Punto de vista: Aurora

barcelona; Imperium Hotel
Este hotel está situado en la avenida Diagonal. Es un hotel de lujo de cinco estrellas. El edificio cuenta con 432 habitaciones además de poseér un Fitness Club.
A pesar de las comodidades, Imperium Group mantiene unos precios competitivos en la zona, costando tu habitación solamente 18 euros.
Aurora se dirige hacia las escaleras para subir a su habitación, tras llegar de un entrenamiento
Luis entra al hotel caminando con un poco de dificultad, se para a un lado de recepción y mira su móvil
En recepción no hay mucha gente, solo se ve a algunas personas sentadas, al parecer aguardando algo, y una pareja que va llegando, arrastrando maletas. A su vez, la recepcionista atiende una llamada
Aurora sube las escaleras
Luis levanta la mirada a penas un poco y se fija en Aurora que poco a poco se marcha hacia arriba.
Luis se levanta, guarda el móvil en un bolsillo del pantalón y se dirige hasta el inicio de las escaleras
Luis dice: “eh, rubia!”
Aurora termina de subir el primer tramo y se gira al oír la voz.
Aurora baja unos peldaños y lo mira, aún desde un sitio un poco alto
Dices: “hola, raro que vengas a esta hora.”
Luis sonríe
Luis intenta subir pero niega.
Aurora lo mira y sonríe
Dices: “llevamos casi un mes y todavía te reusás a subir por escaleras? andá acostumbrándote ya”
Luis dice: “todavía no me recupero”
Luis le señala su pie derecho
Dices: “lo que sos es un flor de exagerado.”
Aurora baja unos cuantos peldaños más
Dices: “a qué se debe que venís?”
Luis la mira con gesto tranquilo en el rostro
Luis dice: “no puedo venir a verte en modo hermana? Solo puedo en modo instructora?”
Luis sonríe
Dices: “de poder podés, supongo…pero me iba a descansar, así que si no te importa”
Aurora le señala hacia arriba
Luis dice: “dale, te alcanzo enseguida”
Aurora suspira
Dices: “y bueno…”
Aurora se vuelve a girar y sube las escaleras
Luis se ríe mientras se dirige al ascensor, aguarda con la pareja que había llegado antes para subir
Aurora llega hasta la planta de su habitación y abre la puerta con la tarjeta magnética, aguardando por Luis para entrar
Tras un tiempo, el ascensor llega a la planta y Luis sale de él, ubicando a Aurora enseguida
Aurora lo ve llegar y le da paso para que entre
Luis se adentra en la habitación
Te retiras a tu habitación a descansar.
una habitación alquilada por Aurora.
Aurora cierra la puerta tras de sí
Luis está parado en una esquina mirándola
Aurora se descuelga la mochila y la deja en una silla
Aurora mira a su hermano
Dices: “y bien?”
Luis la mira con una sonrisa en los labios
Luis dice: “venía a charlar un rato en plan relax, hablamos muy poco desde que habíamos venido y bueno…lo creí necesario.”
Dices: “bueno sí, es que después de entrenar terminabas muerto, o al menos es lo que me decías”
Aurora se sienta en la cama y le hace un gesto a Luis para que se siente a su lado
Luis asiente y se sienta
Luis dice: “y no te mentía, creeme. Pero me voy acostumbrando de a poco”
Aurora asiente
Dices: “ya va siendo hora, no?”
Luis se ríe y asiente
Luis dice: “pero bueno, quería saber como estás, casi cumplimos un mes de estar acá y bueno…imagino que tendrás ya una opinión formada sobre tu estadía y eso”
Dices: “mirá, sabés que yo puedo estar en cualquier lugar sin exaltarme mucho, excepto que haya alguna situación que me joda en mi rutina o en mis emociones. Por lo demás, no hay mucho cambio.”
Dices: “y bueno, tengo que reconocer que tu plan para traerme acá fue bueno, hago lo que me gusta aunque ciertamente busco las maratones, pero creo que lo compenso bien con este trabajo.”
