• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Cumpleaños de gerardo: Preparativos.

Punto de vista: Aurora

Departamento de Aurora
Ves Una cocina comedor, una silla vintage de piel envegecida, Una mesa redonda de cristtal, una silla de mariposa en cuero, un sillón de relax negro, Televisión Led Ioves de 51 centímetros, y una minicadena Sanstech OTY211CUEWE aquí.
Aurora sale de su habitación luego de tomarse un baño. Cruza rápidamente la pequeña cocina comedor y sale al salón.
Gerardo está leyendo el periódico en el móvil, oye regresar a Aurora y alza la mirada.
Gerardo dice: «que tal, estás más relajada ahora, preciosa?»
Aurora se acerca a él
Dices: «sí, no hay nada que un buen baño no solucione. Ahora andá vos.»
Gerardo sonríe
Gerardo dice: «sí, pero antes quería decirte algo»
Aurora se mantiene parada frente a él y lo mira.
Dices: «decime»
Gerardo dice: «mañana es mi cumple, sabés?»
Dices: «ah, sí? no tenía ni remota idea»
Gerardo asiente
Gerardo dice: «y estaba pensando…ya que va ser mi primer cumple contigo, que hagamos algo especial.»
Aurora finalmente se sienta a su lado y lo sigue mirando atenta
Dices: «contame, que yo ideas para eso la verdad, cero»
Aurora esboza una pequeña sonrisa
Gerardo dice: «tranqui, lo tengo todo pensado. Pero tenemos que hacer un viaje relámpago»
Dices: «a dónde? No me jodas que a paraguay, que ahora plata para pasajes no es que haya a disposición precisamente»
Gerardo niega con una sonrisa
Aurora asiente y lo sigue mirando
Gerardo dice: «no sé si viste, pero en el centro comercial de Madrid hay una nueva sección deportiva, pensaba que podríamos irnos a comprar algunas cintas para reforzar nuestros entrenamientos»
Dices: «vi la notificación por encima, pero en el momento no leí la noticia. Así que en Madrid?»
Gerardo dice: «sí, en Madrid. Luego no sé, podríamos ir a almorzar o cenar por ahí, depende del horario en que nos tome, teniendo en cuenta que el viaje es larguito»
Gerardo dice: «incluso podemos invitar a tu hermana, pensaba que a Luis también, pero no sé cómo estará de tiempo»
Aurora piensa y vuelve a sonreír levemente.
Dices: «dejá, yo le hablo a Auxita. Vos escribile a Luis a ver qué te dice, pero tendría que venir acá y nos vamos todos juntos»
Gerardo dice: «dale. Entonces a qué hora podríamos salir mañana?»
Dices: «y mirá, si vamos por lo que yo quiero, mientras más temprano mejor. pero no sé, vos decidilo»
Gerardo se acerca y la besa levemente.
Gerardo murmura: «es que lo que vos querés siempre es lo más acertado, hermosa»
Aurora sonríe sin decir nada más
Luego de esto no ha ocurrido mucho más, ya que era casi el final del día. Los chicos cenaron, prepararon algunas cosas para el viaje y se acostaron a dormir. Al día siguiente…
Aurora se despierta primero, mira a Gerardo aún dormido por un breve momento y luego se levanta de la cama.
Aurora entra al baño y se lava la cara y los dientes. Luego, sin perder demasiado tiempo regresa a la habitación.
Gerardo siente el ruido y abre los ojos lentamente
Aurora revisa su mochila, viendo que todo esté en orden como para viajar. Saca un poco de dinero que tiene y comienza a contarlo, pensativa.
Gerardo se incorpora y la mira
Gerardo dice: «buenos días, Auro»
Aurora se gira y le devuelve la mirada
Dices: «buenos días, Gerardo. Feliz cumpleaños…»
Aurora deja el dinero que contaba cerca de su mochila en un mueble y se acerca para besarlo.
Gerardo corresponde al beso, con ojos entrecerrados
Gerardo dice: «gracias, mi vida. Vamos a pasar bien hoy, verdad que sí?»
Dices: «claro, es la idea»
Gerardo la abraza por unos segundos, se separa y asiente.
Dices: «bueno levantate, que yo casi estoy lista ya»
Gerardo se levanta y va a abrir un armario, buscando ropa
Gerardo dice: «te animás a que vengamos hoy mismo acá? O nos quedamos a dormir en algún hotel de Madrid»
Aurora vuelve hasta el mueble y cuenta de nuevo el dinero, asiente y lo guarda en un bolsillo pequeño de la mochila.
Dices: «mm no sé, yo llevo cambio por cualquier cosa. Igual acordate que tenemos que seguir con el trabajo mañana»
Aurora busca ropa y se viste con rapidez
Gerardo dice: «sí, justo pregunto por eso»
Gerardo se va vistiendo con ropa adecuada para salir
Dices: «depende de vos»
Gerardo dice: «pero amor, te animás a manejar de noche?»
Aurora suspira levemente y se acerca a él, mirándolo.
Dices: «boludo, soy todo terreno. Manejo donde sea, hago lo que sea. está bien?»
Gerardo oye su tono y se gira del todo a mirarla, algo extrañado
Dices: «perdoname, pero es que pareciera que todavía creés que estás con una princesita de cristal, y me cuesta un poco tolerar eso»
Gerardo se ríe
Gerardo dice: «lo peor es que tenés razón…pero dame tiempo, te prometo que voy a asimilar que no sos así, tengo que hacerlo»
Dices: «más te vale»
Gerardo asiente y se termina de vestir
Aurora cierra la mochila, toma un peine del mueble y se lo pasa por el cabello ágilmente.
Gerardo entra al baño y se lava la cara y los dientes, con algo menos de prisa que Aurora
Aurora deja el peine y mira hacia el baño
Dices: «te espero allá. Vamos a tomar algo bien dulce para que no nos baje el nivel de azúcar y completamos el desayuno por el camino. Estamos?»
Gerardo se quita el cepillo de la boca y habla con algo de dificultad para poder responderle al instante.
Gerardo dice: «mm sí, mi reina»
Aurora lo escucha y sale de la habitación, llevándose su mochila consigo.
Gerardo piensa: amo tanto ese carácter, sos demasiado perfecta.
Gerardo termina de vestirse, acomodar algunas cosas también en una mochila y sale rápidamente al salón, donde el aroma a café se percibe de forma notoria.
Aurora está parada a un lado, bebiendo el café rápidamente. Luego, desvía la mirada hacia el chico señalando la taza en la mesita.
Gerardo la mira, toma la taza entre las manos y se acerca a ella.
Dices: «termino esto y voy a arrancar ya el auto, que hay que esperar un tiempo a que caliente el motor y esas historias»
Gerardo sorve un poco de café, mantiene la taza entre las manos y se le acerca todavía más.
Gerardo dice: «tranquila amor, por qué el apuro? No pasa nada»
Dices: «vos sabés cuánto tiempo nos va llevar el viaje? Son algo así como 4 horas y media»
Gerardo la mira y asiente
Gerardo dice: «tenemos el día libre, no te pongas tensa innecesariamente, corazón. Va salir todo bien, de última volvemos mañana; porfa relajate»
Aurora prefiere no decir más y se termina lo que le queda de café con la misma prisa de antes
Gerardo ocupa solo una de sus manos para agarrar la taza, toma algo más de café y con la mano libre, busca una de las manos de la chica
Aurora está rígida y mantiene de la misma manera su mano libre.
Gerardo le toma la mano y juega un poco con ella, intentando que se relaje.
Gerardo dice: «sé que te está costando mucho mi vida…si querés cancelamos esto, todo sea porque estés bien. No me gusta verte así de tensa»
Aurora deja la taza a un lado y lo mira
Dices: «sí, de cierto modo me cuesta, pero no sé si te diste cuenta de que yo soy así siempre que voy a salir. No me tenso, más bien quiero hacer lo que haya que hacer de forma inmediata. Eso nomás lo que pasa.»
Gerardo dice: «no, la verdad es la primera vez que te veo tan acelerada»
Aurora piensa
Dices: «bueno, entonces andá a acostumbrándote porque la mayoría de las veces soy así, lo quiero todo acá y ahora.»
Gerardo dice: «ya…»
Gerardo suspira levemente
Dices: «depende de vos, pero por mí no lo canceles, casi estamos saliendo. Además, ya le hablé a Auxi y tenemos que encontrarnos con ella en el centro comercial»
Gerardo dice: «cierto, me olvidé de decirte, Luis no va poder venir, está un poco liado con cosas me dijo.»
Dices: «ah, entonces ya está, nos vamos nosotros.»
Gerardo sonríe, deja la taza junto con la de Aurora y la abraza.
Gerardo dice: «gracias, te juro que valoro mucho tu esfuerzo por hacer cosas que a lo mejor en circunstancias normales no harías…me hace muy feliz ver que lo hacés por mí.»
Aurora se deja abrazar, sin corresponder pero bajando un poco la mirada hacia él
Dices: «lo hago porque así como vos te adaptás a mí, yo me adapto a vos. Es cuestión de reciprocidad, si no probablemente nos vamos a cansar rápido.»
Gerardo levanta la cabeza y la mira sorprendido
Gerardo dice: «Gracias por ser como sos conmigo sin perder tu esencia. Sos lo máximo»
Dices: «ya sabés por qué soy así, no me obligues a ponerlo en palabras»
Gerardo sonríe, se acerca y la besa por largo rato en los labios.
Aurora le corresponde
Gerardo murmura: «ya sé, yo también te amo»
Aurora asiente y se separa, desvía la mirada hacia ambas tazas y luego ve a Gerardo de nuevo
Dices: «bueno, terminado el momento sentimental…»
Aurora sonríe
Gerardo le devuelve la sonrisa
Gerardo dice: «ya sé lo que me vas a decir, mejor irnos. Tenés la llave del auto?»
Aurora asiente
Gerardo dice: «andá a arrancarlo, yo enjuago esto y te alcanzo enseguida, mi amor.»
Dices: «bien»
Aurora saca las llaves del coche del bolsillo, abre la puerta y sale raudamente de la casa.
Gerardo va a la cocina, lava rápidamente ambas tazas y tras dejarlas secar, sale de la casa al encuentro de Aurora para que juntos puedan emprender el viaje a Madrid.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.