• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena de Rol: La Luna en el Amanecer del Ángel

Punto de vista: AriaBlaid.

El despertador suena con una suave canción despertando a Aria con una sonrisa
poniéndose en pie hace pasitos y muecas extrañas, intentando jesticular a la cantante de la preciosa canción. canta con voz dulce.
la guitarra entona suaves notas mientras la percusión le hace compañía.
Ando sola y solo canto, ¡la,la, la…!
desapareció la luz y aoscuras ya no me verás.
dejo caminar la pena a otro país.. ¡lejos de mi hogar!
Una carcajada alegre le brota de los labios y la misma crece al percatarse de lo bien que le ha venido alejarse de irlanda.
sabe que tendrá un último día de baja, estuvo llendo enferma un par de días, pero la camarera supervisora decidió que ya era suficiente y la mandó a casa con un golpecito amistoso en la espalda.
la canción sigue sonando y aria deja que se expanda por la habitación.
aunque ha gastado dinero en visitar museos, salidas necesarias para llenarse las retinas de arte; cuadros se acumulan en el escritorio y se plantea venderlos, tal vez publicar en un periódico que… sus ojos se abren al caer en cuenta de que no ha mirado el periódico para enviar mas solicitudes.
corre hasta el escritorio y observa un cuadro en el que se puede ver un reloj cullos minutero y segundero han sido cambiados por un infinito, y los números por planetas
Se golpéa la frente y busca entre los cuadros hasta dar con un champú nuevo y a prisa va al baño. Se observa en el espejo. El cabello lleno de mechas rubias se le asemeja a un nido de pájaros y una risotada se le escapa de los labios al pensar en pájaros multicolores dándole vueltas por la cabeza
Después de la ducha y con el cabello ordenado hace valance de sus ya casi tres semanas en madrid
Cuadros demuestran la cantidad de arte que ha visto en ese tiempo, tiempo que ha descrito en la famosa pintura del reloj. Sonríe alegre, la chica que semanas antes la miraba con estrés y tristeza en el espejo ahora brilla con luz propia, en sus ojos negros hay tanta luz que decide pensar que una estrella se le ha colado en las pupilas en mitad de un sueño. Esto la lleva a pensar en otra pintura, tiene todo el día, el periódico ya vendrá. Antes de pintar toma una pastilla para la gripe y un baso de agua, coge una manzana de una bolsa que yace al lado de la puerta y al primer bocado empieza a pasar el pincel por el lienzo
La música la hace moverse con suavidad y tararea la canción.
no encuentro nada mejor, mas lejos de aquí… si lo intento, tira de mí, ¡lo siento cada vez maas dentro…!
Las horas se le escapan como mantequilla entre los dedos, los cascos conectados al reproductor de música le ayudan a sentirse aún mas aislada, un pensamiento fugáz se le pasa por la mente, recordándole el ordenador que compró en revajas y que ha de llevar a repararlo, olvidó ponerle el antivirus… ¡tan despistada como siempre! pero se siente tan feliz que eso le parece secundario. se centra en la hermosa pelirroja que le devuelve la mirada junto a una chica alvina que parece ir a tocarla, con la mano estirada a punto de alcanzarla pero sin llegar a tocarla.
La pelirroja ocupa el mayor espacio, parece cansada y triste, en sus ojos que a Aria la encandilaron aprimera vista pueden verse unas ojeras enormes,
ocupa el mayor espacio, su cabello escarlata y rizado, sus labios en una mueca de ira contenida, Aria logra captar el dolor que transmite, lo destruída que parece, y en especial el detaye que más le llamó de aquella mujer, el odio que parecía tenerse a símisma.
La alvvina que está detrás es un cuadro muy distinto, por decirlo así. El cabello blanco parece una tormenta de nieve en su preciosa figura, la chica ha de ser modelo sin duda, a Aria le suena de alguna parte. Sus ojos de un extraño violeta con azul casi consiguen que aria se acercase a ella cuando la pelirroja se fue y ella se sentó en un vanco a a retener las lágrimas. Pero Aria la ha pintado con luz propia, la luz que vio en ella. Porque en sus ojos hay un amanecer, y en el amanecer siempre hay un sol, la luna solo es una sombra.
Ambas féminas están en el paseo del prado, un coche yace a la distancia y cuesta verlo, a Aria también le costó pintarlo.
Después de observar a la alvina decide pintarla sola, el descubrimiento de una nueva musa la emociona sobre manera, encontrar mujeres hermosas no es muy complicado, pero encontrarlas tanto hermosas por dentro como por fuera sí es complicado
Sale a comprar el periódico y de vuelta a su habitación se lava las manos y deja el periódico de cualquier forma en la cama
Un lienzo en blanco yace esperándola. El mismo lienzo que ya por la madrugada toma la forma de una hada transformada en humana, tal vez una ninfa.
De la mujer salen dos alas de ángel que le intentan cubrir el cuerpo tapado con una túnica blanca llena de runas doradas, entre los labios rojos puede verse una sonrisa dulce, apoya la mano en la mejilla derecha, en la otra mano sostiene una rosa que en su interior retiene la mitad de un corazón roto. El ángel yace sentado en el espacio en flor de loto, estrellas la rodean y con su blancura parece ser la luna en medio de la oscuridad, en sus ojos bicolores se pueden ver, de echo dos medias lunas, dos medias lunas que han salido en pleno amamanecer.
Mismo amanecer que llega y descubre a Aria mirando la pintura. el sol le indica que no ha mirado el periódico, y después de una leve ojeada y un chocolate caliente decide dormir al fin.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.