• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: La cruda y dura realidad

Punto de vista: Naira

Naira se encuentra en un hostal de Parla desde hace unos días, prresa de incertidumbre por Abraham, sin saber qué hacer ni adónde ir, y echando de menos a Itzae aunque intenta convencerse de lo contrario.
Su móvil suena.
Transmites a melisa, «qué»
Transmites a melisa, «sí?»
melisa te transmite, «Hola, naira. Te llamo para preguntarte si te viene bien que el miércoles te busque para venir a pelar a los soldados»
Transmites a melisa, «no voy a volver »
melisa te transmite, «..»
melisa te transmite, «cómo que no vas a volver?»
Transmites a melisa, «no tengo ningún contrato »
melisa te transmite, «ya.. pero…»
Transmites a melisa, «prefiero no volver »
melisa te transmite, «has tenido algún problema? »
Naira no puede evitar la voz temblorosa
melisa te transmite, «puede acompañarte otra persona si lo prefieres»
Transmites a melisa, «no estoy en madrid, déjalo, melisa »
melisa te transmite, «pero… El pequeño está en el campamento»
Transmites a melisa, «sí»
Se oye a melisa tragando saliva
melisa te transmite, «no irás a verle?»
naira hace una pausa larga
melisa te transmite, «naira?»
Transmites a melisa, «algún día»
Naira cuelga
El teléfono vuelve a sonar
Naira llora
Sigue sonando el móvil
naira coge la llamada
Transmites a melisa, «por favor, no insistas »
melisa te transmite, «naira, se adulta, déjame hablar y no me dejes con la palabra en la boca»
melisa te transmite, «Todo esto es por abraham?»
Transmites a melisa, «no tengo nada que decir.. me habéis engañado »
melisa te transmite, «pero.. quién te ha engañado, naira.»
melisa te transmite, «quieres que te enseñe las imágenes?»
Transmites a melisa, «tú, por ejemplo »
melisa te transmite, «yo? pero si solo busco tu protección»
Transmites a melisa, «sí… »
melisa te transmite, «naira, por favor. Escúchame»
melisa te transmite, «Te puedo enseñar pruebas, es peligroso que estés sola»
Naira jadea apartándose del teléfono
melisa te transmite, «naira?»
Transmites a melisa, «qué»
melisa te transmite, «quieres que te enseñe pruebas?»
Transmites a melisa, «podéis hacer mil cosas con las imágenes »
melisa te transmite, «quieres hablar con las mujeres a las que ese hombre violó?»
Transmites a melisa, «yo sé lo que he visto y lo que he conocido »
melisa te transmite, «no sé qué´has visto, pero es peligroso, naira.»
melisa te transmite, «aléjate de abraham »
Transmites a melisa, «peligroso… jamás me ha hecho nada »
melisa te transmite, «a la última chica que tenemos en el hospital»
Transmites a melisa, «y no estoy con él, no te preocupes, no sé donde está »
melisa te transmite, «le dijo que se dedicaba a la informática»
melisa te transmite, «a ti también te ha dicho algo así?»
Transmites a melisa, «qué más da»
Transmites a melisa, «te digo que no estoy con él »
melisa te transmite, «Crees que nos preocuparíamos en perseguir a una persona cualquiera?»
Transmites a melisa, «no lo sé»
Transmites a melisa, «no sé nada»
melisa te transmite, «tenemos muchísimo trabajo»
melisa te transmite, «te hemos ayudado a tí, por qué no reflexionas?»
Naira respira con cierta dificultad
melisa te transmite, «las imágenes es cierto que podemos manipularlas»
melisa te transmite, «pero el daño y el temor de las mujeres que hay en el hospital nó»
Transmites a melisa, «por favor, melisa… no me presiones más.. no soporto esto »
melisa te transmite, «dónde puedo verte? voy de civil, no tengo armas»
Transmites a melisa, «no estoy en madrid, no quiero ver a nadie »
Naira ve el aviso de una llamada entrante
Transmites a melisa, «tengo que colgar»
melisa te transmite, «por favor, naira, escuchame»
Naira cuelga y recoge la llamada de abraham mientras va llegando la notificación de otras de melisa
Transmites a Abraham, «neno »
Abraham te transmite, «Naira, gracias a dios.»
Abraham te transmite, «estoy en un taxi»
Transmites a Abraham, «dónde estás…»
Transmites a Abraham, «pero, cómo es eso?»
