• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: La luna en la tierra

Punto de vista: Luna

The one pilots suena a todo volumen en mis auriculares mientras tarareo la canción y la bailo.

Me pongo los calcetines a toda velocidad y me acomodo el flequillo después.

Helena dice con acento peruano» Luna Hallen! son las siete:30 vas a llegar tarde al instituto!»
Paso de mi madre, miro la pantalla del móvil, hay comentarios en mi blog de moda y un aununcio de una mujer que busca chica de dieciseis años para trabajar en su tienda.
Abro el anuncio, veo la tienda y busco un chicle en mi mochila.

Salgo con el chicle en la boca, mi madre me espera en la puerta, tiene el ceño fruncido y eso consigue que me encoja de hombros.
Mi hermana Solángel me saluda desde su habitación.

Le saco el dedo del medio, cosa que consigue que mi madre me grite, y luego salgo de casa.

La canción se cambia a otra de The one Pilots y entro al ascensor
Bufo mientras jugueteo con mi flequillo, es una manía que tengo, todos los emos tenemos esta mala costumbre de jugar con nuestro flequillo.

Tomo el móvil y observo la tienda afrodita, abro el uvicalife y meto la ruta.

Salgo del ascensor pensando en mi hermanita, solo tiene once años y a penas va a empezar la ESO, no sabe lo que la espera, puto instituto, lo odio, odio ir y odio a la gente, si no fuese por Geia y Morgana que me visitan de vez en cuando osiblemente no iría.

Las conocí en una exivición de pinturas que me fliparon.

Pongo mi canción preferida de the one pilots y me meto por una calle para llegar antes a preciados. Odio a madrid, es putamente radial y te puto pierdes.

Cantas: OO, oowww ooo oowww
Llego a preciados y miro algunos comentarios de mi blog sobre moda. ¿Dije que tengo un blog sobre moda? Amo la moda, y a One the pilots.
Cantas: OO, Owwww, owww owww ou u ou.
Entro a afrodita y me entretengo mirando los poemas que hay en el suelo, son preciosos, reconozco algunos de ellos y sonrío, eso me hace sentirme culta.
Me distraigo observando ropa gótica, me mola como se visten los góticos aunque hay muchos demasiado extremistas.
Piensas: hablando de extremistas»
Una mujer pasa ante mí, es gootpunk, pero su estilo es netamente negro y carece de color. O tal vez me equivoqué y es una dark? ni idea, el caso que es una extremista y las odio.
Veo a una chica que me quita el aliento, tiene orejas de elfo ¡Tiene orejas de elfo!
Me suena de alguna parte pero no sé de donde, me acerco y saco mi currículum de la mochila, siempre cargo un par de copias por si se me abre alguna puerta, eso y una autorización firmada de mis padres para trabajar.

Papá y mamá son muy unidos, son como uña y mugre, se adoran y me han dado un hogar muy estable, qitando que la única inestable de la familia soy yo.

¿No me he presentado? Soy Luna Allen, hija de Adolfo Allen y Helena López.
Tengo 16 años, hechos el cinco de mayo de este año.

¿En qué estaba? Ah, sí, la señora extremista, total, que miro hacia la caja y me fijo en la chica con orejas de elfo, tiene los ojos enormes y grises y una mirada seria. Seria pero me mola, me mola la gente seria, la gente callada, interesante… y ¡ah, sí! he dejado mi curriculum
Bueno, el caso, que dejo mi curriculum y me marcho al instituto, veo a la chica rubia salir detrás de mí y seguirme a lo largo del camino, paso de ella; paso de todo el mundo, a decir verdad.

AL llegar a clases me cuelo en audiovisuales y me siento al final del todo, suspiro de alibio al darme cuenta de que la profesora no ha llegado y saco mi libreta.

Escucho la clase a medias, saco el móvil y lo acomodo debajo del pupitre para poder hablar en el grupo de las mitológicas.
El grupo de las mitológicas es un grupo que hicimos Geia, Ana y yo para poder hablar tranquilamente.

Las mitológicas:
Geia: manda un stiquer de su profesora que pone: tu arte harta.
Morgana: Cállate y mejor préstale atención a la clase, yo estoy hasta los obarios de la profesora de técnicas de pintura.
Geia: Silencio, Ana
Morgana: Silencio por qué joder?
Tü: Callaros, que me tengo que aguantar la puta clase de audiovisuales y lo que quiero es dibujo.
Geia: Pero dibujo técnico o el otro?
Morgana: Obvio que dibujo creativo.
Tü: Cualquiera de los dos, audiovisuales es un coñazo.
Geia: Pues a mí me gustaba.
Morgana: A mí me gustaba más el dibujo creativo, así podía dibujarte <3 Geia: tú lanzando cumplidos en un chat grupal? Tú: Pero tío, usad el chat pribado. Morgana: YO hago lo que me sale del jodido coño, a ver si nos aclaramos. va, Lunática, ánimo que esa clase se termina rápido 🖤 fin del chat ** Dejo el móvil y observo la hora, efectivamente ha pasado tiempo suficiente como para observar ropa por globalnet Bufo, se han puesto de moda los colores brillantes y los nudes, jodida gente sin estilo. Espero hasta el final de la clase y salgo a la segunda hora, en el pasillo veo a la chica rubia en el patio del instituto pintando, me llama la atención así que me fijo en lo que hace junto a dos chicos, de los cuales paso, y me llama la atención la gama de azules que usa. Entro a dibujo creativo y me paso toda la clase dibujando hadas y seres feéricos; son mis seres preferidos, las hadas. Me paso toda la mañana fijándome en el mural que pinta la chica y al final de la mañana lo observo, es una rusalka, una jodida rusalka. Me mola como pinta, aunque me molan más sus orejas. Espero hasta que se aleja de algunas personas y Geia y Ana se me acercan de repente. Geia me sonríe con aquellos ojos ambarinos tan extraños y Ana me tiende la mano. Las saludo y me vuelvo a fijar en la orejielfa. Me mola su camiseta: "Vendemos humo" Me acerco a ella y la felicito por la rusalka, me fijo en su mirada, parece mirarme de forma extraña. Paso de ella y salgo con Ana y con Geia del instituto. Dices: "QUé pasa, chicas? Ligeia dice con acento madrileño: "Nosotras bien, y tú?" Dices: "Yo bien, una puta mierda, como siempre, pero se sobrevive" Morgana bufa y se acomoda el cabello detrás de la oreja. Morgana dice con acento madrileño: "Venga ya, Seguro que no es tan malo, a mí las jodidas artes siempre me gustaron" Ligeia dice con acento madrileño: "Y dale con el jodido esto, jodido aquello" Dices: "Pues yo debo decir que me alegro de que por fin estéis saliendo". Me fijo en la vestimenta de Ligeia, lleva un vestido corto de color azul y se ha quitado del cabello las mechas azules, dejándole su rubio natural; aunque eso no es novedad para mí, quiero decir, ya lo había visto en su instalife. Morgana lleva un conjunto de sort y camiseta negros con la frase: Me la suda que no te la sude Río al ver su camiseta y decido hablarles de la chica con orejas de elfo mientras nos encaminamos a mi casa. Ana se ha dejado las puntas del cabello violeta. Falta un mes para el cumple número 20 de Geia y eso me pone muy feliz, ya van en segundo año de carrera y ambas estudian algo que las llena, ojalá me suceda lo mismo al terminar bachiller. Dices: "Oye, chicas, he conocido a alguien que me ha llamado la atención, tiene orejas de elfo y hace grafitis" Ligeia dice con acento madrileño: "Y está en tu clase?" Morgana dice con acento madrileño: "Fijo que ni se ha fijado" Dices: "Qué bien me conoces, eh, cabrona" Palmeo la espalda de Morgana y siento mi móvil vibrar. Lo saco y observo un correo nuevo, abro cybermail y leo el asunto: Tienda afrodita, entrevista de trabajo" Buenos días: Enma Beloba se pone en contacto con usted para informarle de que su curriculum ha sido revisado con suma atención y nos ha parecido interesante. ¿Cuándo podría presentarse para la entrevista? ATT: Tienda de ropa afrodita El estilo es algo más que un par de colores. Doy un gritito de emoción y les enseño el móvil a Geia y a Ana. Gritas: "Bien, joder! bien!" Morgana dice con acento madrileño: " A ver, también te digo que una entrevista no significa tener el trabajo" La fulmino con la mirada, o bueno, con la medio mirada, ya que el flequillo me cubre un ojo. Morgana dice con acento madrileño: "Que es coña, boba, fijo que te aceptan" Sonrío, o hago una mueca de sonrisa, que no, lector tonto, a ver si te piensas que los emos somos una panda de deprimidos, que va, sonreímos, lloramos, bailamos, nos emocionamos y vivimos en la máxima intensidad. Pego un brinco y llegamos al coche de Geia, recientemente ha aprobado el examen de conducción y ha conseguido un coche bastante barato, así que me acercarán a casa. Entramos al coche y ambas novias se van hablando de música mientras yo respondo al cybermail. Llegamos a casa y veo a mi hermanita llorando en su cama, mamá no está y papá tampoco, ambos son psicólogos y trabajan mucho tiempo. Para mala suerte de Solángel su habitación es lo primero que veo desde la puerta de entrada ya que es la del fondo y se le ha olvidado cerrar la puerta. departamento de la familia Allen El aroma a canela y grosellas llena el salón, ves paredes azules y cortinas añiles con dorado, los muebles tienen soles y lunas y la mesita de centro está hecha en cristal templado, coronada por una celcoba imperial. Fotos familiares adornan el recibidor, ves que en todas las fotografías destacan dos niñas, una alvina y la otra de cabello y ojos marrones. Cuando agachas la mirada lees en el felpudo: Familia Allen. Dejo las llaves en su sitio y camino a toda velocidad a la habitación, el cabello castaño de mi hermana cae por la cama en bucles indómitos mientras me observa desde sus ojillos marrones enrojecidos por el llanto. Sol dice con acento madrileño: "Vete, por favor" Me siento en su cama y le pongo la mano en la espalda, Geia y Ana se nos quedan mirando desde la puerta. La mirada de Sol se ilumina al verlas. Sol grita: ¡Lig! ¡Argán!" Morgana dice con acento madrileño: "QUe pasa, tronca" Ligeia dice con acento madrileño: "Hoola, cariño, por qué lloras?" Sol deja caer algunas lágrimas y se aleja el flequillo del ojo izquierdo. Sol dice con acento madrileño: "Os lo voy a contar"

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.