• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Estaré bien

Punto de vista: Aletheia

Aletheia está demasiado cansada para conducir, así que pernocta en una de las habitaciones de la ALID
Aletheia ha tenido pesadillas, por lo que se levanta temprano y va rumbo al campamento, quiere ver a Franc
Aletheia recoge su mochila y busca al encargado para entregarle la llave de la habitación
Aletheia desbloquea su móvil y revisa por si hubiese mensajes o alguna notificación sobre el estado de Ben
Aletheia no encuentra nada y bloquea su móvil
Edificio de la ALID.
Aletheia abandona el edificio
Zona de entrenamiento de Firme Unidad.
Aletheia va caminando despacio con la mochila al hombro hasta la zona de aparcamiento
Comunidad de Madrid; Zona de vehículos.
Ves rinault migane, un coche deportivo de color negro, Nisan Moco, y un coche deportivo de color verde aquí.
Aletheia se acerca a su coche, desactiva la alarma y abre la puerta
Aletheia entra en el coche
un coche deportivo de color negro
Aletheia cierra la puerta y se abrocha el cinturón
Aletheia arranca el motor
Aletheia pone la velocidad y pisa el acelerador
Aletheia va conduciendo mientras escucha metal sinfónico
Aletheia reduce la velocidad, coge su móvil, lo desbloquea y pide autorizacióna S. I.
[EFU] Aletheia: «permiso para ingresar en zona s. I. Campamento Norte»
[EFU] rosa: «S.y. autoriza la solicitud.»
[EFU] Aletheia: «copiado»
Unos guardias escoltan a un coche deportivo de color negro hasta esta zona.
Comunidad de Madrid; Una explanada cercana al campamento
Ves Maz 710 y un smartcar de color verde aquí.
Aletheia se identifica con los soldados
Los guardias comprueban la identificación y te acompañan a un campamento.
Un campamento en la parte norte
Aletheia busca a Franc
Franc está con otros niños, adolescentes y adultos tomando el desayuno
Aletheia se acerca y lo besa en la cabeza
Uno de los refugiados le hace espacio para que se siente a desayunar
Aletheia lo agradece y sonríe
Aletheia se sienta al lado de Franc a desayunar
Franc le cuenta todo lo que ha hecho en el campamento
Aletheia lo observa, orgullosa y emocionada
Una vez terminaron de desayunar, los niños son llevados por los más grandes a una zona apartada para jugar, mientras comienza el turno para el vaciado de las placas
Aletheia va supervisando junto al contratista a cada grupo de trabajadores, que son en su mayoría los propios refugiados y los soldados voluntarios que envió Aras
El contratista va explicando lo que se está haciendo
Aletheia sigue las explicaciones del hombre
el contratista dice: Mañana, cuando haya fraguado el concreto, colocaremos los estribos y los refuerzos y haremos el encofrado para vaciar las columnas
el contratista señala las varillas de acero vertical que surgen desde las placas
Aletheia asiente
Samuel se acerca a ambos y espera que Aletheia termine
Aletheia lo ve y le hace señas de que le espere
Aletheia se despide del contratista y va con Samuel a verificar los suministros
Samuel ayuda a Aletheia a actualizar la lista de suministros existentes y los faltantes.
Dices con acento catalán, «Muchas gracias, Samuel»
Samuel sonríe
Samuel dice con acento venezolano, «no es nada, siempre que me necesite solo me avisa y le colaboro»
Aletheia asiente y le sonríe
Dices con acento catalán, «bueno, ahora tengo que irme, pero si surge cualquier cosa me avisas; tienes mi número.»
samuel asiente
Dices con acento catalán, «si no logras dar conmigo, puedes comunicarte con diana. Ella estará siempre que yo tenga que ausentarme, ¿vale?»
Samuel asiente
Dices con acento catalán, «perfecto. Nos vemos mañana, Samuel.»
Samuel le sonríe
Dices con acento catalán, «¿sería mucha molestia si te pido que por favor…»
Samuel le interrumpe, mirando hacia donde juega Franc con los otros niños
Samuel dice con acento venezolano, «Claro, vaya tranquila; estaré pendiente de él, no se preocupe»
Aletheia le sonríe, aliviada
dices con acento catalán, «Muchas gracias, Samuel.»
