• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena de rol: después del pequeño susto, un rato agradable en el club

punto de vista: arnulfo

Comunidad de Madrid; puerta del sol
Un grupo de taxistas se encuentran concentrados frente a la Casa de Correos.
Ves La estatua de la Mariblanca, La estatua ecuestre de Carlos III, saet reacondicionado, vehículo blindado F2, Rinault Migane, Saet reacondicionado, un coche aedi a3, y un portal de acceso a la mansión de los wizards aquí.
Te encuentras con josé.
Salidas visibles: correos, calle-mayor, norte, este, calle-de-carretas, abajo, carrera-san-jeronimo, calle-espoz-y-mina, plaza-de-pontejos, calle-del-arenal, noroeste, y calle-monteraEl teléfono da tono.
arnulfo saca su teléfono y llama a romina
josé saca un cuchillo de su bolsillo
Romina ha descolgado la llamada.
Romina te dice por teléfono, “hola?”
arnulfo se da cuenta de lo que hizo el hombre y se aleja lo más rápido que puede
Comunidad de Madrid; Tramo inicial de la Calle de Alcalá.
Ves Rinault Migane aquí.
Salidas visibles: este, oeste, y sede-iq
arnulfo se cerciora de que nadie lo siga y continúa desplazándose
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Ves un todoterreno reacondicionado, Nisan Rashqai, Furd Fufa, Rinault Migane, Eston Morten DTX, y Rinault Migane aquí.
Salidas visibles: norte, oeste, este, sur, sureste, y club
arnulfo se dirige al parque, no responde a romina hasta que llega al interior del mismo
Comunidad de Madrid; Parque del Retiro.
Ves Monumento a alfonso XII aquí.
Salidas visibles: oeste, palacio-de-cristal, estanque, noroeste, norte, palacio-de-velazquez, y bosque
arnulfo controla su respiración y finalmente continúa con la llamada
Dices por teléfono, “hola”
Dices por teléfono, “¿cómo está la mujer más hermosa de madrid?”
Romina te dice por teléfono, “que tal, amor? como estás?”
Romina te dice por teléfono, “ooh, sí que estamos conectados”
Romina te dice por teléfono, “bien, y vos mi vida?”
Dices por teléfono, “paseando por el parque”
Romina te dice por teléfono, “ay, qué bueno! y no tenés frío, cariño?”
arnulfo niega para sí recordando la carrera desde sol al parque
Dices por teléfono, “vine corriendo y se me quitó”
Dices por teléfono, “¿será que puedo verte?”
Romina te dice por teléfono, “claro! Si me das unos minutitos para arreglarme y voy, te parece?”
Dices por teléfono, “aquí te espero”
Romina te dice por teléfono, “dale, enseguida voy. besos, cielo.”
Dices por teléfono, “te amo”
Cuelgas la llamada.
romina llega desde el noroeste
arnulfo se desplaza contemplando el paisaje; de vez en cuando se cerciora de que nadie lo sigue
Romina entra al parque y se fija para todos lados buscando a arnulfo.
arnulfo mira hacia todos lados buscando a romina
Romina camina con lentitud mientras lo sigue buscando, va comiendo una manzana con tranquilidad.
arnulfo ve a romina y le hace un gesto
Romina mordisquea la manzana, alcanzando a ver el gesto de Arnulfo y acercándose a paso algo rápido
Romina dice: “hoola, corazón! creí que no te encontraría”
a arnulfo se le ilumina el rostro
Dices: “pero no me fui muy lejos…”
arnulfo mira a romina
Romina sonríe
Dices: “amor te ves hermosa”
arnulfo le devuelve la sonrisa con un gesto pícaro
Romina dice: “graaacias mi vida, vos no te ves hermoso, porque sos hermosísimo de por sí sea como sea que estés.”
Romina se le acerca por un lateral, se agacha y lo besa en los labios
arnulfo corresponde al beso jugando con la lengua
Romina disfruta por un momento de su sabor, luego se separa y lo mira con un guiño travieso de ojo
Romina murmura: “pero qué hacés acá, mi vida…el frío no es tan adecuado para que pasees al aire libre, no te parece?”
Dices: “iba a verte en sol, pero vi algo que no me gustó y vine corriendo”
Romina mira fijamente a arnulfo
Romina se incorpora sin dejar de mirarlo
Romina dice: “qué viste? yo vine directo del club hasta acá…”
arnulfo mira discretamente hacia todos lados para no asustar a la chica
Dices: “justo cuando respondiste vi a un tipo que sacaba un cuchillo; no quise averiguar sus intenciones”
Romina se estremece por un momento y por instinto, toma la silla de arnulfo y la desplaza en un gesto impulsivo adentrándolo más al parque.
Dices: “no me siguió por suerte”
Romina mira para todos lados, vuelve a mirar a arnulfo y asiente, seria y sin emitir ninguna palabra.
Romina lo sigue desplazando sin rumbo fijo y mirando a todos sitios.
Romina dice: “bueno, tuviste suerte supongo…pero igual no deberíamos ya estar por acá a estas horas…yo no sé como es que no tenés miedo. y si te hacen algo? estando indefenso en la silla?”
arnulfo se mantiene sereno; hace un gesto para que se tranquilice
Dices: “pues quería invitarte al club a tomar algo”
Romina se relaja un poco, detiene la silla y se pone de frente a arnulfo para mirarlo
Dices: “y con respecto al miedo, todos estamos expuestos a todas horas. hay cada desequilibrado…”
Romina dice: “bueno, si vos decís…todos estamos expuestos, pero al menos yo y cualquier otra persona podría correr…pero vos…”
Romina se interrumpe, cayendo en cuenta de lo que ha dicho. baja la mirada y luego la vuelve a alzar hacia arnulfo
Romina dice: “me gustaría lo del club, sí…y más ahora que lo que me contaste me tensionó un poco. vamos?”
Dices: “no puedo quedarme en casa todo el tiempo; como te digo, estamos expuestos a todas horas”
Dices: “además ni siquiera la casa es segura, ya ves lo que salió en el periódico”
oyes el murmullo de la gente de la ciudad.
Romina suspira, algo enfadada.
arnulfo asiente
Romina dice: “bueno, si vos decís…y lo del periódico, te referís a esa terrorista?”
arnulfo asiente afirmativamente
Murmuras: “y afortunadamente no había nadie en esa casa, que si no imagina la que se hubiera armado”
Romina asiente
Dices: “pero bueno, vamos que me congelo”
Romina dice: “tenés razón, hubiera muerto alguien inocente si estaba, solo me pregunto como es que pudo entrar a la casa de alguien que no estaba, imagino que no la habrán asegurado, yo que sé.”
Romina sigue hablando mientras desplaza la silla de arnulfo
Dices: “una vez mi becino dejó la puerta abierta, quizá pudo haber pasado eso”
Romina lo sigue desplazando, ya casi a la salida.
Romina dice: “pero, podría ser alguien tan imprudente de dejar su casa así? bueno…hay cada despistado…”
Romina llega a la salida y saca con cuidado la silla de arnulfo
Romina se marcha hacia el noroeste.
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Te encuentras con Romina.
Salidas visibles: norte, oeste, este, sur, sureste, y club
arnulfo ríe recordando algo
oyes una discusión a lo lejos
Romina mira la entrada al club, escucha las carcajadas de arnulfo y lo mira, nuevamente con curiosidad.
Romina dice: “qué pasó?”
Romina sonríe levemente, contagiándose de la risa.
Dices: “ahora que hablabas de despistados yo llegué a olvidar cerrar la puerta”
Dices: “incluso quería entrar o salir sin haberla avierto”
Romina rompe a reír también mientras se acerca despacio a la entrada al club
Romina se marcha.
Comunidad de Madrid; Sláinte Social Club
Te encuentras con Romina.
Salidas visibles: fuera
Romina dice: “pero como eeso, arni!”
Romina sonríe ampliamente mirando a arnulfo
arnulfo le devuelve la mirada, respirando para controlar la risa
Romina saluda a los guardias de turno, les sonríe y se dispone a entrar.
arnulfo saluda a los guardias de turno
Romina se marcha hacia dentro.
Sláinte social club – Planta Principal
Te encuentras con Romina.
Salidas visibles: cafe, barra, y arriba
Dices: “izquierda o derecha”
Romina mira a arnulfo y habla algo más fuerte.
Música actual suena a todo volumen.
Romina sonríe
Romina dice: “justo eso iba preguntarte, cielo…vos sos el que invita y no sé qué me querés invitar”
Dices: “mmm qué se le antoja a la reina?”
Romina mira para ambos lados, indecisa.
arnulfo sigue la mirada de romina
Música actual suena a todo volumen.
Romina dice: “bueno, con el frío me gustaría un buen café o chocolate caliente y no sé…algunas cositas de comer. vamos al café?”
alguien se ríe cerca de aquí
Dices: “pues vamos, que con el frío se antoja, sí”
Romina asiente y vuelve a desplazar la silla, entrando al café
Romina entra en el cafe.
Sláinte Café & Lounge
Te encuentras con Romina.
Salidas visibles: fuera
Romina busca una mesa con la mirada, encuentra una libre que está cercana a ellos.
Romina dice: “a ver, esperame acá, mi vida.”
Romina se aleja lanzándole un beso, va hasta la mesa y mueve una de las sillas, dejando el lugar para que arnulfo se pueda acomodar.
Romina regresa y desplaza al chico, haciendo que ocupe el lugar libre en la mesa.
arnulfo termina de acomodarse en la mesa, luego le guiña un ojo a romina
Romina le vuelve a lanzar otro beso y se sienta frente a él, sonriendo
Una camarera ve a los chicos y se acerca, dejando 2 cartas sobre la mesa.
Romina lee la carta
arnulfo hojea la carta
arnulfo lee la carta; aún no sabe qué pedir
Romina alza la mirada de la carta, mira a arnulfo y a la camarera de reojo
Romina dice: “hola, yo quiero un capuccino, el más grande, y 4 alfajores de estos que dicen real, porfa.”
Romina mira luego a arnulfo
arnulfo deja la carta y mira a la camarera
la camarera asiente y anota en una libreta
la camarera mira a arnulfo aguardando por su pedido
Dices: “hola; yo quiero un capuccino y una tartaleta, por favor”
la camarera asiente, se dispone a anotar pero vuelve a mirar a arnulfo
La camarera dice: “cual de todos los tipos de tartaletas que disponemos, joven?”
Dices: “esa que tiene chocolate”
la camarera toma la carta que era de romina, la lee por encima y asiente, anotando el pedido
la camarera dice: “en breve os traigo vuestros pedidos.”
Romina sonríe y asiente
La camarera se aleja hacia la cocina para concretar lo que han pedido arnulfo y romina.
Romina mira a arnulfo
Romina dice: “perdón, parece que pedí mucho, pero en realidad llevo sin comer desde el almuerzo y la verdad tengo algo de hambre”
Dices: “no te preocupes; yo tampoco había comido nada desde el almuerzo; sólo que con lo que vi en sol se me quitó el hambre”
Romina vuelve a ponerse muy seria de pronto ante el comentario
Romina dice: “escuchame una cosa, a partir de ahora ya no vas a andar solo por la calle, si? Yo te manejo el auto y te llevo a donde quieras. No puedo permitir que te pase nada más, ya suficiente tenés con estar en esa silla por un infeliz, y perdoname…pero así van a ser las cosas a partir de ahora.”
Romina no relaja la expresión, aguardando por la respuesta de arnulfo
Dices: “y si nuestros turnos no coinciden?”
Dices: “y si tienes cosas qué hacer? en serio no es necesario”
Romina dice: “eso no importa, si justo estoy trabajando y tengo que pedir permiso para ir a buscarte lo voy a hacer, arni.”
Romina suspira un poco y niega
Romina dice: “no me importa, ahora vos sos mi prioridad.”
Romina se detiene a pensar por un momento
Romina dice: “o mejor, voy a ahorrar y me compro un auto, así siempre voy a poder buscarte, aún si no tengo tus llaves.”
el viento golpea tu cara.
oyes risas a lo lejos
La camarera trae los pedidos y los sitúa con delicadeza frente a cada uno
la camarera hace un gesto de cabeza y se aleja rápidamente, al ser requerida en otra mesa
Dices: “si te hace sentir más tranquila, no saldré si no me buscas”
una brisa acaricia tu cara
Romina sonríe levemente y asiente, acercando su capuccino y dándole un sorvo largo.
arnulfo da un sorvo a su café
Romina dice: “y ya sabes, si necesitás salir con urgencia me llamás o enviás un mensaje y ya está.”
Dices: “y si no te encuentro?”
Romina deja el capuccino a un lado, se dispone a llevarse el primer alfajor a los labios pero mira a arnulfo ante su pregunta.
Romina dice: “bueno, difícil que no me encuentres, mi celular siempre está prendido. pero en caso de que no te conteste…mm bueno, ya vamos a ver como hacer, pero de alguna manera tenemos que solucionar esto.”
arnulfo asiente al no poder contestar por tener la boca llena
Romina vuelve a sorver del capuccino, lo baja a un lado y suspira.
arnulfo sorve su café cuidando no ensuciarse
Romina ahora sí come su primer alfajor.
arnulfo va a decir algo, pero se contiene
oyes el murmullo de la gente de la ciudad.
Romina lo mira y nota en él un gesto particular.
facundo ha llegado.
Romina dice: “querías decir algo, arni?”
facundo se marcha.
Romina sigue comiendo de su alfajor mientras lo mira, expectante
arnulfo se queda pensativo, finalmente decide hablar
Dices: “ese infeliz como lo llamas, es mi becino; así que puede ser que lo encontremos en la torre”
Romina baja la mirada
Dices: “solía competir en el estanque. ganaba de forma contundente, pero luego se perdió”
Romina murmura: “tu vecino es, decís? noo…”
Dices: “vive en la casa de al lado”
Dices: “la primer puerta saliendo del ascensor”
Dices: “se llama oscar… no recuerdo su apellido”
arnulfo piensa un poco
Romina se termina el alfajor mientras lo escucha, volviendo a alzar la cabeza
Dices: “ahora que lo pienso, hace tiempo que no escucho ruido en su casa”
Romina comienza por el segundo alfajor, comiendo más rápido
Romina dice: “bueno, a lo mejor por fin ya está preso No me explicaba de hecho que siga tan campante luego del daño que te hizo, cielo”
Dices: “no sé; lo encontré hace tiempo en casa de mi terapeuta; de hecho, ella me llamó para vernos y ahí estaba él”
arnulfo termina de beber su café y se dispone a comer lo que queda de tartaleta
Romina dice: “aaah ya veo…bueno, espero no encontrármelo porque en serio le diría lo que ni vos, ni tu terapeuta, ni nadie se atrevió a decirle imagino.”
Romina termina su alfajor y sorve más capuccino
Dices: “al menos está conciente de lo que hizo. se veía vastante afectado”
Romina murmura: “nadie tiene derecho a quitarle la vida a nadie, ni arrebatarle un pedazo de ella.”
Romina suspira y asiente
Romina dice: “bueno, puede ser que se arrepienta o puede que no”
Dices: “no creas, por experiencia puedo decirte que es difícil vivir sabiendo que cambiaste la vida de alguien”
Romina deja el capuccino casi a terminar y comienza con el tercer alfajor.
arnulfo hace un gesto a la camarera para que se acerque
Romina dice: “ah mira, no lo había visto desde ese lado…pero puede ser.”
La camarera ve el gesto y se acerca a la mesa de ambos.
La camarera dice: “se os ofrece algo más?”
Dices: “podría traer otro alfajor como el que se está comiendo la señorita, por favor?”
arnulfo mira a romina
La camarera mira al joven y asiente, alejándose posteriormente para traer el pedido
Dices: “mira, ya me antojaste”
Dices: “yo lo veo desde ese lado por mi experiencia”
Romina sonríe mientras termina el tercer alfajor
Romina dice: “aah si, creo que puedo entender.”
Romina sorve lo último que queda de capuccino y comienza con el último
La camarera regresa y le acerca el alfajor al joven
Dices: “no te niego que al principio quería decirle hasta de lo que se iba a morir, pero me di cuenta de que nada va a cambiar por más cosas que le diga”
arnulfo agradece con un gesto
La camarera se aleja
[Romina dice: “bueno…es posible, pero en serio sigo sin entender por qué ese tipo puede seguir libre, si vos hubieras sido el que le hiciera daño a él probablemente estarías en la cárcel, y más por tu pasado.”
Suspiras profundamente.
Dices: “es por ese pasado que está libre”
Romina come el alfajor y asiente sin hablar.
Romina dice: “sí, ya me contaste, pero igual…son ese tipo de injusticias las que no me entran ni me van a entrar nunca en la cabeza, arni.”
arnulfo saborea el alfajor; se nota que lo disfruta
Dices: “ni a mí, pero es lo que hay”
escuchas música a lo lejos
Romina se termina el alfajor y mira a arnulfo comer, mientras se limpia los labios
Romina dice: “ta rico, eh?”
Romina sonríe y se pasa un dedo por los labios, traviesa y coqueta clavando la mirada en el rostro de arnulfo.
arnulfo asiente al tener la boca llena
Romina dice: “a ver, no me quedó muy claro…”
Romina se levanta con rapidez, se acerca a arnulfo y lo sorprende con un beso antes de que termine de comer el alfajor.
arnulfo se sorprende con el beso
arnulfo termina de comer y la besa en los labios
Romina se separa, limpiándole pequeñas migas con la lengua.
Tu cara se pone colorada como un tomate.
Romina se ríe bajito ante el sonrojo, luego vuelve a su lugar y llama de nuevo a la camarera.
Dices: “ains estaba todo lleno de migas”
Romina dice: “vos querés algo más, vida?”
Romina asiente y vuelve a reír
Dices: “estómago; que ya no me cabe nada más”
La camarera se acerca de nuevo a la mesa.
Romina dice: “sí, lo mismo digo. me comí 4 alfajorazos.”
Dices: “me trae la cuenta, por favor”
la camarera dice: “enseguida, joven.”
Dices: “también la de la señorita”
La camarera mira a romina.
Romina asiente, confirmando lo que ha dicho arnulfo
La camarera asiente y se aleja con rapidez a buscar ambas cuentas.
Dices: “sí que estaba delicioso”
Romina se inclina levemente hacia arnulfo, lo mira pícara
arnulfo se moja los labios, travieso
Romina murmura: “sí, después del beso me quedó claro que estaba rico.”
oyes sirenas a lo lejos
erik ha llegado.
erik se marcha.
Murmuras: “ains…”
Romina ve su gesto y sonríe, complacida.
Murmuras: “me pillaste de sorpresa”
Romina murmura: “bueno, es lo que más me encanta, amo tus formas de mostrarme lo sorprendido que estás.”
Romina se incorpora acomodándose en su lugar cuando la camarera llega con las cuentas.
La camarera deja las cuentas frente a cada uno, mientras otra compañera suya llega para recoger las cosas utilizadas y llevarlas a la cocina.
oyes sirenas a lo lejos
arnulfo pone el dinero en las boletas correspondientes
La camarera recoge las voletas y el dinero, sonriendo a la pareja.
la camarera dice: “esperamos veros pronto por aquí nuevamente, que tengan buen resto de jornada.”
arnulfo devuelve la sonrisa
Dices: “así será”
Romina dice: “muchas gracias, volveremos.”
Romina también sonríe
La camarera asiente y se aleja
Romina se levanta de su lugar, situándose rápidamente tras la silla de arnulfo y sacándola de frente a la mesa.
Romina dice: “a donde vamos ahora, vida?”
el viento golpea tu cara.
Dices: “ya es muy noche para andar en la calle; así que tenía pensado ir a mi casa”
Romina dice: “bien, entonces te acompaño hasta allá y regreso luego, a menos que me digas que vas a tomar taxi.”
escuchas música a lo lejos
alguien se ríe cerca de aquí
Dices: “no me gustaría que anduvieras sola”
Dices: “me moveré rápido”
el viento golpea tu cara.
Romina dice: “mmm ya te dije, yo me puedo defender, vos no.”
Romina dice: “pero bueno, como quieras. mandame un mensaje cuando llegues, está bien?”
Dices: “te mandaré un mensaje para que te quedes tranquila”
Romina asiente, se le acerca y vuelve a darle un beso, profundizando un poco en el mismo
arnulfo juega con la lengua, intensificando el beso
arnulfo se separa y despide de la chica, saliendo del lugar
Sláinte social club – Planta Principal
tras unos minutos, arnulfo llega a su casa y envía un mensaje a romina
casa de arnulfo
Ves Un sillón de relax modelo Lockhart en color crema, Una mesa rectangular de madera de roble, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un cuadro llamado patatas de colores, una tele de la marca cyberlife, y Un cuadro llamado Idilia aquí.
Salidas visibles: nada
SMS enviado: “ya estoy en casa. te amo, mi cielo;; gracias por existir”

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.