Abraham te transmite, «he salido a la autovía y caminé hasta una gasolinera, sí, sé que es una locura»
Abraham habla con voz agitada
Transmites a Abraham, «pero por dios, y si te ven»
Abraham te transmite, «no puedo vivir toda mi vida en esa montaña. »
Abraham te transmite, «necesito algo…»
Transmites a Abraham, «y dónde vas a ir »
Abraham te transmite, «no lo sé… »
Transmites a Abraham, «qué necesitas»
Abraham te transmite, «necesito verte.»
Transmites a Abraham, «estoy en parla, ya te he dicho »
Abraham te transmite, «puedo ir?»
Transmites a Abraham, «en el hostal la juanita »
Abraham te transmite, «la juanita… »
Abraham te transmite, «puedo ir?»
Transmites a Abraham, «ven»
Transmites a Abraham, «abitación 5 »
Abraham te transmite, «estarás bien?»
Transmites a Abraham, «no lo sé»
Abraham te transmite, «voy.»
Abraham te transmite, «cuelgo, un beso»
Entra otra llamada de melisa que naira no contesta
Naira se levanta y da vueltas por la pequeña habitación, respirando con dificultad
2 horas más tarde…
Naira se sienta en la cama, agotada de nervios y tensión
3 horas más tarde…
Naira llama a abraham
Abraham responde con voz más acelerada y alegre
Abraham te transmite, «hola Naira, ya estoy llegando»
Transmites a Abraham, «pero dónde estás, por favor…»
Abraham te transmite, «Hemos tenido que dar muchas vueltas»
Abraham te transmite, «estoy en la calle del hostal»
Transmites a Abraham, «podrías haber avisado»
Abraham te transmite, «subo inmediatamente»
Transmites a Abraham, «sí.. »
Abraham te transmite, «lo siento»
Naira deja el móvil en la cama y espera, nerviosa
Abraham camina por el pasillo del piso superior
Abraham toca la puerta
Murmuras con acento canario, «sí…»
Abraham mira el pasillo
Abraham murmura con acento lavianés, «soy yo»
Naira gira la llave y abre
Abraham se rasca la nariz
Abraham entra en la habitación
Abraham sonríe al ver a naira
Naira cierra y echa la llave
Naira mira a Abraham
Es un hombre alto, de complexión fuerte, pelo negro y moreno de piel. Viste de forma informal, con unos vaqueros rotos, unas zapatillas de deporte y una cazadora de cuero desgastada con visibles manchas de sangre. Tiene las manos vendadas y la cara repleta de heridas.
Naira suspira viendo el mal aspecto de Abraham
Abraham murmura con acento lavianés, «gracias»
Murmuras con acento canario, «cómo … estás?»
Abraham se quita la cazadora
Abraham murmura con acento lavianés, «ahora bien»
Abraham murmura con acento lavianés, «puedo entrar al baño?»
Murmuras con acento canario, «sí, claro, te he comprado un bocadillo »
Abraham sonríe mirando a naira
Abraham murmura con acento lavianés, «gracias»
Naira señala un envoltorio de papel de aluminio
Abraham deja su DNI y algo de dinero distraídamente en la mesa vaciando los bolsillos
Abraham dice con acento lavianés, «voy a darme una ducha… te importa?»
Murmuras con acento canario, «no, hazlo»
Abraham mira agradecido a naira y camina hacia el baño cerrando la puerta
Abraham deja la chaqueta en un colgador
Naira va a la mesa para comprobar si el bocadillo sigue algo caliente
Naira lo toca y suspira
Abraham coge un paquetito con cocaína que compró en el trayecto
Naira ve el DNI
Naira se queda paralizada
Abraham esnifa el gramo de un golpe
Naira recuerda el nombre que le ha dado melisa
Abraham se mira al espejo y se quita las vendas de las manos
Murmuras con acento canario, «no.. no.. »
Abraham suspira profundamente.
Abraham se mete en la ducha
Naira da un paso atrás y busca su móvil
Abraham se ducha y sale
Naira no acierta a encontrarlo
Naira lo ve sobre la cama
Abraham se viste
Abraham guarda el paquete vacío en el bolsillo interior de la chaqueta
Naira lo coge apresurada y se le cae de las manos
Abraham dice con acento lavianés, «ocurre algo, Naira?»
Naira lo coge temblorosa
Murmuras con acento canario, «eh? no, no »
Abraham dice con acento lavianés, «ahora salgo»
la pantalla no responde por el sudor de las manos
Abraham se mira pensativo al espejo
Naira se las seca y vuelve a intentarlo
Naira coge su bolso y va hacia la puerta
Abraham sale del baño
Abraham ve a naira
Naira se queda con la mano en la llave
Abraham dice con acento lavianés, «a donde vas?»
Murmuras con acento canario, «yo.. quiero. quiero. comprar algo »
Abraham dice con acento lavianés, «ah, de acuerdo.»
Abraham dice con acento lavianés, «te acompaño »
Murmuras con acento canario, «no, no salgas »
Murmuras con acento canario, «no.. no te arriesgues »
Abraham mira a naira extrañado
Abraham dice con acento lavianés, «qué te pasa?»
Naira lucha por controlar el temblor
Abraham mira el DNI y luego mira a Naira
Abraham camina hacia Naira
Abraham murmura con acento lavianés, «puedo explicártelo»
Naira se echa atrás hacia la pared
Murmuras con acento canario, «por favor, déjame ir »
Abraham murmura con acento lavianés, «Neno es mi mote, nunca me gustó mi nombre real»
Murmuras con acento canario, «no diré. no diré nada..»
Abraham mira a naira
Abraham murmura con acento lavianés, «naira… pero si yo no te haré nada»
Murmuras con acento canario, «por qué.. por qué me has engañado…»
Abraham apoya sus manos en la cintura de naira suavemente
Abraham murmura con acento lavianés, «engañado?»
Naira se queda rígida
Abraham murmura con acento lavianés, «yo no te he engañado»
Murmuras con acento canario, «por favor, deja que me vaya »
El rostro de Abraham cambia radicalmente
Abraham dice con acento lavianés, «para qué quieres irte?»
Naira se da cuenta del cambio y tiembla bajo las manos del hombre
Abraham dice con acento lavianés, «eh?»
Murmuras con acento canario, «solo déjame ir.. por favor »
Abraham grita: «para qué quieres irte?»
Murmuras con acento canario, «yo.. yo no diré nada.. »
Abraham empuja a naira hacia el baño
Naira da un traspiés y se sujeta en el lavabo
Abraham dice con acento lavianés, «por qué te he engañado según tú?»
Abraham cierra la puerta del baño
Abraham cierra el pestillo
Murmuras con acento canario, «por favor.. déjame ir.. te lo pido…»
Abraham da un bofetón a naira
Abraham dice con acento lavianés, «por qué te he engañado!»
Naira gime llevándose la mano a la cara
Murmuras con acento canario, «no me hagas daño.. por favor »
Abraham mira a naira cabreado
Abraham se percata del teléfono
Naira mira a abraham suplicante
Abraham le quita el teléfono a naira
Abraham deja el teléfono en una estantería cerca de la puerta
Abraham dice con acento lavianés, «qué te pasa? te has quedado muda?»
Murmuras con acento canario, «por favor.. déjame ir…»
Abraham dice con acento lavianés, «a dónde quieres ir?»
Murmuras con acento canario, «a cualquier sitio…»
Abraham le quita el bolso a naira
Murmuras con acento canario, «no! dame…»
Abraham dice con acento lavianés, «para que te den de ostias los soldados?»
Abraham tira el bolso al suelo
Murmuras con acento canario, «ellos no me han puesto una mano encima.. tú sí…»
Abraham dice con acento lavianés, «cuándo coño te he puesto una mano encima?»
Naira se pega a la esquina, abrazada a sí misma
Dices con acento canario, «ahora mismo!»
Abraham dice con acento lavianés, «nunca lo he hecho, pero te lo estás ganando»
Abraham grita: «a mi no me grites!»
Murmuras con acento canario, «me dijiste que odiabas esto.. que odiabas la violencia… »
Abraham dice con acento lavianés, «y claro que la odio!»
Murmuras con acento canario, «no lo parece.. »
Abraham mira a naira con los ojos rojos
Naira se desliza por la pared hasta quedar sentada en el suelo
Abraham dice con acento lavianés, «claro que la odio! a quién coño le gusta la violencia aquí, eh? a quién coño le gusta la violencia!»
Naira se encoge sobre sí misma
Abraham entrecierra los ojos y empieza a patear a naira
Abraham grita: «dí a quien coño le gusta la violencia!»
Naira gime mordiéndose los labios
Naira intenta hacerse muy pequeña en el rincón
Abraham jadea con el pulso acelerado
Abraham mira a naira cabreado
Abraham murmura con acento lavianés, «a quién coño le gusta la violencia»
Murmuras con acento canario, «por favor.. no me hagas daño.. por favor…»
Abraham coge a naira del pelo
Naira jadea exhalando
Abraham tumba a naira en el suelo
Murmuras con acento canario, «no.. no… »
Abraham dice con acento lavianés, «quítate la ropa»
Naira se debate
Murmuras con acento canario, «no!»
Naira intenta levantarse
Abraham grita: «que te quites la puta ropa!»
Abraham pega un pisotón en la mano de naira
Naira gime
gritas: «por favor, que alguien me ayude!»
Abraham murmura con acento lavianés, «me cago en mis muertos»
Abraham se avalanza sobre naira y empieza a golpearle
Naira se cubre la cabeza
Abraham pone boca abajo a naira
Abraham respira nervioso
Abraham baja los pantalones de la chica
Naira intenta arrastrarse
gritas: «no!»
Abraham da un fuerte golpe en el costado de naira
Abraham grita: «silencio!»
Naira jadea
Naira trata de alejarse
Murmuras con acento canario, «por favor, no.. »
Abraham baja de un golpe las bragas de la chica y agarra a naira poniéndola de rodillas con la cara pegada al suelo
Murmuras con acento canario, «nooo.. noo….»
Naira lucha por incorporarse
Abraham se desabrocha el vaquero
Naira levanta la cabeza
Abraham se baja los pantalones y se arodilla detrás de naira
Naira intenta agarrarse de la taza
Abraham vuelve a golpear a naira
Naira cae gimiendo
Abraham dice con acento lavianés, «al puto suelo, las manos al suelo»
Murmuras con acento canario, «por favor no…»
Murmuras con acento canario, «por favor..»
Abraham murmura con acento lavianés, «por favor… por favor»
Naira solloza ahogándose
Abraham murmura con acento lavianés, «nunca has querido ni mi amistad, falsa puta»
Abraham golpea el trasero de naira con rabia
Naira encuentra la alfombrilla del suelo con una mano y la agarra en un puño
Naira gime sollozando
Murmuras con acento canario, «déjame…»
Abraham roza con su pene el sexo de naira
Abraham dice con acento lavianés, «cállate»
Murmuras con acento canario, «déjame…»
Abraham grita: «que te calles!»
Naira esconde la boca en la alfombrilla
Abraham agarra a naira y penetra de golpe a la chica.
Naira grita
Abraham permanece un momento quieto apretando los dientes
Naira grita desesperada
Naira lucha bajo él por separarse
Abraham intenta moverse poco a poco pero termina eyaculando a los segundos
Abraham suspira profundamente.
Naira solloza contra la alfombrilla
Abraham pellizca el abdomen de naira con rabia
Naira gime con los ojos cerrados
Abraham se aparta y empuja a naira hacia el suelo
Abraham se levanta los pantalones y se los abrocha
Abraham dice con acento lavianés, «ahora vamos a morir tú y yo juntos»
Naira tiene la cabeza ladeada, sin mirarlo
Abraham la pone boca arriba
Naira lo mira aterrada
Abraham saca de su chaqueta un hierro afilado
Alguien golpea la puerta de la habitación
Naira intenta decir algo pero ningún sonido sale de su boca
Abraham dice con acento lavianés, «cállate»
Abraham dice con acento lavianés, «ni te muevas »
Abraham apoya el hierro en el cuello de naira
Abraham murmura con acento lavianés, «shh»
Naira tiembla violentamente en el suelo
Abraham permanece quieto escuchando
Alguien sigue golpeando la puerta
melisa suspira profundamente.
melisa habla con la recepcionista que está a su lado
melisa murmura: «si, por favor, dáme las llaves»
Naira oye los golpes
Abraham susurra, «ni un puto sonido»
Naira tiembla de frío, dolor y miedo
Abraham acaricia el pecho de naira con fuerza
Naira gime
Abraham busca los labios de naira y le besa
Naira tiene una arcada
Abraham vuelve a besarla con fuerza
Abraham mira a naira a los ojos mientras le besa
Naira se resiste intentando apartarse
Murmuras con acento canario, «mmmm mmm »
melisa abre la puerta con las llaves que le da la mujer
Abraham escucha el ruido de la puerta
Abraham aprieta el hiero con mas fuerza
Abraham murmura con acento lavianés, «shh»
Naira jadea gimiendo
melisa ve la habitación vacía
melisa se fija en la mesa
melisa camina hacia la mesa y vé el DNI
Naira se ahoga de miedo
melisa mira el DNI
melisa mira bajo la cama
melisa se queda en el centro de la habitación
melisa dice: «Naira?»
melisa dice: «Soy melisa.»
Naira apenas puede respirar
Abraham susurra, shh
melisa dice: «Si, lo siento»
melisa dice: «he rastreado tu llamada, tienes un hijo, sé que estarás en el baño »
Naira mira al hombre con súplica
melisa dice: «El niño está enfermo, naira, necesito que salgas»
melisa dice: «Dejamos el tema de Abraham, de verdad»
Naira susurra, por favor…
Abraham aprieta más el hierro haciéndole un pequeño corte a naira
Naira jadea
Abraham niega
Abraham susurra, «grita que se vaya, que no quieres nada de ella o te rajo aquí mismo»
melisa se acerca a la puerta del baño
melisa dice: «Naira, no estoy armada»
Murmuras con acento canario, «vete… no quiero… nada de ti, vete..»
melisa dice: «vengo de civil, como te he dicho, por favor, sal»
melisa suspira profundamente.
melisa dice: «Por favor, El niño pregunta por tí»
Naira mira a abraham suplicante
melisa dice: «dejamos el tema de ese tío, no te preguntaré por él»
Abraham vuelve a apretar el hierro
Abraham susurra, «dile que no»
Naira no puede evitar un gemido
Murmuras con acento canario, «no.. no»
melisa golpea la puerta
Murmuras con acento canario, «vete»
melisa dice: «naira, estás bien?»
Murmuras con acento canario, «sí…»
Abraham mira advirtiendo a naira
melisa dice: «sal y me dices aquí fuera que no quieres ocuparte del niño»
melisa dice: «por favor, me voy si sales»
melisa dice: «estás sola?»
Murmuras con acento canario, «sí…»
melisa dice: «puedo entrar al baño?»
Abraham niega
Murmuras con acento canario, «no.. ve. .te »
melisa dice: «de acuerdo, me iré»
melisa dice: «pero por favor, piensa en el niño, que te necesita»
melisa dice: «no volveré a molestarte más»
melisa camina hacia la puerta y la cierra quedándose ella dentro
Abraham suspira profundamente.
Murmuras con acento canario, «por favor…»
Abraham dice con acento lavianés, «hija de la gran puta»
Abraham dice con acento lavianés, «no suenas convincente»
Murmuras con acento canario, «vete.. déjame…»
Abraham suelta a naira
Abraham dice con acento lavianés, «no, ahora te vas a quedar aquí y yo saldré fuera a la habitación.»
Abraham dice con acento lavianés, «tú pasas aquí la noche»
melisa escucha a abraham
Naira coge la alfombrilla y se cubre mínimamente
melisa saca el teléfono rápidamente y envía unos mensajes
Abraham acaricia el sexo de naira sonriendo
Murmuras con acento canario, «no.. déjame…»
Naira se aparta
Abraham dice con acento lavianés, «qué coño haces?»
Abraham coge a naira del pie y tira de ella
Naira exhala con fuerza
Abraham la pone bocaabajo de nuevo
Abraham se sienta en la espalda de naira
Naira jadea bajo su peso
Abraham mete el zapato entre las piernas de naira y las separa
Abraham acaricia el sexo de la chica
Murmuras con acento canario, «no.. no…»
Murmuras con acento canario, «déjame…»
melisa lee la respuesta
melisa se limpia una lágrima y camina hacia la puerta del baño en silencio
Naira se mueve intentando liberarse del peso
Abraham sigue toqueteando torpemente el sexo de naira
Abraham dice con acento lavianés, «a que te corres?»
Abraham ríe
Naira se queda quieta, indefensa
Abraham golpea el trasero de naira
Abraham dice con acento lavianés, «rresponde»
Naira gime
Murmuras con acento canario, «me has hecho daño.. no…»
melisa lee el mensaje
Abraham dice con acento lavianés, «y si no te hubiera hecho daño?»
Abraham murmura con acento lavianés, «lo hubieras hecho?»
Murmuras con acento canario, «no.. no sé…»
melisa camina hacia la puerta de la habitación
melisa abre y varios soldados entran.
Abraham escucha el ruido y se levanta de golpe
melisa señala la puerta del baño
Naira se arrastra a un lado y se encoge
un soldado acciona el pomo de la puerta e intenta abrir
Abraham grita: «la mato!»
Abraham grita: «le corto el cuello, lo juro!»
Abraham se acerca a naira
Naira se encoge más
Los soldados golpean la puerta hasta echarla a bajo
melisa entra junto a los soldados
melisa aprieta los dientes y ve a naira
Los soldados cogen a abraham y lo sacan a empujones del baño apuntándole con un fusil
Naira mira a melisa y baja la mirada, temblando
melisa se agacha delante de naira
melisa coge las manos de la mujer y las aprieta
Naira gime por el dolor de la mano pisoteada
melisa murmura: «no te preocupes, cariño, ahoramismo nos vamos»
a naira le castañetean los dientes y no puede hablar
Los soldados lanzan a abraham contra el suelo y lo esposan
Abraham grita por las patadas
Murmuras con acento canario, «perdóname…»
melisa ayuda a naira a levantarse
Naira se levanta con dificultad
melisa murmura: «no te preocupes, naira.»
lágrimas silenciosas corren por las mejillas de naira
melisa abraza a naira y le ayuda a vestirse
melisa murmura: «ven, cariño»
Naira se muerde los labios
Naira tirita
melisa se quita su chaqueta y se la pone por encima a naira
melisa cubre a naira para que no vea a abraham, coge su bolso y sale del baño hasta el pasillo
Abraham sigue gritando
melisa murmura: «abajo tenemos un coche, te voy a llevar al hospital»
Naira camina dejándose llevar
melisa abraza a naira mientras bajan la escalera
Melisa y naira llegan abajo
Un hostal en la carretera de Parla
melisa besa el pelo de la chica
Naira sigue temblando con violencia
melisa murmura: «ya, cariño, ya está »
melisa la abraza con fuerza
Murmuras con acento canario, «lo.. lo siento..»
Murmuras con acento canario, «lo siento….»
melisa murmura: «no pasa nada, naira. No pasa nada»
Murmuras con acento canario, «yo.. yo…»
Murmuras con acento canario, «él…»
melisa murmura: «ven, cariño, vamos al coche»
Naira camina con melisa
melisa sale con naira del hostal
melisa murmura: «ven»
melisa vé el helicóptero
melisa murmura: «ven, que iremos más rápido »
Naira camina con dificultad, cojeando
melisa se percata del cojeo de naira
melisa murmura: «no te asustes»
melisa agarra a naira y la coge en brazos
melisa murmura: «vamos, que no sé que te ha ocurrido»
melisa murmura: «ahora arais te ayudará»
Naira mira a la chica con la mirada un poco extraviada
melisa se acerca al helicóptero
melisa entra con naira ayudada por un soldado
Un helicóptero apache ah-184
melisa hace un gesto a los pilotos y sienta a naira en un asiento
Naira sigue temglando
melisa le pone cuidadosamente el arnés
Naira se queja cuando le roza la mano
melisa murmura: «perdón.»
melisa se sienta a su lado, le coge de la otra mano y la abraza por los ombros
El apache despega y vuela hacia la base de S.y.
melisa murmura: «ven, cariño, ya estamos llegando»
melisa murmura: «te quito el arnés, tu niño solo tiene fiebre, pero está bien»
Naira mira a melisa aturdida
melisa quita el arnés de naira
melisa se levanta y vuelve a coger a naira en peso
melisa camina hacia la escotilla
melisa sale con naira y va hacia el hospital
melisa entra y camina hasta sentar en una silla de ruedas a naira
melisa se detiene y vé como sus compañeros del hospital se la llevan
Hospital de S.Y.
melisa suspira profundamente.
melisa se queda apoyada en una columna
Al cabo de un buen rato, Arais sale del consultorio y ve a melisa
Arais se va hacia ella
melisa ve a arais
Arais murmura con acento hebreo, «melisa »
melisa se acerca
melisa murmura: «cómo está?»
Arais murmura con acento hebreo, «la has traído tú, no?»
melisa murmura: «sí»
Arais suspira
melisa murmura: «siento utilizar los medios de esa forma, pero»
Arais niega
Arais murmura con acento hebreo, «has hecho lo que debías »
melisa murmura: «era ovbio que estaba en peligro»
melisa murmura: «cómo está?»
Arais murmura con acento hebreo, «pateada, violada.. y lo peor.. rendida »
melisa suspira profundamente.
Arais se pasa la mano por los ojos
melisa murmura: «que descanse e intentaremos hacer algo…»
melisa murmura: «perdona»
melisa se cuadra
Arais hace un gesto con la mano
Arais murmura con acento hebreo, «por supuesto que intentaremos hacer algo »
melisa asiente
Arais dice con acento hebreo, «gracias, melisa, ve a descansar »
melisa dice: «Gracias. Me retiro»
melisa se marcha.
Arais vuelve al consultorio con naira.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.