Samuel dice con acento venezolano, «De nada.»
Samuel sonríe
Aletheia le sonríe
Aletheia se acerca a la salida
Sales del campamento
Comunidad de Madrid; Una carretera desértica
Aletheia se acerca a la finca
Tecleas un larguísimo código en un teclado incrustado en la puerta.
Colocas el dedo en un lector de huellas dactilares.
Se enciende una luz verde. Acceso autorizado.
Los guardias te abren paso a la finca.
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Aletheia camina a toda prisa hacia su casa con las llaves en la mano
Aletheia abre la puerta y entra
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Aletheia cierra la puerta
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia se dirige al despacho
Comunidad de Madrid; Despacho
Aletheia entra en su despacho y deja la mochila en una silla
Ves un sillón de oficina modelo nazcar, un PC all in one IQ Pear 35-c221ot, una libreta de pastas gordas, y una impresora Láser aquí.
Aletheia saca su portátil y lo enciende
Aletheia ve que tiene la batería baja y lo conecta a la corriente
Aletheia comienza a redactar el informe de la operación
Aletheia termina el informe y lo deja en la intranet
Aletheia deja cargando el portátil
Aletheia coge la mochila
Aletheia sale del despacho y sube las escaleras hacia su habitación
Aletheia entra y deja la mochila sobre la cama
Aletheia decide organizar la casa, así que cambia sus sábanas y las del cuarto de Franc, recoge la ropa de las cestas y baja hacia la cocina
Aletheia pone una lavadora con las sábanas y deja otro lote de ropa preparado para lavar
Aletheia coge la aspiradora
Aletheia pasa la aspiradora por toda la casa
Aletheia guarda la aspiradora y coge un trapo
Aletheia limpia el polvo de los muebles de la sala, el despacho y sube a las habitaciones
Aletheia limpia primero el cuarto del niño y luego va a su habitación
Aletheia limpia su cuarto teniendo cuidado con la urna de Ives
Aletheia sale y baja las escaleras, entra en la cocina y coge la fregona
Aletheia pasa la fregona por el salón, la cocina y luego va al piso superior y la pasa en las habitaciones
Aletheia baja las escaleras, entra en la cocina y saca la ropa de la lavadora para meterla en la secadora; pone otra lavadora de ropa
Aletheia coge los productos para limpiar los baños
Aletheia limpia el baño de la planta baja y sube las escaleras; entra en su habitación y luego en el baño.
Aletheia limpia el baño y pasa la fregona en el suelo.
Aletheia sale con la fregona y los productos, baja las escaleras y pasa la fregona en el baño de la planta baja.
Aletheia guarda la fregona y los productos
Aletheia saca las sábanas de la secadora y la ropa de la lavadora
Aletheia mete la ropa en la secadora y dobla las sábanas
Aletehia sube con las sábanas y las guarda en el armario de la lencería
Aletheia saca otras sábanas y va a cada habitación, tiende las camas y coloca edredones limpios
Aletheia mira la hora
Aletheia entra en su habitación
Aletheia se desviste, se ve de refilón en el espejo
Aletheia tiene unos cuantos moretones por todo el cuerpo
Aletheia se mete en la ducha, se suelta el moño y las trenzas. Se lava el cabello y se enjabona con cuidado, algunas zonas las tiene sensibles.
Aletheia sale de la ducha y se envuelve en una toalla.
Aletheia se pone ropa limpia y comienza a peinarse
Aletheia cuelga la toalla en el toallero
Aletheia sale y baja las escaleras a su despacho
entre tanto en una casona castellana…
Jeanpaul juega con los cachorros mientras Walker se alista
Jeanpaul entra y los cachorros le siguen
Jeanpaul les pone su comida y el agua y vigila que no coman con desesperación
Jeanpaul recoge los platos y va hasta su habitación. Atlas y Orión le siguen de cerca
Jeanpaul entra en su habitación, se desviste y entra en el baño. toma una ducha, sale y se pone ropa limpia
Los cachorros lo miran mientras se viste
Orión se acerca a olisquear la ropa que dejó Jeanpaul en el suelo
Orión va a morder los calcetines cuando jeanpaul lo detiene
Jeanpaul dice: «Orión, arrêt»
El cachorro hace el amago de ir a por los calcetines de nuevo, pero Jeanpaul lo detiene con firmeza
Jeanpaul dice: «Orión, arrêt»
El cachorro se detiene
Jeanpaul dice: «bon gosse»
Jeanpaul le acaricia la cabeza y le rasca tras las orejas
Atlas permanece tumbado, algo perezoso con el hocico apoyado sobre las patas delanteras cruzadas
Jeanpaul sale de su habitación con los cachorros detrás, se cruza con Walker en el pasillo
Jeanpaul dice: «¿listo?»
Walker asiente
Jeanpaul coge las llaves de la casa y el vehículo, abre las puertas y los cachorros salen
Walker sale tras los cachorros, cerrando la puerta
Jeanpaul le ordena a orión y a Atlas quedarse en la entrada
La tarde da paso a la noche, así que el clima refresca; los cachorros se tumban en los escalones
Jeanpaul desactiva la alarma y abre las puertas
Ambos hombres suben al vehículo
Jeanpaul cierra las puertas, mientras Walker se abrocha el cinturón.
Jeanpaul se abrocha el cinturón y arranca el motor
Jeanpaul pulsa el botón del mando y el portón se abre
Jeanpaul mete una velocidad pisando el cloche y sale
El portón se cierra despacio
Jeanpaul verifica por el retrovisor que los cachorros no salgan corriendo
Cuando el portón se cerró por completo, jeanpaul mete segunda pisando el cloche y arranca el vehículo
Jeanpaul activa la doble tracción mientras transita la carretera del paraje
Jeanpaul cambia de tracción al acercarse a la calle Mayor
Jeanpaul llega a la calle Mayor y sigue conduciendo
Jeanpaul sale de Guadalajara y toma la E90 sentido Madrid
Media hora después…
[EFU] Jeanpaul: «permiso para acceder a zona s. I. autovía Nordeste. grand Kerokee lim placas 2 pasajeros. Jeanpaul Deveraux, Walker Grant»
Jeanpaul espera respuesta, así que reduce la velocidad
[EFU] Rosa: «S.y. autoriza la solicitud.»
[EFU] Jeanpaul: «copiado. Gracias s. I.»
[EFU] Rosa: «De nada, F. u»
Jeanpaul bloquea su móvil y pisa el acelerador rumbo a la Autovía Nordeste, dirección Madrid
Dices: «en unos 20 minutos estaremos en la clínica »
Walker asiente
Walker dice: It’s okey, man.
Jeanpaul conduce atento a la vía
Al mismo tiempo en la finca el renacimiento…
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Aletheia coge su bolso y su móvil y sale de la casa
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Aletheia cierra la puerta con llave
Aletheia va hasta su coche, desactiva la alarma y abre la puerta
Aletheia sube al coche
Un coche deportivo de color negro
Aletheia cierra la puerta y se abrocha el cinturón
Aletheia coge el móvil, lo desbloquea y teclea
[EFU] Aletheia: «Permiso para abandonar zona s. i. finca el renacimiento. Deportivo negro placas. 1 pasajero, »
[EFU] rosa: «S.y. autoriza la solicitud.»
[EFU] Aletheia: «copiado»
Aletheia bloquea el móvil y arranca el coche
De camino a la clínica Paraíso Terrenal…
Jeanpaul dice: «supongo que hoy seguirán con la hipnosis »
Walker asiente
Walker dice: ser bueno que mantener un ritmo. no lento, no rápido. Pero tú no preocupa, ella mejor, puede manejar sesión.
Jeanpaul lo mira de reojo y asiente
Jeanpaul reduce la velocidad al acercarse a la clínica, los portones se abren
Jeanpaul entra en la propiedad y se estaciona detrás de un coche plateado
Jeanpaul dice: «no ha de tardar en llegar »
Por su parte, Aletheia va conduciendo a gran velocidad
Aletheia siente su móvil vibrar, lo desbloquea y lee la pantalla
Hay notificación en el canal de EPS
[EPS] lilu: «Ale»
[EPS] lilu: «que tal tras la misión?»
Aletheia activa la función de dictado
Aletheia coge el volante con una mano
[EPS] Aletheia: «Hola, Lilu. como estás guapi?»
[EPS] Aletheia: «pues bien, un poco cansada. Pero Ben está con vida y con Arais, y todos salimos vivos de ahí.»
[EPS] Aletheia: «No has visto a Etién?»
[EPS] lilu: «lo vi ayer»
[EPS] Aletheia: «es un fenómeno en el aire.»
[EPS] lilu: «me dijo que hubo algún problemilla»
[EPS] Aletheia: «sí, un .. como se llama, rotor o algo así. Había demasiado viento »
[EPS] lilu: «bueno, mientras esteis bien, ya está»
[EPS] Aletheia: «Por cierto, estás en la base? Es que ayer le dejamos ahí y nos fuimos a ALId, pero no he sabido nada de Ben. Sabes algo tú?»
[EPS] lilu: «ni idea, en los descansos voy a campamento y no se nada»
[EPS] Arais: «hola chicas »
[EPS] Aletheia: «Hoola, Arais. Como estás?»
[EPS] Arais: «bien, aunque no he tenido mucho tiempo para descansar »
[EPS] lilu: «coompii »
[EPS] Aletheia: «lo imagino»
[EPS] Arais: «aun no, aún no »
[EPS] lilu: «casi »
[EPS] Aletheia: «como está Ben?»
Aletheia reduce la velocidad hasta detenerse en el hombrillo
Aletheia sigue leyendo el canal
[EPS] Arais: «está bien, dentro de lo que cabe »
[EPS] Arais: «los cortes eran profundos»
Aletheia dicta
[EPS] Aletheia: «me alegro entonces.»
Aletheia sigue leyendo
[EPS] lilu: «oye»
[EPS] Arais: «y tiene quemaduras del roce con el asfalto »
[EPS] lilu: «y Aras?»
[EPS] Arais: «leyendo »
[EPS] lilu: «ayer lo vi algo mejor»
[EPS] Arais: «yo no sé si estudia hebreo o algo así »
Aletheia sonríe al leer que el hombre está aprendiendo hebreo y se va imaginando por qué lo hace
[EPS] Arais: «está abducido por lo que sea que lee»
[EPS] Arais: «pero bueno, está mejor»
[EPS] Arais: «lo que ocurre es que aún lleva oxígeno »
[EPS] lilu: «ayer me echó por el libro»
Aletheia dicta
[EPS] Aletheia: «bueno iba a preguntar por Aras, pero por lo que dicen, está mejorando.»
[EPS] Arais: «cuando se lo quite lo pasará algo mal »
[EPS] lilu: «hay que preguntar cuando quiera visitarle?»
[EPS] Arais: «y la mandíbula…»
[EPS] Arais: «bueno, él está todo el día con el móvil »
[EPS] Arais: «quién mejor que él para responder a eso »
[EPS] Arais: «a que sí, aras?»
[EPS] Arais: «por si acaso »
[EPS] lilu: «yo es por los protocolos »
[EPS] Arais: «yo no sé cómo funcionas ahora lilu »
Aletheia ha leído suficiente y decide intervenir
[EPS] Aletheia: «claro, tendrás tus protocolos en el hospital»
[EPS] Arais: «supongo que a partir de las 21 podrías »
[EPS] Aras: «Hola. Me cuesta horrores escribr. Por eso no escribr por aquí»
[EPS] lilu: «hablando de eso, sabes algo de lo mío?»
[EPS] Arais: «hola, hola»
[EPS] Arais: «no escribas, pero te tenemos presente»
[EPS] Arais: «el qué tuyo?»
[EPS] Aras: «gracias.»
Aletheia lee al hombre, se sonríe imaginándolo con el hebreo
Aletheia decide recordarle al hombre, ayudarle a comunicarse no es hacer de celestina
Aletheia lee a Arais y frunce el ceño
Aletheia sigue leyendo el canal
Aletheia se levanta la manga y se ve uno de los brazos; vuelve a bajar la manga de la camiseta
Aletheia lee a Arais y suspira; ella también pensó tantas cosas
Aletheia resopla un poco leyendo a Arais
Murmuras con acento catalán, «Per tots els déus de l’univers més exagerat dona»
Aletheia lee divertida el intercambio, y decide abogar por el pobre hombre
Aletheia explica como funciona la aplicación
Aletheia lee a Aras y suelta una carcajada
Aletheia se ríe del intercambio por el canal
Aletheia sigue leyendo
Aletheia se carcajea de nuevo
Aletheia se descojona al leer a Arais, se conecta remoto al servidor y revisa lo que tenía hecho hasta ahora.
Aletheia teclea unas cuantas instrucciones y añade el teclado con alfabeto hebreo
Aletheia lee la pantalla y se queda perpleja
Murmuras con acento catalán, «Vostè dient maleir paraules?»
Aletheia dicta una palabra antes de seguir riéndose con ganas
Aletheia sigue participando en el canal
Aletheia lee el mensaje de Aras un poco sorprendida
Aletheia piensa, ¿por qué ha escrito en lituano?
Aletheia dicta divertida por el intercambio
A Aletheia le pica la curiosidad y traduce el texto
Aletheia se sorprende mucho con el mensaje
Aletheia lee a Arais y decide seguirle la corriente
Aletheia se carcajea con el mensaje de Lilu
Aletheia piensa que primero muerto que comerse algo preparado por ella
Aletheia está de acuerdo con Lilu y sigue participando
Aletheia casi se ahoga con lo del acoso sexual
Aletheia piensa que con lo rígido que es ese hombre, capaz ni se masturba
Apesar del tono jocoso, Aletheia cambia el tema
Aletheia se descojona con lo de la guía telefónica
Aletheia que ya no sabe si Aras habla bajo los efectos de alguna potente droga, le suelta lo primero que se le ocurre
Aletheia lee, incrédula, pero lo pincha a ver que suelta el hombre después
Aletheia piensa: ¿será que el tema es con una enfermera?
Aletheia ya tose de tanto reírse
Aletheia insiste a ver que dice el hombre
Aletheia mira su reloj, se le agota el tiempo para llegar a su cita así que decide instalar la aplicación en el móvil del hombre
Aletheia explica al hombre como utilizar la aplicación
Aletheia estalla en carcajadas una vez más al leer a Lilu
Aletheia va leyendo los mensajes
Aletheia piensa ¿y ahora por qué le dio por escribir en polaco?
Aletheia no para de reirse con lo de la aplicación para la cama y le responde al hombre en griego
[EPS] Aletheia: «Boreíte entolí kai ypakoúo, Aras»
Aletheia lee los chistes de Aras pero no le dan risa, la verdad
Aletheia decide que ya es suficiente de tanta chifladura, así que dicta mientras pone el coche en marcha
[EPS] Aletheia: «bueno, estaré sin acceso al móvil unas dos horas, chicas. Luego te instalo la app, Arais.»
[EPS] Arais: «gracias ale»
[EPS] Aletheia: «de nada, guapa»
Aletheia retoma la vía y acelera rumbo a las afueras de Madrid
Aletheia reduce la velocidad al acercarse a la clínica
Los portones de la propiedad se abren
Jeanpaul observa por el retrovisor cuando el deportivo entra
Aletheia cruza los portones y ve la grand Kerokee
Aletheia se estaciona tras el vehículo
Aletheia apaga el motor y se desabrocha el cinturón
Aletheia abre las puertas y baja del coche, cierra la puerta y activa la alarma
Jeanpaul abre las puertas
Walker se desabrocha el cinturón y baja del vehículo
Walker cierra la puerta y rodea el vehículo por detrás, pasando entre este y el deportivo negro
Aletheia saluda a Walker
Walker le devuelve el saludo
Walker dice: ¿lista?
Aletheia asiente
Walker guía a Aletheia al interior del edificio
Una recepcionista sonríe y les da la bienvenida
Walker camina con Aletheia hacia el consultorio
Walker abre la puerta y la sostiene para que Aletheia entre
Aletheia entra al consultorio y se sienta
Walker cierra la puerta y se ubica tras el escritorio
Walker observa a Aletheia
Aletheia sonríe bloqueando su móvil para apagarlo después
Walker dice: tú contenta, qué pasar?
Dices con acento catalán, «nada en particular, solo un intercambio con algo de humor por el canal de EPS. Descomprimiendo un poco, creo »
Walker asiente
Walker dice: anoche, dormir?
Aletheia suspira
Dices con acento catalán, «poco, pero sí, dormí. Igual es que esta mañana me levanté temprano y luego me fui al campamento. Vamos retrasados y eso me tiene un poco preocupada»
Dices con acento catalán, «además tuve pesadillas y así ni quien duerma por mucho rato»
Walker dice: Okey
Walker dice: recordar pesadilla? poder contar?
Aletheia asiente
Aletheia inspira profundo y comienza a contarle la pesadilla que tuvo con la operación y Ben, el compañero de Arais
Walker toma notas
Walker explica a Aletheia el mecanismo que se activó y por qué probablemente tuvo esa pesadilla
Aletheia suspira, aliviada
Walker prepara de nuevo la grabadora y se la muestra a Aletheia
Aletheia asiente
Walker saca de una gaveta una libreta de pastas, gruesa; y se la estiende a la chica
Aletheia lo mira
Aletheia coge la libreta
Walker dice: cree que ser … bueno, que tu escribir
Dices con acento catalán, «pero, escribir qué?»
Walker dice: memorias que tú tiene de pronto, cosas que tú puede sentir en algún momento; incluso cosas que tu piensar a veces y que no dices a nadie
Aletheia mira la libreta y luego a walker
Dices con acento catalán, «te refieres como si fuese un diario?»
Walker dice: diario, o solo escritos. No importar si no tener orden estricto.
Dices con acento catalán, «comprendo»
Dices con acento catalán, «está bien, creo que puede ser bueno, sobre todo para estos recuerdos que me vienen derrepente.»
Walker asiente
Walker dice: Comenzar?
Aletheia respira profundo y asiente
Tal como la vez anterior, Walker va dando instrucciones a Aletheia para que se relaje
Aletheia se va relajando poco a poco
Walker da instrucciones para que la chica entre en estado de conciencia expandida
Aletheia se deja llevar por Walker
Walker guía a la chica hasta la última vez que fue torturada por los hombres
Aletheia se estremece un poco.
Walker le explica que está en un sitio seguro y comienza a guiarla hacia delante en sus recuerdos
Aletheia comienza a explicar que tardó varios días en sanar de la última golpiza. Aquel hombre no volvió sino hasta que se encontró recuperada. solo iba a verla uno de los otros soldados, que le daba de comer y que le curó las heridas
Walker pregunta por ese soldado, intentando que la chica lo describa
Aletheia describe al soldado pero no es capaz de detallar su rostro. cuenta que le habla poco y que al final le ayudó también con los dedos fracturados. explica que le dolió muchísimo lo que el soldado hizo para colocar sus dedos otra vez de forma correcta; que fue muy incómodo estar varias semanas con la mano izquierda amarrada. el hombre no les dejaba llevarle a un hospital ni que le atendiese un médico, así que el soldado robó cosas de una enfermería para poder curarla; ella lo sabe porque él se lo confesó
Walker sigue preguntando a la chica, haciendo que avance un poco en sus recuerdos
Aletheia se pone tensa, aunque Walker actúa de inmediato y logra que se relaje
Walker decide ir con cuidado y no perder de vista sus reacciones
Aletheia comienza a describir al segundo soldado, que llegó de imprevisto, seguido por el hombre de mirada gélida. Explica como les ordenó desvestirla y atarla. Como luego él se desvistió y ordenó a los soldados que también se desvistieran. Por más de 40 minutos, la chica va contando como el hombre abusa de ella y como ordena a los soldados hacer lo mismo con sus miembros y con otros objetos.
Aletheia explica como noche tras noche fue abusada sexualmente; obligada a todo tipo de prácticas y vejaciones, fotografiada y golpeada cuando se negaba a someterse. explica que en ocasiones solo la violaba el hombre, pero que muchas otras él forzaba a los demás y la violaban los tres a la vez.
Walker respira profundo y sigue llevando a la chica más adelante
Aletheia está un poco pálida pero Walker la mantiene relajada con sus indicaciones y recordatorios
Aletheia comienza a narrar cómo el soldado que cuidaba de ella volvió a encargarse durante un tiempo de sus cuidados. Explica que para ese momento había perdido mucho peso, y ya no recordaba bien quien era. cuenta que durante cada episodio de abuso sexual, se internaba en su mente e imaginaba que no era ella, que era una desconocida en algún otro lugar; que se odiaba así misma al principio por dejarse hacer todo aquello, que sentía asco, dolor y que en ocasiones llegó a sentir como su cuerpo respondía y lo odiaba.
Walker toma notas y suspira. revisa el reloj y decide avanzar un poco más
Siguiendo sus instrucciones, la chica comienza a contar que dejaron de violarla cuando ella ya no mostró ningún tipo de reacción, recuerda que escuchó a uno de ellos decir que parecía una muñeca de trapo; recordó también que estuvo muy enferma. cuenta que el soldado después de mucho insistir convenció al hombre para que la dejara salir a tomar aire y sol, para que la alimentase un poco, o si no, en poco estaría demasiado enferma para cualquier cosa que tuviese pensada hacer
Aletheia describe una mañana de paseo por los alrededores. cuenta que intentó escaparse pero estaba demasiado débil y el soldado la cogió con rapidez. sin embargo no la delató, así que hubo otros paseos, pero ahora le llevaba con las manos atadas a una cuerda, que bajaba hacia los tobillos y no le dejaba andar bien; dice que se sentía casi como si fuese un perro
Walker observa a la chica y mira el reloj. decide detener la sesión, la ve bastante cansada, apesar de seguir en conciencia expandida
Walker da las órdenes para que Aletheia regrese a su presente
Aletheia parpadea y mira a Walker; los ojos se le llenan de lágrimas, que derrama en silencio
Walker le da una cajita de pañuelos de papel y espera a que la chica se serene
La chica llora durante unos quince minutos, estremeciéndose un poco, pero aferrándose a la silla cada vez
Walker le da un vaso de agua fresca
Aletheia se bebe el agua de un tirón
Aletheia respira profundo para intentar serenarse; se seca las lágrimas y se sopla la nariz repetidas veces.
Walker la observa
Aletheia suspira
Walker apaga la grabadora; decide que revisará el audio cuando esté a solas
Aletheia lo mira
Dices con acento catalán, «sigo sin poder recordar sus rostros, Walker. Puedo visualizar con detalle tantas cosas, pero no sus rostros»
Walker asiente
Walker dice: rostros no tienen importancia ahora, hechos ser más peso, más importante
Aletheia rompe a llorar de nuevo
Walker espera, paciente
Aletheia se seca la cara, los ojos y se sopla la nariz
Aletheia intenta controlarse pero tiembla
Walker la observa
Aletheia cierra los ojos y los recuerdos la golpean
Murmuras con acento catalán, «ellos me…»
Aletheia siente arcadas
Walker dice: abusar, sí. pero eso ya pasar, no en tu presente. Ser pasado, ¿sí?.
Aletheia se muerde el labio
Aletheia suspira profundo
Murmuras con acento catalán, «me siento tan cansada…»
Walker la mira
Walker dice: sí, recuerdos gasta mucho emocionalmente. pero tu fuerte ahora y tu no sola
Aletheia lo mira, agradecida
Murmuras con acento catalán, «Jean?…»
Walker la mira y niega
Walker dice: solo lo que tu querer decir, ¿sí?
Walker dice: secreto profesión todo lo que pasar aquí dentro. él saber lo que tú decir, ¿sí?
Walker la mira serio, insistiendo con su mirada en el mensaje que le quiere transmitir
Dices con acento catalán, «bien…»
Aletheia traga grueso y respira profundo otra vez
Dices con acento catalán, «¿y ahora?»
Walker la mira a los ojos
Walker dice: ahora nosotros marchar. en dos semanas nosotros volver. ese tiempo tu puede aprovechar y escribir si tu recuerda otra cosa
Aletheia asiente
Walker coge su libreta y la grabadora
Walker se levanta y le da la mano a la chica
Aletheia se apoya en él
Walker abre la puerta del consultorio
Aletheia sale y Walker la sigue cerrando tras de sí
Ambos salen del edificio, Jeanpaul espera apoyado en el vehículo
Aletheia tiene una expresión que Jeanpaul nunca le había visto antes, se pone alerta
Walker y Jeanpaul cruzan sus miradas
Walker parece impasible, pero sus ojos le dicen que ha sido aún peor que la vez anterior
Jeanpaul abraza a la chica con fuerza
Aletheia se estremece entre sus brazos
Jeanpaul murmura: «vamos a casa, pequeña»
Jeanpaul se aparta un poco
Jeanpaul extiende la mano y Aletheia le da las llaves de su coche
Jeanpaul abre el deportivo, sube y cierra. Arranca el motor y mueve el coche de lugar. apaga el motor, abre la puerta y baja. cierra y activa la alarma.
Jeanpaul desactiva la alarma de su vehículo y abre las puertas
Walker ayuda a Aletheia a subir en la parte posterior y le abrocha el cinturón
Walker rodea el vehículo y sube del lado del copiloto
Jeanpaul sube y cierra las puertas. Los hombres se ajustan los cinturones.
Jeanpaul arranca el motor; mete la velocidad pisando el cloche y sale cuando los portones se abren
Jeanpaul coge su móvil, lo desbloquea y teclea
[EFU] Jeanpaul: «permiso para acceder a zona s. I. autovía Nordeste. grand Kerokee lim placas 3 pasajeros. Jeanpaul Deveraux, Walker Grant y Aletheia Giannakakis»
[EFU] Rosa: «S.y. autoriza la solicitud.»
[EFU] Jeanpaul: «copiado. Gracias s. I.»
Jeanpaul bloquea el móvil y comienza a conducir a gran velocidad cogiendo la autovía Nordeste
45 minutos después, jeanpaul reduce la velocidad al acercarse a la calle Mayor. Se detiene frente a un restaurant que vende comida para llevar
Jeanpaul cruza una mirada con Walker y este asiente.
Walker se desabrocha el cinturón y baja del vehículo. entra en el restaurante
Jeanpaul vigila a Aletheia por el retrovisor. La chica no ha dicho nada ni se ha movido durante todo el trayecto
Walker vuelve luego de media hora con dos bolsas de comida en sus envases. abre la puerta, sube y se abrocha el cinturón
Jeanpaul toma rumbo a la casona
Jeanpaul activa el mando y el portón se abre. Ingresa con el vehículo y lo aparca cerca del portón.
Jeanpaul apaga el motor, abre las puertas
Walker se suelta el cinturón y coge las bolsas de comida, Jeanpaul se desabrocha el cinturón y baja para ayudar a la chica
Jeanpaul Mira a Aletheia, preocupado
Aletheia reacciona, se desabrocha el cinturón y baja del coche
Ambos se miran
Murmuras con acento catalán, «estaré bien… solo necesito asimilarlo»
Los cachorros salen disparados hacia Aletheia y Jeanpaul y a pocos centímetros se detienen, perciben que algo pasa
Los cachorros se sientan mirando a la chica, Orión ladea la cabeza, mientras Atlas se acerca y apoyándose en las patas traseras, pone las patas delanteras en la rodilla de la chica y olisquea buscando su mano
Aletheia se inclina y le acaricia la cabeza, le acerca la mano a la trufa y Atlas le chupa
Orión imita a Atlas
Murmuras con acento catalán, «mis diablillos»
Jeanpaul comienza a relajarse viendo a la chica con los cachorros y mira a Walker; este asiente y hace señas para entrar
Jeanpaul dice: «Vamos a casa, necesitas comer y descansar»
Aletheia le sigue sin protestar
Orión se pega de la pierna izquierda de Jeanpaul, mientras Atlas se pega de la pierna de Aletheia
Los cinco entran en la casona.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.