Punto de vista: Saioa

Comunidad de Madrid; puerta del sol
Ves La estatua de la Mariblanca, La estatua ecuestre de Carlos III, un vehículo policial, y un furgón militar médico aquí.
Saioa entra a la plaza y se sienta a la sombra de una de las estatuas
Saioa se descuelga la guitarra de la espalda y la toma entre las manos
Saioa comienza a tocar unos acordes suaves
Saioa se detiene y deja una gorra en el suelo boca arriba
Saioa sigue tocando, abstraída, no se puede decir que suene demasiado bien
hugo entra en Sol caminando a paso tranquilo y decide, a la vista de que no hay demasiada gente, sentarse en uno de los bancos de la plaza cercano a las estatuas.
Se oye un fuerte frenazo en la lejanía.
Saioa continúa tocando, podría ser cualquier canción
hugo saca el móvil, y se pone a leer el periódico relajadamente.
Saioa mira al chico que está en el banco a pocos pasos
hugo
Hugo es un jóven alto, atlético, de ojos azúl oscuro, cabello negro y piel morena. Tiene una fina barba bien cuidada alrededor de su boca, y algo de bello en los brazos. Su aspecto es el de alguien que cuida bastante de su imagen.
Se nota claramente que es un hombre.
lleva puesta una gorra de camionero.
lleva unas gafas negras deportivas.
Lleva puesta una camiseta normal y corriente.
Lleva puesto unos pantalones largos normales y corrientes.
Calza unos zapatos de vestir para hombre.
hugo teclea en el móvil con soltura, abstrayéndose de lo que ocurre a su alrededor.
Saioa toca más fuerte como para llamar la atención
hugo mira de reojo a la chica que está tocando la guitarra, mientras piensa en lo mal que lo hace.
hugo te mira.
Saioa
Es una chica de unos dieciséis años, de cabello castaño ondulado hasta los hombros y grandes ojos verdes. De estatura media, está delgada y su expresión es asustadiza. Viste un top de tirantes que deja al descubierto su ombligo con un pirsin y un pantalón corto con algunos rotos. En el hombro derecho, bajo el tirante, asoma el tatuaje de una mariposa.
Saioa se da cuenta de la mirada del chico y señala la gorra con la mano derecha, dejando de tocar por un momento
hugo se pregunta que hará una chica tan jóven en Sol, pidiendo.
Murmuras con acento vasco, “echa algo ahí, hombre ”
hugo se queda pensativo.
Saioa suspira y sigue rasgueando las cuerdas
hugo se mete la mano en el bolsillo, y saca su cartera.
hugo mira en el interior de la cartera, comprobando la calderilla que lleva.
Saioa mira la cartera de reojo, con la esperanza de que el chico suelte algo en la gorra
hugo coge varias monedas de las más pequeñas que lleva, y se las lanza al interior de la gorra a la muchacha, con cierto gesto de conmiseración.
Observas un dron de vigilancia cruzar toda la ciudad.
Saioa mira las monedas y mira al tipo, bien vestido y de buena pinta
Murmuras con acento vasco, “joder”
Murmuras con acento vasco, “bueno, gracias pues ”
hugo cierra la cartera, y cuando se dispone a guardársela en el bolsillo, recibe una llamada al móvil.
Saioa deja de tocar y se guarda los pocos céntimos
hugo deja la cartera a su lado en el banco, mientras descuelga y se pone a conversar por él.
Saioa se fija en la cartera y mete la guitarra en la funda, colgándosela a la espalda de nuevo… Luego durante unos segundos, parece debatirse consigo misma
hugo sigue hablando por el móvil, acaloradamente.
Te levantas.
hugo dice en voz alta…
Saioa se acerca con disimulo al banco, aunque le tiemblan las manos y las piernas… y de un solo movimiento agarra la cartera y sale corriendo
Comunidad de Madrid; Tramo inicial de la Calle de Alcalá.
