acomoda el abrigo
Es muy pronto y hace frío
Comunidad de Madrid; Glorieta de Cuatro Caminos
Salidas visibles: raimundo-fernandez-villaverde, calle-bravo-murillo, avenida-reina-victoria, y calle-santa-engracia
Amelie al ver una vía hacia el paseo de la castellana decide ir por ahí, aunque nota como el frío le recuerda cada vez más a parís y cada vez más tiene ganas de un chocolate.
Comunidad de Madrid; Calle de Bravo Murillo
Salidas visibles: sur, norte, y glorieta-cuatro-caminos
Comunidad de Madrid; Plaza de Castilla.
Ves obelisco de Calatrava, Monumento a Calvo Sotelo, y rinault migane aquí.
Salidas visibles: calle-bravo-murillo, paseo-castellana, abajo, y hospital
Comunidad de Madrid; tramo norte del Paseo de la castellana.
Salidas visibles: norte y sur
Observas un Dron cruzar toda la ciudad.
Amelie camina calmadmente por el lugar, preferiría usar sus botas o sus bailarinas avituales, pero no podía presentarse así vestida a la oficina, malditos tacones.
Salidas Visibles: norte y sur.
Comunidad de Madrid; Plaza de Castilla.
Ves obelisco de Calatrava, Monumento a Calvo Sotelo, y rinault migane aquí.
Salidas visibles: calle-bravo-murillo, paseo-castellana, abajo, y hospital
Amelie se percata de que se le ha caído y papel y tiene que retroceder
Comunidad de Madrid; tramo norte del Paseo de la castellana.
Salidas visibles: norte y sur
Comunidad de Madrid; Tramo central del paseo de la castellana.
Salidas visibles: norte, sur, ministerio-economia, y fomento
Amelie se fija en el ministerio
Atraviesas la plaza San Juan de la Cruz hacia el segundo tramo.
Comunidad de Madrid; Segundo tramo del paseo de la castellana.
Te encuentras con gonzalo (durmiendo).
Salidas visibles: norte, museo, escuela, y sur
Amelie se fija en el hombre durmiendo en la calle y hace un gesto de repugnancia
Murmuras con acento francés, “gente sin vida… ”
Ah, la gente de la calle, que desconfianza le dan
Atraviesas la plaza Gregorio Marañón.
Comunidad de Madrid; Primer tramo del paseo de la Castellana.
Salidas visibles: norte, sur, y plaza-emilio-castelar
Amelie se sienta en una acera a descansar un momento mientras lee el periódico
Amelie daría lo que fuese por un café
empieza hacer cuentas, serían esos quincemil euros, con lo cual ella quedaría con si logra conseguir los dos mil euros otros quince mil en el banco
Amelie asiente mientras vuelve a ponerse en pie y suspira
Todo sea por una bonita ida junto a Alexandre
Comunidad de Madrid; Plaza de Colón.
Ves Mástil aquí.
Salidas visibles: norte, sur, sureste, este, y calle-de-genova
Amelie apura el paso
Comunidad de Madrid; Calle de Serrano.
Salidas visibles: norte, sur, museo, casa, iglesia, este, joyeria, hospital, isde, y centro
Amelie sonríe a la gente que ve por la calle
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Ves un todoterreno reacondicionado, Eston Morten DTX, Lend River Iveko, Furd Fufa, y Rinault Migane aquí.
Salidas visibles: norte, oeste, este, sur, sureste, y club
Amelie toma camino hacia el club para comer algo y refujiarse del frío
Comunidad de Madrid; Sláinte Social Club
Salidas visibles: fuera
Entras.
Sláinte social club – Planta Principal
Salidas visibles: cafe, barra, y arriba
Sláinte Café & Lounge
Salidas visibles: fuera
Amelie entra y observa el lugar abarrotado
Amelie se posiciona en la barra y sonríe a la camarera.
Dices con acento francés, “voy a tomar un café con leche y unas tostadas francesas, por faor.”
La camarera deja las tostadas ante Amelie y le informa
La camarera dice con acento madrileño: No tenemos café con leche, pero podemos ofrecerte algún te o si lo deseas, un frapuchino, late, o kapuschino
Amelie asiente y pide un late con una sonrisa
Amelie come sus tostadas con deleite y bebe pequeños sorvos de café
Al terminar paga, se pone en pie, y sale del lugar
Sláinte social club – Planta Principal
Salidas visibles: cafe, barra, y arriba
Sales.
Comunidad de Madrid; Sláinte Social Club
Salidas visibles: fuera
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Ves un todoterreno reacondicionado, Eston Morten DTX, Lend River Iveko, Furd Fufa, y Rinault Migane aquí.
Salidas visibles: norte, oeste, este, sur, sureste, y club
Hace un frío intenso y el cielo está nublado
Amelie salecon energías renovadas
Comunidad de Madrid; Calle de alcalá.
Ves Kukuki Escudo aquí.
Salidas visibles: oeste, este, sur, norte, peluqueria, y calle-de-odonell
Comunidad de Madrid; Plaza de Cibeles.
Ves Fuente de Cibeles aquí.
Salidas visibles: oeste, norte, sur, y este
Amelie se desvía hacia el norte
Comunidad de Madrid; Paseo de Recoletos.
Salidas visibles: sur, noroeste, edificio, y calle-barbara-braganza
una hora después
Amelie espera el taxi calmadamente mientras lee los mensajes de Alexandre.
Pero Meli, si ya estás en trámites puedo ir pronto, tengo ganas de verte, la verdad ya sabes que te he echado de menos.
Amelie sonríe mientras sube al taxi y le indica el lugar de destino
Amelie escribe con cariño mientras el taxi va llegando a su destino
“Luego hablamos, Alex, yo también te he echado de menos y espero verte pronto.
Amelie sale del taxi con una sonrisa
Amelie mira la oficina con nerviosismo
Entra al final con paso lento
Comunidad de Madrid; Oficina de Atención Integral al Contribuyente
Te encuentras con esperanza.
Salidas visibles: fuera
esperanza está rellenando unos impresos
Amelie entra con paso lento al lugar
Amelie busca a esperanza con la mirada
esperanza observa a amelie entrar en la oficina
esperanza dice con acento riverano, “Hola amelie”
Amelie uvica a esperanza y se acerca rápidamente.
esperanza dice con acento riverano, “ya tienes el dinero?”
Dices con acento francés, “hola otra vez”
Dices con acento francés, “sí”
Amelie sonríe
Le das 9500 euros a esperanza. Te quedan 115.950000000006 euros.
esperanza dice con acento riverano, “perfecto. En el momento que lo entreue se dará curso”
esperanza dice con acento riverano, “perfecto”
Amelie le da el dinero a espernza con una sornisa.
esperanza cmoienza a rellenar unos impresos y se los entrega a amleie para que los firme
oyes una discusión a lo lejos
Amelie lee los papeles con atención y firma delicadamente, antes de devolvérselos a Esperanza
Dices con acento francés, “perfecto”
esperanza guarda los papeles en el escritorio
esperanza dice con acento riverano, “Bien, pues eso es todo por ahora. Tiene alguna duda o pregunta?”
Dices con acento francés, “cuanto mas o menos tardará el trámite?”
esperanza dice con acento riverano, “menos de quince días.”
Amelie asiente
Amelie sonríe
Dices con acento francés, “pues muchas gracias por todo, esperanza y estoy atenta de tu yamada.”
esperanza dice con acento riverano, “Gracias a tí, éxito con tu emprendimiento”
Amelie sonríe a modo de respuesta y se pone en pie
esperanza vuelve a sus tareas
Amelie sale del lugar mientras saca el teléfono de su bolso
Comunidad de Madrid; Calle de Raimundo Fernández Villaverde
Salidas visibles: glorieta-cuatro-caminos y oficina
Hace un frío intenso y el cielo está nublado
Sms enviado: Alex, voy a vender vino, creo que si podrás venir a españa cuanto antes, llámame, tenemos que hablar uy seriamente.
Amelie acaricia su cabello de forma perezosa.
sms alexandre: ¿Qué sucede, princesse?
sms enviado: Tu llámame, amos hacer cuentas juntos y a planear esto.
sms alexandre: Voy, princesse, no te pongas así, ya hemos hablado uchas veces de esto.
Llamada entrante de alexandre
Un teléfono suena en este lugar.
descuelgas la llamada y se establece la comunicación
Alexandre te dice por teléfono: Meli?
dices por teléfono: Dinero, alex, vamos hablar de dinero.

Nueva Escena de Rol: Amiga Especial Se Cultivar

Punto de vista: Mijail.

Comunidad de Madrid; Calle de Méndez Álvaro.
Te encuentras en una calle de la ciudad que discurre entre la glorieta del Emperador Carlos V y la avenida de Entrevías, que constituye su prolongación.
Aquí hay una parada de taxis. Escribe ‘pedir’ si quieres llamar a alguno.
Mijail camina por la acera y entra en una tienda.
oyes sonidos de obra y maquinaria de construcción
Un rato después, Mijail sale de la tienda con un par de bolsas en las manos.
Mijail camina deshaciendo sus pasos.
Mijail se aproxima hacia la plaza España y se desvía hacia el norte.
Mijail mira de un lado a otro la calle.
Comunidad de Madrid; Calle de Fernández de los Ríos.
La calle, que discurre enteramente por el distrito de Chamberí con sentido este-oeste, atravesando los barrios de Gaztambide y Arapiles; comienza en la calle de Bravo Murillo y finaliza en su cruce con la calle de Isaac Peral, cerca de la plaza de Moncloa y de la calle de Princesa.

Mijail divisa la floristería y camina hasta la entrada.
Mijail se pasa una de las bolsas a la otra mano y tira de la puerta.
Mijail entra a la floristería.
Comunidad de Madrid; Floristería Ríos Garden
Mijail aspira profundo, el aroma de las flores le hace sonreír.
Iona está tras el mostrador canturreando bajito mientras arma un arreglo por encargo.
Mijail se acerca al mostrador y deja las bolsas en el suelo un rato.
Iona alza la vista y sonríe.
Iona dice con acento Irlandés, “buenas tardes, en qué podemos servirle, caballero?”
Mijail piensa un poco las palabras antes de hablar.
Dices con acento ruso, “buenas tardes… buscando detalle para amiga querida para mí, flores pero pequeñas?”
oyes una discusión cerca de aquí
Mijail hace un gesto con la mano.
Iona le mira con atención.
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
Iona dice con acento irlandés, “tenemos rosas amarillas, si quiere se las muestro y ve si es lo que le gustaría… si no, pues nos ponemos a buscar entre lo que tenemos algo que le guste, sí?”
Mijail asiente con la cabeza.
Iona se gira hacia las neveras y saca una caja.
Mijail mira hacia la caja y luego a Iona.
Dices con acento ruso, “creer que gustar? mirar bonita yo pero no seguro.”
Iona le sonríe con amabilidad.
Dices con acento ruso, “Por qué no me cuenta un poco cómo es su amiga, así nos podemos hacer una mejor idea.”
Mijail da una palmada en el aire y asiente.
Dices con acento ruso, “yo cuenta, sí…ella ser mujer siempre de sonrisa…”
Mijail comienza a explicarse como puede.
Iona le escucha con atención, sonriendo de vez en cuando.
Iona dice con acento Irlandés, “bueno, creo que sí le va a gustar este detalle… pero si no fuese así, venga usted de nuevo y yo le haré otra cosa, le parece bien?”
Mijail mira a la chica a los ojos.
Dices con acento ruso, “parecer bien a mí, sí.”
Dices con acento ruso, “ser tú como llena de buendad, ojos limpios, ¿sí?”
Iona se sonroja un poco y le sonríe.
Iona dice con acento Irlandés, “Es usted muy amable, gracias.”
Mijail niega con la cabeza y se acerca más al mostrador.
oyes risas a lo lejos
Dices con acento ruso, “dice que bondad porque yo mirar en ojos tuyos, de verde esperanza.”
Mijail se señala los ojos.
Dices con acento ruso, “Ojos espejos del alma aquí.”
Mijail se señala del lado del corazón con el índice de su mano derecha.
Iona lo ve y su rostro adopta un gesto enternecido.
Mijail busca su billetera en el bolsillo del saco que lleva puesto.
Mijail mira a Iona.
Dices con acento ruso, “dice tú a mí cuanto yo paga te, sí?”
Iona asiente y le da el precio.
Mijail mira y asiente, contando los billetes.
Mijail le paga a Iona y coge la caja, mientras se inclina un poco para recoger las bolsas.
Mijail esboza una sonrisa tenue.
Dices con acento ruso, “Spashiva…””
Mijail hace una pequeña reverencia y sale de la floristería.
Iona ve al hombre salir y luego vuelve al trabajo.
Comunidad de Madrid; Calle de Fernández de los Ríos.
Hace un frío intenso y el cielo está nublado
Mijail se ajusta el saco reacomodándose la bufanda y echa a andar hacia la torre de Madrid.
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
Ves Un monumento a Miguel de Cervantes, Saet Leon, Saet Reacondicionado, Aedi A3, un coche de la marca KOA, Un coche de color negro con las siglas E.O, saet reacondicionado, Rinault Migane, un coche de la marca Koa, saet reacondicionado, Rinault Migane, Saet Reacondicionado, saet reacondicionado, coche eléctrico Sundoor, Aedi B4 Gasolina, Rinault Migane, Saet reacondicionado, saet reacondicionado, saet reacondicionado, un coche aedi a3, vehículo policial p2, y Saet aAhueca aquí.
Mijail camina hacia la torre y aprovecha que un joven va saliendo para entrar.
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios aquí.
Pulsas el botón del elevador y este se pone en movimiento.

el ascensor de la torre de madrid llega y las puertas se abren.
entras en el ascensor de la torre de madrid.
el ascensor de la torre de madrid
Mijail se gira y pulsa el botón de la planta ocho.

El ascensor cierra las puertas y se pone en marcha.

el ascensor de la torre de madrid para en La planta número 8 y las puertas se abren.
sales del elevador.
La planta número 8
Ves Un pisito confortable, Un piso acogedor, Un confortable piso de estilo nórdico, Casa de Gorca, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Mijail se acerca a la puerta y llama al timbre

Mijail llama al timbre de la puerta.

La puerta de un pisito confortable ha sido abierta desde adentro.
Mijail entra al piso.

Un pisito confortable
Es una pequeña vivienda con una habitación y su baño incluido. El salón se integra de manera funcional con la cocina, la cual incluye los electrodomésticos necesarios para brindar cierta comodidad que, acompañados por unos muebles sencillos de madera de cerezo, le dan un toque especial al conjunto.
Ves teléfono fijo, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., Una chimenea decorativa de piedra, Una mesa rectangular de madera de roble, una silla vintage de piel envegecida, Un jarrón de cristal irisado, Un cuadro con un paisaje boscoso, y Una lámpara de sal en forma de iceberg aquí.
Te encuentras con Pepi.
Mijail mira a Pepi y le sonríe.
Pepi sonríe en respuesta.
Mijail deja las bolsas en el suelo un instante y le extiende el detalle a pepi.
Pepi sonríe más ampliamente mientras toma la caja y la mira con emoción.
Pepi mira las flores.
Una hermosa rosa amarillo intenso con el capullo a medio abrir, acompañada con un par de hojas de follaje verde y unas florecillas diminutas de color marfil, dentro de una caja transparente, la cual está decorada con una cinta doble de color blanco y dorado.
Pepi se acerca y le da dos besos en las mejillas a Mijail.
Pepi dice con acento gallego, “No te hubieses molestado, Mijail, que no cumplo años ni nada estos días.”
Mijail la mira con ternura.
Dices con acento ruso, “No tienes que cumplir te años para dar detalle… amiga especial se cultivar, sí?””
Pepi asiente, mientras saca la flor de la caja y la coloca en un bonito jarrón de cuello alto.
Mijail recoge las bolsas del suelo y sigue a Pepi hacia la cocina.
Mijail deja las bolsas sobre la mesa mientras mira a Pepi hacer.
Pepi se gira y sonríe, dejando el jarrón sobre la mesa de la cocina.
Dices con acento ruso, “Hoy yo prepara te comida de rusia, buena para frío y para compartir.”
Pepi lo mira, y se ruboriza ligeramente.
Pepi dice con acento gallego, “no hace falta tanto, aquí tenemos comida de sobra.”
Mijail asiente mientras comienza a sacar lo que ha comprado.
Pepi lo ve hacer.
Pepi dice con acento gallego, “dime en qué te ayudo?”
Mijail mira a Pepi y niega con la cabeza.
Dices con acento ruso, “hoy yo atiende te, tú solo descansa con amiguito.”
Mijail mira a Anukis que se va acercando.
Anukis suelta un maullido, mientras se frota contra las piernas de Pepi.
Pepi lo levanta del suelo y le acaricia el lomo.
Pepi dice con acento gallego, “cómo te parece, Anukis que aquí el bueno de Mijail nos vino a dar una consentidiña, eh?”
El gato ronronea disfrutando de las caricias que recibe.
Mijail mira al gato en brazos de Pepi.
Dices con acento ruso, “para ti hay también de comida, eh? yo no olvida te, misu.”
Pepi suelta una risita coqueta.
Mijail mira a Pepi y le sonríe.
Dices con acento ruso, “ahora ambos sentar en silla y mirar obra de arte de cocina.”
Pepi vuelve a reír, mientras sigue acariciando a Anukis.
Anukis suelta otro ronroneo de placer.
Mijail se acerca y le aparta una silla a pepi.
Dices con acento ruso, “sienta aquí, tú y amiguito, y yo prepara te cena muy rica.”
las mejillas de Pepi siguen sonrojadas y un brillo le ilumina la mirada.
Mijail comienza a preparar la cena.
Unas horas después…
Mijail está terminando de preparar la cena y se gira hacia pepi.
Dices con acento ruso, “ahora cuenta a mí donde tener guardados platos y cobiertos para la comida, sí?””
Pepi se levanta dejando a anukis en el suelo y se dirige hacia los gavinetes y cajones.
Dándose cuenta de que Mijail quiere agasajarla, le va indicando dónde está lo que cree que va a necesitar para servir la cena.
Mijail presta atención y va sacando lo que necesita.
Mijail mira a Pepi.
Dices con acento ruso, “ahora tú volver te ahí con amiguito mientras yo termina todo.”
Pepi va a contradecirle, pero Mijail la mira con ojos casi suplicantes.
Dices con acento ruso, “siempre mira yo que tú atiende todos, hoy tú atiende se por mí, sí?”
Pepi le da un pequeño apretón en el antebrazo y vuelve a la silla, agradecida.
Mijail va sirviendo la sopa, la ensalada y el resto de la comida.
Pepi sonríe mientras ve hacer a Mijail.
Terminada de servir la cena en la mesa, Mijail se sienta.
Anukis permanece entre ambos, espectante, mientras mueve el rabo de un lado a otro con cierta pereza.
Mijail invita a Pepi a comenzar a comer.
Pepi asiente y coge la cuchara para probar la sopa, soplando un poco al ver que está humeante.
Pepi saborea y mira a Mijail.
Pepi dice con acento gallego, “esto está riquiño, Mijail, cómo se llama?”
Mijail sonríe mientras coge una cuchara.
Dices con acento ruso, “ese llama se ujá… lleva esta bacalao y patatas; estar buena caliente. ”
Pepi sigue mirando la sopa y luego a Mijail.
Pepi dice con acento gallego, “no me imaginaba que sabías cocinar tantas cosiñas…”
Mijail va tomando la sopa con cuidado.
Dices con acento ruso, “si hombre no cocina se, muere se de mucha hambre.”
Pepi ríe.
Pepi dice con acento gallego, sí que llevas razón, Mijail.”
Mijail asiente con la cabeza e invita a Pepi a que pruebe lo demás.
Pepi asiente y va probando de los platos, sirviéndose un poco en uno.
Mijail va señalando la comida.
Dices con acento ruso, “esta de aquí, ensalada Olivie…”
En el plato se ve una ensalada que lleva patatas, zanahoria, pollo, guisantes, pepinos, huevos y mayonesa.
Pepi prueba la ensalada y abre los ojos.
Pepi dice con acento gallego, “se parece a la ensaladilla rusa, qué sorpresiña!”
Mijail asiente y se sirve en su plato.
Anukis maulla un poco, pidiendo atención.
Mijail mira al gato y le señala con el tenedor.
Dices con acento ruso, “espera te que plato especial para ti, pero … primero comida nosotros, eh?””
Anukis mira al hombre como si lo entendiese y comienza a acicalarse con parsimonia.
Pepi mira a Anukis.
Pepi dice con acento gallego, “Anukis, ten pacienciñña, ahorita te damos comidiña.”
Mijail mira a Pepi.
Dices con acento ruso, “come tú, anda, luego damos a amiguito comida especial.”
Pepi asiente y sigue comiendo.
Mijail come también.
Pepi mira los vasos que hay servidos, interrogante.
Mijail sonríe y empieza a explicar.
Dices con acento ruso, “este ser bueno de salud, llamarse mors. Este que traer ser natural ”
Pepi mira el vaso, dubitativa.
Mijail sonríe un poco.
Dices con acento ruso, “no teme que este bebida ser veneno, solo ser zumo de arándano rojo y baccinio con poquito de alcohol.”
Pepi asiente y decide probarlo.
Pepi dice con acento gallego, “sabe dulceciño y acidiño a la vez, está sabrosiño.”
Mijail asiente, complacido.
Pepi sigue comiendo y prueba el pollo.
Mijail come también, mientras va probando la bebida de cuando en cuando.
Pepi saborea el trozo de pollo y suspira.
Mijail la mira, interrogante.
Pepi dice con acento gallego, “esto está muy sabrosiño, tienes que enseñarme cómo se prepara, Mijail.”
Mijail asiente y esboza una sonrisa.
Dices con acento ruso, “no ser difícil para hacer. este llama se Kotleta po-kievski .”
Pepi alza las cejas, sorprendida. Luego ríe.
Dices con acento ruso, “si es que eso suena a una cosa complicadiña, complicadiña. De esos trabalenguas que se echan a veces en los programas de la tele.”
Mijail niega.
Dices con acento ruso, “solo ser pollo de pechuga, que quita hueso este que trae y pone dentro mantequilla de ajo, luego enrolla y tu mete en huevo batido y pan al final y a sartén.”
Pepi sonríe.
Pepi dice con acento gallego, “pensaba que iba a ser más dificiliño.””
Mijail termina de comer y niega con la cabeza.
Dices con acento ruso, “dice te que ser fácil, otro día nosotros venir aquí y volver a hacer. si tu quiere yo enseña te.”
Pepi asiente y termina de comer.
Mijail se levanta y recoje los platos, llevándolos al fregadero.
Pepi se levanta y lleva lo que quedó de ensalada y pollo a la encimera, lo cambia a un tupper y luego lo mete en la nevera, dejando las fuentes en el fregadero junto al resto de platos.
Mijail se gira y mira a Pepi hacer.
Dices con acento ruso, “nyet, nyet, volver te a mesa, falta postre.”
Pepi ríe bajito y se vuelve a la mesa.
Anukis deja de acicalarse y mira a Mijail, luego le maulla para llamar su atención.
Mijail se gira y mira al gato.
Dices con acento ruso, “da, da, ahora tocar a ti, espera momento, amiguito.”
Mijail da una mirada alrededor hasta que consigue lo que busca.
Mijail se acerca donde Anukis tiene su cuenco de comida y el de agua, se agacha con algo de dificultad y se levanta.
Pepi mira a Anukis y luego a Mijail.
Mijail coloca en el cuenco de comida del gato lo que apartó del bacalao y se lo deja en su puesto de nuevo, agachándose con algo de dificultad.
Anukis se acerca, olisquea el cuenco y comienza a comerse el bacalao.
Mijail asiente y da una palmada al aire.
Dices con acento ruso, “amiguito sabe buena comida para él, sí.”
Mijail se gira y mira a pepi, que lo observa emocionada.
Pepi dice con acento gallego, “gracias por no olvidarte de mi Anukis, Mijail.”
Mijail hace un gesto con la manno restando importancia.
Mijail vuelve a la encimera.
Pepi le dice donde encontrará los platos y los tenedores.
Mijail se gira un poco y asiente, luego continúa con lo que hacía.
Mijail saca un paquete y lo desenvuelve, coloca en cada platito un par de blinis.
Mijail vuelve a la mesa y deja los platitos con un tenedor para cada uno.
Mijail empuja el platito hacia Pepi.
Dices con acento ruso, “este llama se blinis, tiene miel y frutas dentro.”
Pepi coje un Tenedor y parte un trozo de blini y se lo lleva a la boca.
Mijail la observa en todo momento.
Mijail espera.
Pepi sigue comiendo con deleite.
Pepi mira a Mijail.
Pepi dice con acento gallego, “qué sabrosiño, Mijail!”
Mijail sonríe y asiente.
Dices con acento ruso, “si gusta te este, otro día probar de otro sabor.”
Pepi asiente.
Mijail comienza a comerse sus blinis.
Pepi lo mira mientras come.
Mijail termina de comer y recoge los platos.
Anukis ronronea, mientras apoya el culo en el suelo y se relame.
Pepi y Mijail se giran a verlo y sonríen.
Pepi y Mijail se miran. Luego, Pepi baja un poco la mirada.
Mijail le toma a Pepi una mano con delicadeza.
Dices con acento ruso, “contenta tú, Pepi?”
Pepi asiente y alza la mirada, fijándose en el rostro de su amigo.
Dices con acento ruso, “Muy bueno si contenta tú, yo feliz por que tu amiga de Mijail.”
Pepi lo mira, conmovida.
Pepi dice con acento gallego, “es que no hay nada mejor que un buen amigo en esta vida, Mijail, nada es tan maravillosiño como los amigos en esta vida.”
Mijail asiente estrechándole con ternura la mano a Pepi.
Dices con acento ruso, “Toda razón, sí… toda razón, amiga mía querida.”
Luego de terminar el postre, Pepi preparó chocolate caliente y ambos se sentaron en el sofá frente a la chimenea para intercambiar recuerdos de su niñez, mientras Anukis se hacía un ovillo frente al fuego.

Nueva escena de rol: Malditos Lirios Kerri

Punto de vista: AriaBlaid

Alguien llama a la puerta
AriaBlaid se acerca a la puerta y la abre,encontrándose con un cartero del otro lado
El cartero dice con acento madrileño: ¿Aria Blaid?
AriaBlaid asiente
El cartero le tiende los lirios, de los cuales cuelga una targeta
AriaBlaid mira los lirios y al cartero respectivamente.
Dices con acento irlandés, “¿gra… gracias…”
AriaBlaid toma los lirios con algo de nerviosismo
El cartero se marcha después de despedirse.
AriaBlaid mira fijamente los lirios y toma la targeta, sabiendo ya de quien es el obsequio.
Para mi pequeña Aria. Pronto volverás a entrar en razón pequeña y dulce aria.
AriaBlaid se escandaliza al leer la carta, nota como la respiración se le entrecorta y como la sangre se le va del rostro.
AriaBlaid reprime un sollozo y vuelve a su habitación, intentando no hacer ruido.
En la habitación abre la ventana rápidamente.
Asoma la cabeza y toma aire con fuerza, las imágenes le adormecen las piernas y nota como la ansiedad se le junta en el estómago.
Murmuras con acento irlandés, “Kerri, lirios kerri. ¡maldito idiota!”
AriaBlaid se sienta en la cama y empieza a juguetear con un cogín.
Imágenes de Kerri acariciándole el cabello vienen a su mente,
Recuerdo de aria**
Los bosques en primavera se veían más mágicos que nunca, disfrutaba tanto de correr por allí descalza y encontrarse con Kerri en el lago.
Ese día kerri tenía lirios entre las manos.
Kerri dice: Aria, mi pequeña y dulce Aria. Mo chuisle.
Dices: “Kerri, no me digas así. suena muy posesivo.”
AriaBlaid mira a kerri cariñosamente y le aroza la nariz con el índice.
Kerri dice: Pero es que eso eres, pequeña Aria. además, tú siempre serás mía, mi pequeña aria, Mo chuisle, no tiene nada de malo.
AriaBlaid frunce el ceño
Dices: “me das miedo cuando hablas así.”
Kerri dice: solo digo lo que pienso, grá.
AriaBlaid apoya la cabeza en el pecho de kerri y sonríe
Dices: “estaré contigo lo que me dejes estar.”
Kerri abraza a Aria
Dices: “Grá es una palabra muy bonita, Keri.”
Kerri dice: pero es muy pequeña para definir lo que siento por ti, a ghrá.
AriaBlaid mira al cielo y suspira.
Dices: “liom thú.”
Kerri dice: táim i grá leat.
Kerri mira a Aria.
AriaBlaid mira a Kerri y lo besa cariñosamente.
Kerri se separa
Kerri mira los lirios.
Kerri dice: Estos lirios siempre me representarán, Ari, siempre que los veas piensa en mí. nosotros estaremos juntos siempre.
fin del recuerdo
AriaBlaid mira los lirios, abrumada.
AriaBlaid se acuesta en la cama y cierra los ojos, dejando escapar el aire que contenía.
Murmuras: “Kerri, mo chuisle, póg mo thóin ”
Aclaraciones:
Póg mo thóin (expresión celta que significa) “Bésame el culo”
Táim i ghrá leat: (Estoy enamorado de ti) es un te quiero más extendido que liom thú (El amor es conmigo a ti)
Grá: Amor I ghrá (Amor mío.
Mo chruisle: (Mi pulso, mi sangre) mi corazón. A chuisle: mi corazón: también cariño mío.