• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena de Rol: compra del sueño preciado

Punto de vista: Catalina.

luego de haber estado trabajando arduamente, para poder juntar el dinero necesario para comprar la casa de mi sueños, me dió un poco de nostalgia ya que estaba sola en madrid y no tenía con quien compartir este momento. pero claro, revisando el móvil, vi las fotos de esa niñita y su padre, así que decidí, pedirle a el que me acompañara, quizás así no me sentiría tan avandonada
catalina trastea con el móvil y busca los contactos

[1] Rodri
El teléfono da tono.
Rodri ha descolgado la llamada.
Rodri te dice por teléfono, «Hola Cata!»
Dices por teléfono, «y como sabías que era yo?»
Rodri te dice por teléfono, «pues Porque aquí pone en el identificador de llamadas.»
Rodri te dice por teléfono, «Cómo estás?»
Dices por teléfono, «todo bien, y ustedes?»
Dices por teléfono, «aa sii, tienes razóon »
Rodri te dice por teléfono, «Pues bien, dentro de lo que se puede. La pequeña está algo engripada, y Emilio está aquí jugando.»
Dices por teléfono, «oo que mal lo de vale. entonces se te va hacer un poco complicado salir»
Rodri te dice por teléfono, «Y, no estoy en el mejor momento para salir, pero venga… Necesitas algo? porque si no ahorita le digo a Emilio para que se quede cuidándola.»
Dices por teléfono, «ahm… sii, es que tengo el dinero para comprarme una casa, y quería que me acompañaras, para no estar sola en este momento…»
Rodri te dice por teléfono, «No te preocupes, y te felicito por eso! Cuándo quieres que nos encontremos?»
Dices por teléfono, «si pudieses ir ahora, el trámite se hace en torre de madrid»
Rodri te dice por teléfono, «Listo, deja ahorita nos encontramos allí, si quieres.»
Dices por teléfono, «oka, te espero ahí, gracias»

Cuelgas la llamada.
catalina después de haber cortado la llamada, se puso a ordenar la habitación, guardó sus pertenencias en la maleta, y se dispuso a salir del hotel
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Te encuentras en un rascacielos que mide 142 metros de altura y cuenta con 32 plantas. Es el sexto edificio más alto de la ciudad y por muchos años fue considerado el rascacielos más alto de europa. Este edificio está protegido por el ayuntamiento de la capital. En la actualidad contiene tanto viviendas como oficinas. La parte superior está destinada a viviendas particulares, en régimen de comunidad de propietarios. La planta baja está dedicada a locales y amplias galerías comerciales. Al ingresar a la torre, te da la bienvenida un hall amplio y luminoso. Si caminas hacia la izquierda, te encuentras con el ascensor y las escaleras, mientras que del lado opuesto ves una serie de pasillos que te permiten acceder a los locales comerciales y diversos establecimientos. Cerca de la puerta te encuentras un tablón de anuncios variados y al portero, quien puede darte información detallada de cómo adquirir una vivienda en este lugar, y algunas cosillas más.
Ves un tablón de anuncios, Un portero, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Salidas visibles: fuera
Rodri ha llegado.
catalina está nerviosa esperando que llegue rodri para empezar con el trámite
Rodri entra al edificio cargando una pequeña mochila.
Rodri saluda amablemente al portero.
catalina está distraida mirando el móvil
Rodri se percata de Catalina y se acerca a ella.
Rodri dice con voz cantarina, «Aquí estoy!»
catalina escucha pasos y ve a rodri acercarse
Rodri sonríe.
Dices con acento chileno, «ay, al fin llegaste, pensé que me dejarías solita»
Sonríes.
Rodri ríe de buena gana y se acerca a darle un beso.
Rodri murmura con acento mexicano, «Madre mía, decir que estás hermosa es poco…»
catalina sonríe pícara
Dices con acento chileno, «pero coooomo, necesitas ir urgente al oftalmólogo, »
Rodri dice con acento mexicano, «Como continúe mirándote… emmm… bueno…»
Rodri se pone colorado y luego se ríe,
Rodri murmura con acento mexicano, «Pero es que estás bella, sí.»
Rodri dice con acento mexicano, «Venga, estás preparada?»
Tu cara se pone colorada como un tomate.
Dices con acento chileno, «dale, vamos, pero es que igual, nosé como se hacen estos papeles»
Rodri dice con acento mexicano, «Descuida, pues hablaremos con el portero.»
catalina y rodri se acercan al mesón de informaciones
Rodri y Catalina se comienzan a tramitar detalles para la compra. Catalina resultó tener todo el dinero en efectivo para una casa, que le sería entregada. Antes proceden a rellenar los datos de la chica, que el portero anota pacientemente.
Rodri dice con acento mexicano, «Pues genial!»
Rodri sonríe con orguyo a Catalina.
catalina sonríe ampliamente, se nota que está feliz
Un portero dice, «Viviréis juntos en vuestra nueva casa?»
Rodri mira a Catalina notablemente feliz y se sonroja levemente.
Dices con acento chileno, «no, solo somos amigos»
Rodri dice con acento mexicano, «Pues no, simplemente la acompaño.»
Dices con acento chileno, «pero si me gustaría tener una casa amplia, para algún futuro»
El portero dice, «Vale. Esperad y la casa será entregada, ya os indicaré en qué planta estáis.
Rodri piensa: «O sea, yo no. Pero bueno.»
Acavas de adquirir tu nueva casa.
Dices con acento chileno, «listo, acá están firmados los papeles señor»
El portero recibe los papeles y asiente.
Dices con acento chileno, «muchas gracias!»
Dices con acento chileno, «vamos a verla? está en la planta 24!»
El portero dice, «Pues nada, disfrute y bienvenida a su nueva casa.»
Rodri dice con acento mexicano, «Dale, vamos a ver.»
catalina se le caen unas lágrimas de emoción
entras en el ascensor de la torre de madrid.
el ascensor de la torre de madrid
Al ingresar al ascensor, puedes ver tu reflejo en el espejo de medio cuerpo que se encuentra colocado en la pared posterior de la cabina. Si giras 180 grados, del lado derecho observas el tablero con los botones, los cuales van enumerados agrupando los números pares en la primera columna y los impares en la segunda. Sobre el tablero, una pequeña pantalla digital indica el número de planta, el ascenso y el descenso, mediante una flecha apuntando hacia arriba o abajo según sea el caso. Este ascensor te permitirá acceder a las diferentes plantas del edificio, Teclea ‘ir’ para acceder al menú de plantas.
Salidas visibles: nada
Rodri ha entrado.
El ascensor cierra las puertas y se pone en marcha.

el ascensor de la torre de madrid para en La planta número 24 y las puertas se abren.
catalina acomoda las maletas para que no obstruyan el espacio
catalina las saca con dificultad
Rodri sale cuidadosamente.
sales del elevador.
La planta número 24
Te encuentras en una de las plantas de un edificio de viviendas. Aquí se encuentran las casas de los jugadores del Mud.
Ves Una bonita casa, una casa agradable, venus, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Salidas visibles: nada
Rodri abandona el ascensor de la torre de madrid.

Abres la puerta de la casa.
Rodri entra en venus.
Entras en la casa.
venus
Te encuentras con Rodri.
Salidas visibles: nada

Cierras la puerta.
Dices con acento chileno, «oo que espaciosaa, que hermosaaa»
Rodri observa la casa que le fue asignada a Catalina y asiente.
Lloras desconsoladamente.
Rodri dice con acento mexicano, «Nada mal, creo que cumple con lo que querías!»
Rodri sonríe satisfecho.
Rodri abraza a la chica, consolándola.
catalina saca un pañuelo del bolsillo y se seca las lágrimas
Rodri dice con acento mexicano, «Venga, ya tienes casa! alégrate.»
Dices con acento chileno, «es que nunca imaginé que iba a tener algo propio, ha sido tan difícil y extraña mi vida…»
Rodri dice con acento mexicano, «Pues ahora lo tienes, y sin duda lo mereces.»
catalina deja las maletas apoyadas en la pared, y se sienta en el suelo a llorar de la alegría
Rodri sonríe alentador a Catalina, se coloca a su altura, le palmotea suavemente la espalda, abrazándola.
Rodri dice con acento mexicano, «Estás contenta?»
Murmuras con acento chileno, «gracias por estar aquí, esto hubiese sido tan difícil si estuviese sola…»
catalina le siguen callendo lágrimas, pero igual sonríe
Rodri dice con acento mexicano, «Nada, para eso estamos. Si algo me dices y te ayudo con decoración o lo que necesites.»
Rodri le seca las lágrimas con el dedo, con mucha suavidad.
Dices con acento chileno, «sii, gracias, igual, les puedo acomodar una habitación para ustedes, cuando quieran, y no estés gastando tanto en hospedaje»
Rodri dice con acento mexicano, «Lo veremos, pero en verdad te agradezco por el detalle.»
catalina se acerca a rodri y lo vuelve a abrazar
Rodri piensa que sí sería genial, pero no quiere abusar.
Rodri le corresponde, dándole un sonoro beso en la mejilla.
Murmuras con acento chileno, «muchas gracias de verdad, estaré eternamente agradecida de ti, por este momento»
Rodri dice con acento mexicano, «Estás feliz, belleza?»
Dices con acento chileno, «siiiii»
Rodri dice con acento mexicano, «Sabes? No hay de qué, pero además me ha hecho muy bien al alma ayudarte.»
Dices con acento chileno, «bueno, ahora queda amueblar esta cosa, para que parezca un hogar»
Rodri examina la casa y piensa que tanto él como los niños entrarían, después de hacer reformas.
Rodri dice con acento mexicano, «Eso, eso. Oye, parece que estamos conectados!»
Rodri dice con acento mexicano, «Porque en eso pensaba.»
catalina gira en el puesto de la alegría que siente
Aplaudes con fuerza.
Rodri dice con acento mexicano, «Sabes? Si Vale viene aquí y la tienes el tiempo que puedes, créeme, la matas de una alegría.»
Dices con acento chileno, «ups, perdón, pensarás que estoy loca…»
Rodri dice con acento mexicano, «Festeja, festeja. Descuida.»
Dices con acento chileno, «sii, ya cuando tenga más cómodo, traeré a la niña para jugar con ella»
Rodri dice con acento mexicano, «Ta bueno, sí.»
Rodri vuelve a acercarse y abrazar a la chica.
Abrazas a Rodri.
Rodri siente algo revoloteando en su estómago al contacto de la chica, tal vez será la alegría de haberla ayudado?
catalina se aleja del hombre, y recorre todos los detalles y va ordenando donde pondrá cada cosa en su puesto
catalina y rodri, se quedan toda la tarde conversando, que pondrán y en que lugar
catalina no cave más de la emoción de ya haber podido cumplir su sueño más preciado, la casa propia, aunque sea fuera, a muchos kilómetros de chile, pero es gracias a su esfuerzo

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.