Luis sonríe
Luis dice: “pero somos complicados, no? Digo mis compañeros y yo, es que en realidad nuestra rutina diaria no es esta, trabajamos reparando vehículos ciertamente, pero eso de entrenar luego de trabajar es un poco jodido, antes hacíamos otras cosas no tan…saludables.”
Aurora asiente
Dices: “complicados, pero no imposibles para mí. y eso te consta”
Luis asiente y se ríe recordando algunas cosas
Luis dice: “quiero mostrarte la cara de miedo de algunos de tan solo saber que es lunes, miércoles o viernes”
Aurora sonríe
Dices: “no sé qué esperás para mandar fotos. Que a mí me divierten esas cosas”
Dices: “hay gente muy…particular, si se puede decir así.”
Luis dice: “el lunes te mando la foto de uno en especial que al menos a mí me mata de risa”
Aurora asiente
Dices: “no creas que por esa foto te voy a aligerar la actividad a vos. Que ya veo venir que quieras hacer un intercambio.”
Luis se parte de risa
Luis dice: “será posible que me descubrieras…”
Aurora sonríe y asiente
Dices: “no hay que ser muy inteligente para saber que siempre tenés algo entre manos, boludo.”
Luis dice: “al menos puedo cambiar de estrategia siempre que quiera, de alguna forma te voy a encontrar la vuelta otra vez.”
Dices: “ya, seguí esforzándote, si”
Luis dice: “y pasando a otro tema, no sabés nada de Auxi?”
Aurora niega
Dices: “vos no le escribís?”
Luis dice: “no, y debería, pero realmente no me hago de tiempo.”
Dices: “yo estaba pensando escribirle de hecho, porque nunca contactamos con la nutricionista que dijo ella que conocía y la verdad es que es necesario, vos solo no vas a poder”
Luis suspira, pensativo
Luis dice: “parece que tenés razón, la verdad es que hay días que sigo muy bien la dieta pero después, en algún momento sí o sí me voy de mambo y ya ves”
Dices: “pasa que no tenés control. Yo te observo a ojímetro, pero no es suficiente. Necesitás ver que la balanza tiemble a penas subís a ella para que hagas verdadera conciencia”
Luis baja la mirada un poco, luego mira a Aurora y sonríe
Luis dice: “no quiero pensar si fueras nutricionista…tus pacientes te odiarían”
Luis dice: “la sutileza y vos no son tan amigas que digamos”
Aurora niega
Dices: “por eso ni me figuré en seguir carreras que impliquen trabajar con personas. Les diría sus verdades a la cara sin pensarlo”
Dices: “esto de ser instructora sí, porque no tengo que relacionarme con nadie. el que quiere sigue mis instrucciones y el que no…”
Aurora chasquea los dedos y señala simbólicamente la puerta
Luis sigue su señal con la mirada y ríe
Luis dice: “sí, definitivamente no hay perdón contigo.”
Dices: “por qué lo tendría que haber? Es una cuestión, primero que nada de conciencia, luego de conducta. No hay mucha vuelta que darle; si no querés tener hábitos saludables jodete, allá vos. Así de simple.”
Luis asiente
Luis dice: “querés que llamemos a Auxi ahora? De paso a ver como está ella también.”
Dices: “a quien quiero llamar yo es a esa nutricionista, le escribo a Auxi para pedirle el contacto y le hablamos ahora mismo. Ya después hablamos con ella.”
Luis dice: “dale, ya está”
Aurora se levanta y saca el móvil de la mochila, cierra la misma y vuelve a su lugar. Lo desbloquea y al encontrar el contacto de su hermana, teclea escribiendo un mensaje
SMS Enviado: “Hola Auxi, y después? Qué pasó con aquella nutricionista que me dijiste que conocías? No me mandaste su contacto ni me volviste a reportar nada sobre ella. Mandame su número y yo la llamo”
Aurora bloquea la pantalla y mira a Luis
Luis la mira
Luis dice: “donde siempre estoy llamando es en casa para ver como van las cosas. Mamá pregunta mucho por vos”
Dices: “lógico, si yo le dije que volvería en 15 días y es la hora que no vuelvo. le habrás explicado como van las cosas ahora, no?”
Luis dice: “sí, en eso estuve justamente el otro día aunque le costó un poco entender, pero por suerte pareció haberlo aceptado al final”
Aurora suspira
Dices: “claro, es que en realidad se quedó demasiado sensible luego de lo que le pasó, y es una locura querer hacerle entrar en razón sobre algunas cuestiones”
El móvil de Aurora vibra, recibiendo la respuesta de Auxita
Aurora revisa el móvil y lee el mensaje
[SMS] Auxita: “hola, mi auro…perdoname, en serio ando full y ni me acuerdo de enviarte el número aunque siempre digo que lo voy a hacer. Al día siguiente de nuestro cumple hablé con ella y me dijo que no había problema en que se desplazara, pero que también estaba en ese momento por comprar ya el departamentito para montar ahí su consultorio”
Aurora asiente y teclea una respuesta
SMS Enviado: “pasame el número ahora mismo, yo le hablo y quedo de acuerdo con ella.”
Aurora vuelve a bloquear el móvil, Luis la mira hacer en silencio
Dices: “esta chica dice andar a full…nunca la vi así en realidad”
Luis dice: “lo decís por Auxi? Bueno, teniendo en cuenta que recién ahora está ejerciendo en su profesión, es normal que recién en este momento esté, digamos, trabajando intensamente”
Aurora asiente
Dices: “claro. Ojalá que no se esté metiendo en líos boludos de pareja y esas cosas”
Aurora suspira
Luis la mira sorprendido
El celular de Aurora vuelve a vibrar justo en ese momento
Luis dice: “por qué decís eso? Hay algo que yo no sé? Hasta donde recuerdo, el último con el que anduvo fue el tal Mark. Verdad?”
Aurora asiente y hace un gesto de espera, mientras desbloquea el móvil y ve el contacto que recibió.
[SMS] Auxita: “contacto de Elsa”
[SMS] Auxita: “ahí está el número, la podés llamar cuando quieras y ustedes coordinan. A mí me gustaría ir a llevarle y de paso a verlos pero se me hace imposible, no puedo dejar al paciente a quien tengo bajo supervisión. Espero que vos y Lucho estén bien”
Aurora deja el móvil desbloqueado en la cama y mira a Luis ante su pregunta
Dices: “sí, él fue el último. Pero ya sabés como es ella, en cualquier momento se topa con alguno que le llene la cabeza.”
Luis dice: “pero bueno auro, es que no vas a poder evitar eso. Tanto vos como ella son jóvenes y es normal que encuentren hombres que les pretendan, ambas son divinas y evidentemente llaman la atención”
Dices: “sí, el problema no es que los encuentre, el verdadero problema es que cuando se ve en líos, soy yo la que siempre tiene que estar sacándole de ellos o al menos estando ahí para que no quiera matarse. Y no exagero, eso es así como lo escuchaste.”
Aurora teclea una respuesta mientras escucha a Luis
Luis suspira, mirando para abajo por unos segundos
Luis dice: “bueno, pero no me podés negar a estas alturas del campeonato que igual si ella te pidiera auxilio…lo harías.”
SMS Enviado: “recibido, la llamo. Corto con ella y te llamamos a vos, Luis está conmigo ahora en la habitación que alquilo y estamos bien. Hablamos enseguida, nena”
Luis murmura: “y sí, sé que no exagerás, ella pasó por momentos complicados”
Aurora envía el mensaje, levanta la vista del móvil y asiente mientras lo bloquea
Murmuras: “fue una época jodidamente difícil…que se replicó hace más o menos un año aunque por suerte con mucho menos intensidad”
Luis asiente
Luis dice: “cierto, a estas alturas del año pasado estabas viniendo para acá, verdad?”
