• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Alto día de emociones

Punto de vista de Dieguito.

Auxita viene de hacia la cocina, mirando distraídamente el móvil y con expresión pensativa
dieguito desvía la mirada de la pantalla de su PC, donde juega tranquilamente a Speak and Spell,y advierte que tenés un rostro serio,sombrío, decaído,melancólico.
Auxita se dirige hasta Dieguito y le habla
Auxita dice: «hola, amor…»
Dices con acento porteño, «Mi cielo, qué pachó?»
Dices con acento porteño, «estás bien?»
dieguito se levanta y te abraza cariñosamente.
Auxita corresponde al abrazo y baja la cabeza
Dices con acento porteño, «Qué pasa mi amor?»
dieguito pone un gesto de veras preocupado.
Auxita murmura: «noo, no pasa nada, por?»
Auxita se separa un poco luego del abrazo y se sienta a lado de dieguito
dieguito te mira fijamente,nota que algo no está bien.
Dices con acento porteño, «Amor, me doy cuenta, estás mal…»
Dices con acento porteño, «contame, vos también podés confiar en mí»
dieguito te mira con dulzura, tranquilizador.
Auxita dice: «em? No, no mal, sino pensativa nomás…»
Auxita mira con ojos entrecerrados
Dices con acento porteño, «Desahogate!»
dieguito te da un palmoteo cariñoso para animarte.
Auxita dice: «no sé, me puse a pensar nomás en estos días»
Auxita dice: «en muchas cosas»
Auxita te mira fijamente a los ojos y te toma de la mano
Dices con acento porteño, «A ver contame, tranqui»
Dices con acento porteño, «relax»
Auxita dice: «una de ellas es…lo nuestro, pensaba que…»
Dices con acento porteño, «Lo nuestro?»
Auxita dice: «sí, lo nuestro. No sé cómo estamos, no sé si estamos bien…está complicado porque bueno, yo siento que vos como que no estás tomándome en serio o no sé, o quizás no me amás de verdad, solo te atraigo físicamente.»
Dices con acento porteño, «Pero qué onda?»
dieguito abre los ojos muy sorprendido.
Dices con acento porteño, «Mirá mi princesita, qué te hace sentir que no te tomo en serio?»
Dices con acento porteño, «Yo creo que si no te tomara en serio no te dejaría ni vivir acá, o eso creo»
Auxita dice: «te cuesta hablar de lo nuestro, hasta con Jorge te cuesta…eso me hace suponer, solo es una suposición, que bueno, es como que no está muy bien definido lo que hacemos juntos, viste? si es una aventura nomás o algo un poco más serio…»
Auxita dice: «no quería decirte esto para no incomodarte, yo sé que te bancás tus propios problemas pero…yo también tengo sentimientos, Diego»
Dices con acento porteño, «Amor, vos querés algo más serio conmigo, verdad?»
Dices con acento porteño, «No me lo niegues, de hecho ya me lo dijiste otras veces y se te ve en la cara que estás muy enamorada de mí»
Auxita sonríe levemente ante la última frase
Auxita dice: «claro, de eso no hay duda, te amo de verdad y es por eso que dudo, porque siento que por tu parte el sentimiento no es el mismo o no sé…»
Dices con acento porteño, «Lo que te puedo decir,mi niña,es que sí, me gustás muchísimo, sos muy buena chica, me atraés, la pasamos excelente estando juntos, me encanta besarte,incluso sos re comprensiva hasta cuando tratamos de hacer el amor… con todo esto cómo no amarte?»
Dices con acento porteño, «Pero también tengo miedo, viste? no de vos, sinó de mí, que no significa que no te ame»
Dices con acento porteño, «tengo miedo de que te vayan a hacer daño a vos, por ejemplo»
dieguito te mira comprensivo, claramente está con vos y te acaricia mientras hablan.
Auxita dice: «que me hagan daño a mí? y quién lo haría? al menos acá que solo los conozco a vos, Jorge y los dos chicos de mi país, el resto hasta ahora no conocí, excepto por lo que me contabas y demás»
Auxita dice: «no tengas miedo, amor, yo sé que para vos esto es un desafío, que no es fácil enfrentar una vida en pareja por todo lo que te pasó, pero te puedo asegurar que todo puede marchar bien, si ambos comprendemos mutuamente nuestros sentimientos y nos ayudamos en nuestros momentos de bajón»
Dices con acento porteño, «Claro, mi amor, a esta gente desagradable me refiero,yo no sabía tampoco que me iban a buscar,perseguir,monitorear y todo a mí, pensá que llegué acá como vos, solo queriendo pasarla bien, y acá me tenés, por suerte los tengo a vos y al coqui pero no tengo a mi viejo,no tengo a mis abuelos que quedaron allá… y bue, tengo muchos miedos a la vez,y estoy acá con vos porque aunque me cueste decirlo te amo y quiero intentarlo a tu lado, viste?»
Auxita dice: «ya sé que no querés involucrarme tanto con esa gente que te persigue, y a pesar de que a lo mejor no me creés capaz o no sé, te juro que te defendería a muerte, aunque eso me cueste…la vida…»
Auxita baja la cabeza y pone cara triste
dieguito te abraza,parece a punto de llorar.
Auxita se separa, intentando evadir el abrazo.
Auxita dice: «a caso no confiás en mí? Porque si es así esto no va funcionar»
Dices con acento porteño, «bueno, te cuento que si te digo que sí, lo hagas, es como si te pidiera que te mates por mí, y bueno, eso me bloquea y hace que no te diga algo así como mi amor, defendeme en todas, te necesito si me atacan, y toda la onda… viste? pero sí me quedo con tu ayuda que es enorme…»
Dices con acento porteño, «Claro que confío, yo creo que de otra manera ni siquiera me tenía que estar llenando del amor que tengo ahora… acordate que antes de tenerte estaba re solo y no tenía otra salida que matarme yo mismo, viste?»
Auxita dice: «entiendo pero, vos también entendeme, yo moriría por vos. Al venir acá no pensé encontrar a alguien que me trasmitiera tanto, que me diera tanta fuerza, tantos motivos para seguir adelante, tantas cosas…»
Auxita dice: «pero parece que yo note trasmito lo mismo»
dieguito no puede evitarlo, deja salir unas lágrima y te besa, emocionado.
Dices con acento porteño, «Y bueno mi amor, cómo te podría demostrarlo? Claro que me importa cómo te sentís y por eso te hago decírmelo ahora…»
Auxita dice: «sí, ya veo, aunque seguís matándote igual, con los porros que te fumás y la birra que no la dejás tan fácil, eh?»
Auxita evita todo lo posible llorar y endurece su rostro, con algo de nervios
dieguito trata de no alterarse y te acaricia diciendo, Mi vida, te hago una pregunta
Auxita murmura: «decime…»
Dices con acento porteño, «Alguna vez tuviste que tratar con gente que hacía lo posible por dejar las drogas y medio que le ponía voluntad como yo, pero donde se la acercan es como que quiere rechazarla y en cambio le entra igual? Cómo resolverías eso?»
Dices con acento porteño, «TE digo que fumo y tomo,sí, pero sé que me hace mal y eso no significa que te ame menos, al revés,por eso estás acá»
Auxita dice: «em…no, nunca, pero…»
Dices con acento porteño, «Pero?»
Auxita dice: «igual tenés que tratar de alejarte de eso, si se te acerca corré de eso y listo»
Auxita dice: «en fin, no digo que no me ames porque te drogues, te digo nomás que te matás a vos mismo y eso me hace pensar que mi ayuda no sirve de mucho»
Dices con acento porteño, «Creeme que intento e intentaba hacer… tal vez un paso sería, no más alckohol ni fasos en una festichola que hagamos acá, que traté de hacerlo antes de conocerte»
Dices con acento porteño, «Claro, te entiendo»
Dices con acento porteño, «es como si le quisiera enseñar a alguien y no me aprende más, y yo siento que pongo todo un esfuerzo que no sirve,y me hace mal, así que te entiendo…»
Auxita dice: «pero bueno, volviendo a lo nuestro, entonces podría haber algo serio entre nosotros? porque como te digo, sos medio difícil para ciertas cosas, no te expresas mucho, es más, tu mirada es más bien lujuriosa a veces, es como si me desearas nomás sin sentir otra cosa…»
Dices con acento porteño, «Sí bb, yo tal como te dije»
Dices con acento porteño, «quisiera vivir con vos pero»
Dices con acento porteño, «tranquilos, que no se nos vaya de la mano, que el uno no se tenga que sentir incómodo por el otro, viste?»
Dices con acento porteño, «Yo te dije que me dan cagaso los compromisos, pero la verdad es que necesito a alguien conmigo, a una mujer, a alguien de que yo me enamore, entonces quiero… cómo te explico?»
Auxita endurece aún más su rostro
dieguito te mira alarmado.
Auxita grita: «o sea, me querés para tu consuelo nomás? vaya!»
Auxita se levanta bruscamente
dieguito se levanta también y te detiene, inmovilizándote.
Dices con acento porteño, «Vamos a ver, amor, yo no dije eso!»
dieguito niega confungido, claramente no le gustó nada tu reacción.
Auxita dice: «soltame, boludo, yo no quiero ser pañuelito de consuelo de nadie…»
Dices con acento porteño, «Vamos a ver, cómo puedo seguir haciendo mi vida y que sientas que sí quiero algo serio con vos, y que lo sientas?»
dieguito no te suelta y espera a que le contestes.
Auxita dice: «así como vos querés una mujer para…calmar tus ansias, pero yo quiero a un hombre que me ame en serio y que no me quiera joder la vida…»
dieguito abre los ojos de par en par.
Auxita dice: «es decir, ambos queremos cosas distintas así que…esto no va más»
Dices con acento porteño, «Pero me estás jodiendo?»
Dices con acento porteño, «Desde cuándo yo solo quiero joderte la vida y calmar mis ansias nomás'»
dieguito piensa: joeme, en todas las relaciones terminan igual. Se poben celosas, pesadas…
Auxita dice: «soltame, esto no va más, he dicho»
Dices con acento porteño, «No, estamos hablando!»
Auxita hace un esfuerzo para soltarse de Dieguito hasta que lo consigue a duras penas
dieguito no te suelta y te agarra fuerte, con un gesto muy duro.
Auxita dirige su mirada a la habitación
dieguito te atrapa de vuelta y te golpea medio fuerte en la cabeza.
Dices con acento porteño, «Che, te vas a calmar vos?»
Dices con acento porteño, «Ya estoy podrido de estos, con todas mis otras relaciones pasaba lo mismo! tan mal lo hago?»
Auxita grita: «encima de jodón, violento! yo no quiero un hombre así en mi vida!»
gritas: «Sabés qué?»
Auxita se marea y pierde el equilibrio
dieguito te suelta por fin y de una patada te hace caminar a la habitación.
gritas: «Desaparecé!»
dieguito ve que te caés, pero no hace nada.
Auxita se levanta y camina, aún mareada hacia la habitación con lágrimas en los ojos
gritas: «Cuando se te pase la histeria de mierda, hablamos!»
dieguito vuelve la vista hacia su computadora y ve que una partida del Speak and Spell sigue en curso.
Auxita va tambaleando hacia su habitación, recoge a duras penas las pocas cosas que tiene y se queda sentada en la cama, esperando que se le pase el mareo
dieguito trata de jugar, pero piensa en AUxita, está por llorar, quiere ir a verla a la habitación pero algo lo bloquea.
Auxita piensa: este tarado, el daño que me acaba de hacer y él ahí como si nada en su puta compu…
dieguito piensa: Todas las mujeres me tienen que reaccionar así de mal… y yo qué hago tan feo?
Auxita se dirige aún tambaleando hasta la puerta, vuelve a mirar de reojo a Dieguito que no despega los ojos de la pantalla y finalmente abre la puerta, con algo de dudas
dieguito te mira de reojo y quiere hablarte pero no lo hace.
Dices con acento porteño, «Ey! ya te vas?»
dieguito se levanta de golpe y se acerca, llorando.
Auxita dice: «sí, me voy, no quiero que sigas golpeándome, así ninguna mujer va estar contigo nunca…adiós.»
dieguito va hacia vos y por detrás tuyo te abraza susurrando,no… no te vayas… aclarémosno…
Auxita se suelta de tu abrazo y sale de la casa con los ojos llorosos

Punto de vista de Jorge.

jorge al subir las escaleras la ve a lo lejos a Auxi, que tiene una expresión sombría.
jorge sin pensarlo sube y se acerca hasta auxi, que está parada cerca del departamento de Diego.
jorge se acerca a vos.
Dices con acento rosarino, «Buenas, Auxi!»
Auxita camina sumergida en sus pensamientos, sin darse cuenta que Jorge está trás ella
jorge se acerca más y te mira fijamente.
Auxita da la vuelta de golpe
Dices con acento rosarino, «Soy el coqui!»
Auxita abre los ojos como platos al ver a Jorge
Dices con acento rosarino, «estás bien? qué pasó?»
Auxita con ojos llorosos, no puede articular palabra alguna
jorge trata de sonreírte tranquilizador y en su lugar le sale una mueca de alarma.
jorge te acaricia suavemente.
Dices con acento rosarino, «Querés hablar? pasó algo en la casa?»
Auxita dice: «qué va ser? Tu amigo fue violento conmigo solo porque le dije lo que pensaba…»
Dices con acento rosarino, «Te pasó algo con el dieguín?»
a Auxita se le dan vuelta los ojos de tanto en tanto, aún por el mareo que le produjo el golpe en la cabeza
jorge te mira con atención.
Auxita dice: «como te digo, le expresé lo que sentía, se puso violento y me golpeó en la cabeza, a penas y puedo moverme…»
jorge te sostiene, advierte que estás mareada.
Dices con acento rosarino, «No lo puedo creer!»
Se oye un frenazo cerca de aquí.
Dices con acento rosarino, «Cómo puede ser eso? pero qué le habrás dicho?»
Dices con acento rosarino, «Viniendo de él… na, no puede ser, si el flaco se re nota que está hecho para vos.»
Auxita dice: «lo siento Jorge, pero probablemente no me veas más por acá, voy a ver qué puedo hacer, pensaba comprarme una casa por acá pero…volver a verlo no será lo mejor por ahora…»
Dices con acento rosarino, «Como quieras, es respetable. Igual te voy a dar un consejo como amigo tuyo»
Dices con acento rosarino, «porque me va a dar pena no volverte a ver»
Dices con acento rosarino, «Pensalo muy bien, meditalo cuando estés más tranquila.»
Dices con acento rosarino, «ustedes hacían muy buena pareja y, si ya no se da, es entendible, aunque deberían pensarlo los 2, voy a hablar con él.»
Dices con acento rosarino, «me cuesta aceptar que te golpeara…»
Auxita tiembla, aún impresionada por lo que pasó
Dices con acento rosarino, «Vos ahora tratá de relajarte y estar lejos un rato aunque sea,hasta que todo pase, sí?»
Auxita dice: «no sé qué va pasar, estoy re confundida y él como si nada, nunca le importa lo que siento parece…»
Auxita dice: «pero bueno, no podía esperar menos, igual él está en otra; drogas, birra, mujeres…»
Auxita no puede evitar que una lágrima se le caiga
Dices con acento rosarino, «Te puedo dar mi opinión?»
jorge te mira tiernamente.
Auxita asiente afirmativamente.
Auxita escucha a Jorge con la atención que le es posible poner, aunque el mareo no se le pasa del todo
escuchas unas explosiones en la lejanía.
Dices con acento rosarino, «Yo lo conozco a este chango, y en efecto estuvo en esa vida. Pero acá estamos, acá estoy yo dispuesto a ayudarle… y con respecto a vos entiendo que sientas eso, pero yo me doy cuenta que sí, te tiene que amar, se le nota en la mirada, cuando me habla de vos…»
Dices con acento rosarino, «estos detalles»
Dices con acento rosarino, «me hacen saber más de lo que él me diría con palabras»
Auxita dice: «yo siento que sus miradas son de deseo y no de amor, Jorge.»
Dices con acento rosarino, «Vamos a sentarnos un rato en ese banco que hay ahí, estás muy mareada y no quiero que te me mates de un golpe.»
Dices con acento rosarino, «Es entendible, preciosa»
Auxita dice: «encima no quiere que me involucre, no quiere que le demuestre a quien tenga que demostrarle que apuesto todo lo que sea por él, que sería hasta capaz de dar mi vida por él. Tal vez sea por protegerme nomás pero…»
jorge te acompaña y hace que te sientes, osteniéndote la cabeza.
Dices con acento rosarino, «Yo te hago una pregunta, hablame desde lo más ondo de tu alma, vos lo amás a él, verdad que sí?»
Auxita se sienta con dificultad, casi perdiendo el equilibrio con cada movimiento que intenta hacer
Auxita se pone una mano en el pecho, justo del lado del corazón
Auxita dice: «lo amo más que a nada en el mundo, Jorge»
Dices con acento rosarino, «Entonces te doy un consejo»
Auxita dice: «creí que nunca más amaría así, pero él, capaz sin quererlo, me hizo sentir cosas que a lo mejor ya no sentiría si fuera otra persona.»
Dices con acento rosarino, «Ahora estás dolida, pero no te rindas, lo de ustedes recién empieza y si lo amás más que a nada en el mundo, luchá por él!»
Dices con acento rosarino, «Es un cabezón este flaco, pero te aseguro que lo vas a vencer»
se oye un grito desgarrador de alguien cruelmente torturado en alguna parte.
Auxita murmura con la voz un poco quebrada: no sé qué haría sin él, amigo…
Dices con acento rosarino, «Yo sé que no te golpearía jamás de malote que será, tienen que haber discutido o algo para que lo haya hecho, pero no dudo de que él también te ama…»
Dices con acento rosarino, «Si sin él no sabés que hacer, no lo dejees ir.»
Auxita dice: «es una forma de amar algo…violenta te diré…»
jorge te hace un masaje en la cabeza, moviéndotela un poco de forma muy suave, para que te vuelva el color a la cara.
Auxita dice: «si me golpeó una vez, lo va hacer siempre, eso aprendí estudiando psicología. El golpeador no cambia, Jorge.»
Dices con acento rosarino, «Yo soy consciente de que en efecto»
Dices con acento rosarino, «tienen sus diferencias»
Dices con acento rosarino, «Escuchaste decir eso de que los polos opuestos se atraen? Yo no creo eso, francamente, o no le puse atención»
Dices con acento rosarino, «pero a lo mejor con sus diferencias»
Auxita va mejorando su semblante de a poco
Dices con acento rosarino, «a ver contame algo, vos qué decías o qué hacías exactamente al golpearte él en la cabeza?»
Murmuras con acento rosarino, «Me va a escuchar este guachín…»
Auxita dice: «hablábamos justamente de lo nuestro nomás, le decía que si él sentía lo mismo que yo, él me decía que sí pero yo no se lo creía, después tocamos un tema sensible, los vicios que tiene de fumar y tomar, y eso creo que le tocó…»
Auxita dice: «traté de levantarme para dejar la fiesta en paz, ciertamente me enojé un poco porque parecía no entenderme, y ahí fue cuando al querer detenerme me dio el golpazo…»
Asientes afirmativamente.
Observas un dron de vigilancia cruzar toda la ciudad.
Dices con acento rosarino, «Vamos por partes»
Auxita dice: «es muy leche hervida tu amigo…»
Auxita procura fingir una sonrisa que solo queda en una mueca
Dices con acento rosarino, «Que te haya golpeado claro que no lo apoyo para nada, yo hasta donde sé les tiene un miedo muy fuerte a los celos y reclamos de una mujer, hasta donde sé es como que tiene miedo a cagarla y no tener cómo resolverlo,y por ahí reacciona así porque no sabe cómo encararlo mejor…»
Dices con acento rosarino, «Y sí, algo de mala leche tiene»
Auxita dice: «entonces que no esté con mujeres si les teme tanto! No te parece?»
Dices con acento rosarino, «te hago una pregunta»
Auxita dice: «te escucho»
Dices con acento rosarino, «claro, se lo dije y me dice en cambio que tampoco soporta estar solo constantemente.»
Dices con acento rosarino, «por qué no le podés creer que sus sentimientos hacia no son iguales? más allá de que siga fumando y tomando?vos»
Dices con acento rosarino, «ahí es entendible porque es todo un esfuerzo que hacés para que largara el vicio y es como si no funcionara…»
Auxita dice: «uff, ese sí que es un problema, así ninguna mujer va estar con él, al menos de la forma que él quiere. Justamente fue lo último que le dije, que yo no quiero ser un simple pañuelo de lágrimas, quiero ser algo más importante en la vida de una persona.»
Auxita dice: «y eso lo tocó más, creo…»
Auxita asiente afirmativamente.
Auxita dice: «eso mismo siento, impotencia total»
jorge asiente, comprensivo.
Dices con acento rosarino, «Bueno»
oyes sirenas a lo lejos
Dices con acento rosarino, «yo si te digo desde mi punto de vista, creo que pueden aclararse y reconciliarse, creo que sería lo ideal para los 2, ya que a vos también se te nota que te enamoraste de él, viste?»
Dices con acento rosarino, «Por lo pronto, decidas lo que decidas,yo siempre te voy a apollar, no importa que sea su amigo, sos una gran mujer de un corazón enorme»
Auxita dice: «por supuesto que me enamoré de él, no hay duda al respecto. Y bueno, será mejor calmar las aguas y después intentar, no? pero decime, ya que lo conocés mejor que yo…»
Dices con acento rosarino, «y ciertamente te agradesco por todo lo que intentaste hacer por el flaco»
Dices con acento rosarino, «Dale te escucho»
Auxita dice: «él guarda rencores? le sería difícil volver conmigo si es que hablamos?»
Auxita dice: «o sea, él accedería a hablar más tranquilamente?»
Dices con acento rosarino, «No lo dudo, princesa»
Dices con acento rosarino, «Una de las virtudes que siempre le conocí es que sabe escuchar y perdonar al prójimo.»
Dices con acento rosarino, «Escuchar y ponerse en su lugar »
Dices con acento rosarino, «O sea que no tenés nada que perder»
Auxita dice: «bueno…perdonar no sé, porque creo no haberle fallado en nada, pero en fin…»
Auxita baja un poco la cabeza
Dices con acento rosarino, «No lo dejes ir, te lo aconsejo»
Dices con acento rosarino, «Es lo que pasa en muchas parejas y que conste que»
Auxita dice: «en fin, andá a acompañarlo, creo que él te necesita más de lo que yo pudiera necesitar, por cualquier cosa me encontrás en el celu»
Dices con acento rosarino, «No tiene nada que ver con eso que yo ahora no tenga novia»
Dices con acento rosarino, «Bien, cariño, justamente voy a la casa, necesitás que te acompañe a algún lado o dónde vas a descansar?»
escuchas unas explosiones en la lejanía.
Auxita dice: «y es elección de cada cual, no? yo tampoco pensaba tener pareja en Madrid, esto surgió nomás…»
Dices con acento rosarino, «Claro, y no todos tenemos esa suerte…»
jorge te mira con ternura y vuelve a acariciar tu cabeza.
Dices con acento rosarino, «Bien, veo que te sentís mejor!»
Auxita dice: «no sé, supongo que tendré que alquilar otra vez una habitación en Imperium hotel, aunque ya tengo plata para comprarme una casa pero como que no estoy del todo bien para andar en traqueteos de gestiones para la compra, viste?»
Auxita dice: «sí, por suerte estoy mejor»
Auxita dice: «gracias por bancar esto, supongo que no te hace nada de gracia pero bueno…»
Dices con acento rosarino, «Querés quedarte gratis en mi habitación, mejor?»
Dices con acento rosarino, «así no te hago gastar nada?»
Dices con acento rosarino, «Y yo me quedo con el Diego?»
Auxita dice: «bueno, pero solo hasta que esté mejor y pueda hacer las gestiones para comprarme una casa, no quiero joderte mucho…»
Dices con acento rosarino, «Y, francamente me da algo de penita pero es algo respetable, ahora voy a escuchar la versión de él, que no creo que me mienta, de hecho no le voy a dejar mentirme, por si trata»
Dices con acento rosarino, «Na, no te preocupes, lo necesitás»
jorge te anima a ponerte de pie, abrazándote.
Auxita corresponde al abrazo y toma fuerzas para por fin levantarse sin perder el equilibrio
Auxita toma fuerte una de las manos de Jorge, agradecida
Auxita murmura: «mil gracias, en serio…»
El ruido de un caza inunda el aire durante unos segundos.
Auxita se separa un poco, toma las pocas cosas que tiene y se predispone a marcharse
Dices con acento rosarino, «No hay de qué, cariño, sos muy importante para mí aunque nunca te lo dije. Y no pienses mal, ya sabés en qué sentido te digo»
Auxita sonríe levemente
Auxita dice: «sí, entiendo perfectamente…»
Auxita sube a la habitación de jorge.
Te retiras a tu habitación a descansar.
una habitación alquilada por jorge.
jorge entra cerrando muy bien la puerta.
jorge hecha un vistazo a la habitación.
Auxita dice: «así que había otro hotel en este lugar? está bueno!»
Dices con acento rosarino, «Bien, es acá donde me alojo para no joder al diego.»
Dices con acento rosarino, «Ta bueno, no?»
Auxita dice: «muchas gracias, en serio, te debo una…»
Dices con acento rosarino, «ACá vas a estar cómoda, vas a ver.»
Dices con acento rosarino, «Noo, no hay de qué! mejor dicho…»
jorge sonríe pícaro.
Auxita sonríe
Dices con acento rosarino, «Tal vez pensando bien y más tranquila arreglándote con el Diego me debas más que una!»
Auxita dice: «estoy segura que así va ser, creo que me voy a pegar una buena dormida, capaz así me tranquilice»
jorge camina por la habitación abrazándote.
jorge te acerca hasta la cama.
Dices con acento rosarino, «Vas a estar bien acá?»
Auxita vuelve a sonreír y se deja llevar por el abrazo
Auxita dice: «síi, súper bien, seguro…»
Auxita se sienta en la cama y trata de relajarse
Dices con acento rosarino, «Bien, cualquier cosa que necesites»
Dices con acento rosarino, «yo tendré el celular prendido»
Auxita dice: «dalee, sin drama, voy a intentar no molestarte tanto…»
Dices con acento rosarino, «Naa, no molestás para nada, necesitás algo y porfi, llamame o maneame mensajes»
Dices con acento rosarino, «Así me quedo tranqui»
Dices con acento rosarino, «Dormí bien, tratá de relajarte, yo voy a ir a ver a Dieguín y cualquier cosa nos comunicamos, OK?»
Auxita dice: «súper! así será, por ahora lo que quiero es dormir un poco, después veremos qué hay…en serio mil gracias por todo»
Dices con acento rosarino, «Bien!»
jorge se acerca y te da un suave beso en la mejilla.
Auxita dice: «dale, andá, no sea que con lo leche hervida que es haga una locura…»
Dices con acento rosarino, «Que duermas bien, preciosa.»
Auxita te abraza, agradecida
jorge se pone de pie y dedicándote una gran sonrisa, se retira.

Punto de vista de Dieguito

jorge entra a la casa cerrando la puerta detrás.
jorge va hacia la habitación gritando, eeeh boluuudooo!
gritas: «eeew!»
jorge entra a la habitación y encuentra a Dieguito jugando a GTA V.
Dices con acento porteño, «Qué pasa, guacho?»
jorge dice con acento rosarino, «Che, boludo»
jorge dice con acento rosarino, «Te tengo una sorpresa»
Dices con acento porteño, «Posta?»
jorge dice con acento rosarino, «See, vino gente a visitarte…»
Dices con acento porteño, «Quien?»
Dices con acento porteño, «dónde están?»
jorge dice con acento rosarino, «Están en el hotel»
Dices con acento porteño, «Pero quienes?»
jorge dice con acento rosarino, «Están el Maxi, el Leto, el gago y la maruja.»
Dices con acento porteño, «Eeeaaa!»
dieguito de repente cambia su gesto a uno más feliz.
jorge sonríe satisfecho.
jorge dice con acento rosarino, «Vamos a saludarlos?»
Dices con acento porteño, «Aguantá, que voy al biorsi y me arreglo un poco.»
jorge dice con acento rosarino, «Dale, andá nomá.»
dieguito entra al baño. Se ducha, se lava muy bien los dientes, trata de que sus ojeras no se noten y sale.
dieguito vuelve a su habitación, se pone desodorante y se perfuma muy bien.
dieguito por las dudas agarra puchos, marihuana y cocaína. Mete todo en la cartera y sale.
jorge dice con acento rosarino, «Listo, guachín?»
jorge te mira.
jorge dice con acento rosarino, «Uh, boludo, con esto la Marú se mea.»
Dices con acento porteño, «Te parece?»
jorge dice con acento rosarino, «See, si estuviera acá auxita…»
jorge dice con acento rosarino, «Boludo, luego tenemos que hablar seriamente.»
Dices con acento porteño, «Na, no me jodas.»
jorge dice con acento rosarino, «Tranqui, ahora vamos a distraernos.»
jorge y dieguito salen de la casa.
jorge llama a la puerta que se abre.
jorge entra en la habitación, seguido de dieguito.
una habitación alquilada por los machos del barrio.
jorge grita: «Buenaaaaaaas!»
Leto dice: «Qué hacéeee, macho!»
Maxi dice: «Eeeh, putín!»
Dices con acento porteño, «Cómo andan, putarracos!»
Dices con acento porteño, «Tanto tiempo, boludos!»
jorge dice con acento rosarino, «See, hace año no los veo.»
Maru saluda a Jorge y a Dieguito dedicándoles una mirada sensual.
jorge dice con acento rosarino, «Esa maruja, carajo, para vos sí que no pasan los años.»
Dices con acento porteño, «Eea, la maruja!»
Maru dice: «Síiiii, y eso que ya tengo 39!»
Dices con acento porteño, «Pero estás re pendeja todavía.»
Leto dice: «Pasa que a ella la vida sí la trata bien.
Maru se ríe, extasiada.
jorge dice con acento rosarino, «Chicos, y ustedes qué hacen acá en Madrid?»
Maxi dice: «Vinimos a visitarlos, putos!
jorge dice con acento rosarino, «Ya sé, pero digo, qué planes tienen?»
Leto dice: «Lo que venga, macho, nos quedaremos acá de vacaciones y nos vamos a la mierda.
Dices con acento porteño, «Mejor, porque acá la vida es una puta mierda.»
Maxi saca de un cajón una bolsita con cocaína.
Dices con acento porteño, «Eeea, convidá, tiqui!»
Maxi dice: «Hay coca para todos, putín.»
jorge dice con acento rosarino, «No, no seas boludo.»
jorge dice con acento rosarino, «Nos cuesta un huevo sacarte ahí y te…»
Dices con acento porteño, «Na, no jodas, coquín»
Leto dice: «Eso, tenés que darle a la coca como los machos.
Leto dice: «Si no la Marú se te va a ir a la mierda.
Marú mira a Dieguito muy excitada e inmediatamente se agacha y se mete un tiro de coca.
jorge dice con acento rosarino, «Ah la mierda, bien coquera nos había resultado la guacha.»
Gago dice con acento brasileño, Para que se vá acostumando, putos.»»
Maxi se mete algunos tiros de cica.
Leto dice: «Che, Dieguín, dale, metele!
Dices con acento porteño, «Ea, dale, como en los viejos tiempos.»
Gago dice con acento brasileño, «É mais, lá na gaveta temos maconha, se quiser depois.
Dices con acento porteño, «Yo también»
Dices con acento porteño, «traje por si las dudas»
jorge dice con acento rosarino, «Huy, Dieguín, sos tremendo, vos guardando esas cosas y yo no lo sé?»
dieguito mira fastidiado a los pives y aspira más coca.
Maru dice: «Y buenno, dejalo…»
Dices con acento porteño, «Che, flaca, y qué es de tu vida?»
Maru esnifa otra raya y dice, acá, tranqui, con mucho laburo así que voy a aprovechar estas 2 semanas…
dieguito mira a Maru con ganas.
Leto dice: «Eh, puto,te gusta la maruja todavía, eh?
jorge por fín se anima y aspira un poco de coca, que le alcanza Maru.
Dices con acento porteño, «Bueno, che, y seguís sin novio ni nada,no?»
Maxi dice: «Mírenlo al putín, ya se la quiere levantar!»
dieguito ya está duro.
Maru dice: claro que estoy sin novio, esperando por vos, papi…
Maru dice: pero sos tan difícil bebé
Todos los pibes gritan: «Uuuuuuuh!»
dieguito se ríe descontroladamente.
Leto grita: «Tomá, puto!
jorge explota en una gran carcajada.
Maxi se mete otra raya de Coca y está durísimo.
Maru, ya re volada, mira fogosamente a los muchachos, pero en especial a Diego
jorge dice con acento rosarino, «Y? guachín? qué hacés?»
dieguito sonríe y mira a la Marú con coquetería.
Maxi dice: Dale, guacho, poné primera y arrancá, partile la boca
Maru mueve las caderas sensualmente y dirige su mirada fogosa a Dieguito
dieguito, durísimo, se acerca y besa a Maru, metiéndole la lengua profundamente.
El resto de los pives aplauden y silvan, mientras siguen aspirando coca.
jorge dice con acento rosarino, «Ese es mi bro, carajo!»
Maxi grita: Ese es el macho del barrio, che!
jorge se anima y aspira otra raya.
Dices con acento porteño, «Che, quieren que nos vayamos a bailar por ahí?»
Maxi dice: daalee, boludo!
Leto dice: Dale, vamos! Dónde hay?
Dices con acento porteño, «Vamos a la extraordinaria.»
Gago dice con acento brasileño, Naa, está lleno de maricones ahí.
jorge dice con acento rosarino, «Eso, hay mucho maricón suelto.»
Dices con acento porteño, «Qué? gaguín? la conocías?»
Gago dice con acento brasileño, See, hace unas noches pasé por ahí y hay más tragasables que otra cosa.
jorge dice con acento rosarino, «Y a dónde vamos?»
Maxi dice: Tengo una idea,prostitutas.
jorge dice con acento rosarino, «cuál?»
Maxi dice: Ahí en la Montera, se ubican?
jorge y los pives asienten.
Maxi dice: Hay mucho puto ahí, podemos ir a joderlos un rato.
Dices con acento porteño, «Naa, no jodas.»
Leto dice: Esooo, vamos a joder a los putos!
dieguito aprovecha para meterse más coca.
Maxi dice: Te vas a morir de un infarto, putilín!
Maru se mete otra raya en silencio, escuchando atentamente la conversación
Gago dice: Entonces hagamos eso, vamos a matar cabros.
jorge dice con acento rosarino, «Naa, pobrecitos.»
Leto dice: Qué pobrecitos ni qué mierdas
Leto dice: les re gusta incluso
jorge dice con acento rosarino, «See, a full»
Dices con acento porteño, «Che,pero no los jodan, pobres.»
Maxi dice: Qué pasó con el macho, guachín? qué pasó que se me arruga eh?
Maxi se ríe y abraza con cariño a Dieguito.
Maru dice: las boludeces que les gusta hacer a estos pives…
Dices con acento porteño, «Naa, pobres, no quiero meterme en más quilombos…»
Gago dice con acento brasileño, Che, andá y dale otro beso a la marú, boludo
dieguito ovedece y le da otro beso a Maru, abriéndole muy bien la boca y profundizando.
Los pives aplauden y silban encantados.
Maxi dice: Bueno, putín, vamos a matar a los rosquetes entonce?
Dices con acento porteño, «Buee… vamos…»
dieguito esnifa otra raya y, durísimo,va corriendo al baño.
dieguito se mira al espejo y piensa, no soy coquero… no soy coquero…
los demás muchachos miran con deseo a la Maru y siguen metiéndose y ofreciéndole coca
dieguito sale del baño y encuentra al resto de los machos silbando y gritando insultos en contra de alguien.
gritas: «Qué pasa acá, guachines!»
Leto le mete mano a la Marú.
Maxi dice: Nos la llevamos a ésta también,eh?
Gago le alcanza el porro de marihuana a Dieguito, ya encendido.
jorge dice con acento rosarino, «Chicos, escuchen»
jorge dice con acento rosarino, «A ver si aprovechamos las vacaciones para futbolear como en aquellos tiempos.»
Los machos silban y aplauden encantados.
Maxi dice: Che, maruja, y si te cabe jugamos con tu bocha
Dices con acento porteño, «eso,porque no tenemos pelota»
Todos se parten de risa.
Maru dice con cara seria: no me jodan!
Dices con acento porteño, «Y sipierde el equipo en que juegue el Dieguín, te tiene que besar para nosotros, eh?»
Los machos silban escandalosamente y se ríen.
dieguito fuma extasiado.
jorge dice con acento rosarino, «Eh, guacho, recatate!»
Maxi dice: Bueno, putilines, vamos?
Dices con acento porteño, «Aguanten que llamamos un taxi»
Leto dice: vaamooo boludo!
Gago dice con acento brasileño, Na, tengo la camioneta aparcada acá nomás.
jorge dice con acento rosarino, «Dale, vamos en la camioneta entonces.»
Todos, con cocaína y marihuana encima, van retirándose del hotel.

Punto de vista de Auxita

Auxita paseaba por Puerta del sol, con rostro triste e inmersa en pensamientos confusos
Ana camina de prisa, con una cara de mala leche muy notoria.
De repente, Auxita alcanza a ver a alguien caminar de prisa, deteniéndose a verla ya que nota una extraña familiaridad en los rasgos de la mujer
Ana se está por marchar al este.
Auxita mira a la mujer con mayor detenimiento y cae en la cuenta…
Auxita piensa: esa mujer es…
Ana grita a unos gitanos: Salgan de acá, gitanos de mierda!
Murmuras: «ana…»
Un helicóptero sobrevuela la zona a gran altura.
Un gitano grita: qué le pasa a uté, mujé
Ana dice con acento argentino, «Gitano concha tu madre, te voy a volar la cabeza!»
Auxita ve su actitud y confirma que es ella, camina a pasos apresurados con una cara de gran furia y se acerca a encararla
Ana voltea.
Ana te mira, desafiante.
Dices: «qué te pasa para tratarles así, ellos no te hicieron nada. Se nota que estás enojada con la vida vos»
Ana dice con acento argentino, «Vos quien sos? Salí de mi camino si no te querés ver muerta.»
Un gitano huye hacia otro lado.
Dices: «no te importa quien soy yo, solo quiero decirte que no te metas más con la gente que no te hace nada simplemente porque te miran o se acercan, eso es de maniáticos!»
Auxita se acerca un poco más desafiando a la mujer
Dices: «te metiste con una persona muy importante para mí, y eso no te lo voy a perdonar nunca!»
Ana se te acerca, muy enfadada y te inmoviliza tras darte un puñetazo en el estómago.
Ana dice con acento argentino, «Vamos a ver»
Ana dice con acento argentino, «te voy a dar dos opciones»
Ana dice con acento argentino, «O te identificás, o te vas ya mismo de acá.»
Auxita siente dolor pero no se amilana, la furia le empuja a seguir encarando a Ana
Dices: «quien te creés que sos, Policía?»
Auxita da un bofetón a ]Ana de sorpresa
Ana dice con acento argentino, «Y quien te creés que sos vos para acercarte a mí y cagarme a pedos, flaca?»
Ana te pone la traba, tirándote al suelo y provocándote un gran golpe en la cabeza.
Auxita se levanta con dificultad y hace un gesto para dar un golpe seco a Ana en el estómago
gritas: «dejá de meterte con la gente indefensa! Sos una loca enferma!»
Auxita toma a Ana por el pelo
Ana te suelta la mano de un puñetazo, causándote dolor.
Ana te coloca unas esposas y antes que tengas oportunidad de moverte te lleva a rastras a una esquina de la plaza
Ana te esposa muy bien las manos.
Ana te sienta de malos modos en una banca.
gritas: «soltame, desgraciada!»
Ana grita: «Callate,o lo vas a lamentar!»
Ana dice con acento argentino, «Los que me tocan las pelotas que no tengo sufren.»
Ana saca una regla de metal y te la enseña.
Auxita siente dolor pero continúa adelante en su plan
Dices: «no te temo, basura!»
Ana dice con acento argentino, «Me vas a responder si no querés morir: quien carajo sos?»
Dices: «dejá en paz a la gente que no te hace nada, es lo único que te voy a decir»
Ana dice con acento argentino, «Y para qué venís a romperme los ovarios a mí, prostituta de la montera?»
Dices: «no temo a la muerte y mucho menos que me la provoques vos, pero por educación te voy a responder.»
Ana te da suaves golpecitos en la cabeza con la regla.
Ana dice con acento argentino, «Te escucho»
Ana se valancea en la banca de acá payá
Dices: «soy Auxi, ves pasada atacaste a una persona muy importante para mí, un muchacho argentino que solo pasó por donde estabas y sin mediar palabras lo maltrataste»
Ana dice con acento argentino, «Ya sé quien debes ser vos»
Dices: «ah, sí?»
Ana dice con acento argentino, «la noviecita del violador, o mejor dicho, la bíctima»
Ana te golpea la cabeza más fuerte.
Auxita tiene algo de mareo pero continúa
Dices: «y a vos qué te importa si me violó o violó a otra mujer? No es tu problema!»
Ana dice con acento argentino, «ah, no? no te preocupes, nadie te podría violar y torturar peor que yo.»
Ana dice con acento argentino, «ese diego a mi lado es un angelito.»
Dices: «perro que ladra no muerde, y perra menos!»
Auxita levanta ambas manos esposadas y con el hierro de las esposas logra darle un golpe a Ana en el pecho
Ana no se inmuta pero pone cara de indignación.
Ana dice con acento argentino, «Cómo no lo voy a cagar a trompadas? violó a una menor, no lo sabías?»
Ana se pone de pie, bruscamente.
Dices: «y eso a vos qué te importa? como si así se pudieran arreglar las cosas, lo hecho hecho está querida»
Ana te sujeta, esposada, con fuerza.
Ana dice con acento argentino, «Vamos, putita»
Ana comienza a caminar llevándote a rastras hasta la habitación del hotel en el que se hospeda.
Imperium Hotel.
Ana ha llegado.
Ana te hace subir las escaleras empujándote pero tratando de que no caigas al piso.
Ana dice con acento argentino, «Vamos, más rápido, que tengo de paciencia lo que vos de santa.»
Ana entra en la habitación.
Auxita entra a duras penas a la habitación, manteniendo los ojos fijos en la mujer
Ana cierra la puerta trás de sí, te empuja tirándote al suelo y te lanza una espectacular combinación de puños y patadas.
Ana advierte que estás pálida, pero no le importa, deja de golpearte y comienza a preparar tu torttura.
Auxita intenta levantarse aunque le cuesta mucho
Ana rasga tu ropa salvajemente, dejándote casi desnuda de cintura para arriba.
Ana te quita el ordenador y el móvil, destrozándolos en el acto.
Ana dice con acento argentino, «Lo que el Diego no te hizo te lo voy a hacer yo, putita.»
El llanto de una niña comienza a inundar la habitación.
Ana cuelga dos argollas en el techo.
Auxita es persistente, intenta otro golpe más con las manos esposadas y llega a alcanzar la espalda de Ana, que está distraída colgando las argollas; logra herirla con uno de los hierros
gritas: «matame si te atrevés, tarada! no me importa morir por alguien que amo»
Ana pone una leve cara de sufrimiento que no es nada.
Ana grita: «Alguien que amo? Bien, vamos a ver…»
Auxita escucha intentando mantener el equilibrio
Ana ata una cuerda más larga a tu cintura.
Ana te arranca el corpiño en seguida.
Una niña llora fuertemente.
Auxita se esfuerza para que no la aprisiones con la cuerda
Auxita oye el llanto de la niña pero no le presta mayor importancia
Ana dice con acento argentino, «Te voy a dar dos opciones, putita, o hablar, o sufrir de dolor,pero morir va a ser lo mejor que te pueda pasar.»
La niña llora locamente.
Ana suspira de fastidio y gruñe.
Dices: «hablar? y qué tengo que decirte a vos? creo que nada…»
Ana se acerca a la camita donde está una nena.
gritas: «si tenés un hijo al menos hacete responsable, loca!»
Ana grita: «Dejá de llorar, Rubí, carajo!»
La niña sigue llorando histérica.
Ana la golpea salvajemente gritándole algo.
Auxita mira con compasión a la niña pero no puede hacer nada por ella
Ana voltea y te grita: Atrevete a decirme qué hacer de mi vida, y vas a querer no haber nacido.
Ana vuelve a donde estás en el suelo y esposada.
Ana dice con acento argentino, «Vamos, arriba.»
Dices: «como si tus palabras me intimidaran, pedazo de enferma»
Ana te levanta como puede, aprovechando tu peso que no es tanto.
Ana te quita las esposas.
gritas: «soltame invécil! sé levantarme sola!»
Ana te hace subir las 2 manos, colgándolas a las argollas.
Dices: «qué querés de mí? Sos una de las integrantes de ese grupo EPS?»
Ana te levanta, dejándote colgando en el aire.
Ana dice con acento argentino, «No,no soy de EPS, pero ya quisiera un ejército así»
Ana dice con acento argentino, «Para eliminar a impresentables como tu novio»
Ana dice con acento argentino, «a gitanos, negros y chinos»
Ana dice con acento argentino, «y a putas como vos.»
Ana te sostiene para que no te caigas y ata una gran cadena a tu cintura y a tus piernas.
Dices: «sos la peor mierda que conocí, en serio…si yo soy puta es mi problema! que no ves?»
Ana dice con acento argentino, «Bien, hermosa, ahora vas a hamacarte un ratito.»
Ana sonríe, perversa.
Ana te empuja para que comiences a valancearte.
Ana dice con acento argentino, «Tranqui, solo vamos a charlar y cuando ya hayas sufrido demasiado vas a volver a casa con tu novio, solo tengo ganas de hacerte sufrir un rato.»
Murmuras: «morir por una causa justa, por defender a alguien que está arrepentido de sus actos y quiere cambiar, es lo mejor que me podría pasar…»
Ana te empuja más fuerte para que te valancees más, mientras ve que tus manos ya están coloradas.
Ana dice con acento argentino, «No me digas… así que está arrepentido?»
Auxita se balancea y a la vez tiembla, siente que esto se le fue de las manos
Ana dice con acento argentino, «Y cómo puedo saber que está arrepentido, con esa pinta de negro villero fumanchero de mierda?»
Dices: «sí, eso dije, arrepentido, ahora sos sorda también?»
Ana dice con acento argentino, «Claro, sorda y boluda.»
Ana dice con acento argentino, «Wo, me caés muy bien flaca, con carácter y todo, como tu novio.»
Ana dice con acento argentino, «Él quiso defenderse, y vamos, que lo hice mierda.»
Ana explota en una carcajada siniestra.
Dices: «la pinta no dice nada de la persona, si tan solo te detuvieras a hablar con él, si tan solo supieras todo lo que pasó, ahí te darías cuenta de la realidad. Pero no, vos actuás con violencia sin dar oportunidad a que se defienda»
La niña vuelve a llorar a gritos.
Ana piensa…
Ana dice con acento argentino, «Bien…»
La niña llora muy fuerte.
Ana te empuja para que te sigas hamacando.
Auxita se balancea y aunque ya siente que no puede más, su fortaleza mental es impresionante para mantenerse consciente y hablar
Ana se retira, va hacia la camita
Ana saca de malas maneras a la niña, la alza en brazos y le golpea en la cabeza gritándole algo.
Ana va con la niña en brazos hacia donde cuelga Auxita.
Dices: «acabando con las personas que considerás que no te caen bien no vas a arreglar el mundo, boluda. Ocupate de empezar por arreglarte vos, para luego querer arreglar a los demás.»
Auxita continúa hablando
Dices: «ojalá utilizaras tu fuerza física para cosas mejores, pero no, sos lamentable!»
Ana dice con acento argentino, «Me decepcionaste como mujer, flaca, ese violador debe estar no entre rejas, sinó sufriendo como vos ahora, o peor… y acá está, con una novia débil, indefensa, y no me lo niegues, que se enamoró.»
Ana con la niña en brazos llorando, teclea algo en su móvil y te pone delante una foto donde Diego y vos se besan.
Ana a los pocos segundos te muestra otra foto donde Diego y vos tratan de hacer el amor.
Ana dice con acento argentino, «algo que decir?»
Ana se ríe maliciosa.
Auxita mira la pantalla fijamente y su expresión muestra mucha indignación
Ana te vuelve a empujar,mientras tus manos ya empiezan a sangrar.
Ana dice con acento argentino, «Contale a tu novio que de intimidad no tienen una mierda»
Ana dice con acento argentino, «Y bien que te gusta cómo te da el flaco, eh?»
Dices: «nada, absolutamente nada. todo eso que vi es normal en cualquier pareja, lo anormal es que hayan fotos en celulares de personas que son escorias de la sociedad como vos»
Dices: «insisto, y a vos eso qué mierda te importa?»
Ana muestra otra foto tomada recientemente donde se lo ve a Diego en la misma casa con una rubia.
Auxita ve la sangre salir de una de sus manos, pero luego fija su atención nuevamente en la pantalla
Ana dice con acento argentino, «Decime si no te importa lo que estás viendo.»
Se ve a Diego y a la rubia en posturas muy sugerentes.
Auxita abre los ojos, sorprendida al ver la pantalla
Ana te empuja más fuerte, casi violentamente y la niña llora desesperada.
Auxita piensa: ya veo, por eso no me expresaba que me amaba, algo andaba mal de hecho…jamás me quiso el gil…
Ana grita a la niña: Negra, cuando seas grande bajo ningún concepto seas una chica fácil como esta!
Ana tira salvajemente a la niña al suelo, quien grita desesperada de dolor.
Ana dice con acento argentino, «Y, nada que decir, chica débil?»
Con tanto balanceo, Auxita comienza a tener arcadas hasta que vomita enormemente y pierde el conocimiento
Ana ve el bómito maravillada y revuelca a la niña en él.
Ana murmura con acento argentino, «Ea, ya la tengo.»
Ana descuelga las argollas tirándote al suelo brutalmente,entre todo el bómito.
Ana te deja la cadena y también te ata las manos.
La cara de Auxita comienza a ponerse morada, sus signos vitales se debilitan
Ana al final se apiada de Auxita.
Ana gritándole de todo a la niña, la deja en la cama.
Auxita abre los ojos con mucha dificultad pero no puede reaccionar más
Ana desata suavemente todo el cuerpo de Auxita y se la lleva a rastras.
a media conciencia, Auxita oye llorar a la niña
Ana te roba la llave de la casa de dieguito.
Ana te toma en brazos como puede y te saca rápidamente de su habitación, llevándote en un taxi hasta la casa de Dieguito.
Ana usa la llave de la casa de dieguito y entra, empujándote.
Ana te deja la llave, te recuesta en el sofá y sale de la casa sigilosamente.

Punto de vista de Dieguito

Gago lleva a todos los pives hacia el estacionamiento, donde está aparcada la camioneta.
jorge mira la camioneta, maravillado.
jorge dice con acento rosarino, «Huuuy, qué pedazo de mionca, boludo!»
Gago abre las puertas y todos suben.
Maxi se acomoda en el asiento del copiloto.
jorge leto y Dieguito se suben más atrás.
Maru se sienta sobre el regazo de Dieguito.
Las puertas de una camioneta se cierran y los machos silban al ver a Maru sobre el regazo de Dieguito.
se oye un grito de dolor junto a furiosos golpes en alguna parte.
Gago arranca el motor.
Gago pone música de la renga a todo volumen y los pives silvan y cantan con ganas
dieguito se prende otro porro.
jorge grita: «Eeeeaa, esto es alta joda!»
Gago conduce a toda velocidad.
La marú se condonea sensualmente sobre el cuerpo de Dieguito.
jorge dice con acento rosarino, «Boludo,más despacio que nos va a parar la poli»
Gago dice con acento brasileño, Bem, para onde vamos?
Dices con acento porteño, «Vamos a la extraordinaria?»
Leto grita: Naa, no jodas, está llena de maricones!
Maxi grita Si querés maricones vamos a la montera!
jorge dice con acento rosarino, «Entonces vamos.»
Maru dice con una voz sensual, amor, dame un beso, mejor.
Gago conduce a todo cuete.
oyes gritos cerca de aquí
jorge dice con acento rosarino, «Che, boludo, que nos vamos a descojonar!»
Maxi enrolla un billete tras deshacer más coca con su tarjetita de crédito y esnifa.
Maxi le pasa la tarjetita con algo de polvo a Dieguito, quien se la mete en seguida.
jorge susurra, «boludo, creo que si Auxita supiera lo que estás haciendo acá con los pives muy contenta no se va poner…»
Murmuras con acento porteño, «Y buee, que se joda.»
Maru dice, que se joda quien
Dices con acento porteño, «La madre que te parió.»
dieguito y los machos rompen a reír.
oyes sirenas a lo lejos
gritas: «Corran!»
Se oye una sirena que suena cada vez más insistente.
Gago se desvía y trata de ttomar otro carril.
dieguito se apresura y tira un paquetito de coca por la ventanilla, siendo pisado por Gago en seguida.
una patrullera policial sigue el desvío del vehículo
Maxi grita: Uuuuh,nos vamos a cagar!
Maru tiembla un poco, sobre el cuerpo de Dieguito.
a lo lejos se oye a un policía gritar: alto ahí!
Gago ve las señas de un policía,frena y abre la ventanilla.
Un policía se acerca a la camioneta.
Murmuras con acento porteño, «Ya nos pararon, somos boludos…»
Maru pone su cabeza en el pecho de Dieguito, temblando de miedo
Gago dice con acento brasileño, Boa tarde, cavaleiro.
El ruido de un caza inunda el aire durante unos segundos.
Un policía dice: ¿Qué pasa, ingeniero?
Un policía dice: ¿Por qué van tan rápido?
Gago se apresura a sacar los papeles del auto y documentos.
Gago dice con acento brasileño, Não se preocupe, companheiro, nós temos pressa.
El resto de los machos disimulan, sin porros ni coca a la vista.
Un policía dice: Bueno, doctorcito, muéstreme entonces sus identificación y demás, ya sabe cómo funciona esto.
Gago le enseña su pasaporte de turista y un carnet de periodista que tiene,muy bien falsificado.
el policía trata de mirar dentro de la camioneta, pero los vidrios están polarizados de forma que por dentro no se vea nada
Un policía asiente, no muy convencido.
Un policía dice: Bueno, tío, siga nomás pero vaya más despacio, coño.
Gago dice con acento brasileño, Obrigado, companheiro, e lamentamos pelo inconveniente.
Un policía prende disimuladamente un cigarro y se vuelve hacia la patrulla.
Un helicóptero sobrevuela la zona a gran altura.
Gago dice: Vamos, guachos.
adentro del vehículo se oye un murmullo del resto del grupo, pero sin llegarse a interpretar lo que dicen
Gago conduce más despacio por la calle de preciados.
Leto dice: ahí tené, poli puutoo!
el resto del grupo silva apoyando la expresión del Leto
dieguito ríe a carcajadas y Jorge lo secunda.
dieguito da vuelta a Maru y la besa.
Dices con acento porteño, «Ya pasó, amor»
jorge susurra, «Si auxita te escuchara…»
Leto dice: Quien es Auxita?
Tu cara se pone colorada como un tomate.
Gago vuelve a poner la música para alejar la tensión
jorge dice con acento rosarino, «Ah, pero sos un puto escuchador, flaco»
Maxi dice, así que tené novia vo, guachín?
Maru intenta disimular una cara de decepción.
Leto dice: novia? con razón no quería joder a los maricas, flor de dominado!
Se oye un frenazo cerca de aquí.
Gago poco a poco aminora la marcha al llegar a su destino.
Maxi dice, Eso, pedazo de puto! eeeh?
Maxi se ríe y palmotea a dieguito cariñosamente.
Maru solo mira, con cara seria
El vehículo por fín llega a su destino.
Gago apaga el motor.
Gago abre las puertas.
Comunidad de Madrid; Calle de la Montera.
Te encuentras en una vía urbana ubicada en el barrio Sol del distrito Centro. Está situada entre Puerta del Sol y la Red de San Luis, a la cual no puedes acceder debido a que la calle se encuentra cortada por las obras. Es una calle en cuesta y tú actualmente te encuentras en la parte inferior.
Los machos del barrio mientras se ponen a mirar tranquilamente a la gente silban, aplaude, putean, pero sin hacer tanto ruido.
Maxi dice: Che, putín, y tu viejo qué onda?
jorge dice con acento rosarino, «Lo mataron, guacho. no sabías?»
Todos gritan: ¡Cómo!
dieguito no dice nada.
Un helicóptero sobrevuela la zona a gran altura.
Gago dice con acento brasileño, No me diiiiigas boludo! Con razón estabas para la mierda…
Leto dice: qué onda? cómo fue?
jorge dice con acento rosarino, «Lo mató una estúpida.»
dieguito pone cara de fastidio pero no dice nada.
Maru indiferente a la charla se aferra desesperada a Dieguito y le dirige una mirada suplicante.
Maxi dice: una mina? no va ser
dieguito la besa profundamente, le mete las dos manos cerca del trasero y no contesta.
jorge dice con acento rosarino, «Y sí, boludo, aparentemente sí…»
Gago dice: Cómo que aparentemente?
Leto dice: Qué cagada guacho, tu viejo era todo un personaje…
oyes sirenas a lo lejos
Maru le susurra a Dieguito: deciles que te dejen de joder si no querés contar lo que pasó, amor
Maxi grita: Hija de putaaa! mataron al Diego, boluda!
Maru por fin se da cuenta que hay algo mal en serio y ahora sí pone atención.
Dices con acento porteño, «Ya pasó, chicos, ya lloré todo lo que tenía que llorar…»
Gago divisa entre los árboles a una chica escondida.
Gago dice: Chicos,
Gago dice: Vengan, ahí al lado de ese árbol hay un puto.
Dices con acento porteño, «Ea, vamos!»
Leto grita: vaamoos changos!
jorge y los demás corren hacia donde está la mujer.
Una chica ve a un grupo de hombres caminar hacia ella.
en cuestión de segundos la rodean y la mujer se sorprende
Gago dice con acento brasileño, Boa tarde, senhorita.
El resto de machos están algo apartados pero preparados para intervenir.
oyes gritos de algún maricón y palizas brutales cerca de aquí
dieguito le murmura a Maxi, huuy, creo que se están cargando a un maricón.
Una chica dice: Hola, quieren mis servicios?
jorge dice con acento rosarino, «Buenas, señorita»
jorge dice con acento rosarino, «En efecto queremos sacarla a dar una vuelta.»
Maxi dice algo y ríe por lo bajo.
Una chica dice: «Por supuesto, yo encantada.»
Una chica dice: «50 euros la hora.»
dieguito se acerca.
Dices con acento porteño, «Che,podríamos darte la guita después? Por ahora la idea es sacarte a dar una vuelta con nosotros y de ahí vamos viendo.»
Una chica dice: Vale,pero tengan en cuenta que pueden esperarme más clientes.
Gago dice: Bem, vamos a caminhonete.
jorge asiente con algo de fastidio.
jorge y los demás hechan a caminar haciendo gestos a la chica para que los siga.
la chica los sigue, caminando con movimientos sensuales
Leto dice: Che, flaquita, cómo te llamás?
Se oye un fuerte frenazo en la lejanía, seguido por gritos de alguna mujer y algunos hombres haciéndole algo.
jorge mira el maquillaje, encantado.
Una chica dice: Yo soy dulce.
Una chica susurra: Bueno, dulce como mi nombre de trabajo, ya comprenderán.
Los pibes y la chica se van acercando a la camioneta.
Una chica de repente se para en seco.
Una chica dice: Esperen, esperen!
Maru mira de mala gana a la chica que está con el grupo
Una chica dice: Tendría que llamar a otras compañeras
Una chica mira de reojo a Maru.
jorge dice con acento rosarino, «ah, ella es una amiga nuestra.»
Maxi dice: Na, no jodas, te queremos a vos sola, flaca.
Maru no aguanta y desesperada se aferra a Diego, besándolo sin control.
Una chica dice: Lo siento, hermosos, pasa que yo sola con todos ustedes quedo en desventaja, me van a hacer picadillo.
Gago grita: Pero dejate de joder, flaca!
Van llegando hacia la camioneta.
Leto dice: tranqui, guachita, con nosotros te vas a divertir
Maxi dice: Eso, loco, eso!
Una chica, desesperada, trata de teclear algo en el móvil.
jorge se aparta.
Un helicóptero sobrevuela la zona a gran altura.
Gago le da un empujón a la chica, quitándole el móvil y tirándoselo al suelo.
Gago grita, no vas a llamar a nadie, carajo.
Una chica grita: aay!
Gago y Leto empujan a la chica adentro de la camioneta.
A lo lejos se abren las puertas de un edificio y sale un grupo de prostitutas y trabestis.
escuchas unas explosiones cerca de aquí
Una chica intenta correr hacia donde sus compañeras, pero Gago la sujeta fuertemente.
Un grupo de prostitutas y trabestis corren entre gritos y maldiciones.
Los machos del barrio empujan violentamente a la pobre chica dentro de la camioneta, quien chilla de desesperación.
Leto grita: Dejá de gritar, carajo!
Las puertas de una camioneta se cierran violentamente.
Afuera se forma un alboroto muy grande.
se oye un furioso grito en alguna parte.
Dentro de la camioneta los machos, salvo Maru, Jorge y Dieguito (estos últimos en silencio) gritan cosas incomprensibles.
Gago arranca el motor.
dieguito no se encuentra bien.
Leto grita: Vamos, vamos a pasarla bien, carajo
Se oyen impactos contra la camioneta. Gago mira por el espejo y un grupo de prostitutas tiran piedras al veículo.
Gago y Jorge gritan: Chee, dejen de tirar piedras, la puta madre!
Un alboroto ininteligible se oye afuera.
Maxi dice: Dale, putín, agarrala y cagala a palos.
Maxi te mira.
Niegas con la cabeza.
Los machos silban y abuchean.
Gago grita: ¿Sabés quienes somos?
Una chica grita: Vamos a ver, malditos desgraciados, les conviene dejarme en paz si no quieren meterse en broncas!
Gago grita: Dale, dieguito, patealo al puto!
Leto grita: Somos los matacabras, y vamos a matar a los rosquetes como vos!
Una chica grita, de veras indignada: ¡Yo no soy maricón, gilipollas! ¡Soy una mujer que se está ganando su pan honradamente, coño!
Leto grita: ¿Honradamente, eh?
Maxi rasga la ropa de la mujer salvajemente.
Maxi dice: Van a ver cómo tiene poronga, el rosquete de mierda.
jorge dice con acento rosarino, «Ay, che, déjenla, pobre.»
Una chica grita, histérica. Fuera, algo impacta contra uno de los bidrios del veículo, sin hacerle nada.
Gago abre la ventanilla y grita: Dejen de tirar piedras y vengan a morir, maricones!
Los machos aplauden y silban.
Leto grita: Vengan a morir de frente, como hombres, putos!
dieguito está pálido.
jorge advierte la expresión de dieguito.
jorge dice con acento rosarino, «Qué pasa, macho?»
Dices con acento porteño, «Chicos, no lo traten así…»
Maxi y Leto ya tienen desnuda a la chica, dejando al descubierto un minúsculo pene.
Todos gritan alborotados.
Maru grita pero por otras razones.
Leto grita: Así que sos una mujer, eh? Vas a morir!
Gago acelera a toda velocidad mientras corre más gente por la zona.
Leto y Maxi comienzan a golpear brutalmente al trabesti, que no puede dejar de gritar y llorar de dolor.
Dices con acento porteño, «Chicos, basta!»
Leto y Maxi gritan: Cómo que basta, maricón!
jorge dice con acento rosarino, «Chicos, aflojen…»
Se oye un frenazo cerca de aquí.
El trabesti intenta abrir la puerta de la camioneta pero Leto es rápido y lo empuja violentamente tirándolo al suelo, chocándolo con la base del estéreo.
Dices con acento porteño, «Chicos peren, tranuis»
Gago grita: Qué te pasa a vos, guacho, te querés levantar a este trolo?
Dices con acento porteño, «Noo!escuchen»
jorge dice con acento rosarino, «Chicos a ver, tranquilos.»
Se oye un alboroto muy fuerte en las afueras y Gago frunce el ceño, molesto.
jorge dice con acento rosarino, «Diego se metió en un quilombo del carajo y no le gustan hacer estas cosas.»
Los machos silban, abuchean y dicen de todo.
Leto dice: ¿Qué hizo este pelotudo?
Maxi continúa golpeando al trabesti, que está lleno de heridas.
jorge dice con acento rosarino, «Una historia muy larga, boludos, en resumen violó a una menor y lo persiguen.»
Regresan los gritos, silbidos y abucheos.
dieguito empalidece, claramente está mal.
Gago grita: Dale, puto, no te va pasar nada, golpealo a este marica nomás, dale!
gritas: «Che, Gago, pará la camioneta.»
Gago acelera más fuerte y mira con mala cara a Dieguito.
Dices con acento porteño, «Eey!»
jorge pone mala cara y grita: Ey, tengo que repetirlo otra vez?
El resto de machos salvo dieguito, gritan improperios contra Jorge.
oyes gritos cerca de aquí
jorge grita: «Boludos!»
Gago acelera a toda velocidad por la calle de Goya.
jorge grita: «Ustedes quieren que quienes lo persiguen lo caguen matando?»
Gago frena de golpe, cuando un auto se acerca peligrosamente por detrás, a riesgos muy grandes de chocar.
Los machos vuelven a gritar histéricos, Gago vuelve a acelerar y esquiva al coche.
Gago grita algo.
dieguito le quita al maricón a Maxi, ya inconsciente y lleno de heridas.
Dices con acento porteño, «Ey, putín! Pero no sean boludos…»
Dices con acento porteño, «AHora van a decir que lo violé yo y me van a cagar a trompadas a mí…»
leto grita: Pero quienes, Dieguín?
Niegas con la cabeza.
jorge dice con acento rosarino, «Unos soldados, boludos, los que mataron a su papá, no se dan cuenta?»
Gago dice: Huy, se nos fue la mano.
Maxi, indiferente, sigue lastimando al trabesti, cuyos signos vitales se debilitan poco a poco.
jorge dice con acento rosarino, «Chicos, vayamos a bailar y dejemos de hacer cagadas, mejor.»
Dices con acento porteño, «Yo quiero volver a casa…»
Leto grita: Pero no seas maricón, pedazo de trolo!
oyes gritos cerca de aquí
jorge socorre a Dieguito diciéndole algo a Leto, que se calma.
Gago toma un rumbo hacia Plaza España.
Gago conduce a toda velocidad.
Maxi dice: Uuuy, creo que nos fuimos al carajo con el putín.
jorge dice con acento rosarino, «Si quieren yo sí me prendo, vamos a bailar y lo dejamos a éste un poco tranqui, qué dicen?»
Maru reacciona pero en vez de hablar o comentar algo, besa desesperadamente a Diego, quien la rechaza con una cara de fastidio y malestar muy notorias.
Maru dice: ¿Qué te pasa, cariño?
Mientras los machos gritan y abuchean seguramente contra Diego.
Se oye un frenazo cerca de aquí.
Leto dice: Te pasaste al otro equipo, pedazo de puto! Dónde carajo está el macho que nos traía suerte y se ponía las pilas al toque, eh?
Maxi grita: Eso, Madrid te re cambió, guacho.
dieguito mira a sus amigos con fastidio y parece a punto de llorar.
jorge dice con acento rosarino, «Che, vamos a ver, se los tengo que decir en Chino? No se dan cuenta que él quiere empezar una nueva vida y ya lo cagan a palos porque su papá le obligó a violar a una nena?»
Los machos gritan algo, eufóricos, bien por el Don, tu viejo era un personaje, boludo.
jorge dice con acento rosarino, «Sí, era un personaje, pero no se dan cuenta las consecuencias que les trajo, manga de pelotudos?»
Gago grita a pleno pulmón: Diego es puto, governado, maricón, gay, homosexuaaaaaaaaaal!
Leto está por darle una paliza a Diego pero jorge lo detiene y pone mala cara.
Lloras desconsoladamente.
Todos gritan.
Gago grita: Ya se puso a llorar el hijo de puuuuuuuuuuuuutaaaaaa!
Los machos silban, abuchean a Diego y le lanzan improperios de toda clase.
Tras un rato de aquella tormenta de gritos, insultos, velocidad, rock a todo volumen y demás, Gago estalla en una carcajada y los demás lo siguen.
Leto grita: Era todo una joda, guachín!
Maxi se ríe y dice: Qué putín que sos, loco, no te bancás una!
dieguito sigue llorando pero menos.
Se oye un fuerte frenazo en la lejanía.
Gago acelera más, un coche está a su izquierda a punto de chocar.
jorge sonríe.
jorge dice con acento rosarino, «Boludos, pero esto era algo realmente jodido…»
jorge dice con acento rosarino, «No para que lo jodan así al flaco, vieron?»
dieguito al fin sonríe, aunque aún no habla.
Leto dice: Che,macho,entonces te venís al baile con nosotros o te mariconeás igual?
Dices con acento porteño, «Na, hoy zafo, voy a casa mejor.»
Maru se balancea sobre el regazo de Dieguito y lo mira sensual.
dieguito no le corresponde.
Leto hecha un vistazo al trabesti, que sin duda parece haber muerto.
Leto le quita la rubia peluca, dejando un pelo marrón bastante largo al descubierto.
Leto le lanza la peluca a Dieguito.
Leto grita: Ponete esto, forro!
Un rato después, Gago llega a Plaza España.
Dices con acento porteño, «Bueno Gaguín, yo me bajo acá.»
Gago dice: Seguro?
Maxi dice: Seguro, putilín? Hoy te nos arrugás?
Leto grita: Nosotros que vinimos a visitarte, pedazo de trolo!
jorge dice con acento rosarino, «Chicos, yo lo acompaño a este y voy con ustedes.»
Gago grita: Ese coquín, éste sí que se prende en serio,no como vos, Dieguín!
dieguito tras saludar a sus amigos se baja, aliviadísimo al sacarse a Maru de encima, quien lo besó y él no le correspondió.
dieguito acompañado por Jorge, entra a la torre, rompe a llorar levemente.
jorge dice con acento rosarino, «Tranquilo, guacho, te prometo que no te van a perseguir,yo cualquier cosa te defiendo, sí?»
dieguito dice algo quebrado, pero tengo miedo de que ellos tengan razón…
jorge dice con acento rosarino, «Vamos a ver, bro, a vos te gustan los hombres?»
Niegas con la cabeza.
Murmuras con acento porteño, «Pero Maru ya me jode mucho…»
jorge dice con acento rosarino, «No tiene nada que ver. Vos sos macho, te gustan las pivas y éste es tu modo de vivir. No les hagas caso a los pives, sabés que son así.»
jorge asiente, aún llorando.
dieguito y jorge llegan arriba y al entrar a la casa Jorge se despide con un fuerte abrazo, dispuesto a marcharse con los machos a la disco.
dieguito entra y quiere morirse allí mismo. Sobre el Sofá descanza una magulladísima Auxita.
dieguito intenta tocarla, saludarla, se pone nervioso, alza la voz, trata de despertarla. Le toma el pulso como puede, ¡está viva!
dieguito presa de la desesperación, se cierra en el baño y se mira al espejo, que le devuelve el rostro de un hombre fatigado, asqueado y astiado de su propia vida, que tendrá que vivir con la vergüenza por el resto de sus días.
dieguito se sienta en el váter a hacer sus necesidades, bajando la cabeza y rompiendo a llorar desconsolado.
dieguito recuerda la peluca de la chica/trabesti, la saca de su artera que aún la lleva encima, se la pone, se mira al espejo del baño y vuelve a llorar.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.