• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: De sustos y emociones

punto de vista: arnulfo

si pensaba que mi día sería como cualquier otro, vaya equivocación; ya que mientras esperaba el taxi saliendo del cabaret, aparecieron dos hombres que de inmediato me quitaron el dinero que había ganado y con el que pensaba llevar a romina al restaurante que salió en el periódico. uno llevaba una pistola, mientras que el otro llevaba un cuchillo; no pude verles el rostro, porque lo enían cuvierto y no iba a intentar forcegear para quitarles las capuchas. cuando hay armas de por medio no estás en posición de cometer estupideces; sobre todo cuando tu movilidad es limitada y no puedes defenderte como antes.
lo bueno es que se me quedó la costumbre de esconderme una parte del dinero y así logré salvar un poco. mil cosas se me pasaron por la cabeza en ese momento, sobre todo cuando uno de ellos cortó cartucho y me apuntó a la cabeza; ¿a qué hora iba a dispararme? era lo que me preguntaba y ya esperaba el disparo que acabaría conmigo. temía que me descubrieran lo que me había escondido y también me lo quitaran; temía también que algo los asustara y me hicieran algo; total nunca se sabe cómo reaccionarán si la situación se les sale de control ¿y si lo que me habían quitado no les parecía suficiente y me hacían daño? si esto me hubiera pasado el año anterior no me habría importado, incluso hubiera hecho cualquier tontería para que me mataran; total me hacían un favor según yo.
entre otras cosas tenía miedo de que algo me pasara y no volviera a ver a aquella persona tan especial para mí. sí, tenía miedo, escondido, pero lo tenía; a uno le enseñan que no debe mostrar miedo; podemos sentirlo porque somos personas después de todo, sin embargo debemos esconderlo en lo más profundo, ahí donde nadie lo note; puede mostrar cualquier cosa, pero no que estás asustado. así me fui a mi casa en cuanto llegó el taxi que había pedido. durante el camino iba pensando en todo lo sucedido; de cuando en cuando una canción pegajosa que sonaba en el radio me sacaba de mis pensamientos.
ya en casa decidí tomar un baño para relajarme; es que estaban tan distraído que ni cuenta me di que romi ya estaba en casa.
arnulfo canta una canción cualquiera mientras se está bañando
Romina prepara café en la cocina, oye cantar a Arnulfo y sonríe.
arnulfo termina de bañarse, se percata de que no metió ropa limpia, por lo que sale envuelto en una toalla
Romina prepara las cosas y las lleva al escritorio.
Romina lo ve salir y se apresura hasta él
Murmuras: “sí seré…”
Romina dice: “qué pasa, mi amor? puedo ayudarte en algo?”
arnulfo se ruboriza
Romina sonríe enormemente, mirándolo.
arnulfo hace lo posible para que romina no note que está un poco asustado por lo que le pasó
Dices: “ains es que no metí ropa limpia…”
Dices: “y pues me salí así”
Romina dice: “ya veo…pero eso, si querés que te ayude me decís, si?”
arnulfo se desplaza cuidando que no se le caiga la toalla
Romina suspira, borrando la sonrisa de su cara, pensando: va así y no quiere que lo ayude…bueno
Romina se vuelve a centrar en servir el café en ambas tazas, pero desviando la mirada de forma muy constante hacia arnulfo y sus movimientos.
a arnulfo se le cae la toalla
Romina lo ve y se muerde los labios, deja las cosas en el escritorio y se aproxima a él, sin tocarlo
Romina dice: “arni…decime en qué te ayudo, cariño.”
Romina alza la toalla, se pone de frente a él y lo cubre como puede
Dices: “dejé la ropa en la cama ¿podrías traerla por favor?”
Romina asiente, va rápidamente hasta la cama y coge la ropa, llevándosela a Arnulfo.
arnulfo se cubre mejor con la toalla
Romina dice: “a ver, te voy pasando de a poco para que no te enredes, cielo”
arnulfo asiente
arnulfo vuelve a cantar lo que estaba cantando en la ducha
Romina le pasa primero una camiseta.
Romina se lo piensa mejor y lo ayuda a ponérsela, metiéndole la camiseta por la cabeza.
Romina suspira levemente, viendo a arnulfo tan tranquilo mientras ella se nota un tanto exasperada por la situación.
Dices: “qué tal tu día?”
arnulfo la ve exasperada y suspira para sí
Dices: “deja, yo me la pongo”
Romina lo mira, un tanto extrañada mientras lo ayuda con uno de los brazos.
Romina dice: “ya vamos a hablar de eso, vestite primero haceme el favor…que no puedo verte así.”
arnulfo termina de ponerse la camiseta
Romina dice: “en serio disculpá…pero es raro ver a un tipo en silla tratando de vivir la vida como si no estuviera en ella…dios…”
Suspiras profundamente.
Romina le pasa la ropa interior esta vez.
Dices: “es que no queda otra”
Romina dice: “y sí…”
arnulfo se mueve hasta que consigue ponérsela
Romina dice: “es que es la primera vez que te veo, siempre que yo me despierto vos ya habías salido así que ni idea de cómo te manejás con esto, la verdad.”
arnulfo recuerda que no podrá llevarla al restaurante porque le han robado el dinero y adopta una expresión de tristeza
Romina lo ayuda a colocarse bien la ropa, lejos de mirarlo seductora como en otras oportunidades, se siente un tanto desesperada.
Dices: “ahora imagina cómo me las arreglaba cuando estaba solo”
Romina lo mira y procura relajarse un poco, al notarlo triste.
Romina dice: “ay, perdoname de verdad…pero no sirvo para esto.”
arnulfo termina de acomodarse la ropa y niega
Dices: “no no es.. por eso”
Romina se fija en que todo esté bien acomodado.
Romina dice: “entonces por qué?”
arnulfo suspira
Romina se acerca y le toma el rostro con ambas manos
Dices: “quería llevarte a un restaurante que abrieron hace poco, pero me han robado el dinero mientras esperaba el taxi”
Romina dice: “qué? dios mío…pero…”
Romina se queda parada, muy rígida y con expresión de perplejidad.
Dices: “ya ves. la gente ya no respeta”
Romina asiente y suspira, mientras va al escritorio.
Dices: “lo bueno es que no me hicieron nada”
Romina acomoda una taza de café para arnulfo, endulza el de ella y deja el azucarero al alcance. Luego va y mueve la silla, despacio hasta el escritorio.
Romina dice: “lo que no entiendo es cómo estás tan tranquilo luego de que te asalten…yo si me llega a pasar algo como eso no sé, mínimo estaría asustada. Y más en tu situación.”
Romina mueve la silla y se sienta, removiendo su café.
Dices: “peores cosas he vivido. después de ver tan cerca la muerte… va no sé”
Romina dice: “ah bueno…eso también es cierto.”
Romina dice: “bueno tranqui, si querés vamos al restaurante ese que decís mañana u otro día…por la plata no te preocupes, cielo”
arnulfo remueve su café, para después beberlo a pequeños sorvos
Romina se fija en medio del escritorio
Romina dice: “ay qué despistada…qué te traigo para acompañarlo? tenemos pan tostado y podés ponerle dulce o algo así…y creo que todavía hay una torta que compré para el desayuno. elegí, mi vida.”
Dices: “al menos me quedó algo para tomar taxi para ir mañana al trabajo…”
arnulfo se interrumpe al recordar lo ocurrido
a arnulfo se le ilumina el rostro
Romina dice: “bueno, siempre que necesites te puedo prestar, el taxi no sale caro, arni…pero pedime nomás”
Dices: “vamos por esa torta, que el dulce alivia las penas”
Romina sorve un poco de café, luego se levanta y va por el pastel y los dulces a la nevera, y por el pan en otro sitio. Lo trae todo al escritorio.
Romina finalmente sonríe, corta 2 trozos de torta y se los pone enfrente a arnulfo en un platito
Romina dice: “todos tuyos, amor.”
Murmuras: “así menos se me quitará la costumbre de esconderme el dinero…”
Romina se sienta, toma un pedazo de pan tostado y lo mordisquea sin muchas ganas.
Romina dice: “eh, en serio esa es una buena estrategia! ni ahí lo hubiera pensado.”
arnulfo comienza a comer el pastel, suspirando de vez en cuando
Dices: “y a ti cómo te fue?”
Romina alterna café con tostadas, ya más tranquila.
Romina dice: “bien, todo genial. Seguí viendo una de las casas que me gusta por internet…es preciosa, grande…pero cara.”
Dices: “tú dime y yo te ayudo con algo”
Romina dice: “acá en la torre también hay, pero ninguna me termina de convencer de las que están disponibles, hace poco habían otras pero se vendieron ya.”
Romina sorve algo más de café y asiente
Dices: “sí; una de ellas estaba en este piso”
Romina mordisquea más pan y asiente
Dices: “y como no se iban a vender rápido, si estaban más baratas de lo que cuestan originalmente”
Romina dice: “aaah cierto! esa ni la llegué a ver, se vendió muy rápido.”
Dices: “y si a eso le sumas que ya estaban amuebladas…”
Romina dice: “siii, eso es verdad. pero además, la que vi es en otra parte, lejos del ruido acá…más tranqui. te había contado, se llama guadalajara.”
Dices: “sí algo así me dijiste”
Romina piensa, mientras come un poco más.
arnulfo come; ahora su expresión es más relajada
Romina dice: “en tu país no hay una ciudad que se llama así también?”
Asientes afirmativamente.
Romina sonríe levemente.
Dices: “es un estado, de hecho”
Romina dice: “aaah eso, un estado. Viste? algo sé.”
Romina ríe bajito mientras se termina su café.
arnulfo sonríe, para continuar bebiendo su café
Romina toma otra tostada y le unta algo de mermelada de fresa
Romina recuerda algo.
arnulfo se termina la torta
Romina dice: “si no recuerdo mal llegué a ver un anuncio en la torre de un tipo que ofrecía servicio de guardia de seguridad o algo…capaz necesites alguien así, arni.”
arnulfo parece recordar algo
Romina come el pan con mermelada, mirando a arnulfo.
Dices: “creo que llegué a ver el anuncio en el tablón…”
Romina dice: “sí, ay que no recuerdo el nombre del señor…bueno, mañana cuando salga para mi turno lo leo y agendo su número, capaz le llame.”
Dices: “aunque también contemplaba la posibilidad de contratar uno de esos escoltas que se contratan por internet”
Romina dice: “aaaah si, creo haber visto su página, son la policía misma, creo.”
Dices: “sí creo que sí”
Romina dice: “pero trabajando como empresa de seguridad…ya no entiendo bien pero eso, también podría ser.”
arnulfo se ríe al acordarse de algo
Romina dice: “bueno, vos decime si llamamos a este señor que te digo, o al final contratás seguridad por la web. pero tenés que hacerlo como sea, por lo visto la gente no se va detener a pensar que estés en silla ni nada para quitarte los mangos que con tanto esfuerzo te ganás todos los días…”
Romina lo mira reír, con extrañeza.
Romina dice: “por qué la risa, vida?”
arnulfo sale de sus pensamientos ante el comentario de romina
Dices: “a es que se me quedó la ropa sucia en el baño y con ella el dinero que sobrevivió al robo”
Romina sonríe
Dices: “volviendo a lo anterior; llama al señor del anuncio a ver qué te dice”
Romina asiente
Dices: “rubén creo que se llama, algo así me acuerdo”
Romina dice: “aaah si, Rubén! ese era su nombre, es verdad.”
Romina dice: “ahora porque ya es tarde no lo llamo, pero mañana a penas me despierte sin falta.”
Dices: “sí”
Romina dice: “y lo de tu ropa tranqui, yo te la veo luego, cielo”
arnulfo se da cuenta de que no ha terminado el café y este ya se enfrió
Dices: “a no bueno sí seré, que ni del café me acordaba”
Romina empieza a recoger de a poco las cosas, menos la taza de Arnulfo
Romina dice: “si, pero se habrá puesto frío ya, creo que todavía hay un poco en la jarra. querés más?”
Dices: “por favor”
Dices: “ains qué cabeza la mía, amor”
Romina acerca la taza hasta ella, se la lleva hasta el fregadero, derrama el café sobrante y tras enjuagar, trae de nuevo la taza y cuchara y le sirve lo que quedaba en la jarra
Romina hace un gesto con la mano restando importancia.
Romina dice: “no te preocupes, suele pasar”
Dices: “primero olvido meter la ropa; luego me dejo la ropa sucia en el baño y ahora esto…”
Romina le pone la taza nuevamente enfrente, acercando también el azucarero y la cucharita.
Romina sonríe
Romina dice: “bueno….supongo que estarás todavía asustado con este tema de tu asalto, así que para mí es hasta normal si se quiere…”
arnulfo endulza el café para posteriormente beberlo a pequeños sorvos
Romina se lleva las demás cosas utilizadas al fregadero y las enjuaga lentamente.
Romina voltea a medias a mirarlo
Dices: “sí es que… me vinieron tantas cosas a la cabeza… dios no sé cómo no exploté”
Romina dice: “querés más torta? creo que hay un poco aún…”
Dices: “ya con éso, mi amor”
Romina dice: “uy, es lo que me pregunto, verte así tan sereno…bueno, por dentro estarás hecho mierda”
Romina asiente y vuelve a mirar hacia el fregadero, terminando de lavar todo y dejándolo secar a un lado.
arnulfo termina de beber el café, luego se desplaza hasta la cocina para dejar la taza en el fregadero
Romina se está por secar las manos, ve lo que hace arnulfo y se dispone a enjuagar su taza y cucharita.
Dices: “te espero, hermosa; no tengo problema con eso”
Romina dice: “pero seguro estás cansadísimo…y estresado con lo del robo.”
Romina deja secar también la taza y cucharita a un lado, se seca las manos y voltea a mirarlo una vez más
arnulfo se aprieta la cabeza, respirando profundo
Romina se acerca, le da un beso fugaz y busca en un pequeño armario alguna ropa ligera para ponerse luego del baño.
Romina oye su suspiro y lo mira
Romina dice: “qué te pasa, hermoso de romi?”
arnulfo se aprieta la cabeza
Romina toma una toalla que estaba colgada por una silla, mientras sigue mirándolo sin comprender muy bien su gesto.
Dices: “uy hasta la cabeza me dolió”
Romina dice: “te diiigo, acostate y cerrá los ojos, no voy a tardar mucho. Descansá, vida”
Romina se voltea y va con la toalla hasta el baño, pero antes de cerrar la puerta se vuelve a fijar en los gestos de arnulfo.
Dices: “ay yo quería que nos acostáramos juntos…”
arnulfo se desplaza hasta la cama
Romina dice: “mmm pero bueno, hoy no se puede, estás afectado con esto…pero tranquilo, que vamos a estar juntos igual, intento no tardar.”
arnulfo disimula un gesto de frustración
Romina le lanza un beso en la distancia y cierra la puerta, para tomarse un baño que la reconforte.
arnulfo se tumba en la cama, respirando profundo
Dentro del silencio de la casa, solo se alcanza a oír la ducha abierta por Romina.
arnulfo se masajea la cabeza, escuchando el sonido de la ducha

Nueva escena de rol: He vuelto, sí, pero para quedarme

Punto de vista: Miladycita

una noche fría como cual quiera. Habían pasado semanas muy tensas, donde me dediqué de pleno a desempacar la casa y tratar en lo más de recuperar el contrato con imperium. hacía horas extras y todo para salvar mi trabajo. decidí entonces darme un descanso, porque había trabajado más de lo habitual y estaba estresadísima…. entonces, ¿qué hacía los viernes por la noche en Lima?

claro, salidita, el concierto de todas las noches en algún local de barranco. Pero como no había el grupo de cumbia que tanto me gustaba, decidi salir por un café… quien sabe lo que me esperaría un viernes por la noche en la cafetería de uno de los más principales representantes de la literatura universal…

Comunidad de Madrid; Cafetería Cervantes
Es un local que ha pasado de padres a hijos desde hace casi cien años. Pese a la antigüedad, está totalmente reformado aunque conserva aires de mediados del siglo XX. Tiene mesas cuadradas rodeadas por cómodos sillones imitación piel y taburetes en la barra de madera oscura. La decoración está compuesta por fotografías de portadas de clásicos de la literatura universal.
Salidas visibles: fuera
Miladycita entra a la cafetería, busca una mesa bacía y al encontrarla se sienta a esperar al camarero
a lo lejos, robert disfruta de un café con leche. Tiene la mirada baja y la cara algo pensativa.

un camarero se acerca a entregarle la carta a la recién llegada

Miladycita observa co curiosidad entre la gente del lugar, el local está con regular de comenzales que charlan muy animadamente…
Miladycita pone atención en la carta yhace el pedido
Dices con acento limeño, “un café con leche y unos churos, por favor.”
Dices con acento limeño, “un café con leche y unos churros, por favor.”
el camarero dice: muy bien, señorita, denos unos minutos mientras le preparamos el pedido.

Miladycita asiente con una sonrisa, mientras el camarero se aleja a preparar el pedido de la chica
Miladycita sigue observando con curiosidad, a lo lejos, una mirada le es familiar… le hace señas para ver si la reconoce
oyes sirenas a lo lejos
robert levanta la mirada a penas, una señal de una chica lo saca de sus pensamientos.

robert se acerca un poco más y al ver que se trata de mila no puede hacer más que sonreír ampliamente

oyes sirenas a lo lejos
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
Miladycita reconoce a robert, le sigue haciendo señas con la mano y sonríe mientras lo ve acercarse
robert llega sosteniendo su café con leche que a penas provó, lo deja sobre la mesa que ocupa mila y corre a abrazarla

Dices con acento limeño, “robert… querido robert, cómo has estado?”
Miladycita se levanta para abrazar al chico
robert dice, ai, niña ingrata. ¿asi que te vas sin decirme nada?

Dices con acento limeño, “lo siento, lo siento muucho… no quise preocuparte tanto”
Miladycita se funde en un tierno abrazo con el chico

robert corresponde al abrazo de mila, se separa para ocupar el asiento frente a la chica

Miladycita se sienta mirando a robert a los ojos
el camarero se acerca y deja el pedido de mila frente a ella

Miladycita agradece y sonríe al camarero
el camarero se va a atender otras mesas

robert dice: anda, encima del café te pides churros? por dios, si que estás con ambre, eh?

Miladycita se ríe por el comentario del chico
Dices con acento limeño, “pues sí, el trabajo escesivo me tiene así, con ansias de comer…”
robert dice: no descuides tu salud…

Dices con acento limeño, “no no, no me ocurre todos los dias pero igual, creeme que hasta a mi madre le preocupa.”
Miladycita comienza a comer un churro, disfruta el sabor…
robert dice: a quien no, hermosa…

Miladycita se ruboriza. Unos segundos después, recupera la serenidad
Dices con acento limeño, “bueno, no es la primera vez que me pasa…”
robert la mira, tomando una actitud seria

robert dice: bueno, ahora me vas a decir, por qué te desapareciste todos estos meses?

Dices con acento limeño, “nada había sido tan sencillo. Tenía que alejarme de todo y asimilar… asimilar que lo tuyo con shamarly no era verdad, necesitaba pensar en muchas cosas… visitar el Perú…”
Miladycita bebe su café a pequeños sorbos
robert dice: valla, se ve que no te importó dejarme tan preocupado luego de ese pequeño momento que pasamos juntos en el parque del retiro…

Dices con acento limeño, “creeme que me dolió eso, de veras…”
Dices con acento limeño, “no a sido tan fácil. luego de irme a Varcelona no quería volver a madrid, no se por qué una ira contenida se apoderó de mí… de todo lo que se llamaba mila…”
toma su café, sin cambiar la expresión de su rostro

robert toma su café, sin cambiar la expresión de su rostro

robert dice: todo este tiempo me dejó mucho que pensar, pero sabes?. mis sentimientos no cambiaron. aún quiero y está tratar de conocerte y si el destino quiere constuir una historia a tu lado…

Miladycita toma su café a la par que se acaba los churros. una extraña sensación de sentimientos la invaden y no sabe que responder…
Dices con acento limeño, “robert… yo… ”
robert dice: está bien, sé que me equivoqué al estar con tu prima, me equivoqué al mantenerme en anonimato por ti… pero déjame intentarlo nuevamente…

Miladycita le sostiene la mirada y suspira
toma el café muy despacio, sin despegar su mirada llena de espectativa

robert toma el café muy despacio, sin despegar su mirada llena de espectativa

Miladycita se termina los churros y continúa con el café
Dices con acento limeño, “mira. Todo este tiempo me a servido para darme cuenta de muchas cosas. Todo el mundo se equivoca y hay heridas que sanar. Sé que las oportunidades existen y no seremos la escección. Nos conoceremos y veremos si el destino está a nuestro favor. Quiero verte feliz, robert…”
robert dice: mi felicidad la quiero construir contigo. veremos que nos depara el destino…

Miladycita sonríe mientras se termina el café
robert dice: pero quiero que me hagas una promesa… prométeme, que esta vez te quedarás…

Dices con acento limeño, “sí, esta vez volví para quedarme. volví para quedarme y ser feliz…”
sonríe ante el comentario de la chica.

robert sonríe ante el comentario de la chica.

Miladycita hace señas al camarero
Dices con acento limeño, “luego te contaré como estuvo la estadía por el Perú, te hablaré de mi hermanita y todo lo demás… ahora es algo tarde.”

robert dice: antes que te vallas, me gustaría quedarme un poco más contigo… no sé, capaz caminar un poco por la plaza, si es que no tienes prisa.

Dices con acento limeño, “platicar bajo la lluvia? ”
Dices con acento limeño, “bueno… creo que no puede existir cosa más cursi”
alguien se ríe cerca de aquí

el camarero se acercó, pedimos las cuentas y cuando las trajo, robert se empeñó en pagar. Me dijo que no le llevara la contra o se enojaría conmigo. dejé que pagara y luego decidimos salir a la plaza y hacer la tan anciadoa plática bajo la lluvia donde hablamos de todo y principalmente, de lo bonito que era esta plaza de noche. Nos esperaba un destino, una vida. donde yo, volví sí, pero para quedarme.

Nueva escena de rol: Una posible oportunidad. Entrevista de trabajo.

Punto de vista: Miren

Vendes una hamnburguesa y recibes 1,50 euros.
[Ganas 1 puntos de reputación]
Descuelgas la llamada y se establece la comunicación.
Dices por teléfono, “sí?”
morella te dice por teléfono, “Buenas tardes. Hablo con Miren?”
Dices por teléfono, “sí, soy yo. quién es?”
una brisa acaricia tu cara
oscar vende una hamburguesa.
oscar mira a la chica que habla por móvil
morella te dice por teléfono, “Hola miren. Mi nombre es Morella, te llamo de la agencia de traducción Twist Language, en referencia a una oferta de empleo para la que se postuló”
oscar te mira.
Dices por teléfono, “sí, dígame”
oscar vende una hamburguesa.
morella te dice por teléfono, “Queríamos saber si sigue interesada y cuando podríamos concertar una entrevista”
Dices por teléfono, “sí, continúo interesada. podría ir ahora, si le viene bien”
oscar vende una hamburguesa.
morella te dice por teléfono, “Perfecto, aquí la espero.”
Dices por teléfono, “gracias, hasta ahora”
Cuelgas la llamada.
Comunidad de Madrid; Calle del Príncipe
Te encuentras en una calle en el denominado Madrid de los Austrias, y dentro del barrio de Las letras. Corre desde la plaza de Canalejas hasta la calle de las Huertas, donde se abre a la plaza de Santa Ana.
Salidas visibles: plaza-de-canalejas, calle-huertas, plaza-santa-ana, y agencia
Comunidad de Madrid; Agencia de Traducción y Marketing Digital Twist Language
Esta agencia se especializa en las traducciones Jurada, Alimentaria y farmacéutica, pero su equipo de profesionales es capaz de traducir cualquier texto. Observas un espacio destinado a las visitas donde pueden atenderte.
Te encuentras con morella.
Salidas visibles: fuera
morella está tras un mostrador
Miren entra a la agencia
morella está ordenando papeles y expedientes
Miren ve el mostrador y se aproxima a él
Dices con acento vasco, “buenas tardes, soy miren”
morella levanta la vista y ve a la chica acercarse
morella te mira.
morella dice con acento veleño, “HOla miren, que tal? acompáñame.”
Miren sigue a morella
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
morella se levanta del mostrador y coge unas llaves, dirigiéndose hacia una puerta al fondo
morella abre la puerta de un despacho con llave y da paso a Miren.
Miren entra al despacho
morella entra tras ella y cierra la puerta
morella señala un escritorio en el que hay dos sillones
morella dice con acento veleño, “SIéntate, por favor”
morella sonríe.
Miren toma asiento
morella se sienta en frente a la chica
morella mira a la chica y habla
morella dice con acento veleño, “Bien miren, has ejercido alguna vez de traductora?”
Dices con acento vasco, “sí”
morella dice con acento veleño, “qué tipo de material has traducido?”
Dices con acento vasco, “sobre todo material literario”
morella dice con acento veleño, “Libros, genial.”
morella dice con acento veleño, “Y cómo vives la traducción de esos libros?”
Dices con acento vasco, “intento mantener la esencia del original”
morella dice con acento veleño, “Perfecto. QUé idiomas traduces?”
Dices con acento vasco, “inglés e italiano”
morella asiente afirmativamente.
morella dice con acento veleño, “alguna vez has revisado traducciones de otros traductores?”
Dices con acento vasco, “no”
morella dice con acento veleño, “Y cuéntame, te ha decepcionado alguna de tus traducciones?”
Dices con acento vasco, “a veces pienso que lo podría haber hecho mejor”
morella asiente afirmativamente.
Estaré despierto hasta que me quede dormido. Mundo virtual guardado.
morella dice con acento veleño, “Miren, qué piensas de la relación entre los traductores con los editores y los autores?”
Dices con acento vasco, “Hay veces en las que la relación es muy buena, pero otras en las que podría ser mejor”
oyes una discusión a lo lejos
morella dice con acento veleño, “Bien.”
morella dice con acento veleño, “Vamos a terminar de hablar con todos los candidatos que se han anotado al proceso de selección y te llamaremos cuando tomemos una decisión, de acuerdo?”
Dices con acento vasco, “me parece bien”
morella dice con acento veleño, “Puede retirarse, que tenga buena tarde.”
Dices con acento vasco, “igualmente”
morella sonríe.
morella se levanta y abre la puerta
Miren se levanta y sale

Nueva escena de rol: La cautiva, parte 1

Punto de vista: Aurora

El comienzo; un mail para alertar.
NQN Rolita
Aurora sube al coche para emprender rumbo al trabajo un día más. Se acomoda, se ajusta el cinturón y arranca el motor, aguardando un momento a que este se caliente para moverse.
Aurora vuelve a verificar que todo esté en orden, aunque lo ha hecho varias veces antes de salir de la habitación del hotel
Aurora activa el GPS y se dispone a salir del estacionamiento.
En ese momento, el móvil vibra al recibir un nuevo mensaje de correo electrónico.
Aurora desvía levemente la mirada hacia el móvil cuando siente la vibración, pero al no tratarse de una llamada no le da importancia. Mira el camino marcado por el GPS y lo sigue, atenta a la vía.
Tras un tiempo Aurora llega al lugar, apaga el motor y se desabrocha el cinturón. Mira la hora y al ver que ha llegado temprano, prefiere esperar dentro del coche.
Aurora revisa el móvil para leer el correo que le llegó. Se fija en el remitente, Perla Ortega, y no puede evitar sorprenderse un poco.
Aurora piensa: qué querrá esta ahora…vamos a ver.
Aurora abre el correo, en el cual se puede leer: “Hola, Auri. Espero que andes muy bien, hace mucho no te escribía. Ahora lo tengo que hacer si o si, pero para contarte algo que capaz no te guste nada.”
Aurora se detiene un momento en esa línea, luego sigue: “Mati salió del centro de rehabilitación hace unos días, yo me enteré recién ahora, porque él mismo me mensajeó preguntando…imagino que ya sabés por quién”
Aurora se detiene de nuevo, suspira y asiente para luego seguir: “claro que yo no le dije ni pío, y para que me creas te mando las capturas de pantalla con todo lo que hablamos. Según él quiere disculparse contigo, yo la verdad no sé qué pensar. Ahí te dejo los screen, cualquier cosita preguntame y decime qué más le contesto si por ahí me vuelve a escribir. Abrazo, Perli.”
Aurora se pasa la mano libre por la cara, incrédula. Descarga las imágenes adjuntas en el correo, abre la primera en pantalla y lee.
Matías: “Hola Perlita, tanto tiempo sin escribirnos. Cómo andás?”
Perla: “hola…quien sos? No te registro”
Matías: “Eeh, qué raro, si no cambié mi número. Soy Mati.”
Perla: “Mati? Mati Brizuela? Vos no estabas internado?”
Matías: “sí, salí hace unos días, ya estoy mejor”
Perla: “Aah, me alegro entonces.”
Matías: “Perli, te escribo por algo…por si acaso no sabés si Auro Ríos…Cambió su número? Le escribo al que tenía y no responde, es más ni lee, es como si no estuviera activa hace mucho”
Aurora pasa rápidamente a la siguiente imagen.
Perla: “qué querés de ella?”
Matías: “escribirle y pedirle perdón…sé que está enojadísima conmigo; la cagué, y pensar en eso me jode.”
Perla: “Ah…pero no, yo no te voy a decir nada de ella, porque por sobre todo es mi amiga.”
Matías: “no seas así…en serio bancame esto, Perli.”
Perla: “no, ya te dije que de mi parte no vas a conseguir nada. Buscala por tu cuenta, Mati”
Matías: “bueno, no quería hacer esto…pero voy a tener que irme a su casa”
Perla: “hacé lo que te parezca.”
Aurora termina de leer el texto de las imágenes y resopla.
Aurora se dispone a responder, tecleando rápidamente.
En la pantalla se puede leer: “hola Perla…así que ese individuo salió? Bueno, hiciste bien en no darle ningún contacto mío, pero tampoco quiero que se vaya a casa. Decile que mi mamá está enferma, que no vaya a molestarla; mi cuñada tampoco se puede quebrantar, está embarazada con alto riesgo. Haceme el aguante con eso también, porque yo no pienso mostrarle ni una pestaña a ese desgraciado. En serio, que no joda y avisame si te vuelve a insistir, veo como le soluciono el problema. Gracias por contarme, hablamos.
Aurora le da al botón de enviar y suspira de nuevo, mirando hacia un punto fijo mediante el parabrisas para retomar la serenidad y poder bajar del coche.
En ese momento, Luis golpea la ventanilla del lado del conductor, Aurora se sobresalta y se gira de golpe a mirar, luego baja el cristal.
Dices: “pero la mierda…me asustaste boludo. Hola”
Luis sonríe pero al ver la expresión de su hermana, queda muy serio.
Luis dice: “buenos días…te pasa algo? Solés venir seria, pero no así. Contame Auro”
Aurora toma el móvil y mira la hora tras desbloquear.
Dices: “sí, entrá y te cuento.”
Aurora le señala el asiento del copiloto
Luis asiente y va hasta la puerta del copiloto, la abre y entra, acomodándose en el asiento y volviéndose a fijar en la expresión de Aurora
Aurora vuelve a mirar el móvil y piensa.
Dices: “tenemos 5 minutos, así que vamos rápido. El tarado de Matías salió del centro de rehabilitación y me está buscando.”
Luis se sorprende y de inmediato le toma una de las manos a su hermana.
Dices: “pidió mi número y no le dieron, piensa irse a casa. Sigue igual de obsesionado.”
Luis dice: “y qué pensás hacer al respecto, brujis? Porque sabés que él no va a parar.”
Aurora suspira, moviendo un poco la mano que le toma Luis.
Dices: “ni idea…y ya que te conté esto, no me podés ayudar?”
Luis se la sostiene y la aprieta con suavidad, mirándola.
Luis dice: “no sé qué puedo hacer…solo si le contara a Graciela como para que esté prevenida…”
Aurora niega con efusividad
Dices: “dejalo así…sabés que no quiero que nadie además de quienes saben este tema se entere. No es que no confíe en Graciela, pero ya me entendés, no?”
Luis dice: “claro, era solo una posibilidad así que tranquila.”
Luis dice: “Voy a pensar en algo más, está bien? Le puedo escribir incluso yo mismo si me conseguís su número.”
Aurora asiente y desbloquea el móvil con la mano libre, toca la pantalla varias veces hasta que encuentra las imágenes que le ha enviado Perla al correo
Dices: “mirá, esto le dijo él. Ahí está su número. Igual no sé…si le escribís vos es como si yo no tuviera valor para hacerlo y mandara a otro.”
Luis asiente
Dices: “la verdad no es valor lo que me falta, sino ganas y también, es que tengo la postura muy clara. Ese gil no merece ni mi saludo, Luis.”
Aurora le muestra la pantalla, Luis lee con detenimiento y suspira levemente.
Luis dice: “bueno, conservá ese texto por ahora y si querés luego me lo pasás para copiar el número y escribirle si al final te decidís, peque.”
Aurora vuelve a mirar la hora para luego bloquear el móvil, mientras asiente.
Dices: “en fin, que llevamos 2 minutos de atraso. Andando.”
Aurora le suelta la mano a su hermano y toma sus cosas, alistándose para bajar.
Luis recupera la sonrisa y asiente, abre la puerta y baja del vehículo
Aurora saca las llaves y también baja, bloqueando las puertas y dirigiéndose a paso rápido junto a su hermano hasta el taller.

Nueva escena de rol: Te amo, Osvaldo

unto de vista: Dana

Estaba en el hotel de preciados, tenía mi casa pero necesitaba salir un poco y relajarme, estaba un poco estresada por los días de trabajo
Dana está recostada en la cama mirando lifebook
[SMS] osvaldo: “Hola dana. que tal estás?”
Dana mira la notificación de mensaje y cierra lifebook, abre la aplicación de mensajes y sonríe al ver el chat con osvaldo
Dana escribe emocionada
SMS enviado: “Hola, todo genial. Tú?”
[SMS] osvaldo: “Todo muy bien tamibén.”
SMS enviado: “Me alegro, justamente pensaba escribirte ”
[SMS] osvaldo: “oh bien! pues cuéntame.”
SMS enviado: “quería saber que tal estás, como te ha ido y eso”
[SMS] osvaldo: “Arreglando cosas con el tema del restaurante y tal.”
SMS enviado: “bien. Ya está la decoración y eso?”
[SMS] osvaldo: “Ayer estube hablando con aria. ¿Tienes algo que hacer y te lo cuento en persona?”
SMS enviado: “claro, dónde nos vemos?”
[SMS] osvaldo: “Estoy en el hotel de preciados, pero puedo ir a buscarte donde quieras.”
SMS enviado: “yo te veo ahí”
[SMS] osvaldo: “OK”
Después de unos minutos salí, regresé las llaves de la habitación y me dirigí a ver a Osvaldo
Comunidad de Madrid; Imperium Hotel
osvaldo observa a la chica
osvaldo dice con acento etíope, “anda. estabas aquí?”
Dices: “si”
Sonríes.
osvaldo se acerca a la chica
osvaldo dice con acento etíope, “y eso? cómo que no duermes en casa?”
Dices: “es que salí algo cansada de repartir y se me ocurrió venir aquí ”
osvaldo dice con acento etíope, “aaah”
osvaldo besa a la chica
Dana corresponde al beso,
osvaldo dice con acento etíope, “te he echado de menos”
Dices: “y yo a ti, cariño”
osvaldo abraza a la chica por la cintura
osvaldo dice con acento etíope, “donde te apetece ir?”
Dices: “podemos ir a caminar por puerta del sol, es lindo ese lugar”
osvaldo dice con acento etíope, “Venga, mallamos”
escuchas música a lo lejos
Dices: “vamos”
osvaldo coge a dana de la mano
Dana acaricia la mano de osvaldo y camina hacia afuera

Comunidad de Madrid; Calle de preciados.
Ves saet reacondicionado y una limusina privada aquí.
La subida de la temperatura anuncia la próxima llegada de la primavera.
osvaldo sale del hotel.
osvaldo dice con acento etíope, “un momento”
osvaldo se acerca a la limusina.
Dana mira a osvaldo
osvaldo abre la puerta del conductor y extrae un manojo de llaves de la guantera
osvaldo se dirige a dana y le entrega las llaves
Dana toma las llaves y las mira
Dices: “y eso?”
osvaldo dice con acento etíope, “El vehículo ahora es mío, podrás usarlo siempre que no lo esté usando yo”
osvaldo te ha añadido como propietario de una limusina privada.
Dana dice emocionada, muchas gracias, cariño
osvaldo dice sonriendo, “De nada, corazón”
Sonríes.
osvaldo dice con acento etíope, “Bueno, vamos?”
Dices: “vamos”
Dana guarda las llaves en su abrigo
osvaldo se marcha hacia Puerta del Sol.
Comunidad de Madrid; puerta del sol
Un grupo de taxistas se encuentran concentrados frente a la Casa de Correos.
Ves La estatua de la Mariblanca, La estatua ecuestre de Carlos III, saet reacondicionado, vehículo blindado F2, Rinault Migane, Saet reacondicionado, un vehículo policial, NQN Rolita, y rinault migane aquí.
Te encuentras con osvaldo.
osvaldo llega a la plaza con dana
Dana mira la plaza y a osvaldo alternativamente
osvaldo dice con acento etíope, “BUeno, ppor donde te quedaste de lo del restaurante?”
Dices: “me quedé donde ya tenía tu cuadro, algo así”
osvaldo dice con acento etíope, “Sí, bueno fui a ver ese cuadro”
observas como la gente va y viene.
Dana escucha atenta
osvaldo dice con acento etíope, “Era bonito, pero no terminaba de representar lo que quería buscar. Así que le he mandado hacer otro.”
osvaldo dice con acento etíope, “de todas formas se lo compré, porque me daba cosa y era bonito.”
Dices: “te entiendo”
osvaldo dice con acento etíope, “Para el nuevo cuadro me pidió un uniforme de los que usan los camareros, y ayer fui a entregárselo.”
oyes un claxon cerca de aquí
Dices: “supongo que con eso ya más o menos sabrá que es lo que buscas”
osvaldo dice con acento etíope, “creo que sí. Aún así estamos barajando dos posibilidades.”
Dices: “a sí?”
osvaldo dice con acento etíope, “si mira.”
Dana escucha al chico
osvaldo dice con acento etíope, “Resulta que en un principio los camareros iban a llevar uniforme y las chicas faldas.”
osvaldo dice con acento etíope, “Pero tras hablar con la junta decidimos que tenemos que eliminar la barrera sexista, así que decidimos que todos tenían que llevar la misma vestimenta, independientemente del sexo”
Dices: “oh, entiendo”
Dices: “eso me parece genial ”
osvaldo dice con acento etíope, “así que también estamos barajando la posibilidad que los camareros y camareras lleven falda.”
Dices: “oh, ya”
osvaldo dice con acento etíope, “así que bueno, eso era.”
Dices: “y nó te ha dicho en cuanto tiempo tendrá el cuadro?”
osvaldo dice con acento etíope, “No, pero eso es lo de menos.”
oyes una discusión a lo lejos
Dices: “si, lo sé”
osvaldo dice con acento etíope, “Y tú, qu´`e novedades tienes?”
Dices: “pues, vi en el periódico que se buscaban pediatras y envié mis datos”
osvaldo dice con acento etíope, “Oh, eso está genial.”
Dices: “si, ahora espero noticias sobre eso”
osvaldo dice con acento etíope, “espero que te contraten.”
Dices: “esperemos que sí”
Sonríes.
osvaldo devuelve la sonrisa
Dices: “en serio es genial volvernos a ver”
osvaldo dice con acento etíope, “La verdad que sí, hacía falta ya”
Dices: “te quiero, y mucho”
osvaldo abraza a dana
osvaldo dice con acento etíope, “Yo también a tí”
Dana abraza a Osvaldo
osvaldo besa lentamente a la chica
Dana corresponde al beso
osvaldo dice con acento etíope, “quieres que nos sentemos un rato?”

Dices: “claro, vamos”
Sonríes.
osvaldo se dirige a un banco de la plaza
el viento golpea tu cara.
Dana camina con Osvaldo
alguien se ríe cerca de aquí
Dana se sienta en un banco
osvaldo se sienta en un banco
Sonríes.
osvaldo abraza a dana por la cintura
Dana acaricia las mejillas de osvaldo
osvaldo le coje los mofletes a dana
observas como la gente va y viene.
oyes una discusión a lo lejos
Dana sonríe a Osvaldo
osvaldo dice con acento etíope, “qué bonita que eres”
Dices: “y tú eres genial”
osvaldo besa a la chica
Dana besa a Osvaldo
osvaldo acaricia a la chica
Dana devuelve las caricias a Osvaldo
osvaldo sonríe
Dices: “en serio que verte me hace tan bien”
osvaldo dice con acento etíope, “Pues pretendo seguir viéndote.”
Dices: “yo pretendo lo mismo”
Sonríes.
osvaldo le da un liger beso
Dana corresponde al beso y después sonríe
osvaldo le devuelve la sonrisa
osvaldo dice con acento etíope, “BUeno. que quieres hacer ahora?”
Dices: “pues no lo sé, ideas?”
osvaldo dice con acento etíope, “podemos seguir paseando”
Dices: “claro!”
Sonríes.
osvaldo se levanta
Dana se pone de pie
osvaldo continúa paseando por la plaza
Dana pasea por la plaza, mirándola
Dices: “este lugar es precioso”
osvaldo dice con acento etíope, “Sí, aunque hay lugares más bonitos.”
Dices: “es cierto eso”
osvaldo se dirje a la mariblanca
Dana camina con osvaldo
osvaldo pasea alrededor de la estatua
osvaldo dice con acento etíope, “sigues en lo de las pizzas?”
Dices: “si”
osvaldo dice con acento etíope, “ajá”
Dana mira la estatua
osvaldo observa a dana
oyes una discusión cerca de aquí
Dices: “aunque prefiero los turnos en el restaurante”
osvaldo dice con acento etíope, “y eso”
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
Dices: “eso de los camiones no es lo mío”
osvaldo dice con acento etíope, “ah, entiendo”
Dices: “si, aunque se gana más”
osvaldo dice con acento etíope, “lo sé.”
Dices: “pero mientras consigo algo fijo está bien”
osvaldo dice con acento etíope, “Dentro de lo que cave, es estable”
Dices: “si, lo mismo digo”
osvaldo se dirige hacia la estatua ecuestre
osvaldo observa la estatua
Dana camina a la otra estatua y la mira
osvaldo dice con acento etíope, “esta estatua me gusta más”
Dices: “es bonita”
Sonríes.
osvaldo dice con acento etíope, “sí”
osvaldo sonríe.
Dices: “yo suelo pasar por aquí”
osvaldo dice con acento etíope, “y eso?”
Dices: “cuando termino de repartir aveces para llegar a mi casa paso por aquí”
oyes sonidos de obra y maquinaria de construcción
osvaldo dice con acento etíope, “pero por que te pilla de camino? o porque te gusta estár aquí”
Dices: “no, porque paso de camino”
osvaldo dice con acento etíope, “ah, bien.”
Sonríes.
osvaldo dice con acento etíope, “quieres hacer algo más? o quieres marchar ya.”
Dices: “creo que iré a casa, debo hacer algunas cosas”
osvaldo dice con acento etíope, “Perfecto. Coges el coche? o vas andando.”
Dices: “voy caminando, sin problema”
Sonríes.
osvaldo dice con acento etíope, “Bien. cualquier cosa estoy en el hotel, ok?”
Dices: “vale, cariño”
osvaldo besa a la chica
osvaldo dice con acento etíope, “cuídate. te amo”
Dana corresponde al beso
Dices: “yo también te amo”
osvaldo sonríe
Sonríes.
osvaldo dice con acento etíope, “BUeno, pues nos vemos en otro momento.”
Dices: “claro, cualquier cosa ya sabes que estoy aquí”
osvaldo dice con acento etíope, “lo mismo digo”
Dana lo besa por última vez y se aleja

Nuevo relato de Vinchenzzo: En busca de cumplir todos mis sueños

Era un niño, tendría aproximadamente unos diéz años, cuando en roma, comenzamos hablar de la cocina, comenzamos hablar del arte que significa cocinar. En aquel tiempo no entendía mucho, era crío y pensaba que cocinar era nada más que colocar una olla a herbir y ya está. Fue a los 14 años, cuando con mi familia viajamos hasta Villa Adriana, nunca olvidaré ese día. Nos encontrábamos en casa de mis abuelos, y la consigna era que toda la familia debía aportar algo para la comida del día. Dicha comida consistía en una lasaña, rellena de carne. Todos comenzamos a amasar la pasta, de manera que quede en forma de lámina cuadrada, y así fuimos preparando dicho plato. Lo que nunca olvidaré de ese día, es que a partir de ahí, descubrí la pasión de la cocina. Ese día sábado todo había cambiado para mí, ya no quería ser abogado, por una extraña razón, ahora solo quería ser chef. Poder cocinar lo que ya estaba inventado, pero tener la capacidad de inventar otras cosas, llegar a hacer cosas muy difíciles. Terminé a los 17 años la escuela en Roma y un año mas tarde inicié mis estudios. Tras cuatro años, me recibí. Comencé cocinando en un restaurante italiano en donde me fue bien. Pero a veces no todo es color de rosas, y el dueño del restaurante tuvo que salir de emergencia hacia luxenburgo, y el local tuvo que cerrar, dejando sin trabajo a mucha gente. Fueron otros cuatro años a la deriva, fueron otros cuatro años sin encontrar lo que buscaba, hasta que un compañero de trabajos a quién le había perdido el rastro, por causalidad o casualidad, me lo encuentro en una plaza, y comienza hablar maravillas de españa, que allí encontraría trabajo seguro porque no hay restaurantes de comida italiana que hicieran la competencia, y que yo mismo podría ser quien cree uno. Ser mi propio jefe,? eso no lo había pensado nunca en mi vida. se me presentaba una hermosa oportunidad de poder cumlir todos mis sueños, y a la manera que yo quisiera o creyera conveniente. Tras días de discuciones con familiares que decían que iría a un lugar inseguro, donde no sabía que futuro tendría, logré convencerlos y emprendí viaje a zaragoza. Me alojé en el imperium hotel de un centro comercial, y desde ese momento comencé a darme cuenta de que sí, había pocos restaurantes. Tras unos días en los que comencé a pensar que sería mejor volver a roma por no tener fondos, me encontré con mi amigo otra vez, quien me dijo. “¿que haces en zaragoza? deberías ir a madrid, allí hay más trabajo que aquí!”. Tras unos dos o tres días pensando, decidí emprender viaje a madrid, hacia nuevas tierras españolas donde quizá encontraría nuevos trabajos, nuevas aventuras tal vez. Me encontré con más trabajo, a tal punto de poder comprarme una casa y lograr tener un buen lugar donde vivir por consiguiente. Ya llegará el tiempo de cumplir mis otros sueños anelados, de lograr otros objetivos.