Aurora asiente
Dices: “todavía tengo en los oídos su voz llorosa que me pedía ayuda, que me decía, palabras más, palabras menos, vení porque si no me muero”
Luis dice: “conste que ayudar no es lo tuyo”
Aurora niega
Dices: “ayudar a otros no, pero a mi familia sí.”
Luis asiente sonriendo
Dices: “pero bueno, cortemos con el sentimentalismo acá y dejame llamar a la nutricionista”
Luis le palmea el brazo con cariño
Luis se le acerca
[SMS] Auxita: “dale, espero su llamada ahora mientras meriendo alguito”
Luis murmura: “queda como un secreto entre nosotros que vos empezaste con el sentimentalismo esta vez.”
Aurora lo mira fijamente, pensando
Murmuras: “no me jodas.”
Luis se ríe
Aurora toma el móvil entre sus manos, lee el último mensaje de Auxita y luego guarda el contacto que esta le había enviado antes.
Aurora llama al contacto de elsa y pone el teléfono en altavoz.
El teléfono da tono
Luis la mira expectante
Elsa ha descolgado la llamada.
elsa dice por teléfono, “hola?”
Dices: “hola, Elsa Medina?”
Elsa dice por teléfono, “sí, la misma. Con quien tengo el gusto?”
Dices: “te habla Aurora Ríos. Mi hermana me comentó sobre vos, ella es Auxita.”
Elsa dice por teléfono, “aah sí, la recuerdo. En qué te puedo servir, estimada?”
Dices: “bueno, tengo un posible paciente para vos. Se trata de nuestro hermano Luis, que está, creo yo, en un grado de obesidad ya bastante considerable”
Dices: “necesitaríamos un control periódico, cada 8 o 15 días según se requiera. Y claro, un plan de alimentación y actividades físicas que esté a corde con las necesidades de él”
Elsa dice por teléfono, “sí, entiendo…tendría que evaluarlo, ver en qué grado exacto de obesidad está y de acuerdo a eso comenzamos con el tratamiento. Según me dijo tu hermana, ustedes viven en Barcelona, es así?”
Dices: “tal cual, así es. Si creés conveniente podemos viajar hasta Madrid para la primera evaluación”
Aurora mira a Luis como preguntando
Luis asiente
Elsa dice por teléfono, “sí querida, estaría genial eso en verdad, porque justo estoy terminando de equipar mi consultorio y es ahí donde tengo todos los elementos para evaluarle de forma certera, luego para los controles sí que puedo irme yo, sin problema.”
Dices: “bien. Tenés algún turno en la brevedad posible? Así comenzamos ya nomás.”
elsa dice por teléfono, “de hecho sería mi primer paciente, así que pueden venir cuando quieran. Solo avisame la hora y con gusto estoy ahí, ya que mientras no trabajo como nutricionista hago otros trabajos, ya sabés, hay que sobrevivir, chamiga”
Dices: “OK: Mañana no te prometo porque tengo trabajo, pero el jueves es casi seguro que lo llevo. Este es mi número, vamos a estar en contacto por mensaje, está bien?”
Elsa dice por teléfono, “más que bien, queridísima. Gracias por la confianza desde ya, será un placer atenderles ya que tu hermana es un encanto, seguro que ustedes también lo son. Que esas cosas se traen de familia.”
Aurora suspira a penas un poco
Luis sonríe viendo el gesto de su hermana
Dices: “sí, claro. Hablamos, Elsa. Hasta luego.”
Elsa dice por teléfono, “hasta luego, estimada.”
Aurora cuelga la llamada y deja el móvil en la mesita de luz
Luis la mira
Luis dice: “parecía agradable la señora, tiene acento argentino”
Aurora alza levemente una ceja
Dices: “habla un poco demás, pero supongo está bien para ayudarte.”
