• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Bienvenido a mi vida, Zeus

Punto de vista: Aletheia

Aletheia termina de arreglarse, coge su bolso y sale de la habitación
Aletheia baja las escaleras
Aletheia abre la puerta y sale
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Aletheia cierra la puerta con llave
Aletheia abandona la finca
Abandonas la finca.
Comunidad de Madrid; Una carretera desértica
Ves un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia se acerca al coche y desactiva la alarma, abre la puerta y sube
un coche deportivo de color negro
Aletheia cierra la puerta y se abrocha el cinturón
Aletheia arranca el motor
Aletheia coge su móvil y lo desbloquea
Aletheia teclea
[EFU] Aletheia: «permiso para abandonar zona s. i. finca el Renacimiento e ingresar a zona s. i. autovía Nordeste »
[EFU] Aras: «S.y. autoriza la solicitud.»
[EFU] Aletheia: «copiado»
Aletheia pone la música a todo volúmen y conduce pisando el acelerador
Aletheia va conduciendo y recuerda el gesto de Aras.
Aletheia piensa: creí que le era indiferente, pero parece que el asunto es que no me soporta. No encuentro otra explicación. claro, Aletheia, qué otra cosa esperabas? que el otro día te agradeciese, no implica nada. quizá Arais se lo pidió.
Aletheia sigue pensando mientras conduce
Qué tonta eres, aletheia… y tú pensando que esforzándote se iban a limar las asperezas. Preocupándote por el hombre, por hacerle las cosas más fáciles.
Aletheia se da en la frente con la mano
Aletheia sigue pensando
Es que solo a ti se te ocurre, incluso pensar en hacerle de celestina, si es que no eres más idiota porque no tienes más edad
Aletheia sigue conduciendo aumentando la velocidad
Aletheia sigue pensando, mientras hace un bufido
quien sabe, hasta tiró el dichoso dulce y ni se lo comió. Pensará que voy a envenenarlo, nunca acepta nada, ni el agua. Es que solo a ti se te ocurren esas cursilerías, Aletheia. Venir a tener detalles con ese hombre… merecido te lo tienes por no guardar tus distancias como siempre.
Aletheia cambia de música y pone metal sinfónico
Aletheia va pensando y cada vez que recuerda al hombre ofreciéndole pagarle las dichosas lupas, se siente peor.
Claro, si hubieran sido de su gente, ahí si ni se le ocurre ofrecer pagar nada. en serio… yo debo haberme portado peor que mal con ese hombre para que ni un detalle pueda aceptar.
A Aletheia se le humedecen los ojos pero reprime las lágrimas
Aletheia piensa: Pero hasta aquí, Aletheia. mejor haces caso a Jean y trazas tus límites más que definidos y distantes, que eso de andar haciendo el ridículo no te va. con él, asuntos laborales y ya está. Para lo demás, su gente; que tampoco estás por la labor de andar molestando. Está bien saber que se recupera, al menos eso significa que no habrá que tratar más con esa mujer, Ordóñez. qué mujer más… en fin, se le acaba de morir una hija… quizá eso no ayude a su carácter, pobretica.
Aletheia sigue pensando mirando la vía: La verdad Jean tiene razón… yo no conozco ni a uno ni al otro y por los vientos que soplan ni los voy a conocer, al menos no a él… Madre mía, que manera tan poco sutil de cortar con las intenciones de cualquiera.
Aletheia ve la entrada a guadalajara y se desvía
Jeanpaul calcula la hora y baja a la calle Mayor a por Aletheia
Jeanpaul aparca cerca del estacionamiento
Jeanpaul apaga el motor y espera un rato
Aletheia reduce la velocidad entrando en la calle mayor, se fija que el vehículo de Jeanpaul está estacionado cerca
Aletheia ingresa en el estacionamiento y coge el ticket
Aletheia estaciona el coche donde le indican y apaga el motor
Aletheia se desabrocha el cinturón y coge su bolso
Aletheia abre la puerta y baja del coche, cierra y activa la alarma
Aletheia saluda al encargado del estacionamiento y sale
Jeanpaul baja la ventanilla del lado del copiloto
Jeanpaul abre la puerta
Aletheia sube y cierra la puerta, se ajusta el cinturón
Jeanpaul la ve, bastante cabreada y se sorprende un poco
Jeanpaul dice: «qué te ocurre, mocosa? Te hacía a esta hora ya un poco más serena.»
Aletheia lo mira
Dices con acento catalán, «hola, ocurrirme? Pues apartando que soy una idiota, pues nada, un tipo en pleno canal público dijo que se acostaba con mi compañero… pero del resto, no pasa nada, no.»
Jeanpaul murmura: «menudo cabreo el que cargas, nena. por qué no lo sueltas en lugar de ponerte venenosa conmigo?»
Aletheia suspira y mira a Jeanpaul un poco avergonzada
Dices con acento catalán, «lo siento… no es tu culpa, ya lo sé.»
Jeanpaul dice: «qué es lo que te tiene en realidad tan … irritable, Aletheia?»
Aletheia resopla y le cuenta lo que sucedió en la tarde con Aras.
Murmuras con acento catalán, «encima he tenido que leer eso y me ha sentado mal.»
Murmuras con acento catalán, «me refiero que lo de Aras fue la gota que derramó mi paciencia o lo que sea.»
Jeanpaul la mira y silba
Jeanpaul dice: «coño, me hacía a Aras un tipo un poco más inteligente. »
Aletheia lo mira
Dices con acento catalán, «si inteligente sí que es, solo que parece que de mí no quiere ni el agua. Mira que ofrecerme dinero por las putas lupas. ¿en qué cabeza cabe que vas a ofrecer dinero por un obsequio? ya no las necesitaba, pero eso era lo de menos, Jean.»
Jeanpaul dice: «bueno, supongo que puede que sea como dice la doctora Landau, no le gusta ocasionar molestias.»
Dices con acento catalán, «pues te diré… que forma de no ocasionarlas, tan … no sé, tan poco sutil y descortés.»
Jeanpaul dice: «bueno, pero no exageres… No creo que el hombre se diese cuenta que te ofendió su ofrecimiento. ya sabes que hay cosas que a los hombres se nos escapan, Aletheia»
Aletheia lo mira indignada
Dices con acento catalán, «lo vas a defender? si es que entre vosotros los hombres…»
Jeanpaul comienza a conducir
Jeanpaul murmura: «no… pero espera…»
Dices con acento catalán, «y un cuerno, Jean. tú llevas razón. Yo no le conozco y mejor mantengo mis distancias y mis límites. ya está bueno. Me dejó bien claro que de mí no quiere nada.»
Jeanpaul dice: «espera un momento… yo a lo que me refería es a no meterte a celestina con él y la doctora, a que te mantuvieses al margen de eso en particular, no del hombre.»
Dices con acento catalán, «pues de eso más todavía… ni por asomo se me ocurre hacerle de celestina. a ver si luego quiere pagarme por el servicio también?»
Jeanpaul murmura: «no lo tomes así…»
Dices con acento catalán, «y cómo se supone que lo tome? para mí ha sido un desprecio y pues tampoco soy masoquista. Ya te lo dije el otro día.»
Jeanpaul dice: «yo dudo mucho que su intención haya sido despreciarte, nena. solo ha sido … poco… pues poco atinado el gesto por su parte.»
Dices con acento catalán, «poco atinado dices… esto es el colmo, Jean. Haz el favor y no lo defiendas »
Jeanpaul murmura: «vale, no lo defiendo… solo trato de que lo veas con otra perspectiva, nena.»
Dices con acento catalán, «pues no hay perspectiva ni nada. me parece estupendo que esté recuperándose. Pero lo que soy yo, me mantendré alejada, pues es eso lo que el señor parece que quiere.»
Jeanpaul dice: «estás sacando conclusiones, Aletheia. me parece que estás susceptible por lo que leíste en el chat y no sé, porque tienes la regla, será. Lo único que te digo es que no tomes una decisión precipitada ahora con la cabeza caliente.»
Aletheia lo golpea en el brazo con fuerza
Dices con acento catalán, «no vengas tu a decir que son mis hormonas… eso es lo único que me faltaba. si lo quieres defender, no puedo hacer nada, pero no admito que me digas que exagero porque tengo la regla.»
Jeanpaul suspira y se arma de paciencia
Jeanpaul murmura: «vale, lo defiendo porque en el fondo me parece que no lo ha hecho de mala fe, todo lo contrario. Pero sí te doy la razón en que ha metido la pata y muy feo.»
Aletheia le tuerce los ojos y se cruza de brazos
Jeanpaul murmura: «no te enfurruñes así… mira, ten en cuenta que ese tío lleva rato tumbado en esa cama, que tendrá mil cosas en la cabeza y puede que su fuerte no sea el trato con las mujeres, civiles, al menos. No sé, capaz no esta acostumbrado a que alguien ajeno a su mundo se preocupe y tenga detalles con él.»
Murmuras con acento catalán, «claro, si fuese de otra persona ahí sí no habría hecho eso… pero como provenía de mí.»
Jeanpaul murmura: «venga, aletheia, eso no lo sabes.»
Murmuras con acento catalán, «no, no lo sé, pero es una posibilidad.»
Murmuras con acento catalán, «es rechazo tras rechazo, Jean. Creo que ha sido suficiente ya.»
Jeanpaul murmura: «pero me dijiste que la doctora te dijo que no es que el rechace, que lo que pasa es que no le gusta molestar»
Murmuras con acento catalán, «eso dice ella, pero qué se yo si lo dice para que yo no me sienta mal? O mejor dicho, para que él no quede mal?»
Jeanpaul pone los ojos en blanco
Jeanpaul murmura: «dudo mucho que esamujer tenga ese tipo de actitudes, Aletheia. Ni por muy cómplice que sea del hombre. No tiene pinta de prestarse a esas cosas. al menos no me lo parece por lo que cuentas de ella»
Murmuras con acento catalán, «en fin, da igual como sea, Jean. Creo que lo mejor que puedo hacer es mantener la cordialidad y las distancias, pero poco más.»
Jeanpaul murmura: «creo que te equivocas con esa decisión, tomada ahora que estás tan ofuscada, Aletheia. Y creo que será un retroceso para ti.»
Aletheia lo mira
Aletheia lepone la mano en el brazo
Murmuras con acento catalán, «no te preocupes, voy a estar bien y te prometo que seré cordial y muy educada.»
Jeanpaul dice: «no se trata de eso y lo sabes»
Dices con acento catalán, «bueno, pero las cosas han mejorado. Ya no siento ese rechazo hacia él como antes, ahora tengo las cosas mucho más claras, Jean. Tampoco me siento cohibida como antes »
Jeanpaul la mira a los ojos
Jeanpaul dice: «te sientes cómoda con él?»
Aletheia traga
Aletheia guarda silencio
Jeanpaul dice: «lo ves?»
Jeanpaul cambia de tracción
Murmuras con acento catalán, «Jean»
Jeanpaul dice: «Jean, nada… Yo no te digo que te conviertas en su mejor amiga, aletheia; pero si te retraes será imposible que sostengas una relación de confianza con él como la que necesitas para que las cosas marchen bien en tu equipo.»
Aletheia va a replicarle pero Jeanpaul la interrumpe
Jeanpaul dice: «mira, para como tu equipo se constituyó, las razones por las cuales se unieron en un principio y lo que los mmotivó,los vínculos estrechos son importantes. ustedes no son como otros equipos, donde si la relación no es tan estrecha, el trabajo no se resiente y si se llega a resentir, las consecuencias no son graves.»
Aletheia suspira
Jeanpaul dice: «tienes que mejorar tú, desde luego. pero debes mejorar la relación con el resto de integrantes y eso lo incluye a él. te pido que lo reconsideres, que lo pienses un poco cuando estés de otro humor.»
Murmuras con acento catalán, «vale… lo pensaré »
Jeanpaul asiente y la mira de reojo
Jeanpaul reduce la velocidad y pulsa el mando
el portón de la casona se abre
Jeanpaul ingresa con el vehículo
el portón comienza a cerrarse despacio
Jeanpaul estaciona el vehículo y apaga el motor
Jeanpaul se desabrocha el cinturón
Aletheia se desabrocha el cinturón y abre la puerta
Jeanpaul abre la puerta y baja del vehículo
Jeanpaul cierra la puerta
Aletheia baja del vehículo con su bolso colgado al hombro
Jeanpaul activa la alarma
Aletheia mira de un lado a otro buscando a los cachoros
Jeanpaul se fija en sus movimientos
Jeanpaul dice: «No te preocupes, han de estar en el jardín interno, les encanta el invernadero »
Jeanpaul dice: «les da sitio para jugar y esconderse »
Aletheia lo mira relajada
Jeanpaul dice: «vamos, muero de hambre »
Aletheia frunce el ceño
Jeanpaul se carcajea
Jeanpaul dice: «no tendrás que cocinar, Walker se ha encargado de la cena »
Dices con acento catalán, «vale, la verdad hoy no estoy de ánimos para la cocina »
Jeanpaul la mira y asiente, serio. Se da cuenta que en realidad Aras, quizá sin querer, la ha ofendido mucho y ella no anda en sus mejores días.
Jeanpaul abre la puerta con las llaves
Jeanpaul sostiene la puerta para que aletheia pase
Jeanpaul pasa tras la chica
La cara de aletheia es un poema, cuando ve acercarse a los cachorros
Aletheia gira y mira a Jeanpaul
Dices con acento catalán, «pero…»
Jeanpaul le sonríe
Detrás de Atlas y Orión viene corriendo en tromba un tercer cachorro
Jeanpaul les da la orden para detenerse
Atlas y Orión se detienen muy cerca de Aletheia y jeanpaul, el tercer cachorro se queda un poquitín rezagado
Jeanpaul dice: «Zeus, arriver »
El cachorro se acerca despacio mirando a Jeanpaul y a Aletheia
Jeanpaul dice: «Zeus, s’assoir»
Zeus apoya el rabo en el suelo y se sienta, ladea la cabeza mirando a jeanpaul, Luego la gira y mira Aletheia
Aletheia se agacha y se pone en cuclillas
Atlas y Orión se le acercan y comienzan a olfatearla entre las piernas y el culo
Los cachorros menean la cola contentos
Zeus observa a los humanos y a sus hermanos
Los cachorros se apoyan en los cuartos traseros y se lanzan a poner sus patas delanteras sobre Aletheia
Aletheia se ríe y pierde el equilibrio cayendo de culo al suelo
Atlas salta hacia el regazo de la chica, se apoya con sus patas delanteras en el pecho y le chupa la cara
Zeus observa a los cachorros y se acerca a la chica
Jeanpaul se agacha y le coge una mano a aletheia
Jeanpaul dice: «Zeus, famille »
Jeanpaul le acerca la mano de la chica a la trufa
Zeus olisquea la mano de Aletheia y luego de un rato la lame un poco
Los otros dos cachorros salen disparados hacia el jardín interno
Zeus se acerca a Aletheia
Aletheia se ha quedado quieta, expectante
El cachorro se acerca cauteloso y comienza a olfatearle los pantalones
Aletheia le acerca la mano y le acaricia la cabeza, luego le rasca tras las orejas
Zeus se ha quedado quieto disfrutando de las caricias mientras menea la cola
Zeus salta hacia las piernas de aletheia y mete la trufa entre sus piernas
Murmuras con acento catalán, «mare meva »
El cachorro la olfatea y se baja, la sigue olfateando
El cachorro se sienta tras Aletheia, se le queda mirando el cabello
Zeus se apoya sobre sus cuartos traseros y pone las patas en la espalda de aletheia mientras le olisquea y juega con su pelo
Aletheia se carcajea
Dices con acento catalán, «pero bueno!»
Dices con acento catalán, «diablillo»
Zeus se sienta y la escucha reír
El cachorro menea la cola con vigor
Aletheia se cruza de piernas
Atlas y orión llegan disparados con sus pelotas en la boca
Zeus se les acerca
los cachorros sueltan las pelotas
Zeus sale disparado a por su pelota y la trae al rato en la boca
Zeus se sienta mirando a aletheia
Aletheia le coge la pelota de la boca
Zeus no la suelta y mueve la cabeza de un lado a otro
Aletheia suelta la pelota
Zeus se sienta otra vez mirando a la chica
Aletheia lo mira un poco confundida
Zeus se le acerca más y apoya la cabeza en el muslo, cerca de donde Aletheia tiene su mano
Aletheia coge la pelota con dos dedos
Zeus mueve la cabeza de un lado a otro otra vez
Aletheia piensa
Aletheia intenta menear la pelota de un lado a otro
Zeus suelta la pelota
Aletheia se ríe bajito y hace rodar la pelota
Zeus se prepara y la persigue. en un momento salta y la coge de un bocado
Jeanpaul y Aletheia pasan unos 20 minutos jugando con los perros y sus pelotas
Atlas y orión se acercan a ellos y se tumban panza arriba para que les rasquen
Jeanpaul rasca a los cachorros
Aletheia también los rasca
Zeus se acerca a aletheia y se tumba panza arriba
Aletheia le rasca y le acaricia la pancita
Zeus se da la vuelta y coge su pelota. De pronto se prepara y salta al espacio libre entre las piernas de Aletehia
Zeus se acurruca y apoya la cabeza en una pierna de la chica
Zeus cierra los ojos
Aletheia le acaricia desde la cabeza hasta el lomo
Atlas y Orión están sentados frente a ellos meneando sus colas, contentos
Murmuras con acento catalán, «jo, no te da la impresión de que parece que se ríen de nosotros, Jean?»
Jeanpaul la mira de reojo
Jeanpaul dice: «a veces sí, supongo que pensarán que somos unos humanos muy tontos… pero el asunto importante es que estén contentos.»
Jeanpaul dice: «hala, vamos a darles de comer, ya es hora. Luego los sacamos a que se ejerciten mejor»
Ambos se levantan del suelo, rumbo a la cocina. Los 3 perros van detrás con sus pelotas
Dices con acento catalán, «Jean, qué vas a hacer con 3 perros?»
Jeanpaul la mira y sonríe
Jeanpaul dice: «querrás decir con dos, porque uno es tuyo »
Aletheia lo mira
Dices con acento catalán, «¿en serio?»
Jeanpaul dice: «desde luego»
Aletheia sonríe
Aletheia de pronto frunce el ceño
Dices con acento catalán, «pero ahora cuál me llevo?»
Jeanpaul la mira
Jeanpaul dice: «pues puedes escoger entre Atlas y Zeus. Orión dudo que se quiera marchar contigo.»
Murmuras con acento catalán, «me da cosita separar a Atlas de orión »
Jeanpaul asiente, comprensivo
Jeanpaul dice: «pues llévate a Zeus, creo que le gustaste mucho también. »
Dices con acento catalán, «ese parece más diablillo que el resto»
Jeanpaul se carcajea
Jeanpaul dice: «ven, te enseñaré cuánto y cómo darles de comer »
Aletheia asiente
Jeanpaul le muestra a la chica las porciones y le explica cómo colocar los platos y a qué altura; como hacer para que no devoren la comida pues son propensos a torsión estomacal
Aletheia se fija en todo lo que Jeanpaul le enseña
ambos le dan de comer a los cachorros
Cuando los cachorros terminaron de comer y beber, Jeanpaul y Aletheia lavan sus platos de comida
Jeanpaul dice: «venga, vamos que te enseño a cepillarlos »
Aletheia asiente y lo sigue
Jeanpaul coge a Orión y su cepillo y le muestra a aletheia como sostenerlo y cepillarlo desde la cabeza hasta la cola, que dejó para el final
Jeanpaul dice: «prueba ahora tú con Zeus. ten en cuenta que está acostumbrándose a ti, así que paciencia»
Aletheia coge a Zeus. este se remueve un poco al principio pero ella lo sostiene con cariño y paciencia, hablándole para que se quede quieto.
Mientras la chica se ocupa de Zeus, Jeanpaul se ocupa de Atlas
Jeanpaul dice: «Hala, cepillados, ahora a jugar »
Aletheia Y Jeanpaul salen y pasan un buen rato jugando fuera en el jardín con Orión, Atlas y Zeus.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.