• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nuevo Relato De Rocío: Escribir Para Vivir

Cae la noche de verano sobre Madrid, estoy sentada en la cafetería el encuentro con un batido de plátano y el portátil sobre la mesa. Y es que de pronto siento la necesidad de escribir. Las letras llegan hasta mis dedos, ahí encuentran su lugar y se hacen palabras como hace muchísimos meses no ocurría. Miro a mi alrededor y no puedo evitar preguntarme qué historia tendrá cada persona que está aquí? De dónde vendrá y hacia dónde irá? Les esperará alguien en una tranquila casa de la torre? Pasarán la noche en una habitación de hotel, como yo?
No tengo respuesta a estas preguntas. más bien debo replantearme qué haré con mi vida ahora que volví a Madrid, cómo le daré forma. No puedo seguir como hasta ahora, trabajando de cualquier cosa, quiero impulsar mi carrera como escritora.
Han sido casi dos años viajando por Argentina, México y Colombia. Me quedo con fotografías y recuerdos de esa época. Pero a mi mente le cuesta entender que llega la hora de armar proyectos, replantearse la situación y seguir. Con lo que he ganado pude comprar un auto, algo de ropa y nada más. Sigo dando vueltas con mi mochila y mi portátil por la ciudad, casi como cuando regresé. No me he planteado alquilar o comprar un piso y ahora que tengo ideas para un nuevo libro echo de menos un espacio menos ruidoso, decorado a mi gusto y al que pueda llamar mío. Si mis padres estuvieran vivos me darían una regañina por mi estilo de vida, y creerían que tenían toda la razón del mundo cuando decidieron oponerse a que estudiara letras, cosa que igual terminé haciendo. Eso sí, solo después de sacar la licenciatura en diseño gráfico para darles gusto a ellos. Aún así me dolió tanto perderlos! Sentía que aquí no me quedaba nada, así que me fui a viajar por América con la módica cantidad cobrada por los seguros.
¿Qué me pasa? Por qué de pronto siento esa necesidad imperiosa de escribir, de tener un espacio propio? Lo único que tengo claro es que debo escribir, tomar fotografías nuevas y dejar de vivir como una zombie. Estos trabajos temporales me están matando, físicamente hablando.
Supongo que cualquier momento es bueno para empezar de nuevo a escribir, y a vivir.

Nueva Escena De Rol: Puede Que Lleguemos A Más

Punto de vista: Katariina

Katariina entra a la habitación a paso lento, se quita los pendientes, el collar, el anillo y el reloj y se recoje el cabello.
Neida se encuentra acostada en la cama, con la cabeza apollada en los brazos y la mirada fija en el techo, los bucles dorados haciendo de aureola a su rostro atrivulado, con los ojos esmeralda fijos en algún punto

Dices: «buenas noches, Lit»
Neida parece salir de su apstrapción por un segundo+
Neida fija los achinados orves en Katariina y sonríe levemente.
neida dice, «Buenas noches, öpö»
Katariina se encamina a la cama y se sienta a un lado de Neida,
Dices: «Has comido algo ya?»
Neida se sienta en el colchón, los bucles le caen como una cascada de oro rebelde en la espalda cremosa. «No, la verdad he andado pensando en irme a un piso en la torre de madrid a vivir sola, sé que me dijiste lo de irnos las cinco a una casa, pero la verdad siento que no tendríamos privacidad»
Katariina asiente, observando fijamente el lunar que decora la comisura de los labios de su interlocutora.
Dices: «bueno, Kulta, sí es la manera en la que te sentirás más cómoda. a mí me gustaría cumplir con lo que teníamos planeado.»
Neida toma la fría mano de Riina entre las suyas, mirándola a los ojos, sopla para alejarse un mechón de cabello de la cara y asiente antes de hablar
Neida dice, «Bueno, sí, pero es que antes no habíamos… ya me entiendes, no sé que somos ahora, Riina, ni sé donde vamos a parar, me gustaría aclarar eso también, y en base a ello, organizar nuestros planes hechos en Finlandia.»
Katariina se lleva la mano a la cabeza y aleja la otra mano con algo de brusquedad de neida.
Dices: «mira… (guarda silencio), me gusta esto que tenemos, me gusta compartir estos momentos contigo, pero… »
Neida niega levemente; dobla las piernas para ponerse en pie.
Katariina pone una mano en la espalda de neida.
Neida dice, «Ya, ya; no hace falta que me lo digas, no quieres ningún compromiso.
Dices: «no es eso, Kulta raka»
Neida se pone en pie, pone los brazos en jarra, dejando a la vista el pequeño cisne cantor que decora la cara interna de su brazo derecho.
Neida dice, «Dímelo directamente, no quieres nada, no pasa nada, yo… fingiré que nada de esto pasó y seguiremos con tu proyecto como estaba planeado.»
Katariina se pone en pie y posa la mano en la cintura de Neida acariciándole el Kielo que tiene tatuado en la costilla izquierda.
Dices: «Solo… no quiero que el grupo se vea afectado por… esto, nosotras… bueno, Neida, hemos sido amigas desde la infancia, ya sabes que… bueno, »
Katariina recuerda la noche anterior al viaje a españa.
Neida se encontraba sentada en su cama, con una camisola turquesa que se transparentaba a cada movimiento de sus piernas. Tenía el cabello recogido en una trenza y la observaba hacer la maleta mientras dejaba el teléfono en la mesita de noche.
Neida dice, «Me siento feliz y nerviosa de que vayamos a españa, sé que es tu sueño, y bueno, es el sueño de todas hacer lo que nos gusta. ya sabes. yo a veces pienso que haber estudiado Filosofía no va a servirme de mucho.
Ella terminó la maleta y la cerró, corrió con felicidad a la cama y se avalanzó sobre Neida. «¡Esto hay que celebrarlo! ¿Un poco de Jaloviina?»
Neida asintió con una suave sonrisa y se puso en pie, Katariina pudo observar parte de su piel a trabés del encaje de su camisola, la vió acercarse a una estantería y extraer un licor envotellado. se devolvió a la cama con dos copas en una mano y la votella en la otra, sentarse y abrir la votella en un momento.
Sirvió de la bebida en ambas copas y le dio una.
Katariina bebió de la copa sin pensarlo y chocó los cinco con la chica, entrelazando los dedos por una milésima de segundo en el proceso
Katariina niega y vuelve a fijar la mirada en Neida.
Dices: «estábamos borrachas esa noche.»
Neida dice, «Llevabas tiempo mirándome de forma diferente, ¿Acaso crees que no me daba cuenta?»
Katariina entrelaza las manos y suspira con exasperación.
Dices: «sí, no te lo voy a negar, llevaba un tiempo preguntándome que se sentiría tenerte en la cama. pero nada más allá.»
Neida se da la vuelta y abre su maleta, saca una muda de ropa y se dirige al baño. «Pues yo no estoy dispuesta a pasar por eso, yo no soy de puntos medios, Riina, yo lo quiero todo, o no tengamos nada, tú decidiste iniciar esto»
Katariina se acerca a Neida y la abraza por la espalda, apoyando la cabeza en su hombro
Dices: «déjame pensarlo, Neida, solo ha pasado un mes, yo… necesito más, pero no quiero perder esto.»»
Neida dice, «¿Perder qué? perder alguien con quien acostarte cuando te plazca,? creo que no.»
Katariina le acaricia el abdomen, reposando la mano en su ombligo.
Dices: «puede que lleguemos a más, pero no quiero iniciar nada aún, podemos llegar a un acuerdo.»
Neida se separa con brusquedad aleja a Katariina y entra al baño, cerrando de un portazo.
Neida grita, «Hablamos en 20 minutos»
(Épicos) ¡No!, cancela, ¡rápido! Mier….
Katariina se acerca a su maleta y la abre, saca un pijama y se cambia, vuelve a cerrar la maleta y se acuesta en la cama, escuchando la ducha. su teléfono empieza a sonar con una melodía de guitarras eléctricas que conoce bien. en la pantalla puede leerse: Llamada grupal con: Ilta, <3Kalwa<3 y Taini. Da al votón rojo y rechaza la llamada, pronto escucha el teléfono de Neida en el baño. (Seguramente lo habría dejado allí cargando) Llevan un mes en españa, Taini, Kalwa e Ilta decidieron irse por su cuenta, Ilta siempre fue la más cercana a ella, mejores amigas podría decirse, aunque las cinco cumplían con ese papel en teoría. Kalwa y Taini tenían una amistad un poco mas distante aunque prefería no pensar demasiado en ello. las ganas de actuar por impulso le llenaba Katariina observa salir a Neida de la ducha, vestida de rojo por completo y con el cabello recogido en una cola de caballo, Dices: "Lit?" Neida no responde, camina hasta su maleta y guarda algunos objetos que retenía hasta el instante en las muñecas Katariina se pone en pie nuevamente y se pone delante de Neida. Neida agacha la cabeza, con la mirada fija en el suelo Dices: "vas a marcharte?" Neida asiente sin responder. Katariina se impacienta, bufa y repiquetea con las uñas en la pared. Neida cierra la maleta y se sienta en la cama, se quita las sandalias y se pone unas deportivas blancas Katariina la observa en silencio, hasta que esta abre la boca y habla en voz muy baja. Neida dice, "Si vamos a tomarnos una distancia, entonces que sea de verdad, lo podrás pensar así." Katariina asiente en silencio, observando a Neida salir de la habitación con la maleta en las manos. Katariina cierra la puerta y se lanza a la cama. El teléfono vuelve a sonar y acepta la llamada con gesto pensatibo ¿hola! (Se escucha al otro lado), cuatro caras familiares la observan desde la pantalla, los ojos negros de Ilta brillan de vivacidad y alegría, Taini sonríe con los ojos grises y el cabello bicolor calléndole desordenado en la cara, kalwa le dedica una gran sonrisa y sus ojos azulgrisáceos se achinan con el gesto y Neida aparece con seriedad en el recuadro que le dedica el dispositivo, con la mirada triste y los ojos esmeralda abstraídos. Dices: "hola" La conversación transcurre con risas y silencios en los cuales cada una de las chicas muestra dibujos y escritos, Neida a penas interactúa, en un momento determinado pone adiós por el chat y se marcha sin dar tiempo a que nadie la despida. Katariina se despide de las chicas después de un rato sin dar explicaciones y cierra los ojos. al día siguiente. Katariina abre los ojos y coge el teléfono entre las manos. tres mensajes de neida le iluminan las notificaciones LIt: ULt vez: a las 3:00 HOla, PUpu, lo he pensado mucho, bueno lo he pensado en estas horas, y he decidido tomar mi distancia de ti boluntariamente. simplemente he decidido que será lo mejor para ambas, tú bueno tu podrás seguir con tu proyecto y podemos ser amigas, pero nada más. Creo que será lo mejor, podrás contar conmigo. pero nada más. Katariina suspira antes de leer el último mensaje y abre la aplicación de teléfono marca el Número de Neida y se pone el teléfono en la oreja no responden. Katariina escribe a Ilta para saber si ha visto a Neida y acierta, La chica había subido a su auto y llegó a madrid la misma noche. decidida a hablar con ella de una vez, redacta un mensaje a ilta para buscar una tienda de ropa en la cual comprar algunas cosas y se encamina al baño. Se ducha, se aplica el shampoo, el acondicionador, la mascarilla para suavizar el cabello y darle brillo y se enjuaga, 20 minutos después se seca mientras deja descansar un tratamiento para peinarse en el cabello y se aplica un exfoliante. seis frascos distintos con la palabra Exfoliante en ellos yacen en el lababo; junto a otro que reza: "Crema Hidratante" Katariina se lava los exfoliantes e inicia la aplicación de las cremas, crema para el cuerpo, crema especial para las manos, crema para la cara, crema para las arrugas. y después de 10 minutos se aplica protección solar, guarda todos los potecitos en la maleta y se dirige al armario. saca ropa interior y un vestido sencillo en turquesa. Katariina guarda el resto de la ropa en la maleta junto a dos pares de zapatos apretujados y la cierra, abre la siguiente, que solo contiene zapatos, saca un par de sandalias plateadas y la cierra. coge su volso, del cual saca una cajita negra y la abre, seleccionando una gargantilla de plata con un zafiro en medio y un par de pendientes de plata. la vuelve a guardar y llama a Ilta. Katariina se pone el volso y coge ambas maletas, guardando el móvil en el volso y poniéndole los auriculares. un momento después Ilta contesta. Ilta dice por teléfono, "Qué pasó, Riina? Dices por teléfono, "Dile a... no, no le digas nada. retén a Neida en tu casa.en media hora o una hora estoy allí. cuelgas la llamada. Katariina sale del hotel a paso firme Alcalá de Henares; Imperium Hotel. Ves Una recepcionista aquí. Katariina se despide de la recepcionista y sale. Alcalá de Henares; Calle Mayor. Katariina se plantea comprar algo para beber con Neida. Alcalá de Henares; Tienda Nórdica. Te encuentras en un local cuyo ambiente relajado y acogedor, recuerda los bares de San Petersburgo. Hay varias mesas colocadas alrededor de un mostrador que sirve también como barra. Por lo general suele estar lleno, lo que puede verse desde la gran vitrina que permite ver desde el interior hacia afuera y viceversa. Si hay algo en lo que destaca este establecimiento, es en variedad de Vodkas. Escribe 'tienda' para ver los productos que aquí se vende. después de comprar la bebida mas cara que ve, Katariina sale del establecimiento y se encamina a su coche Alcalá de Henares; Calle Mayor. Alcalá de Henares; Plaza de cervantes. Pagas 16 por concepto de puesto de estacionamiento de Mirchedes-binz HMD. Entras al estacionamiento a buscar tu vehículo. Alcalá de Henares; Parking El Enareño Ves un coche eléctrico de segunda mano de la marca Imperium Mottors de color negro, Mirchedes-binz HMD, un coche de la marca Xoaomi, y Un coche de ocasión de la marca Imperium Mottors de color rojo aquí. Salidas visibles: nada Coges la llave, abres las puertas y entras en el vehículo. Mirchedes-binz HMD Salidas visibles: nada Abandonas el estacionamiento. Katariina enciende la radio y abre su volso, saca un estuche de maquillaje grande, deja la votella de licor detrás y se mira al espejo del behículo, un par de ojos azules le devuelven la mirada mientras los delinéa con en el mismo color, rímel, sombras, vase, polvo, colorete y labiál después asiente con el resultado.saca un peine y desenrreda su cabello con facilidad gracias al tratamiento aplicado con anterioridad. lo recoge en un moño alto y lo retiene con pinzas y un broche con una mariposa de topacios en el mismo. guarda todos los objetos y arranca el coche rumbo a madrid.

Nueva Escena De Rol: Y Aquello Que No fue, No Es Ni Será

Punto de vista: Soledad.

Una cocina comedor
Ves Maceta de geranios blancos. y Arreglo boca de dragón. aquí.
soledad entra a la habitación de su hija, grandes ojeras le pintan la cara, Confirmó que Fiorella estuviese desayunando y Habló con Manuel para berificar que estubiese bien.
Mira a Trisha con amor y le acaricia el cabello negro con dulzura.
intenta despertarse, se pasa las manos por los ojos y observa un paquete de pañuelos vacío en la mesita de noche.
soledad da la vuelta, busca las fotos en las paredes de su hija y no las encuentra, baja la mirada inmediatamente hasta la papelera y encuentra las fotos de Trisha y Dorian hechas añicos.
comprende inmediatamente la situación, Dorian no le gustó nunca. comprende también porqué Trisha no se ha despertado a las 10 como de costumbre.
soledad suspira con fuerza y se acerca a la cama de Trisha, se sienta en el colchón
Murmuras: «Trisha, abrí los ojos.»
Trisha se da la vuelta entre gruñidos inteligibles.
soledad posa la mano en la espalda de Trisha, y retira las sábanas.
Trisha abre los ojos, observa el rostro de su madre, iluminado en luz verde a causa de las cortinas del lugar.
se pregunta entonces la hora, ¿A caso su madre ha llegado antes de las diez? entonces recuerda que apagó la alarma, recuerda el día anterior con Dorian y las lágrimas vuelven a sus pupilas, un dolor en el pecho le inpide respirar de forma correcta.
soledad toma la mano de su hija mayor en silencio.
Dices: «tranquila, son cosas que pasan, es normal.»
No debería pensar así, pero pienso así. Mundo virtual guardado.
[Humor Cyberlifeano]: «Disculpad pero, me imaginé a la soledad con su pensamiento en voz alta y fue imposible no dejarlo.»
–Fue cruel, mamá, fue muy cruel, me trató como si fuese . –Los ojos de Trisha dejan caer las lágrimas y se pone la almhoada en la cara.
soledad se pone en pie y mira a su hija fijamente
Dices: «y ahora qué? sí, ya pasó, te jodió y todo lo que querás. llorá lo que tengás que llorar, sufrí si sentís que necesitás pasar por esa etapa, pero levantate de la cama, Trisha, no te vayás a quedar ahí, es lo único que tengo que decir.
Trisha se sienta despacio en la cama y coge su teléfono, en la pantalla rosa aparecen números que indican las 11:35 como hora.
Mira a su madre y asiente, sonríe y se pone en pie,
–Había una chica, mamá, era muy bonita, aunque bueno, Lauren me sigue tratando bien.
soledad suspira mientras se encamina a la puerta; gira el rostro y lo dirije hacia su hija.
Dices: «mientras te podás alejar de esa familia, Trisha alejate, y te aconsejo que empecés a buscar un trabajo, pasado mañana es tu cumpleaños, decidí si querés terminar bachiller, o que querés hacer con tu vida, centrate, que ya va siendo hora.»
soledad sale de la habitación cerrando la puerta

Punto de vista: Trisha

Trisha hizo su cama, cogió la bolsa de la papelera y la anudó, abrió el armario y sacó toda la ropa que había comprado para encajar con Moria, la metió en una volsa de vasura negra, cerró la misma y lo sacó todo de su habitación, Vio a Fiorella a la distancia, en el comedor; haciendo un puzle de 400 piezas que le había regalado su padre.
sonrió, su hermanita pequeña le parecía tan tierna. se acercó a ella y enterró los dedos en sus rizos negros
ve como a Fiorella se le caen algunas piezas del puzle.
La niña exclama y mira a su hermana mayor con una gran sonrisa.
–Ahora me vas a ayudar a hacerlo, verdad? yo sé que si, Trish.
Trisha se separa de la niña. –Olvídalo, cría, esas cosas no son para mí.
soledad corta la cevolla de verdeo con agilidad, a estas les siguen las zanaorias y el ajo.
Murmuras: «Fiorella, cariño, tenés la habitación ordenada? mirá que voy a ir y espero que esté bien organizada.»
La niña se pone en pie como un resorte al escuchar a su madre, recoje las piezas que se le han caído al suelo y lo pone todo en el comedor, sale disparada a su habitación y cierra la puerta, las mariposas colgadas en la puerta tintinean por el impacto.
gritas: «¡Fiorella, no cerrés la puerta así!»
soledad suelta el cuchillo, y mete la zanaoria picada, la cevolla de verdeo y el ajo en el disco en el que se encuentran el pollo, añade pimienta y vino blanco con velocidad y sale hacia la habitación de Fiorella.
gritas: «Trisha, revolvé eso y tapalo.»
Trisha se acerca al disco, revuelve y lo tapa, observa el fuego y vuelve al comedor, guarda las piezas de su hermana en la caja junto a la vase del puzle.
Trisha escucha a su madre riñiendo a su hermana por la ropa sucia desperdigada en el suelo, luego sale con gesto serio y vuelve al disco, abre la tapa, comprueva que el vino ya se ha evaporado y pone una taza de caldo de pollo.
soledad mira el reloj y luego a Trisha.
Dices: «Avisame en 10 minutos, si?»
Trisha asiente y luego niega.
–me voy a duchar, Mamá.
99 porciento completado. Mundo virtual guardado.
[Humor cyberlifeano]: «Y más de uno pensando, se le quema o no se le quema, a que sí?»
Dices: «listo, duchate si querés yo estoy atenta entonces, no olvidés llamar a tu papá.»
Trisha asiente y se encamina al baño. Fiorella sale de la habitación y vuelve al comedor, junto a su puzcle
soledad pica las patatas mientras deja pasar los diez minutos.
Diez minutos después.
Trisha sale de la ducha
soledad añade las patatas y vierte la segunda y última taza de caldo. luego cierra la tapa y se aleja, lava los utensilios utilizados hasta el momento. Música se escucha desde la habitación de Trisha y Fiorella se encuentra concentrada en su puzle.
soledad se sienta junto a Fio y la observa finalizar el puzle, coge el periódico que ha comprado de camino y lo abre, se pone a la lectura del mismo con calma.
a los 20 minutos es la pequeña la que da un toque en el hombro a su madre.
–Mamá, ya pasaron 20 minutos.
soledad da un beso en la mejilla a Fiorella.
Dices: «Gracias, fio.»
soledad se pone en pie y añade los ingredientes restantes a la comida, vuelve a cerrar el disco y espera otros cinco minutos, puede escuchar a Trisha hablando con Manuel desde la cocina, la Adolescente se va acercando cada vez mas.
soledad suspira al ver que no va vestida de negro, que vuelve a utilizar colores y que el maquillaje excesivo a desaparecido de su rostro.
Trisha sonríe, mirando a su madre. Mamá, voy a salir con Naila un rato.
soledad mira a su hija mayor mientras retira la comida del fuego.
Dices: «después de comer.»
Trisha observa a su madre durante un instante, piensa con cuidado lo que va a decir y obta por hablar.
–Mamá, últimamente estás muy seria, yo sé que tu trabajo es agotador, pero… no sé, es que… sonríes menos.
soledad intenta dejar de lado las imágenes de cuerpos encapuchados cayendo, de aquella chica llena de moratones, y de las experiencias vividas en esos días. el interrogatorio a Ovidio aún no se ha llevado a cabo y eso la alerta un poco, pero también lo intenta dejar de lado.
soledad sonríe a su hija y la abraza.
Dices: «solo soy… estoy cansada, cariño. igual vos tenés que centrarte en hacer otras cosas, tenés que centrarte en centrarte.»
Trisha sonríe levemente y asiente en respuesta.
UN rato después las tres comen mientras Manuel las acompaña desde el teléfono de Soledad, hablando con Fiorella de su escuela y nuevos dibujos que ha hecho.
Trisha se despide de su padre con velocidad al comerse el último trozo de pollo y se pone en pie e. besa a su madre y a su hermana en las mejillas y corre a cepillarse los dientes.
Se mira en el espejo, intentando buscar sin éxito aquella chica que intentó ser gótica, la piel blanca y el cabello negro le hacen de imágen, con la camiseta roja y el short vaquero. aplica un poco de lavial rosáceo en sus labios y sale del baño, coge su volso y se despide por última vez antes de salir de casa.
Al llegar a la torre ve a Naila con dos biciccletas y hablando alegremente con el portero.
Naila dice con acento francés, «Oui, pero ahora hace mucho calor, lo que pinta bien es ir a tomar un helado, yo no entiendo como es que usted puede estar aquí»
El portero dice, «Bueno, trabajo aquí»
trisha se acerca a la singular pareja y Naila sonríe al verla, le tiende una bicicleta con velocidad.
Naila dice con acento francés, «ME alegro de que por fin vuelvas a ser tú misma, »
Trisha asiente levemente y se acomoda en la bicicleta. se despide del portero y empieza a pedalear con celeridad.
Naila le sigue el paso y juntas llegan a un pequeño café, Trisha deja la bicicleta fuera y se sienta en una mesa un poco apartada, Naila se sienta junto a ella, dejando el móvil en la mesa y repiqueteando con las uñas pintadas de fuxia en la mesa.
Trisha pide un vatido de vainilla y fija la mirada en Naila.
Dices, «¿Bueno, qué ha sido de ti? llevábamos 10 meses sin hablar.»
Naila se encoge de hombros.
Naila dice con acento francés, «Pues voy a iniciar un proceso de glovaltubilicación glovaltuberización»
Dices con acento madrileño, «Pero tía, serás glovaltuber segura?»
Naila dice con acento francés, «Sí, quiero ser famosa, quiero llegar alto.»
Dices con acento madrileño, Tú misma tía, pero no sé, que harás y tal?
Después de un rato más hablando Naila y yo salimos del café, anduvimos en bicibcleta por diversos sitios, me llevó a comer un helado y volvimos a casa. Me abrazó y pegó sus labios a mi cuello un instante. luego se giró y su cabello castaño bañado en mechones rubios salió del lugar.
Llamé al ascensor y subí a casa. al cerrar la puerta vi a mamá dormida en el sofá junto a Fiorella. caminé hasta mi habitación y me acosté en la cama. decidí entonces que un idiota que era capá de ser tan frío no merecía mi atención, que tampoco merecía mis lágrimas y que aunque su madre fuese buena conmigo no podía negarme que era una mujer ipócrita, y que mi madre siempre hablaba con razón. mi madre… siempre trabajando.
con esos pensamientos dormí, decidida a darme mi espacio para estar mal, pero me aseguraría de salir del desamor.

Nueva Escena De rol: Diez Pasos Por Delante

Punto de vista: oscar.

oscar está en la farmacia, trabajando normalmente como lo hace todos los días. se lo nota con semblante cansado por ser ya la última hora del día
oscar observa el stock de la farmacia en la computadora
oscar pone gesto preocupado
oscar piensa un momento, luego abre la aplicación de chat y escribe
oscar chatea: «hola a todos. les habla el farmacéutico de imperium healt care»
oscar chatea: «les traigo para ofrecer, la gama mas alta en preservativos»
oscar chatea: «van a perderse una noche estupenda con su príncipe azul o con su bella princesa?»
oscar chatea: «o van a disfrutarla»
Romina chatea: «holaa! uum, interesaante, cuando haya con quién seguro que voy por unos cuantos, amigo.»
oscar chatea: «tenemos tanto preservativos para hombres, como para féminas. no se lo pueden perder!»
oyes risas a lo lejos
oscar chatea: «aquí la espero, señorita. espero pueda encontrar pronto con quien pasar una noche de pasión y lujuria»
Romina chatea: «Espectacular! Gracias por informar, ya te digo, a penas encuentre alguien y si está bien baratito, me llevo una buena cantidad.»
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
oscar suspira de alivio al ver esa respuesta en el chat
oscar chatea: «muchas gracias romina, como dije antes, aquí la espero, con los preservativos en el mostrador y con los brazos abiertos para una buena atención»
Romina chatea: «suuper, gracias :))»
oscar chatea: «por nada! ??»
oscar cierra la aplicación de chat
oscar se recuesta en su silla y se toma la cabeza
oscar piensa: me voy a llevar algo para el dolor de cabeza porque no puedo mas…
oscar se levanta de la silla y camina hasta una góndola, saca un blíster de pastillas y se lo guarda en el pantalón, luego saca su villetera, saca dinero, lo cuenta y lo guarda en la caja registradora
oscar guarda la villetera justo cuando…
llamada entrante de román.
oscar siente bibrar su móvil y lo toma, ve un número desconocido en la pantalla
oscar piensa un momento pero descuelga la llamada
descuelgas la llamada y se establece la comunicación
dices por teléfono, hola?
román te dice por teléfono, hola che, tanto tiempo loco, como te va?
dices por teléfono, bien, que sorpresa… no me digas que estás en madrid.
román te dice por teléfono, no boludo, justo ahora me agarraste en la quiaca. Sí, estoy en madrid, llegué hace unos días
dices por teléfono, uuu carajo, haber cuando nos vemos entonces
oyes sirenas a lo lejos
román te dice por teléfono, y mirá, yo ahora estoy libre boludo, terminé recién de repartir, me estoy llendo caminando hasta el hotel, mañana me parece que llego a la guita que me piden para comprarme la casa en la torre de madrid
dices por teléfono, que bueno, vamos a ser vecinos, haber en que planta te ponen
román te dice por teléfono, sí, haber si nos juntamos, traje yerba y todo para que te reencuentres con carlitos matienzo
oscar se parte de risa
dices por teléfono, mirá. bueno, tendrá que ser pronto entonces, cualquier cosa no dudes en llamarme, si no estoy en mi casa estoy en la farmacia que está en calle príncipe de vergara, pedile a algún taxista que te indique de última
oscar escucha reír a román del otro lado del teléfono
dices por teléfono, no te rías, te hablo enserio
román te dice por teléfono, sí sí, pensamientos boludos que se me vienen a la cabeza solo a mi.
dices por teléfono, uy, que andará rondando por esa cabecita
dices por teléfono, y tu mujer no viene?
román te dice por teléfono, noo boludo, si la dejé…
dices por teléfono, pero como? si hasta cuando habíamos hablado estaba todo bien
román te dice por teléfono, eeepa loco te la creíste eh?
oscar escucha a román reírse
dices por teléfono, y sí,mira, hoy vivimos en un mundo de locos, no se sabe ya en que vamos a terminar
román te dice por teléfono, eeh pero… antes a esas joditas no te las comías, estás fuera de ritmo o que te pasa, te noto apagado
dices por teléfono, noo, es que se me parte la cabeza y estoy re cansado, no veo las horas de llegar a casa y ducharme, para acostarme a dormir
oyes una discusión a lo lejos
román te dice por teléfono, aah está bien entonces, así que ahora el tipo se cansa por trabajar unas horitas. che, y tu hermana que onda? entregá tu hermana
dices por teléfono, no seas boludo, acá se trabaja duro, no como allá en argentina. y mi hermana, te la regalo si querés. aunque no sé como lo vaya a tomar amalia a eso, capaz te quedás sin el pan y sin la torta
román ríe y responde
román dice por teléfono, naa tranqui, a la hermosa no la cambio por nada en esta vida. che, se te está pegando el boludo, cuando me atendiste parecías re español
dices por teléfono, bueno, será porque estoy hablando con un boludo que dice boludo cada dos segundos boludo
román se parte de risa
román te dice por teléfono, cuantas veces mas iba a decir boludo… che, te dejo porque esto debe gastar un montón, haber si mañana nos vemos
dices por teléfono, sí, mañana nos vemos y nos tomamos unos mates con la yerba que me dijiste
román te dice por teléfono, dale, ahí nos vemos che
román a colgado la llamada
oscar se guarda el móvil sonriendo y se decide a apagar la computadora para irse de la farmacia
oscar apaga la computadora, ordena el lugar y al cabo de unos minutos sale de la farmacia
Comunidad de Madrid; calle del príncipe de Vergara
oscar camina hasta su coche mientras saca las llaves del bolsillo
oscar abre el coche y entra rápido
rinault migane de color verde
Salidas visibles: nada
oscar cierra las puertas y se acomoda
oscar introduce la llave y arranca el motor
Arrancas el motor.
la radio se enciende dando paso a una música pop de los ochenta
oscar baja el volúmen y se decide a conducir hasta plaza españa
oscar conduce viendo la vía sin prestar atención a nada mas
oscar esquiva algunos coches
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
minutos después oscar llega a destino y se decide a entrar al parking
oscar Ingresa al estacionamiento y se detiene frente al dispensador del control de acceso.
Pulsa el botón en el control de acceso y luego de unos segundos se emite el ticket de estacionamiento.
oscar recoge el ticket de estacionamiento y la barra del control de acceso se levanta para dejarlo pasar.
rinault migane desciende por la rampa e ingresa en el estacionamiento.
oscar estaciona el coche y abandona el estacionamiento
oscar saluda al guardia del estacionamiento y camina saliendo del mismo
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
oscar entra a la torre de madrid con paso rápido
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
oscar ve el ascensor y entra
entras en el ascensor de la torre de madrid.
el ascensor de la torre de madrid
Salidas visibles: nada
oscar pulsa el botón de la planta cuatro
El ascensor cierra las puertas y se pone en marcha.
el ascensor de la torre de madrid para en La planta número 4 y las puertas se abren.
oscar sale del elevador.
La planta número 4
oscar camina saliendo del ascensor, se acerca a su casa y la abre
Abres la puerta de la casa.
Entras en la casa.
casa de oscar
Cierras la puerta.
oscar suspira nada mas entrar
el olor a un lugar limpio inunda a oscar
oscar camina adentrándose despacio, dejando las llaves colgadas en un llavero y llendo hacia su habitación
oscar observa la habitación de su hermana que tiene la puerta cerrada
oscar observa el baño que se encuentra abierto, luego se dirige a su habitación
oscar toma ropa de su ropero, luego se mete al baño y se desviste, cerrando la puerta
oscar deja la ropa sucia tirada a un lado, y la ropa limpia colgada en un perchero
oscar se mete a la ducha, la abre y deja que el agua le caiga por el rostro y el cuerpo, enjabonándose despacio, tratando de relajarse
minutos mas tarde…
oscar cierra la ducha y sale, se viste y abre la puerta
oscar sale del baño y piensa un momento
oscar camina hasta el salón, toma el blíster de pastillas que había dejado en la mesa y saca una
oscar camina hasta la cocina, abre la heladera y ve la comida
oscar piensa: ahora no voy a comer, me tomo esto y me acuesto…
oscar saca una botella de agua y la pone sobre la mesada, luego toma un vaso y se sirve en él.
oscar se toma la pastilla
oscar suspira y finalmente va a su habitación
oscar entra y cierra la puerta
oscar toma el control del aire acondicionado y lo enciende, luego lo deja en la mesa de noche y se quita los pantalones cortos, luego se acuesta, quedándo solamente vestido con un boxer y sin taparse con ninguna sábana.
oscar cierra los ojos y se duerme casi al instante

punto de vista, camila

casa de oscar
camila está en su habitación, ojeando su móvil y pensativa
camila piensa: es hoy… tengo que hacerlo hoy, ya basta de tanta ignorancia…
camila deja el móvil a un lado en su cama y continúa pensando
camila se levanta de la cama y sale despacio
camila abre la puerta y camina, se acerca a la habitación de oscar
en la habitación de oscar, este duerme profundamente, roncando.
camila escucha los ronquidos y asiente, luego va hasta la cocina
camila piensa: no lo escuché llegar
camila abre la heladera y encuentra la comida tal y como había quedado al mediodía
camila piensa: que raro, tuvo que haber venido muerto porque para que este no coma…
camila suspira mientras cierra la heladera
camila se masajea la panza por nervios, siente que la misma le duele a causa de estos.
camila vuelve hacia su habitación
camila se sienta en la cama, toma un lápiz, luego toma su diario, lo abre y escribe
hola diario, hoy tiene que ser el día d, el día en que oscar deje de ignorarme y me ame para siempre.
camila cierra el diario y lo deja en la mesa de luz, junto con el lápiz
camila se quita las ojotas, se quita el short dejándo este sobre la cama, luego se quita la remera quedando solo en sujetador y en bombacha
camila camina semidesnuda por la habitación
camila sale de la habitación, cerrando lo mas despacio que puede la puerta
camila se acerca a la habitación de oscar y observa el picaporte, como si este fuera la entrada al cofre del tesoro
camila coloca la mano en el mismo, pero sin animarse a abrir la puerta
camila suspira y observa por la cerradura pero no puede ver nada, solo escucha los ronquidos de su hermano
camila saca la mano del picaporte, luego la vuelve a colocar temblorosa, tratando de manipular este como puede para que la puerta se abra
a camila le sudan las manos
camila logra abrir despacio la puerta y entra, cerrando también lo mas despacio posible
camila piensa: bueno, ya estoy adentro… ahora solo queda… asaltarlo? que no me descubra antes…
oscar se mueve en la cama, estirándose aún mas
camila se asusta y se agacha por si oscar se despierta
oscar continúa dormido, ya quieto sobre la cama
camila vuelve a ponerse de pie, observándolo detenidamente
camila nota que oscar está en boxer y comienza a exitarse
camila tiene la cara enrojecida y está agitada producto de la exitación
camila se acerca a la cama, llendo por el otro lado de la misma
miles de pensamientos al mismo tiempo recorren la cabeza de la chica
camila trata de contener la respiración lo máximo que puede
camila se sienta despacio en la cama, oscar duerme muy profundo
camila recuerda algo que le dijo susana en la masía.
en el pasado…
Susana dice con acento mexicano, «y que, no has intentado invitarlo a algún lugar? no sé a comer, a charlar, haz que te conozca, róbale un beso.»
En el presente…
las últimas palabras son las que resuenan en la cabeza de camila
camila se acuesta en la cama, tratando de no despertarlo, sabe que no es el momento
unos minutos mas tarde…
camila suspira, exitada por el momento
camila se decide y lo abraza, tirándose encima de él
oscar se remueve en la cama
oscar murmura: eeh… que… que pasa…
oscar murmura: estoy dormido…
camila se acerca hasta su boca y lo besa, oscar abre definitivamente los ojos
oscar empuja a camila, pero esta se toma del hombro quedando sujeta a él
oscar murmura: salí… que hacés…
Dices con acento argentino, «lo que siempre quise, no te gusta?»
oscar intenta sentarse en la cama con ella encima
oscar dice: querés irte, salí dale, que te pasa
camila pone su rostro sobre el de oscar, ya habiéndo quitado la boca definitivamente de sus labios
Dices con acento argentino, «me pasa que te amo, que quiero estar con vos…»
oscar se pasa las manos por los ojos, intentando comprender lo que su hermana le dice
oscar dice: estás loca vos…
Dices con acento argentino, «sí, loca por vos, haceme tuya»
camila intenta quitarle el bóxer a oscar
oscar intenta safarse de camila
oscar dice: salíi enferma, salí
oscar dice: te volviste loca vos o que mierda te pasa
camila vuelve a tirarse sobre su hermano
Dices con acento argentino, «estoy loca por vos, ya te dije recién»
camila pone la boca sobre los labios de oscar
Dices con acento argentino, «esto es para que no te olvides de mí nunca más»
camila muerde los labios de oscar
oscar grita producto del dolor: ¡aaaaaaah!!
oscar le da una bofetada a la chica con la mano abierta
camila gira la cara producto del golpe recibido
oscar grita: te volviste loca! como vas a venir a hacer todo esto!
camila lo mira intensa, aunque ya con algunas lágrimas en sus ojos
Dices con acento argentino, «no te das cuenta… no te das cuenta»
oscar grita: ¡queee que mieeerda no me doy cuenta ahora! que a vos hay que internarte en un loquero?
gritas: «no te das cuenta que te amo y quiero ser tu mujer!»
oscar grita: ¡eso es una mentira!! y por mas que fuera verdad no podrías hacerlo porque yo no quiero! porque sos mi hermana no una desconocida!
oscar dice en un tonno mas bajo: sabés que, andate de mi casa
oscar dice: me quisiste violar, no sé como mierda entraste a mi dormitorio
la cara de camila ya es un poco mas seria
Murmuras con acento argentino, «yo estoy loca por vos… te olvidáste de lo que yo hice por… por vos, de como te ayudé…»
oscar dice: ahora no me interesa ni un carajo nada de eso, por favor andate antes que te rompa la cara yaaa
camila se levanta de la cama
Murmuras con acento argentino, «enserio no me querés…»
oscar dice: que chica ingénua, estúpida, aay yo ya no sé como llamarte, puta madre
oscar se toma el labio que sangra un poco producto del corte ocasionado por la mordida
oscar suspira
oscar grita: que hija de putaaaaaaaa!!
gritas: «vos sos una mierda!»
oscar se levanta y la lleva hasta la puerta de la habitación de un empujón a camila
oscar dice: andate, no quiero hacer nada con vos, sos mi hermana, no mi novia y si fueras mi novia así tampoco lo haría sabés? ingénua de mierda. andate a dormir y dejame a mi en paz o te saco así desnuda como estás a la calle para que te humilles
camila llora desconsolada
Murmuras con acento argentino, «perdón yo… yo…»
oscar dice: yo una mierda, andate
oscar dice: te estoy dando ahora la oportunidad, andate
Murmuras con acento argentino, «no… no quiero irme de esta casa… »
oscar toma a camila del brazo
oscar dice: aay la puta que te… oscar se interrumpe, la empuja hacia un lado y abre la puerta de la habitación
gritas: «¡no! a la calle no!»
oscar dice: bueno dale, salí y encerrate en tu pieza, aliviá esa locura de puta que tenés, yo que sé, pero conmigo sabé que ni ahora ni nunca vas a tener nada. me escuchaste?
oscar grita: ¡me escuchaste o no!
camila murmura entre sollosos
Murmuras con acento argentino, «si…»
camila sale de la habitación rápido, abre la suya, entra y cierra de un portazo
camila llora desconsolada, a gritos
oscar suspira y tiembla, no sabe que pensar
oscar cierra la puerta y se sienta en la cama
oscar se acerca a su mesa de luz, toma el control del aire y lo apaga
oscar se lleva las manos a la cabeza
oscar murmura: esto no puede estar pasando… que mierda le atacó… en que momento…
oscar escucha llorar a su hermana desde su habitación
oscar se viste con un pantalón corto y se recuesta en la cama
oscar piensa: me tengo que calmar… algo podía pasar, era solo una cuestión de tiempo, diéz pasos por delante, al final mis sospechas se confirmaron…
oscar se sienta, toma la llave de su habitación de la mesa de luz, se levanta, camina hasta la puerta y la llavea.
en su habitación, camila continúa llorando
Murmuras con acento argentino, «ya no me quiere mas, ya me odia… yo no sé que hacer…»
camila se acuesta con la boca en la almohada y llora
en la habitación de oscar…
a oscar le duele el labio lastimado
oscar vuelve a abrir la puerta, la abre y camina despacio hasta el baño
oscar abre un botiquíng de primeros auxilios, extrae una gasa y se la coloca para parar la sangre
oscar cierra los ojos y sicea por el dolor
oscar trata de mantenerse sereno
oscar termina de curarse, sale del baño, se detiene un momento, escucha llorar a su hermana, mira hacia la puerta de su habitación, luego se mete a la suya y la cierra.

Nueva escena de rol: Fantasear, solo fantasear

Disclaimer

Esta escena tiene contenido explícito, no apto para todo el público.

Punto de vista: Dámaso

dámaso llega a su casa y se decide a ver videos en globaltube
dámaso abre la aplicación y se da cuenta de que no hay nada nuevo
Dices con acento mexicano, «ains ya no han subido nada…»
dámaso recuerda algo y suspira
Dices con acento mexicano, «ni el romeo iglesias ha subido algo»
dámaso decide reproducir el último video de romeo iglesias
Dices con acento mexicano, «ay, romeo, romeo, ¿dónde estás que no te veo?»
a lo largo que el video se reproduce, dámaso se imagina que está sentado junto a romeo y que este lo acaricia
dámaso se imagina que él también acaricia a romeo, recorriendo todo su cuerpo
dámaso nota que comienza a empalmarse, mientras se imagina que romeo se desnuda frente a él
dámaso se moja los labios mientras la imagen de romeo quitándole la ropa viene a su mente
dámaso se masajea los testículos imaginando que es romeo el que lo hace, mientras él hace lo mismo con el periodista
dámaso no puede evitar gemir ante la imagen suya penetrando a romeo mientras este lo acaricia
dámaso se masturba gimiendo cuando la imagen suya penetrando a romeo mientras este lo masturba viene a su mente
dámaso se corre imaginando a romeo masturbándolo
Sonríes.
el video hace tiempo que terminó, pero dámaso no le da importancia
Dices con acento mexicano, «ay, romeo, papirrín!»
dámaso se rasca la cabeza
Dices con acento mexicano, «si quisieras que fuera tuyo, bueno al menos lo fue en la imaginación…»
dámaso sonríe recreándose en lo que acaba de imaginarse

Nueva Escena De Rol: Salvando A Una Amiga

Punto de vista: Margarita

Una habitación alquilada por Margarita
Margarita termina de ordenar su habitación, se sienta en la cama y toma su móvil de la mesita de luz, desbloqueándolo y buscando un contacto en él con rapidez.
Margarita le da al botón llamar una vez que encuentra el número y aguarda pacientemente, oyendo el tono que se produce del otro lado
Gloria descuelga la llamada y se establece la comunicación.
Gloria dice por teléfono, «hola?»
Margarita suspira al oír la voz de su amiga tan apagada
Margarita dice por teléfono, «hola, Glo? Estás bien?»
Gloria dice por teléfono, «sí. Quien habla?»
Margarita dice por teléfono, «no me reconocés? Soy Magy.»
Gloria dice por teléfono, «aaah, Magy. No, no te había reconocido, disculpá. Qué contás?»
Margarita dice por teléfono, «nada, llamaba para saber cómo andás vos, en realidad»
Gloria dice por teléfono, «igual que siempre, querida…padeciendo la soledad, el castigo que me dio la vida, quitándome a mi marido y sin saber nada de mi hija, mi única hija»
Margarita dice por teléfono, » pero si de tu hija siempre sabés, yo te vengo contando cosas»
Gloria dice por teléfono, «sí, aunque tampoco es que me digas mucho, ahora me estás llamando después de no sé cuánto tiempo vos»
Margarita dice por teléfono, «perdoname Glo, andaba re ocupada con cosas, justo por eso te estoy llamando ahora. Decime una cosa…no te planteaste la opción de venirte para España? A lo mejor estarías mejor acá, y más cerca de la Romi incluso.»
Gloria dice por teléfono, «pero qué decís querida…si Romi no quiere saber nada de mí. para qué voy a ir a joderle la vida allá?»
Margarita suspira, pasándose una mano por la cara.
Margarita dice por teléfono, «qué joderla ni qué nada, sos su mamá y tiene que entender que estás muy sola, encima según lo poco que pude ver la cosa en Argentina está cada vez peor en cuanto a economía…en serio te vendría bien venir.»
Se produce un breve silencio del otro lado
Gloria dice por teléfono, «y mirá, la verdad…por un lado quisiera ver a mi Ro, abrazarla, pedirle perdón por haberme equivocado con ella en algunas cosas…pero la verdad no sé…»
Margarita dice por teléfono, «escuchame, vamos a hacer una cosa…Venite a España, si no tenés plata te mando yo lo que pueda para el pasaje, y a la Ro no le vamos a decir nada hasta tanto llegues. Te parece? Así no la sobrealertamos»
Gloria dice por teléfono, «pero Magy, no sé…»
Margarita se pone muy seria y retiene a penas otro suspiro, de modo a no mostrarle a Gloria su molestia
Margarita dice por teléfono, «pero qué es lo que no sabés, Gloria? Para mí no hay mucho que pensar…vení, acá vas a estar bien, te vamos a intentar recuperar de la depresión, vas a estar cerca de tu hija y por ahí quien sabe…hasta encontrás trabajo en tu profesión. No sé qué tanto vas a dudar.»
Gloria dice por teléfono, «ya te dije, no quiero joder más a la Ro, comprendé, ella me odia…mmm prefiero morirme acá sola, total…»
Margarita niega con la cabeza y aleja un poco el teléfono, para soltar ahora sí el aire que ha estado conteniendo.
Margarita dice por teléfono, «a ver como te explico esto, Glo…ella no te odia, es joven y hay cosas que todavía no dimensiona, pero sabés? No hace mucho le hablé de traerte a España, y te cuento que me dijo que sí, quería que vinieras. No te parece eso suficiente para dejar de pensar que te odia, eh?»
Gloria se vuelve a quedar callada por un instante, para luego hablar con la voz un tanto quebrada.
Gloria dice por teléfono, «en serio quiere que me vaya? bueno…»
Gloria no puede evitarlo más y llora al teléfono
Margarita dice por teléfono, «sí Glo, tu hija quiere verte, es verdad que a lo mejor van a tener que hablar, aclarar cosas…pero creeme, no se niega a que vengas, incluso tiene una casa ya acá, pueden vivir ahí tranquilamente juntas.»
Gloria dice por teléfono, «Magy, es una bendición que vos sigas en nuestras vidas querida…bendigo que te hayas ido allá y la hayas convencido, de otro modo eso no hubiera sido posible…Si de verdad me decís que quiere que me vaya yo voy, la re extraño, no sabés cuánto. al igual que a mi querido esposo.»
Gloria dice por teléfono, «pero solo con una condición…que si me siento morir me manden para acá, no quiero ir a terminar en un país ageno, quiero morir en mi amada Argentina. sí?»
Margarita niega de nuevo con la cabeza e intenta mantenerse serena.
Margarita dice por teléfono, «mirá, será como vos quieras, pero dejame decirte algo. De morirte nada, vas a ver que en cuanto te estabilices acá la cosa va ir mejor para vos y ya no vas a tener esas sensaciones. Vamos, confiá en mí por única vez en tu vida, Gloria»
Gloria dice por teléfono, «pero qué decís querida, si siempre confié en vos, de hecho sos la única en quien confío y a quien agradezco que hoy en día esté cuidando de mi único tesoro, de mi linda Romina»
Se oye a una Gloria algo más tranquila
Margarita dice por teléfono, «sí, hago lo que puedo, igual ella tiene su vida, sus cosas…pero siempre estoy pendiente. Entonces, venís para acá? Te mando plata para el pasaje? o cómo hacemos?»
Gloria dice por teléfono, «no tranquila, tengo suficiente para comprarme un vuelo directo, no te aflijas. Voy a ver eso en la brevedad, quiero verlas lo más rápido que me sea posible, quiero abrazar a mi Ro y decirle cuánto la amo»
Margarita sonríe ligeramente al conseguir su propósito.
Margarita dice por teléfono, «perfecto, entonces vamos a estar comunicándonos por mail, cualquier cosa me avisás. Está bien? Igual no le voy a decir a la Romi de esto, vamos a sorprenderla.»
Gloria dice por teléfono, «dale, es un hecho. A ver si le puedo llevar de los alfajores que tanto le gustan.»
Margarita dice por teléfono, «no, mejor no te compliques, en un club acá en Madrid venden unos alfajores muy muy parecidos a los que hay allá, y a la Ro le encantan. Traé suficiente plata para comprarle unos cuantos y ya está»
Gloria dice por teléfono, «aah, mejor! Bueno, estamos hablando, voy a ir preparando maletas y cosas, muero por verlas a las 2 y nada…a ver si dejo de sentirme tan sola…»
Margarita dice por teléfono, «ya vas a ver que acá todas vamos a estar mejor. Te dejo, estamos en contacto para coordinar tu viaje, Glo»
Gloria dice por teléfono, «Gracias querida Margarita…Gracias de todo corazón. Hablamos, saludos a mi princesa si le contás que me llamaste.»
Margarita dice por teléfono, «siempre le cuento cuando te llamo. Que estés bien, querida.»
Margarita cuelga la llamada, deja el teléfono nuevamente en la mesita de luz y tras buscar ropa, se mete al baño a darse una ducha.
Unos días más tarde…
Comunidad de Madrid; Restaurante Imperium Food
Ves una camarera aquí.
Margarita está con mucho trabajo en el restaurante, los clientes no paran de llegar y ella no ha descansado desde que empezó su turno.
Margarita anota una de las ventas en una planilla, cuando de repente recuerda algo tras mirar la hora en un gran reloj de pared
El ambiente en el restaurante se torna bastante ruidoso; entre los murmullos de los clientes, la música funcional e incluso el sonido de los conciertos y demás espectáculos provenientes del cabaret, donde también hay bastante afluencia de personas.
Margarita intenta adentrarse hacia la cocina del local para evitar el ruido, saca el móvil y tras pensar un momento, busca el contacto de Romina
Margarita le da al botón de llamada con algo de urgencia y aguarda
El teléfono da tono
Romina ha descolgado la llamada y se establece la comunicación.
Romina dice por teléfono, «hola Magy»
Margarita dice por teléfono, «hola, Romi. Contame, por dónde andás?»
Romina dice por teléfono, «estoy en Zaragoza, me llamaron para una entrevista de trabajo y estoy esperando que me reconfirmen para ir a donde me tienen que entrevistar. Por qué? Qué pasa?»
Margarita suspira
Margarita dice por teléfono, «en Zaragoza…a unas cuantas horas de acá de Madrid, verdad? No vas a poder venir…»
Romina dice por teléfono, «sí, 3 horas y un poquito más. Pero qué, para qué me necesitás?»
Margarita camina inquieta por el pequeño lugar donde se encuentra mientras otras trabajadoras la miran con mala cara al ver que no hace nada a pesar de la enorme cantidad de clientes.
Margarita dice por teléfono, «es que bueno, no te iba a contar porque era sorpresa pero me veo en la necesidad…tu mamá va estar llegando al aeropuerto de Barajas más o menos en una hora…y quería pedirte que la busques, a mí me va ser imposible.»
Romina dice por teléfono, «qué? Mamá viene a España? Pero…»
Margarita dice por teléfono, «pero nada, Ro, ya no hay vuelta atrás, está volando para acá así que protestar no te va servir de nada.»
una brisa acaricia tu cara
Romina dice por teléfono, «ya veo…pero por qué no la podés buscar vos? A caso no podés dejar tu laburo allá e ir un ratito al aeropuerto? Yo no me puedo mover de acá, en cualquier momento me pueden llamar, la tienda donde postulé para trabajar está en Zaragoza»
Margarita dice por teléfono, «en cualquier otra circunstancia dejaría el laburo como decís…pero justo hoy estamos abarrotados acá en el restaurante. pero bueno, veo como lo soluciono y voy por ella, en el estado mental en el que está no puede andar sola por mucho tiempo en un lugar que no conoce, no te imaginás lo mal que está, romina»
Romina dice por teléfono, «bueno pero perdoname…si no hubieras querido traerla a escondidas de mí y me hubieras contado de esto antes, capaz nos organizábamos e iba para Madrid un ratito, ahora ya no hay tiempo y es como te digo, no me puedo mover de acá hasta tanto me entrevisten. No quiero perder la oportunidad, Magy.»
Margarita dice por teléfono, «pero qué decís? Traerla a escondidas nada…en fin, no puedo discutir contigo ahora, ya veo como soluciono esto. Eso sí, vas a tener que acondicionar tu casa porque como te reitero, ella no está como para hospedarse mucho tiempo en habitaciones pequeñas de hotel, necesita comodidad y muchos cuidados. Espero sepas entender eso»
Romina dice por teléfono, «si si, eso lo entiendo…por ahora mantenela ahí con vos, yo recién voy a poder librarme cuando me entrevisten, antes no. Cuando me vaya vemos lo de la casa, no falta mucho por reacondicionar la verdad, de repente limpiarla algo pero poco más.»
Margarita dice por teléfono, «bueno, ya está…cualquier cosa te estoy avisando.»
oyes risas a lo lejos
Romina dice por teléfono, «dale Magy. Saludos a mamá, decile que nos vamos a ver pronto.»
Margarita dice por teléfono, «le digo. Nos vemos.»
Margarita cuelga la llamada y guarda el móvil en el bolsillo de su delantal
Margarita se dirige hasta la camarera que coordina los trabajos de los empleados temporales, le explica del mejor modo posible que le ha surgido una urgencia y que debe salir del restaurante. La camarera se niega en principio y le señala el local abarrotado, Margarita asiente y vuelve a hablarle un poco más, hasta que luego de cierto tiempo la convence, con la condición de que a penas resuelva la urgencia debe regresar al restaurante, a lo que Margarita está de acuerdo.
Margarita se quita el uniforme de trabajo y sale disparada hasta la calle para llamar un taxi.
Subí al taxi a penas lo vi llegar, fui hasta el aeropuerto y en menos de una hora, Gloria había bajado del avión. Gestionamos su entrada al país y a penas terminada esa faena, y tras recoger su equipaje, volvimos a llamar otro taxi que nos llevara hasta el hotel de preciados; por el camino íbamos hablando aunque a decir verdad me preocupaba mucho verla tan demacrada y apagada, la depresión por la muerte de su marido la había llevado a niveles inimaginables de dejadez y tristeza. Llegamos al hotel, gestioné las cosas para que nos dieran una habitación doble, de modo a estar juntas y como para ayudarla por si necesitaba algo. Todo el tiempo me mostraba ansias por ver a Romina, le dije que tendríamos que esperar porque andaba ocupada, pero que más temprano que tarde la veríamos. Me aseguré de que Gloria quedara cómoda en la habitación y le dije que tenía que salir, que andaba apurada porque en el restaurante donde trabajaba me estaban necesitando. Le dije que trataría de no tardar, la veía algo incómoda pero al final terminó aceptando. Volví a mandarle un mensaje a Romina, le envié el número de habitación de hotel donde estábamos por si pudiera venir a Madrid y ver a su mamá, necesitaba que me ayude con esto, Gloria debía recuperarse y yo sabía que ver a su hija serviría de mucho. Romina no contestó a mi mensaje, guardé el teléfono y me centré únicamente en trabajar, para luego llegar exausta esa noche, conversar un poco más con Gloria y casi obligarla a cenar, para que luego pudiéramos dormir ya que mañana sería otro día pesado en el que habríamos de ver si por fin pudiéramos comenzar a reencausar las cosas.