• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Chocolate para el alma

Punto de vista: Irina

Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Irina ve a Kiara y la saluda con la mano
Kiara se le acerca
Kiara dice: «menos mal no me hicísteis esperar tanto»
Irina la mira
Dices: «pero si estás llegando apenas»
Kiara se carcajea
Dices: «tú y tus cosas, kia. Ven, vamos a por los batidos, es por aquí »
Kiara sigue a la chica
Irina camina hacia el lugar y entra
Kiara la sigue
Kiara dice: «oye, pero este sitio es lindo.»
Irina se gira y asiente
Dices: «y los zumos y batidos son deliciosos de verdad »
Un camarero guapo se les acerca
Un camarero dice: mesa para dos? O esperan a alguien más.
Kiara dice: «solo para dos»
El camarero asiente y las guía a una mesa para dos personas
El camarero les aparta las sillas para que se sienten
Irina se sienta
Kiara se le acerca a la chica
Kiara murmura: «qué molleja, hasta el mesonero es caballero…»
Irina se tapa la boca y se ríe bajito
Kiara murmura: «por no decir que está buenísimo… ni para qué negarlo. colirio pa los ojitos, niña.»
Irina se sonroja
Un camarero dice: qué van a querer las señoritas?
Dices: «yo quiero un batido de mora »
Kiara dice: «tú que recomiendas?»
Un camarero sonríe y dice: aparte del batido de mora, hay de maracuyá y uno de fresas con melocotón
Kiara dice: «pues yo quiero ese de fresas con melocotón »
El camarero toma nota
El camarero dice: con azúcar y frappé?
Kiara dice: «yo sin azúcar, por favor y sí, frappé estará perfecto »
Dices: «yo sí lo quiero con azúcar y también frappé, gracias»
El camarero asiente y se dirige hacia la barra. hace el pedido
Kiara dice: «y bueno, haz conseguido inquilino o inquilina para la habitación restante?»
Irina niega
Dices: «todavía no y la verdad, tampoco tengo prisa. para como están las cosas, Kia. mejor nos vamos con cuidado.»
Kiara dice: «estoy de acuerdo, no es por nada, pero en esta ciudad del coño la gente anda muy loca.»
Kiara dice: «y la pisia, rina… no sea que nos metamos en rolo de peo por andar de atoradas.»
Irina asiente
El camarero se acerca con las bebidas y las deposita en la mesa
Murmuras: «gracias »
Kiara dice: «gracias.»
El camarero asiente y se aleja para atender a otros clientes que acaban de llegar
Dices: «qué tal la consulta hoy?»
Kiara suspira
Kiara dice: «bien, aunque a veces hay unos casos muy difíciles. Es frustrante no tener más recursos y hacer más.»
Irina le pone la mano en el antebrazo
Murmuras: «haces cuanto puedes, Kia. Lo sabes. Además, es muy honorable lo que todos ustedes hacen en esa clínica.»
Dices: «pero te entiendo, yo también quisiera hacer más, pero ya ves »
Kiara la mira
Kiara dice: «por qué no has presentado tu cv en la policía?»
Irina la mira
Murmuras: «dicen que la policía no es… ya sabes… independiente»
Kiara asiente, comprensiva
Kiara murmura: «mejor no hablemos de esto aquí.»
Irina asiente
las chicas beben de sus vasos
Kiara piensa: que peo esta vaina, de verdad. Y sin luces de que mejore
Irina la mira como adivinando su pensamiento y suspira
Ambas se quedan en silencio un buen rato
Luego de 15 minutos, las chicas terminan sus bebidas y llaman al camarero para pagar la cuenta
El camarero trae la cuenta y ambas pagan lo que le corresponde a cada quien
El camarero sonríe y les desea buenas noches
Ambas chicas hacen lo propio y se levantan
Las chicas salen del local
Irina va caminando mirando las tiendas
Kiara camina al lado de irina
Ambas salen del centro comercial
Las chicas van caminando un poco en silencio hasta que por fin llegan a la Plaza de España
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
Ves Un monumento a Miguel de Cervantes aquí.
Kiara e irina caminan dirección a la torre de Madrid
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios aquí.
Irina se acerca al ascensor y pulsa el botón
El ascensor abre sus puertas
Kiara e Irina entran en el ascensor
Irina pulsa el botón de su planta
El ascensor llega y abre sus puertas
Irina sale y Kiara la sigue.
Irina saca las llaves de su bolso y abre la puerta del apartamento
Kiara entra y sujeta la puerta, Irina pasa y cierra con llave
Un cómodo apartamento
Ves Un sillón de relax modelo Lockhart en color crema, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., y Jarrón de cristal aquí.
Kiara suspira, aliviada al descalzarse
Kiara coge sus zapatos y los lleva a su habitación
Irina entra en su habitación, deja su bolso y se cambia de ropa
Kiara se quita la ropa y entra en la ducha
Un rato después, ambas chicas están sentadas en el salón
Kiara mira a Irina muy seria
Kiara dice: «Mirá rina, ¿cuánto tiempo te pensáis estar así, sin hacer lo que te gusta?»
Irina suspira
Dices: «Por los vientos que soplan aquí, dudo que pueda desempeñar mi profesión, Kia. quizá a lo más que pueda aspirar es ser voluntaria en el hospital o en la clínica donde estás ahora, así como hice en Ucrania. La policía no es un ente independiente, se rumorea que pertenecen a Imperium, así que dudo que el departamento forense haga algo en realidad.»
Kiara la mira
Kiara dice: «ajá, pero ¿no se supone que esa gente de S. I. se encargan de la seguridad de la ciudad? vos me contásteis que aquella vez en la discoteca ellos actuaron y que también lo hicieron con aquel cuerpo que visteis en la calle.»
Irina respira profundo y asiente
Dices: «pero yo creo que al ser militares o paramilitares, eso de investigar los crímenes no lo hacen, o si lo hacen luego ya no se sabe nada. Imagino que tendrán su personal, Kia; no lo sé.»
Kiara va a hablar pero Irina la detiene
Dices: «No tengo dinero para montar un laboratorio propio y, trabajar para la gente que ha ocasionado este desastre… yo no podría, Kia, lo sabes.»
Kiara se le acerca y la abraza con fuerza.
Kiara murmura: «lo sé, eso lo sé.»
Kiara suspira
Kiara dice: «algo como voluntaria puede ser. Hablaré en la clínica, estarán contentos de recibirte… pero sabéis que ahí de platica, no se junta mucho»
Irina hace un gesto descartando el tema
Kiara piensa
Kiara dice: «por otra parte, con nosotros comenzó un médico nuevo. No lo conozco todavía, solo sé que hace guardias en el hospital de la paz, quizá él pueda hablar allí y vos podáis hacer voluntariado con él. Es traumatólogo, según me chismeó Ingrid, la recepcionista»
Kiara pone cara pícara
Irina la mira y niega
Kiara dice: «qué, si todavía no te he dicho nada, no seáis aguafiestas, rina.»
Irina sonríe
Dices: «Kia, con esa cara que pusiste, ya me imagino la barbaridad que me vas a decir»
Kiara se hace la ofendida
Kiara dice: «Estáis queriendo decir que soy una cochambrosa? Mirá rina, dejá de andar pensando tan mal siempre.»
Irina se ríe
Kiara la mira, reprimiendo la risa
Kiara dice: «que conste que no he sido yo, ¿okey? preparate… porque dice la Ingrid que el traumatólogo está para chuparle de arriba a abajo, o sea, más bueno que comer con las manos y que tiene un culo de infarto.»
Kiara suelta la carcajada
Irina se ha sonrojado pero ríe también
Dices: «Joer Kia, menuda descripción que me das.»
Kiara dice: «he repetido literal lo que dijo la Ingrid, no he sido yo, no lo he visto todavía, que conste.»
Dices: «no me quiero imaginar cuando lo veas, entonces, mujer»
Kiara la mira y ríe con malicia
Kiara dice: «pues te diré, que si está así de buenote, capaz me animo y lo paso por las armas. O dejo que él me pase, no sé. Habrá que catar que tan bien armado anda el hombre»
Irina se ríe con más ganas, pero se ha puesto más que colorada
Kiara sonríe complacida al verla reír
Kiara dice: «Hablando ya en serio, intentaré contactar con este médico y si me da una respuesta favorable, te aviso.»
dices: «De acuerdo, pero en serio, no te preocupes demasiado. cuando decidí venir sabía que esto podía ocurrir. así que estoy preparada, de verdad, Kia.»
Kiara la mira, excrutando su semblante
Kiara asiente
mira se levanta y va a la cocina
Irina la mira
Dices: «¿qué haces?»
Kiara la ve desde la cocina
Kiara dice: «voy a prepararme algo de comer, con el estómago vacío no me acuesto ni loca, que luego ando como alma en pena toda la madrugada, niña. vos queréis algo?»
Irina niega
Irina se levanta y va a la cocina con Kiara
Kiara comienza a preparar un revoltillo de huevos con tomate y cebolla, saca queso y jamón de la nevera y pone algunas rebanadas de pan de molde a tostar
Kiara sirve todo en un plato y coge cubiertos del gabinete
Kiara coge un vaso y va a por zumo en la nevera
Kiara se sienta en la mesita de la cocina
Irina le acompaña
Kiara la mira mientras come
Kiara traga y habla
Kiara dice: «qué pasa, rina, estáis demasiado agüevoniada. Que coño te da vueltas en esa cabeza?»
Kiara sigue comiendo
Irina suspira
dices: «Es solo que pienso en lo que ocurre en Madrid, y no puedo dejar de recordar Ucrania.»
Kiara sigue comiendo y la apunta con el tenedor
Kiara traga y bebe del vaso
Kiara dice: «todavía te jode lo que vivísteis, esa terapia no te sirvió para un coño, rina. Decime la verdad.»
irina respira
Murmuras: «en realidad no asistí a terapia. Mi terapia fue estar con mi familia y luego rehacer mi vida. Mi posgrado.»
Kiara deja caer el tenedor y la mira, entre incrédula y molesta
Kiara dice: «¿por qué coño me mentistéis rina? vos estáis loca o que coño te pasó por esa cabeza, ¿ah?»
Irina va a hablar pero Kiara alza la voz
Kiara dice: «No me jodáis con eso, rina!»
Kiara la mira a los ojos con intensidad
Kiara dice: «es por eso verdad? Por eso estáis más introvertida de lo normal, todo te sonroja, todo te sobresalta. Camináis y te movéis como un Yolujaa»
Irina la mira, suplicante
Kiara se levanta de sopetón y la abraza
Irina se deja abrazar y solloza
Kiara suspira
Kiara se separa y le coge el rostro con ambas manos
Kiara dice: «Estáis loca por haber vuelto a zona de conflicto sin resolver ese tema, Rina, vos estáis más loca que yo.»
Irina tiene los ojos llenos de lágrimas
Murmuras: «estoy mejor, sí que lo estoy, pero a veces los recuerdos…»
Kiara la mira
Kiara dice: «los recuerdos… y las pesadillas. ¿vos creíste que no me daba cuenta? ¿que no te escuchaba gemir por las noches en el hotel, Rina?»
Irina la mira, entristecida
Kiara suspira
Kiara dice: «no les contásteis, ¿verdad? vos lleváis cargando con eso sola.»
Murmuras: Habría sido demasiado duro para ellos, Kia. No pude hacerlo.»
Kiara suspira
Kiara dice: «y cómo hicistéis con las heridas, con las marcas? Eso no lo podéis esconder, Esas no»
dices: «dije que tuve un accidente, que en un desplazamiento en helicóptero casi nos estrellamos y bueno, ese fue el resultado.»
Kiara la mira, con los ojos muy abiertos
Kiara dice: «¿y se tragaron semejante mojón? Vos sois increíble, en serio.»
Irina la mira más serena.
Dices: «sé que mi abuela no se lo creyó, pero no dijo nada y fue quien me ayudó, quien me curaba y velaba por mí. nunca hablamos de eso, pero sus ojos…»
Kiara reflexiona y se apacigua
Kiara dice: bueno, ahora ya estoy aquí… y te ayudaré a katsüinwaa. Ni de verga te dejo sola con ese verguero encima de vainas»
Kiara la besa en la frente
Kiara dice: «Eres un espíritu con atsüin; por eso estás aquí. Y por eso Aishtapura pya»
Irina la ve, conmovida
dices: «yo también te quiero mucho, Kia.»
Kiara sonríe
Kiara dice: «Te acordáis de cómo se dice, increíble.»
Irina asiente
Dices: «siempre me gustó escucharte hablar wayunaiki»
Kiara vuelve a su puesto y termina de comer aunque todo ya se ha enfriado.
Kiara dice: «Cada vez lo hablo menos, pero hay cosas que no se olvidan»
Irina la mira, algo preocupada
dices: «ya no estás enfadada conmigo, ¿verdad?»
Kiara bufa
Kiara dice: «Por vida de Dios, Rina, claro que no. Enfadarse contigo por mucho rato es más difícil que matar un burro a pellizco limpio. No te preocupéis.»
Kiara se levanta y lleva todo al fregaplatos.
Kiara lava el plato, los cubiertos, el vaso y la sartén y lo deja todo escurriéndose.
Kiara pone una olla pequeña en la hornilla, saca leche de la nevera y coge chocolate del gabinete y comienza a preparar chocolate en taza
Irina la observa en silencio
Kiara sirve el chocolate espeso en dos tazas y le da una a Irina
Kiara la coge de la mano y se van al sofá
Kiara se sienta y golpea el cojín a su lado; Irina se sienta
Kiara dice: «Ahora, vos váis a echarme toditos los cuentos que no me habéis echado. que para eso tenemos chocolate para el alma.»
Kiara alza su taza
Irina traga y esboza una sonrisa
Kiara la escucha con atención, mientras Irina comienza a contarle
Ambas chicas pasan gran parte de la noche conversando, tomando chocolate espeso.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.