• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: La luna en la tierra 3 (El girasol renace)

Punto de vista: Fiorella

Abro los ojos muy despacio, la luz fluorescente del bendito techo me agobia y esto hace que de un quejido.

EN un minuto los ojos marrones de mi hermana me escudriñan y una gran sonrisa le ilumina el rostro moreno.

Recientemente ha perdido su trabajo en la tienda de Enma, pero lo compensa trabajando fuerte para un restaurante vendiendo hamburguesas y llendo a la universidad.

Trisha y yo nos llevamos bastante mal, pero en el fondo sé que se preocupa por mí, es simplemente que me tiene algo de celos, o bueno esa es mi teoría.
Me restriego los ojos, presto mayor atención y veo un gatito de peluche en sus manos, o no? se está… moviendo?
Trisha dice con acento madrileño: «Mejor c´llate que lo he metido en mi bolso, si se catan estamos en una movida gorda.
Veo como vuelve a meter el gatito alvino en su volso y a continuación sale de la habitación, le pasa el volso a alguien que no veo muy bien y me quedo completamente sola.

Tengo las gafas empañadas y no veo muy bien, además de estar tiritando y tener mucho frío.

Tengo un cosito de suero conectado por vena y veo entrar a una enfermera a la habitación.

Dulce dice con acento italiano: «Ciao, principesa Veamos, cómo te llamas?»
Dices: «Me llamo fiorella García, vivo en la torre alta de plaza españa y mi casa está en la planta número 23.
Dulce asiente con una gran sonrisa.
Dices: «Tengo una hermana llamada Trisha, mi papi se llama Manuel y mamá se llama Soledad y son policía y soldado, mi hermana es estudiante de botánica».
Dulce anota todo lo que le digo en una pequeña libretita, luego me quita las gafas, las limpia y me las vuelve a poner.
Dulce dice con acento italiano: «Perfecto, principesa, pues ya estás perfecta para que te vea tu mami, vale?»
Asiento mientras noto como el mareo se me va pasando despacio, la enfermera me deja una cajita de zumo para… no sé para que pero me la bebo.
Veo entrar a Luna y me maravillo una vez más con su piel blanquísima, yo heredé la piel morena de mi madre y las pecas de papá, al igual que sus ojos, Trisha es todo lo contrario a mí.
Luna dice con acento peruano: «Hola, bonita, cómo estás?»
Sonrío, adoro que me digan bonita.
Dices: «Bien, y tú?
luna juega nerviosamente con su flequillo, observo las mechas azules que le cubren el cabello y comprendo la razón por la que Sol quiere ser como ella.
TIene un halo de misterio que la rodea y me fascina al igual que fascinaría a cualquiera.
Luna pone una blanca mano en mi brazo, tiene mas o menos seis pulseras en el brazo, algunas de cadenas y otras de piedrecitas, pero la que más llama mi atención es una de piedrecitas de colores.
La toco a toda velocidad con la otra mano, tengo las uñas sucias de jugar con plastilina, aunque lo que más me gusta son los puzles.
Luna sigue mi mirada y se quita la pulsera.
Luna dice con acento peruano: «SSon cuarzos sirben para recolectar energía y…»
De repente me mira como si hubiese hablado demasiado y se vuelve a poner la pulsera, cierra los ojos y luego se encamina a la puerta de la habittación, la abre y entra Sol. Se ve muy guapa con el rostro descubierto.
Sol se me acerca corriendo, me fijo en su vestido azul. Hablamos un rato hasta que Dulce vuelve y me dice que me puedo marchar a casa.

Salgo y veo a mamá en la puerta del hospital, tiene su uniforme policial y la placa puesta, el cabello sugeto en una tensa cola de caballo y la mirada preocupada y enfadada, aunque su enfado no parece estar dirigido a mí ni a mi hermana.
A su lado veo a papá y el corazón se me acelera, es raro ver a papá aallí, defino que lo que me ha sucedido fue grabe.
Dices: «Papi!»
Salgo corriendo hacia él y lo abrazo. Sol va a mi lado y se queda mirando a sus padres, justo al lado de los míos.
Soledad dice con acento argentino: «Bueno, señora Allen, nos vemos mañana en el colegio de las chicas para hablar con los López, lo que no voy a permitir es que me vean la cara de boluda y me vengan a joder a la nena».
Papi me suelta y Veo a trisha mirando con lo que parece envidia a Luna, Trisha cada vez tiene una personalidad más cerrada, anda con gente rara y no me gusta que casi no esté en casa.
Mamá me mira y me sonríe, se me acerca y me abraza, hace un año que se ha hecho un flequillo chulísimo que le enmarca el rostro.
Mis padres estuvieron a punto de separarse pero lo han arreglado. Fue una época horrible, pero bueno, por suerte se ha terminado.
Soledad dice con acento argentino: «Cómo te sentís, nenita? tengo algo para vos».
Dices: «De verdad? qué es?»
Mamá saca una volsita de chuches de su volsillo y me los entrega, los ocho salimos del hospital, yo en brazos de papi y nos acercamos a nuestros coches.
Trisha se sube sin despedirse de los Allen, yo me abrazo a Sol y a Luna y las veo subirse a su coche.
Mamá ha trabajado muchísimo para que tengamos este coche
Veo a papá mirarla con afecto y a trisha sacar su móvil, yo también saco el mío y observo mensajes de Saru.
Whatslife:
Saru: Lo siento, ciela, pero es que teníamos que darle una lección a sol. Nosotres no estamos de acuerdo con el extremismo.
Saru: Ciela? estas?
Saru: OYE
saru: Joder, ciela, me haces sentir irritade, he visto k los medicos han venido a por ti y me siento preocupade.
Saru: como estas
saru: ciela?
Saru: contesta
*fin del whatslife*
Dejo el móvil a un lado, me siento muy enfadada con Saru, y comprendo a Sol, encima es que me lo había dicho, joder, como me fastidia.

Miro de reojo el móvil de trisha y sonrío al ver que observa un video de BlanK, la globaltuver de moda.
Soledad dice con acento argentino: «Bueno, niñas bájense y suban para la casa, yo vuelvo a trabajar (mira a mi padre) QUerido, te podés quedar pendiente de Fiore?»
Papá asiente y sale del coche, me abraza y me saca del mismo.
Subimos al ascensor mientras Trisha observa a papá con cara de limón exprimido, Trisha solo quiere a mamá y es a la única a la que le rinde cuentas.
Entramos a casa y papá me lleva hasta mi habitación, me acuesta en la cama y siendo como es, un tipo de pocas palabras dice: «Duerme, hijita mía, duerme».

Papá se marcha y yo me acurruco hasta poder cerrar los ojitos.

Nueva escena de rol: La luna en la tierra 2 (Entre el sol y el girasol)

Punto de vista: Sol

Dices: Os lo voy a contar.
*Inicio del recuerdo*
Doy un beso en la mejilla a mamá y salgo directamente a la parada del autobús.

Mi uniforme del colegio privado me gusta mucho, lo que no me gusta tanto es madrugar, y eso que en el instituto tendré que despertarme a las siete de la mañana.
Saco el móvil que me han regalado para mi cumpleaños y lo desbloqueo
Tengo un mensaje de Fiore, dice que nos vemos aquí.
Observo para todas partes y la veo acercarse con su madre, sonrío, Fiore sigue aparentando nueve años aunque tenga once.
Dices: «Fiorella!»
Fiore me ve y corre hacia mí, me abraza y me sonríe, somos mejores amigas desde que tenemos tres años.
Soledad dice con acento argentino: «Bueno nenita, te dejo acá con tu amiguita, nos vemos en la noche.»
Fiore asiente y doña Soledad le da un beso en la frente.

Fiore y yo nos sentamos en el banco y nos ponemos a hablar sobre nuestro último día de clases, saca una bufanda blanca de su mochila y me la enseña.
Fiorella dice: «Es para la maestra, te gusta?»
Sonrío, seguro que la ha hecho ella con sus propias manos, Fiorella tiene un estilo que pocas veces he visto en gente de nuestra clase, y es el lema de: Hazlo todo por tu cuenta. Muy gótico, si me lo preguntan, aunque claro, yo aspiro a ser emo un día de estos.
Me gustan los emos como mi hermana Luna, ella tiene un gran estilo y muchísimo suag para vestir.

Veo a Sara acercarse y lo que hace a continuación me acelera el corazón a cien.
Sara es una chica intersexual que lucha porque la llamemos de elle, cosa que a mí me parece una tontería pero que Fiore respeta.
Sara dice: «Hola, Chiques».
Dices: «Nosotras si smos chicas»
Fiorella dice: «Hola, Saru, cómo estás?
No me gusta que le llame Saru, saru es la espada de un samurai en un anime que me flipa y Sarita no es una espada.
Sara dice: «Pues bien, un poco agobiade con la gente que no entiende eso del respeto a les persones.
Bufo, pero si ella es la primera en hacer bullying a otras personas, es una contradicción andante. No me contengo y le respondo:
Dices: «MIra quien habla»
Sara me mira con cara de culo y se aleja de nosotras, o debería decir nosotres? Como sea, paso a utilizar el lema de mi hermana: Paso de todo el puto multiverso.

Ahora la que tiene cara de limón exprimido soy yo, Fiore me murmura que me tranquilice pero al entrar al autobús las veo ocupando nuestro sitio; vuelvo a pensar en mi hermana Luna: Paso de todo el puto multiverso.
Nota mental: Hacerle una camiseta a Luna que pong a paso de todo el puto multiverso.
Paso de Sara, o Saru, como sea, y nos sentamos en el fondo del todo, Fiorella me mira con extrañeza desde sus gafas rosa, hace unos meses que le han detectado miopía y ahora sus curiosos ojos azules se ven cubiertos por un par de lentes bastante gruesos, aunque no sé si en algún momento la operarán para quitarse la miopi.
Fiorella dice: «Would you be the savior of the broken?»
Dices: «No y menos de ella, simplemente me irrita»
Fiorella sonríe y me abraza, al llegar al cole y bajarnos del autobús le entrega la bufanda a la maestra y es en ese instante en el que descubro el detalle que hace que explote de ira. La bufanda tiene un chicle pegado.
Lo siento, Luna, no puedo pasar del puto multiverso.
Arranco el chicle a toda velocidad de la bufanda y me acerco a Sara, se lo pego en el corto cabello negro y la abrazo por la espalda.
Murmuras: «Que te den, zorra».
La maestra me ve y se pone a gritarme como loca, vale, soy bastante lianta en el cole, pero es nuestro último día y tengo que hacer que Sara pague por todo el bullying hecho.

Después de la bronca de la profe me limito a tomar clases de cono y de historia en silencio absoluto, tal vez sea lianta, pero soy hermana de Luna Allen, una chica que pasa del puto multiverso y yo quiero ser como ella.

Salimos al recreo y entramos al baño, nos mezclamos entre barias chicas y saludo a Skye y a Rocío, unas compañeras de clase, Fiore entra al baño y yo entro al otro cubículo.
Meo con gran satisfacción y salgo a organizarme el flequillo ante el espejo, saco de mi mochila un par de pendientes de mi hermana con forma de luna menguante y me los pongo. Obviamente le quedan mejor a ella, pero bueno, por un lado se ha de empezar.

Fiore sale y se ríe de mí, ambas vamos a la puerta entre bromas y me fijo entonces en que la puerta está cerrada.
Intento abrir.
No se abre.
Bufo y le pego un puñetazo, la puta puerta no se abre.
Dices: «Puta puerta»
Fiorella empieza a entrar en pánico y en ese instante descubro que es… ¿Bañofóbica?

No lo sé, pero le dan fobia los lugares pequeños, o mas bien quedarse encerrada en uno, ahora que caigo en cuenta comprendo porqué siempre va por las escaleras hasta su planta.

La intento calmar, empiezo a jugar con los pendientes de mi hermana y le cuento una historia, tal y como hacía luna cuando yo tenía mis crisis de ansiedad en casa de la tita Rocío cuando discutía con el tito Paco.

No funciona, se me ilumina la bombilla, saco el móvil, sin cobertura. Le arrebato el móvil a Fiore, sin cobertura. ¿Pero qué mierda es esto?

Suena el timbre para regresar a clase y seguimos dentro del baño.
**Fin del recuerdo*

Dices: Y eso fue lo que pasó, al final Fiore se desmalló, la profesora nos encontró después de una hora y ahora FIore está en el hospital con su hermana Trisha y yo… bueno, yo terminé en la oficina del director con Sara y han enviado notas a nuestros padres, dicen que quieren que los señores López y mamá se encuentren en el instituto.

Veo como mi hermana bufa, se acabó su lema de pasar de todo el puto multiverso, odia que se metan conmigo, sé que soy una de las personas que más le importan y que odia que me quiera parecer a ella.

Luna dice con acento peruano: «Dime que esas tontas tamién obtuvieron lo suyo.
Morgana dice con acento madrileño: «Lunática, mejor calla, lo importante, preciosa, es que ya pasó el chaparrón y…»
Dices: «Yo quiero venganza, quiero que se fastidien, quiero que sientan lo que sentimos FIore y yo en el baño, es más, cuando sea mayor seré psicóloga solo para joderle la mente a la gente como ella»
Ligeia dice: «Hombre que para considerarse no binario hay que estar un poco ido de la olla»
Morgana asiente
Mi hermana se pone en pie y cierra los puños, justo en ese instante mamá aparece en la puerta y me mira desde sus grandes ojos azules, me encantan sus ojos, aunque yo heredé los marrones de papá.
Los ojos de luna refuljen de ira, o bueno el ojo que puedo ver ya que el flequillo le tapa el otro ojo.
Me acurruco en mi cama, solo he visto a Luna tan enfadada cuando se meten conmigo, las dos pincitas que le adornan el cabello tiemblan con el resto de su cuerpo.

Ligeia se me acerca y me abraza muy fuerte, mamá toma mi mochila y saca mi agenda, empieza a leer la nota y veo como se pone furiosa a medida de que lee.
Helena dice con acento peruano: «Pero que hija de…»
Luna se acerca a la agenda y es en ese instante en el que mamá la levanta para que podamos leer todas la nota:
Señora Allen, su hija está siendo víctima de bullyng, nosotros desde el centro pensamos que es algo que se ha podido buscar, pero sería bueno que se presentase mañana mismo, disculpándonos de antemano por las molestias y comprendiendo que hoy ha sido el último día de clase
informamos de que es muy posible que Solángel Allen no venga a la graduación de sexto de primaria.

Atentamente: maestra Rosabella García.

Y es en ese instante en el que arde mi casa, mamá se pone a gritar como loca, Luna la saca de mi habitación y papá entra al piso.
Lig y Argán se quedan conmigo mientras mi padre, mi madre y mi hermana discuten quien irá al día siguiente. Al final se decide que lo haga Luna después de su entrevista de trabajo. ¿Entrevista de trabajo?
Me alegro por mi hermana.
Mamá se acerca a mi habitación y se sienta en mi cama.
Helena dice con acento peruano: «Ligeia, MOrgana, os podéis marchar por favor?»
Morgana dice: «Sí, sí, sí, claro, cómo no? señora Allen, que tenga un buen día».
Ligeia dice: «Cuídate, Nena»
Ambas chicas se van y mi madre me observa desde su corto cabello rubio, me quita el flequillo de la cara y lanza una mirada furiosa a mi hermana al fijarse en mis… orejas. ¡Mierda, los pendientes!

Dices: «Mamá, yo… puedo explicarlo»
Mi madre me quita los pendientes con cariño y luego me abraza con tanta fuerza que creo que toseré una costilla.

Murmuras: «Mami, aléjate, necesito… aire»
Mamá se aleja y se pone en pie.
Helena dice con acento peruano: «Solángel cámbiate de ropa, iremos a ver a tu amiga al hospital, Soledad ha de estar que se sube por las paredes.

Me pongo en pie y miro entre mi ropa, elijo un vestido de flores azules y me cambio, tengo el cabello enredado y desorganizado pero no importa, voy a ver a Fiore.

Me miro al espejo,tengo los ojos irritados y rojos de tanto llorar y necesito mis pendientes. Veo a mi hermana mayor por el espejo.
Luna dice con acento peruano: «Toma, te los regalo, por el mal trago del día de hoy»
recibo los pendientes con mucha emoción, Luna jamás regalanada y menos si es joyería, es en ese momento en el que veo como pasa un collar por mi cuello y abro mucho los ojos.
Es su media luna de nacimiento, yo tengo un sol de oro y la suya es una luna de oro blanco.
Luna dice con acento peruano: «Esta te la presto porque es muy especial para mí, pero te traerá suerte, eso seguro».
La veo tocarse el cuello de forma nerviosa, lleva unas sinverse negras con blanco y unvestido deportivo de color negro con un chaleco de cuadros blancos y negros.
me toma de la mano y me mira, aleja el flequillo de mi rostro y lo sugeta con las dos pinzas con las que se decora el cabello.
Luna dice con acento peruano: «Al ataque, Balquiria».

Nueva escena de rol: La luna en la tierra

Punto de vista: Luna

The one pilots suena a todo volumen en mis auriculares mientras tarareo la canción y la bailo.

Me pongo los calcetines a toda velocidad y me acomodo el flequillo después.

Helena dice con acento peruano» Luna Hallen! son las siete:30 vas a llegar tarde al instituto!»
Paso de mi madre, miro la pantalla del móvil, hay comentarios en mi blog de moda y un aununcio de una mujer que busca chica de dieciseis años para trabajar en su tienda.
Abro el anuncio, veo la tienda y busco un chicle en mi mochila.

Salgo con el chicle en la boca, mi madre me espera en la puerta, tiene el ceño fruncido y eso consigue que me encoja de hombros.
Mi hermana Solángel me saluda desde su habitación.

Le saco el dedo del medio, cosa que consigue que mi madre me grite, y luego salgo de casa.

La canción se cambia a otra de The one Pilots y entro al ascensor
Bufo mientras jugueteo con mi flequillo, es una manía que tengo, todos los emos tenemos esta mala costumbre de jugar con nuestro flequillo.

Tomo el móvil y observo la tienda afrodita, abro el uvicalife y meto la ruta.

Salgo del ascensor pensando en mi hermanita, solo tiene once años y a penas va a empezar la ESO, no sabe lo que la espera, puto instituto, lo odio, odio ir y odio a la gente, si no fuese por Geia y Morgana que me visitan de vez en cuando osiblemente no iría.

Las conocí en una exivición de pinturas que me fliparon.

Pongo mi canción preferida de the one pilots y me meto por una calle para llegar antes a preciados. Odio a madrid, es putamente radial y te puto pierdes.

Cantas: OO, oowww ooo oowww
Llego a preciados y miro algunos comentarios de mi blog sobre moda. ¿Dije que tengo un blog sobre moda? Amo la moda, y a One the pilots.
Cantas: OO, Owwww, owww owww ou u ou.
Entro a afrodita y me entretengo mirando los poemas que hay en el suelo, son preciosos, reconozco algunos de ellos y sonrío, eso me hace sentirme culta.
Me distraigo observando ropa gótica, me mola como se visten los góticos aunque hay muchos demasiado extremistas.
Piensas: hablando de extremistas»
Una mujer pasa ante mí, es gootpunk, pero su estilo es netamente negro y carece de color. O tal vez me equivoqué y es una dark? ni idea, el caso que es una extremista y las odio.
Veo a una chica que me quita el aliento, tiene orejas de elfo ¡Tiene orejas de elfo!
Me suena de alguna parte pero no sé de donde, me acerco y saco mi currículum de la mochila, siempre cargo un par de copias por si se me abre alguna puerta, eso y una autorización firmada de mis padres para trabajar.

Papá y mamá son muy unidos, son como uña y mugre, se adoran y me han dado un hogar muy estable, qitando que la única inestable de la familia soy yo.

¿No me he presentado? Soy Luna Allen, hija de Adolfo Allen y Helena López.
Tengo 16 años, hechos el cinco de mayo de este año.

¿En qué estaba? Ah, sí, la señora extremista, total, que miro hacia la caja y me fijo en la chica con orejas de elfo, tiene los ojos enormes y grises y una mirada seria. Seria pero me mola, me mola la gente seria, la gente callada, interesante… y ¡ah, sí! he dejado mi curriculum
Bueno, el caso, que dejo mi curriculum y me marcho al instituto, veo a la chica rubia salir detrás de mí y seguirme a lo largo del camino, paso de ella; paso de todo el mundo, a decir verdad.

AL llegar a clases me cuelo en audiovisuales y me siento al final del todo, suspiro de alibio al darme cuenta de que la profesora no ha llegado y saco mi libreta.

Escucho la clase a medias, saco el móvil y lo acomodo debajo del pupitre para poder hablar en el grupo de las mitológicas.
El grupo de las mitológicas es un grupo que hicimos Geia, Ana y yo para poder hablar tranquilamente.

Las mitológicas:
Geia: manda un stiquer de su profesora que pone: tu arte harta.
Morgana: Cállate y mejor préstale atención a la clase, yo estoy hasta los obarios de la profesora de técnicas de pintura.
Geia: Silencio, Ana
Morgana: Silencio por qué joder?
Tü: Callaros, que me tengo que aguantar la puta clase de audiovisuales y lo que quiero es dibujo.
Geia: Pero dibujo técnico o el otro?
Morgana: Obvio que dibujo creativo.
Tü: Cualquiera de los dos, audiovisuales es un coñazo.
Geia: Pues a mí me gustaba.
Morgana: A mí me gustaba más el dibujo creativo, así podía dibujarte <3 Geia: tú lanzando cumplidos en un chat grupal? Tú: Pero tío, usad el chat pribado. Morgana: YO hago lo que me sale del jodido coño, a ver si nos aclaramos. va, Lunática, ánimo que esa clase se termina rápido 🖤 fin del chat ** Dejo el móvil y observo la hora, efectivamente ha pasado tiempo suficiente como para observar ropa por globalnet Bufo, se han puesto de moda los colores brillantes y los nudes, jodida gente sin estilo. Espero hasta el final de la clase y salgo a la segunda hora, en el pasillo veo a la chica rubia en el patio del instituto pintando, me llama la atención así que me fijo en lo que hace junto a dos chicos, de los cuales paso, y me llama la atención la gama de azules que usa. Entro a dibujo creativo y me paso toda la clase dibujando hadas y seres feéricos; son mis seres preferidos, las hadas. Me paso toda la mañana fijándome en el mural que pinta la chica y al final de la mañana lo observo, es una rusalka, una jodida rusalka. Me mola como pinta, aunque me molan más sus orejas. Espero hasta que se aleja de algunas personas y Geia y Ana se me acercan de repente. Geia me sonríe con aquellos ojos ambarinos tan extraños y Ana me tiende la mano. Las saludo y me vuelvo a fijar en la orejielfa. Me mola su camiseta: "Vendemos humo" Me acerco a ella y la felicito por la rusalka, me fijo en su mirada, parece mirarme de forma extraña. Paso de ella y salgo con Ana y con Geia del instituto. Dices: "QUé pasa, chicas? Ligeia dice con acento madrileño: "Nosotras bien, y tú?" Dices: "Yo bien, una puta mierda, como siempre, pero se sobrevive" Morgana bufa y se acomoda el cabello detrás de la oreja. Morgana dice con acento madrileño: "Venga ya, Seguro que no es tan malo, a mí las jodidas artes siempre me gustaron" Ligeia dice con acento madrileño: "Y dale con el jodido esto, jodido aquello" Dices: "Pues yo debo decir que me alegro de que por fin estéis saliendo". Me fijo en la vestimenta de Ligeia, lleva un vestido corto de color azul y se ha quitado del cabello las mechas azules, dejándole su rubio natural; aunque eso no es novedad para mí, quiero decir, ya lo había visto en su instalife. Morgana lleva un conjunto de sort y camiseta negros con la frase: Me la suda que no te la sude Río al ver su camiseta y decido hablarles de la chica con orejas de elfo mientras nos encaminamos a mi casa. Ana se ha dejado las puntas del cabello violeta. Falta un mes para el cumple número 20 de Geia y eso me pone muy feliz, ya van en segundo año de carrera y ambas estudian algo que las llena, ojalá me suceda lo mismo al terminar bachiller. Dices: "Oye, chicas, he conocido a alguien que me ha llamado la atención, tiene orejas de elfo y hace grafitis" Ligeia dice con acento madrileño: "Y está en tu clase?" Morgana dice con acento madrileño: "Fijo que ni se ha fijado" Dices: "Qué bien me conoces, eh, cabrona" Palmeo la espalda de Morgana y siento mi móvil vibrar. Lo saco y observo un correo nuevo, abro cybermail y leo el asunto: Tienda afrodita, entrevista de trabajo" Buenos días: Enma Beloba se pone en contacto con usted para informarle de que su curriculum ha sido revisado con suma atención y nos ha parecido interesante. ¿Cuándo podría presentarse para la entrevista? ATT: Tienda de ropa afrodita El estilo es algo más que un par de colores. Doy un gritito de emoción y les enseño el móvil a Geia y a Ana. Gritas: "Bien, joder! bien!" Morgana dice con acento madrileño: " A ver, también te digo que una entrevista no significa tener el trabajo" La fulmino con la mirada, o bueno, con la medio mirada, ya que el flequillo me cubre un ojo. Morgana dice con acento madrileño: "Que es coña, boba, fijo que te aceptan" Sonrío, o hago una mueca de sonrisa, que no, lector tonto, a ver si te piensas que los emos somos una panda de deprimidos, que va, sonreímos, lloramos, bailamos, nos emocionamos y vivimos en la máxima intensidad. Pego un brinco y llegamos al coche de Geia, recientemente ha aprobado el examen de conducción y ha conseguido un coche bastante barato, así que me acercarán a casa. Entramos al coche y ambas novias se van hablando de música mientras yo respondo al cybermail. Llegamos a casa y veo a mi hermanita llorando en su cama, mamá no está y papá tampoco, ambos son psicólogos y trabajan mucho tiempo. Para mala suerte de Solángel su habitación es lo primero que veo desde la puerta de entrada ya que es la del fondo y se le ha olvidado cerrar la puerta. departamento de la familia Allen El aroma a canela y grosellas llena el salón, ves paredes azules y cortinas añiles con dorado, los muebles tienen soles y lunas y la mesita de centro está hecha en cristal templado, coronada por una celcoba imperial. Fotos familiares adornan el recibidor, ves que en todas las fotografías destacan dos niñas, una alvina y la otra de cabello y ojos marrones. Cuando agachas la mirada lees en el felpudo: Familia Allen. Dejo las llaves en su sitio y camino a toda velocidad a la habitación, el cabello castaño de mi hermana cae por la cama en bucles indómitos mientras me observa desde sus ojillos marrones enrojecidos por el llanto. Sol dice con acento madrileño: "Vete, por favor" Me siento en su cama y le pongo la mano en la espalda, Geia y Ana se nos quedan mirando desde la puerta. La mirada de Sol se ilumina al verlas. Sol grita: ¡Lig! ¡Argán!" Morgana dice con acento madrileño: "QUe pasa, tronca" Ligeia dice con acento madrileño: "Hoola, cariño, por qué lloras?" Sol deja caer algunas lágrimas y se aleja el flequillo del ojo izquierdo. Sol dice con acento madrileño: "Os lo voy a contar"

Nueva escena de rol: Por uno más

Punto de vista: Faina

Abro los ojos, la tía Enma seguro está en su despacho trabajando.

Me acurruco más en las mantas, amo estos momentos de quedarme acurrucada en la cama en las mañanas.

Escucho a la tía Enma hablar por teléfono, la verdad es que llevo dos años viviendo en españa y me alegra enormemente que sea con ella, Enma es comprensiba y tranquila, además de que siempre está trabajando.

Me siento al fin, quito las mantas y me levanto, miro la litografía del desnudo femenino que me regaló Enma y leo mis sms a Atenea, deseo con todas mis fuerzas regalarle un cuadro de ella más joven, y tendría que hablar con la pintora.

Voy a la cocina y pongo a hacer café, me acerco de puntitas al despacho de mi tía y la veo dibujando, hace ya un par de meses que ha iniciado su colección de primavera y ahora se encargará de los góticos.

A mí en lo personal no me gustaba la forma de vestir que usaban ni ese maquillaje, pero si que tenía una debilidad en la ropa de mi tía y eran sus tops y sus pantalones campana.

Entro y la abrazo por la espalda, ella se quita lass gafas y me observa, sonrío y me acomodo a su lado, me acaricio el cabello rubio y veo una fotografía de Naia, Moria, Nekane y Tristán en la pared.

Ellos se han hecho muy buenos amigos aunque Moria tiene mi edad, o bueno un año más.

Cuando vine de Rusia me abrumó ver a mi tía completamente llena de cicatrices y en un estilo tan oscuro, pero vaya, que a ella la impactó verme
con las orejas élficas.

Desde pequeña me gustaron los elfos, y siempre quise parecerme a uno, así que al operarme las orejas y parecer una al fin a escondidas de mis padres y a los trece años.

Sí ya sé que te preguntarás como lo hice, bueno, hice firmar el documento de consentimiento a mi madre en una noche de borrachera y a mi padre y me fui con mi hermano gemelo al otro día directa al hospital, y cuando volví por casa hubo una pelea tan monumental que se plantearon por primera vez mandarme con la tía Enm.

Lo decidieron un año después cuando me descurieron pintando mi primer grafiti.

La verdad es que enviarme a españa fue la mejor decisión que pudieron tomar, la tía Enma aceptó desde el primer momento mis gustos raros y hasta los promueve.

Dices: «HOla tía Enm»
Enma dice: «Buenos días, Hadita»
Dices: «Rusalka, por favor»
La tía enma sonríe y me abraza de vuelta, luego vuelve a su trabajo y yo me dirijo hacia la cocina de nuevo.

Me siento en la mesacomedor y empiezo a beber mi café, acaricio mi enredado cabello rubio y me termino el café

Entro a la ducha y me desnudo, me miro al espejo y sonrío al ver algunas cicatrices y algunas estrías por las subidas y bajadas de peso constantes.

Entro a la ducha y me pongo a pensar en las Rusalkas.
Tal vez mi próximo mural sea una Rusalka en el agua de la vida y de la muerte junto a baba yaga.

Dices: «Claro!»
termino de ducharme a toda velocidad y salgo corriendo a la habitación
Miro entre mi ropa y decido ponerme una camiseta celeste que pone: Vendemos humo
y un leggins blancos y tomo mi mochila, guardo mis aerosoles y algunos pinceles y me dirijo al instituto.

dices: U-dá-chi, ´tita Enm.
Salgo de la casa y tomo el elevador, al entrar veo a Trisha, la ex de Dorian, ya tiene 18 años y su ensortijado cabello negro va sugeto en dos coletas, sé que ha empezado a estudiar derecho y que en el instituto ha terminado con buenas notas.

casi de todo me entero por la tía Enm, ya que yo casi no hablo con nadie.

Salgo de la torre después de despedirme y me encamino a la parada del autobús.

Subo al mismo y busco un sitio libre, Antandra me sonríe desde el final del autobús y me siento a su lado.

Dices: «La hija de la gran pentesilea.
Antandra dice: «La sobrina de Enma Belova»
Me fijo en su vestimenta, tiene un cuerpo que me encanta aunque vista como una especie de motera frustrada, sí bueno, ya sé que es feo pensar así, pero la tía enm me ha enseñado a pensar de esta forma. ¿Qué le voy a hacer?
Me siento a su lado y le observo el cabello mientras Lulú, mi mejor amiga, se acerca corriendo, tiene los grandes ojos avellana muy abiertos y la cabellera roja revuelta. «Seguro que no durmió bien» pienso mientras la veo acercarse, es madrileña, aunque de abuelos irlandeses, así que parece más extranjera que española.
Es en ese instante en el que me fijo que su polo negro no convina con su short azul y gruño, mi amiga quiere ser cosmetóloga en el futuro y es algo que admiro, pero de verdad, no puedo con eso, descuida mucho su aspecto para ser tan guapa.

Se pone a mi altura y saca un pastel de su espalda.
Lulú dice: «Feliz cumpleaños, bella!»
Me conmueve su acción, estoy cumpliendo dieciseis años y aunque a mi tía Enm fijo se le olvidó por tanto trabajo, a Lulú no se le ha olvidado y es algo que valoro enormemente.

tomo el pequeño pastel y la abrazo, es de glaseado verde (mi color preferido)
Lulú dice: «No te has peinado y se nota»
Antandra se echa a reír.

Anti, como le decimos las amigas, no es más que una compañera del bach de artes la cual ha terminado primero de bachiller, pero le han quedado algunas asignaturas de segundo y por esto mismo ha de ir de uelta al instituto.

Tengo entendido por lo poco que cuenta que tiene una situación familiar complicada, entonces tampoco me meto mucho y simplemente la dejo ser.

Antandra dice: «Así que es tu cumle? feliz cumple, mi grafitera preferida».
Sonrío y asiento, observo la pequeña tarta que me ha dado Lu, seguro que la ha comprado en el restaurante de matute, sabe que amo los pasteles de aquel lugar.

Le doy un mordisco mientras veo entrar a algunas chicas de cuarto de la ESO y a otras chicas de segundo de bachiller.

Nos quedamos hablando un rato todas en el autobús, al menos hasta que llegamos y alguien que nos quita el aliento a todas nos hace señas desde la puerta del instituto.
Haize y Haran nos esperan, son mejores amigos y están simplemente para comérselos.

Haizen es el más atractivo con su metro ochenta, sus ojos azules y su cuerpazo de espaldas anchas, solo hay una pega: es el novio de Lulú, y mi mejor amigo.

Haizen y yo nos conocimos al llegar a españa y adentrarme en el instituto, a esa yo de tercero de la ESO le daba pánico todo. Por otro lado estaba Haran, el mejor amigo de Haizen, con unos espectaculares ojos marrones y un precioso cabello negro.

Haran, como ya imaginas, es el novio de Antandra, y un gran grafitero bastante respetado por mí.

Dices: » Eh, chavales»

Haizen dice: «La cumpleañera»
Haran se me acerca y me da un golpecito en la espalda.
Ambos son grafiteros como yo y nos han pedido pintar un mural para el instituto en nuestro inicio como bachilleres.

Sonrío y le devuelvo el golpecito a Haran, Lulú se le acerca a su novio y se le pega al cuello, ambos son inseparables.

Vostezo y me encamino a clase, tenemos audiovisuales a primera, pero yo tengo un mural que hacer, así que por hacer novillos el día de mi cumple no veo gran problema.

Llego al patio del instituto con Haizen y Haras detrás, Lulú se ha ido a clase junto con Anti, Anti luego me pasará los apuntes, y LUlú estudia ciencias así que poco o nada se le puede hacer.

Siempre he pensado que los españoles están locos, la tía Enm secunda mi noción, pero bueno, somos uña y mugre, siempre juntas.

Haran dice: «Eh, rubia, tu tita ya ha hecho algo para los vampiros?»
Dices: «Está en ello, creo que se quiere acercar al gótico ligero».
Haizen dice: «Tu tía, con los góticos pastel, pero si parece morticia»
Saco un rollo de papel de mi mochila y lo estiendo sobre la pared, tomo un aerosol azul y empiezo a pintar el fondo.

El bsss bsss, bsss, del sprai hace que mis amigos se rían, sacan sus aerosoles azules y se ponen a pintar conmigo.

Los tres nos reímos muy felices, somos el trío calavera, los inseparables, los que siempre sonríen pese a que sus parejas sean unas amargadas.
No es el caso, pero Lulú al menos piensa que su novio no ha de ser un grafitero y Antandra me ha confesado que si está con Haran es porque espera que algún día deje el mundo del grafiti.
Yo en lo personal lo dudo, los tres estamos estudiando artes, y estamos pintando nuestro primer mural, va, soy la líder, pero qué mas da?

Dices: «Vamos a hacer un homenage a la mitología rusa»
Haran sonríe y asiente, ama mi cultura y eso lo hace simplemente adorable.
Haizen me observa.
Haizen dice: «Mostremos a baba yaga como una preciosa Rusalka»
Sonrío, que sepan lo que es una rusalka es mi culpa y algo que me emociona enormemente.

dices: «En realidad lo que pensaba era mostrarla como la anciana que es
Haizen dice: «Yo quiero una rusalka»

Me giro hacia ellos, Haran me observa fijamente sin mediar palabra.
Dices: «Seguid mis instrucciones y mirad el resultado»

Nos quedamos pintando en silencio durante toda la mañana, los tres sabemos lo importante que es un mural y lo valioso que es tener nuestro estilo.

Al final de la mañana observo el grafiti.

La temible baba yaga emerge de unas aguas corrientosas junto a una preciosa rusalka a la cual parece estar tocando, esta tiene un ojo abierto, en el cual no se ve pupila y el verdoso cabello cae indómito por el agua. A un lateral ves tres firmas: dos h y un infinito.

observo el mural con una gran sonrisa, es necesario tener muchísims agallas para hacer algo así, nos faltan detalles de baba yaga peero
nada que unos días de trabajo no solucionen.

Me quito la bata para pintar y me suelto el cabello, aquella mañana se me ha olvidado peinarme, pero bueno, cosas que pasan.
yho11:12 22/05/2022
Me encamino hacia el interior y muchos compañeros se me acercan para preguntarme por el mural, doy la vuelta y observo a Luna caminando hacia mí, ella si que parece una rusalka, tiene una belleza delicada con su alvinismo y su forma tan curiosa de vestir

es una chica emo, sé que adora la cultura japonesa y simplemnte yo la adoro a ella.

Luna es mi amor platónico, es la chica de la que llevo pillada desde tercero de la ESO, es la persona que ha hecho que me ponga la pulsera en la mano izquierda, es preciosa y perfecta.

Aunque en estos años solo hemos hablado tres veces, eh, no pienses que es por mí, no, es porque ella es súper tímida y a penas habla.

Luna camina hacia mí con paso lento, Morgana y Ligeia la acompañan, las tres son buenas amigas, aunque entre Ligeia y Morgana siempre pareció existir una química diferente.

Dejo a Lulú con la palabra en la boca y me encamino hacia ella, en ese instante lamento no haberme peinado esa mañana, ella lleva un precioso croptop violeta y unas medias rasgadas del mismo color junto a unos votines y unos sorts negros.

Dices: «Hola, Luna»
Luna me sonríe y el corazón se me para, se aleja el cabello negro del ojo azul y me mira fijamente.
Luna dice: «Lindo mural, me encantan las rusalkas»
Dices: «sabes lo que es una rusalka?»
Luna sonríe de lado y se me acerca, un poco más, a esta altura puedo sentir su perfume

Luna dice: «Claro, tengo a una delante»
Me impacto por su respuesta tan directa, me ha llamado Rusalka, a mí?

trago saliva
Se supone que Luna es tímida y nunca diría algo así.

Me la quedo mirando mientras se se da la vuelta y se marcha, el corto cabello negro perfilándole el rostro.

Me alejo hacia Lulú como en una nube, definitivamente, una buena forma de pasar mi cumple.

Nueva escena de rol: Una irlandesa en madrid

Punto de vista: Alina

Mi nombre es Alina MC Brain, hija de Ada Brain y de padre desconocido, provengo de Andraim, un lugar con muchísimas historias por contar.
Desde pequeña me ha interesado la magia, los fantasmas, las energías, todo aquello que la gente común conoce como esoterismo.

Alina deja el documento que estaba escribiendo, pone el cuaderno a un lado y empieza a comerse sus tostadas con café.
Alina relee una y otra vez su diario personal, lo ha comprado al llegar a Madrid, una ciudad con muchísima gente y muchísimo ruido, nada insuperable por lo visto, ya que al menos ella, con su inglés fluido y su español rudimentario se ha manejado muy bien en la semana en España.
Lo primero que ha hecho ha sido alquilar una habitación en una pensión y lo segundo, ir a el retiro a leer manos a algunas personas para costearse la estancia en el lugar.

Alina se pone en pie después de comer y se aleja del lugar, tiene que ir a ayudar a envasar carne al vacío en una carnicería que queda bastante lejos para poder costearse algunas cosas.

Ya ha puesto en su lifeboook que es tarotista, o bueno, mas bien ha puesto que es bruja, por aquello de que a la gente los tecnicismos no les va y si encima sumamos que, es nueva en el país y que todo lo pone en inglés y algunas palabras chapurreadas en español.
También escribe que busca un profesor de español para poder conseguir mas oportunidades laborales.

Tampoco es que aspire a gran cosa, un trabajo humilde con el que poder conseguir un crédito en el banco y poder tener una casita en el campo en la cual hacer sus lecturas, o conseguirse un despacho… Tal vez podría tener el despacho en casa, eso le ahorraría muchos dolores de cabeza, como por ejemplo alquilar un local. Recuerda a Milis con nostalgia, ha tenido que despedirse de su compañera felina para poder llegar a un nuevo mundo, pero no pasa nada, su pequeño cielo había quedado con su madre Ada, ya ves tú el problema que tuvo la minina. Alina siempre pensó que quería mas a su madre que a ella misma.

Alina llega al mercado y se recoge el cabello en una coleta para empezar a trabajar.
Se pone tras el mostrador y empieza a envasar carne. Ve a un par de chicas que se acercan a ella y se ponen a hablar sobre una ciudad llamada Alcalá en la cual hay buenos trabajos, las escucha con atención y al darse cuenta de que solo entiende la mitad espera a que pidan carne para sacar su teléfono y buscar información sobre Alcalá.

Un rato después Alina sale del local después de pasar su carta de renuncia, tiene doscientos euros en el bolsillo y eso es todo con lo que cuenta, está preparada para ir a Alcalá y buscar trabajo, aunque tenga que dormir en la calle, total, en Irlanda lo había hecho por diversión, o algunas noches de fiesta, tal vez hacerlo y mirar a las estrellas (si es que la contaminación lo permitía) sería precioso.
Paró el primer taxi que vio y se subió a él a toda velocidad, solo llevaba lo puesto y era lo único que necesitaba, la ropa la compraría si conseguía leerle las manos a algunos turistas,o estudiantes, en todo caso, lo que hubiese en Alcalá.

Alina empieza a cerrar los ojos y a recordar irlanda.

Recuerda su primer día en España, cuando al bajar del avión se sorprendió deseando un desayuno irlandés y descubriendo que para los españoles el desayuno era lo más soso del mundo, sin embargo se aficionó a las tostadas, la idea del pan de aquella forma la hacía pensar en su amada Irlanda, tal vez con unos huevos revueltos y unas setas podrían mejorarlo; pero no estaba para exigir, eso era lo más barato y no contaba con mucho dinero.

Alina despierta cuando el taxi ha llegado a Alcalá, le da las gracias al taxista y paga la carrera, mira su cartera y sonríe, definitivamente tendrá que organizarse muy bien si quiere dormir bajo cubierto aquella noche.

Alina acaricia un collar que lleva puesto y se encamina por Alcalá ve muchos comercios y aprovecha para entrar a un bar en el cual descubre para su suerte que están buscando gente: “Genial”. Pensó, ha tenido la suerte de que el primer día al llegar a Alcalá ha encontrado trabajo.

Se queda trabajando hasta que llega la noche, luego sale y busca un hotel, al encontrar uno cerca de su trabajo y pagar la noche entra a su habitación.

Mira su cartera, aquel día ha ganado cien euros, lo suficiente para pagar la noche en el hotel e ir a comprar algo de ropa al día siguiente.

Se acurruca en la cama y toma su teléfono, observa el fondo de pantalla, en el cual se ve a un lirio en plena floración y sonríe, abre whatslife y escribe a su madre un “Oíche mhaith máthair.

Luego se acomoda y cierra los ojos,piensa en todo el día y en como ha cambiado su vida de repente.

De golpe en Andreim le dicen que podría ir a España a aprender algunas cosas y a cambiar su vida, también ha venido porque ha oído hablar de una asociación: las hermanas de Gaia, la cual le interesa en demasía, ya que parecieran ser naturalistas, y un buen wiccano ha de aprender todo lo posible, respetar el karma, no meterse con nadie y por sobre todas las cosas, respetar a la naturaleza y a los dioses.

Alina da vueltas en la cama, no puede dormir, así que toma su diario personal y se dispone a escribir algunas líneas de nuevo.

“Querido diario:
Hoy ha sido un día precioso, lleno de nuevas experiencias y en especial de muchos cambios, he llegado a una ciudad nueva llamada Alcalá y he conseguido trabajo en un bar, por otro lado me siento muy sola, estoy bastante desorientada para llevar ya una semana trabajando, me gasté todo el dinero en el pasaje de viaje a Madrid, así que por suerte sabía de gente que buscaban trabajadores cerca de donde estaba y simplemente me tuve que desplazar aquel día, el sueldo fue muy precario porque sol me dieron céntimos pero no importó, sabía que pronto encontraría algo mejor, y efectivamente así fue.

Al llegar Alcalá me ha sorprendido la antidad de lugares que buscan trabajadores, es algo que me impacta mucho.

España tienen mucha demanda laboral, y es algo que te viene muy bien cuando vas a moverte de un sitio a otro; pero como decimos en irlanda: «Aithnichear an leomhan air scriob de iongann” (Al león se le reconoce por los arañazos de sus garras”

Lo que quiero decir con esto, querido diario es que hay algo que me rechina, es todo demasiado bueno aquí, todo demasiado bonito a nivel laboral, los hoteles son baratos, aunque hay de todo, pero siento que tengo que estudiar el sistema.

Misiones para mañana:

Buscar un profesor de español.
Repasar las mancias y las auras, también tengo que meditar y buscar algunas flores.

Alina cierra el diario y se vuelve a acomodar en la cama; por fin se duerme.

Nueva escena de rol: Te deseo, bonita

Punto de vista: Ligeia

Ligeia abre los ojos y se los restriega, mira a la ventana cerrada y alarga una mano hasta el cuerpo desnudo de Morgana.

La chica gruñe en sueños y se da la vuelta.
Ligeia abraza el cuerpo desnudo de su novia y recuerda el día anterior.

Disclaimer

la siguiente escena puede no ser adecuada para personas muy sensibles.

El beso de Morgana impactó en ella como una estrella que fuese a arder en su lengua.
Su lengua danzando con la suya…
Murmuras: «Hmmm»
Ligeia juguetea con el cabello de la chica
Morgana dice: «Creo que es buena idea que subamos»
Morgana se aleja de Ligeia y estiende una mano para acariciarle el hombro cubierto por el chal.
Ligeia sonríe y asiente.

Diez minutos después.

Morgana cierra la puerta de la habitación con una mano mientras con la otra rodea la cintura de la rubia.
Murmuras: Por fin te tengo para mí»

Morgana sonríe mientras Ligeia le besa el cuello y se pega a ella, le desabrocha la chaquetilla negra y toma uno de sus pechos con la mano.

Morgana deja escapar un gruñido y le aleja el chal de los hombros
Morgana murmura: «Joder, Lig, eres jodidamente hermosa»
Ligeia se aparta y se quita el vestido azul, luego se despoja de las sandalias y se acerca en sugetador hasta Morgana.

Morgana jadea, la abraza y le acaricia el cuello con los labios, succiona con los labios hasta dejar marcas en el cuello blanquísimo de su ángel renacentista.
Acaricia sus senos y mueve las manos hasta desabrocharle el sujetador.
Ligeia le acaricia la camiseta negra y le suelta el cabello.
Dicess: «Quítate esto»
Morgana se aleja de ella y se empieza a quitar la ropa
Ligeia se acerca a la cama y se quita las bragas, se sienta y observa a morgana quitarse la ropa, observa fijamente su cuerpo, sus tatuajes, el triskel en el cuello y la rosa rodeada por el uróboros en el oomóplato, jadea y cierra los ojos dos segundos.

Se pone en pie y se acerca a la morena, ya desnuda, muerde sus labios y le pasa la lengua por los mismos, empieza a besarle el largo cuello y a murmurar entre beso y beso.
Ligeia aprieta el trasero de morgana mientras esta le acaricia el cabello.

Morgana gime al sentir la lengua de la rubia en uno de sus pezones, hay una flor tatuada en cada pezón de la chica.

Ligeia pasa la lengua por cada pétalo hasta rodear el pezón con los labios y lo empieza a chupar mientras que con la mano pelllizca el otro pezón.

Morgana gime y se aleja consiguiendo un gruñido de parte de Ligeia.
Morgana dice: «Vamos a la cama»
Ligeia asiente y se acerca a la cama sin dejar de mirar a la morena, le lanza un beso y se sienta, Morgana se acerca a toda velocidad.
Morgana empuja con suavidad a la chica hasta tumbarla en la cama.
Morgana murmura: no sabes cuanto te deseo»
Morgana pone una rodilla entre las piernass de la rubia y la restriega contra su sexo.

Ligeia gime y aprieta las sávanas de la cama con los ojos cerrados, mueve las caderas buscando más fricción.
Murmuras: «Gatita mía, eso es, sigue».
Morgana observa fijamente la expresión de placer de la chica, como se le eriza la piel cada vez que la acaricia y como esta se tensa a cada movimiento de sus rodillas.

Morgana aleja la rodilla, se mete un dedo en la boca y luego lo pasa por el húmedo centro de Ligeia.
Morgana murmura: «Llevo años fantaseando contigo, Lig, años preguntándome como se sentiría hacer esto».

Ligeia abre los ambarinos orbes y los fija en Morgana
Dices: «No eres la única, créeme»

Fin del recuerdo

Ligeia abre las piernas y se empieza a tocar recordando la noche anterior, Morgana sobre ella, morgana murmurándole cuanto la deseaba, Morgana llegando al clímax en su lengua.

Murmuras: «Morgana»

Ligeia empieza a notar como se le dispara el corazón y la respiración se le acelera, ovbio que no era virgen, había estado con algunos chicos y algunas chicas, sabía que Ana había estado con muchas chicas y que adoraba el sexo; casi tanto como los tatoos, pero lo de la noche anterior…
Ligeia estaba segura de que su chica, «por fin mi chica» pensó había disfrutado tanto como ella. Le había pasado la lengua por todo el cuerpo, la había mordido, aruñado, tomado de pies a cabeza, se habían entregado la una a la otra completamente seguras de que se necesitaban.

Punto de vista: Morgana.

Morgana abbre los ojos y ve a ligeia a su lado con las piernas abiertas y una mano entre ellas.
Morgana se muerde los labios y se da la vuelta para quedar de costado, alarga una mano y aleja la de Ligeia de su sexo, la empieza a tocar y la joven abre los ojos, la mira y mueve las caderas buscando más fricción.
Morgana sonríe, jamás pensó que Lig fuese tan caliente, se pregunta si pensará en ella para tocarse, si la tendrá en mente cada vez que uno de sus dedos acaricia sus labios mayores.

Morgana se acomoda hasta quedar de rodillas delante de la rubia y le pasa las manos por los pechos hasta abarcarlos y apretarlos
Dices: Esto quieres, eh? Joder, Geia, no me canso de tocarte».

Ligeia gime en respuesta y morgana mete dos dedos de golpe.

Dices: » No dejes de gemir, bonita»
Ligeia gime mas fuerte y se acomoda en la almohada para poder moverse de arriba hacia abajo.
Morgana gruñe y se acomoda de nuevo para poder poner la lengua en el sexo de la chica,
Ligeia se empieza a acariciar los senos mientras Morgana pasa la lengua por su sexo, la penetra con la misma y empieza a hacer círculos con la lengua.

Ligeia deja sus pechos para poner las manos en la espalda de la chica y arañar.

Morgana gime y penetra con mayor fuerza con los dedos.
Ligeia empieza a gemir de forma mas repetida y Morgana gime en respuesta, se acomoda nuevamente hasta quedar con su sexo en la boca de la chica y poder poner ella su boca en el sexo de Geia.

Ligeia le mete un dedo de golpe y empieza a lamerla.

Morgana gime sin dejar de pasar su lengua por el interior de Ligeia.

Ligeia aumenta la velocidad con los dedos mientras se menea, entregada al placer.
Morgana llega al clímax en medio de un gemido.

Ligeia llega unos minutos después y ambas se quedan acostadas la una debajjo de la otra

Murmuras: «Buenos días, princesa».
Ligeia sonríe y acaricia el trasero de la chica con posesividad.

Ligeia dice: «Ahora eres mía, y yo soy tuya»
Dices: «Tú siempre has sido mía, solo que no sabías»

Morgana besa los muslos de la chica con afecto y se separa, se acomoda en la cama y la abraza.

Ligeia le besa el cuello y se pone en pie.

Ligeia dice: «Bueno, gatita, pide la comida, voy a la ducha»

Morgana toma el telefonillo del hotel y pide servicio a la habitación

Morgana sigue a Ligeia hasta la ducha y se mete con ella a la bañera.

Dices: «NO pensé que fuese a sentir tanto placer»
Ligeia sonríe y le lanza agua.
Ligeia dice: «Tú te aprovechaste de mí»
Morgana sonríe y la besa en los labios.
Dices: «y no sabes cuanto me gustó aprovecharme de ti, bonita».
Ligeia sonríe y le devuelve el beso con afecto, tiene los ojos brillantes y el agua de la bañera empieza a cubrirle las rodillas.
Morgana la abraza y fija la vista en las marcas de su cuello.
Dices: «No pensé que te vería con mis marcas jamás»
Ligeia sonríe y se acaricia el cuello, se aleja el cabello de la espalda y acaricia los arañazos que le ha dejado Ana la noche anterior.
Ligeia dice: «Lo deseabas tanto como yo, no me vayas a mentir»
Dices: «Desde cuando tú tan directa, Geia?»
Morgana le dedica una sonrisa ladina a la rubia y se sienta en la bañera, cierra la llave y pone shampoo para que se hagan burbujitas.
Morgana acaricia el cuello de la chica de nuevo y luego le lanza espuma.
Ligeia corresponde entre risitas
Ligeia se enjuaga el cabello y se pone shampoo.
Morgana dice: Aún sigues con tu mochila de doraemon?»
Ligeia dice: «Pues si, pero la dejé en madrid, así que tendremos que conformarnos con esto»

Morgana sonríe y toma el gel de ducha, entre risitas y juegos ambas chicas se acarician y se besan.

Ligeia dice: «Bueno, supongo que tendrás ropa mía entre tus cosas, no? no puedo irme con el mismo vestido»
Morgana se ríe
dices: «Anda, ponte la ropa, que nos vamos a casa de mi abuela»

Ligeia se acerca a la cama y se pone la ropa, luego se peina con los dedos y ambas chicas se sientan a leer el semanario.

Dices: «Mira! un bar va a ignaugurarse!»
Ligeia dice: «Y pide artistas»
Ligeia le sonríe y MOrgana siente su corazón acelerarse.

Morgana mira la página wep para inscribirse y saca el móvil, tocan la puerta.

Ligeia se levanta y la abre, sonríe al servicio de habitaciones y entra la bandeja con la comida.

Morgana saca un bocadillo de la bandeja y empieza a comer.
Ligeia toma el otro y revuelve el colacao.

Morgana se inscribe en el evento y envía la página a Geia.
Ligeia toma su teléfono y observa los inscritos en la página.

Ligeia dice: «Joder, Ana va a estar Aria Blaid»
Dices: «Eso si la aceptan»
Ligeia dice: » ¿Pero cómo no la van a aceptar? Un cuadro suyo se puede ir a los cuatrocientos u ochocientos euros tranquilamente»
Dices: «Mira también irán pintores franceses y Dios, Lig! Estará tristán Griffin!»
Ligeia lee en su móvil mientras le da otro bocado al bocadillo y abre mucho los ojos ambarinos.
Ligeia dice: «Blanca ha subido a su instalife una imagen suya diciendo que también irá»
Morgana besa a su novia y sonríe.
dices: «Escúchame, escultora, Tristán Griffin estará allí»
Ligeia retira la vista del instalife de blancax y termina su bocadillo mientras entra al instalife de Tristán Griffin.

Instalife: En la pantalla del móvil de funda azul puede verse a un chico de cabello rojizo abrazado a una escultura reconocible como la de cibeles. Viste con ropa gótica y hay diferentes fotografías de él en diferentes sitios de irlanda.
En su descripción puede leerse: Build your dreams, the best brick is perseverance. 📐🧚‍♂️🍃©

Ligeia va hasta la última foto y lo ve abrazado a una chica de cabello rojizo y ojos negros, la foto le resulta familiar, cree que la ha visto antes, baja al pie de foto y lee.
Sometimes you have to get away from the one you love because time dictates it, seven eternal: Delirium, Destiny, Desire, despair, death and Dream
Ligeia le comenta con un par de emogis y luego observa a Morgana.
Ligeia dice: «Es guapísimo este chico»
Morgana se encoge de hombros.
Dices: «Lo que es es un gran escultor»
Ligeia abre whatslife y ve mensajes.

Morgana le besa el cuello y se pone en pie después de terminar su bocadillo.

Dices: «Vamos a casa de mi abuela»
Ligeia asiente y ambas chicas salen del hhotel después de pagar la noche.