• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Los fantasmas siempre vuelven

Punto de vista: Armalfio

Armalfio está esperando que llegue Gabriela
tocan la puerta
Dices: «pase»
Gabriela entra con un gran bolso, y cierra la puerta trás ella
Gabriela se acerca a la camilla, y abraza a Armalfio llenándolo de besos
Gabriela dice: Maaaaalfiiii, que rico que me dijiste que viniera! te traje cositas ricas para comer, además, compré cositas lindas para cuando vuelvas a casa
Dices: «enserio!»
Armalfio se sienta en la cama con una sonrisa que hace mucho tiempo no tenía
gabriela dice: sii, aaayyy, que emoción verte asíiii!
Gabriela comienza a sacar varios pastelitos para hacer un pequeño picnic con su amigo en la habitación
Dices: «Gabi, pero no tragiste na pa tomar! esto nos dará seed»
Gabriela con su pausa de toda la vida, saca 2 botellas, vasos y un termo
Gabriela dice: no seas apurón por favor, si acá trage juguitos naturales, y también hice café con moccha y leche para pasar un poco este frío!
Armalfio se relame
Aplaudes con fuerza.
Gabriela dice: yaa, pero para con el escándalo, capáz que me vengan a hechar por tu culpa
Dices: «ay, si si, perdóoon, tienes razón. es que cuando estás aquí, me olvido donde estoy…»
Gabriela dice: ya mira, aquí tengo unos posillitos, en estos pondré, galletitas de chocolate, un biscochito de yogurt para que comas. y para tomar, que prefieres?
Dices: «jugo, por favor…»
Gabriela dice: okey, no te ensucies, y disfrutemos estas cositas ricas que te preparé con mucho amor
gabriela dice: mira te cuento que viajé a Zaragoza, ahí hay un gigantezco centro comercial, y compré notebook para ti, y para mi. también unos led enormes para tu habitación y la mía. ya están hermosamente adornadas, así que tienes que salir luego para que disfrutes tu lugar!
Dices: «ay… que emoción amiga…»
Dices: «eso significa que por primera vez en la vida tendré habitación propia!»
Llamada entrante de arnulfo.
Un teléfono suena en este lugar.
gabriela se acerca al chico y lo abraza emocionada
Dices: «ay… me suena el móvil, espérame un segundo»
gabriela hace un gesto de que hable tranquilo
Descuelgas la llamada y se establece la comunicación.
Dices por teléfono, «hola?»
arnulfo te dice por teléfono, «hola, armalfio ¿cómo estás?»
Dices por teléfono, «Amigo Arnulfo! como estáas. yo aquí con mi amiga que vino a vicitarme! y tu, que tal?»
arnulfo te dice por teléfono, «qué bueno que fue a visitarte»
Murmuras: «es mi amigo el que te he contado…»
arnulfo te dice por teléfono, «yo estoy emocionado por una noticia que me dieron ayer; hasta el teléfono se me cayó de la emoción»
gabriela murmura: sshhhhh disfruta su llamada, y después me cuentas…
Dices por teléfono, «ay! que bien que te acordaste de mi para contarla!»
Dices por teléfono, «y qué es?»
arnulfo te dice por teléfono, «creo que te mandé un mensaje pero de todos modos te lo digo»
Armalfio Bebe lentamente del vaso de jugo que tiene en la mano
arnulfo te dice por teléfono, «me aceptaron en la academia!»
Armalfio se le resvala el vaso de las manos
Gabriela se acerca y le coge el vaso antes que caiga al suelo
Dices: «no… no… no…»
Armalfio se pone a tiritar en la cama
gabriela se acerca y lo comienza a calmar sin entender que le sucede
Dices por teléfono, «que… que… que…»
gabriela lo trata de calmar haciéndole masajes en los brazos, y susurrándole canciones, como toda la vida lo ha hecho
Dices por teléfono, «que bueno…»
arnulfo te dice por teléfono, «armalfio qué te pasa»
arnulfo te dice por teléfono, «no te oigo bien…»
Armalfio se pone a llorar desesperado
gabriela sin saber que hacer coge el teléfono y se pone a conversar con Arnulfo
Dices por teléfono, «hola arnulfo, haber, mira, soy gabi, la amiga de armalfio, no se que le estabas contando pero se puso muy mal»
Dices por teléfono, «que cosa es? claro… si me puedes decir a mi…»
Armalfio está en shock
Dices: «nooo, noo, no me toques por favor…»
Armalfio está desorientado y comienza a decir cosas de su pasado mientras tiembla en la cama
Dices: «no… no te acerques… yo no quiero sentirte… »
Dices: «no me toques! eso me duele!»
Lloras desconsoladamente.
gabriela con el móvil en una mano, con la otra trata de calmar a su amigo, que está con crisis
arnulfo te dice por teléfono, «bueno le estaba contando… de un trabajo y justo ho le dije que me aceptaron»
gabriela susurra: malfi, estás conmigo, aquí nadie te va hacer daño, tu sabes, yo te quiero…
Dices por teléfono, «aceptaron en donde?»
Dices por teléfono, «aa si, en la milicia?»
arnulfo te dice por teléfono, «sí, sí»
Dices: «yo no quiero que me toques!, eso me duele! viejo cochino pervertío!»
gabriela susurra: maalfiii, vuelve, estoy aquíi. ese sucio militar no te va volver hacer nada, te lo juro
gabriela no sabe como calmar a su amigo, y controla el llanto
Dices por teléfono, «em, si, felicitaciones. pero es que a Armalfio tiene malísimos recuerdos con los militares. por eso tuve que tomar yo el móvil. él te tiene mucho aprecio, dice que eres su amigo. pero te quería pedir un favor. nunca vengas a vicitarlo con el uniforme por favor… ahora él está con una crisis muy fuerte… así que te tendré que colgar. eso si, puedo sacar tu contacto de su móvil, después si quieres nos podemos juntar, y te cuento por que se pone así de mal…»
arnulfo te dice por teléfono, «pero veo que lleva mal el tema…perdón… no quería que se pusiera mal…»
gabriela abraza a armalfio y le canta en susurros, para que este se calme
arnulfo te dice por teléfono, «claro. descuida, que no iré con uniforme a verlo»
Dices por teléfono, «okey yo luego te llamo. saludos y nuevamente felicitaciones»
Gabriela cuelga el teléfono
Armalfio en los brazos de gabriela se comienza a calmar y dormir
gabriela le comienzan a caer lágrimas, mientras acuna a su amigo para calmarlo
gabriela ve que ya Armalfio se durmió profundamente.
Gabriela Se bebe el vaso de jugo que tenía su amigo.
Gabriela deja en el cajón de la mesita de luz, todos los pastelitos y galletas que venía a compartir con el; guarda los otros platos, agarra su bolso y sale de la habitación. mientras camina, se pone a llorar y recuerda una y otra vez las atrocidades que vivió su amigo en la infancia y adolecencia

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.