Te encuentras en la calle con mayor longitud de toda la ciudad. Este tramo conecta la Puerta del sol con la Plaza de la independencia.
escuchas unas explosiones en la lejanía.
hugo grita cerca de aquí: “¡Ven aquí, ladrona!”
hugo se acerca a grandes zancadas a la chica.
Saioa corre desesperada entre escombros y gente
Saioa pierde fuelle, agotada
hugo va apartando a gente a codazos mientras corre, a fin de dar alcance a la chica.
Saioa mira atrás y tropieza
Saioa está a punto de caer y pierde la poca velocidad que llevaba
hugo da alcance a la pequeña ratera, y la inmoviliza con sus fuertes brazos.
Observas un dron de vigilancia cruzar toda la ciudad.
hugo dice con acento Barcelonés, “¿dónde crees que ibas?”
hugo pone cara de mala leche.
Saioa intenta dar patadas al chico
gritas: “no, no, déjame!”
Saioa se revuelve pero no tiene fuerzas para soltarse
hugo esquiva como puede algunas de las patadas de la chica, aunque no puede evitar recibir alguna. Pese a ello, no la suelta.
Murmuras con acento vasco, “déjame, déjame…”
hugo dice con acento Barcelonés, “Contéstame. ¿Dónde crees que ibas con mi cartera?”
hugo niega con la cabeza.
hugo dice con acento Barcelonés, “Eres demasiado jóven para andar robándole a la gente, ¿no?”
hugo se acerca más a la muchacha, mirándola inquisitivamente de cerca.
Saioa por fin no puede más y comienza a sollozar
hugo pone la mano, esperando que la chica le devuelva su cartera.
Murmuras con acento vasco, “los jóvenes también comemos…”
hugo frunce el ceño.
Saioa tira la cartera al suelo con rabia
Saioa se muerde los labios y lucha por soltarse
hugo se agacha a recoger la cartera, mientras sigue sujetando a la chica del brazo.
oyes gritos cerca de aquí
Murmuras con acento vasco, “que me sueltes joder.. ya tienes tu cartera ”
hugo mira hacia la dirección de donde proceden los gritos, quitando la atención de la muchacha.
Saioa se suelta de un tirón
Saioa se coloca bien la guitarra y se da manotazos en la cara secándose las lágrimas
hugo devuelve la atención a la muchacha, y se endereza.
Saioa se da la vuelta para irse
hugo mira su cartera, mira a la muchacha y suspira.
Saioa comienza a alejarse con paso cansino
hugo dice con acento Barcelonés, “Espera.”
Saioa se para, pero no se gira
hugo dice con acento Barcelonés, “vuelve aquí.”
Saioa da la vuelta y mira al chico con temor
hugo abre su cartera, y comienza a rebuscar en ella.
hugo saca algo de dinero, y se lo extiende a la chica.
Saioa mira los billetes con los ojos muy abiertos
Murmuras con acento vasco, “de verdad me lo das o es una trampa”
hugo dice con acento Barcelonés, “Toma. Sé lo que es venir a una ciudad extraña, y no tener que llevarse a la boca.”
Se oye un frenazo cerca de aquí.
Saioa da un salto, asustada
hugo dice con acento Barcelonés, “Te lo doy de verdad. Tómalo, es para ti.”
hugo agita los billetes en el aire.
Murmuras con acento vasco, “no es una ciudad extraña, vivo aquí pero..”
Saioa coge los billetes con precaución, como si fueran a estallar
Murmuras con acento vasco, “gracias…”
hugo se guarda la cartera, esta vez sí en el bolsillo, y comienza a darse la vuelta.
gritas: “que gracias!”
hugo dice con acento Barcelonés, “de nada. pero no vuelvas a hacerlo.”
Saioa se guarda el dinero en el bolsillito del pantalón
hugo dice con acento Barcelonés, “si necesitas dinero, busca un trabajo.”
Saioa parpadea para desprenderse de las lágrimas
Murmuras con acento vasco, “adiós, gracias”
Saioa se da la vuelta y se aleja por Alcalá
hugo dice con acento Barcelonés, “Adiós, y buena suerte.”

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *