Nueva escena de rol: Entrando en confianza con arnulfo

Punto de vista: Romina

Fui a trabajar una vez más a aquel restaurante, era lo único que tenía para hacer de momento. Lo volví a ver y jamás me hubiera esperado lo que sucedería después.
Comunidad de Madrid; Restaurante Imperium Food
Te encuentras con arnulfo.
arnulfo vende una hamburguesa.
arnulfo mira la hora en su reloj, se da cuenta de que ya ha terminado su turno
Romina entra al restaurante, ha llegado un poco antes de su turno habitual. Mira a su alrededor y ve poca gente para la hora que es
arnulfo busca una mesa libre y se acomoda luego de encontrarla
Romina camina con paso decidido a donde la camarera e intercambia unas palabras con ella, esta asiente y le entrega el delantal y gorro correspondiente para comenzar a trabajar.
Romina se dispone a trabajar, cuando ve en una mesa a Arnulfo, se le acerca rápidamente.
Romina llega y en primer lugar le sonríe, luego se sitúa a su lado derecho y se agacha para ponerse a su altura.
arnulfo está por llamar a la camarera y reconoce a romina
Dices: “hola! nos volvemos a ver”
arnulfo dice: “hola. efectivamente volvemos a encontrarnos”
Romina asiente
arnulfo dice: “aunque mi turno ya ha terminado”
Dices: “aaah entiendo, entonces estás acá como cliente ahora. Te tomo el pedido, querés?”
arnulfo dice: “por favor; luego que te desocupes platicamos algo”
Romina saca libreta y boli del bolsillo del delantal.
arnulfo dice: “por lo pronto voy a querer una amburguesa de pollo con ensalada, por favor”
Romina mira fijamente a Arnulfo y asiente
Romina anota el pedido en la libreta
Dices: “y querés algo de tomar también?”
arnulfo dice: “un jugo de naranja está bien”
Romina asiente y vuelve a escribir
arnulfo sonríe.
Romina se le acerca un poco
Murmuras: “ahora vuelvo y hablamos lo que quieras.”
arnulfo asiente
Romina sonríe, luego se aleja hacia la cocina
Tras unos minutos, Romina vuelve hasta la mesa de Arnulfo, trayendo la bandeja con su hamburguesa, la ensalada y el vaso de jugo, lo sitúa todo frente a él
arnulfo dice: “gracias”
Romina lo mira
Dices: “necesitás que te ayude con algo?”
Romina mira el plato y los cubiertos
arnulfo dice: “así está bien, gracias”
Romina asiente
Romina mira para todos lados, viendo que cada vez hay menos clientes a quienes atender y que los pocos que hay están atendidos ya
arnulfo corta la amburguesa en trozos pequeños, posteriormente come con cuidado
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
Romina mira comer al chico
arnulfo come evitando ensuciar la mesa
Dices: “creo que no hay mucha gente, así que supongo que podemos hablar ahora. Bueno, luego de que comas todo.”
Romina vuelve a mirar hacia la entrada del restaurante, aguardando mientras tanto la respuesta.
arnulfo dice: “yo aprovecharía antes que llegara más gente, pero usted sabrá”
Romina lo vuelve a mirar, sonríe y asiente
arnulfo comienza a comer la ensalada, cuidando no ensuciarse ni ensuciar la mesa
Dices: “ocupo tu mesa contigo, está bien?”
arnulfo dice: “claro”
arnulfo lleva un trozo de amburguesa a su boca, mezclándolo con la ensalada
Romina mueve una silla y se sienta frente a Arnulfo, lo mira entrecerrando los ojos y algo sorprendida
Dices: “contame, de qué querés hablar conmigo?”
arnulfo busca las palabras que va a decir, mientras tanto termina de masticar
Romina entrelaza sus dedos entre sí sobre la mesa, dejando ver sus largas y esculpidas uñas, muy bien cuidadas. Mira a Arnulfo directamente a los ojos
arnulfo dice: “el día que nos encontramos, la noté sorprendida al igual que hoy”
arnulfo dice: “y hasta la fecha no encuentro el motivo de la sorpresa”
Romina piensa un poco
Dices: “tanto se me nota? en serio?”
arnulfo asiente afirmativamente.
arnulfo dice: “no me molesta, es sólo por curiosidad”
Romina sonríe ante el comentario.
Dices: “estaba por preguntarte justo eso, si te molestaba, porque yo no me doy cuenta, siempre me dijeron que expreso muchas cosas mediante el rostro, pero no pensé que sería tan evidente.”
arnulfo sonríe.
arnulfo dice: “es que las modelos deben expresar algo, de lo contrario serían como muñecas desfilando”
Romina asiente
Dices: “tenés mucha razón, eso es fundamental para nosotras, expresarnos mediante todo el cuerpo pero más el rostro, sí”
Dices: “pero bueno, te cuento lo que me pasa con vos. Es que realmente me sorprende verte acá, trabajando, prácticamente solo, sin nadie que te ayude como te dije en aquella oportunidad.”
Dices: “me sorprende que estés comiendo así como si nada, no sé, es que en serio mi imagen sobre las personas como vos es tan…diferente.”
arnulfo dice: “como le dije el otro día, el trabajo me sirve para vivir de algo, pero también me sirve como un distractor”
arnulfo dice: “lo usaba de ese mismo modo antes del accidente”
arnulfo murmura: “al menos expresa algo, no que yo, que me dicen que parezco una piedra”
Dices: “aah entiendo, de hecho eso me quedó claro el otro día, pero como te digo, no puedo terminar de asimilarlo, para mí la gente así como vos debe estar protegida en su casa, viviendo una vida sin estrés, sin sobresaltos…yo que sé.”
Romina sonríe, esta vez ya su sonrisa es más de confianza, natural y hasta un tanto pícara para con el chico
arnulfo le devuelve la sonrisa, posteriormente termina de comer la amburguesa
Murmuras: “una piedra…bueno, dirán eso porque sos así medio rígido… es raro ver a un tipo así, pero para decirle piedra…mmm”
arnulfo murmura: “bueno en mi trabajo me decían duende”
Dices: “quéee?”
Te partes de risa.
arnulfo sonríe, expresando un dejo de nostalgia
Romina niega mirando al chico y sin parar de reírse
Dices: “ay boludo perdoname pero es que…cómo que te decían…”
arnulfo dice: “es que un superior dijo que mi nombre era nombre de duende”
Romina no puede terminar la frase y vuelve a reír
arnulfo dice: “y si un superior dice que es nombre de duende, es nombre de duende”
Romina intenta calmar la risa, respirando profundo varias veces y mirando de vuelta a Arnulfo.
Dices: “qué sentido del humor tenía tu superior, eh?”
arnulfo niega con la cabeza.
arnulfo dice: “si la hubiera conocido no diría lo mismo”
Dices: “che pero contame algo…por qué tu superior? pienso y no sé qué profesión tendrías para llamar superior a…tu jefe, patrón, que se yo…”
arnulfo mira hacia todos lados antes de contestar
Romina nota la mirada inquieta de arnulfo
Dices: “qué pasa, dije algo malo?”
arnulfo niega con la cabeza.
arnulfo dice: “una costumbre que no se me quita”
arnulfo centra su mirada en la chica
alguien se ríe cerca de aquí
Romina ve que la mira fijamente y le sonríe
arnulfo dice: “digamos que mi trabajo consistía entre otras cosas en seguir órdenes”
Dices: “ah…pero bueno, todos los que trabajamos seguimos ciertas órdenes, no te parece? pero bueno, si no me podés contar…”
Romina se inclina y se le acerca un poco a Arnulfo
Murmuras: “no pasa nada”
oyes un claxon cerca de aquí
Romina se vuelve a separar de él y se levanta, situando la silla nuevamente en su lugar.
arnulfo murmura: “ciertas órdenes sí, pero no todos los trabajos exigen mucha disciplina”
Murmuras: “aah, con razón sos así todo…em, como decirte…correcto y demás”
Romina lo mira
arnulfo murmura: “parte de lo correcto que usted dice lo debemos a que en mi casa me lo inculcaron a fuerza de… bueno ya se imaginará usted”
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
Romina piensa por un momento mientras pone en la bandeja los cubiertos utilizados por Arnulfo
arnulfo se sobresalta con los gritos y el jaleo que se escucha
Romina mira hacia la dirección del sonido
arnulfo se pone alerta, pero se recompone rápidamente
Romina vuelve a mirar y mantiene la bandeja con las cosas en las manos
Dices: “te pasa algo, arnulfo? Hoy te veo como…tenso, no sé”
arnulfo niega con la cabeza.
Romina asiente y le señala el jugo que aún está intacto
arnulfo dice: “hay ciertas cosas y sonidos que me traen recuerdos, pero no pasa nada”
Dices: “ah, entiendo.”
Dices: “no te olvides de tu jugo, querés alguna otra cosa más?”
arnulfo niega con la cabeza.
arnulfo bebe el jugo a pequeños tragos
Dices: “dale, llevo esto y te traigo tu cuenta. sí?”
arnulfo dice: “perfecto”
Romina se aleja caminando con pasos cortos y algo rápidos hacia la cocina, llevando los cubiertos.
oyes risas a lo lejos
arnulfo termina de beber su jugo
Romina regresa donde la camarera, intercambia de nuevo unas palabras con ella y esta asiente con una sonrisa.
Romina camina nuevamente hasta la mesa de Arnulfo y le trae la cuenta, situándola frente a él
arnulfo saca su monedero y deja el dinero correspondiente en la papeleta de la cuenta
Romina toma la cuenta y el dinero, agarra el vaso vacío con la otra mano y luego mira a Arnulfo
Dices: “necesitás algo más? tengo permiso de la camarera, si querés te acompaño a donde quieras ir”
arnulfo dice: “voy a plaza españa; no me siento bien como para continuar en la calle”
Murmuras: “no me gustaría que te pasara nada…y si puedo evitarlo lo voy a hacer.”
arnulfo murmura: “a ver si no la regañan”
Romina sonríe y niega
arnulfo murmura: “está en horario de trabajo y yo la distraje”
Murmuras: “sinceramente…me da lo mismo lo que me digan o dejen de decir, nene.”
Romina vuelve a sonreír y se lleva el vaso, la cuenta y el dinero rápidamente
oyes sirenas a lo lejos
Romina regresa hasta arnulfo y se sitúa tras la silla
Dices: “nos vamos?”
arnulfo asiente afirmativamente.
arnulfo se ve algo pálido
Romina no se percata de la palidez de arnulfo por estar atrás de él, gira la silla, direccionándola hacia la salida muy despacio
Dices: “escuchame…quiero conocerte más, y que algún día dejes de sorprenderme por manejarte así en tu condición.”
Romina se detiene un momento y se sitúa de perfil al chico, esta vez notando ya su palidez
arnulfo dice: “manejarme cómo?”
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
Dices: “em, me refiero a que seas así como sos, tan independiente…”
Romina piensa un momento, buscando otras palabras
oyes una discusión cerca de aquí
Orson ha llegado.
arnulfo piensa buscando las palabras que usará
Orson vende una hamburguesa.
Dices: “bueno, que estés así de bien, aún estando condicionado a sentarte en esa silla, probablemente por el resto de tu vida”
Romina se apresura a sacar a arnulfo del restaurante al verlo como lo ve.
arnulfo dice: “hasta yo mismo me sorprendo ¿sabe? creí que tardaría en adaptarme”
Orson vende una hamburguesa.
Murmuras: “vamos afuera, no te veo nada bien…”
Romina se apresura hasta la salida.
arnulfo se tensa al notar que la chica lo saca a prisa
Comunidad de Madrid; Sala Cabaret
arnulfo ha llegado.
Romina está muy apresurada, preocupada en demasía por arnulfo
arnulfo mira a todos lados, buscando el motivo de la prisa
Romina está centrada solo en sacar a arnulfo del cabaret
Un escapista escapa de un tanque de agua.
Comunidad de Madrid; calle de Cedaceros
Ves un coche aedi a3 aquí.
La temperatura es agradable y el cielo se ha despejado.
Romina ve con admiración el coche aparcado y suspira, pensando
arnulfo sale del cabaret.
Romina vuelve a mirar la cara de arnulfo, se sitúa frente suyo esta vez.
arnulfo dice: “sucede algo que no haya visto?”
Dices: “estás re pálido, por eso te saqué así. No querés ir a algún hospital?”
arnulfo niega con la cabeza.
arnulfo dice: “no es nada”
arnulfo suspira profundamente.
Dices: “seguro?”
Romina suspira y lo mira seriamente.
arnulfo dice: “alguna vez ha tenido usted una pesadilla que parece tan real, que termina vomitando hasta que no queda nada en su estómago?”
Romina piensa ante el planteamiento de arnulfo
arnulfo recuerda el sueño y se heriza
Dices: “bueno, de soñar soñé muchas veces y sí, alguna que otra pesadilla parecía real pero…no, hasta el punto de vomitar creo que no”
Murmuras: “me temo que a vos sí que te pasó, por eso estás así. verdad?”
arnulfo dice: “porque éso fue lo que me pasó, quizá por éso esstoy así”
Romina asiente
arnulfo asiente afirmativamente.
arnulfo dice: “ya no son como al principio, pero de vez en cuando me visitan”
Romina le toma las 2 manos al hombre y se las aprieta con suavidad
Dices: “y aún así seguís solo? no tenés a absolutamente nadie que te acompañe, te ayude? En serio no me lo explico…si estás solo estas cosas pueden pasarte, al menos si hablás con alguien te distraés, así como cuando venís a trabajar acá”
arnulfo dice: “hay cosas que no deben decirse en público, son demonios que nadie sabe que existen, a excepción de mi terapeuta, que ya leyó algo”
Romina suspira y asiente
Dices: “bueno, al menos tenés terapeuta, aunque a mí como que no me terminan de convencer ellos, solo hablan y hablan y te cobran por escucharte. pero bueno, supongo a vos te funciona”
arnulfo dice: “éso, la escritura y otros distractores que he encontrado”
oyes un claxon a lo lejos
Dices: “hablando de distractores…si querés distraerte de verdad, hay un club en plaza independencia donde parece que dan fiestas muy buenas, si en algún momento te vas ahí avisame, yo estoy hospedada en su alojamiento. podemos bailar…”
Romina mira al chico y niega
Murmuras: “bueno, mirar a los que bailan y no sé, pasarla lindo un rato”
arnulfo dice: “ya he ido. el ambiente es muy agradable, aunque hay alguno que otro desatinado”
Romina sonríe
Dices: “claro, en todas las fiestas va cada personaje…pero vos ni caso les hagas.”
arnulfo dice: “pero bueno, supongo que es normal donde hay alcohol”
Dices: “sí, exacto. pero bueno, nos vamos mejor? Porque en serio no sé qué voy a hacer si te me sentís mal ahora y en plena calle”
arnulfo dice: “ya te dije el motivo, pero de ehcho no puedo continuar más en la calle”
arnulfo dice: “mira que no dormí después de esa pesadilla”
Romina le suelta las manos a arnulfo, las cuales mantuvo cogidas todo el tiempo de la charla.
Dices: “ya, entonces a descansar…cómo puedo decirte? porque arnulfo es medio largo…no tenés algún apodo?”
arnulfo suspira profundamente.
Romina recuerda lo de duende y se ríe
Orson sale del cabaret.
arnulfo dice: “he pasado por duende, piedra, arnu, arni, arnul entre otros”
Orson se marcha por la calle de los Madrazo.
Dices: “ay no, duende no, te deja muy…mm no sé, como de dibujitos animados. Y piedra tampoco…así que, te puedo decir Arni?”
arnulfo dice: “sí”
Dices: “hecho entonces. Así que ahora a descansar, Arni”
arnulfo dice: “a mí tampoco me gustaba el de duende, pero como le dije, si un superior decía que tu nombre era nombre de duende, era nombre de duende”
Dices: “claro, entiendo. pero como yo no soy tu superior, para mí sos Arni desde ahora.”
arnulfo dice: “vale”
arnulfo sonríe.
Romina le sonríe y se le acerca, dándole sorpresivamente un beso en una de las mejillas a Arnulfo. Luego se sitúa tras la silla y lo encamina hacia un costado del camino para que llamen a un taxi
La cara de arnulfo se pone colorada como un tomate.
Dices: “no tengo celu, llamás vos porfa?”
arnulfo asiente y trastea con su teléfono para pedir un taxi
arnulfo dice: “cuatro minutos, nada mal”
Romina se fija en la cara aún algo sonrojada de Arnulfo
Dices: “ay, espero no te moleste, pero así mostramos afecto en algunas provincias de mi país, y vos realmente me caés súper bien.”
Dices: “digo, me refiero al beso. Si te molesta solo contame, sí?”
arnulfo dice: “tranquila. sólo que me tomó desprevenido”
Romina sonríe
arnulfo dice: “en mi país de origen también lo hacen”
Dices: “de donde sos?”
arnulfo dice: “soy de origen mexicano”
Dices: “aaah mirá, yo vengo de Argentina.”
arnulfo dice: “se nota por el acento”
Romina asiente sonriendo
Ves un taxi acercarse.
Romina ve el taxi y junto con el taxista ayuda a subir a arnulfo, luego entra
arnulfo entra en Un taxi.
Un taxi
Romina y Arnulfo intercambian algunas palabras, indican al taxista que los lleve a plaza españa y este asiente, tomando rumbo al destino indicado.
El taxi se pone en marcha.
arnulfo dice: “cambiando el tema ¿cómo es que dejaré de sorprenderla como dijo hace rato?”
Romina lo mira
Dices: “uh no sé…supongo que…”
Romina piensa por un momento
Dices: “como te dije, dejando que te conozca un poco más, contándome como te manejás en otros aspectos, es que en serio es la primera vez que trato muy de cerca con una persona así, no sé como se les dice y no quiero decir algo que te ofenda, arni”
arnulfo dice: “por ahora mi vida sólo transcurre trabajando y paseando algunas veces, superando poco a poco las pruebas que la vida se ha empeñado en ponerme durante estos últimos meses”
Dices: “aaah entiendo…bueno, la próxima vez entonces estaría bueno ver como paseas, para ir aprendiendo como sos cuando no trabajás, que así ya te vi bastante.”
Tras un par de minutos, el taxi se detiene al llegar al destino.
pagas 5.32 euros al llegar a tu destino.
El taxista y Romina vuelven a ayudar a Arnulfo a bajar del taxi
arnulfo sale de Un taxi.
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
El taxi se marcha al quedar vacío.
arnulfo ve los coches y suspira
Romina mira toda la plaza
Romina sigue la mirada de arnulfo y mira con sorpresa la cantidad de coches aparcados
Dices: “cuántos autos! ”
arnulfo dice: “sí”
arnulfo dice ésto con un dejo de nostalgia
Romina lo mira pero no se atreve a preguntar nada por no meter la pata
Dices: “me dijiste que vivís por acá, verdad? veo puros edificios pero no veo una casa…vos indicame donde”
arnulfo señala la torre
Romina mira hacia la torre y asiente
Romina lo lleva con cuidado hasta la torre
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios aquí.
arnulfo ha llegado.
Dices: “y ahora?”
Romina mira hacia todos lados y ve primeramente las escaleras, luego ve que también hay un ascensor y suspira aliviada
arnulfo respira profundo, siente que quizá tenga una mala noche
Dices: “ya te iba a preguntar como subís…”
Romina oye su respiración y lo mira
arnulfo dice: “afortunadamente han puesto un ascensor”
Dices: “sí, eso veo. ay, te cuento que tu cara no me gusta nada, es como si estuvieras enfermo.”
arnulfo niega
arnulfo dice: “creo que mis demonios del pasado han venido a visitarme, pero no dejaré que vuelvan a perturbarme”
Dices: “ah, y no le podés hablar a tu terapeuta?”
arnulfo dice: “ya los espanto como los he espantado otras veces”
Romina se acerca despacio y con cautela hasta el ascensor con arnulfo
Dices: “como quieras, solo espero que no te carcoman…aunque sos muy fuerte por lo que veo”
arnulfo suspira profundamente.
Romina llama al ascensor.
Pulsas el botón del elevador y este se pone en movimiento.
arnulfo dice: “esa fuerza me costó noches sin dormir e incluso sangre”
Murmuras: “claro…supongo que te puedo entender o al menos…lo intento.”
el ascensor de la torre de madrid llega y las puertas se abren.
Dices: “querés que suba contigo? o te dejo ir solo…yo respeto tu intimidad si es lo que querés, arni”
arnulfo murmura: “hojalá no viva lo que yo viví”
Romina niega reiterativamente, estremeciéndose un poco
arnulfo piensa un poco
arnulfo dice: “dejaré que me acompañe si así lo desea”
Romina sonríe y asiente, luego lo encamina con aún más cuidado hasta dentro del ascensor
entras en el ascensor de la torre de madrid.
el ascensor de la torre de madrid
arnulfo ha entrado.
Romina mira el panel con los botones
Dices: “en qué planta vivís?”
arnulfo dice: “la planta 4, por favor”
Dices: “OK”
Romina pulsa el botón de la planta 4
El ascensor cierra las puertas y se pone en marcha.
el ascensor de la torre de madrid para en La planta número 4 y las puertas se abren.
Romina se sitúa nuevamente tras la silla y saca a arnulfo del ascensor
sales del elevador.
La planta número 4
Ves casa de oscar, casa de arnulfo, hogar de dámaso, La casa de Janet, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
arnulfo abandona el ascensor de la torre de madrid.
Romina mira las puertas con atención
arnulfo saca sus llaves, señalando la puerta de su casa
Romina asiente y lo lleva hasta allí
Dices: “podés abrir?”
arnulfo dice: “sí”
Romina lo acerca todo lo posible a la puerta
Romina observa atentamente hacer a Arnulfo
arnulfo abre la puerta de casa de arnulfo.
Dices: “permiso, te ayudo a entrar”
arnulfo dice: “bien”
Romina se dispone a empujar la silla hasta dentro de la casa
arnulfo Entra en la casa.
Entras en la casa.
casa de arnulfo
Ves Un sillón de relax modelo Lockhart en color crema, Una mesa rectangular de madera de roble, y Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue. aquí.
Te encuentras con arnulfo
Romina deja la puerta entornada y mira a Arnulfo
Dices: “muy limpia tu casa para ser la de un hombre”
Romina sonríe
arnulfo dice: “la costumbre”
Dices: “supongo, sí. Parte de tu disciplina, imagino”
arnulfo dice: “no entiendo cómo es que hay gente que vive en un tremendo desorden”
arnulfo dice: “así es”
Dices: “bueno, muchos lo hacen por pereza creo…yo de adolescente era así, pero en un pequeño curso de autoimagen también aprendí eso, que el orden es importante”
Dices: “no solo la imagen de nosotros mismos, sino de nuestro entorno”
arnulfo dice: “mis papás no me dejaron ser así”
arnulfo dice: “es que tu entorno habla mucho de ti”
Dices: “claaro, tal cual. Es lo que precisamente me había dicho mi profe. El entorno dice mucho de nosotros”
Dices: “pero bueno, ya te estoy distrayendo demasiado y tenés que descansar. No necesitás nada más?”
arnulfo dice: “estoy bien, gracias”
Dices: “bueno…como no tengo teléfono para comunicarme contigo, voy a estar pendiente de cuando llegues al restaurante a trabajar, mañana tengo doble turno por la licencia que me dio la camarera hoy así que…”
Romina sonríe
arnulfo dice: “perfecto”
arnulfo le devuelve la sonrisa
Murmuras: “si no te vas, vengo a ver si no te pasó nada. Está bien?”
arnulfo dice: “OK”
Dices: “buenas noches, Arni.”
arnulfo dice: “descanse, que mañana hay dos turnos qué cubrir”
Romina suspira
Dices: “ay sí…”
Romina lo mira por un momento fijamente, piensa en acercarse a darle otro beso pero se retracta, se gira y sale de la casa lentamente, cerrando la puerta tras de sí.

Nueva escena de rol: Reencuentro charla

Punto de vista: Arnulfo

arnulfo saca su teléfono y decide enviarle un mensaje a mark con la finalidad de que le ayude con la memoria de dámaso
SMS enviado: “hola; me gustaría hablar contigo con respecto a dámaso. indica dónde podríamos vernos”
[SMS] mark: “hola, Arnulfo”
[SMS] mark: “justo regresaba a madrid”
[SMS] mark: “dónde te veo?”
arnulfo siente bibrar su móvil, lo desbloquea y lee los mensajes
SMS enviado: “podríamos vernos en mi casa?”
arnulfo piensa: vaya; no sabía que estaba fuera de madrid. con razón no lo veía en mucho tiempo
[SMS] mark: “claro. ¿qué piso era?”
SMS enviado: “piso 4”
[SMS] mark: “ahora bajo”
llaman al timbre de la puerta.
arnulfo respira profundo para controlar los nervios
llaman al timbre de la puerta.
Abres la puerta.
Sales de la casa.
La planta número 4
Ves casa de oscar, casa de arnulfo, hogar de dámaso, La casa de Janet, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Te encuentras con mark.
Salidas visibles: nada
arnulfo se desplaza hasta situarse cerca de mark
mark observa arnulfo de arriba a abajo
mark dice con acento mexicano, “¿qué te pasó?”
mark se sorprende al verlo
Dices: “hola, mark; hacía tanto tiempo sin vernos”
Dices: “tuve un accidente”
mark dice con acento mexicano, “hacía unos meses, sí.”
Dices: “pero pasa, hombre, que te has perdido de mucho y no es como para que te enteres en el pasillo”
mark dice con acento mexicano, “hacía unos meses, sí.”
mark dice con acento mexicano, “necesitaba liberarme, relajarme, necesitaba olvidarme de todo lo que pasó aquí y estar con mi familia ”
mark entra en casa de arnulfo.
Entras en la casa.
casa de arnulfo
Ves Un sillón de relax modelo Lockhart en color crema, Una mesa rectangular de madera de roble, y Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue. aquí.
Te encuentras con mark.
Salidas visibles: nada
Cierras la puerta.
mark observa la casa detenidamente
Dices: “siéntate, que estás en tu casa”
mark dice con acento mexicano, “pero arnulfo…”
mark se sienta en uno de los sofás
mark dice con acento mexicano, “cómo te pudo pasar esto…”
Dices: “la vida es así, mark”
Dices: “y de abril para acá se ha empeñado en ponerme cada prueba”
mark dice con acento mexicano, “pero si tú te veías tan fuerte… qué pasó?”
mark dice con acento mexicano, “¿cómo están todos?”
mark dice con acento mexicano, “¿cómo está Dámaso?”
Dices: “justo de él quería hablarte”
Dices: “y éso de fuerte, deja decirte que hasta el árbol más fuerte puede ser víctima de una tormenta”
mark dice con acento mexicano, “qué pasa con dámaso?”
Dices: “no sé si supiste que estuvo olvidando cosas”
mark dice con acento mexicano, “qué pasa con dámaso?”
Dices: “con tu permiso”
arnulfo desbloquea las ruedas, posteriormente se impulsa hasta quedar sentado en el sofá
Dices: “como te dije, estuvo olvidando cosas. a tal punto de perderse en dos ocasiones porque no recordaba dónde vivía”
mark suspira, algo preocupado
mark dice con acento mexicano, “y acaso no fue al médico?”
arnulfo asiente
mark dice con acento mexicano, “¿y qué le dijo?”
Dices: “le han quitado un coágulo que tenía en el cerebro”
Dices: “sin embargo tiene muchos vacíos y hay qué restaurar su memoria en lo posible”
mark dice con acento mexicano, “um, supongo que fue por los golpes de dorian”
Dices: “así es”
arnulfo se recuesta en el sofá, pero vuelve a incorporarse
Murmuras: “dios pero que desparrmado estaba”
mark dice con acento mexicano, “me imagino”
Suspiras profundamente.
Dices: “y no sé cómo ayudarlo a llenarlos, porque no hay cosas que no conozco”
mark dice con acento mexicano, “quieres cosas para que recuerde?”
Dices: “en efecto”
mark dice con acento mexicano, “pues no es que conozca mucho de su vida, verdad. pero a ver qué podemos hacer”
Dices: “por ahora no quiere salir a la calle; dice que tiene miedo perderse de nuevo”
Dices: “y encontrarse con dorian; a él sí que lo recuerda y como verás ya no puedo protejerlo como antes”
mark dice con acento mexicano, “mañana pasaré a verlo, a ver cómo está”
mark dice con acento mexicano, “tiene el mismo número?”
Dices: “sí”
mark dice con acento mexicano, “ya me contactaré con él”
mark dice con acento mexicano, “será bueno volver a verlo”
mark sonríe.
Dices: “efectivamente”
Dices: “y tú cómo has estado?”
mark dice con acento mexicano, “ahora, muy bien. Pasó mucho en mi vida”
Dices: “en la de todos creo”
mark dice con acento mexicano, “pude superar lo que tuve con Auxi, y no le guardo rencor ni nada. Internamente ya la perdoné. Aunque no sé si ella quiera verme ”
Dices: “la vi una vez en el club. ya lo remodelaron y quedó muy bien”
mark dice con acento mexicano, “seguro me ha de odiar ”
mark dice con acento mexicano, “le grité y todo”
mark suspira profundamente.
Dices: “no sé, mark. esa vez estaba con la hermana de oscar y una chica llamada abigail”
Dices: “pero a ver ¿la relación finalizó en buenos términos?”
mark dice con acento mexicano, “ah, abigail. Esa niña tan sonriente”
mark sonríe.
Dices: “muy ocurrente ella”
mark dice con acento mexicano, “bueno, es que la última vez peleamos mucho. Yo le pedía volver, no podía entender porqué de la nada lo nuestro terminó”
Dices: “la había visto antes con tu hermano y la jemela de auxi”
arnulfo suspira
mark dice con acento mexicano, “uf, esos eran otros que igual terminaron su relación.”
mark dice con acento mexicano, “en fin. Eso ya pasó ”
Dices: “la verdad es que tu hermano y ella no hacían buena pareja que digamos, pude notar muchas cosas esa única vez que los vi”
Dices: “y mira que por esas fechas yo me encontraba emocionalmente perturbado”
mark dice con acento mexicano, “sí, se te notaba muchísimo ”
mark dice con acento mexicano, “los globos te asustaban mucho ”
Suspiras profundamente.
Dices: “no era para menos. acababa de pasar por un evento traumático”
mark dice con acento mexicano, “¿pero sabes por qué volví?”
arnulfo recuerda algo
Niegas con la cabeza.
Dices: “y no eran los globos o que me asutaban, sino el sonido y todavía me asusta, no creas”
mark dice con acento mexicano, “extrañaba madrid. Luego vi que faltaban como 2 meses para fin de año, y recordé que no había guerra. Entonces dije: qué chido sería pasar año nuevo en la puerta del sol ”
mark dice con acento mexicano, “y aquí me tienes ”
arnulfo sonríe
Dices: “mira tú, nunca he pasado un fin de año en madrid”
mark dice con acento mexicano, “el año pasado lo pasamos en el club ”
mark recuerda, algo nostálgico
mark dice con acento mexicano, “el mejor año nuevo que había tenido después de mucho tiempo”
Dices: “me gustaría ir, aunque hay cosas que… no sé…”
mark dice con acento mexicano, “sería genial. Así no seré el único mexicano ”
Dices: “también está tu hermano”
mark dice con acento mexicano, “pero ese aparece cuando quiere ”
Dices: “sólo que éso de la pirotecnia… no sé”
mark dice con acento mexicano, “imagino que ha de ser fuerte”
Murmuras: “bueno, hay cosas que me traen recuerdos y las tengo qué enfrentar”
mark dice con acento mexicano, “sip”
mark mira la hora en su teléfono
mark dice con acento mexicano, “y bueno, Don Arnulfo, me tengo que ir”
arnulfo ríe un poco
mark dice con acento mexicano, “pero fue un gustaso charlar contigo.”
Dices: “don arnulfo dice”
Dices: “el gusto fue mío, mark”
mark dice con acento mexicano, “y cuando quieras nos pasamos a ver a dámaso, va?”
Dices: “me parece bien, creo que le gustará saber que estás de regreso”
mark dice con acento mexicano, “sí. Dile que le traje unos dulces ”
mark Se levanta del sofá, sonriente
arnulfo se impulsa hasta quedar sentado en la silla, posteriormente desbloquea las ruedas y se dirige a la puerta
mark lo sigue detrás
Abres la puerta.
mark dice con acento mexicano, “nos vemos, don arnulfo!”
mark sale de la casa.

Nueva escena de rol: Conociendo a una estupenda persona

Punto de vista: Auxita

Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
escuchas música a lo lejos
Auxita está saliendo de un supermercado, carga con varias bolsas ya que ha comprado provisiones para la casa.
Elsa llega desde la sección de comida
Auxita piensa, intentando recordar si le falta alguna cosa más que comprar antes de regresar
Auxita encuentra cerca del acceso del centro comercial un banco libre, pone las bolsas en él y se sienta a pensar un poco más
Elsa camina fuera de la sección de comida, se asoma a la cafetería y tras un tiempo, sale con un batido de plátano en la mano, el cual va sorviendo despreocupadamente.
Auxita suspira pensativa, luego saca el móvil para llamar a un taxi ya que no ha traído el coche, no pensó que finalmente llevaría demasiadas cosas
oyes un claxon cerca de aquí
Elsa está por salir del centro comercial, cuando ve a la mujer rubia manipulando su móvil. Por alguna razón que no comprende siente ganas de hablarle y fiel a su estilo, se acerca a ella
Elsa dice con acento correntino, “hola!”
Elsa le sonríe a Auxita
Auxita levanta la vista del móvil el cual leía distraídamente, ve a Elsa y le devuelve la sonrisa.
Dices: “hola, señora. Que tal?”
Elsa dice con acento correntino, “todo bien, y vos? No sé por qué, pero creo haberte visto en algún lugar o me sos familiar de algo, por eso te hablé así de repente. Sabrás perdonarme si soy inoportuna, estimada.”
Auxita sonríe y niega
Dices: “no se preocupe, no pasa nada.”
ozuna ha llegado.
Auxita mira detenidamente a Elsa sin reconocerla
ozuna se marcha hacia la sección de comida.
Dices: “bueno, yo a usted no le conozco, pero sí que su acento es inconfundible. Es de corrientes Argentina, verdad?”
Elsa sonríe ampliamente
Elsa dice con acento correntino, “orgullosamente sí, queridísima. Ah, ya sé por qué me sos familiar, creo que también puedo reconocer tu acento”
Auxita le señala un lugar en el banco a su lado
Elsa asiente y se sienta, sorviendo un poco más el batido
Elsa se lo ofrece a la chica
Elsa dice con acento correntino, “querés un poco che? Está rico.”
Dices: “no, muchas gracias, tomé uno igual antes de entrar de compras”
Elsa mira la cantidad de bolsas que tiene a su alrededor Auxita
Elsa dice con acento correntino, “sí, ya veo que te provisionás para un mes o algo así, pareciera”
Elsa ríe
Auxita ríe contagiada y niega
Dices: “me creerá si le digo que esto en una semana termina en mi casa?”
Elsa mira sorprendida a la chica
Elsa dice con acento correntino, “bueno, capaz estés viviendo con un batallón, porque sinó no me explico, son muchísimas cosas”
Dices: “bueno, algo por el estilo, sí.”
Auxita sonríe
Elsa sonríe en respuesta y sigue sorviendo batido, se lo está por terminar
Elsa dice con acento correntino, “ah pero sacame de la duda, sos paraguaya, verdad?”
Auxita sonríe y asiente
Elsa dice con acento correntino, “ah, pero ya decía yo…soy hija de un paraguayo, mi apellido es Medina”
Dices: “aah miire que bien, yo tuve en la facultad una compañera con ese apellido. Mucho gusto señora, mi nombre es Auxita”
Elsa dice con acento correntino, “igualmente chamiga, el gustazo es mío, mi nombre es Elsa”
Elsa cambia el vaso de plástico con batido a su mano izquierda, mientras le extiende la derecha libre a Auxita
Auxita extiende la mano y se la estrecha
Ambas se sueltan las manos. Elsa se termina el batido y tira el vaso a una papelera cercana, en tanto Auxita vuelve a mirar el móvil
Elsa vuelve junto a la chica
Elsa dice con acento correntino, “y contame, es lindo tu país? Vos sabés que pese a que mi papá es paraguayo nunca fuimos para allá, yo iba a viajar a Encarnación con mi curso cuando terminé el colegio, pero pasaron algunas cosas que al final me impidieron ir”
Auxita mira a Elsa
Dices: “sí, la verdad es que es precioso, y Encarnación ni qué decir, se volvió un lugar turístico y todo. Yo pude conocerlo reformado antes de venir a España”
Elsa sonríe
Elsa dice con acento correntino, “bueno, si todo me sale bien acá y puedo volver a corrientes le digo a mi marido que vayamos de vacaciones a Encarnación, ahora sí que lo quiero conocer más después de lo que me dijiste.”
Dices: “síi, debería si le toca la oportunidad, Elsa. Pero, si no es mucho preguntar, por qué está en Madrid?”
Elsa dice con acento correntino, “tranqui che, te me adelantaste nomás, si la preguntona suelo ser yo”
Ambas ríen casi a la par
Elsa dice con acento correntino, “bueno, es que soy licenciada en nutrición y vine a ver si podría especializarme por acá, además de tener un trabajo como para mandar plata para allá viste? Porque estaba en una clínica pero me despidieron por varios problemas que hubieron y bueno, tengo un hijo de 10 años que va a la escuela”
Elsa dice con acento correntino, “y a pesar de que mi marido gana bien como para mantenernos, yo soy de esas tipas inquietas, no me gusta estar en casa nomás y como vi que por Europa y especialmente acá en España la cosa está un poco más fácil como para estudiar, pensé que podría ser una buena oportunidad aunque todavía no encontré nada, y eso que estoy hace varios meses. Ahora lo que me proyecto es tener un pequeño consultorio acá, así mando más plata a mi familia y bueno, veo qué hacer después.”
Auxita asiente
oyes una discusión cerca de aquí
Dices: “bueno, nobleza obliga, le cuento yo ahora.”
Elsa asiente de acuerdo y sonríe
Dices: “yo soy psicóloga, estuve un tiempo trabajando en venta de varios productos como cereales y pizzas, yo vine en realidad para visitar a un hermano que tengo en Barcelona y pasé a Madrid, cuando llegué había una guerra horrible”
Elsa mira con ojos muy grandes a Auxita, como sin poder creerle
Elsa dice con acento correntino, “no me jodas, en serio?”
Auxita suspira y asiente
Dices: “por suerte esa guerra terminó hace 6 meses ya y bueno, se recuperó la normalidad y la paz. Pero fueron tiempos complicados, tuve algunos pacientes con estrés post traumático luego de la guerra incluso”
Elsa dice con acento correntino, “me imagino que así habrá sido, menos mal que no vine antes, yo no hubiera soportado estar en ambiente de guerra.”
oyes el murmuyo de la gente de la ciudad.
oyes una discusión a lo lejos
Dices: “bueno, había momentos en los que no se podía ni salir de casa, la ciudad estaba minada de militares. Pero como le decía anteriormente, tuve pacientes en aquel momento los cuales tuve que interrumpir por un problema familiar, regresé a paraguay y ahora estoy de vuelta acá desde agosto o setiembre, ya perdí la cuenta.”
Auxita sonríe
Elsa dice con acento correntino, “pero parecés jovencita, qué edad tenés?”
Dices: “estoy por cumplir 24 años este próximo 29, señora”
Elsa dice con acento correntino, “pero miraa, mi Fer, o sea mi marido, también es de octubre, el 23.”
elsa sonríe radiante y los ojos se le iluminan al mencionar a su marido
Elsa dice con acento correntino, “sos psicóloga decís? Y tratás a nenes chiquitos también? Por ahí si puedo a lo mejor traigo a mi Alvarito a fin de año, justo me cuentan que bajó totalmente sus notas en la escuela desde que yo me fui, supongo que me extraña pero de hecho ya antes de venir yo me di cuenta que está distraído y muchas tareas las deja pendientes”
Dices: “sí Elsa, trato a chiquitos desde los 5 años en adelante, sería un gusto tratar a su niño si es lo que usted quiere”
oyes sirenas a lo lejos
Dices: “y me parece que también yo le pediré un favor a usted, ya que es nutricionista”
Auxita se ríe y le guiña un ojo, Elsa corresponde a la risa y al guiño de forma espontánea, luego mira a la chica detenidamente.
elsa abre su bolso y saca una tarjeta de presentación la cual se la entrega a Auxita
Auxita la recibe y se la guarda en el monedero pequeño que trae consigo
elsa dice con acento correntino, “ahí tenés mis contactos, ese número es el que tengo habilitado acá, cualquier cosa llamame nomás y con gusto, estimada. Me caíste re bien”
Auxita sonríe
oyes el murmuyo de la gente de la ciudad.
Dices: “usted también me parece una genial persona, Elsa. Y muy alegre, como buena correntina”
Elsa asiente con una enorme sonrisa en los labios
Auxita mira la hora en el reloj y se apresura a levantarse, tomando de a poco la infinidad de bolsas que tiene que llevar
Elsa la mira
elsa dice con acento correntino, “mirá, vos apurada y yo charlataneándote, es que no puedo con mi genio.”
Auxita hace un gesto restando importancia
Dices: “no se preocupe, me viene bien despejarme un poco también, además de que me encantó conocerla”
oyes risas a lo lejos
Dices: “si quiere llamo yo al taxi y vamos juntas, usted está hospedada en algún hotel?”
elsa dice con acento correntino, “sí, estoy en el de preciados”
Auxita asiente
Dices: “vamos para allá entonces? Luego yo me dirijo a plaza España, en la torre que hay ahí tengo mi casa”
Elsa asiente y recuerda algo
Elsa dice con acento correntino, “hace poco tuve la oportunidad de conocer esa torre, un lindo muchacho que anda en silla de ruedas también vive ahí y como me contó que se pueden comprar tanto casas grandes como departamentos chiquitos, de ahí me nació la idea del consultorio, creo que puede resultar. A vos qué te parece?”
Auxita piensa
Dices: “sí, puede resultar, es cuestión solamente de probar, incluso hay ahí un tablón de anuncios, puede poner un aviso ahí de que presta servicio y le van a contactar, yo me anuncié en su momento y me llamaron muchas personas”
Auxita carga con casi todas las bolsas, como puede tantea para llamar al taxi desde la aplicación del móvil
Elsa le ayuda con algunas bolsas
Elsa dice con acento correntino, “con tu permiso, es lo mínimo que puedo hacer”
Auxita levanta la cabeza y asiente sonriendo
Auxita vuelve a mirar el móvil
elsa y Auxita van caminando mientras piden el taxi, salen del centro comercial y siguen charlando
Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
Ves Rinault Migane aquí.
La temperatura es agradable y el cielo se ha despejado.
Bienvenido a su teléfono MovileOS.
[1] Pedir un taxi.
[2] Activar/Desactivar grabación.
[3] Ver un vídeo en internet.
[4] Acceder a internet.
[5] Controlar vehículo.
[6] Gestionar Reservas
Pides un taxi a la compañía TaxiMan. Ël taxi llegará en 6 minutos.
Auxita alza la mirada del móvil y suspira un poco
Dices: “6 minutos…habremos de esperar un poco, señora elsa”
elsa asiente relajada.
Elsa dice con acento correntino, “pero tuteame nomás che, que yo al menos ya te trato casi como de mi familia y tampoco es que soy tan vieja, chamiga”
Ambas se ríen
oyes risas a lo lejos
Dices: “bueno, como prefieras.”
Así estuvimos esperando al taxi y en cuanto este llegó, subimos con las bolsas a cuestas. la dejamos en preciados, quiso pagarme un poco del viaje pero me negué, me pareció una señora súper buena onda y quise darle ese pequeño regalo por lo menos, ya que ella necesitaría ahorrar para comprar el departamentito para montar su consultorio. Emprendimos rumbo a plaza españa, bajé de allí y entré a la torre. Elsa me contagió de nuevas energías, la verdad que fue algo maravilloso conocerla y espero podamos entablar una buena amistad, además ya que es nutricionista, a ver si me hace un plan alimentario porque ando excedida y sé muy bien que no puedo descontrolarme mucho más, por mi salud.

Nueva escena de rol: El regreso de carolina

Punto de vista: Carolina

después de unos meses fuera de españa decidí regresar, ahora, si ahora, justo ahora. ¿por qué no antes? eso no lo sé, lo que si se es que durante todo el tiempo que estube alejada, fue muy difícil, perdí a mi bebé al quinto mes de embarazo, tuvieron que provocarme el parto porque estaba muerto dentro de mí
carolina seca sus lágrimas
quiero empezar una nueva vida, comenzar desde cero, sin fantasmas ni nada, quiero retomar la vida que dejé meses attrás…
se que no es fácil, pero al menos quiero intentarlo…
carolina mira desconcertada para todos lados sin saber que hacer
saqué pasaje a españa, y bueno, ahora me encuentro totalmente perdida y sola en la ciudad, perdí todo lo que tenía cuando decidí marcharme así que no se por donde empezar… bueno, debo conseguir empleo, eso es lo único que tengo claro ahora…
llegué a madrid tal y como me fui, sin nada, aún espero encontrar alguna persona generosa que me ayude
carolina piensa: ni celular tengo como para comunicarme con luhanna o jazmín…
entonces bien, ahora intentaré recorrer la ciudad y ver si encuentro empleo para sobrevivir

Nueva escena de rol: Regreso inesperado. La tristeza continúa

Punto de vista: Villalba

me pongo a pensar en los momentos más lindos de mi vida, pero cuando abro los ojos y me encuentro en esta casa aquí en madrid, comienzan mis penas
Suspiras profundamente.
me pongo a recordar cuando ella y yo paseávamos por colombia felices de la mano, pero cuando recuerdo que ya no está, mis ojos se nublan y mi tristeza regresa
llevo casi cuatro meses aquí, y un trabajo estable no he podido conseguir. parece que el cristianismo aquí está bastante muerto, y estoy pensando en mudarme de ciudad. La verdad es que no se si hacerlo, ya que aquí en madrid por lo menos logro conseguir el sustento diario
mi tristeza es algo impredesible. puedo estar bien algunos días, y otros no. creo que tendré que llamar a una psicóloga
villalba piensa profundamente mirando la fotografía de su difunta esposa
Suspiras profundamente.
villalba fija sus ojos en la ventana de la casa. la linda vista de madrid le hace sonrreír un poco
siempre pensé que la vida aquí sería un poco más fácil, pero cuando recuerdo mis movimientos en colombia, me doy cuenta que todo era diferente
aquí sólo, sin compañera, nó sé la verdad que más hacer. Había pensado en regresar a colombia pero… las posibilidades son muy mínimas. Ahora que estoy aquí de regreso después de andar peregrinando en asia, me encuentro con mi nueva realidad. La casa enmadrid, sola, esperando mi regreso
Suspiras profundamente.
villalba mira la mesa que se encuentra al lado de la ventana. se levanta y toma de ella un vaso de zumo de naranja; se lo lleva a los lavios y bebe un trago pensando en su futuro.
villalba habla en voz alta: espero encontrar una muger buena, que me pueda comprender y querer. la soledad me está matando poco a poco
Suspiras profundamente.

Nueva escena de rol: De regreso a madrid entre maletas y ronquidos

Punto de vista: Gina.

Luego de desayunar en medio de cierta tensión, tocaba emprender el viaje de regreso.
Gina está revisando una vez más que no haya olvidado nada.
Auxita está terminando de preparar sus cosas, mira una y otra vez hacia todos lados
oscar está en su habitación, haciendo una montañña de ropas en sus maletas, intenta cerrarlas como puede
Gina cierra su maleta.
Camila termina de cerrar sus maletas
Gina mira a Auxita.
Dices con acento Madrileño, “listo, guapa?”
Auxita recuerda de repente algo y se acerca con rapidez a la mesita de luz, abre el cajón y saca la caja de chocolates
Gina se fija y abre los ojos.
Auxita se gira mirando a gina y asiente
Dices con acento Madrileño, “madre mía que se nos quedaba lo más importante.”
Auxita dice: “casi me olvido de esto”
Camila coloca las maletas cerca de la puerta
Gina asiente.
Auxita se ríe
Auxita dice: “hubiera sido una catástrofe para mí”
Gina coge su bolso y ríe también.
oscar mira a Camila
Dices con acento Madrileño, “me lo puedo imaginar.”
oscar dice: “me ayudas un poco?”
Camila ignora a oscar
Gina se acomoda la tira del bolso en el hombro.
Dices con acento Madrileño, “será que Camila y Oscar ya están listos?”
Auxita agarra su maleta, se cuelga bien el bolso en el hombro y lleva la caja en una de las manos
oscar vuelve abrir la maleta para acomodarla mejor y la montaña de ropa salta
Gina toma su maleta por el asa.
Auxita piensa
Auxita dice: “supongo que sí, habíamos quedado en encontrarnos a las nueve”
Camila sonríe, abre la puerta, toma sus maletas y sale
Dices con acento Madrileño, “Pues vamos, ya casi son.”
oscar dice: “gracias por ayudaar”
Gina camina hacia la puerta arrastrando la maleta.
Auxita asiente, arrastra la maleta y se encamina hasta la puerta, la abre
Auxita sale dejando paso a gina
oscar intenta recolocar las ropas como puede en un bollo
Gina sale tras Auxita y cierra la puerta.
Camila ve auxita y gina
Gina ve a Camila, pero no a Oscar.
oscar dice: “puta maaadre, estas cosas…”
Auxita mira a camila
Gina escucha la voz de oscar y mira a las chicas.
oscar abre del todo la maleta
Auxita dice: “y oscar? qué pasa con él?”
Camila mira auxita y sonríe
Dices con acento Madrileño, “eso, dónde está oscar?”
Gina mira a Camila y luego a Auxita.
Auxita le sonríe en respuesta
Camila dice con acento argentino, ahí está, no quiere venir parece, o la maleta lo tiene de rehén
Gina mira a Camila y entra en la habitación de oscar.
oscar grita: “nunca ayudar!”
Auxita mira incrédula a Camila y luego hacia la puerta
Gina llega y mira el desastre de ropa tirada.
La segunda maleta está a medio cerrar también
Gina mira a Oscar.
Auxita murmura: “hombres, desordenados como ellos, pocos”
Auxita mira a Camila y le guiña un ojo
Gina mira el desorden.
Camila devuelve el guiño auxita y sonríe
Dices con acento Madrileño, “bueno, vamos a resolver esto, Oscar.”
oscar mira a gina con gesto avergonzado
oscar murmura: “por dios…”
Dices con acento madrileño, “sigue mis instrucciones”
Gina hace un gesto descartando el tema.
oscar mira a gina
Dices con acento Madrileño, “no perdamos tiempo en eso, Oscar.”
Auxita dice: “bueno, ya fue gina al rescate. tocará esperar, cami”
Camila asiente y ríe
Dices con acento Madrileño, “tu haz lo que te digo, vale? terminaremos muy pronto, ya verás.”
Camila murmura con acento argentino, se va dar cuenta que no sabe hacer nada
Auxita sonríe
Gina mira a Oscar.
oscar asiente
Auxita se le acerca más a cami y ambas se apartan del camino de la puerta de la habitación de oscar
oscar dice: “mira la otra maleta, está haciendo un ruido raro el cierre”
Gina da instrucciones sencillas y claras de como doblar la ropa y le muestra como hacerlo.
Auxita murmura: “capaz aprenda luego…”
oscar realiza las instrucciones
Gina revisa la maleta y la abre, arreglando que la cremallera había mordido una camiseta.
Gina va doblando con destreza y rapidez la ropa.
oscar mira a gina
Gina va mirando a oscar de cuando en cuando.
oscar dice: “como haces para hacerlo tan rápido, no entiendo…”
Dices con acento Madrileño, “vamos, tú puedes hacerte cargo, no falta tanto.”
oscar dobla la ropa lentamente
Dices con acento Madrileño, “es fácil, mira.”
oscar dice: “no sé hacer esto, la verdad”
Gina le muestra como doblar la ropa.
Gina lo mira.
oscar sonríe.
Auxita y Camila continúan charlando fuera, murmurando y riéndose por momentos
Dices con acento Madrileño, “ya aprenderás, no pasa nada.”
Dices con acento Madrileño, “puedo enseñarte sin problema.”
Gina termina de arreglar la maleta y la cierra.
Gina revisa la habitación para no olvidar nada.
Camila murmura con acento Argentino, “no sé si aprenda, desde que tengo uso de razón que lo va intentando y nunca lo ha hecho
Gina se acerca a oscar para darle ánimo a que siga haciendo su otra maleta.
oscar sigue intentando arreglar la maleta
Murmuras con acento Madrileño, “muy bien, cariño.”
oscar sonríe a gina
Auxita murmura: “lo intenta pero en el fondo no se interesa en aprender, esa es la razón por la cual no consigue hacerlo. Me pasa lo mismo con la cocina así que en ese sentido lo entiendo.”
oscar poco a poco va terminando de arreglar la maleta
Gina le sonríe y le va pasando prendas para que él las doble y las meta en la maleta.
Auxita se parte de risa.
oscar va doblando las ropas y las va metiendo dentro
Camila sonríe
Gina le pasa la última prenda.
Camila murmura con acento Argentino, “vas a tener que aprender
Auxita murmura: “sí claro, eso lo sé.”
oscar mete la última prenda en la maleta
Gina sonríe a oscar.
Murmuras con acento Madrileño, “lo ves? ya está.”
oscar mira a gina y sonríe
Gina se le acerca y le da un besito en la mejilla.
oscar murmura: “bastante difícil, la verdad ”
Murmuras con acento Madrileño, “pero se puede ir aprendiendo. Poco a poco.”
oscar asiente
Murmuras con acento Madrileño, “hala, vamos que se nos hace tarde.”
oscar toma las maletas una por cada brazo y sale
Gina se acomoda la tira del bolso y sale tras oscar.
Auxita ve salir a oscar y aplaude
oscar busca con la mirada auxita y camila
oscar se pone rojo como un tomate
Auxita dice: “bieeen machote, biieeen!”
Gina se dirige a coger su maleta.
Gina coge su maleta y cierra la puerta tras de sí.
Camila se esconde detrás de auxita y se parte de risa
Auxita se gira y mira a Camila de reojo, al verla riendo se vuelve a reír también ella
Camila murmura con acento Argentino, “esto me puede…
Gina coge el asa de su maleta con firmeza y camina por el pasillo.
Auxita asiente y toma su maleta como para arrastrarla
Auxita dice: “para allá chicos, que estamos mega atrasados”
oscar vuelve a tomar las maletas y comienza a caminar detrás de gina
Gina llega a los ascensores y pulsa el botón.
oscar mira auxita
oscar dice: “y pero… que apuro hay?”
Un ascensor abre sus puertas y Gina entra.
Auxita sigue a gina dirigiéndose hacia los ascensores.
Auxita entra tras gina
oscar sigue a gina y entra en el ascensor, acomodando las maletas a los lados
Gina sostiene el ascensor pulsando el botón de parada.
Camila entra al ascensor arrastrando las maletas
Gina suelta el botón y pulsa el de planta baja.
Auxita dice: “bueno, los hoteles suelen tener un horario de salida, acá no nos especificaron nada pero por si acaso mejor ir saliendo nomás.”
El ascensor cierra sus puertas.
Camila se apoya por una de las paredes del ascensor
Dices con acento Madrileño, “el checkout suele ser a las 12 del mediodía.”
oscar asiente
El ascensor llega a la planta baja y abre sus puertas.
oscar dice: “bueno, son las diéz creo”
Auxita dice: “bien, entonces vamos re a tiempo.”
Gina sujeta el botón de parada para que salgan los demás.
Auxita asiente y sale arrastrando su maleta.
Camila toma las maletas y las arrastra hacia fuera, saliendo
oscar toma las maletas y sale del ascensor
Gina suelta el botón y arrastra su maleta saliendo tras Oscar.
Gina camina rumbo al mostrador de recepción.
oscar camina hasta recepción
Auxita ve que han salido todos y se encamina a recepción
Una recepcionista está atendiendo a un huésped que va de salida.
Camila mira auxita, la sigue hasta recepción
el huésped sale y la recepcionista se gira.
Auxita espera cerca del grupo que la recepcionista se desocupe.
La recepcionista se gira de nuevo hacia el mostrador y ve a auxita.
Auxita mira a la recepcionista.
La recepcionista dice: “buenos días, en qué puedo servirle?”
Auxita dice: “buenos días, venimos a devolver las llaves, estamos saliendo hoy.”
oscar se acerca al mostrador
La recepcionista asiente.
Gina se acerca al mostrador.
Camila queda espectante
La recepcionista dice: “si me permitís vuestras llaves, reviso y gestiono el checkout.
Auxita le extiende la llave y la tarjeta magnética a la chica.
Auxita asiente y mantiene la llave y la tarjeta en la mano.
La recepcionista coge la llave y la tarjeta y se gira hacia su ordenador.
oscar extiende la targeta magnética y la llave a la recepcionista
La recepcionista teclea y gestiona el checkout de Auxita y Gina.
Auxita baja la mano y aguarda por la revisión de los datos
oscar golpea el mostrador despacio con los dedos
La recepcionista vuelve al mostrador y toma la llave y la tarjeta de mano de Oscar y repite el procedimiento.
La recepcionista termina la gestión y vuelve al mostrador.
Camila camina hasta la salida del hotel
La recepcionista dice: “Muy bien, eso es todo. Os esperamos próximamente. Deseamos que hayais disfrutado de vuestra estancia.”
La recepcionista sonríe.
oscar asiente y sonríe a la recepcionista
Gina ve marchar a Camila y reprime un taco.
oscar dice: “muchas gracias, ha sido buena la atención acá”
Auxita le devuelve la sonrisa cordialmente a la chica
Auxita dice: “muchas gracias, volveremos en cualquier momento”
La recepcionista dice: “nos alegra saber eso, caballero. Os esperamos pronto. Tened buen viaje.”
oscar asiente y sonríe
oscar dice: “que tenga buen día”
La recepcionista vuelve a sonreír y se dirige a atender a otro huésped.
oscar se aleja del mostrador
Auxita hace un gesto con la mano despidiéndose de la recepcionista y mira al grupo.
Auxita no ve a camila
Auxita dice: “y cami?”
Gina coge el asa de su maleta y camina junto a oscar.
oscar se gira
Dices con acento Madrileño, “salió.”
oscar dice: “no sé…”
Dices con acento Madrileño, “parece que lleva prisa la chica.”
oscar suspira con algo de rabia
Auxita suspira
oscar dice: “no sé que le hice”
Gina le posa una mano en el antebrazo a Oscar de forma tranquilizadora.
oscar dice: “la verdad”
Dices con acento Madrileño, “nada, oscar.”
Auxita dice: “tranquilo, ya veremos lo que pasa. ahora, vamos”
Gina reprime sus palabras para no excederse.
oscar asiente
oscar camina hasta la salida
Gina asiente y camina arrastrando su maleta.
oscar se marcha.
Gina sale del hotel.
zaragoza; Guapi Ceta
Ves una gran pantalla de television, un vehículo blindado, Oqel Attra, y coche eléctrico Sundoor aquí.
Te encuentras con Camila y oscar.
La temperatura es agradable y el cielo se ha despejado.
Camila está esperando cerca del coche de auxita
Auxita arrastra la maleta saliendo del hotel, busca ambos coches con la mirada.
Auxita se detiene a pensar un momento
oscar mira el coche de camila
Gina ve a Camila y aminora el paso para esperar a auxita.
Gina ve a Auxita pensativa.
Auxita dice: “cierto que tenemos 2 coches ahora”
oscar asiente
Dices con acento Madrileño, “sí, hemos de dividirnos para viajar.”
oscar dice: “vinimos con uno, nos vamos con dos”
Auxita dice: “así es”
Acava de llegar un aotubús circular.
Auxita mira a Camila cerca de su coche
Auxita mira otra vez a oscar y gina
Gina ve de soslayo el autobús sin perder de vista a los demás.
oscar mira el autobús, como con cierta lástima
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
Gina mira a auxita.
Auxita dice: “bueno…la veo predispuesta a ella a ir conmigo así que si no les importa…”
oscar mira auxita
oscar murmura: “no me fui y ya quiero volver…”
Dices con acento Madrileño, “a mí no me importa, pero…”
Gina mira a Oscar, comprensiva.
oscar se acerca a camila
oscar dice: “vas con ella?”
Gina aprovecha de acercarse a Auxita.
Camila asiente
Gina baja el tono.
Auxita mira a gina
Murmuras con acento Madrileño, “no será peor si me marcho con él? digo por como está esta chica.”
Camila dice con acento Argentino, “todavía sigo enojada con gina
Gina la mira, preocupada.
oscar dice: “basta, tratá de tranquilizarte, no quiero caer en lo mismo de ayer”
Auxita murmura: “y mirá, tiene 2 opciones, enojarse y desenojarse. Además, no podemos estar dependiendo de lo que sus caprichos manden, gina. así que por ese lado tranquila”
Gina asiente más relajada.
Camila abre uno de los bolsillos de la maleta y saca los papeles y la llave del coche, entrega todo a oscar
Murmuras con acento Madrileño, “será mejor que nos vayamos, me da la impresión que están a punto de nuevo.”
Auxita mira hacia oscar y Camila que hablan
Gina mira hacia los hermanos y suspira
oscar toma los papeles y las llaves
Auxita suspira y asiente, de acuerdo.
Murmuras con acento Madrileño, “nos vemos en Madrid, guapa.”
oscar dice: “cuando lleguemos a madrid y estemos tranquilos hablamos”
Auxita murmura: “nos encontramos en plaza españa para despedirnos y así, te parece?”
Camila asiente de mala gana
Gina asiente.
Acava de llegar un aotubús circular.
Camila murmura con acento Argentino, “yo no tengo nada de que hablar
Gina se encamina hacia el coche de Camila.
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
oscar dice: “sí, luego lo vemos”
Gina se detiene junto al coche para esperar a Oscar.
Auxita se dirige hasta su coche y mira a los hermanos
Auxita dice: “oscar, nos encontramos en plaza españa, cualquier cosa nos comunicamos. sí?”
oscar le da un beso a Camila en la mejilla y se va hacia el coche de ella.
oscar dice: “si auxi, te mando mensaje”
oscar se vuelve y toma las maletas
Auxita asiente mirando a lo lejos, luego saca las llaves de su coche y lo desbloquea para abrir
Auxita abre el coche.
oscar abre las puertas y el vaúl del oquel attra
Auxita le indica a Camila que entre para luego entrar ella
Camila coloca las maletas en el asiento trasero
Gina se acerca al maletero y mete su maleta en él.
Auxita abre luego el maletero para meter sus cosas
Camila entra en coche eléctrico sundoor
Gina rodea el coche y se dirige a la puerta del conductor.
Auxita ve que Camila ha colocado ya sus maletas y cierra el maletero, lo asegura y sube al asiento del conductor
oscar entra en oquel attra
Gina entra en el coche.
Oquel Attra
Acava de llegar un aotubús circular.
oscar pasa las llaves a gina
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
Gina coge las llaves del coche.
oscar coloca los papeles en la guantera del coche
Dices con acento Madrileño, “Sí quieres que conduzca yo?”
oscar asiente
Dices con acento Madrileño, “vale, no hay problema.”
Auxita entra en coche eléctrico Sundoor.
Gina cierra la puerta del conductor y oscar cierra la del copiloto.
Gina activa los seguros y bloquea las puertas.
Gina mete la llave en el contacto y arranca el coche.

Oqel Attra arranca.
Oqel Attra se aleja.
Auxita cierra las puertas.
Auxita arranca el motor.
en trayecto en el Oqel Attra…
oscar va mirando la ciudad conforme va el coche andando
oscar mira a gina
Gina conduce sin perder de vista la vía, aunque de cuando en cuando mira a Oscar de reojo.
oscar dice: “y bueno, como pasaste el viaje…”
Dices con acento Madrileño, “bien, ha sido estupendo, la verdad. Y tú? te lo has pasado bien?”
oscar sonríe y asiente
oscar dice: “de mil maravillas, solo que me llevé la rabia hoy y ayer ”
Gina asiente y sonríe a Oscar, mientras toma el desvío hacia la autovía.
Dices con acento Madrileño, “quieres hablar del tema?”
oscar asiente
Dices con acento Madrileño, “vale, pues te escucho.”
oscar dice: “la verdad necesito sacarlo, porque me molesta que soy bueno con ella y ella es así, se pone rara”
Gina toma el canal izquierdo de la autovía.
oscar dice: “y es básicamente eso”
Dices con acento Madrileño, “entiendo. Imagino que tendrás que hablar eso en terapia con Auxita. es importante que trabajeis en vuestra relación.”
oscar asiente
oscar dice: “he llegado a pensar que ella siente algo más por mí”
Gina asiente.
Entre tanto en el coche donde viajan auxita y Camila…
Coche eléctrico Sundoor
Camila mira auxita
Auxita conduce concentrada, se percata de la mirada de Camila mediante el espejo retrovisor que está entre ambas.
Auxita dice: “como estás, cami?”
Camila dice con acento Argentino, “vos sabés que le pasa a oscar ahora?”
Auxita le contesta sin quitar la mirada de la carretera.
Auxita dice: “por qué lo decís exactamente?”
Camila dice con acento Argentino, “la verdad en estas últimas horas lo pasé mal, por su manera de tratarme sobre todo.”
Auxita mira el GPS, asintiendo al ver que va por el camino correcto y ve a Camila de reojo aguardando su respuesta.
Auxita dice: “pero, al menos yo no he visto que te tratara mal, ese día que estuvo un poco malhumorado quizás pudo haberse pasado, pero después no vi nada. Al contrario y siéndote honesta, a quien vi mucho a la defensiva es a vos, en un par de ocasiones. Hay algo que verdaderamente te esté molestando de él?”
Camila asiente
Auxita dice: “esa noche que pelearon…ahí no te puedo decir porque no tengo toda la información, solo tengo lo que he visto”
Camila dice con acento Argentino, “mirá. me incomoda como sin pudor hacen cosas con gina, sin importar quién esté delante.”
Auxita sigue hablando mirando solo la carretera y el GPS
Auxita dice: “y sabrías identificar el motivo de esa incomodidad? tenés algún tipo de miedo o sentimiento en particular?”
Camila niega ante la pregunta
Auxita espera, sin ver la respuesta gestual de camila
Camila mira la carretera
Auxita dice: “hablame porfa, que me desconcentro si no miro mucho hacia la ruta, corazón”
Camila murmura con acento Argentino, “la verdad no.”
Auxita dice: “no? estás completamente segura? Te gustaría pensarlo bien? Porque mirá una cosa”
Camila escucha auxita
Auxita dice: “si ellos están cómodos con lo que hacen es suficiente para ellos, al menos a mí no me genera ningún problema y al parecer a la gente que estaba alrededor tampoco. Como te digo, acá en españa hay una apertura mental que en nuestros países capaz no tenemos”
Auxita dice: “no está mal que te incomode, lo que realmente preocupa es que te molestes de manera desproporcionada. Por eso es importante que identifiques el motivo de esa rabia”
Camila dice con acento Argentino, “bueno, si no te jode, allá vos. a mi sí. porque yo si lo ten… no lo tengo y me incomoda.”
Camila se dio cuenta que cometió un acto fallido y mira la carretera
Auxita percibe el acto fallido pero no hace comentario alguno, solo lo retiene en su mente para ir recabando información
Al mismo tiempo en el Oquel Attra
oscar dice: “vos que pensás?”
Gina suspira mientras va conduciendo sin perder de vista la vía.
Gina responde sin mirar a Oscar.
Dices con acento Madrileño, “Yo creo que puede que esté confundida y sí, que su afecto hacia ti es desproporcionado.”
oscar suspira
oscar dice: “bueno, pero lo que menos quiero yo es eso ”
Dices con acento Madrileño, “lo sé…”
oscar pone la cabeza en el cabezal del asiento
oscar dice: “me apenaría mucho confirmar eso”
Dices con acento Madrileño, “me lo puedo imaginar.”
oscar mira a gina conducir
oscar cierra los ojos
Gina suspira
Dices con acento Madrileño, “de todas formas, no es bueno especular y adelantarse. Espera a que esteis en Madrid.”
oscar sonríe.
Dices con acento Madrileño, “que lo podais hablar con auxita.”
Gina mira a Oscar de soslayo y sonríe.
oscar dice: “bueno, eso es verdad, hay que estar allá y hablarlo”
Gina asiente y sigue conduciendo.
oscar dice: “que lindo está el día para conducir…”
oscar dice: “y si nos escapamos?”
Dices con acento Madrileño, “sí, es un día hermoso.”
oscar sonríe.
Gina mira a oscar con un brillo en los ojos.
Gina vuelve a centrarse en la vía.
oscar permanece con los ojos cerrados
Dices con acento Madrileño, “sería interesante, pero creo que no muy conveniente. No quisiera que la situación con Camila empeore antes de que lo hableis.”
oscar dice: “bueno sí, en eso tenés mucha razón…”
oscar dice: “ya lo hablaremos”
Murmuras con acento Madrileño, “me puedo equivocar, pero la noto muy a la defensiva y celosa… Y tenemos tiempo, oscar. No hay prisa.”
oscar asiente
oscar dice: “yo solo lo decía en broma…”
oscar sonríe.
Gina coge el volante con una mano y le acaricia el brazo con suavidad.
Dices con acento Madrileño, “ya, yo todavía tengo que aprender a reconocer cuando bromeas y cuando no.”
oscar dice: “bueno, por lo menos al manejar no me grabas roncar”
Gina coge el volante con ambas manos.
Gina ríe.
Dices con acento Madrileño, “no te confíes, siempre puedo coger el móvil y grabarte, sí.”
oscar dice: “espero no dormirme ”
Gina se mantiene conduciendo tras el coche de auxita.
Dices con acento Madrileño, “bueno, no pasa nada si te duermes, es bonito verte relajado.”
oscar dice: “gracias…”
Dices con acento Madrileño, “nada, no tienes que agradecerme nada.”
oscar dice: “bueno, está bien”
De vuelta en el sundoor.
Auxita dice: “y de Gina, qué pensás?”
Camila mira auxita
Camila dice con acento Argentino, “la veo como una zorra…”
Auxita sigue conduciendo, de tanto en tanto se fija en el espejo retrovisor para ver si el Oqel las sigue
Auxita dice: “te molesta de ella solo lo que pasó en el parque? o hay algo más que hayas visto en ella que no te cuadra.”
Camila sonríe irónica
Camila dice con acento Argentino, “hasta lo del parque veníamos bien.”
Auxita dice: “porque para que tengas ese calificativo, tiene que ser que algo más no te guste de ella”
Camila dice con acento Argentino, “pero comencé a prestarle atención, le sonríe a todos los hombres, no tiene pudor de desnudarse donde sea… no sé la veo así.”
Auxita piensa un poco pero decide entrar directo, para ver la reacción de la chica.
Auxita dice: “y decime, en el hipotético caso de que vieras que ellos estuvieran juntos…qué harías? Juntos como pareja, quiero decir. Supongamos que esa es la realidad ahora, no significa que lo sea.”
Camila sonríe
Auxita mira por el espejo y alcanza a notar la sonrisa de camila
Camila dice con acento Argentino, “si ella al final me demuestra que no va ser mala, por mi que se maten.”
Auxita dice: “cómo te lo podría demostrar? Y por qué tendría que hacerlo?”
Camila dice con acento argentino, porque no quiero ver sufrir a mi hermano.”
Camila dice con acento Argentino, “que lo calcule, ella sabrá como demostrar como es.”
Auxita dice: “entiendo, pero entonces, gina o cualquier otra chica que se le acerque a tu hermano…tendría que tener algún tipo de característica especial para que vos no te atormentes? o cómo va la cosa.”
Camila suspira
Auxita conduce relajada
Camila dice con acento Argentino, “ahora no tengo ganas de hablar de eso.”
Auxita dice: “bien, pero tenés que saber que en algún momento vas a tener que hablar, a menos que quieras quedar con esto sin resolver todo el tiempo y quieras estar en permanente conflicto con tu hermano.”
Camila dice con acento Argentino, “eso sí no quiero.”
Auxita dice: “y ese conflicto permanente, te cuento, no lo ayuda para nada en su proceso. Es más, tiene la posibilidad latente de recaer, ya viste como tomó la otra noche. Si no estábamos con él, ni quiero imaginar lo que hubiera pasado”
Camila dice con acento Argentino, “lo único que quiero es su bien, no lo quiero ver mas borracho ni nada por el estilo.”
Camila se muerde el labio
Auxita dice: “entonces sigamos llevando este pesado carro todos juntos y con la misma fuerza, cariño. Sinó, se torna imposible.”
Camila asiente auxita
Auxita ve su gesto al fijarse en el retrovisor y asiente, sonriendo. Luego fija la vista nuevamente en la carretera, aumentando un poco la velocidad.
Camila dice con acento Argentino, “si no te molesta… me voy a dormir, la ruta me da sueño.”
Auxita niega
Auxita dice: “descansá, te despierto cuando lleguemos”
Camila se apoya en el asiento y cierra los ojos
En el Oquel Attra…
Gina acelera a la par que acelera el sundoor.
oscar está con los ojos cerrados, poco a poco comienza a dormirse
Gina mira de soslayo a oscar y sonríe.

oscar suelta un tremendo ronquido.
oscar duerme relajado
Gina coge el volante con una mano y se inclina de un lado para coger su móvil, lo saca del bolso y lo desbloquea.
Gina busca con rapidez el ícono de la cámara y comienza a grabar un video de oscar durmiendo a pierna suelta y roncando.

oscar suelta un tremendo ronquido.

oscar suelta un tremendo ronquido.

oscar suelta un tremendo ronquido.
oscar se despierta de golpe al escuchar un sonido en la ruta
Gina sigue conduciendo con una mano hasta que por fin para la grabación, dejando el móvil entre sus piernas.
oscar mira a gina
Gina coge el volante con las dos manos y mira la vía sonriendo.
oscar dice: “me dormí”
Gina se gira un instante, los ojos le brillan de diversión.
Dices con acento Madrileño, “parece que sí, guapetón.”
oscar mira a gina a los ojos
Gina voltea hacia la vía.
oscar dice: “no me digas que…”
Gina sonríe, reprimiendo una carcajada.
oscar dice: “por dios…”
Gina no puede más y se ríe de forma sonora.
Tres horas después, luego de una pequeña parada en guadalajara el grupo se encuentra en Plaza España para despedirse y dirigirse cada uno a su casa.

Nueva escena de rol: Visita fugaz

Punto de vista: Humberto.

Comunidad de Madrid; Plaza de Castilla.
Te encuentras en una gran plaza situada al norte de la ciudad, en el distrito de Chamartín. Está atravesada por el tramo final del Paseo de la Castellana, Y constituye el centro neurálgico del barrio de Castilla.
Ves obelisco de Calatrava y Monumento a Calvo Sotelo aquí.
Un taxi acaba de llegar.
Humberto baja del taxi.
Oyes sirenas cerca de aquí.
El taxi se marcha.
Humberto observa el edificio del hospital y suspira.
Humberto entra en el hospital.
Comunidad de Madrid; hospital Universitario La Paz.
Te encuentras en un centro hospitalario de titularidad pública, situado en el distrito de Fuencarral El pardo. Está administrado por el Servicio madrileño de salud y es uno de los principales hospitales de referencia. También es centro de referencia nacional e internacional en varias áreas específicas de elevado nivel de desarrollo científico y tecnológico.

La aglomeración en este lugar te impide identificar a personas concretas.
Varias personas caminan de un lado a otro mientras otras esperan en la sala de espera.
Celadores van y vienen.
Humberto camina en dirección al despacho de servicios sociales.
Un par de personas esperan sentadas junto a la puerta para ser atendidas.
Humberto golpea la puerta con suavidad.
Desde el interior se escucha una voz femenina que hace que Humberto aguarde frente a la puerta.
La puerta del despacho se abre.
Mayra dice: “Buenos días.”
Humberto mira a la mujer que aparece en la puerta.
Dices con acento melillense, “fui citado el día de hoy… soy el doctor Ferrer. Imagino que tendrá que ver con uno de mis tutelados de la IDO.”
Mayra lo observa con detenimiento y asiente.
Mayra dice: “Pase, doctor y tome asiento.”
Humberto hace un gesto de cabeza y pasa al despacho tras la mujer.
Comunidad de Madrid; Hospital Universitario La Paz; Servicios sociales.
al entrar puedes observar dos escritorios separados entre sí por un archivador. sobre cada escritorio se ve una pantalla de ordenador, un teléfono, un calendario y carpetas con muchos papeles. A la derecha ves una mesa redonda con cuatro sillas. Tras la mesa, pegado a la pared, un pequeño mueble rectangular en cuya superficie ves una cafetera y varios botes junto a tazas de café, vasos plásticos y removedores. A la izquierda un ventanal permite ver parte de la Plaza de Castilla. En la esquina una mesa cuadrada da soporte a una impresora y un escáner.
Humberto da una mirada de reconocimiento y observa como la mujer rodea su escritorio y se sienta.
Humberto separa una silla frente a la mujer y se sienta, adoptando una postura algo rígida.
Mayra lo observa y luego baja la mirada la cuál enfoca en una carpeta.
Mayra abre la carpeta y pasa algunos papeles, luego mueve el ratón y teclea con rapidez.
Humberto no pierde de vista a la mujer.
Mayra dice: “se acaba usted de trasladar al piso de la IDO de Plaza España, es así?”
Humberto asiente.
Mayra lo mira a los ojos.
Humberto le sostiene la mirada.
Mayra dice: “tiene usted algo que comentar respecto de lo ocurrido con su tutelado?”
Humberto se aclara la voz.
Mayra lo mira con atención.
Dices con acento melillense, “Lo único que puedo decir es que mi tutelado tiene un historial de problemas de conducta. como habrá podido ver en su expediente, no es su primer intento. Es una persona difícil con un temperamento muy inestable.”
Mayra no le ha quitado la mirada de encima.
Humberto se mantiene firme en su posición.
Mayra dice: “Y a sabiendas de esto, no tomó usted las precauciones necesarias para evitar otro intento de fuga?”
Dices con acento melillense, “cumplo con mi trabajo de la mejor manera posible, señorita…”
Humberto hace una pausa significativa esperando que la mujer se presente, pero Mayra no dice nada.
Humberto respira despacio para controlar su impaciencia.
Mayra dice: “Puede explicar de alguna forma cómo es que su tutelado tenía múltiples heridas cortantes en las plantas de los pies?”
Humberto mira a la mujer.
Mayra le sostiene la mirada.
Mayra dice, “y bien?”
Dices con acento melillense, “solo puedo especular… pero supongo que se habrá quitado los zapatos al salir corriendo.”
Mayra hace un gesto de cabeza y fija la mirada en uno de los papeles.
Mayra vuelve a teclear con rapidez y pulsa en el botón guardar haciendo clic con el ratón.
Mayra dice: “¿Algún suceso, motivo, cualquier cosa que haya podido impulsar a su tutelado a querer escapar por…”
Mayra mira el expediente y lueo alza la mirada fijándola en el rostro de Humberto.
Mayra dice: “por sexta vez en menos de tres años?”
Humberto permanece impasible ante la mujer.
Dices con acento melillense, “como ya le dije, Eloy tiene problemas de conducta y un temperamento inestable. Es probable que este traslado tan repentino le haya desequilibrado un poco.”
Mayra lo mira, pero Humberto no es capaz de descifrar su mirada.
Humberto carraspea.
Dices con acento melillense, “tiene usted información sobre el estado de Eloy?”
Un teléfono suena en este lugar.
Mayra levanta el auricular y se establece la comunicación.
Mayra dice por teléfono: “Servicios sociales, buenos días.”
Mayra alza la mirada y se fija en Humberto.
Mayra dice por teléfono: “Bien, sí, informaré a su tutor… De acuerdo, gracias por notificar.”
Mayra coloca el auricular en la base.
Mayra mira a Humberto.
Mayra dice: “Informan de la UCI que acaba de despertar. Aunque su estado sigue siendo delicado.”
Humberto asiente a la mujer y se levanta.
Dices con acento melillense, “si no tiene nada más que decir, iré a verle.”
Mayra dice: “por el momento, no. Ya le avisaré si necesito cualquier otra información por su parte.”
Humberto asiente y abre la puerta del despacho.
Mayra lo sigue observando con detenimiento.
Humberto sale del despacho.
Mayra se fija en la cojera que el hombre intenta disimular y sonríe para sí.
Humberto cierra la puerta tras de sí.
Comunidad de Madrid; hospital Universitario La Paz.
Te encuentras en un centro hospitalario de titularidad pública, situado en el distrito de Fuencarral El pardo. Está administrado por el Servicio madrileño de salud y es uno de los principales hospitales de referencia. También es centro de referencia nacional e internacional en varias áreas específicas de elevado nivel de desarrollo científico y tecnológico.

La aglomeración en este lugar te impide identificar a personas concretas.

Humberto camina hacia los ascensores procurando disimular la tensión que le ha generado la entrevista con la trabajadora social.
Humberto pulsa el botón del ascensor.
El ascensor del hospital universitario La paz se pone en movimiento.
Humberto aprieta los dientes con fuerza.
El ascensor llega y abre sus puertas.
Varias personas salen del ascensor.
Humberto entra en el ascensor con otras personas y pulsa el botón de la planta donde está la UCI.
El ascensor llega y abre sus puertas.
Humberto sale del ascensor.
Humberto camina por el pasillo hacia la UCI:
Humberto llega y una enfermera sale desde la unidad de cuidados intensivos.
Humberto ve a la enfermera.
La enfermera frena en seco.
La enfermera ve a Humberto, inquisitiva.
Dices con acento melillense, “soy el doctor Ferrer, tutor del paciente Eloy Martínez. Fue ingresado el jueves. me acaban de informar que despertó; he venido a verlo.”
El tono seco y autoritario de Humberto hace que la enfermera se crispe.
La enfermera frunce el cejo.
La enfermera dice: “espere aquí, hablaré con el médico de guardia a ver si le autoriza a verlo.”
La enfermera ingresa en la unidad.
Humberto va maquinando el correctivo que aplicará a Eloy una vez que lo tenga de vuelta en el piso.
Un médico sale de la unidad y se dirige a Humberto.
Humberto ve al médico con altivez.
El médico dice: “tiene cinco minutos para verle, todavía su estado es delicado. La peor parte ha pasado, pero le llevará un tiempo recuperarse del politraumatismo.”
Dices con acento melillense, “soy médico, comprendo las implicaciones y las medidas. solo quiero que sepa que estoy pendiente de él, que no está solo.”
El médico ve a Humberto y asiente, haciéndole señas para que le siga.
Humberto entra tras el médico.
Algunos minutos después…
comunidad de Madrid; Hospital Universitario La Paz; UCI.
Es un espacio aséptico dividido en varios boxes a los cuales se accede separando una cortina que no llega a rozar el suelo. A la derecha ves la isla de enfermeras, donde además se ubica el puesto de control y monitoreo de constantes. Junto a la isla observas las puertas de un par de despachos y una pequeña pero cómoda habitación de descanso para el personal sanitario que está de guardia.
Humberto se ha vestido con el pijama sanitario, el gorro, el tapabocas y las botas desechables.
El Médic o guía a Humberto hacia el box de Eloy.
Kiara camina junto a una enfermera en dirección a la isla.
El médico hace un gesto a Kiara y sigue hacia el box.
Kiara asiente y mira de reojo a Humberto, luego sigue andando hacia la isla.
El médico separa la cortina.
El médico dice: “cinco minutos…”
Humberto asiente y entra al box.
El médico suelta la cortina y se dirige hacia la isla.
En el box…
Eloy yace sobre la cama, lleva varios aparatos conectados al cuerpo.
El ruido del monitor cardíaco suena de forma regular y constante.
Eloy parpadea ante la luz blanca del techo.
Eloy hace una mueca de dolor al intentar moverse.
Humberto se acerca hasta el borde lateral de la cama.
Las fosas nasales de Eloy se abren y cierran.
El monitor comienza a sonar con más rapidez.
Humberto pasa la yema de los dedos por el antebrazo de Eloy en una caricia que este reconoce.
Eloy parpadea con rapidez, se ve tenso.
El monitor cardíaco parece volverse loco.
Humberto entra en el campo de visión de Eloy un instante.
El rostro de eloy pasa de mostrar repulsión al más intenso terror.
Humberto sonríe malicioso.
El personal sanitario ingresa en el box forzándo a Humberto a salir.
Humberto sale del box y se topa con el médico y con Kiara.
El médico hace un gesto a Kiara y entra en el box con rapidez.
Humberto mira a Kiara, esta se gira y regresa a la isla.
Humberto se dirige hacia la zona intermedia, se quita el pijama sanitario, el gorro, el tapaboca y las botas desechables y sale de la unidad.
Humberto va caminando rumbo al ascensor cuando su móvil comienza a sonar.

Llamada entrante de Mirna

Descuelgas la llamada y se establece la comunicación.

Mirna te dice por teléfono: “Humberto Ferrer?”
Humberto dice por teléfono: “con el habla.”
Mirna te dice por teléfono: “Le llamo respecto de su denuncia.”
Humberto dice por teléfono: “Sí, debo notificar que mi tutelado ha aparecido en el HULP, acabo de verlo, así que puede anular la denuncia.”
Mirna te dice por teléfono: “bien, en ese caso, procederemos a anular su denuncia y la próxima vez, asegúrese de cumplir el tiempo de espera requerido en estos casos, no estamos paraperder el tiempo, caballero.”
Mirna te dice por teléfono: “Tenga buen día.”
Mirna ha colgado.
Humberto va a replicar pero la agente ya ha colgado.
Las puertas del ascensor se abren.
Humberto sube al ascensor, conteniendo el enfado.
Humberto toma nota mental de otro ítem en la larga lista de cosas que piensa cobrarle a Eloy.

Nueva escena de rol: Noche de tensión, incomodidad y revelaciones

Punto de vista: Guillem.

DiverGentes Terraza&Bar
Es un local que cuenta con un espacio interior y una terraza. La decoración es de estilo cosmopolita, lo que le da al ambiente un carácter informal y relajado. Apenas entrar, a la derecha observas una plataforma estrecha y elevada con un antepecho que impide ver que se posiciona en ella, donde te espera una guapa anfitriona. Una vez alcanzas el interior, puedes ver varias mesas dispuestas a lo largo y ancho de todo el espacio. A la izquierda observas una barra de madera con varios bancos altos, que permiten disfrutar de bebidas mientras se espera por una mesa. Junto a la barra ves las puertas batientes que dan al interior de la cocina las cuales se mueven con bastante frecuencia. A la derecha observas un estrecho pasillo el cual dirige hacia los aseos y en todo el frente, un muro acristalado te deja disfrutar de la preciosa terraza ajardinada que ofrece un lugar donde romper con la rutina ajetreada del día a día. Tanto en el interior como en la terraza se puede disfrutar del picoteo, buen vino y una excelente gastronomía.
Fabián entra al local seguido por Guillem.
Una guapa anfitriona les da la bienvenida.
Guillem habla con la chica, esta asiente y consulta en su tableta.
La anfitriona dice: “enseguida os acompaño a vuestra mesa, caballeros.”
Guillem asiente y sonríe mientras espera que la anfitriona les guíe hacia su mesa.
Fabián espera junto a Guillem.
La anfitriona se acerca a ambos hombres.
La anfitriona dice: “seguidme por aquí, si sois tan amables.”
Guillem y Fabián siguen a la chica.
La joven les lleva a través del espacio, rumbo a la terraza.
La anfitriona les indica la mesa a ocupar y deja dos cartas sobre la mesa.
Guillem y Fabián se sientan.
La anfitriona les ofrece una radiante sonrisa antes de girar sobre sus altos tacones de aguja y alejarse.
Guillem mira a la chica, se recrea con sus curvas y luego ve a Fabián.
Fabián está un poco tenso y ni siquiera a buscado observar con detalle a la anfitriona.
Dices con acento catalán, “¿qué tal ha ido al final?”
Fabián mira a su amigo.
Fabián dice: “tan bien como era posible. Habrá que esperar a ver cómo evoluciona. Asistí a Anzola porque Moreno sigue en Barcelona.”
Guillem asiente.
Un camarero trae dos copas y sirve agua fría en ellas, luego se aleja.
Dices con acento catalán, “vas a hablar? O tendré que sacarte las cosas con cuchara. Pensé que habías superado esa etapa.”
Fabián suelta el aire, despacio.
Fabián coge la copa de agua y bebe.
Fabián mira a Guillem a los ojos.
Fabián dice: “Cuando lo encontraron ni tenía el identificativo y de paso, tenía las plantas de los pies destrozadas, como si hubiese corrido descalzo, pero…”
Fabián da otro trago antes de dejar la copa en la mesa.
Dices con acento catalán, “pero, ¿qué?”
Fabián dice: llevaba zapatos. ¿cómo te destrozas así los pies si llevas zapatos?”
Guillem lo mira, pensativo.
Dices con acento catalán, “lo habéis comentado con servicios sociales?”
Fabián dice: “yo solo estaba asistiendo en la cirugía, supongo que Anzola lo dejaría constar en la historia clínica.”
Guillem coge la copa de agua y da un trago.
Fabián coge la carta y la lee.
Dices con acento catalán, “pero es eso lo que en realidad te tiene así? Porque a mí no me lo parece.”
Fabián alza la mirada.
Guillem lo observa, fijándose en su lenguaje corporal.
Fabián deja la carta en la mesa.
Guillem deja la copa sobre la mesa y entrelaza los dedos apoyando las manos en su regazo.
Fabián niega con un gesto casi imperceptible.
Un camarero se acerca con la carta de vinos.
El camarero deja la carta de vinos apoyada en la mesa.
Guillem coge la carta, la lee y le indica al camarero lo que desea beber.
Fabián coge la carta y luego de revisarla pide también.
El camarero apunta el pedido, retira la carta y se aleja.
Guillem mira a Fabián.
Dices con acento catalán, “Y bien?”
Fabián va a hablar cuando escucha dos voces que le resultan familiares y se tensa.
Mayra y Claudia entran a la terraza acompañadas de la anfitriona.
Fabián mira a Guillem.
Fabián murmura: “No tendrás tú que ver con esto, ¿no?”
Guillem alza las manos dejando visible sus palmas.
Dices con acento catalán, “Claro que no, vamos, no pensarás que soy tan retorcido cuando lo que intento es ayudarte, tio. soy tu amigo, no tu enemigo.”
Mayra se gira al escuchar una voz familiar y ve a los hombres.
Una chispa de deseo y diversión brilla en los ojos de Mayra.
Fabián alza la mirada y se fija en Mayra.
Claudia ve a Fabián y pone gesto adusto.
Guillem se gira y se pone en pie.
Mayra sonríe a Guillem.
Guillem se acerca y le da dos besos.
Mayra dice:”Pero qué sorpresa encontraros por aquí.”
Fabián achica los ojos y aprieta los dientes.
Claudia guarda silencio y sigue a la anfitriona hacia la mesa que está diagonal a la de Fabián y Guillem.
Dices con acento catalán, “La sorpresa es nuestra, Mayra. No te preguntaré qué tal estás porque sería redundante.”
Guillem mira a Mayra.
Mayra
Tiene un rostro de rasgos perfectos y un cuerpo torneado de curvas sinuosas. Su aspecto es siempre tan pulcro y estudiado que provoca una sensación de irrealidad cuando la miras. Se viste de manera sugerente y siempre va maquillada y perfumada según la ocasión.
Lleva una blusa de gran escote estampada en colores vivos de la marca FashionGirl.
Lleva una minifalda de cottonlycra color negro.
Lleva unas sandalias de tacón muy alto y fino.
Mayra ríe ante el comentario, sin dejar de ver a Fabián.
Un camarero trae las copas de vino a la mesa.
La anfitriona deja las cartas sobre la mesa y se despide de Claudia.
Mayra dice: “Y tú, no dices nada, Fabián?”
El camarero deja las copas en la mesa y se retira.
Fabián dice: “A veces es mejor guardar silencio, Mayra, No crees?”
Fabián coge con rapidez la copa que el camarero ha dejado frente a él.
Mayra dice: “Me dijeron que habías cambiado, pero no pensé que fuese tanto. Antes eras… diferente, Fabi.”
Mayra mira a Fabián y luego por el rabillo del ojo a Claudia.
Fabián aprieta los dientes al escuchar el diminutivo en la boca de Mayra y luego sorbe de la copa, procurando no mirarla.
Claudia sigue el intercambio en silencio.
Guillem procura romper el incómodo silencio.
Dices con acento catalán, “Ya sabes que el cotilleo nunca es bastante ajustado a la realidad, Mayra.”
Mayra asiente a Guillem.
Mayra dice: “llevas razón, cari.”
Mayra coquetea con Guillem, pasando una de sus manos por la piel del antebrazo del hombre, sin dejar de ver a Fabián.
Guillem da un paso atrás con naturalidad girando para ofrecerle una sonrisa a Claudia.
Guillem vuelve a mirar a Mayra.
Dices con acento catalán, “Bueno, guapa, creo que Claudia comienza a impacientarse y ya la conoces, no es su fuerte esperar.”
Mayra ríe bajito, con cierta malicia.
Mayra dice: “cierto, cari. bueno, ha sido un verdadero placer veros por aquí.”
Mayra atenúa el tono para sonar más provocativa.
Advirtiendo el tono, Fabián se pone rígido.
Mayra dice: “Espero volver a verte pronto, Fabi.”
Mayra se mueve hacia la mesa sin esperar que Fabián conteste, su incomodidad le resulta suficiente respuesta.
Mayra se sienta frente a Claudia.
Fabián da otro sorbo a la copa sin ver a la mujer.
Guillem se gira y se deja caer en la silla.
Murmuras con acento catalán, “joder, macho, que mal rollo da esta tia. No sé como coño te liaste con ella alguna vez.”
Fabián deja la copa sobre la mesa.
Fabián murmura: “en realidad sí que lo sabes, pero bueno.”
Guillem coge su copa y da un trago.
Murmuras con acento catalán, “es una forma de evitar decir que te encoñaste… sobre todo porque perdona que te lo diga, a esa tia no se le ha pasado el encoñamiento, aunque a ti sí, un rato largo, por lo que puedo apreciar.”
Un camarero se acerca.
Fabián suspira profundo.
Fabián murmura en un tono casi de susurro.
Fabián murmura: “es una mujer obsesiva y peligrosa… ojalá no tuviese que verla nunca más.”
Guillem coge su copa y da un sorbo.
El camarero carraspea con suavidad.
El camarero dice: “buenas noches, caballeros.”
Fabián mira al camarero al igual que Guillem.
El camarero mira a ambos hombres.
El camarero dice: “¿quereis hacer vuestro pedido? O preferís esperar.”
Dices con acento catalán, “qué nos recomienda para hoy?”
El camarero esboza una sonrisa.
El camarero dice: “De entrada os recomiendo el carpaccio de Salmón. como primer plato podeis elegir la ensalada florenciana o la tartaleta de setas. De segundo os recomiendo el cartocho de lomito con lingüinis a la crema.”
Fabián dice: “bien, pues yo me pido de primero la ensalada y de segundo el cartocho.”
Dices con acento catalán, “Yo quiero la tartaleta y el cartocho. Y traiga el carpaccio también, por favor.”
El camarero apunta el pedido.
El camarero dice: “os apetece más vino, supongo.”
Ambos hombres asienten.
El camarero hace una pequeña reverencia y se aleja.
Guillem adopta una postura más relajada.
Guillem observa a Fabián que sigue tenso.
Murmuras con acento catalán, “por qué no me cuentas qué te ocurre, tio? Me preocupa observar esas señales que hacía un par de años no veía en ti.”
Fabián respira varias veces.
Fabián comienza a explicarle en voz muy baja lo que le está ocurriendo con Aymara.
Guillem lo escucha con atención.
El camarero se acerca con el carpaccio y va colocando con destreza el platillo y los platos con los cubiertos.
El camarero dice: “que aproveche.”
Los hombres asienten.
Entre tanto, en la mesa diagonal…
Mayra intenta escuchar lo que Fabián y Guillem están diciendo, pero hablan en voz demasiado baja.
Claudia se fija en la actitud de Mayra.
Claudia dice: “es mentira, ¿no? en realidad no has perdido el interés en Fábrega… Lo que me sorprende es que me recomendases acostarme con él. ¿cuál es tu verdadera intención, Mayra? Y no me vengas con que te da lo mismo.”
Mayra disimula el gesto de fastidio que le da la cháchara insulsa de Claudia.
Mayra pone gesto de no entender a qué se refiere.
Claudia intenta dominar su mal genio.
Claudia achica los ojos.
Claudia dice: “eres una arpía, querías comprometerme en tus maquinaciones, ¿no? Acaso sabías que ese tio es un enfermo sexual? qué coño es lo que buscas en realidad, Mayra?”
Mayra mira a Claudia con renovado interés.
Mayra se señala.
Mayra dice: “¿yo? qué va, querida. Te recomendé a Fábrega porque conozco bien su desempeño. querías sumergirte en un mundillo en el cual hay que ser cuidadosa de a quién se le entrega el control y el poder. Fábrega siempre ha sido un tio responsable en esos temas.”
Mayra miente sin remordimientos, mientras observa a la mujer que tiene en frente.
Mayra murmura: “pero, a qué te refieres con que es un enfermo sexual? Me dijiste que querías probar cosas más… fuertes en el sexo. Qué te pasó, fue demasiado para ti?”
Claudia coge su copa y da un sorbo.
Claudia dice: “demasiado poco, querrás decir.”
Mayra arquea las cejas, sorprendida.
Claudia se fija en su expresión.
Claudia dice: “conmigo no fue capaz de sostener una erección… pero bastó y sobró que viera a una discapacitada y se empalmó al instante.”
Mayra mira a Claudia, incrédula.
Claudia resopla un poco.
Claudia dice: “buscaba algo de deprabación, pero no de ese tipo, Mayra… No sé cómo fuiste su amante por tanto tiempo, la verdad… es un asco de tio. Muy cachas y lo que quieras, con una polla que te hace agua la boca, si es que funciona. Pero con la mente sucia.”
Mayra toma nota de esa información.
Mayra medita con cuidado sus palabras.
Mayra murmura: “¿te llevó acaso a algún piso tutelado?”
Claudia la mira, horrorizada.
Claudia murmura: “dios bendito, pero por quién me tomas, Mayra?”
Mayra intenta que la mujer no se retraiga.
Mayra murmura: “solo me preocupo por ti, nena. fuísteis entonces a un hotel? solo intento hacerme una idea, nada más.”
Claudia baja un poco la guardia.
Claudia dice: “él quería ir a un hotel, pero yo le convencí y luego de mucha insistencia fuimos a su casa. Harta ya de una noche tan lamentable, por la mañana cuando le fue imposible responderme, cogí mis cosas y ahí estaba esa tia, en el salón con otra que no conozco.”
Mayra presta atención a lo que Claudia le cuenta.
Mayra bebe de su vino.
Claudia resopla.
Claudia murmura: “No sé como entraron, supongo que esa tía tendría llave… capaz es una tutora de la IDO, aunque la recordaría, es una mujer preciosa.”
Mayra pierde el hilo de la conversación un instante.
Mayra murmura: “la discapacitada? No seas tonta, una discapacitada no puede ser tutora, Claudia.”
Claudia niega con la cabeza.
Claudia murmura: “no soy tan idiota como pueda parecerte, Mayra. me refiero a la otra chica. Aunque siendo franca, esa mujer es atractiva… si no fuese por esos ojos típicos de la ceguera, sería una tia guapísima, sí.”
Mayra vuelve a tomar nota mental de lo que Claudia dice.
Mayra murmura: “y él que dijo, te explicó quien era?”
Claudia niega.
Claudia murmura: “Salí de ahí cagando leches, como tú comprenderás, no iba a quedarme ahí, viendo como el tio que estuve intentando complacer toda la noche se empalmaba con una ciega que salió quien sabe de donde, no?”
Mayra aprieta los dientes, disimulando el enfado.
Mayra dice: “claro, guapa, si tienes toda la razón. Perdona, de haber sabido eso… no te lo habría recomendado.”
Un camarero se acerca a la mesa a tomar el pedido de las mujeres.
Mayra aprovecha para pedir y así no darle tregua a Claudia de volver sobre el tema inicial.
En la mesa de Fabián Y Guillem.
Ambos hombres comen con fruición, disfrutando de la comida.
Murmuras con acento catalán, “Mira, Fabián… Yo sé que luego de tu relación con Mayra, te preocupan muchas cosas sobre tu apetito sexual y tus preferencias. Pero lo hemos hablado muchas veces, incluso, lo que te ha ocurrido con Claudia muestra que no, no eres adicto al sexo, y tampoco eres un pervertido.”
Fabián termina de comer y deja los cubiertos en el plato.
Murmuras con acento catalán, “de hecho, técnicamente mientras tu preferencia por el BDSM no ocasione ningún perjuicio, no puede considerarse una filia.”
Fabián se limpia la boca y suspira.
Fabián murmura: “Igual es… bueno ha sido mi paciente.”
Guillem deja los cubiertos en su plato al terminar y coge la copa, dando un sorbo al vino.
Guillem lo mira y asiente.
Murmuras con acento catalán, “entiendo tu disyuntiva ética, pero aún no pasa nada entre vosotros.”
Guillem da otro trago y se termina la copa.
Murmuras con acento catalán, “por qué no hablas con Astrid? Ella está en el servicio y podría tomar otro paciente, ya sabes que siempre anda intentando ayudar a todo el que puede.”
Fabián murmura: “sí que lo había pensado, pero tenía que arreglar las cosas primero con ella.”
Guillem lo observa con detenimiento.
Murmuras con acento catalán, “Te importa mucho por lo que se ve.”
Fabián se termina el vino y alza la mirada un instante, dirigiéndola a la mesa donde está Claudia.
Guillem supone a quien está mirando.
Fabián deja de mirar y se centra en su amigo.
Fabián murmura: “si te refieres a aymara, sí. Me preocupo por ella, me importa… me importa muchísimo, Guillem.”
Murmuras con acento catalán, “entiendo que te preocupe que esas dos anden juntas, pero la verdad es que poco puedes hacer hasta que alguna haga algo que pueda permitirte tomar medidas, así que relájate un poco, anda.”
Fabián murmura: “sé que tienes razón, pero es que me jode esta situación.”
Guillem asiente.
Murmuras con acento catalán, “te jode y te preocupa, supongo. el control es algo que te hace sentir seguro y no tenerlo te tambalea.”
Fabián asiente.
Fabián murmura: “preferiría mil veces que esa mujer siguiese a kilómetros de distancia. Respecto del control, sí Y tengo mis motivos.”
Murmuras con acento catalán, “ya… dime una cosa, te preocupa volver a caer con ella? o es otra cosa.”
Fabián murmura: “me preocupa lo que es capaz de hacer para tenerme cogido por los huevos de nuevo, Guillem. ya te dije, es obsesiva y no acepta noes por respuesta.”
Guillem alza las cejas, entre sorprendido y curioso.
Murmuras con acento catalán, “tanto así?”
Fabián asiente.
Guillem hace señas al camarero para que les traiga la cuenta.
Fabián murmura: “alguna vez te contaré con más detalle.”
Murmuras con acento catalán, “pero, ¿es que hay más?”
Fabián murmura: “no tienes ni puta idea… créeme.”
El camarero trae la cuenta.
Fabián se dispone a sacar su cartera pero Guillem lo detiene.
Dices con acento catalán, “que te invito yo, tio. La próxima vez te toca a ti.”
Fabián dice: “vale, voy al aseo un momento y regreso, no tardo.”
Fabián se levanta y camina al interior del local.
Guillem saca su tarjeta de crédito y se la da al Camarero.
Mayra se levanta y entra al interior del local.
Guillem se fija en las largas piernas que van andando con seguridad. al alzar la mirada ve que es Mayra y comienza a comprender la preocupación de su amigo.
El camarero se aleja con la cuenta y la tarjeta en el pequeño plato metálico.
En el aseo de caballeros…
Fabián se está subiendo la cremallera cuando la puerta se abre y se cierra.
Fabián se pone tenso al escuchar los pasos y percibir el aroma.
Fabián se gira, terminando de subirse la cremallera.
Mayra lo observa desde la puerta.
Fabián se lava las manos, evitando mirarla a través del espejo.
Fabián se seca las manos con una toalla de papel; luego la tira, arrugada en la papelera.
Fabián murmura: “No quiero problemas, Mayra.”
Mayra lo mira con los ojos brillantes y ávidos por el deseo.
Mayra murmura: “en tus manos está, Fabi.”
Fabián murmura: “deja de llamarme así y, ten la bondad de guardar el decoro, Mayra. el pasado es pasado.”
Mayra se le acerca con lentitud, sus intenciones son claras.
Mayra se relame despacio sin dejar de mirarlo.
Mayra murmura: “Te has vuelto un tio remilgado, Fabi?”
Fabián niega, esforzándose por no perder la paciencia.
Fabián murmura: “no es eso, Mayra, pueden acusarte de exhibicionismo y provocación sexual, es un delito del código penal.”
Mayra se acerca más y se hinca, adoptando una posición de sumisión; la que ella solía utilizar cuando quería provocarle.
Mayra murmura: “no estoy mostrando mis genitales ni tú los tuyos, no te resistas a tu naturaleza, Fabi.”
Fabián resopla y evita mirarla.
Fabián murmura: “Haz el favor de levantarte, no es sitio para un espectáculo, Mayra.”
Mayra murmura: “No tienes por qué preocuparte, amor, Claudia es demasiado insulsa para ti, es natural que no despertase tu apetito… pero yo…te conozco tan bien.”
Fabián pierde la paciencia y la coge por el codo, levantándola con fuerza del suelo en el momento en que guillem entra al baño.
Guillem se percata de la situación.
Mayra se tambalea un poco por la fuerza del arrastre de Fabián y sonríe.
Guillem sostiene la puerta entreabierta, mirando a Mayra con expresión impasible.
Dices con acento catalán, “Claudia debe estar preguntándose porqué tardas tanto, Mayra.”
Mayra mira a Fabián.
Mayra dice: “Nos veremos pronto, cariño.”
Fabián aprieta los dientes guardando silencio.
Guillem observa a Mayra con insistencia persuasiva.
Mayra sale del baño meneando sus caderas.
Guillem deja que la puerta se cierre y observa a Fabián.
Fabián se gira y va a lavarse de nuevo las manos con jabón.
Guillem se fija en los movimientos compulsivos de su amigo y se acerca con lentitud.
Dices con acento catalán, “respira profundo… en cuanto te serenes nos iremos y hablaremos… no estás solo, tio.”
Fabián alza la mirada del lavabo y ve a Guillem.
Fabián nota la determinación y el apoyo de su amigo.
Guillem observa a Fabián a través del espejo.
Dices con acento catalán, “ahora sé que no es exageración… Mayra no está bien.
El alivio en el rostro de Fabián es casi palpable.
Guillem le palmea en el hombro.
entre tanto, en la puerta del local…
Claudia mira a Mayra con cierto recelo.
Mayra va caminnando hacia su coche que está justo detrás del coche de Claudia.
Claudia le alcanza y le coge por el brazo.
Mayra se zafa y gira para mirarla.
Claudia dice: “qué estás tramando, Mayra?”
Mayra dice: “Vas a seguir con ese tema? No estoy tramando nada, mujer.”
Claudia la mira poco convencida.
claudia dice: “no te creo, pero tú misma. Mientras no me enredes en tus maquinaciones.”
Mayra coge a Claudia con fuerza por la muñeca.
Claudia da un respingo.
Mayra dice: “No se te olvide, muñeca, que te salvé el culo ya varias veces… de no ser así, te habrían trasladado fuera de madrid. que solo fuese traslado de hospital es nada.”
Claudia traga grueso.
Claudia murmura: “No se me olvida, no hace falta que me lo saques en cara.”
Mayra dice: “es bueno que lo recuerdes. Y ahora, te dejo, tengo cosas que hacer, guapa.”
Claudia mira a Mayra y cierto temor se le refleja en los ojos.
Claudia camina hacia su coche, desactiva la alarma y abre la puerta.
Mayra sigue los movimientos de Claudia y se apresura a entrar a su coche.
Claudia sube al coche, cierra la puerta y minutos después, arranca, alejándose del lugar.
Mayra permanece dentro de su coche, observando.
Fabián y Guillem salen del local.
Guillem se saca las llaves del coche y desactiva la alarma.
Fabián rodea el coche por delante y alcanza la puerta del copiloto.
Mayra aferra el volante con tanta fuerza que los nudillos se le van poniendo blancos.
Fabián se detiene justo cuando iba a subirse al coche y da una mirada a su alrededor; su expresión corporal denota que está tenso.
Mayra sigue observando a Fabián.
Guillem intercambia algunas palabras y da también una mirada sin detenerse en ningún punto específico, luego abre la puerta y sube al coche.
Mayra ve cómo Fabián sube al coche.
Las puertas del coche se cierran.
El coche arranca, alejándose del lugar.
Mayra se muerde el labio inferior con fuerza.
En el coche…
Guillem mira de reojo a Fabián, mientras sigue pendiente de los espejos retrovisores.
Fabián sigue algo tenso mirando al frente.
Dices con acento catalán, “no veo que nos esté siguiendo, tio… relájate un poco.”
Fabián asiente, cerrando los ojos y apoyando la cabeza en el asiento.
Guillem sigue conduciendo hasta que reduce la velocidad al aproximarse a la Plaza España.
Fabián abre los ojos.
Guillem apaga el mmotor.
Fabián se gira y lo mira.
Guillem lo observa y se relaja al verle más sereno.
Dices con acento catalán, “Habla con Astrid y refiérele a tu paciente para que la vea en consulta privada.”
Fabián gira la cabeza y ve a Guillem.
Fabián dice: “Es lo primero que haré por la mañana.”
Guillem asiente.
Dices con acento catalán, “habla con la mujer de Moreno y esa chica, la que vive con tu paciente y explica lo que está ocurriendo.”
Fabián se incorpora y aprieta los dientes.
Fabián niega.
Fabián dice: “eso es, demasiado sórdido, guillem.”
Guillem lo mira.
Dices con acento catalán, “Kiara es una mujer de mente abierta, Y su compañera es tímida, pero no tiene la pinta de ser prejuiciosa. Es mejor que sepan a que atenerse. Mira, Fabián. Luego de hoy no puedes saber qué dijo y que no dijo Claudia. Si Mayra tiene intenciones de ir a por ti y se entera de esto, va a ir a por ella.”
Fabián se pasa la mano por la cara, frustrado.
Guillem le pone la mano en el hombro y le da un apretón.
Dices con acento catalán, “ya es un milagro que teniendo tanto tiempo en madrid no la hayan pillado. a ella también debes decirle lo que todavía no sabe. has de explicarle para que esté prevenida.”
Fabián asiente, resignado.
Dices con acento catalán, “Hablaré con Lourdes, vale?”
Fabián lo mira.
Fabián dice: “Crees que es necesario?”
Guillem se encoge de hombros.
Dices con acento catalán, “pasan mucho tiempo juntas, si hace algún movimiento puede que lo sepamos antes.”
Fabián hace una mueca, la duda se le refleja en los ojos.
Guillem niega.
Dices con acento catalán, “Lourdes no tiene esas ideas tan retrógradas, Fabián. Muchas veces no le gusta como va la IDO y justo por eso intenta siempre actuar con justicia. Refrenó muchas veces a Claudia, con Mayra no tiene por qué ser diferente.”
Fabián suspira, resignado.
Guillem le vuelve a palmear el hombro.
Dices con acento catalán, Venga, hombre. le diré solo lo necesario, que no se trata de exponer tu privacidad.”
Fabián dice: “Lo sé, tio si no es que desconfíe de ti… Sabes más de mi vida que mucha gente.”
Guillem asiente.
Dices con acento catalán, “Piensa en eso cuando quieras cerrarte como una caja fuerte, macho. ya sabes que en Urgencias se requiere mucho aplomo… no lo tires todo por esa mujer.”
Fabián dice: “lo sé. Llevas razón.”
Guillem esboza una sonrisa.
Dices con acento catalán, “tienes que presentarme a aymara… tiene que ser una tia increible si te está robando el corazón y la mente de esa manera.”
Fabián experimenta un cúmulo de emociones que no logra reprimir.
Guillem lo observa, satisfecho, a sabiendas que le había dado el empujón que su amigo necesitaba para ponerse a pensar en lo que le está pasando.
Fabián mira a guillem.
Fabián dice: “me lo pensaré, pero no prometo nada.”
Guillem nota el tono posesivo de Fabián y asiente.
Dices con acento catalán, “ahora lárgate, me voy a mi casa.
Fabián le palmea un hombro y se desabrocha el cinturón.
Guillem desbloquea las puertas.
Fabián abre la puerta y baja del coche.
Fabián cierra la puerta.
Guillem lo sigue con la mirada hasta que se adentra en la torre.
Guillem arranca el motor y conduce rumbo a su casa, entendiendo ahora muchas cosas.

Nueva escena de rol: Delicada prueba de fuego

Punto de vista: Auxita

zaragoza; bar
Te encuentras con camila, oscar y Gina.
Gina entra al bar junto a los demás y sonríe al camarero que los aborda.
el camarero dice: “buenas noches”
oscar mira al camarero
el camarero ve al grupo y les hace señas para que le sigan.
oscar dice: “buenas”
Auxita está cerca de Gina, pendiente de oscar y camila
el camarero se gira y hace un gesto de cabeza y continúa hacia una mesa para cuatro.
Gina se gira un instante y sonríe.
Auxita sigue al camarero y al grupo
oscar llega a la mesa que indicó el camarero
Gina procura mantenerse cerca de auxita mientras siguen al camarero.
el camarero aparta una silla para gina y esta se sienta.
el camarero aparta ahora una silla para auxita
oscar mira a gina
Auxita mira agradecida al camarero y le sonríe ante el gesto anterior de este, luego mira a los demás que se van acomodando
Gina mira a oscar.
Auxita se sienta al lado de gina, de modo a que los hermanos queden uno al lado del otro
Gina coloca su bolso en la silla, colgando de un lado y se acomoda las tiras del vestido.
el camarero trae las cartas y las deja en la mesa.
el camarero aparta una silla para camila.
El camarero asiente al gesto de auxita y se aleja.
Gina coge una de las cartas y la va ojeando.
Auxita mira otra carta
oscar se sienta y mira la carta
camila se sienta y mira la carta, silenciosa
oscar ve que venden cervezas pero no dice nada, solo piensa
Gina mira a auxita.
Auxita la mira luego de leer la carta
Gina dice con acento Madrileño, “ya sabes qué vas a pedirte, guapa?”
Dices: “no sé muy bien, alguna recomendación?”
Gina niega con la cabeza.
oscar dice: “queso de obeja?”
Gina dice con acento Madrileño, “yo creo que me pediré una ensalada.”
oscar dice: “mira si la obeja está viva”
Gina mira a oscar y sonríe.
Gina dice con acento Madrileño, “que va, no creo. Pero le puedes preguntar al camarero si quieres.”
Dices: “bueno, lo más conocido que veo es este jamón”
oscar le devuelve la sonrisa a gina
Gina sonríe en respuesta a Oscar.
camila mira auxita
oscar suspira
Auxita sonríe también sin decir mucho, vuelve a leer la carta
Dices: “cami? sabés ya qué pedir? Yo voy por este jamón, creo.”
camila asiente
camila dice con acento argentino, creo que voy a preferir lo mismo, auxi
Gina dice con acento Madrileño, “y tú, oscar? Ya sabes qué te vas a pedir?”
oscar murmura: “no sé”
Gina mira a Oscar.
Auxita sonríe y asiente, luego mira hacia oscar y gina
oscar murmura: “estuve pensando…”
El camarero se acerca libreta en mano para tomar el pedido.
Gina mira a auxita.
oscar señala la cerveza en la carta y los boquerones
el camarero dice: “listos para pedir?”
Auxita mira su señal
Dices: “estás seguro?”
Gina ve que oscar señala algo en la carta.
oscar mira auxita
Gina ve a auxita.
oscar dice: “como para no estarlo…”
oscar sonríe.
el camarero espera atento.
camila mira auxita
Auxita mira a camila al ver su mirada
Gina mira al camarero atrayendo su atención.
Dices: “sí, cami?”
Gina dice con acento Madrileño, “yo quiero la ensalada de la casa y una drogacola zero, por favor.”
el camarero asiente y toma nota.
camila murmura con acento argentino, este no va querer…
camila le señala la carta
el camarero sigue de pie, esperando por los demás.
oscar mira al camarero
Murmuras: “vamos a ir viendo como se va comportando, ante cualquier cosa vamos a contenerlo nena, no te preocupes”
el camarero mira al hombre.
oscar dice: “quiero una cerveza y los boquerones”
Auxita le regala una sonrisa tranquila a cami
camila le devuelve la sonrisa auxita
el camarero apunta en su libreta.
Auxita mira al camarero
el camarero espera por el resto de pedidos.
Auxita habla señalando la carta que tiene enfrente
Dices: “yo quiero este jamón y también una drogacola cero, por favor”
el camarero se inclina y ve lo que la joven señala, así que toma nota
el camarero mira a la jovencita, esperando que haga su pedido.
camila dice con acento argentino, yo quiero jamón con una drogacola
el camarero asiente y apunta el pedido, alejándose hacia la cocina.
Una camarera se acerca y coge las cartas alejándose hacia otra mesa.
oscar suspira y piensa
el camarero regresa para poner los platos y los cubiertos.
Gina observa a Oscar, parece pensativo.
el Camarero se marcha de nuevo.
Un rato después…
Auxita observa el ir y venir de camareros y personas mientras aguarda, de tanto en tanto también mira al grupo a su alrededor
oscar se lame los labios
el camarero trae los pedidos y los va colocando frente a cada quien.
Gina alza la mirada y sonríe al camarero.
camila mira a gina, luego mira a oscar
Auxita también mira al camarero con una tenue sonrisa.
el camarero le sonríe mientras termina de dejar los pedidos.
el camarero dice: “que os aproveche.”
Dices: “muchas gracias”
camila cruza las piernas y luego mira a todos alternativamente
oscar dice: “gracias”
el Camarero mira a auxita y le sonríe asintiendo.
el camarero hace un último gesto y se aleja.
oscar destapa la cerveza y la sirve tranquilamente en un vaso
Gina coge sus cubiertos.
Gina dice con acento Madrileño, “bueno, que aproveche, chicos.”
oscar toma los cubiertos y comienza a comer lentamente
Auxita acerca su plato y cubiertos y se dispone a comer, mirando los comportamientos de oscar principalmente.
camila dice con acento argentino, gracias
Dices: “provecho para todos”
Auxita los mmira a cada uno sonriendo y luego comienza a comer
Gina comienza a comerse la ensalada saboreando cada bocado.
oscar saborea los boquerones
Gina murmura con acento Madrileño, “mmm que buena está… ”
camila come en silencio, solo mira su plato
Auxita corta el jamón y come con gusto
Gina sigue comiendo, alternando con la bebida.
oscar dice: “está rico esto, y también la cerveza”
oscar bebe un poco de cerveza
Gina mira a oscar y sonríe.
oscar mira a gina y le sonríe también
Auxita mira a camila
Gina dice con acento Madrileño, “qué bueno si te gusta. La verdad es que la comida está deliciosa.”
Dices: “que tal tu cena, cami?”
oscar ya lleva la mitad del plato
Gina mira a auxita y luego a Camila y sigue comiendo.
Auxita aguarda por la respuesta de camila mientras sigue cortando y comiendo jamón
camila dice con acento argentino, está rico el jamón, la verdad
Auxita asiente, de acuerdo
oscar murmura: “a mi me parece que alguien de acá tiene sueño”
Gina mira a Oscar.
oscar sonríe.
Auxita mira a oscar ante lo que ha dicho.
Gina murmura con acento Madrileño, “tú crees?”
oscar murmura: “sí, yo creo”
Gina coge otro poco de ensalada y se la lleva a la boca.
oscar se termina el plato con los boquerones y se sirve más cerveza
Auxita solo sonríe ante el intercambio y se sirve un poco de su drogacola, bebe un sorvo
Gina mastica y cierra los ojos un instante.
oscar mira comer a gina, centrándose en ella solamente
Gina traga despacio y coge el vaso para dar un sorbo a la bebida.
Gina mira a oscar y se fija que ha terminado de comer.
Auxita deja el vaso en la mesa y se va terminando el jamón de a poco
oscar bebe la cerveza y se termina el vaso
Gina dice con acento Madrileño, “creo que alguien además de sueño, tenía mucha hambre.”
oscar asiente sonriendo
Gina le devuelve la sonrisa y sigue comiendo.
camila termina de comer y deja los cubiertos a un lado
oscar dice: “traía un hambre de tres días”
Gina se termina la ensalada, dando un suspiro de satisfacción.
Gina mira a Oscar y ríe bajito.
camila mira auxita
Gina dice con acento Madrileño, “eres un exagerado.”
Dices: “creo que hambre sí que había, al menos yo tuve ganas de más perritos hace rato pero bueno, no pudo ser.”
Gina dice con acento Madrileño, “seguro eso viene con lo de ser machote machote.”
Auxita mira a camila
la botella de cerveza está por la mitad, oscar vuelve a servirse
Gina bebe del vaso.
Gina mira a auxita.
Gina dice con acento Madrileño, “pero es que esos perritos estaban demasiado buenos.”
Gina da un sorbo a la drogacola.
oscar bebe la cerveza y cierra brevemente los ojos
Auxita al ver que camila no le ha hablado, mira a oscar viendo sus comportamientos. Si muestra algún tipo de emoción al volver a exponerse al alcohol
Auxita mira a gina
Gina mira a oscar, pero procura no hacerlo durante demasiado tiempo.
la cara de oscar comienza a tomar un tono rojizo
Dices: “definitivamente sí. Otra razón más para volver, no creo que en madrid hayan algunos parecidos ”
Gina se gira y mira a auxita, pensativa.
Gina dice con acento Madrileño, “creo que no, al menos no tan buenos.”
camila mira a oscar y pone gesto serio, luego mira auxita
Gina vuelve a ver a Oscar y lo nota sonrojado.
Gina dice con acento Madrileño, “oscar, te sientes bien?”
Auxita asiente y vuelve la atención a oscar, se alerta al verle la cara roja
oscar mira a gina y asiente
oscar dice: “es que tu mirada…”
Gina bebe y se termina la drogacola.
Auxita finalmente termina su jamón y bebe la drogacola
Gina baja la mirada y se sonroja un poco ante el comentario pero no dice nada.
oscar se sirve el último vaso de cerveza procurando que la botella quede vacía
el camarero se acerca a la mesa.
oscar mira al camarero antes de beber
el camarero dice: “os apetece alguna otra cosa?”
oscar asiente
Gina mira al camarero y niega.
Auxita niega hacia el camarero, luego mira a oscar fijamente
el camarero se fija en el hombre, está esperando a ver qué desea.
camila mira al camarero, sonríe y niega levemente
oscar le muestra la botella al camarero
Gina se fija en oscar.
oscar dice: “lleve esta y traiga otra”
el camarero asiente.
oscar bebe el vaso de cerveza
el camarero va recogiendo los platos con rapidez, llevándose la botella.
el camarero se aleja.
Gina mira a auxita.
Auxita suspira a penas un poco, toma el bolso y saca el móvil, teclea frenéticamente escribiendo en un bloc de notas
Auxita alza por un momento la mirada y se encuentra con la de gina
el camarero regresa con la botella de cerveza y la deja en la mesa frente al hombre.
camila vuelve a centrar sus ojos en auxita, con gesto serio
el camarero hace un gesto de cabeza al dejar la botella y se aleja.
La mirada de gina denota preocupación.
Auxita mira a una y a otra, esperando que alguna hable. Aunque cree saber lo que está ocurriendo
oscar termina de beber la cerveza y abre la otra botella
a camila le transpiran las manos
oscar se vuelve a servir en el vaso
Auxita viendo que oscar está muy distraído, indica con un gesto a camila y a gina que pongan atención a lo que les va a decir. Se muerde los labios pensando si le entenderán o no.
en la mesa se instaura un tenso silencio.
oscar bebe del vaso
Gina mira a auxita sin dejar de ver de soslayo a Oscar.
oscar está concentrado solo en la cerveza
camila mira a gina, no sabe si hablar
Auxita mira a cada una y les dice, siempre gestualizando, que si ve que pide una más tendrán que marcharse. Les muestra 3 dedos y luego una señal que indica stop.
Gina asiente de forma casi imperceptible entendiendo el mensaje.
oscar se termina el vaso de cerveza
Auxita piensa: ojalá que me entiendan, por el amor de dios.
camila pone cara de no entender nada
camila murmura con acento argentino, tres que? no entendí
Gina no deja de ver a Oscar, pensando en lo que habló por la tarde con auxita.
Auxita mira con notable agradecimiento a gina y se inclina hacia camila
oscar se vuelve a servir en el vaso
Auxita le murmura muy bajito: “si quiere ir por la tercera botella le paramos el carro, cami.”
camila asiente y sonríe nerviosa
Gina dice con acento Madrileño, “vuelvo enseguida, voy al aseo pero no tardo, vale?”
oscar sonríe a gina
Auxita mira a gina
Dices: “andá tranqui, te esperamos”
Gina se levanta echando hacia atrás su silla.
Gina mira a oscar y le sonríe.
oscar se termina el vaso de cerveza, inmediatamente se sirve el tercero
oscar carraspea.
Gina se gira caminando con rapidez hacia los aseos.
Auxita vuelve a escribir en el móvil, sin dejar de estar pendiente del comportamiento de oscar ante la sustancia adictiva
Auxita mira al oscar al escucharlo carraspear
camila mira escribir auxita
unos minutos más tarde, Gina regresa con el maquillaje retocado.
oscar bebe con tragos más largos
Auxita bloquea el móvil tras apuntar unos datos y lo guarda en el bolso rápidamente
Gina se acerca a la mesa
Gina dice con acento Madrileño, “bueno, ya estoy. me perdí de algo?”
oscar se sirve el cuarto vaso, dejando vacía a la botella
oscar sonríe a gina
Auxita mira a gina
Gina se fija en oscar.
Dices: “creo que no de mucho”
Gina mira a auxita y asiente.
oscar murmura: “pero… que buena moza vino del baño… a esta me la cambiaron ”
Gina sonríe a oscar y se le queda mirando un instante.
oscar se parte de risa.
Gina ríe bajito.
oscar termina el vaso de cerveza
Auxita intenta fingir una sonrisa pero se le complica, manteniendo la alerta al máximo
Gina mira a oscar.
la cara de oscar está notablemente roja
Gina dice con acento Madrileño, “bueno, y si damos un paseo?”
Gina dice con acento Madrileño, “la noche está toda estrellada y fresca.”
oscar dice: “pero… un paseo ahora?”
Gina hace señas al camarero.
Auxita mira a gina, suspirando con algo de alivio.
Gina mira a oscar.
oscar dice: “si mañana tenemos tiempo, ahora… ahora es como raro”
Dices: “si está tan linda la noche hay que aprovecharla, no creen?”
oscar mira al camarero
Gina se acerca a oscar
Gina se inclina para hablarle cerca del Oído.
Auxita mira al camarero también
Gina murmura con acento Madrileño, “la noche está preciosa, y seguro no se parece a las de madrid. Vamos a pasear, anda, no digas que no.”
el escote de gina queda cerca del rostro de Oscar.
oscar le susurra a gina: bueno… pero primero tomemos otra sí?
Gina niega, coqueteando con oscar.
oscar se muerde el labio inferior
Gina murmura con acento Madrileño, “mañana, ven conmigo de paseo, anda.”
oscar suspira
oscar murmura: “si es que ante la tentación…”
Auxita desvía la mirada del intercambio, mira por momentos a camila y sus reacciones
camila mira la escena, decide no intervenir
Gina murmura con acento Madrileño, “verás que será genial.”
Gina se yergue y mira al camarero
camila hecha la silla hacia atrás y se levanta
el camarero está esperando.
Gina dice con acento Madrileño, “nos trae la cuenta de todos, por favor?”
el camarero asiente y se aleja.
oscar mira a camila
Gina apoya una mano en el hombro de Oscar.
Auxita está centrada en mirar a todos de forma alterna
oscar dice: “deja, tu cuenta la pago yo ”
Gina mira a auxita esperando que ella entienda lo que está haciendo.
oscar dice: “yo quisiera otra cerveza pero… no sé”
Auxita la vuelve a mirar con aquel gesto de alivio de la primera vez
Gina se vuelve a inclinar hacia oscar.
Gina baja mucho el tono para que suene más sugerente.
Auxita queda pensativa por un momento mientras aguarda la cuenta.
Gina murmura con acento Madrileño, “ya habrá otro día, sí? vamos ahora a pasear …”
oscar mira a gina
el camarero llega con las cuentas.
Gina mira a Oscar a los ojos.
Auxita recibe su cuenta, la examina por un momento y asiente.
Auxita saca el monedero, cuenta unos villetes y se los extiende al camarero.
Gina se yergue y va a irse a su silla para buscar su monedero.
oscar sonríe a gina
Gina le sonríe a oscar y rodea la mesa.
el camarero coge el dinero de Auxita.
oscar paga la cuenta de camila
camila mira auxita
Gina saca su monedero y cuenta unos billetes que le da luego al camarero.
Gina no pierde de vista a Oscar.
camila dice con acento argentino, yo me voy a descansar, tengo un poco de sueño ya
oscar paga su cuenta al camarero
el camarero se marcha con las cuentas y el dinero.
Auxita mira a camila y asiente
camila dice con acento argentino, te espero?
Dices: “te acompaño hasta la puerta de tu habitación y luego sigo a los chicos, sí?”
camila asiente y pone cara pensativa
Gina coge su bolso y se lo cuelga al hombro.
camila dice con acento argentino, donde van?
Gina se acerca a oscar y le toma de la mano.
Auxita le sonríe a la chica y mira a oscar y gina.
oscar toma la mano de gina
Gina dice con acento Madrileño, “por aquí mismo en el centro comercial.”
Auxita se levanta de su lugar, coge su bolso y se acerca a camila
Dices: “eso, a recorrer un poco y luego volvemos, corazón. Todo va a estar perfecto”
Gina mira a oscar.
camila sonríe a gina un poco y asiente comprendiendo
Gina dice con acento Madrileño, “venga, guapetón.”
Gina sonríe a Camila.
Auxita se acerca más a camila
Dices: “nos vamos?”
camila mira auxita
camila asiente
Auxita mira a oscar y gina de vuelta
Gina mira a auxita.
Dices: “les alcanzo en breve, chicos”
Gina asiente mirando de soslayo a oscar.
camila se acomoda un poco su pelo y camina hacia la salida
Gina dice con acento Madrileño, “te esperamos, guapa. ”
oscar sonríe auxita y asiente
Gina tira un poco de oscar para que se levante de la silla.
Auxita sigue muy de cerca a camila, se gira y asiente a gina con una sonrisa y luego se encamina hacia la salida.
Gina dice con acento Madrileño, “este machote que no se mueve.”
oscar se levanta de la silla, tiene un poco de mareo
Gina sujeta la mano de oscar con firmeza.
Auxita sale del bar con camila
Gina se acerca a Oscar al verlo un poco mareado.
Gina murmura con acento Madrileño, “a ver, oscar, puedes venir conmigo?”
oscar asiente
Gina se acerca mucho a Oscar para que sus cuerpos se rocen.
oscar abraza a gina por la cintura
zaragoza; Guapi Ceta
Ves una gran pantalla de television, un vehículo blindado, Oqel Attra, y coche eléctrico Sundoor aquí.
Te encuentras con un hombre (durmiendo).
La temperatura es agradable y el cielo se ha despejado.
Gina va caminando con oscar, saliendo del bar
oscar mira al hombre que duerme ahora en la entrada del bar
Gina va pendiente de oscar.
Auxita va charlando un poco con camila mientras ingresan al hotel
Gina se fija en donde a enfocado oscar su mirada.
oscar murmura: “otra vez durmiendo ahí”
Acava de llegar un aotubús circular.
oscar murmura: “se nota que está orinado ”
Gina murmura con acento Madrileño, “ya ves, seguro es que no tiene con qué pagar.”
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
Gina mira al hombre en el suelo.
Gina murmura con acento Madrileño, “puede ser, sí.”
Luego de unos minutos, Auxita sale del hotel y mira alrededor del amplio centro comercial, para ver si ubica a oscar y gina entre la gente.
oscar sigue mirando al hombre dormido
Gina entrelaza sus dedos con los de oscar, separándose un poco mientras está distraído mirando al hombre.
oscar se pega a gina
Auxita da unos pasos y ve que están casi en el mismo lugar que antes, se fija en el hombre dormido por un momento.
Gina percibe el calor del cuerpode oscar.
Gina gira el rostro y ve a auxita.
oscar pone la mano en la cintura de gina
oscar ve que gina ladea la cabeza
Gina sonríe a auxita.
oscar mira auxita
Auxita mira el comportamiento de ambos y duda un poco en si acercarse, cuando ve que ambos ya la han visto finalmente se les acerca.
Gina dice con acento Madrileño, “hemos tenido un alto en el paseo.”
Gina dice con acento Madrileño, “una pequeña distracción.”
Dices: “sí, justo eso veo”
oscar dice: “mirando a un hombre que hace turismo en zaragoza”
Gina señala al hombre en el suelo.
Acava de llegar un aotubús circular.
Auxita lo mira de reojo y asiente
Gina se queda pensativa.
oscar mira el autobús
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
Gina dice con acento Madrileño, “no sé que clase de turismo es ese, la verdad.”
oscar dice: “es un turismo muy bueno”
Auxita sonríe
Gina mira de reojo a oscar.
Dices: “lo mismo me pregunto yo, venir a dormir…”
oscar dice: “yo una vez lo hice”
Gina ladea la cabeza mirando a Oscar.
Gina dice con acento Madrileño, “ir de turismo somnífero? ”
oscar asiente
oscar dice: “un día en madrid”
Gina dice con acento Madrileño, “no me digas que te quedabas durmiendo así.”
Gina abre los ojos.
oscar dice: “bueno, no tenía para hotel aún”
Dices: “bueno, caminamos mientras seguimos la conversa?”
Gina dice con acento Madrileño, “como que un día en Madrid¿”
oscar asiente
Gina asiente mirando a auxita.
Gina comienza a caminar.
oscar dice: “fue horrible ese tiempo, porque me gasté toda la plata en el viaje y llegué a madrid con las manos vacías”
Auxita camina cerca de oscar y gina, pendiente de oscar principalmente
oscar toma la mano de gina y camina con ella
Gina mira a oscar y asiente, comprensiva, entrelazando sus dedos con los de oscar.
oscar lee: AQT
oscar dice: “que es AQT?”
Gina dice con acento Madrileño, “ha tenido que ser jodido.”
Gina mira el letrero
Gina dice con acento Madrileño, “es una empresa de envíos ”
Auxita mira todas las tiendas pero mira la que señaló oscar
oscar dice: “ha, ya entendí”
Acava de llegar un aotubús circular.
oscar mira auxita
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
oscar dice: “ya extraño un poco el olor de madrid”
Gina mira a oscar.
Auxita lo mira
Gina dice con acento Madrileño, “bueno, ya pronto lo tendrás de nuevo en tus narices.”
Gina sonríe mirando a oscar.
oscar sonríe a gina
Dices: “sí, se extraña algo, pero estos días también han sido increíbles acá, zaragoza es muy lindo”
Gina asiente a auxita.
oscar mira auxita y sonríe, luego asiente
Auxita sonríe
oscar dice: “salvo… salvo por lo de hoy”
Dices: “Barcelona no lo pude mirar mucho, pero pinta lindo también”
Gina mira a Oscar.
Gina dice con acento Madrileño, “lo de hoy?”
Auxita mira a oscar
oscar dice: “es verdad que hay una plaza que se llama puerta del ángel?”
oscar mira a gina y asiente
Gina mira a Auxita.
Dices: “hay una avenida en realidad, y 2 plazas cerca, ambas son muy lindas y amplias”
Dices: “bueno…lo de hoy se irá viendo en terapia, no te preocupes.”
Auxita recupera la sonrisa que se le había borrado
oscar dice: “si, todo a terapia.. pero no sé, no me siento bien ahora, no mañana…”
Gina intenta seguir el hilo del intercambio pero le cuesta un poco.
Gina mira a oscar.
Gina dice con acento Madrileño, “no te sientes bien? quieres irte al hotel?”
oscar dice: “me hace mal pelear, y ver que pelean”
Acava de llegar un aotubús circular.
oscar niega
Gina comienza a comprender aunque no tiene los detalles.
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
oscar dice: “no me siento bien en ese sentido, mi conciencia está mal”
Dices: “bueno, las peleas no son precisamente agradables, pero forman parte de la vida, lamentablemente.”
Gina le acaricia el rostro con afecto
oscar sonríe a gina
Gina dice con acento Madrileño, “eso pasa, lo importante es saber cuándo detenerse.”
Gina dice con acento Madrileño, “lo ireis solucionando, ya verás.”
Dices: “es así, y en lo posible, no quedar anclado en ese malestar que supone un momento como ese”
oscar sonríe.
Gina dice con acento Madrileño, “no es verdad, Auxita?”
Gina mira a auxita y luego a Oscar.
oscar dice: “igual, me molestó que camila te haya dicho cosas”
Gina mira a oscar.
Dices: “sí, totalmente es verdad. Esto se va a solucionar, todo a su debido tiempo”
Gina dice con acento Madrileño, “es muy joven y tiene cosas que resolver. No ha sido grave, así que no te preocupes.”
oscar sonríe a las chicas, y pone gesto tranquilizador
Gina sonríe a oscar, intentando que se relaje.
Auxita continúa caminando, sin intervenir en el intercambio ya que comprende que a oscar le es necesario decir lo que siente
Auxita se gira y corresponde a las sonrisas de ambos
Gina alza la barbilla y se queda mirando el cielo lleno de estrellas.
Dices: “eso, a relajarse ahora que es nuestra última noche acá”
Acava de llegar un aotubús circular.
oscar dice: “que bueno que está el cielo”
Gina baja la mirada y asiente a auxita.
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
Gina se gira y ve a oscar, luego asiente y le sonríe.
Auxita mira al cielo por un momento y también asiente
una estrella fugaz cruza el cielo y se pierde.
Dices: “precioso regalo que nos da la naturaleza.”
oscar mira el cielo
Auxita alcanza a ver la estrella fugaz
otra estrella fugaz cruza el cielo y se desvanece.
oscar sonríe.
Gina ve sonreír a oscar y se relaja, sonriendo ella también.
Auxita mantiene la mirada arriba, toma aire y respira profundo entrecerrando los ojos para mantener la imagen del cielo estrellado en su mente
Auxita baja la mirada y abre los ojos
Dices: “qué belleza.”
Gina asiente
Gina dice con acento Madrileño, “ha valido la pena el paseo.”
Gina mira de reojo a oscar.
Dices: “es cierto”
oscar asiente
Auxita sonríe ampliamente
oscar dice: “es genial ”
oscar dice: “dormiría con ustedes…”
Gina mira a oscar intentando determinar si sigue mareado.
Acava de llegar un aotubús circular.
Auxita mira a oscar
Gina dice con acento Madrileño, “uy, quieres hacer tu demostración de perro guardián?”
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
Gina ríe bajito
oscar se agacha
Gina dice con acento Madrileño, “o de macho machote.”
oscar pone las manos en el suelo
Gina mira a oscar, Incrédula.
oscar toma un pie a gina
Auxita se ríe mirándolo
oscar se levanta y se ríe
Una brisa levanta en vuelo la falda del vestido de gina
Dices: “ya va empezar con su demostración”
Gina ríe asintiendo
oscar alcanza a ver el vestido levantado de gina
Gina dice con acento Madrileño, “menos mal dije perro guardián y no gato, eh?”
oscar se parte de risa.
Auxita ríe con ellos
Gina ríe también.
Dices: “este es un animal múltiple.”
Gina asiente a Auxita.
oscar dice: “soy un lobo”
Gina dice con acento Madrileño, “no me quiero imaginar cuantos genes de animal tiene.”
oscar dice: “cuidado las como…”
Gina dice con acento Madrileño, “claro, ahora va a hacer de lobo feroz ”
Dices: “sí, y que lo digas. animal múltiple y macho machote…es de cuidado.”
Auxita sonríe relajada.
oscar dice: “soy bien machote”
Gina mira a Oscar con un brillo travieso en la mirada.
oscar se pone serio, luego sonríe de nuevo
Gina dice con acento Madrileño, “este quiere irse de cacería, auxita. Por eso lo de lobo.”
Acava de llegar un aotubús circular.
Auxita mira a gina y asiente
Dices: “ya veo que está en esas, sí”
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
oscar se acerca auxita
Gina dice con acento Madrileño, “menos mal no hay luna llena, que se nos convierte ”
Gina mira a oscar para ver qué va a hacer ahora.
Auxita mira atenta a oscar y no sabe si reírse o poner gesto serio
oscar susurra, “quiero cazar a gina…”
oscar se aleja de auxita
Gina mira a cada uno alternativamente sin comprender.
Auxita mira a oscar y ríe de forma pícara, le gestualiza como diciendo, adelante
Gina alza una ceja ante el intercambio de ambos.
oscar se acerca a gina y la abraza por detrás
Auxita desvía la mirada y continúa riendo
oscar murmura: “serás mi víctima…”
Gina da un respingo
Gina murmura con acento Madrileño, “qué dices?”
Gina se estremece con el contacto y mira a auxita, interrogante.
Auxita se aleja riendo y dice: “creo que yo sobro…”
Gina la ve marchar.
oscar pone la mano en el cuello de gina y le sonríe
Auxita corre alejándose de ellos entre sonrisas
Acava de llegar un aotubús circular.
Gina dice con acento Madrileño, “esto ha sido un ataque a traición. complot.”
oscar dice: “como los tigres…”
El autobús se marcha en dirección a Línea CI1 en estación intermodal
Gina murmura con acento Madrileño, “mm eres un tigre ahora?”
Auxita se mantiene alejada en un sitio apartado, mirando algunas tiendas
oscar asiente y ríe
Gina se está muy quieta esperando a ver qué movimiento va a hacer Oscar.
oscar masajea despacio el cuello de gina
Gina dice con acento Madrileño, “pero no me has dado tiempo de correr.”
oscar suelta a gina
Gina se vuelve a estremecer con el masaje.
oscar murmura: “corre…”
Gina se gira y ve a oscar, tiene las mejillas sonrosadas y no duda en salir corriendo.
Gina se gira y echa a correr hacia el hotel.
oscar corre detrás de gina y se agita
oscar llega al hotel y entra
zaragoza; Imperium Hotel
Gina corre por el hall principal hasta los ascensores.
oscar no alcanza a gina
oscar murmura: “me cansé…”
En el centro comercial, Auxita vuelve sobre sus pasos caminando sonriente, no ve a los chicos y piensa por un momento, se adentra al hotel para ver si los encuentra.
Gina vuelve a perder a oscar y sigue preocupada.
Auxita entra al hotel y mira por todos lados sin encontrarlos
Gina ve a oscar de espaldas y se le acerca.
oscar respira agitado pero ya algo más recuperado
Gina abraza a oscar desde atrás, pegándose a él.
Gina murmura con acento Madrileño, “ahora tú eres el cazado.”
oscar murmura: “uy…”
oscar murmura: “y ahora…”
Auxita mira una y otra vez, hasta que finalmente los ubica muy juntos en un sitio
Gina le mordisquea la espalda.
Gina dice con acento Madrileño, “ahora no sé, tú dirás si te como o no te como.”
oscar se eriza con el contacto
Gina suelta una risita.
oscar murmura: “por mí comeme…”
Auxita se dirige directamente a los ascensores, ve que justo se abre uno y entra en él
Gina mordisquea la espalda de Oscar una vez más sin demasiada fuerza.
oscar se vuelve a erizar
Gina suelta el abrazo y espera a ver qué hará oscar.
la polla de oscar cobra tamaño con el contacto de gina sobre su espalda
Auxita pulsa la planta correspondiente a las habitaciones donde están alojados todos y el ascensor se pone en marcha. Se mira al espejo del mismo y sonríe pensando, que sea lo que tenga que ser.
Gina adelanta a oscar caminando despacio hacia los ascensores.
Gina se gira parada frente a los ascensores mirando a Oscar.
oscar mira intenso a gina
oscar toma a gina por la cintura
oscar murmura: “vamos…”
oscar lleva a gina hasta el ascensor
Gina se deja guiar por oscar.
el ascensor abre sus puertas
oscar entra llevando a gina tomándola siempre por la cintura
el ascensor queda vacío cuando todos los huéspedes bajan.
oscar aprieta el botón y el ascensor comienza a subir
El ascensor donde va auxita se demora un poco porque huéspedes de una planta más abajo han parado y han subido para ir a la misma planta de ella
A Gina se le eriza la piel al tener a oscar tan cerca.
oscar murmura: “ahora yo te atrapé…”
oscar muerde suavemente la oreja de gina
Gina se estremece y gime flojito
Gina murmura con acento Madrileño, “oscar…”
oscar sonríe al ver que logró su cometido
el ascensor sigue ascendiendo.
oscar vuelve a morder despacio a gina en la oreja
Gina permanece espectante y se muerde el labio para no gemir.
oscar acaricia la espalda de gina suavemente
Gina se arquea ante la caricia.
oscar sonríe con los gestos de gina
El ascensor de Auxita llega a la planta 6, esta aguarda que salga el grupo de huéspedes que la acompañaba y que parecen estar más apresurados. Estos salen en tromba casi corriendo hacia los pasillos
A Gina las piernas le tiemblan un poco y pierde el equilibrio, dando un pequeño paso atrás, rozando sus nalgas con el bulto de Oscar.
Auxita espera pacientemente, al ver que todos han salido sale también ella
oscar toma a gina para que no se caiga y la acerca aún más a su vulto
Gina se muerde el labio de nuevo al sentir lo duro que está Oscar.
oscar suspira
Auxita mira en el pasillo sin ver a los chicos, camina de un lado al otro buscándolos con la mirada.
Gina lleva una mano hacia atrás y roza la erección de Oscar.
el ascensor se detiene en la planta 6 y abre sus puertas.
oscar se sonroja, acaricia la cola de gina
oscar mira hacia fuera
Gina mira hacia afuera del ascensor.
Auxita se acerca a la habitación que le corresponde, recuerda que es gina quien tiene la tarjeta magnética y aguarda
oscar murmura: “espero no nos hayan visto”
Gina suspira y se zafa del agarre de oscar.
Gina sale del ascensor un poco sofocada.
oscar sonríe.
Gina se gira y mira a oscar.
oscar sale detrás de gina
Gina camina por el pasillo intentando recomponerse.
Gina ve a auxita.
oscar persigue a gina
Auxita saca el móvil y mira la hora, comienza a buscar un contacto de alguno de ellos para comunicarse
oscar ve auxita
Gina saca la tarjeta magnética y abre la puerta con rapidez.
Auxita oye ruido y alza la mirada del móvil
Dices: “por fin, eh?”
oscar sonríe.
Gina dice con acento Madrileño, “perdona, es que había mucha gente abajo.”
Auxita les sonríe a ambos sin fijar mucho la vista en ellos
oscar dice: “eso”
Auxita niega levemente y sonríe, restando importancia.
oscar mira auxita
oscar dice: “camila te dio mi targeta?”
Gina intenta no ver a oscar para no sonrojarse de nuevo.
Auxita asiente y busca en su bolso por un momento
Auxita encuenra la tarjeta y se la ofrece a oscar
oscar toma la targeta de manos de auxita
Gina empuja un poco la puerta de la habitación que ya está abierta.
oscar mira a gina
Gina se gira y mira a oscar.
oscar murmura: “dulces sueños…”
Dices: “bueno, nos vemos mañana, desayunamos a la hora de siempre y nos vamos, cierto?”
Gina asiente.
oscar asiente
Gina murmura con acento Madrileño, “descansa tú también, oscar. Nos vemos mañana.”
oscar abre la puerta de su habitación
oscar asiente sonriendo
Gina entra en la habitación
Auxita toma los asentimientos como si hubieran sido hacia su comentario, les sonríe y entra a la habitación, esperando por gina para cerrar la puerta
oscar entra en la habitación y cierra
Gina se descalza y deja el bolso en una silla.
Auxita ve que gina ha entrado y cierra finalmente.

Nueva escena de rol: Acalorada discusión

Punto de vista: Gina.

oscar sale del baño en su habitación, camila ordena las maletas
oscar tiene gesto serio
Auxita termina de peinarse, toma su espejito del bolso y se mira la cara por un momento
Gina busca en el armario lo que va a ponerse.
oscar se sienta en su cama, y mira intenso a camila
Auxita se maquilla rápidamente y guarda sus cosas, busca un perfume y se lo pone
Gina deja la ropa sobre su cama y coge unas sandalias.
oscar dice: “que es eso de andar agrediendo a la gente vos?”
Gina deja las sandalias al pie de la cama.
camila mira extrañada a oscar
camila dice con acento argentino, agrediendo yo? cuando
Gina entra corriendo en el baño para tomar una ducha.
Auxita guarda el perfume y está dispuesta a salir, antes mira la hora en el móvil
oscar dice: “cuando agrediendo?”
oscar dice: “no te hagás la mosquita muerta”
camila mira a oscar, ya con cara de enojo
Auxita ve que aún es un poco temprano, así que decide esperar mirando disttraídamente la televisión
camila dice con acento argentino, ¿pero como querés que no le diga nada? hay chicos, es un parque, que te pensás?
Gina se ducha suspirando por la delicia del agua fría.
oscar dice: “ahaa son chiiicos como si nunca vieron a sus madres así ”
Gina sale de la ducha envuelta en una toalla.
camila desvía la mirada
Gina se va untando el cuerpo de crema, luego se cepilla el cabello.
Auxita va cambiando la tele con el mando, sin interesarse mucho en nada de lo que muestran los canales
camila dice con acento argentino, está bien nene, si vos querés andar con zorras, adelante. después no quiero verte chupado
Gina sale del baño, relajada y se acerca a la cama, mira a auxita viendo la televisión.
oscar pone gesto aún más de enojo
Gina comienza a vestirse con cuidado.
Auxita mira a gina al oír que sale del baño
oscar da un puñetazo a la pared
Auxita vuelve a mirar la pantalla de forma distraída
Gina se sobresalta al escuchar el golpe y ve a Auxita.
oscar grita: “que zorra ni que zorra! tenés equivocados los conceptos! ”
Dices con acento Madrileño, “auxi?”
Auxita también se sobresalta mirando hacia el lado de la pared donde se oyó el golpe
Auxita mira a gina
Gina se pone las sandalias.
camila anula su acento y grita: ahaa sii, yo, la más ingénua
Auxita dice: “no va a ser que…”
Dices con acento Madrileño, “escuchaste eso?”
Auxita asiente, suspirando y sin poder evitar alertarse, lo muestra en su cara
oscar grita: “habeer si te calmás un poquito y te dejás de joder! ”
Gina mira hacia la pared y luego a auxita.
Dices con acento Madrileño, “soy yo? o me parece que esa es la voz de Oscar.”
oscar grita: “al paso que vamos yo me voy a quedar solo y vos te vas a ir con un chongo!”
Gina coge su bolso y saca el estuche de maquillaje.
Auxita dice: “me temo que…que no sos vos, sí que es su voz.”
camila grita: me tratás de puta! así no!
Auxita frunce el ceño y niega para sí reiterativamente.
oscar grita: “camila! que estás diciendo! nunca te dije eso! ”
Gina mira a auxita, con la tensión que comienza a invadirle.
camila tira un espejo de vidrio que tenía en su cama y lo rompe
Gina se comienza a arreglar cuidando de no sobrecargar el maquillaje.
Gina se sobresalta.
Gina mira a auxita.
Auxita se levanta de la cama con brusquedad, mira hacia la puerta pero se lo piensa mejor.
Auxita dice: “pero…qué? madre mía”
oscar se levanta y toma a camila del brazo, la sienta en la cama de oscar
Dices con acento Madrileño, “me estoy comenzando a preocupar, guapa.”
camila grita: salí! no me toques!
oscar grita: “te vas a cortar! mirá lo que hiciste! ”
Auxita dice: “y yo querida, no te creas”
Gina termina de arreglarse con rapidez y mete el estuche en el bolso.
Gina saca su perfume y se coloca un poco.
oscar grita: “quiero que hablemos! que… querés ser vos mi novia o que! ”
Auxita está pensativa y seria, sin saber muy bien qué hacer
Gina guarda el perfume en el bolso y mira a Auxita.
Auxita mira a gina
camila deja de gritar y mira a oscar irónica
Dices con acento Madrileño, “será que vamos allí? o mejor llamamos por teléfono.”
Murmuras con acento Madrileño, “o les dejamos…”
Auxita dice: “no sé muy bien…”
Auxita suspira, pensando
Gina mira a auxita y es visible su preocupación.
Auxita murmura: “voy a llamar, a ver qué pasa.”
Gina asiente.
camila murmura con acento argentino, nooo nada, miirá, lo que pasa que vos sos un tipo de 34 que sos un ingénuo sabés? y te gusta irte con cualquiera
oscar mira a cammila y grita furioso
Gina se termina de colocar bien las tiras del vestido, acomodándose el escote.
Auxita se acerca al teléfono y lo descuelga, marca el número que da para contactar con la habitación de oscar
oscar grita: “ya te dije que no soy ingénuo y no voy a irme con cualquiera! gina es gina!”
Gina cruza una pierna sobre la otra mientras observa a auxita.
el teléfono suena
Auxita espera al teléfono pero al oír de vuelta la voz de oscar, se tensa más
camila dice con acento argentino, callate que atiendo, dejá
Gina siente que el corazón se le acelera con tantas voces.
camila descuelga el teléfono
camila dice por teléfono, hola
camila iperventila con rabia
Auxita dice por teléfono, hola cami, se están preparando? están bien?
Gina mira a auxita sin perder de vista su expresión.
camila dice por teléfono, este acá! que no sé que bicho le picó!
Auxita mira hacia un punto fijo con expresión de notable preocupación
a gina le parece escuchar gritos por el auricular y se preocupa.
Auxita dice por teléfono, a ver, tranquilizate un poco…podés contarme qué pasa exactamente?
Gina mira a auxita y su expresión es bastante elocuente.
oscar se levanta y va hacia la puerta de la habitación
oscar grita: “haber como reversionás los heeechos!”
A Gina le parece escuchar la voz de Oscar y mira a auxita.
Auxita se lleva la mano libre del tuvo del teléfono al rostro y se lo presiona
camila dice por teléfono, mejor vení, está sacado, todo por gina
Auxita dice por teléfono, bien, allá voy.
oscar grita: “todo culpa tuya! no es por gina! ”
camila cuelga el teléfono
Auxita cuelga sin más, ahora se presiona el rostro con las dos manos
Gina sigue escuchando lo que le parece la voz de Oscar.
Auxita dice: “será posible…”
Gina se levanta y va con auxita.
camila grita: como vuelvas a decirme que es culpa mía te reviento la cara!
Dices con acento Madrileño, “qué pasa, guapa?”
Auxita suspira varias veces, para ver si retoma la serenidad antes de ir a la habitación de los hermanos
Gina se ve en extremo preocupada.
oscar grita: “no te pego porque sos mujer!”
Auxita mira a gina
Gina la mira.
camila dice con acento argentino, el maacho de américa
Auxita dice: “creo que están discutiendo por algo, Camila está muy alterada y oscar no es que esté tranquilo tampoco. Tendré que ir a contener esto de alguna forma”
Gina se muerde el labio.
Dices con acento Madrileño, “hay algo… algo que pueda hacer? quieres que vaya contigo?”
Auxita se sigue presionando el rostro en señal de querer reprimirse y tratar de tener una serenidad aunque no sea auténtica
oscar grita: “dejá de ser celosa!”
Gina alza la mirada hacia la pared.
Auxita mira hacia la pared, suspira y niega
Auxita mira a gina otra vez
Gina vuelve a ver a Auxita.
camila se tira en la cama de oscar y comienza a llorar
Auxita dice: “me temo que lo único que podemos y debemos hacer es…es adelantar el regreso. Esto no puede esperar más”
Gina asiente mirando a auxita.
Auxita dice: “así que por si las dudas, solo prepará tus cosas, por favor”
Dices con acento Madrileño, “pero quieres viajar esta misma noche?”
oscar mira a camila con cierta rabia
Auxita se levanta de la cama, suspirando una vez más
Gina asiente y se apresura a armar su maleta.
Auxita dice: “ahora voy a ir a ver como está la situación, y si lo creo conveniente vamos a regresar. Vos manejás?”
oscar dice: “hasta que por fin te hacés la víctima ”
Gina se gira y asiente a auxita.
Auxita dice: “digo, porque tenemos dos coches y necesitamos dos choferes.”
Dices con acento Madrileño, “sí, no te preocupes, guapa.”
camila dice con acento argentino entre sollozos, sii, siempre yo la culpable…
Gina va metiendo sus cosas en la maleta.
Auxita dice: “bien, ahora veo como está la cosa y te informo, vos tranquila”
Gina respira profundo, pero está inquieta y preocupada.
oscar dice: “no te cuesta nada no ser celosa”
Dices con acento Madrileño, “anda, ve… ”
Auxita va a paso rápido hasta la puerta
Gina cierra los ojos, intentando serenarse.
Auxita se gira y le asiente a gina, abre la puerta y sale, cerrando todo lo suave que puede.
oscar dice: “estoy cansado ya de tus escenas con cada chica que tengo cerca ”
Auxita mira el número de la habitación de los chicos y golpea la puerta
camila llora y no habla
oscar escucha el ruido de la puerta
Auxita dice: “oscar, cami? soy yo”
oscar mira la puerta
Gina sigue armando su maleta, recogiendo todo lo que ha dejado en el armario.
oscar se dirige abrir la puerta
oscar abre la puerta
Auxita mira la expresión facial de oscar primeramente
oscar mira auxita
Auxita dice: “vengo a ver lo que pasa, voy a entrar, sí?”
camila pone la cara contra la almohada y llora
Gina cierra la maleta y comienza a revisar que no haya dejado olvidado nada.
oscar dice: “entrá, por mí no pasa nada ”
Auxita asiente y se adentra a la habitación, ve a camila derrumbada llorando sobre la cama y suspira
oscar se dirige a la cama de camila donde yacen los vidrios del espejo roto
Gina coge el mando de la televisión y la apaga.
Auxita se queda parada en una esquina y los mira alternativamente.
oscar mira auxita
Auxita ve los vidrios
oscar dice: “podrías cerrar la puerta?”
Gina deja el mando sobre la mesita de luz y se sienta en su cama.
Auxita dice: “Dios mío!”
Auxita va a cerrar la puerta con gesto de sorpresa
Auxita dice: “pero qué pasó? Díganme por favor…”
oscar suspira profundamente, intenta calmar su rabia como puede
Gina se queda mirando hacia la pared, como si así pudiera escuchar lo que está ocurriendo.
oscar dice: “lo que pasa, que mi hermana es celosa”
Auxita mira hacia donde está camila
camila se calma un poco, pero continúa en la misma posición en silencio
Auxita dice: “camila, cariño…mirame por favor”
Auxita mira a oscar mientras aguarda que camila se calme
camila murmura con acento argentino, no… no tengo ganas de mirar a nadie
Auxita dice: “contame lo que pasa, por qué decís que es celosa ella”
Auxita vuelve a mirar a camila
oscar dice: “no viste lo que pasó en el parque? la boludéz que dijo?”
Auxita dice: “no querés resolver las cosas? querés que todo quede así, cami? Esto hay que enfrentarlo, necesito saber las versiones de ambos”
Auxita mira a oscar
camila levanta la mirada y mira a oscar
Auxita dice: “supongo que te referís al tema con Gina”
Gina permanece sentada en la cama, respirando para no dejar que la preocupación la sobrepase.
Auxita cree oír movimiento hacia la cama, se gira hacia camila y asiente al ver que ha levantado la mirada.
camila dice con acento argentino, con voz un poco temblorosa: y lo que me dijo ella vos no lo escuchaste no? eso no te comvino escuchar
oscar asiente
Auxita dice: “bueno chicos a ver una cosa.”
Auxita intenta hablar con voz firme
oscar mira auxita
Auxita dice: “veo que la cosa se dio por este asunto del parque, y que va a ser difícil resolverla ahora, esto va a llevar su tiempo. Así que lo que considero que debemos hacer, es salir para madrid en este preciso momento”
camila mira auxita
oscar niega
oscar dice: “no, mirá”
oscar dice: “acá hay una persona que tiene que hablar, tiene que pedir disculpas”
Gina se levanta y camina hacia el ventanal de la habitación.
Gina se queda mirando por el ventanal.
Auxita dice: “no, ahora mismo nadie va hacer absolutamente nada. Ya de hecho nos queda poco tiempo de viaje, pero este poco tiempo va a resultar incidentado, tenso de manera innecesaria. No es justo que Gina, que nos acompañó tan amablemente hasta acá, tenga que pasar por una preocupación semejante.”
Auxita dice: “la dejamos a ella donde tenga que estar, y vamos a la casa a resolver lo que haya que resolver. Es la única forma de arreglar las cosas con calma,”
oscar dice: “entonces vas a decidir hacer las cosas así nomás, tapando con tierra y que el tiempo las lleve a su cause”
Auxita dice: “lo siento, pero va a tener que ser así, a menos que tengan otra alternativa para mí”
Auxita niega
oscar dice: “que camila le pida disculpas a gina”
Auxita dice: “te dije que lo vamos a resolver en nuestro espacio, estate más atento”
camila suspira y mira auxita
oscar dice: “y todo culpa de una celosa ”
Auxita dice: “si ella no lo considera, no tiene por qué hacerlo. Por eso, hay que hablarlo allá”
oscar baja la mirada
camila se levanta de la cama, se apolla sobre la pared que da a la ventana
Auxita dice: “yo no tengo problema en vivir este momento así con ustedes, total es mi trabajo. pero insisto, no es justo por gina, ella a pesar de que parezca paradógico, no tiene nada que ver con este asunto”
oscar suspira y asiente
camila mira auxita
Auxita dice: “camila, tenés algo que decir? es importante que también hables”
camila dice con acento argentino, dejalo solo. quedemos acá
camila dice con acento argentino, yo tengo la culpa de todo
oscar mira auxita y asiente levemente
Auxita dice: “de verdad es lo que vos sentís, que toda la responsabilidad está en vos?”
camila asiente
Auxita dice: “y vas a poder pasar el resto del viaje con esa culpa cargada a tu espalda?”
camila dice con acento argentino, a veces soy impulsiva
Auxita intenta recordar cada palabra mientras mira a los chicos
camila dice con acento argentino, no sé, pero ponele. mientras que él sea felíz, todo bien
oscar baja un poco la mirada
Auxita dice: “bueno, yo les digo que por mí la decisión está tomada. Pero si ustedes quieren podemos seguir como si nada hubiera pasado, aunque yo no lo autorizo por el lado terapéutico ni estoy de acuerdo. Ni por ustedes, ni por ella”
oscar aprieta los dientes
Auxita dice: “pero al final esto lo organizamos para que ustedes estuvieran bien, sobre todo oscar que sigue un proceso complejo. así que ya me dicen”
camila dice con acento argentino, como quieras. después de todo soy yo la que le tengo que armar las maletas
Gina sigue de pie ante la ventana, mirando de cuando en cuando hacia la pared.
Auxita dice: “ya dije lo que quiero yo, pero necesito saber lo que quieren ustedes.”
oscar mira auxita
Auxita lo mira
oscar dice: “y vas a viajar de noche por la ruta?”
oscar dice: “porque a mi no me gusta andar de noche”
camila mira a oscar y se ríe
Auxita dice: “y mirá, si la situación lo amerita yo tomaría corage. Pero como digo, hay que decidir lo que mejor nos convenga”
camila mira auxita
oscar dice: “bueno, pero tenemos dos coches, a mi no me gusta manejar de noche, menos que gina maneje ”
Auxita mira a camila sin entender el motivo de su risa y luego mira a oscar otra vez
camila dice con acento argentino, dejá auxita, viajemos a la mañana, va ser mejor
Auxita dice: “no es problema, yo manejo el coche de camila y le dejo a ella el mío, hay opciones, oscar. pero decime qué querés hacer”
oscar sonríe con el comentario de camila
Auxita dice: “bien, camila habló, faltás vos”
oscar dice: “viajemos a la mañana ”
oscar dice: “es peligroso ir de noche”
oscar dice: “además vamos a llegar como la una de la mañana ”
Auxita dice: “perfecto, entonces viajamos temprano. Y ahora qué hacemos? tienen ánimo de salir? Porque todavía no cenamos”
oscar dice: “por mi yo salgo”
Auxita mira a camila interrogante
camila dice con acento argentino, vamos, de última yo vuelvo
Auxita asiente
oscar mira serio a camila
oscar dice: “si salís, salí. no vengas para acá como chiquilina ”
camila mira auxita
Auxita mira a oscar
Auxita dice: “dejala a ella decidir como actuar ante su estado de ánimo, oscar. por favor.”
oscar suspira
oscar murmura: “buf… bueno”
camila dice con acento argentino, voy a maquillarme de nuevo
Auxita dice: “bien, voy a informar a gina de que vamos a salir, mientras prepárense”
Gina se aparta de la ventana y comienza a andar de un lado a otro.
Auxita dice: “cuidado con esos vidrios, apártenlos inmediatamente.”
camila se dirige a su bolso, toma maquillaje y se mete al baño
oscar asiente
Auxita dice: “nos vemos en un tiempo en el all, chicos”
oscar dice: “necesitaría una escoba”
oscar asiente
Auxita dice: “a lo mejor en servicio de habitaciones te pueden conseguir una limpiadora o alguien que les ayude, pero solo les digo para que no haya un accidente”
Auxita se gira hacia la puerta
Auxita sale de la habitación, informa a Gina que estarían saliendo a cenar sin entrar en mucho detalle y al cabo de un tiempo todos se dirigen al bar del Guapi Ceta