• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena de Rol: Entre Presentaciones, Ladridos y Maullidos

Punto de vista: Pepi.

Pepi retira la cadena, coge el pomo y abre la puerta.
Pepi coge sus implementos de limpieza y los saca al rellano.
Anukis sale del piso y apoya el rabo junto al cubo de la fregona.
Sales de la casa.
La planta número 8
Ves Un pisito confortable, Un piso acogedor, Un confortable piso de estilo nórdico, y Casa de Gorca aquí.
Pepi cierra la puerta, mete la llave en la cerradura, la gira y luego la extrae guardando las llaves en su bolsillo.
Pulsas el botón del elevador y este se pone en movimiento.
Anukis maulla dos veces.
Pepi lo mira y le señala con un dedo.
Dices con acento gallego, “Pórtate bien, Anukis, que ahora vamos a limpiar la planta baja, ¿vale?
Anukis la mira y ladea la cabeza a la derecha.
el ascensor de la torre de madrid llega y las puertas se abren.
Anukis maulla y sale disparado hacia el elevador.
Anukis entra en el elevador.
Pepi coge sus implementos acercándose al elevador y los deja dentro.
entras en el ascensor de la torre de madrid.
Pepi pulsa el botón de la planta baja.
El ascensor cierra las puertas y se pone en marcha.

el ascensor de la torre de madrid para en Torre de Madrid. y las puertas se abren.
sales del elevador.
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Te encuentras con Dana.
Pepi sale del ascensor con sus implementos de limpieza.
Anukis va tras ella meneando la cola y maullando.
Pepi se gira para ver a Anukis.
Dana entra en la torre, con algunas volsas en las manos
Dana te mira.

el ascensor de la torre de madrid cierra las puertas y se pone en movimiento.
el ascensor de la torre de madrid acava de pararse en La planta número 4.
Dices con acento gallego, “No, no, anukis, ahora ya has comido, así que quita quita, traviesiño.”
Dana mira al gato que va tras la señora.
Anukis posa el rabo en el suelo y comienza a acicarlarse.
Dana dice: “qué lindo gatuno ”

el ascensor de la torre de madrid llega y las puertas se abren.
Pepi se vuelve a girar y mira a la chica.
Pepi sonríe.
Dana sonríe.
arnulfo abandona el ascensor de la torre de madrid.
Anukis se levanta y se acerca a la chica y se restriega en sus pies.
Dana mira al chico que sale del ascensor
Pepi mira a Anukis y se pone las manos en las caderas.
Dana deja las volsas en el suelo
Dana se agacha y coge al gato
arnulfo se desplaza hacia la salida
Dana dice: “hermoso gatito”
Dices con acento gallego, “anukis, deja a la veciniña en paz.”
Pepi mira al gato seria.
Dana dice: “no pasa nada, me encantan los gatos”
Dices con acento gallego, “No te vayas a poner traviesiño, anukis, que no te doy sardiniñas esta noche.”
Anukis suelta un maullido.
Pepi se gira y ve al joven en la silla de ruedas.
arnulfo busca el maullido que acaba de escuchar
Dana baja al gato
Anukis sale corriendo y se trepa en los muslos de Arnulfo.
Arnulfo mira al gato y sonríe
Anukis maulla y le pone una pata en el pecho al joven.
Pepi mira al joven un poco sonrojada.
arnulfo dice: “eres travieso eh?”
Pepi se acerca a la silla de ruedas.
Dana mira sus volsas, cuidándolas
arnulfo acaricia a anuquis
Anukis maulla y le pone la otra pata en el pecho.
Dices con acento gallego, “anuukis, deja al jovenciño tranquilo, estás tú muy traviesiño, eh?”
Dana camina hasta la silla de ruedas
arnulfo mira a doña pepi
Pepi mira al joven y le sonríe.
arnulfo dice: “déjelo, no pasa nada”
Dana le acaricia la cabeza a anuquis
Dices con acento gallego, “vale, es que le gusta ya sabeis, que jueguen y le hagan cariños, es muy caprichosiño.”
Dana dice: “típico de los gatunos”
Pepi mira a la chica
arnulfo dice: “en efecto”
Dana sigue acariciando la cabeza de anuquis
Pepi sonríe.
Anukis maulla, complacido.
Dices con acento gallego, “Pues sí, los gatitos son así, traviesiños.”
Dana dice: “yo estoy pensando en tener uno”
Dices con acento gallego, “Pero mi Anukis se porta bien, solo que le gustan los jovenciños y las jovenciñas.”
arnulfo dice: “ya veo”
arnulfo acaricia al gato
Dana dice: “qué lindo tener un gatuno en la torre”
Dana mira a anuquis y acaricia su espalda
Anukis se arquea disfrutando las caricias.

oyes sirenas a lo lejos
arnulfo gira la cabeza hacia la fuente de sonido, pero vuelve su atención a anuquis
Dices con acento gallego, “Por cierto que no os he dicho, pero yo soy la Pepi, la que era la conserje antes y ahora me encargo de limpiar pero ya no soy la conserje.”
arnulfo dice: “mucho gusto, señora, yo soy arnulfo”
Dana dice: “mucho gusto, me llamo Dana”
Dices con acento gallego, “Si necesitais alguna ccosiña, que vivo ahí en la planta octava ”
Dana dice: “muchas gracias”
arnulfo dice: “gracias”
Dana dice: “lo tendré en cuenta”
Dana mira sus volsas de vez en cuando para que no se las vayan a robar
Dices con acento gallego, “De nada, hijiños.”
Dana dice: “en serio, hermoso gato”
Pepi sonríe con satisfacción.
arnulfo dice: “sí, es adorable”
Anukis le lame la mano a Arnulfo y salta al suelo.
Dana dice: “espero poder ver más seguido al gatito ”
oyes sonidos de obra y maquinaria de construcción
Pepi hace un gesto con la mano.
Dices con acento gallego, “mi Anukis siempre anda paseando por ahí, le gusta mucho, sabeis?”
arnulfo dice: “nunca lo había visto; aunque había oído hablar de él por algunos becinos”
oyes un claxon cerca de aquí
Pepi mira a Arnulfo y asiente.
Dices con acento gallego, “es que él es así, va y viene. Pero a veces le da por jugar al escondite y luego zasca! salta.”
Pepi suelta una risita.
arnulfo sonríe.
Dana dice: “qué tierno gatito”
Anukis se acerca a pepi y se le restriega.
Pepi se agacha y lo coge rodeándole la pancita.
Anukis vuelve a maullar.
Pepi lo acoge y se lo acerca al cuerpo, Anukis se restriega y se pasa una pata por la cara.
Dana dice: “bueno”
arnulfo mira de cuando en cuando al gato
Dices con acento gallego, “y vosotros donde vivís, hijiños?”
Dana dice: “yo debo ir a mi casa, un gusto”
Pepi asiente y le sonríe.
arnulfo dice: “yo en la planta cuatro, señora”
Dices con acento gallego, “vaya bien, hijiña.”
Dana dice: “yo vivo en la planta 17 ”
arnulfo se despide de dana con un gesto
Pepi asiente apuntando mentalmente lo que le dicen los chicos.
Dana se dirije a donde dejó sus volsas y las agarra
Dana se despide con un jesto y entra en el ascensor
Dana entra en el ascensor de la torre de madrid.
El ascensor cierra las puertas y se pone en marcha.
el ascensor de la torre de madrid acava de pararse en La planta número 17.
Pepi alza la mirada hacia el panel del ascensor y luego mira al Joven.
Dices con acento gallego, “Necesitas ayuda para salir, hijiño?”
arnulfo mira
Pepi le sonríe mientras acaricia a Anukis.
arnulfo dice: “pero en qué estoy pensando…”
Pepi mira al Joven con curiosidad.
arnulfo mira su reloj y suspira
Dices con acento gallego, “tú no te preocupes de nada, hijiño, el tiempo de mi dios bendito es perfecto.”
Pepi le sonríe.
arnulfo dice: “es que estoy viendo que salí antes de la hora debida”
Pepi sonríe.
Dices con acento gallego, “bueno, pues si te abrigas bien puedes darte un paseíño.”
Dices con acento gallego, “o tomarte un cafeciño ahí en la Cervantes, que hacen unos cafés y churros deliciosiños.”
arnulfo asiente
arnulfo dice: “esos churros son una delicia, pero estoy entre la cafetería o pasarme por el jardín ese que está en el paseo del prado”
Anukis comienza a removerse.
Pepi deja al gato en el suelo.
Pepi piensa un momento.
Dices con acento gallego, “es una buena idea, sí, hijiño.”
arnulfo dice: “dicen que es muy bonito”
Dices con acento gallego, “sí, sí que es bonito.”
oyes una discusión cerca de aquí
arnulfo piensa un popo para después desplazarse hacia la salida
Anukis se aparta de la silla y se acicala con parsimonia.
Pepi retira sus implementos a un lado para darle paso al joven con la silla.
arnulfo dice: “gracias, señora”
Pepi le sonríe.
Dices con acento gallego, “de nada, hijiño, siempre a tu orden.”
arnulfo se despide de la mujer con un gesto y luego sale de la torre
Pepi ve marchar a Arnulfo y suspira.
Anukis se acerca a la puerta y luego se devuelve.
Pepi ve a Anukis.
Dices con acento gallego, “Lo ves, anukis, si es que esta gente de por ahí es mu maja, esos sí no se dejan ver por ahí con caras largas, no señor; no son como esos rabudos que ve una siempre por ahí.”
Pepi comienza a limpiar.
oyes sirenas a lo lejos
Pepi alza la mirada al escuchar las sirenas.
Dices con acento gallego, “Mi dios Bendito, espero que no sea un accidente de esos de cuando se van por ahí a tomar furancho, carallo.”
oyes el murmuyo de gente que va entrando en la torre.
Pepi comienza a barrer el suelo.
Un cachorro de pelaje gris entra disparado.
Anukis comienza a correr tras el cachorro que va dejando todo pringado de una mezcla lodosa que parece tierra con algo más.
Pepi inspira y frunce la nariz con el aroma.
oyes un claxon cerca de aquí
Pepi se fija en el cachorro.
Dices con acento gallego, “¿y tú de quién eres?”
El cachorro ladra flojito y jadea de cuando en cuando.
oyes una discusión cerca de aquí
El cachorro se echa a pies de la mujer, cansado por la persecución.
Anukis maulla.
Pepi ve a su gato.
Pepi los señala a ambos con el índice de la mano derecha.
Dices con acento gallego, “tanto me da que querais seguir jugando, haced el favor de portaros bien, que ahora tengo que limpiar el doble y como no termine, vereis lo que os toca a ambos.”
El cachorro mueve las orejas pero sigue tumbado, Anukis se queda junto al perrito, vigilando lo que hace.
Pepi coge un trapo mediano y levanta al cachorro dejándolo sobre este.
Anukis se acerca y se tumba junto al perrito.
Pepi suspira y alza la mirada antes de comenzar a limpiar toda la planta baja a fondo.
Minutos después, ambos comienzan a disputarse el trapo entre maullidos y ladridos.
Pepi mira a Anukis y al cachorro y respira profundo.
Dices con acento gallego, “si es que sois unos traviesiños, sois unos traviesiños.”
Pepi sigue limpiando sin perder de vista a ambos animales.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.