• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena de Rol: Un Gran Paseo En Casa De Campo Con Mi Mejor Amiga

Punto de vista: Yuly

Yuly está recostada en la cama, un tanto aburrida biendo algunos videos pero decide salir, aunque está cansada de que muchas veces sale sola
Yuly piensa: creo que mejor llamaré a jazmi haber si nos vamos a dar una buelta por ahí
El teléfono da tono.
Jazmín ha descolgado la llamada.
Jazmín te dice por teléfono, «Hola Yuly!»
Dices por teléfono, «hola!»
Dices por teléfono, «como estás?»
Jazmín te dice por teléfono, «Muy bien! Necesitás algo?»
Dices por teléfono, «bueno, primero para saludarte, quetal va todo?»
Jazmín te dice por teléfono, «Dentro de lo que se puede muy bien… Gracias! Vos cómo estás hermosa?»
Dices por teléfono, «como es eso de dentro de lo que se puede? y yo pues… bueno… aburrida la verdad… quiero salir, pero no quiero salir sola»
Jazmín te dice por teléfono, «Pooobre mi vida… Necesitás que te pase a buscar a alguna parte?»
Dices por teléfono, «dale si quieres, si quieres nos vemos en el hotel»
Jazmín te dice por teléfono, «En qué hotel te encuentro? Ahora estoy en casa cocinando, estoy llena de cosas pero me puedo tomar un rato para vos.»
Dices por teléfono, «ay gracias amiga! estoy en el hotel de las cortes, donde viniste la hotra vez te acuerdas?»
Jazmín te dice por teléfono, «Perfecto… Termino de ordenar acá, me arreglo un poco y te paso a buscar al hotel. Dale?»
Jazmín te dice por teléfono, «Te aviso cuando estoy.»
Dices por teléfono, «si, dale! avísame»
Jazmín te dice por teléfono, «Listo dulzura, esperame ahí. Te prometo que no te hago esperar mucho.»
Dices por teléfono, «aay gracias amiga, y si, haber si me desaburro»
Jazmín te dice por teléfono, «Un besote!»

Jazmín ha colgado.
un rato después…
[SMS] Jazmín: «Ya estoy abajo mi amor»
SMS enviado: «listo dale, ahí nos vemos, gracias en serio…»
Yuly agarra el bolso, las llabes y se dispone a salir
Yuly abre la puerta
Comunidad de Madrid; Imperium Hotel
Ves Una subgerente aquí.
Te encuentras con Jazmín.
Salidas visibles: fuera y escalinata
Yuly sale y va caminando hacia jazmín
Jazmín se encuentra cerca de la escalera, mirando hacia todos lados con una dulce sonrisa.
Jazmín se acerca a Yuly.
Yuly se acerca y la saluda con un abrazo y beso en la mejilla
Jazmín dice: «Holaa!»
Jazmín abraza con cariño a la chica.
Dices con acento colombiano, «hola amiga! como estás? te estavas tardando mucho!»
Jazmín sonríe restándole importancia.
Jazmín dice: «Te dije, estoy llena de cosas y necesitaba terminar de ordenar para salir tranquila con vos.»
Dices con acento colombiano, «hay… es que en serio, yo ando aburrida porque no quiero salir sola como siempre, o bueno como casi siempre»
Jazmín dice: «Huuuy… Te hice esperar mucho?»
Dices con acento colombiano, «si, estava desesperada!»
Jazmín vuelve a abrazarla.
Dices con acento colombiano, «sii, vastante…»
Jazmín dice: «Tranquila… acá estoy.»
Abrazas a Jazmín.
Jazmín mira a los ojos a Yuly.
Yuly le devuelve la mirada
Jazmín dice: «Yo también me he sentido muy sola y me llegué a desesperar sin poder evitarlo.»
Dices con acento colombiano, «sii, eso a veces nos pasa…»
Jazmín te hace mimitos.
Dices con acento colombiano, «huy pero es que en serio, a veces me impaciento, pero que hacías?»
oyes sirenas a lo lejos
Jazmín dice: «Como bien te dije, cariño, tenía que cocinar y ordenar ciertas cosas de la casa, y hay días en que no paro más. Vamos a salir y charlamos con calma?»
Dices con acento colombiano, «sii, vamos…»
Jazmín dice: «Bueno linda, cambiá esa cara. Sonreí, amo tu sonrisa!»
Sonríes.
Abrazas a Jazmín.
Jazmín llena de besos a Yuly.
Empiezas a seguir a Jazmín.
Jazmín comienza a caminar hacia la salida, saludando a la subgerente con una dulce sonrisa.
Sonríes.
Comunidad de Madrid; Plaza de las cortes.
Ves un coche de la marca Koa aquí.
Salidas visibles: oeste, omc, hotel, y este
Jazmín sale del hotel.
Dices con acento colombiano, «bueno…»
Dices con acento colombiano, «y gracias por eso de la sonrisa! tu tan linda como siempre»
Jazmín dice: «Bueno hermosa, como habitualmente estás muy encerrada voy a sacarte a hacer naturaleza y a tomar aire puro.»
Jazmín sonríe con una expresión algo enigmática.
Yuly le señala un coche a jazmín
Dices con acento colombiano, «hay, gracias!»
Sonríes.
escuchas música cerca de aquí.
Jazmín a medida que caminan reconoce el coche que se ha comprado Yuly hace casi nada.
Jazmín dice: «Y? lo estrenaste?»
Dices con acento colombiano, «sii!»
Yuly sonríe ampliamente
Jazmín deja ver cierta preocupación.
Dices con acento colombiano, «se lo compré al hermano de luhanna, el ignacio»
Jazmín dice: «Y? Todo bien entonces?»
Dices con acento colombiano, «sii»
Dices con acento colombiano, «nos vamos ahí, tu me dices a donde tienes pensado llevarme»
Jazmín se pone frente al coche.
Jazmín dice: «Te ayudo con algo?»
Yuly camina y se acerca al coche
Dices con acento colombiano, «bueno, entonces no se diga más, y entremos»
abres un coche de la marca Koa
[jazmín entra en un coche de la marca Koa.
un coche de la marca Koa
Te encuentras con Jazmín.
Salidas visibles: nada
Jazmín se acomoda en el asiento del copiloto.
Cierras el vehículo.
Yuly se acomoda e introduce la llabe
Jazmín se ajusta el cinturón de seguridad. AL ajustarlo, suelta un fuerte gemido inevitable.
Jazmín dice: «Qué rico huele!»
Arrancas el motor.
Dices con acento colombiano, «sii»
Dices con acento colombiano, «y a donde vamos?»
Jazmín dice: «Bien, te voy a llevar a un lugar llamado casa de campo, no creo que conozcas.»
Dices con acento colombiano, «noo,pero bueno, tu me guías»
Dices con acento colombiano, «y la verdad, ese nombre suena muy bonito!»
Jazmín dice: «Síii, ahí te vas a conectar con la naturaleza. Porque estás muy encerrada como todos, y muy pegada al celular. Eso a la larga no te hace bien.»
Jazmín recoge el móvil. Contra lo que ella dice, lo necesita a modo de mapa.
Dices con acento colombiano, «es verdad…»
Dices con acento colombiano, «trabajo vastante pero cuando no trabajo, me aburro»
Jazmín comienza a darle las instrucciones a la chica para llegar a Casa de Campo.
El vehículo se pone en marcha.
Dices con acento colombiano, «bueno»
Jazmín mira hacia la carretera con atención para indicarle el camino a su amiga.
Dices con acento colombiano, «estoy ansiosa por conocer ese lugar llamado casa de campo»
Jazmín dice: «Siii siii, es hermoso. Es mucha naturaleza lo que te vas a encontrar, y hay algunas sorpresas.»
Dices con acento colombiano, «huyy, genial!»
Yuly sonríe ampliamente
Jazmín dice: «Te voy a llevar a hacer unas actividades que te van a desestrezar, síi?»
Jazmín le devuelve la sonrisa, satisfecha.
Dices con acento colombiano, «genial, que bien amiga! muchas gracias, en serio»
Jazmín dice: «No hay de qué cariño, gracias a vos!»
Jazmín dice: «Doblá a la derecha!»
Yuly hace lo que su amiga le pide, al pie de la letra
Jazmín dice: «Ya estamos cerca.»
Yuly sonríe y dice: espero pasármela genial
Jazmín dice: «Mirá qué bello se ve el cielo!»
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
Dices con acento colombiano, «genial!»
Dices con acento colombiano, «siii»
Jazmín dice: «Bien!»
Dices con acento colombiano, «acá es?»
Jazmín dice: «Aquí es.»
Dices con acento colombiano, «bien!»
apagas el motor.
Dices con acento colombiano, «bueno, salgamos»
Jazmín se desajusta el cinturón, intenta reprimir un gemido. Parece estar en sus días.
Abres el vehículo.
Jazmín sale de un coche de la marca Koa.
Comunidad de Madrid; Casa de campo
Ves un coche de la marca Koa aquí.
Te encuentras con Jazmín.
Salidas visibles: parque, paseo-puerta-batan, avenida-de-portugal, entorno-lago, zoo, y recintos-feriales
Cierras un coche de la marca Koa
Jazmín sube a la acera y se coloca al lado de Yuly.
Dices con acento colombiano, «bueno, esto se ve muy lindo!»
Sonríes.
Jazmín dice: «Manejás bastante bien! Estaba asustada te confieso, pero ya puedo estar tranquila. Necesitaba verlo.»
Dices con acento colombiano, «sii, tranqui amiga que yo soy buena en esto»
Jazmín dice: «Viste? Este ambiente es lo que necesitás!»
Yuly se ríe
Dices con acento colombiano, «si, es cierto!»
alguien se ríe cerca de aquí
Dices con acento colombiano, «ahora estoy anciosa por los lugares que me quieres mostrar»
Jazmín dice: «Qué te gustaría ver? Vamos a recorrer el lago?»
Dices con acento colombiano, «si, dale! vamos»
Comunidad de Madrid; Alrededores del Lago
Salidas visibles: afueras, instalaciones-deportivas, y embarcadero
Jazmín ha llegado.
Yuly obcerba todo el lugar, marabillada
Dices con acento colombiano, «pero que lindo!»
Jazmín dice: «Mirá cuánta belleza!»
Observas un Dron cruzar toda la ciudad.
Dices con acento colombiano, «siii»
Jazmín señala un embarcadero mientras caminan.
Dices con acento colombiano, «de acuerdo amiga, no he visto nada más bonito que esto, desde que estoy aquí»
Jazmín dice: «Querés navegar?»
oyes risas a lo lejos
Jazmín dice: «Y es solo una parte, mi amor.»
Dices con acento colombiano, «no sé, no soy muy experta»
Jazmín dice: «Tranquila, vamos juntas.»
Dices con acento colombiano, «hay carajo, pues eso hay que verlo!»
Dices con acento colombiano, «dale, entonces vamos ayá»
Jazmín dice: «Dale, si no te gusta o sentís vértigo, bajamos.»
Comunidad de Madrid; Lago de la Casa de Campo-Embarcadero
Ves Géiser, Una barca con remos, y Un deportista aquí.
Salidas visibles: entorno-lago
Jazmín ha llegado.
Dices con acento colombiano, «sii, no te preocupes»
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
Dices con acento colombiano, «huyyyyyyy»
Jazmín se acerca al deportista.
Yuly sonríe, marabillada
Un par de peces atrevidos saltan fuera del agua y vuelven a caer mientras niños y adultos aplauden.
Jazmín dice: «Buenas tardes.»
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
Un deportista te dice: «¡Hola! si que ha quedado bien la recuperación del lago, ¿verdad? si quieres alquilar una barca aquí, son 7.5 euros por barca. Cada barca tiene una capacidad de hasta 4 personas y el alquiler es por 45 minutos. Escribe ‘alquilar’ si quieres hacerte con una y dar un paseo.
Jazmín dice: «Perfecto!»
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
Jazmín ha alquilado una barca en el embarcadero.
Jazmín se sube a navegar en Una barca con remos.
Una barca con remos super chula, está lista para dar un paseo por el lago.
Un par de peces atrevidos saltan fuera del agua y vuelven a caer mientras niños y adultos aplauden.
Yuly sonríe al ver a su amiga
Jazmín dice: «Perfecto cariño, subí conmigo.»
Yuly camina hasta la barca
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
Las chicas son guiadas hacia donde está la barca que han alquilado.
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
El capitán de esta barca te da la bienvenida como pasajero.
Yuly se sube en la barca como pasajero de Una barca con remos.
Te has subido en Una barca con remos y te alistas para iniciar tu paseo.
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
Jazmín dice: «Y ahora sí, vamos!»
Yuly sonríe feliz!
Dices con acento colombiano, «si, vamos!»
Jazmín va remando y la barca ya lleva 5 vueltas alrededor del lago.
Un par de peces atrevidos saltan fuera del agua y vuelven a caer mientras niños y adultos aplauden.
Jazmín dice: «Ahora solo relajate y disfrutá, síi?»
Dices con acento colombiano, «siiii!»
Peces gato se ven nadando al asomarse a medio cuerpo en la barca.
Jazmín va remando y la barca ya lleva 6 vueltas alrededor del lago.
Yuly sonríe mirando todo hacia al rededor
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
Jazmín se percata de que Yuly está más feliz.
Jazmín va remando y la barca ya lleva 11 vueltas alrededor del lago.
Algunos patos adultos alzan el vuelo.
Dices con acento colombiano, «aay amiga, te uvieras traído al diegui, para que la pasara tan chévere como nosotras»
Jazmín va remando y la barca ya lleva 12 vueltas alrededor del lago.
Yuly sonríe feliz
Jazmín dice: «Querés que lo llame cuando bajemos?»
Jazmín va remando y la barca ya lleva 14 vueltas alrededor del lago.
Dices con acento colombiano, «sii!»
Una pata y sus patitos van rodeando las barcas que reman en el lago.
Jazmín mira con ternura a los patitos.
Jazmín va remando y la barca ya lleva 17 vueltas alrededor del lago.
Dices con acento colombiano, «pero míralos, que divinos!»
El ruido de algún barco con motor se escucha a lo lejos.
Jazmín dice: «Tan bomitos…»
Dices con acento colombiano, «siii»
Jazmín va remando y la barca ya lleva 21 vueltas alrededor del lago.
Un par de peces atrevidos saltan fuera del agua y vuelven a caer mientras niños y adultos aplauden.
Jazmín aaplaude al observar a los peses, tras soltar levemente el remo.
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
Peces gato se ven nadando al asomarse a medio cuerpo en la barca.
Algunos patos adultos alzan el vuelo.
Jazmín dice: «Esto es divino…»
Yuly sonríe
Dices con acento colombiano, «siiii»
Dices con acento colombiano, «es una marabilla»
Jazmín va remando y la barca ya lleva 25 vueltas alrededor del lago.
Algunos patos adultos alzan el vuelo.
Peces gato se ven nadando al asomarse a medio cuerpo en la barca.
Algunos niños intentan dar de comer a las gaviotas reidoras, pero sus padres le detienen.
Jazmín dice: «Aaay… qué pececito tan tierno…»
Dices con acento colombiano, «siii»
Yuly obcerba marabillada los animales
Niños se asoman intentando coger los peces que se acercan a la superficie.
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Dices con acento colombiano, «hacía tiempo que no estava rodeada de tanta naturaleza»
Un par de peces atrevidos saltan fuera del agua y vuelven a caer mientras niños y adultos aplauden.
El ruido de algún barco con motor se escucha a lo lejos.
Algunos niños intentan dar de comer a las gaviotas reidoras, pero sus padres le detienen.
Jazmín dice: «Es lo que ocurre en esta era tecnológica… lamentablemente. Sentís que te purifica?»
Niños se asoman intentando coger los peces que se acercan a la superficie.
Dices con acento colombiano, «siiiii»
La barca se tambalea levemente pero vuelve a afirmarse.
El ruido de algún barco con motor se escucha a lo lejos.
Jazmín jadea por el esfuerzo y descansa un poco.
Un par de peces atrevidos saltan fuera del agua y vuelven a caer mientras niños y adultos aplauden.
Yuly al sentir que se tambalea se sujeta fuerte
Jazmín dice: «Querés intentar remar, cariño?»
Dices con acento colombiano, «si, dale!»
Sonríes.
El ruido de algún barco con motor se escucha a lo lejos.
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
Peces gato se ven nadando al asomarse a medio cuerpo en la barca.
Jazmín le extiende con cuidado los remos a Yuly, y luego le enseña cómo agarrarlos y manipular la barca.
Yuly sonríe feliz
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
Peces gato se ven nadando al asomarse a medio cuerpo en la barca.
Algunos niños intentan dar de comer a las gaviotas reidoras, pero sus padres le detienen.
Dices con acento colombiano, «hay amiga, esto está genial!»
Jazmín le cede los remos a Yuly.
Te pones a remar y la barca se mueve.
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
Vas remando mientras disfrutas del paisaje.
Yuly va remando y la barca ya lleva 27 vueltas alrededor del lago.
Jazmín dice: «Esoooo! Aprendés rápido!»
Dices con acento colombiano, «siiiii!»
El ruido de algún barco con motor se escucha a lo lejos.
Jazmín sonríe orgullosa.
Dices con acento colombiano, «esto está sensacional!»
Yuly sonríe ampliamente, feliz!
Peces gato se ven nadando al asomarse a medio cuerpo en la barca.
Jazmín dice: «Vamos, de paso para que ejercites el cuerpo. Fuerza!»
Yuly sigue remando al tiempo que obcerba los animales
Jazmín dice: «Lo hacés muy bien!»
Dices con acento colombiano, «que lindo todo esto, me la estoy pasando genial!»
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Dices con acento colombiano, «gracias a ti amiga!»
Jazmín dice: «Me aleeeegro!»
Jazmín sonríe.
Te pones a remar y la barca se mueve.
Vas remando mientras disfrutas del paisaje.
Yuly va remando y la barca ya lleva 28 vueltas alrededor del lago.
Jazmín canta una suave canción mientras navegan.
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
Yuly sonríe al oírla cantar
Niños se asoman intentando coger los peces que se acercan a la superficie.
Te pones a remar y la barca se mueve.
Te pones a remar y la barca se mueve.
Algunos patos adultos alzan el vuelo.
Vas remando mientras disfrutas del paisaje.
Yuly va remando y la barca ya lleva 30 vueltas alrededor del lago.
Vas remando mientras disfrutas del paisaje.
Yuly va remando y la barca ya lleva 35 vueltas alrededor del lago.
Te pones a remar y la barca se mueve.
Jazmín no le quita ojo al Géiser.
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
Vas remando mientras disfrutas del paisaje.
Yuly va remando y la barca ya lleva 39 vueltas alrededor del lago.
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
Un poco de agua es salpicada.
Te pones a remar y la barca se mueve.
Niños se asoman intentando coger los peces que se acercan a la superficie.
Algunas aves sobrevuelan cruzando el lago de un lado a otro.
Vas remando mientras disfrutas del paisaje.
Yuly va remando y la barca ya lleva 40 vueltas alrededor del lago.
Dices con acento colombiano, «que bien está esto!»
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Dices con acento colombiano, «es lo que necesitava!»
Te pones a remar y la barca se mueve.
Jazmín dice: «Viste!»
Dices con acento colombiano, «siii»
Jazmín con la mano izquierda abraza a Yuly.
Vas remando mientras disfrutas del paisaje.
Yuly va remando y la barca ya lleva 44 vueltas alrededor del lago.
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
Yuly le sonríe con adoración
Te pones a remar y la barca se mueve.
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Jazmín le devuelve una sonrisa llena de amor.
Algunas aves sobrevuelan cruzando el lago de un lado a otro.
Vas remando mientras disfrutas del paisaje.
Yuly va remando y la barca ya lleva 47 vueltas alrededor del lago.
Jazmín dice: «Qué más necesitaba?»
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
Niños se asoman intentando coger los peces que se acercan a la superficie.
Dices con acento colombiano, «pues… salir, tomar el aire, pasarla bien, y todo eso lo estoy teniendo acá contigo! la verdad no me arrepiento de llamarte, al conttrario, tu siempre sabes como subirle el ánimo a alguien»
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Algunos niños intentan dar de comer a las gaviotas reidoras, pero sus padres le detienen.
Jazmín dice: «Tenés que procurar estar siempre bien, síii? Porque muchas veces el encierro y la soledad no ayudan en nada, al revés.»
Tencas se acercan a la superficie y niños gritan de emoción y entusiasmo.
Jazmín dice: «Descansá un poco cariño, después seguís remando.»
Niños se asoman intentando coger los peces que se acercan a la superficie.
Dices con acento colombiano, «hace días salí con una chica que conocí por el chat pero… pues no la he vuelto a ver, me cae súper bien eso si, se llama larisa, pero hacía días no salía con alguien y ya necesitava otra vez, porque a veces salgo por ahí sola a caminar pero no, prefiero llevar compañía»
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Dices con acento colombiano, «sii, tienes toda la razón»
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
Jazmín dice: «Ah, yo amigas lo que se dice amigas… Esperá! Cómo decís que se llama esa chica?»
Dices con acento colombiano, «se llama larisa»
Una pata y sus patitos van rodeando las barcas que reman en el lago.
Dices con acento colombiano, «es genial! muy divertida, le gusta las fiestas y el baile como a mi, así me pareció el día que la vi»
Niños se asoman intentando coger los peces que se acercan a la superficie.
El Géiser erupciona y una columna de agua caliente brota de imprevisto.
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
Jazmín se encoje de hombros, pensando.
Jazmín dice: «Claro, la leí aquella noche en el chat. Te acordás? Vos también chateabas.»
Dices con acento colombiano, «amiga lo quieres otra vez? para que remes un ratito más»
Una pata y sus patitos van rodeando las barcas que reman en el lago.
Jazmín dice: «Como quieras, descansá un poco.»
Dices con acento colombiano, «siii, ahora que me acuerdo también estavas ahí»
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
El ruido de algún barco con motor se escucha a lo lejos.
Yuly le cede los remos a Jazmín.
Dices con acento colombiano, «ahí está! para que entre las dos hagamos egercicios»
Yuly se ríe
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Jazmín dice: «Te seré sincera, no me cayó bien y nome dio buena espina. Bueno, nadie me cae bien entre españoles casi, no me parecen seres luminosos. Al contrario.»
Algunas aves sobrevuelan cruzando el lago de un lado a otro.
Dices con acento colombiano, «huuyy»
Yuly la mira, sorprendida
Jazmín va remando y la barca ya lleva 49 vueltas alrededor del lago.
Las personas de una barca hacen señas a otras que están en la orilla del lago.
Dices con acento colombiano, «eso amiga, eso! así!»
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Jazmín dice: «La forma de expresarse que tienen ellos no me agrada de por sí.»
Dices con acento colombiano, «claaro entiendo, yo ya me acostumbré y ya me da igual»
El ruido de algún barco con motor se escucha a lo lejos.
escuchas música cerca de aquí.
Jazmín va remando y la barca ya lleva 50 vueltas alrededor del lago.
El cuacuar de patos adultos hacia sus crías se escucha con fuerza.
Dices con acento colombiano, «antes si me sorprendía un poco pero bueno, pues es la cultura de acá»
Te partes de risa.
Algunas aves sobrevuelan cruzando el lago de un lado a otro.
Algunas aves sobrevuelan cruzando el lago de un lado a otro.
Jazmín va remando y la barca ya lleva 51 vueltas alrededor del lago.
Jazmín dice: «Siii siii»
Niños se asoman intentando coger los peces que se acercan a la superficie.
Jazmín vuelve a cantar, suavemente para Yuly.
Jazmín va remando y la barca ya lleva 53 vueltas alrededor del lago.
Jazmín va remando y la barca ya lleva 56 vueltas alrededor del lago.
Un par de peces atrevidos saltan fuera del agua y vuelven a caer mientras niños y adultos aplauden.
El ruido de algún barco con motor se escucha a lo lejos.
Finalmente, habiendo pasado 45 minutos de alquiler, las chicas bajan al embarcadero cansadas pero felices.
Jazmín suspira largamente por el esfuerzo.
Jazmín dice: «Y? te gustó?»
Dices con acento colombiano, «estuvo genial!»
Yuly estira las manos hacia arriba
Jazmín sonríe ampliamente.
Jazmín dice: «Excelente!»
Sonríes.
oyes un claxon a lo lejos
Las chicas continúan recorriendo.
Dices con acento colombiano, «sii, fue muy divertido!»
Yuly sigue obserbando el lugar con curiosidad y admiración
oyes una discusión a lo lejos
Dices con acento colombiano, «oye amiga, quetal si llamas al diegui para que venga?»
Jazmín dice: «Dale, voy a llamarlo.»
Dices con acento colombiano, «eso!»
Jazmín abre su cartera y cae en cuenta que su celular no está.
Jazmín comienza a buscar con preocupación por los bolsillos…
Yuly obserba a la chica
Dices con acento colombiano, «quepasa amiga?»
Jazmín no contesta, en su lugar sigue buscando tratando de no alterarse.
Finalmente, Jazmín da con el celular en un bolsillito muy pequeño, muy escondido. Lo recoge suspirando.
Yuly le pone la mano en su hombro
Jazmín desbloquea el móvil y procede a llamar a Diego.
Jazmín cambia el celular a la mano izquierda y con la derecha le aparta a Yuly la mano suavemente.
Jazmín espera, pero Diego rechaza la llamada.
Yuly se acerca a la chica y la abraza por la cintura
Jazmín murmura: «Ah bueno…»
Dices con acento colombiano, «que pasa? no contesta?»
Jazmín vuelve a intentar llamarlo.
Jazmín espera. Finalmente Diego contesta.
Jazmín dice por teléfono, «Hola mi amor»
Jazmín dice por teléfono, «Querés venir a la casa del campo conmigo?
Jazmín dice por teléfono, «Acá, estamos tomando aire y disfrutando de la naturaleza. Recién estuvimos navegando en una barca espectacular.
Jazmín dice por teléfono, «Sí, con Yuly. Y ahora estoy por llevarla a conocer el parque de atracciones.
Jazmín dice por teléfono, «Por?»
Yuly mientras jazmín habla, se queda mirando el paisaje preguntándoce como no abía podido ver este lugar antes
Jazmín dice por teléfono, «Pero dale mi amor, es hermoso lo que hay acá.»
Jazmín dice por teléfono, «Y qué problema hay?»
Yuly sonríe ampliamente al oír la palabra, parque de atracciones
Jazmín dice por teléfono, «Claro, porqueYuly está muy encerrada y necesita salir, igual que vos.»
Murmuras con acento colombiano, «que pasa amiga»
Jazmín dice por teléfono, «Pero qué problema tenés con ella?»
Jazmín dice por teléfono, «Estás celoso?»
Te partes de risa.
Jazmín no puede evitar y también ríe.
Dices con acento colombiano, «diegui celoso de mi, eso no se lo creería ni él»
Te partes de risa.
Jazmín dice por teléfono, «Pero amor! Vamos, no tenés que tener celos de ella. Es para que la pasemos bien los tres!»
Jazmín mira a Yuly como pidiéndole disculpas.
Jazmín dice por teléfono, «Entonces vení. Dale Diegui, te va a hacer bien. Mirá, vamos a ir a un parque de atracciones.»
gritas: «dejate de joder diegui! como que celoso conmigo ah? ni que fuéramos… mejorno digo, ya sabes!»
Te partes de risa.
Se escucha por el teléfono algo que parece gritar Diego, pero a penas se entiende.
gritas: «ni que fuéramos un par de lesbianas!»
Te partes de risa.
Jazmín ríe de buena gana y en seguida su gesto se frunce al escuchar los insultos de Diego.
Dices con acento colombiano, «eh? y ahora que ha dicho?»
Jazmín dice por teléfono, «Bueno, que conste que yo te lo ofrecí con mucho amor… Vos te lo perdés.»
Jazmín murmura: «Ahora te cuento.»
Dices con acento colombiano, «si, él se lo pierde!»
Jazmín dice por teléfono, «Otro día vamos solos, dale?»
Jazmín dice por teléfono, «Porque yo tampoco sabía que estaba, mi vida. Pero tranqui, no te alteres ni te pongas celoso.»
Yuly se acerca al teléfono y dice: otro día salen solos para que no te pongas celoso de una mujer!
Te partes de risa.
Jazmín dice por teléfono, «Kajol no tiene nada que ver en esto, no la metas.»
Dices con acento colombiano, «que kajol qué?»
Jazmín dice por teléfono, «Diegui, calmate, relajate y si querés te llamo más tarde. Dale? Parece que tuviste un mal día.»
gritas: «está en los días como una chica?»
Jazmín dice por teléfono, !Ah, mirá qué vivo! Quiere que lo saque a comer!»
Yuly se ríe divertida
Jazmín se ríe al oírel comentario de Yuly.
gritas: «a vos también te llega la mestruación, diegui?»
Nuevamente se oyen gritos de Diego que suenan amenazantes.
Te partes de risa.
Jazmín dice por teléfono, «Pensátelo mi amor, si cambiás de opinión te esperamos acá. Síii?»
Jazmín dice por teléfono, «Nooo, jamás le voy a decir esas cosas tan desagradables.»
Dices con acento colombiano, «eh?»
Yuly mira a jazmín
Jazmín dice por teléfono, «Tranquilo, Yuly también necesita salir con alguien. En serio mi amor, tratá de relajarte y estar más tranquilo.»
Jazmín dice por teléfono, «Bueno, si cambiás de opinión acá te esperamos.»
Yuly abraza a jazmín por la cintura
Jazmín dice por teléfono, «Un besito, Diegui.»
Jazmín ha colgado. Suelta un gemido.
Dices con acento colombiano, «hay amiga… tranqui»
Abrazas a Jazmín.
Jazmín se guarda el celular sin apartarse pero sin corresponder.
Jazmín dice: «Perdoname linda, en serio.»
Dices con acento colombiano, «no te preocupes, parece que stá en sus días. pero que ha dicho?»
Jazmín dice: «Que no quiere venir.»
Yuly se ría a carcajadas como hace unos instantes
Jazmín te abraza.
Dices con acento colombiano, «y que porqué? o es que que está haciendo por ayá?»
Dices con acento colombiano, «están bien ustedes dos?»
Jazmín dice: «Sí, hasta donde sé sí, vuelve a estar todo bien…
«Dices con acento colombiano, «hasta donde sabes, como es eso? haber cuéntamelo todo, sabes que puedes confiar en mi»
Jazmín igual decide ser reservada.
Jazmín dice: «Estamos bien, simplemente no quiere venir. Pero que conste que esta vez le ofrecí…»
Dices con acento colombiano, «haber dime»
Dices con acento colombiano, «sii, pero no te dijo porqué?»
Jazmín dice: «Creo que siente celos, aunque dice que no.»
Dices con acento colombiano, «algo oí, bueno algo te oí decir a ti porque yo a él no le oía decir nada,peroporqué?»
Dices con acento colombiano, «o sea, ni que fueramos unas areperas!»
Te partes de risa.
Jazmín empieza a perder la paciencia con tanta pregunta y se encoje de hombros.
Jazmín dice: «No lo sé cariño, la verdad no puedo saber qué piensa o siente. Soy espiritualista sí, pero no manejo telepatía.»
Jazmín sonríe levemente.
Dices con acento colombiano, «ooh… entiendo, pero tranqui»
Dices con acento colombiano, «pues tendrás que pedirle una explicación»
Dices con acento colombiano, «nada mejor que el diálogo entre pareja para resolver un problema»
Jazmín dice: «No tiene por qué, si no quiere. No soy ese tipo de novia.»
Jazmín dice: «Pero ya está, él se lo pierde. Querés ir a ver el parque de atracciones?»
Dices con acento colombiano, «hay…»
Jazmín se separa.
Dices con acento colombiano, «sii, vamos! así te despejas tu también»
Sonríes.
oyes sirenas a lo lejos
Jazmín se adelanta a Yuly y camina hacia el parque.
Las chicas caminan unas calles hasta llegar a su destino.
Comunidad de Madrid; Parque de atracciones
Ves Una máquina de algodón de azucar y Un vendedor aquí.
Salidas visibles: calle-de-dante, parking, zona-tranquilidad, zona-maquinismo, y zona-naturaleza
Jazmín ha llegado.
Dices con acento colombiano, «huuyyyy»
Jazmín dice: «Acá estamos!»
Dices con acento colombiano, «algodones de azucar»
Jazmín se percata de que hay una cantidad enorme de gente.
Dices con acento colombiano, «sii, genial! muy bonito todo»
Jazmín dice: «Querés que te compre uno?»
Dices con acento colombiano, «venga, quieres un algodón?»
Jazmín se encamina hacia la máquina.
Dices con acento colombiano, «tranqui, tranqui»
Yuly sigue a jazmín
Jazmín saluda al vendedor cordialmente. Él le devuelve una jovial sonrisa.
Yuly saluda al señor de los algodones
Dices con acento colombiano, «señor, un algodón por favor. amiga quieres uno?»
Un vendedor te dice: «¿Te apetece una deliciosa nube de algodón? Por solo 3.5 euros puedes saborear una.
Jazmín dice: «Para mí no, para ella. Pero te agradezco.»
El vendedor asiente y sonríe.
El vendedor te sonríe y comienza a manipular la máquina, dando formas a la nube de algodón.
El vendedor te da Una nube de algodón azucarado.
Un vendedor dice: «De acuerdo chicas, gracias por vuestra visita. Que disfrutéis.»
Jazmín dice: «Gracias a usted, hasta luego!»
Dices con acento colombiano, «gracias señor, hasta luego!»
Jazmín dice: «Bueno, qué atracciones quisieras ver?»
Dices con acento colombiano, «no sé bien que hay, pero se ven buenos»
Sonríes.
una brisa acaricia tu cara
Jazmín dice: «Bueno, qué atracciones quisieras ver?»
Dices con acento colombiano, «haber»
Zona de la Naturaleza
Ves Un operador de atracciones aquí.
Salidas visibles: fuera, tren-de-la-mina, vertigo, rapidos, fiordos, y tiovivo
Jazmín ha llegado.
Dices con acento colombiano, «recomiéndame uno bien bueno»
Jazmín dice: «Vamos a ver esta zona?»
Dices con acento colombiano, «sii! se ve muy bonita!»
Yuly sonríe entusiasmada
Jazmín dice: «A qué juego querés subirte?»
Yuly mira todo con curiosidad
El operador mira inquisitivo a las chicas.
Dices con acento colombiano, «el tren se ve genial!»
Jazmín dice: «Dale, si te animás subite!»
Jazmín sonríe.
Dices con acento colombiano, «sii, y tu?»
Dices con acento colombiano, «no t vas a subir?»
Jazmín dice: «Nooo, ni loca!»
Jazmín sonríe.
Dices con acento colombiano, «te da miedo?»
Jazmín dice: «Vértigo, dirás. siiii»
Dices con acento colombiano, «haay amiga, eso no pasa nada!»
Sonríes.
Jazmín dice: «Subite tranquila, yo te miro de fuera! Quiero que disfrutes.»
Dices con acento colombiano, «cierra los ojitos»
Yuly le sonríe
Jazmín niega frenéticamente.
Dices con acento colombiano, «oooh amiga»
Jazmín dice: «Subite cariño, vamos. Sé que vas a bajar bien de ahí.»
Dices con acento colombiano, «dale amiga, bueno espérame»
Dices con acento colombiano, «gracias!»
Yuly sonríe ampliamente
Jazmín asiente y se ubica en un rincón apartado de gente donde pueda divisar a Yuly en la atracción.
Jazmín dice: «Suerte, mi sol!»
Dices con acento colombiano, «gracias!»
Yuly sale caminando hacia el tren
Jazmín se marcha.
Comunidad de Madrid; TNT Tren de la Mina
Te encuentras con Jazmín.
Salidas visibles: fuera
Jazmín le da ánimos a Yuly.
Yuly se dispone a subir
Pagas el boleto y te colocas las gafas de realidad virtual.
subes a un vagón del tren y comienza el recorrido.
Yuly sube a un vagón del tren y comienza el recorrido.
Un minero espía intenta colocar explosivos en los rieles del tren.
Yuly se mueve dentro del vagón y hace el gesto de empuñar un arma.
Apuntas tu arma y disparas.
Obtienes 41 puntos al derribar a tu enemigo.
Un pasajero de otro vagón se acerca a ti empuñando un arma.
Yuly se mueve dentro del vagón y hace el gesto de empuñar un arma.
Apuntas tu arma y disparas.
Obtienes 43 puntos al derribar a tu enemigo.
Yuly busca a jazmín con la mirada
Jazmín grita alentando a Yuly.
Cientos de murciélagos se lanzan contra ti.
Yuly se mueve dentro del vagón y hace el gesto de empuñar un arma.
Apuntas tu arma y disparas.
Obtienes 8 puntos al derribar a tu enemigo.
Jazmín murmura: «Ay, esto me da miedo.»
Un par de mineros cogen rocas para lanzártelas.
Yuly se mueve dentro del vagón y hace el gesto de empuñar un arma.
Apuntas tu arma y disparas.
Obtienes 35 puntos al derribar a tu enemigo.
Yuly se ríe feliz!
Varias arañas monas comienzan a caer del techo.
Yuly se mueve dentro del vagón y hace el gesto de empuñar un arma.
Apuntas tu arma y disparas.
Obtienes 14 puntos al derribar a tu enemigo.
Jazmín grita: «yujuuuuuuuuuuuuuuuuu!»
Jazmín le sonríe a lo lejos a Yuly.
Un hombre corre intentando salir del vagón y lleva un detonador en las manos.
Yuly se mueve dentro del vagón y hace el gesto de empuñar un arma.
Apuntas tu arma y disparas.
Obtienes 22 puntos al derribar a tu enemigo.
Yuly le sonríe a jazmín
gritas: «ayyyyyyyy!»
El tren se detiene con lentitud y termina el recorrido.
Yuly se quita las gafas de realidad virtual y baja del tren.
Te quitas las gafas de realidad virtual y bajas del tren.
Yuly sale del tren
Jazmín se acerca a ella con un suspiro y algo de miedo y preocupación, pero la ve muy feliz.
Dices con acento colombiano, «tranqui, no pasa nada!»
Jazmín dice: «Estás bien, linda?»
Dices con acento colombiano, «siiiiii!»
Jazmín dice: «Se movía muy fuerte eso?»
Dices con acento colombiano, «ha sido genial!»
Dices con acento colombiano, «siii algo»
Yuly se ríe
Jazmín dice: «Bueno, si te gustó me quedo tranquila! Te sentís bien? estás mareada?»
Dices con acento colombiano, «no no estoy mareada, y me siento genial!»
Jazmín le acerca la bolsita con el algodón de azúcar.
Jazmín dice: «Si necesitás azúcar…»
Yuly le recibe a jazmín
Dices con acento colombiano, «tranqui, haber probemos»
Jazmín dice: «Vamos a otro?»
Dices con acento colombiano, «sii, pero espera»
Yuly comienza a comer algodón de azúcar
Jazmín dice: «Siii siii, comé un poco primero.»
Sonríes.
Jazmín la observa comer y siente algo ahí abajo que intenta disimular muy bien.
Yuly le sonríe a jazmín
Dices con acento colombiano, «hay, está delicioso!»
Jazmín dice: «Sabés que me fascina tu sonrisa?»
Jazmín dice: «Me gusta verte feliz!»
Dices con acento colombiano, «ay, genial amiga!»
Yuly se sorprende un poco cuando piensa en que dijo que le gusta su sonrisa, pero no dice nada
Jazmín dice: «Sé moderada con el azúcar, síi? Hacelo durar, por si lo necesitás en un rato.»
Dices con acento colombiano, «sii, tranqui»
Yuly ya tiene la mitad del algodón de azúcar
Jazmín dice: «Cuando quieras te acompaño a otra máquina. Me dan miedo, no te lo niego.»
Jazmín dice: «Bueno, vértigo. Algo así.»
Dices con acento colombiano, «si, vértigo, degémolo en vértigo»
Sonríes.
Jazmín dice: «Pero quiero estar segura de que no te vas a caer ni descomponer.»
Dices con acento colombiano, «pero bueno, vamos hacia afuera»
Dices con acento colombiano, «no tranqui»
Dices con acento colombiano, «a mi me gusta la adrenalina»
Jazmín dice: «Dios te bendiga.»
Jazmín sonríe.
Dices con acento colombiano, «y a ti también»
Jazmín camina delante de Yuly.
Yuly le sonríe dulcemente
Jazmín se marcha.
Zona de la Naturaleza
Ves Un operador de atracciones aquí.
Te encuentras con Jazmín.
Salidas visibles: fuera, tren-de-la-mina, vertigo, rapidos, fiordos, y tiovivo
Yuly sale junto a jazmín, mirando las atracciones
Dices con acento colombiano, «hay unas que se ven de lo más fuerte»
En todo el rato, yuly siguió disfrutando de muchas otras atracciones que le resultaban divertidísimas, mientras jazmín la obserbaba algo preocupada y cuando salía de cada una siempre se preocupó preguntándole si estava bien, ella la tranquilizó haciéndole saber que no pasava nada, estava muy feliz y finalmente, se marcharon del lugar, yuly llevó a jazmín hasta la plaza españa junto a la torre, se despidieron, le agradeció el hecho de llevarla a tan marabilloso lugar, y finalmente, se fue a su hotel feliz de ese gran paseo.

Nueva Escena de Rol: Conociendo la Situación

Punto de vista: Romina.

Al día siguiente de la borrachera.
Una habitación alquilada por Marian.
Marian está sentada en una silla, con los ojos entrecerrados y bebiendo café para intentar mantenerse despierta. Se le notan ojeras, producto del escaso y mal sueño.
Romina se remueve en la cama, abriendo de a poco los ojos.
Marian siente el movimiento y abre los ojos, mirándola.
Marian dice: «buen día, Romina»
Romina se gira hacia la fuente de sonido, viendo a Marian sin reconocerla en principio.
Murmuras: «em, quien sos? Cómo sabés mi nombre?»
Marian dice: «me llamo Marian, no sé si me recordarás…anoche coincidimos en el club»
Romina piensa, incorporándose un poco para mirarla mejor.
Dices: «creo que te vi en algún momento, me sos conocida»
Romina se aprieta la cabeza.
Dices: «Qué resaca me mando…»
Marian la mira fijamente
Marian dice: «recordás algo de lo que pasó en la fiesta?»
Romina vuelve a poner gesto pensativo.
Dices: «sí, la fiesta estuvo buenísima, tomé unos cuantos…un guardia me llevó hasta una silla…mmm»
Romina sigue pensando y niega con la cabeza, algo atribulada.
Marian la mira, comprendiendo lo que expresa con sus conductas no verbales.
Dices: «me acuerdo que un tipo así bien lindito se me acercó, me dijo un par de cosas… creo que también vi a otro más allá, parecía gay o metro, yo que sé.»
Marian asiente.
Marian dice: «te acordás de lo que te dijo?»
Romina niega.
Dices: «solo me acuerdo que me señaló al gay ese, yo lo miré y creo que me reí de él, no sé bien»
Marian dice: «sí, así fue»
Dices: «después de eso tengo vagos recuerdos, creo que fuera del club ya…es más ahora que pienso, tu voz se me hace hasta más conocida que tu cara»
Marian suspira y se lleva el vaso de café a los labios, se lo termina y tira el vaso a una papelera.
Dices: «y ahora estoy acá, no sé ni cómo.»
Marian asiente, se friega los ojos con ambas manos y mira a la chica.
Marian dice: «te puedo contar lo que pasó, si estás en condiciones de escuchar y asumirlo.»
Romina baja la mirada, luego vuelve a ver a Marian a los ojos.
Dices: «tan mal estuve?»
Marian la mira fijamente sin responder.
Dices: «bueno, contame»
Romina inclina la cabeza hacia un lado, presionándose con la mano.
Dices: «espera, no tendrás algo para el dolor de cabeza? En serio esto me re pegó por lo que veo.»
Marian se levanta y rebusca en su bolso un instante, encontrando un analgésico.
Marian dice: «siempre llevo remedios de este tipo conmigo, así que estás de suerte.»
Romina asiente e intenta levantarse de la cama como si estuviera sin resabios de borrachera.
Marian la mira y niega.
Marian dice: «eh, despacio.»
Romina asiente, quedándose sentada. Luego mira la habitación y ve que es diferente a la que alquilaba.
Dices: «dónde estamos?»
Marian le pasa el analgésico con un vaso de agua.
Romina la mira agradecida y se traga rápidamente la pastilla.
Marian dice: «en un hotel que está en una calle llamada preciados»
Romina vuelve a pensar y asiente, dejando el vaso sobre la mesita de luz.
Dices: «aah si, vine antes a visitar a una amiga a una pieza parecida a esta.»
Marian asiente, mientras se vuelve a dejar caer en la silla, cansada.
Marian le cuenta a Romina con lujo de detalles lo que ha sucedido, incluso que al llegar a la habitación tuvo que bañarla y prestarle un pijamas para que pudiera dormir cómoda.
Romina oye lo último y acaricia el pijamas, bajando la mirada y asintiendo.
Dices: «me re pasé…uff.»
Marian asiente.
Marian dice: «te voy a hacer una pregunta algo delicada, Romina. Te parece?»
Romina intenta enfocar la mirada hacia la chica y asiente.
Marian dice: «vos solés tomar con frecuencia de esta manera?»
Romina niega.
Dices: «me gusta ir a fiestas, tomar de vez en cuando, pero si te referís a que me emborrache siempre, no»
Marian asiente.
Marian dice: «sos muy joven y linda…deberías plantearte el no salir al menos un tiempo. Entre descontroles así y el alcoholismo hay una delgada línea, sabés?»
Romina suspira.
Dices: «no estarás exagerando? Te cuento que volví a tomar después de bastante tiempo»
Marian niega.
Marian dice: «creeme que no, soy psicóloga y sé de lo que te hablo, más de lo que podés llegar a imaginarte»
Dices: «aah…»
Romina mira a Marian, avergonzada.
Marian detecta el gesto de la chica y se le acerca, tomándole una de las manos.
Romina se la sostiene, dudando.
Marian dice: «tranquila, lo peor ya pasó. Ahora lo que hay que ver es qué vas a hacer luego de esto.»
Romina piensa
Marian le sigue sosteniendo la mano, mirándola serena a pesar de su cansancio.
Dices: «dijiste que te mencioné a Magy? Ella es una amiga mía, concretamente mi ex maestra…capaz la pueda llamar, es la única persona que tengo en Madrid, además de algunas que otras que conocí en el club precisamente»
Marian asiente
Dices: «solo que me muero de la vergüenza, no sé como lo va a tomar…ay no sé.»
Marian piensa un instante.
Marian dice: «si es tu ex maestra, imagino que tendrá varios años más que vos. Por lo cual, quiero pensar que su reacción no sería hostil, al menos que me digas que es una persona con un carácter algo…fuerte, por decírtelo de modo simple.»
Romina piensa y niega.
Marian le suelta la mano y se sienta nuevamente.
Dices: «es muy buena, pero mis merecidos retos me los va a dar, segurito»
Romina sonríe.
Marian le devuelve la sonrisa.
Marian dice: «entonces la llamamos? Igual sabés que podés contar conmigo para lo que necesites, yo no voy a juzgarte por nada, no lo hago de hecho.»
Romina suspira y asiente
Marian dice: «te dejé una tarjeta en tu cartera con mis contactos, junto con un papel que estaba en el bolsillo de tu ropa. Estaba doblado por la mitad, no quise leerlo pero igual creí que podría ser importante para vos, así que te lo dejé ahí.»
Romina recuerda de pronto.
Dices: «aah sii! Es el número de esa pintora tan famosa, AriaBlaid. Me dijo que podía ayudarme…espero no haya visto el show que monté, mierda.»
Romina se levanta de la cama y busca su cartera, mirando frustrada a todos sitios.
Marian dice: «buscás tu cartera? Está en el primer cajón del mueblecito.»
Romina asiente, abre el cajón y encuentra el bolso, lo saca de allí y cierra, despacio.
Romina se gira mirando a Marian
Marian sigue sentada en la silla y le sostiene la mirada.
Dices: «gracias…no sé qué decirte»
Marian dice: «no te preocupes, no fue nada aunque parezca lo contrario.»
Dices: «con llamar a Magy creo que va bastar, tengo que ir a traer mis cosas y mi auto del club»
Marian dice: «ahora preocupémonos en llamarla, luego si querés vamos las 3 juntas para agilizar la cosa. Por mí no hay ningún problema.»
Romina asiente.
Romina saca el móvil del bolso, lo desbloquea y busca el contacto de Margarita, marcándole un tanto indecisa.

Punto de vista: Margarita.

Comunidad de Madrid; restaurante Imperium Food.
Margarita se encuentra llevándole un pedido a una familia que está en el restaurante, compuesta por una pareja y 3 niños.
Margarita entrega los pedidos y se aleja de la familia sonriente, a anotar su venta en una planilla.
Llamada entrante de Romina.
Margarita anota y deja el boli sobre la mesita posteriormente, mira el móvil que suena y al ver que es Romina, se apresura en contestarle.
Margarita dice por teléfono, «hola Romi?»
Romina dice por teléfono, «hola, Magy…andás ocupada?»
Margarita oye la voz un tanto disfónica de la chica y se alarma.
Margarita dice por teléfono, «estoy trabajando en el restaurante de Imperium. Pero, te pasa algo?»
Se oye fuerte y claro un suspiro de Romina en el teléfono.
Romina dice por teléfono, «sí, te tengo que contar…pero tiene que ser personalmente. Será que te falta mucho para terminar tu turno?»
Margarita piensa, leyendo la planilla de reojo.
Margarita dice por teléfono, «creo que me faltan 2 o 3 ventas más para llegar a mi cupo del día, pero si es urgente pido permiso y voy.»
Romina dice por teléfono, «no, no pierdas tus ventas, yo puedo esperar. Mientras tanto hago algunas cositas por acá, voy a mudarme a Preciados.»
Margarita dice por teléfono, «hasta que al fin entraste en razón…vaya, me alegro entonces»
Margarita dice por teléfono, «igual si querés que te ayude no hay drama»
Romina dice por teléfono, «no dejá, tengo una amiga que me puede ayudar, además sabés que no tengo demasiadas cosas, nos vemos en el restaurante cuando termine de mudarme, que tengo un hambre feroz»
Margarita piensa por un momento, mirando a la gente pasar a su alrededor.
Margarita dice por teléfono, «qué raro que no comas en el club como siempre lo hacés, pero en todo caso acá te espero.»
Romina dice por teléfono, «dale, allá voy y te cuento. Te veo en hora y media más o menos»
Margarita dice por teléfono, dale. Nos vemos, Romi.»
Romina ha colgado.
Pasado el tiempo…
Margarita espera a Romina cerca de una mesa
Romina entra al restaurante, con la cara escondida entre las manos.
Margarita la ve y le hace un gesto para que se acerque a la mesa ya que es la única libre en todo el local.
Romina se acerca a paso lento, mirando a Margarita.
Margarita nota algo raro en ella
Dices con acento argentino, «hoola nena! Te ves rara. Vení, sentate acá»
Romina asiente, mueve una silla y se sienta.
Romina dice: «antes de contarte puedo comer? Quiero una hambur completa y una drogacola, porfis.»
Margarita la mira y sonríe
Dices con acento argentino, «te lo traigo, esperame»
Romina asiente, sin poder corresponder a la sonrisa.
Margarita va a concretar el pedido
Romina saca el móvil del bolso y lo mira, con gesto nervioso y manteniéndolo en una sola mano. Mientras que con la otra, cubre parte de su rostro.
Margarita le trae su pedido a la chica al cabo de unos minutos. Lo pone frente a ella y le toca el hombro, al notarla muy distraída con el móvil.
Romina percibe el contacto de Margarita y el olor de la comida, alzando la mirada.
Dices con acento argentino, «che, dejá el aparato.»
Romina ríe un tanto nerviosa y se dispone a darle un gran mordisco a su hamburguesa.
Margarita va a un mostrador cercano, anota la venta en una planilla y luego se quita el delantal, entregándolo a una camarera.
Margarita vuelve a donde está Romina y se sienta frente a ella.
Romina come y la mira.
Romina dice: «me vas a matar…pero, anoche me enfiesté en el club y me mandé una borrachera que ni te cuento.»
Margarita la sigue mirando sin emitir comentario alguno.
Romina le comenta todo lo que le ha dicho Marian de principio a fin, incluyendo la conversación que han tenido hace un par de horas.
Margarita la escucha y asiente.
Dices con acento argentino, «bueno, creo que en este momento no estás para escuchar sermones, pero sos consciente de que lo que pasó no fue nada bueno, verdad?»
Romina asiente mientras sigue comiendo.
Dices con acento argentino, «y qué pensás hacer ahora con todo esto? Ya te pudiste mudar del club?»
Romina dice: «sí, esta chica Marian se fue conmigo, sola no me iba ni cagando. Hasta a la recepcionista del alojamiento me daba vergüenza mirar.»
Margarita asiente comprensiva.
Romina come, ya casi terminando la hamburguesa.
Romina dice: «ahora la dejé durmiendo en mi habitación en tanto arreglen la suya, ni durmió bien por estar pendiente de mí y eso me da una pena que no te imaginás, Magy.»
Dices con acento argentino, «bueno, es normal.»
Margarita se pone algo más recta mirando a Romina.
Dices con acento argentino, «me dijiste que esta chica te recomendó no salir por un tiempo…dejame decirte que fue lo más acertado que te pudieron sugerir.»
Romina termina su hamburguesa, abre la botella de drogacola y tras servirla en un vaso le da un trago.
Romina dice: «me va costar un poco pero tengo que quedarme quieta, sobre todo porque no sé la consecuencia que pudiera tener esto.»
Margarita suspira y asiente.
Romina toma algo más de drogacola y deja el vaso vacío sobre la mesa.
Romina dice: «lo que sí es que quiero llamar a esta chica Aria…bajo el riesgo de que me haya visto tomada. Si me ayuda bien, si no…»
Romina suspira, afligida.
Dices con acento argentino, «y probá a ver…por ahí lográs algo.»
Romina le señala la botella a Margarita.
Romina dice: «tomala si querés, yo no me la voy a terminar.»
Margarita asiente y se sirve la drogacola, luego bebe.
Romina dice: «menos mal me llegué a comprar la casa en Guadalajara, si acá no me salen las cosas me voy ahí y bueno, que sea lo que tenga que ser. Trabajo de lo que venga y voy para adelante como se pueda.»
Margarita la mira, dejando el vaso en medio de la mesa.
Dices con acento argentino, «ya tenés casa? En ese sentido te pregunto…no te plantearías traer a tu mamá a España? Porque veo que a Argentina no querés volver»
Romina piensa
Romina murmura: «tan mal anda?»
Margarita la mira a los ojos
Romina la mira también, con algo de alerta.
Murmuras con acento argentino, «no es que esté mal malísima, pero…no puede seguir mucho tiempo sola, lo de tu papá le sigue afectando, y allá sabés bien que no tiene a demasiada gente a su alrededor, por como es ella.»
Romina asiente
Romina dice: «si tengo un buen laburo la puedo traer, dependo de eso.»
Dices con acento argentino, «bueno, ella siempre puede trabajar también, y sabés que en su profesión se gana mucho.»
Dices con acento argentino, «además le haría muy bien para que no siga deprimiéndose.»
Romina dice: «no sé como estará la cosa para los arquitectos acá en España, habremos de ver no sea que la traigamos al pedo»
Margarita asiente, de acuerdo
Romina dice: «pero bueno de a poco…voy a solucionar esto, si Aria me ayuda a pesar de la gilada que me mandé genial, si no, ya lo voy viendo por el camino.»
Dices con acento argentino, «sí, me parece razonable.»
Margarita sonríe
Romina se relaja un poco y sonríe en respuesta, al notar que Margarita dentro de todo ha sido comprensiva con ella.
Romina dice: «cuánto cuesta esto? Te lo pago y vamos, dale? Que quiero ver como está Marian.»
Margarita niega y se levanta de la silla
Dices con acento argentino, «dejá, te invito yo.»
Romina sonríe
Romina dice: «gracias por bancarme esta, Magy…ojalá nunca cambies.»
Dices con acento argentino, «de nada, pero intentá no volver a caer en lo mismo si querés tener un digno futuro, Ró»»
Romina dice: «mmm lo voy a intentar…»
Margarita asiente y va rápidamente hasta el mostrador, deja dinero junto con su planilla y se lo señala a una camarera que tiene cerca. Intercambian sonrisas para que luego se vuelva a acercar a Romina.
Romina se levanta de su lugar, guardando el móvil en el bolso.
Dices con acento argentino, «nos vamos a preciados directo?»
Romina dice: «no mira, todavía tengo el auto estacionado frente al club, vamos por él ahí y hacemos el trayecto en él hasta Preciados.»
Margarita asiente
Ambas salieron del restaurante, fueron a buscar el coche de Romina para luego ir hasta Preciados

Nueva Escena de Rol: Alimentando Sospechas Cada Vez Más Evidentes

Punto de vista: Oscar.

La planta número 4
oscar camina por planta cuatro hasta su casa
oscar abre la puerta y entra
Abres la puerta de la casa.
Entras en la casa.
casa de oscar
Cierras la puerta.
oscar cierra la puerta y camina despacio, está llegando de trabajar en la farmacia
oscar ve que la televisión está encendida pero no ve a camila
Dices: «cami?»
oscar camina hasta el pasillo del baño y las habitaciones
se escucha el ruido de la ducha en el baño
oscar piensa: aha, se está bañando y dejó todo ensendido.
oscar da un toque en la puerta para asegurarse de que su hermana está ahí dentro
camila dice con acento argentino, «que pasa…»
Dices: «nada, que dejaste todo prendido y no sabía si estabas o no»
camila dice con acento argentino, «a donde me voy a ir?»
Dices: «nada, dejalo ahí nomás. »
oscar camina hasta su habitación
oscar abre la puerta
oscar entra en la habitación y cierra
oscar piensa: y la ropa que dejé arriba de la cama…
oscar suspira
Murmuras: «cuantas veces le dije que esas cosas las hago yo?»
oscar resopla molesto
oscar abre su ropero y en efecto, está todo ordenado por tamaños
oscar saca una camiseta, un boxer y un pantalón y lo deja todo sobre la cama
se escucha que camila sale del baño y entra a su habitación
oscar piensa: bueno, me baño ahora que sino…
oscar toma una toalla y el calzoncillo y camina hasta el baño
oscar se mete al baño cerrando la puerta tras entrar
el vapor es intenso en el lugar
en su habitación camila se viste con ropa seductora. Una pollera corta que permite mostrar sus nalgas al descubierto, y una camiseta sin sujetador
en el baño, oscar abre el grifo y se baña tranquilamente
camila sale de su habitación y se acerca hasta la puerta del baño al escuchar la alcachofa
camila dice con acento argentino, «vas a comer algo?»
Dices: «sí, que hay para comer? sino voy y compro»
camila dice con acento argentino, «hay carne para cocinar, y hay piza de ayer»
Dices: «cociná la carne, o sino yo voy y cocino, no hay problema, algún día tengo que aprender»
camila dice con acento argentino, «dejá, que se te va quemar y va quedar horrible como la otra vez»
Dices: «bien que comiste el otro día»
camila dice con acento argentino, «sí, porque no había otra cosa»
oscar comienza a enjuagarse rápidamente
Dices: «sí, dale. no había otra cosa. dejá, yo la hago.»
camila se marcha de la puerta del baño dejando a oscar hablando solo
Dices: «no queda más jabón»
oscar no se percató de que camila ya no lo escucha
Dices: «cami?»
oscar piensa: bueno, seguro que ya se fue
oscar cierra la ducha y comienza a secarse
oscar se viste y sale del baño por su pantalón
oscar entra a la habitación, cerrando la puerta tras entrar
oscar se coloca el pantalón, abre la puerta de la habitación y sale hasta el salón
oscar llega hasta el sofá y se sienta, no sin antes tomar el control del televisor
oscar suspira
camila llega de la cocina
oscar mira a su hermana
camila dice con acento argentino, «que tierra dejaste al entrar, por dios»
Dices: «ahora la barro, ya voy. dejame descansar un momento que hoy tuve un día complicado»
camila se va sin decir nada hasta el valcón, toma una escoba y comienza a barrer de a poco
oscar ve la televisión sin percatarse que su hermana comenzó a barrer la casa
camila se mueve con movimientos sensuales, abriendo un poco las piernas y agachándose más de la cuenta
oscar se gira y ve a camila
Dices: «no te dije que lo hago yo…»
camila dice con acento argentino, «pero yo quería hacerlo»
camila se sitúa delante de oscar, abriendo las piernas para que este vea su sexo
oscar desvía la mirada un momento
Dices: «a donde vas a salir? vas de puta por ahí después? o que »
camila lo mira, sorprendida
camila dice con acento argentino, «de puta? no será de putas?»
oscar sonríe yrónico.
Dices: «haceme un favor… dejá esa escoba y sentate, que quiero hablar un momento serio con vos»
oscar pone gesto serio mirando a camila
camila deja la escoba contra la pared y se sienta en una silla frente a su hermano, cruzando las piernas
oscar la mira a los ojos
Dices: «mirá… tengo algo que lo tengo acá hace días»
oscar se señala la garganta
Dices: «y quería decírtelo pero por una cosa u otra no me animaba »
camila lo mira, también algo seria
camila dice con acento argentino, «que me vas a decir?»
camila piensa: que me diga que quiere algo conmigo… por favor dios…
Dices: «bueno mirá… el tema es que»
Dices: «hace algunos días que veo que para salir te ponés una ropa realmente fea, parecés una vieja de 80. yo la verdad no te digo nada porque bueno, te puede gustar vestirte así, ese no es mi problema»
camila se ríe
camila dice con acento argentino, «una vieja de 80 decís»
Dices: «sí, es que eso es lo que me parece»
Dices: «pero es que ahí no está donde yo quiero llegar»
Dices: «me llama la atención poderosamente, que acá conmigo andás casi en bolas, como si no te importara que te viera»
camila desvía la mirada, luego vuelve a verlo ya un poco más seria que antes
Dices: «yo no te voy a mirar, no me interesa mirarte. pero es que llega un momento que ya me incomoda, porque yo también soy hombre y hace tiempo que no estoy con una mujer»
Dices: «y estoy empezando a sospechar que sos vos, la que está queriendo aprobecharse de la situación y que quiere algo conmigo.»
camila desvía la mirada otra vez y se muerde el labio inferior
camila lo mira y luego ríe a carcajadas
camila dice con acento argentino, «pero mirá si te voy a querer seducir yo? que estás pensando?»
Dices: «estoy pensando por lo que veo, camila»
camila dice con acento argentino, «comprate unos anteojos porque ves mal»
Dices: «sí, veo mal ahora mismo, que me estás mostrando todo»
camila se queda perpleja, mirando a oscar con las cejas levantadas.
camila dice con acento argentino, «no fue mi intención, la verdad; me estás ofendiendo»
Dices: «no me interesa si te ofendo, me interesa que en mi casa me respetes.»
Dices: «porque te dí un espacio para que vivas, y de un tiempo a esta parte no lo estás sabiendo aprobechar»
camila dice con acento argentino, «claro, sobre todo porque sos vos quien depende de mí»
Dices: «no no»
Dices: «ahí te estás equivocando»
Dices: «yo no dependo de vos y no voy a depender»
camila dice con acento argentino, «a no? y cuando estabas con las muletas?»
Dices: «cuando estaba con las muletas me las arreglé solo porque te fuiste porque estabas cansada de mí»
Dices: «así que yo no dependo »
camila ríe
Dices: «mirá, no me intentes seducir porque no quiero nada con vos, sos mi hermana y nada más»
camila dice con acento argentino, «ajám… sí.»
camila dice con acento argentino, «yo pienso que estás loco»
oscar asiente
Dices: «bueno, pensá lo que quieras»
Dices: «yo simplemente te digo eso, y haceme el favor de vestirte bien, ponete una bombacha y un sujetador. no quiero verte más así»
camila se levanta, tratando de mostrar cierto enojo que por dentro no tiene, está sorprendida y trata de disimularlo.
camila camina hasta su habitación
oscar vuelve a centrarse en la televisión, no menos tenso que antes
camila llega hasta su habitación, se quita la pollera y se coloca las bragas.
camila piensa: este se está dando cuenta… es que ya me es inevitable no mostrar nada de sentimiento…
camila murmura con acento argentino, «que estúpido. ahora va a ver lo que es cuando lo quiera seducir de verdad»
camila termina de vestirse y sale de la habitación
camila llega y se pone delante del televisor
Dices: «podés dejarme mirar?»
camila se levanta la pollera dejando ver unas bragas rosas.
camila dice con acento argentino, «así te gusta?»
camila dice con acento argentino, «pesado. no puedo andar cómoda en la casa ahora»
Dices: «dejá de probocarme, basta. lo que vas a ganar es que te saque a patadas de mi casa, y te voy a ignorar a partir de ahora, hasta que cambies de actitud»
camila mira seria a oscar
camila dice con acento argentino, «me estás amenazando?»
dices: no, te estoy diciéndo lo que voy a hacer como sigas así.
camila se aleja
camila entra a la cocina y enciende el fuego para cocinar
oscar se levanta del sofá y camina hasta la cocina
oscar abre la heladera y toma una botella de agua, luego se sirve en un vaso.
camila comienza a cocinar, nota la presencia de su hermano y lo mira de reojo.
oscar bebe agua y sale de la cocina sin percatarse de la mirada de su hermana.
un rato después…
oscar y camila comen en silencio viendo la televisión.
camila mira a su hermano
camila dice con acento argentino, «osquitar…»
camila dice con acento argentino, «perdoname, enserio…»
oscar continúa mirando la televisión ignorando a camila

Nueva Escena de Rol: Cerca, Muy Cerca

Punto de vista: Fabián.

Habitación de Descanso

Es una habitación con el espacio suficiente para cuatro literas, un sofá de 3 puestos, una mesa rectangular donde pueden coincidir hasta 6 personas a la vez, un mueble para guardar enseres y algunos alimentos no perecederos sobre el que descansa una cafetera y un microondas. Sobre el mueble, colgando en la pared, un par de gabinetes con llave permiten guardar insumos médicos y medicamentos. Al lado derecho del mueble, una pequeña nevera contiene agua, bebidas isotónicas y bebidas energizantes. A la izquierda, una puerta dirige al baño, en el que hay un par de duchas, dos cubículos con retrete, un espejo y dos lavabos. Frente a las literas, hay varias taquillas colocadas de forma ordenada.

Fabián mira a Kiara.
Kiara niega con la cabeza.
Kiara dice: «No vale la pena, muñeco.
[SMS] Ismael: «nena, Estoy en la puerta del hospital. ¿os falta mucho todavía?»
Kiara siente su móvil vibrar, lo coge y desbloquea la pantalla.
Kiara lee la pantalla y comienza escribir.
[SMS enviado]: «No, deja la impaciencia.»
Kiara bloquea el móvil y lo guarda.
Guillem entra a toda prisa.
Kiara se gira y mira a Guillem.
Fabián se tensa al ver la expresión del hombre.
Guillem mira a ambos, mientras respira para recobrar el resuello.
Guillem mira en derredor y se fija en Almudena.
Guillem se dirige al baño, Kiara y Fabián le siguen.
Kiara cierra la puerta con cuidado.
Guillem va a revisar si hay alguien, pero Kiara niega.
Kiara dice: «No ha entrado nadie más.»
Guillem respira y asiente con la cabeza.
Guillem dice con acento catalán, «Me ha escrito Lourdes, dice que vio a Mayra, está furiosa y haciendo muchas preguntas, pero no sabe decirme qué pretende. Lo que sí está claro es que intenta dar con el paradero de aymara.»
Fabián se tensa.
Kiara dice: «Veré si Rina está en el hospital y si termina su guardia en breve, si no, iré yo con Moreno, tú quédate con Guillem.»
Dices: «Tenemos que sacarla de ahí.»
Fabián le tiende sus llaves a Kiara.
Guillem observa el intercambio.
Guillem dice con acento catalán, «Esperad, igual ella no tiene forma de saber donde está Aymara, no pueden ir a por ella tan pronto.»
Kiara achica los ojos.
Kiara dice: «tú como que todavía no te das cuenta de lo loca que está la hijadeputaremalpariacoñoesumadre de la fulana esta, ¿verdad?»
Guillem pone gesto adusto ante el comentario de Kiara.
Guillem dice con acento catalán, «Kia, reconozco a una persona que tiene su salud mental quebrantada, pero aquí de lo que se trata es de la seguridad de Aymi. A dónde la vais a llevar? No habeis pensado en ello? con vosotros está protegida y podía estar en casa. si la llevais lejos, en lo que alguien la vea por ahí, yendo a por víveres o lo que sea, la denunciarán.»
Kiara se muerde el labio inferior.
Kiara mira a Fabián.
Dices: «¿Qué sugieres? aunque ella no tenga la dirección exacta, enviará a la IDO a mi casa, Aymi está allí ahora.»
Kiara mira a Fabián.
Kiara dice: «Y si llamas al hombre ese, al griego? Aymara me dijo que es un tipo genial, él no puede ayudar?»
Fabián saca su móvil, lo desbloquea y busca en la agenda de contactos.

El teléfono da tono.

Orestes contesta la llamada y se establece la comunicación.
Orestes te dice por teléfono, «Hombre, Fabi, te llamé con el pensamiento. Tenemos una reunión den…»
Fabián interrumpe a orestes.
Dices por teléfono, «Orestes, necesito tu ayuda, macho.»
Orestes te dice por teléfono, «Qué ocurre, mi buen amigo?»
Dices por teléfono, «Mayra sabe de aymara, creo que la está por denunciar con la IDO y la pueden coger en cualquier momento. Necesito llevarle a algún lugar.»
Orestes te dice por teléfono, «¿Dónde está ahora mismo?»
Dices por teléfono, «Está en mi casa, justo es ese el problema. Tampoco queremos llevarle a casa de nuestros amigos.»
Orestes te dice por teléfono, «Eso por qué? entiendo que ha estado allí por mucho tiempo, no pueden ellos tenerle?»
Dices por teléfono, «El piso de la IDO está cinco plantas más arriba y ahora ahn cogido a otro chico que también vive en la torre y este está cuatro plantas más abajo de mi casa.»
Orestes te dice por teléfono, «Comprendo. Bueno, por donde llevarle no te preocupes, yo acogeré a tu Aymara aquí en mi casa. Lo que tenemos es que planificar cómo sacarle de la torre sin que nadie le vea.»
Dices por teléfono, «Tenemos que sacarle cuanto antes, Orestes. Tenemos información de que quiere denunciarle, me ha amenazado directamente si no me acuesto con ella de nuevo; en cualquier momento irán a por ella. por favor…»
Fabián aprieta el móvil con fuerza, temblando de ansiedad.
Orestes te dice por teléfono, «Calma, mi buen amigo, le sacaremos de allí.»
Dices por teléfono, «Por favor… Orestes, por favor.»
Orestes te dice por teléfono, «Calma, Fabi… tienes cómo venir a casa? Puedo mandar a alguien a por ti, tus cosas, lo que necesites.»
Fabián mira a Guillem.
Guillem lo mira sereno, con la plena disposición a todo reflejándose en sus ojos.
Dices por teléfono, «Sí, yo puedo llegar allí sin problemas. Pero sacad a Aymi de la torre cuanto antes.»
Orestes te dice por teléfono, «bien, aquí te espero. iremos a por tu Aymi, mi casa es vuestra casa.»
Dices por teléfono, «Gracias, tio… no tengo como pagarte.»
Orestes te dice por teléfono, «Nada, somos amigos. Espera mi llamada, te daré los datos de la persona que irá por tu Aymara.»
Dices por teléfono, «Vale, estaré esperando.»

Orestes cuelga la llamada.

Kiara permanece espectante.
Kiara dice: «Y bien, muñeco, qué dijo el griego? suelta la vaina que sea que me tienes nerviosa.»
Dices: «Va a acogernos en su casa, me dijo que enviará a alguien por ella, que esperase su llamada.»
Kiara se gira y abre la puerta del baño.
Guillem mira a Kiara.
Guillem dice con acento catalán, «A dónde vas?»
Kiara se gira un poco.
Kiara murmura: «voy a intentar sacar a aymara de casa de Fabián; siempre será más fácil que quien sea la recoja en otro lado.»
Guillem mira a Fabián.
Fabián le sostiene la mirada a duras penas.
Murmuras: «Estoy cagado de miedo, Guillem. Es eso o doblegarme. Ella no va a resistir si la coge Ferrer… Tú imagina que puede hacerle, si a esa chica ciega la tiene sedada y dice que tiene esquizofrenia. Además, Aymara no puede estar sometida a tanto estrés, va a resentirse su salud y no quiero ni pensarlo.»
Kiara se le acerca y le empuja con un dedo al escucharle.
Kiara dice: «escuchame, muñeco. Ni por el coño se te ocurra meterte entre las piernas de esa loca del coño, me escuchais? Haremos lo que sea, pero no vamos a dejarte como cachapa servida en la mesa de esa brujaremalparia.»
Kiara dice: «Me mandais esos datos del que sea que vaya por Aymi, Moreno y yo vamos a sacarla de tu casa.»
Kiara sale casi corriendo del baño y de la habitación de descanso.
Guillem apoya ambas manos sobre los hombros de su amigo.
Guillem da un apretón firme sin dejar de mirarle.
Guillem dice con acento catalán, «Es natural que sientas miedo, pero no dejes que te paralice. Estamos contigo, vamos a ayudaros a ambos… Kiara tiene razón, por mucho miedo que sientas, no debes volver con Mayra bajo ningún concepto.»

En Sláinte social Club

Punto de vista: Marcos.

Despacho
Ves una caja registradora aquí.
El móvil de Marcos suena sobre su escritorio.
Marcos sale sin camisa con los pantalones a medio abotonar.
Marcos coge el móvil y desbloquea la pantalla.

Llamada entrante de orestes.

Descuelgas la llamada y se establece la comunicación.

Orestes te dice por teléfono, «Mi buen amigo, tengo que molestarte, pero es algo que requiere de tu intervención.»
Dices por teléfono, «Qué pasa, orestes, ya sabes que tú nunca molestas.»
Orestes te dice por teléfono, «La chica de Fabi, está en peligro. Aquella masoquista, recuerdas? Parece que está dispuesta a denunciarla con la organización esa que encierra a las personas diferentes. Me ha pedido ayuda para sacarla de su casa y llevarla a otro sitio.»
Marcos aprieta los dientes recordando a la chica del médico.
Dices por teléfono, «Y no me equivoco al pensar que les has ofrecido tu nido, verdad mo deartháir?
Orestes te dice por teléfono, «me conoces bien, hermano. ¿Has tomado ya tu decisión?»
Marcos resopla, andando de un lado a otro.
Dices por teléfono, «Sabes que no me gustan los vínculos.»
Orestes te dice por teléfono, «ir contra nuestra naturaleza por mucho tiempo nos esclaviza igual. No me queda mucho tiempo, decide ahora si les ayudarás o no. sin resentimiento, lo sabes.»
Marcos guarda silencio un instante, cerrando los ojos para luego abrirlos, decidido.
Dices por teléfono, «Lo sé. Cobraré un favor y sí… les ayudaré por ti, mo deartháir, has pensado cómo hacerlo?»
Marcos escucha a Orestes.
Dices por teléfono, «De acuerdo, sé quien puede ayudarnos. Dame los datos, los enviaré. Cuando Tenga la confirmación te enviaré los datos de vuelta.»
Orestes te dice por teléfono, «Gracias, hermano.»
Dices por teléfono, «Ná bíodh imní ort»

Cuelgas la llamada.

Marcos marca un número de memoria.

en un rinault migane

Punto de vista: Kiara.

Ismael conduce a toda la velocidad que puede sin saltarse señales ni semáforos.
Ismael mira de reojo a Kiara que va pulsando la pantalla como si no hubiese un mañana.
[SMS enviado]: «No le habrais la puerta a nadie, caramelo, hasta que yo llegue. a nadie, ni que te diga que es la reencarnación de juanpablo II»
Un rato después…
[SMS] Aymara: «¿Qué es lo que está pasando?»
Kiara Lee y responde el mensaje.
[SMS Enviado]: «Te explico en lo que lleguemos, tú recoge todo lo que tengas en casa del muñeco, y no perdais el tiempo.»
Un semáforo en la Gran Vía se pone en rojo.
Kiara mueve el pie con impaciencia, Ismael pisa el embrague, mete la velocidad y arranca en cuanto el semáforo cambia a verde.
Ismael le coge de la mano a Kiara.
Ismael dice: Todo va a ir bien, cielo.»
Kiara lo mira y su preocupación es casi palpable.
Dices: «Ojalá, cariño, porque como a la caramelo le pase algo, perdemos al muñeco. Está desesperado y no sé, pero siento una cosa mala, algo malo puede pasar y no sé lo que es.»
Kiara se apreta el pecho como si algo punzante le pinchase sin cesar.
Ismael reduce la velocidad al llegar a la plaza y aparca.

De vuelta en la habitación de descanso

Punto de vista: Fabián.

Paloma entra en la habitación cuando Fabián y guillem están a punto de salir.
Paloma dice con acento almeriense, «menos mal os encuentro, ha ocurrido un accidente en la m40 y requerimos manos que asistan en urgencias.»
Guillem dice con acento catalán, «Dejaré al doctor en su casa y regreso, Paloma.»
Paloma niega con la cabeza.
Paloma dice con acento almeriense, «me han pedido que le diga al doctor que si puede quedarse, el accidente es múltiple y no tenemos número de víctimas o heridos definido. La doctora Melissa le manda decir que le disculpe, pero que le necesita.»
Dices: «dile a la doctora que iremos enseguida.»
Guillem y Fabián se miran.
Dices: «Avisaré a Orestes.»
guillem asiente.
Guillem dice con acento catalán, «Yo avisaré a Kiara. Nos vemos en urgencias.»
Guillem sale con Paloma de la habitación de descanso, mientras Fabián coge su móvil.

Varias horas después…

En algún piso de Madrid

Punto de vista: Mayra.

Mayra vuelve a mirar su reloj, mientras permanece en la ventana mirando hacia la calle.

El reloj marca las 22 menos 10.
Mayra aprieta con fuerza la copa de vino que lleva en la mano izquierda y de forma intempestiva, la lanza contra la pared.

La copa estalla, mientras Mayra grita de impotencia.

Mayra pasa por encima de los trozos de cristal sin inmutarse al sentir como se le clavan en las plantas de los pies, coge su móvil y lo apaga.
Mayra saca la tarjeta SYM e introduce otra, marcando un número.

Descuelgan la llamada y se establece la comunicación.

Una contestadora da la bienvenida a la centralita de la Imperium dissable Organization, dando las opciones de comunicación, entre las cuales se menciona:
Informar del paradero de impedidos en situación de vulnerabilidad.
Mayra marca esa opción y espera que suene el tono para dejar el mensaje grabado.

Mayra activa una aplicación para distorsionar su voz.
Luego de dejar el mensaje, Mayra cuelga.

Mayra vuelve a apagar el móvil, saca la tarjeta SYM colocando la suya y va hacia el baño.
Mayra cierra el desagüe del lavabo y vierte cloro puro, luego lanza la tarjeta.
Mayra observa mientras la tarjeta se sumerje y burbujea.
Murmuras: «Vas a pagar con sangre haberme dejado plantada una vez más, cariño… luego volverás y entenderás que solo puedes estar conmigo, con nadie más que conmigo.»

En Un confortable piso de estilo nórdico

Punto de vista: Kiara.

Es un piso funcional y minimalista, caracterizado por el estilo nórdico de su decoración. Cuenta con tres habitaciones, baño para invitados, sala comedor, cocina y una cómoda terraza desde la cuál se ve parte de la ciudad. Las paredes alternan colores neutros con alguno que otro complemento de colores vivos,lo que da el toque perfecto al ambiente. El suelo está revestido de madera de Haya incrementando la sensación de calidez y confort. La pared acristalada que separa el salón de la terraza, brinda la iluminación perfecta a todo el espacio.
Ves Cocina Ultimate Roi, Una mesa redonda de cristtal, Silla En Brazos de Luis, Una lámpara de sal en forma de iceberg, Un cuadro con un paisaje boscoso, Una fuente de bambú con tallas de madera, Una chimenea decorativa de piedra, y Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue. aquí.
Kiara va revisando las habitaciones por última vez, antes de salir del apartamento.
Aymara espera en el salón con una mochila colgada en los hombros.
Ismael se acerca a la chica.
Ismael dice: «Va a salir todo bien, ¿vale?»
Aymara asiente, pero su rostro permanece líbido.
Kiara llega al salón, en una mano lleva un par de bolsas con ropa y artículos de Aymara y Fabián, en la otra basura.
Kiara mira a Aymara.
Dices: «Estamos listos, caramelo… Te llevaremos a casa y de ahí esperaremos que vengan por ti»
Ismael dice: «Ha quedado todo limpio?»
Dices: «Claro, ni el quirófano ha quedado nunca mejor que esta casa, ahora basta de tanta preguntadera y vámonos que a esta hora poca gente anda fuera de sus casas.»
Aymara asiente, Kiara toma la delantera.
Kiara abre la puerta y sale.
Ismael va guiando a Aymara fuera del piso.
En la plannta baja de la Torre de Madrid
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios y Un portero aquí.
Humberto ingresa en la torre y pulsa el botón del ascensor.
Humberto pulsa el botón del elevador y este se pone en movimiento.
el ascensor de la torre de madrid llega y las puertas se abren.
Humberto entra en el ascensor de la torre de madrid.
El ascensor de la torre de madrid
Humberto pulsa el botón de la planta 18 y el ascensor cierra sus puertas.
En la planta número 8
Ismael cierra la puerta con llave, Aymara se aproxima y pulsa el botón del ascensor.
Kiara se gira, el ascensor se aproxima.
Kiara le da las bolsas a Ismael.
Kiara le quita el bastón a Aymara y le ajusta la gorra para que no se le vean los ojos.
Murmuras: «No, no, mejor vamos por las escaleras, caramelo, yo te guío.
Kiara pliega el bastón y lo mete en una bolsa, luego se acerca a las escaleras.
El ascensor de la torre de madrid se para en la planta número ocho.
El ascensor abre sus puertas.
Ismael sigue a las chicas por las escaleras.
Humberto mira con un deje de fastidio que el ascensor se ha detenido pero nadie entra.
El ascensor cierra las puertas y se pone en movimiento.
Kiara va guiando con cuidado a Aymara, sus pasos casi no se oyen por las escaleras.
Ismael les adelanta al llegar a la planta trece.
Ismael se acerca a la puerta, abre y se gira mirando el panel del ascensor.
El ascensor se detiene en la planta número dieciocho.
Ismael abre los ojos como platos al fijarse con más detalle en el panel.
Ismael deja las bolsas y sale a prisa para ayudar a que Aymara ingrese más rápido.
El ascensor se vuelve a poner en movimiento.
Kiara se acerca con Aymara seguida por Ismael.
Ismael murmura: «Vamos, entrad, rápido.»
Las mujeres entran con rapidez al piso.
Ismael mira por instinto de nuevo hacia el panel.
El ascensor se detiene en la planta número cuatro.
Una gota de sudor cae por la sien derecha del hombre.
Ismael respira profundo, entra y cierra la puerta con llave.

Nueva escena de rol: Traslado complicado

Punto de vista: Romina

Comunidad de Madrid; Sláinte Social Club
Marian intercambia algunos gestos con los guardias de seguridad de la entrada, indicándoles que estén tranquilos.
Romina se marea por momentos, apoyándose con algo más de fuerza en Marian.
Marian da un leve respingo pero continúa adelante.
Las chicas salen del club.
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Ves un todoterreno reacondicionado, Eston Morten DTX, Lend River Iveko, Furd Fufa, Rinault Migane, un coche de la marca Xoaomi, y vehículo policial p3 aquí.
Hace una noche tranquila.
Marian se detiene a un costado de la plaza pensando un momento, sin quitarle la vista de encima a la joven.
Romina ve su coche estacionado a un par de metros de ellas
Dices: «eeeh miraaaa! M mi auto, podddemos irrrnos a cuarquierrr lugar coon ese. Yo manejo.»
Romina señala su coche
Marian sigue su señal con la mirada y asiente
Marian dice: «vamos, pero no podés manejar así, dame que lo hago yo mientras te recuperás.»
oyes un claxon cerca de aquí
Romina saca las llaves del coche de su bolso, tirando al suelo su móvil y alguna que otra cosa que tenía dentro de este
Murmuras: «peeero la concha ddee la loraa.»
Marian suspira levemente y la mira
Romina intenta agacharse pero ante el mareo, se vuelve a incorporar
Marian se tensa y la sostiene algo más firme
Marian dice: «tranquila, lo hago yo. Vos solo atajate todo lo que puedas.»
Romina asiente suspirando
Marian se agacha, libera una de sus manos y toma el móvil y el monedero de la chica del suelo
Dices: «che, sabés qué?»
Marian intenta meter las cosas de la chica al bolso que aún permanece abierto y la mira
Dices: «vavvamos a la mierrrda de acá y llamo a Magy, ellla es la u,única que me entiende y sabbbe que me gggusta tomar…ella m me va llevar a tomar.»
Marian cierra el bolso y vuelve a sostener a la chica, encaminándola hasta el coche.
Romina camina manteniendo las llaves en la mano libre.
Marian piensa por unos segundos, suspira y se decide a quitarle a Romina las llaves.
Romina la mira, furiosa.
oyes una discusión a lo lejos
vehículo policial p2 acava de llegar.
vehículo policial p2 apaga el motor.
Las puertas de vehículo policial p2 se abren.
rubén sale de vehículo policial p2.
Dices: «eeeh pepero qué haceeee pendddeja! me quitaron mi tragggo, vvvos me vas a quitarrrr el auto también? Ququé carajo les paaasa a todos conmigggo hoy?»
Marian la mira por un momento y va a desbloquear el coche.
rubén cierra vehículo policial p2
rubén camina hacia la entrada del club
Marian está por abrir el coche, se gira y la mira
Marian dice: «yo no te quiero quitar nada, solo no quiero que manejes así. Vení conmigo, por favor.»
rubén se detiene un momento antes de entrar
Romina se acerca a ella y la zarandea con algo de violencia
Marian se sobresalta un poco
Dices: «dddame mi llavvve y dejamé de joddder! querés?»
rubén se gira y ve a las chicas que pelean
rubén camina volviéndo hacia las chicas
Marian dice: «no, no podés manejar así!»
rubén dice: «buenas noches»
Romina intenta quitarle a marian la llave de las manos, tambaleándose violentamente.
rubén dice: «puedo saber lo que está ocurriendo?»
Marian se gira mirando a quien le habla
rubén mira a la chica que intenta quitarle las llaves
Romina se gira también
rubén dice: «soy policía»
Romina lo mira molesta
Marian dice: «señor buenas noches…disculpe, esta chica la tuve que sacar del club porque está tomada y…»
rubén asiente
Marian suspira con algo de alivio y asiente al hombre
rubén dice: «sí, lo estoy viendo»
Dices: «djéjenme en paz, la maddrdre que los parió, una n no puede tomar trranquila? »
rubén dice: «necesita que la acerque a algún lado? sabe que no puede manejar así verdad?»
Marian dice: «es lo que trato de explicarle, pero no entra en razón.»
rubén asiente
Dices: «sí, a alGgún lugarrr donde pueddda tomar, si es quque se puede. que ya vvveo que acá todddos son muy…pelotudddos.»
rubén mira a la chica
Marian niega.
rubén dice: «usted ya ha tomado bastante para seguir tomando más de la cuenta»
rubén dice: «lo noto en su voz»
Dices: «pero la puptptta que…yo sé hasta donddde puedo y quieiro tomarrr, si es mi plaaata, si yo pagggo, cual es eel puto prrroblema? qué harrrta me tienen!»
rubén dice: «y desprende un olor a alcohol que si le hago un control de alcoholemia ahora, estoy seguro que me dará un valor muy alto»
rubén mira a la chica que contiene a la ébria
Marian lo mira y sin querer agarra con menos fuerza a Romina.
rubén dice: «deme su nombre»
Romina se zafa del leve agarre que le tenía marian e intenta marcharse del lugar, pero pierde el equilibrio y se cae al suelo
Marian mira lo que sucede con Romina, luego mira al policía.
rubén dice: «tiene usted vivienda?»
Marian dice: «Marian Acosta, señor.»
Marian suspira y niega.
rubén dice: «muy bien, marian. necesito que me diga en que lugar vive para trasladarlas a ambas»
Marian dice: «me hospedo en un hotel, la podemos llevar ahí. habló de llamar a una tal magy, supongo ha de ser alguna familiar que tendrá casa.»
rubén mira a la chica tendida en el suelo
rubén dice: «muy bien»
Marian se gira y la mira también, preocupada.
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
gritas: «la puta maddrreeee!»
Romina tiene gestos de dolor en su expresión.
rubén dice: «ahora debe ayudarme a levantarla, yo soy hombre y no puedo tocarla porque me caería una multa y me expulsarían »
Observas un Dron cruzar toda la ciudad.
Marian dice: «sí, como no.»
rubén se acerca a la mujer
rubén dice: «sabe usted como se llama la ébria?»
Marian se acerca también
Romina los mira como puede
Marian dice: «ni tiempo tuve de preguntarle su nombre, me acerqué cuando ya en el club le estaban encarando para que no siguiera tomando más. Solo me preocupé por traerla fuera»
rubén mira a la ébria
rubén dice: «señorita, puede decirme su nombre?»
Romina se intenta levantar, sin éxito.
Marian se acerca y le vuelve a ofrecer las manos.
Romina mira a ambos, con gestos de estar conteniendo arcadas.
rubén la mira fijamente
Dices: «yo…yo m me lllamo…Romina.»
rubén asiente
alguien se ríe cerca de aquí
rubén dice: «muy bien, romina. vamos a ir a un hotel »
rubén dice: «a donde marian me diga»
Dices: «dejenmé en paz…queroo tomaar…quiieroo olvidaarrr…todo»
oyes una discusión cerca de aquí
rubén se gira al oír la discusión
rubén mira a marian
Marian le sostiene la mirada mientras le ofrece las manos a la chica
rubén se coloca al costado de romina
Romina intenta tomar las manos de Marian, respirando profundamente.
Marian arruga un poco la nariz de forma involuntaria al percibir el holor a alcohol.
Romina le toma las manos a la chica y se sienta, despacio.
rubén dice: «trata de que se ponga de pie, mientras abro el coche de ppolicía que está a unos metros»
Marian dice: «si señor.»
rubén camina rápidamente hasta el vehículo policial
rubén abre el coche.
rubén vuelve hacia las chicas
Marian dedica un tiempo a ayudar a romina a levantarse, consiguiéndolo finalmente.
Marian dice: «ya casi estamos, Romina. Tranquila»
rubén ve que marian ya levantó a romina y se acerca para llevarla al coche
rubén toma un brazo de romina
rubén dice: «vamos»
Dices: «en serrio…no piensan ddejarrme…son toddods unoss hijos dde su re mil puta»
rubén comienza a caminar hasta el vehículo
rubén dice: «sí, lo que usted diga»
Marian camina pendiente a la chica
rubén dice: «ahora vamos al coche»
rubén llega hasta donde está el coche
Romina no se percata de que quien la lleva es un policía, producto del nivel de inconsciencia.
Marian llega y la intenta adentrar por la puerta abierta.
rubén dice: «a ver como hacemos para entrarla »
Marian asiente al policía, mientras intenta meter suavemente a la chica hacia dentro.
rubén ayuda a que marian entre a romina al ccoche
Marian dice: «uff qué complicado…»
rubén toma a romina por la espalda y la sienta en el asiento trasero del coche
Finalmente ambas entran
vehículo policial p2
rubén entra en vehículo policial p2.
rubén cierra las puertas.
rubén se abrocha el cinturón
Marian se acomoda al lado de la chica en el asiento.
rubén coloca la llave en el cilindro de encendido, la gira y arranca el motor
rubén arranca el motor.
rubén dice: «ahora, donde vamos»
Marian lo mira
rubén dice: «a que hotel»
Romina no puede aguantar más y vomita, a penas teniendo tiempo de bajar la mirada y que sea en el piso del coche.
rubén suspira y pone cara de asco
Marian dice. «a preciados.»
rubén asiente
El vehículo se pone en marcha.
Marian también hace notar el asco en su expresión
rubén abre las ventanillas del coche
Romina se recuesta del asiento y entrecierra los ojos, aliviada.
rubén mira a marian
Marian le sostiene la mirada algo seria
rubén dice: «tenemos cinco minutos hasta preciados»
Romina se va quedando dormida, respirando un tanto acelerada
Marian dice: «sí, muchas gracias y disculpe…no pensé que pasaría eso…dios mío.»
rubén vuelve rápidamente la vista hacia la vía
Marian dice: «no sé como la gente se puede perder así…pero bueno.»
rubén dice: «estas cosas pasan»
Marian enfoca la vista hacia enfrente.
Romina duerme profundamente.
rubén dice: «algunos tterminan tan mal que terminan detenidos »
Marian dice: «me parece que si no hubiera sido por usted, ella se hubiera comportado de una forma algo más agresiva.»
rubén asiente
rubén dice: «ví como la ha zarandeado»
rubén dice: «he estado a punto de pedir refuerzos »
Marian dice: «sí, es una reacción típica de algunas personas alcoholizadas»
rubén dice: «así es»
Marian dice: «yo es que no estaba preparada para esto en realidad, por eso no la contuve mejor.»
rubén esquiva algunos coches
Marian suspira profundamente mirando de tanto en tanto a la chica dormida.
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
rubén estaciona al llegar a destino
Marian ve que el vehículo se ha detenido.
rubén quita la llave del cilindro de encendido, apagando el motor
rubén apaga el motor.
Marian dice: «ahora veamos como hacer, porque se durmió.»
rubén suspira y asiente
rubén dice: «habremos de despertarla no?»
Marian piensa
Marian dice: «supongo…»
rubén dice: «querés que la espose para que podamos moverla bien?»
Marian le toca levemente el hombro a Romina, a quien se le inclina la cabeza hacia un lado mientras sigue durmiendo.
rubén abre las puertas.
Marian mira al policía.
Marian dice: «imagino que sería lo mejor, ya que no estaría teniendo buen control sobre sus impulsos y probablemente, sobre sus reacciones físicas al carecer por completo de conciencia»
Marian mira a Romina, acercándose un poco más a ella.
Marian dice: «Romina? Me escuchás? Por favor despertate…»
rubén abre un maletín y saca unas esposas
Romina se mueve un poco, sin despertar.
rubén se baja del coche y se acerca hasta donde romina está sentada dormida
rubén toma los brazos de la chica y la esposa
Marian dice: «bajo y lo ayudo.»
rubén niega
rubén dice: «no, no hace falta»
Marian baja del coche y se acerca por detrás del policía, para recibir a la chica.
Marian se aparta y asiente
rubén saca a romina del coche como puede
Comunidad de Madrid; Calle de preciados.
Ves saet reacondicionado y vehículo policial p2 aquí.
rubén sale de vehículo policial p2.
Romina entreabre los ojos, alertada por el movimiento
rubén sostiene a romina esperando ahora sí que marian se acerque
Marian está a escasos centímetros de ellos
rubén mira a marian
rubén dice: «ahora podrías acercarte? pesa como una condenada »
rubén se parte de risa.
Marian se acerca y ayuda al policía a sostener el peso de la chica.
Marian sonríe levemente
rubén dice: «vamos al hotel»
escuchas música cerca de aquí.
Marian dice: «y eso que es delgadita, pero al no tener control de sí misma…»
rubén camina despacio tratando de entrar al hotel
rubén asiente
Marian entra al hotel sosteniendo a la chica junto con el policía
rubén entra en el hotel.
Comunidad de Madrid; Imperium Hotel
Ves Un botones aquí.
Te encuentras con rubén.
rubén saluda al botones
Marian se acerca con Romina a uno de los ascensores y ve que está abierto
rubén camina junto con las chicas
Marian dice: «que suerte.»
rubén dice: «sí, la verdad»
Murmuras: «qué…ququée…papasa.»
Marian mira a la chica.
Marian dice: «ya casi estamos.»
rubén entra al ascensor
Marian entra al ascensor sosteniendo a romina
rubén dice: «a que planta vamos?»
Marian dice: «a la 2, por favor.»
rubén pulsa el botón de la planta dos
el ascensor cierra sus puertas y se pone en movimiento
Marian mira a Romina, que sigue semi consciente.
Murmuras: «dondde…dondee…mm donde toy.»
el ascensor llega y abre sus puertas
rubén dice: «bueno, ahora a su habitación»
Marian ve que el ascensor se abre y avanza con la chica.
rubén abanza tomando a romina para que no se le caiga a marian
Marian asiente
Romina se deja guiar
rubén sale del ascensor
Marian dice: «un momento, que saco la tarjeta.»
rubén asiente sosteniendo a romina
oyes el murmullo de la gente de la ciudad.
Marian rebusca como puede con la mano libre en el bolso, sacando la tarjeta magnética.
Marian mira los números, encontrando el de su habitación.
rubén mira a marian
Marian dice: «es allá, vamos»
rubén camina
rubén dice: «sabe si tomó algo más que alcohol?»
Marian piensa por un momento, mientras introduce la tarjeta magnética y abre la puerta de la habitación.
Marian entra sosteniendo a la chica a la habitación, mira al policía dispuesta a responderle
rubén se adentra en la habitación acercándose a la cama
Marian dice: «hasta donde tengo entendido solo alcohol, no llegué a observar nada como drogas o así, en todo momento de hecho se mantenía sola y algo apartada de la multitud.»
rubén dice: «tengo entendido que no se pueden consumir drogas en el club»
rubén dice: «pero tendré que averiguar eso»
Marian asiente mientras intenta colocar a la chica en la cama.
Romina murmura entre dientes sin que se le entienda nada
rubén coloca a romina en la cama
Marian dice: «según entendí es un club exclusivo, es la primera vez que voy. Pero pienso que no permitirán el consumo de estupefacientes, o al menos son muy vigilantes con eso.»
rubén asiente
Marian ve que la chica esté bien ubicada y asiente, luego dirige la vista hacia el policía
rubén dice: «conoció a la chica recién hoy? o ya la tenía vista de antes»
Marian dice: «solo hoy, acudí a la fiesta de electrónica a pasar un buen rato y la vi, me llamó la atención y me decidí a intervenir para ver si podía ayudarla con algo.»
rubén asiente
Marian dice: «muchísimas gracias…creo que acá ya puedo quedarme yo con ella»
rubén dice: «muy bien, gracias por ayudar a la chica y por colaborar conmigo»
rubén dice: «soy rubén torres»
Marian dice: «espero poder contactar con un familiar o alguien allegado a ella y que esto tenga solución…»
rubén saca una targeta y se la entrega a la chica
rubén asiente
rubén dice: «sugiero que le de un café»
Marian recibe la tarjeta, la mira por encima y se la guarda
Marian dice: «muchas gracias señor rubén…le contacto si es que no logro encontrar a algún familiar, tal vez me sea de ayuda para buscarlo.»
rubén asiente
rubén dice: «hágame caso, haga que tome un café»
Marian dice: «sí, se lo daré en momentos.»
rubén asiente
Marian vuelve a asentir
rubén dice: «muy bien, ahora debo irme»
Romina se ha vuelto a dormir, con una forma de respirar algo extraña, parecida a un ronquido.
rubén se gira para salir de la habitación
Marian asiente y mira las manos esposadas de la chica
rubén camina hacia la puerta
Marian dice: «disculpe, no le va quitar eso?»
rubén se gira al oír a la chica
Marian sonríe un poco
rubén dice: «quitarle que?»
Marian señala las esposas sonriendo
rubén ve las esposas y pone cara de recordar
Marian dice: «capaz le hagan falta»
rubén dice: «como me olvidé…»
rubén se parte de risa.
Marian se parte de risa
rubén camina hasta romina
Marian se mantiene a un lateral de la cama, mirando trabajar al policía
rubén saca las llaves de su pantalón y le quita las esposas a la chica
rubén guarda las llaves
Marian lo mira y asiente
rubén toma las esposas y queda con ellas en su mano
rubén dice: «muy bien, ahora sí»
Marian asiente
rubén dice: «tenga buena noche, guapa»
Marian dice: «gracias, tenga usted una buena guardia.»
rubén camina para salir nuevamente de la habitación
Marian sonríe ante el cumplido
rubén dice: «casualmente ya estaba terminando, estaba por ir a comprar un bocata en el club»
Marian dice: «entiendo…buena cena madrugadora, entonces.»
rubén dice: «gracias, marian»
Marian lo mira con la cara algo más relajada.
rubén dice: «me temo que me iré a dormir sin cenar»
rubén abre la puerta de la habitación
rubén sale de la habitación.
Marian se queda mirando como el policía sale y luego desvía la mirada hacia Romina de nuevo, pensando en cómo procederá con ella a partir de ahora.

Nueva Escena de Rol: Me Tengo Que Ir

Punto de vista: Luci

Música actual suena a todo volumen.
luci devuelve la llave de su habitación y se despide de la recepcionista
Música actual suena a todo volumen.
Sales.
Comunidad de Madrid; Sláinte Social Club
Salidas visibles: fuera
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Ves un todoterreno reacondicionado, Eston Morten DTX, Lend River Iveko, Furd Fufa, Rinault Migane, un coche de la marca Xoaomi, y vehículo policial p3 aquí.
Salidas visibles: norte, oeste, este, sur, sureste, y club
Hace un día tranquilo.
camina con paso firme hasta la peluquería y se observa el maquillaje, revisa bien que no tenga ojeras
Comunidad de Madrid; Calle de alcalá.
Ves Kukuki Escudo aquí.
Salidas visibles: oeste, este, sur, norte, peluqueria, y calle-de-odonell
Salón de Belleza Imperium Haircut.
Ves Una estilista y Una manicurista aquí.
Salidas visibles: fuera
luci entra y sonríe a la manicurista y a la estilista
después de un rato sale con el cabello organizado y las manos organizadas
Comunidad de Madrid; Calle de alcalá.
Ves Kukuki Escudo aquí.
Salidas visibles: oeste, este, sur, norte, peluqueria, y calle-de-odonell
Hace un día tranquilo.
luci sale de la peluquería, escribe a cheslai y a algunas otras personas que ha conocido en el lugar y emprende un viaje a lérida con planes en la cabeza.
pasa por la casa de zulema antes de irse, pero no ve ni a una ni a otra chica, sube hasta el piso de soledad y tampoco la encuentra, aprieta los labios y inicia su viaje.