Luis asiente
Dices: “el jueves salimos temprano para Madrid, andá gestionando tu permiso o lo que sea que te haga falta en el trabajo”
Luis dice: “es medio inmediato el tema, pero lo voy a consultar con Bernardo”
Aurora se recuesta levemente del cabecero de la cama, entrecerrando los ojos
Dices: “boludo, tanta parafernalia por una cuestión de tu salud? Mirá que si vos no lo hacés, lo hago yo. Y mis formas no son las mejores, ya sabes”
Luis dice: “traaanqui, no seas tan leche hervida. Sabés que trabajar para otro siempre es difícil cuando se trata de estos temas, por mucha salud que sea. Cada uno cuida sus intereses, Auro, y te guste o no, el que falte un empleado, aunque sea con un permiso justificado, resulta una pérdida para cualquier jefe. Tenés que entenderlo”
Aurora suspira y asiente
Luis dice: “por qué creés que sueño con trabajar algún día de forma independiente? Tener mi propio taller y demás…pero acá en España probablemente no pueda, y para irme a Paraguay a montarlo todavía necesito de bastante capital. Tengo mis ahorros, pero no son suficientes.”
Dices: “pero no me dijiste acaso que estás gestionando tus documentos para obtener la nacionalidad española?”
Luis dice: “sí, pero eso no es tan rápido como parece, además de que no creo que me dejen igual tener algo propio así nomás. Además de que claro, pienso volver a Paraguay alguna vez, tengo familia constituida ahí, nena”
Dices: “ah…eso sí.”
Luis la mira y se acerca algo más a ella
Luis dice: “y por cierto, vos qué pensás hacer?”
Dices: “en qué sentido?”
Luis dice: “en el sentido de tu vida propiamente. No pensás retomar la carrera de administración?”
aurora niega con efusividad
Dices: “ya sabés que lo mío no es estar quieta, y trabajar con números es anclarse también a lugares. Eso no va ni va ir conmigo, nunca.”
Luis dice: “pero entonces, qué?”
Aurora lo mira con algo de molestia
Dices: “desde cuando te ocupás de mi vida vos?”
Luis dice: “solo me preocupa tu futuro, quiero que avances, nada más. Pero tranqui, no tenés que responderme si no querés, pequeña.”
Dices: “mirá, quiero llevar una vida lo más simplificada que se pueda. Siempre ligada al deporte, y poco más. No ostento lujos, pareja ni familia; siempre me vi sola en la vida, y así quiero seguir. Contento?”
Luis dice: “si vos estás contenta con eso, es suficiente para mí. Y lo siento, pero mientras yo esté vivo del todo sola no vas a estar, siempre vas a contar conmigo para lo que sea, creo que no hace falta que lo diga. Tanto vos como Auxi, por mucho que no te guste, son mis consentidas, mis pequeñas favoritas. Y me moriría si algo malo les pasa, o si no viven como merecen. Eso quiero y necesito que te quede claro, Aurora.”
Aurora lo mira detenidamente, mientras Luis sostiene su mirada algo tocado emocionalmente
Dices: “no sé qué bicho te picó, pero tranquilo, yo voy a vivir mi vida como me gusta, por tanto como creo que merezco vivirla. Difícil que me veas, a mí al menos, sufrir. Eso también espero que te quede claro.”
Luis asiente y suspira
Luis dice: “le llamamos a Auxi? o querés que te deje descansar? Perdoname si algo de lo que te dije no te gustó, brujita.”
Aurora niega
Dices: “no te quebrantes tanto por mí, así me hacés un gran favor. Por el resto no te hagas drama.”
Dices: “sí, llamala, a ver con qué nos sale esta vez.”
Luis recupera su gesto sereno, asiente y sonríe
Los chicos hablan por un buen rato, cada uno cuenta alguna que otra anégdota para luego despedirse y quedar en que quizás pronto se vuelvan a reencontrar, por el tratamiento desafiante que tendrá que iniciar Luis a partir del jueves.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *