Luego de curarme el hombro en el hospital me fui a mi casa a descansar.
Hoy será otro día, bajaré al centro comercial a buscar a la chica, se que corre peligro y ahora debo matar al tipo de ayer…

Steve llega caminando de forma felina fijándose en la gente que lo rodea
Arais se dispone a salir del centro, se la ve agotada y cojea más que por la mañana
Steve mira a la chica que se encuentra algo alejada y se hacerca a ella a paso rápido
Steve murmura con acento sinaloense, “hola”
Arais da un respingo y mira al hombre con recelo
Murmuras: “qué quieres”
Steve te mira.
Steve
Atlético, elegante. Aunque joven su mirada es profunda, de ojos verdes, nariz recta, rostro bien proporcionado. sus labios invitan al beso. su cabello ondulado y de un negro profundo llega a sus hombros y suele llevarlo atado con una cinta de cuero. Su porte es altivo, de paso rápido, muslos torneados por el ejercicio, piernas largas, nalgas firmes y sensuales, pecho amplio y cintura de avispa , de hombros amplios y brazos musculosos, manos que así como pueden acariciar pueden matar con dedos de pianista; uñas bien cortadas. Su aroma es sugerente y especiado.
Se nota claramente que es un hombre.
lleva puesta una gorra de camionero.
Viste un elegante collar plateado.
Una chaqueta negra con capucha le cubre todo el rostro.
Lleva puesto unos pantalones largos normales y corrientes.
Lleva puestas unas zapatillas de color azul.
Notas que mantiene una atención activa.
Murmuras: “quién eres”
Steve murmura con acento sinaloense, “necesito hablar contigo sobre los sucesos de ayer en el auto, ya sabes de que hablo”
Murmuras: “ah, eso.. y por qué querría hablar contigo? me dijiste que estaba en buenas manos y terminé en el hospital ”
Murmuras: “dos tiros me metió tu amigo”
Steve murmura con acento sinaloense, “no controlo yo las situaciones, realmente fuiste a parar en medio de una puta operación, quedé en ridículo, y por si fuera poco, te hirieron, y odio que les sucedan cosas a gente inocente”
Murmuras: “ah, pagué yo tus platos rotos, entonces”
Arais mira alrededor
Murmuras: “no creo que este sea un buen lugar para hablar”
Steve murmura con acento sinaloense, “los míos? digamos que tu no pagaste nada, pero quiero resarsirte”
Murmuras: “tengo una habitación en el club de cibeles”
Steve murmura con acento sinaloense, “perfecto”
Murmuras: “no iré a ningún sitio que desconozca”
Steve murmura con acento sinaloense, “tampoco te lo estoy pidiendo”
Murmuras: “vamos pues”
De nuevo bajo el aplastante sol de la media tarde, nos dirigimos al club donde tengo la habitación.
Arais abre la puerta y le cede el paso al hombre.
una habitación alquilada por Arais.
Te encuentras con Steve.
Arais suelta la mochila con un suspiro
Steve entra caminando con paso alerta
Lleva la ropa algo manchada de sangre
Steve revisa la habitación
Dices: “siéntate donde quieras”
Steve dice con acento sinaloense, “segura que no tienes micrófonos?”
Arais se deja caer sentada en la cama con una mueca de dolor
Dices: “no tengo micrófonos”
Arais hace una señal con la mano
Steve dice con acento sinaloense, “tu, no, pero olvídalo, que más da”
Dices: “pero si quieres comprobarlo..”
Steve se encoge de hombros indiferente
Steve se ahcerca a la ventana y habla de espaldas
Arais sigue los movimientos del hombre
Steve dice con acento sinaloense, “quiero ayudarte con el tipo de ayer, no pienso dejar un violador suelto, serías capaz de ayudarme a tenderle una trampa? lo que ocurra después no es asunto tuyo”
Dices: “me gusta ver la cara de la gente cuando hablo con alguien”
Steve se gira molesto
Dices: “ayudarte cómo”
Steve dice con acento sinaloense, “si ves mi rostro, no podría ayudarte con seguridad”
Dices: “no, pero al menos no me des la espalda, estamos?”
Steve dice con acento sinaloense, “necesito poder seguirte por si el tipo vuelve a buscarte, seguro que lo hará, ese tipo de personas no dejan nada sin acabar”
Dices: “lo encontré en el hospital, desperté y estaba allí, amenazándome”
Steve gruñe furioso
Steve dice con acento sinaloense, “te dijo algo?”
Dices: “sí”
Steve dice con acento sinaloense, “cuéntamelo todo”
Dices: “que sabe donde trabajo y que volveremos a vernos ”
Dices: “pero dime tú algo”
Steve una sonrrisa macabra se perfila bajo la capucha
Steve dice con acento sinaloense, “que quieres saber”
Dices: “quién eres, no pregunto tu nombre.. estoy un poco hasta.. hasta.. harta de encapuchados”
Dices: “qué queréis, qué sois”
Steve dice con acento sinaloense, “yo soy alguien que camino a plena luz del día, aunque hago ciertas actividades poco éticas cuando voy encapuchado, ayer estaba siguiendo a ese tipo cumpliendo órdenes, no se que sepan de él, pero es alguien muy peligroso, ahora tengo que eliminarlo a como de lugar, tanto por lo que pasó contigo como por que estoy cumpliendo una misión, si no, lo pagaré caro”
Dices: “y cómo sé que puedo fiarme…”
Steve dice con acento sinaloense, “no puedes, pero ya te demostré ayer que mal que bien puedes fiarte de mi”
Arais coge un vaso de agua de la mesilla y bebe, poniendo luego cara de asco porque está muy caliente
Dices: “me dejaste tirada”
Steve dice con acento sinaloense, “no debí haber pedido ayuda, fui un idiota, pero cuando se meten inocentes de por medio no pienso bien”
Dices: “herida, desangrándome, podría estar muerta si no fuera médico”
Steve murmura con acento sinaloense, “marcos, amor, como te extraño…”
Dices: “perdón?n”
Steve dice con acento sinaloense, “te pedí una ambulancia, no podía hacer más, ambos hubieramos terminado muertos”
Dices: “por qué me disparó”
Steve sacude la cabeza con rabia contra si mismo
Steve dice con acento sinaloense, “perdóname, por favor perdóname ”
Steve dice con acento sinaloense, “y la verdad no lo se”
Arais deja el vaso y suspira
Steve estampa su puño con fuerza contra la pared
Dices: “bueno, cálmate, así no podremos hablar en condiciones”
Steve aprieta los puños e intenta controlarse
Arais se suelta el recogido del pelo
Dices: “qué propones”
Dices: “él volverá”
Steve dice con acento sinaloense, “y lo estaremos esperando”
Steve dice con acento sinaloense, “necesito que cargues contigo una geringa llena del más potente tranquilizante, encesito un margen de 8 horas”
Dices: “vas a estar en el centro comercial todos los días durante todos mis repartos?”
Dices: “entiendo”
Steve dice con acento sinaloense, “si”
Dices: “quieres que le inocule un tranquilizante”
Steve dice con acento sinaloense, “exacto”
Dices: “sabes que contaré con un margen de maniobra muy reducido”
Steve dice con acento sinaloense, “pero estaré serca para dejarlo inconciente, luego tu le inoculas el tranquilizante”
Dices: “cuando vea que le he visto no será suave conmigo ”
Steve dice con acento sinaloense, “necesito que lo duermas”
Dices: “me estás diciendo que me deje atrapar”
Steve dice con acento sinaloense, “lo se, pero te prometo que estaré serca, y esta vez no fallaré”
Steve dice con acento sinaloense, “no, solo que le distraigas lo suficiente para golpearlo”
Murmuras: “puedo defenderme sola, solo que nunca pensé que fuera tan necesario y me cogió desprevenida ”
Dices: “no volverá a pasar”
Steve dice con acento sinaloense, “así me gusta”
Dices: “y tú, dónde estarás?”
Steve murmura con acento sinaloense, “por ti, amor mío debo reaccionar de una puta vez y retomar mi lugar y lo que me corresponde”
Steve saca su teléfono y le muestra el número
Arais saca su móvil de la mochila y guarda el contacto
Steve dice con acento sinaloense, “lo suficientemente serca para reaccionar, pero lo suficientemente lejos para que ese idiota no me vea”
Dices: “es militar, lo sabes? tiene recursos suficientes para hacer una locura”
Steve dice con acento sinaloense, “lo se, confía en mi, por eso debemos sorprenderlo, la otra opción es matrlo directamente y eso es poca cosa para ese desgraciado, le tengo preparada una sorprecita”
Dices: “eso ya no me interesa, como bien has dicho”
Steve asiente afirmativamente.
Steve dice con acento sinaloense, “también necesito que prepares una mochila con un botiquín de primeros aucilios”
Arais se ríe
Steve dice con acento sinaloense, “me la darás cuando ya lo tengamos dormido, pon también más tranquilizantes y sogníferos”
Dices: “dónde propones que adquiera lo necesario? me han dicho que si no es a través de heathcare no hay modo, no hay farmacias públicas”
Steve dice con acento sinaloense, “tienes tu licencia?”
Dices: “sí, claro, pero y qué, si no hay donde comprar”
Steve dice con acento sinaloense, “los botiquines básicos no tiene problema para comprarse con ellos”
Dices: “y dónde lo adquiero si no hay farmacias?”
Arais se exaspera
Steve dice con acento sinaloense, “no tienes contacto con alguien del hospital?”
Dices: “no, hace muy poco que estoy en Madrid ”
Dices: “así que tendrás que conseguirlo tú”
Steve dice con acento sinaloense, “no serías capaz de robarlo? ”
Steve dice con acento sinaloense, “imagino que las medicinas estarán en casi los mismos sitios en todos los hospitales”
Dices: “no sería capaz porque no creo que sea la manera de hacerlo”
Steve dice con acento sinaloense, “no soy médico, no sabría donde buscar”
Dices: “están protegidas, sobre todo lo que tú quieres”
Steve gruñe enfadado
Steve dice con acento sinaloense, “maldita sea”
Dices: “pero por favor, tú seguro que tienes contactos”
Steve dice con acento sinaloense, “digamos que justo ahora no me ayudarán en nada”
Steve dice con acento sinaloense, “los muy cabrones”
Dices: “entonces habrá que pensar en otra cosa, porque eso no lo vamos a conseguir ”
Steve dice con acento sinaloense, “que se te ocurre a ti, necesito tiempo para poder moverlo”
Murmuras: “sé algún modo de dejarlo inconsciente durante algunas horas ”
Steve murmura con acento sinaloense, “cual es”
Murmuras: “solo hay que presionar el punto adecuado”
Steve se golpea la cabeza con el puño cerrado
Arais se toca un punto por detrás y un poco por debajo de la oreja
Steve dice con acento sinaloense, “soy un puto idiota”
Steve murmura con acento sinaloense, “tengo que reaccionar de una puta vez”
Dices: “de hecho hay varios modos de hacerlo”
Dices: “se puede saber qué te pasa?”
Steve dice con acento sinaloense, “mi pasado, no me hagas caso”
Steve dice con acento sinaloense, “haber, mencionalos para mi, por favor”
Dices: “ya te he mostrado uno”
Steve asiente afirmativamente.
Arais se toca la tráquea
Steve dice con acento sinaloense, “pero dijiste que habían mas”
Dices: “este es peligroso ”
Steve dice con acento sinaloense, “lo se”
Dices: “más presión de la  normal y muere”
Arais señala otro punto en el hueco de la clavícula
Dices: “pero tendría que hacerlo yo”
Steve la mira analizando la posición que señala
Dices: “alguien que no sepa será como si pisara uvas”
Steve dice con acento sinaloense, “cuanto tiempo nos daría de maniobra”
Dices: “si después de presionar alguno de esos puntos le dedicas una caricia contundente, al menos cinco o seis horas”
Dices: “es un tipo fornido”
Steve dice con acento sinaloense, “tendremos que estar muy sincronizados”
Dices: “yo no podré estar pendiente de ti”
Steve dice con acento sinaloense, “pero yo de ti, si”
Arais se levanta y abre la ventana
Arais se pasa una mano por la frente
Steve dice con acento sinaloense, “se que será duro, pero debes ser valiente, por ti y por todas las mujeres a las que ha violado y matado”
Dices: “no te preocupes, no soy una muchachita desvalida”
Steve se hacerca a la muchacha y le rosa el hombro duvitativo
Steve mira por la ventana
Arais se aleja y vuelve a sentarse
puedes notar como los hombros del chico se tensan como si soportara una carga pesada
Dices: “qué ocurre?”
Steve dice con acento sinaloense, “nada… no te preocupes..”
Dices: “hay alguien ahí abajo?”
Steve dice con acento sinaloense, “no”
Arais permite el silencio del hombre, respetándolo
Steve dice con acento sinaloense, “solo… solo que mi pasado me alcansó y es hora de poner las cosas en su lugar de una maldita vez”
Dices: “el pasado nos pisa los talones”
Steve murmura con acento sinaloense, “a mi me pisa el corazón y el alma”
Dices: “siempre estará ahí para que no olvidemos lo que hay que hacer”
Steve asiente afirmativamente.
Dices: “algo más?”
Steve murmura con acento sinaloense, “si él me viera así, seguro tendríamos una pelea monumental”
Steve ríe de forma breve y sin humor
Dices: “te mueres por hablar, y yo creo que por el momento no quiero saber, no te conozco”
Steve dice con acento sinaloense, “no te preocupes, dame tus horarios de trabajo”
Steve se gira mientras saca el teléfono de su volcillo
Arais coge su bloc de notas de la mesilla, apunta horarios y se lo tiende al hombre para que lo pase a su móvil
Dices: “me gusta usar el bolígrafo, trae gratos recuerdos”
Steve toma la hoja y teclea con su otra mano
Steve sonrríe
Steve dice con acento sinaloense, “atenta a lo que te voy a mostrar”
Dices: “por cierto, tu nombre es?”
Dices: “o tampoco puedo saberlo ”
Arais se queda a la expectativa
Steve dice con acento sinaloense, “mi nombre es…”
Steve dice con acento sinaloense, “dime Steve, aunque no conozcas mi cara, el que te muestre esta señal seré yo o alguien sercano a mi…”
Steve le muestra su mano derecha con los dedos puestos en lo que parece el pico y las alas de algún ave
Arais se fija bien en lo que Steve le muestra
Dices: “y eso no lo ha podido copiar cualqiera?”
Steve dice con acento sinaloense, “no”
Steve dice con acento sinaloense, “solo tu sabes lo que significa”
Dices: “bien”
Steve dice con acento sinaloense, “tendrá que decirte además las alas del condor negro”
Arais memoriza las palabras
Dices: “muy bien”
Steve dice con acento sinaloense, “será mas raro todabía que te muestre directamente un anillo con ese emblema, ese anillo solo lo porto yo”
Dices: “si alguien me lo muestra, sabré que has muerto”
Steve dice con acento sinaloense, “aunque no siempre lo voy a usar”
Steve dice con acento sinaloense, “si no soy yo, si”
Dices: “entonces está todo dicho”
Steve sonrríe con tristeza
Steve dice con acento sinaloense, “me envías mensaje si necesitas algo”
Dices: “de acuerdo”
Steve dice con acento sinaloense, “cuídate, hasta nuestro encuentro”
Arais se levanta y va hacia la puerta
Murmuras: “le chain”
Arais la abre y deja pasar a Steve
Steve sale con paso decidido haciendo un gesto de adiós con la mano
Arais cierra y se deja caer en la cama

Con todo en orden me dispuse a comprar una mochila con varias cosas, cuerdas, 3 cuchillos, sal y otras cosas que necesitaría, también mecheros, un poco de gasolina, 4 estacas de hierro y varios utencillos más.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *