Punto de vista: Javier

Estaba charlando con Valerio y un par de amigos sobre cuestiones relacionadas con AHV.
Ives te transmite, ” Me gustaría verte. Ando un tanto… confundido por tu actitud de ayer.”
No puede ser. Borracho drogón de mierda. Parece que no va a dejarme en paz hasta que muera.
valerio dice con acento asturiano, “de acuerdo, se te habilitará un canal para poder comunicarte con los del sindicato.”
eduardito dice con acento peruano, “sip ”
valerio dice con acento asturiano, “ahora vuelvo”
valerio sale del mostrador.
Transmites a Ives, “Lo sé, soy un bipolar de mierda, o multi si lo preferís así. Salgo de una reunión acá en la tienda de lasañas y voy para donde estés vos.”
Transmites a Ives, “O vení, que no tengo ganas de caminar.”
[AHV] valerio: “bienvenido a AHV, eduardito.”
[AHV] valerio: “Usa el canal AHV para comunicarte con los del sindicato.”
eduardito sale del mostrador.
Miladycita sale del mostrador.
Ives te transmite, “A ti no te apetece andar y yo no puedo caminar… Esa Evita me dejó en silla de ruedas…”
Sales del mostrador y vuelves a la tienda.
Comunidad de Madrid; Tienda la lasaña calentita
valerio termina de rellenar la ficha y confirmar datos en el teléfono
Ives te transmite, “Pero si gustas mando a uno de mis escoltas a por tí.”
javier se sienta al lado de Valerio observando.
valerio dobla la ficha cuidadosamente y la guarda en su carpeta.
Ives te transmite, “Solo quiero hablar, pero ando bastante cabreado.”
Transmites a Ives, “menos mal que la maté! dónde estás ahora? voy a verte a vos y que se jodan en AHV.”
Transmites a Ives, “sigo siendo bipolar, no te preocupes.”
Ives te transmite, “Estoy en mi casa.”
Transmites a Ives, “voy para la torre, esperame.”
javier mira a Valerio y dice: Tengo que ir a la torre a recoger a un herido, cuando sea necesario llamame, sigo atento al canal AHV.
valerio dice con acento asturiano, “bien, que te vaya bien.”
Dices: “OK, mucha suerte, gracias!”
Comunidad de Madrid; Calle de preciados.
Comunidad de Madrid; Plaza del Callao.
Comunidad de Madrid; Gran Vía: Tercer Tramo.
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios aquí.
Te encuentras con Ives y Dani (durmiendo).
Ives te hace un gesto para que entres.
Ives te invita a entrar a su casa.
Aceptas la proposición y entras en la casa.
Casa de Ives
Te encuentras en un amplio recibidor enmoquetado. Ante ti se encuentra un pasillo por el que puedes acceder a las diferentes estancias de la casa. Caminas hasta el salón situado a mano derecha. Destacan 2 grandes ventanales que te permiten ver Plaza de España desde un lugar privilegiado. Una puerta da acceso a una pequeña terraza, en la que hay una mesa y 4 sillas. Una TV de 42 pulgadas se sitúa en la pared más amplia de la estancia y en frente encuentras un sofá de 3 plazas, justo delante, una mesa de centro te permite comer mientras ves alguna película.
Ves un sillón de masaje, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., y Un jarrón en forma de Cactus aquí.
En tu situación actual se te ha olvidado observar las salidas visibles.
javier suspira.
Ives es empujado por uno de sus escoltas en una silla de ruedas hasta situarse delante de Javier.
javier mira fijamente a Ives, mira sus heridas…
Ives dice: “bien.”
Ives dice: “si quieres, puedes sentarte.”
javier se queda parado en frente de la silla deruedas.
Los dos escoltas se sitúan cerca de Ives, cubriéndolo.
Ives asiente afirmativamente.
Ives dice: “Me gustaría que me aclararas algo.”
Ives carraspea
Dices: “Te escucho.”
Ives dice: “Cuando llegé al local”
Ives dice: “tú hablabas felizmente con esa evita.”
Ives suspira profundamente.
Ives dice: “y cuando yo me acerqué a vosotros.”
Ives dice: “Tu le dijiste que yo era impuro.”
Dices: “Y por cierto, qué linda la flaca, si no me la traje a follar fue para que no me saque los ojos a cuchillazos.”
Ives ríe a carcajadas
Ives dice: “y yo me pregunto.”
Ives dice: “porqué dijiste eso?”
Dices: “Soy un loco de mierda, ya te digo. Sí, reconozco que lo dije…”
Dices: “Vamos a ver”
Ives dice: “acaso yo… atenté contra tí?”
Ives mira al escolta de Javier
Ives dice: “usted puede esperar en el pasillo.”
Ives dice: “solo confío en mis hombres.”
Dices: “al otro día anterior leo en el periódico que vas borracho a atacar la tienda de lasañas, y te llevás por delante a 2 amigos míos, a esos con quienes yo estaba en el tradicional, lo supe y me quise morir! de indignación de decepción y todo… por qué fuiste así? Y no me digas no lo recuerdo porque así fue…”
Ives no quita la mirada del escolta de Javier
Ives dice: “dile que se retire ”
Dices: “Si te cargaste justo a ellos, es que algo me querías hacer a mí, justo a ellos que estaban ahí conmigo… vamos, te escucho.”
Ives dice: “y hablaremos.”
Dices: “Mis escoltas no se van a ir, disculpame. Basta de violencia, ya mucha sangre hubo ayer.”
Ives dice: “No me tengas miedo, mírame donde estoy.”
Ives dice: “desde esta silla no te voy a arrancar el cuello, que es lo que te mereces por tu actuación.”
Ives dice: “he dicho que solo quiero hablar.”
Un escolta de Javier dice: Señor, si necesita nuestros servicios aquí estaremos fuera vigilando todo discretamente.
Ives hace un gesto a sus escoltas para que se retiren.
Dices: “Ya estamos hablando.”
javier mira a Ives inquisitivamente.
Ives dice: “fíjate. Tú ahora estás en superioridad de condiciones.”
Ives dice: “bien.”
Ives dice: “Reconozco que ataqué a esos trabajadores.”
Ives dice: “no puedo negarlo, vi las grabaciones que salieron en la TV.”
Ives dice: “Ellos ya están recuperados.”
Dices: “Perdoname, te interrumpo un segundo. A mí engañarme no vas a poder, fácilmente. Ya bastante lo hiciste y me dejé para ver hasta dónde llegabas. Vamos, porqué los atacaste?”
Ives dice: “cuando los vea y si lo creo conveniente, les pediré disculpas.”
Ives dice: “Ya te enterarás cuando llegue el momento.”
Dices: “Ojalá lo hagas, porque me sentí pésimo, y que sientas las disculpas que les pidas.”
Ives dice: “Aún no sé si les pediré disculpas.”
Ives dice: “Hasta que no sepa algo…”
Ives dice: “pero en fín.”
Ives dice: “ese no es el caso.”
javier pone cara de bronca.
Dices: “No, nada de secretismos, a mí hay que decirme las cosas de frente y en el momento… Algo te hicieron? yo sé que al menos esa chica no, porque ni te conoce.”
Ives dice: “No te ataqué a tí, ataqué a otras personas, que sean amigos tuyos o no… tu integridad física está intacta.”
Ives mira serio a Javier, directamente a los ojos.
Ives dice: “Javier.”
Dices: “Sabés una cosa, pibe?”
Ives dice: “ahora no puedo decir nada.”
Ives dice: “te escucho…”
Ives se valancea alante y atrás con la silla, esperando una respuesta
Dices: “Ya sé que llegué acá hecho un desastre, pero hasta en mi vida anterior tuve una reputación y estuve rodeado siempre de gente decente. No te voy a discriminar, ni bien te vi a vos supe que tuviste una vida muy jodida, pero que sepas que no puedo rebajarme a trabajar, siquiera amigarme de un pibe que para colmo ataca gente y se emborracha como lo hacés vos”
Ives dice: “bien.”
Ives dice: “tengo una reunión con otra persona.”
Dices: “No es por discriminarte, sinó porque tengo una moral y la cuido.”
Ives dice: “solamente me gustaría decirte que.”
Ives dice: “Fíjate que te advierto, incluso.”
Ives dice: “Ayer me traicionaste. Lo hiciste delante mía, pero sé que andabas hablando de mí cuando yo no estaba presente.”
Ives dice: “Tu amigo Felipe… abrió el pico.”
Ives dice: “Pero ese no es el caso”
Ives dice: “Solamente me gustaría que supieras”
Ives dice: “que cuando pueda levantarme de esta silla.”
Ives dice: “Más vale que no te encuentre.”
Ives sonríe.
Ives dice: “No te van a salvar ni 100 escoltas.”
Ives sonríe vurlonamente a Javier
Ives dice: “ya sabes donde está la puerta.”
Ives empuja la silla hasta la puerta del salón.
Dices: “Escuchame una cosa flaco, a caso yo tengo obligación de tenerte en consideración si no quiero seguir en peligro? en qué mundo estamos?”
Dices: “Para colmo engañás y te dejás engañar, sos un desastre.”
Ives hace un gesto a uno de sus escoltas y este abre la puerta de la calle.
Ives dice: “repito por última vez”
Ives dice: “ya sabes donde está la salida.”
Dices: “Adiós, y que Dios te bendiga o el diablo te cargue.”
Dices: “Que te mejores!”
Sales de la casa.
Si no puedo matarlo yo, que lo mate alguien, porque sé que no va a cambiar. Si soy traidor o bipolar es mi problema. A ver si vive y deja vivir, o lo tiro de la silla de ruedas.
En fin, me voy a casa.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *