• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Mutua catarsis

Punto de vista: Auxita

Mis recuerdos sobre el momento posterior al encuentro con Ana son confusos. Solo alcanzo a recordar que escuché a Diego llorar desconsoladamente y gritar algo que no pude entender. Unos minutos más tarde Jorge entró a la casa, no sé de dónde venía; también gritó algo inteligible para mí, para después llamar un taxi y llevarme al hospital. Solo Jorge fue conmigo, ya que Diego estaba muy mal, según me dijo se metió alcohol y algo más, supongo que drogas. Estuve internada un tiempo hasta que pude recuperarme un poco, Jorge me acompañó en todo momento pero de Diego no sabía absolutamente nada, de hecho no quería verlo. En cuanto me sentí algo mejor y los médicos lo consideraron conveniente me dieron el alta, no sin antes darme algunos medicamentos y prescribirme reposo absoluto al menos por 3 días. Le dije a Jorge que alquilaría una habitación en alguno de los hoteles, pero insistió en que siguiera quedándome en la habitación que él tenía alquilada, a lo que finalmente accedí. Y acá estoy, física y emocionalmente destruida; pero no quiero quedarme así, necesito seguir adelante, no puedo pegarme el lujo de quedar destrozada en un país extraño, ya que nadie me dará de comer ni sentirá compasión por mí; volver a Paraguay tampoco es factible, mis padres se pegarán el susto de sus vidas si me ven así, y ni imagino la reacción de mi hermana Aurora. Además, no me gusta dejar cosas pendientes y sin duda, tenía pendiente resolver la situación con Diego; definir si estaría dispuesta a olvidarlo por completo, o intentar una reconciliación, no sin antes poner en claro todo lo que no lo esté. A decir verdad, por mí tomaría la segunda opción, pero lo que pasó fue grave, me golpeó y eso no se lo puedo dejar pasar por alto, es una persona violenta y no puedo someterme así porque sí; además, quién sabe si le importe o no lo que me pasó con Ana, quien sabe si eso no le causará más bronca de lo que sin dudas tuvo luego de haber tocado el tema sensible de las drogas y demás. Mi cabeza es un mar de confusiones, y ya que físicamente no puedo hacer mucho para recuperarme, quizás emocionalmente sí pueda actuar mientras. Recordé a Mark, el amigo de Diego, a quien conocí una de las primeras veces que habíamos ido a comer a uno de los restaurantes del hotel de Plaza de las Cortes; en aquella oportunidad me dio su tarjeta y me dijo que era psicólogo lo cual confirmé al leer un anuncio suyo en el tablón de la torre, por lo cual pensé que podía solicitarle una terapia, así que decidí buscar su tarjeta y contactar con él.
Auxita, con la tarjeta de Mark en la mano, se percata de que no tiene su celular y su portátil, llegando a la conclusión de que Ana se los había robado o algo por el estilo.
Decide utilizar el teléfono que se encuentra en una mesita al costado de su cama, ya que la comunicación que quiere hacer la considera indispensable.
Auxita piensa: bueno, lo que cueste la llamada yo lo pago, menos mal que mi dinero está intacto. Además, no sería justo dejarle la cuenta a Jorge luego de lo generoso que fue y sigue siendo conmigo…
Auxita finalmente toma el teléfono y marca al número de Mark.
Transmites a mark, «hola…Mark?»
mark te transmite, «¿hola?»
Transmites a mark, «no sé si te acuerdas de mí, soy Auxi, la amiga…bueno, novia…de Diego…»
Auxita intenta no quebrarse al mencionar el nombre de Dieguito
mark te transmite, «oh sí, te recuerdo. ¿ocurre algo?»
Auxita intenta no quebrarse al hablar pero le cuesta mucho
mark te transmite, «¿estás bien? te oyes algo…»
Transmites a mark, «bueno…pasa que…»
mark te transmite, «¿qué pasa?»
Transmites a mark, «hace unos días me peleé con Diego, por una serie de motivos y…como vi en el tablón de anuncios que ofreces servicios como psicólogo, me preguntaba si podrías ayudarme, siento que me desborda todo lo que pasé en estos días»
mark te transmite, «bien. ¿ahora qué hizo?»
mark te transmite, «digo, disculpa que vaya directo a la pregunta. pero conociéndolo…»
Transmites a mark, «bueno…discutimos…pasa que bueno, él es como que no me demuestra sus sentimientos y bueno, yo se lo dije y…la discusión subió de tono y reaccionó algo mal…»
mark te transmite, «entiendo.»
Transmites a mark, «eso solo me confirma que él solo quiere una aventura pasajera conmigo, o no sé…»
mark te transmite, «quiere sexo. ¿verdad?»
Transmites a mark, «posiblemente…»
Auxita no puede evitar quebrarse y algunas lágrimas ruedan por su rostro
mark te transmite, «no, un hombre que no demuestra sus sentimientos no se merece llamarse hombre. y si solo quiere sexo, bueno, el amor no solo se basa en sexo»
Transmites a mark, «pero aún no te conté su peor reacción, me dio un golpe en la cabeza, se puso muy nervioso cuando yo empecé a decirle las cosas»
mark te transmite, «estoy sorprendido, auxi»
Transmites a mark, «sobre todo cuando le toqué el tema de que dejara un poco más las drogas y el alcohol…»
mark te transmite, «y Diego me prometió que todo sería diferente. que él iba a cambiar»
mark te transmite, «qué equivocado estuve…»
Transmites a mark, «tal vez puedo reconocer que me apresuré un poco en ciertas cosas, pero igual no se justifica que reaccione así, se supone que debería tener autocontrol, no?»
mark te transmite, «en efecto, debió pensar primero las cosas»
mark te transmite, «¿cómo es posible que pueda golpear a una mujer? ¿él quién se cree?»
Auxita mientras habla intenta controlar su respiración y relajarse para continuar la conversación
Transmites a mark, «ahora no sé qué pensar, para colmo…hace poco una tal ana le agarró por la calle, lo golpeó casi sin mediar palabra, yo me la crucé en estos días, le reclamé por qué lo golpeó y…terminé peor que él, de hecho ahora a penas y puedo hablarte»
Transmites a mark, «ahora creo que no valió la pena arriesgar mi vida por defenderlo…no sé…»
mark te transmite, «estamos en las mismas, auxi. a mí un tipo me dio un par de balazos»
Transmites a mark, «ay Dios…con razón también te escucho a penas, creí que ya mi audición disminuyó. a mí esa tipa me torturó, no sabés cómo, encima por defenderlo! no sé qué hacer, cómo pensar, cómo actuar sobre todo…»
Transmites a mark, «para colmo la chica esta luego de la tortura me dejó en la casa de diego, despierto y lo encuentro a él en pleno efecto de quién sabe que horrible sustancia. Si no fuera por su amigo Jorge que aunque también estaba algo tocado, hoy en día no estaría contándote la historia…»
mark te transmite, «yo pensé que él había dejado las drogas»
Transmites a mark, «yo sabía que no las dejó pero…bueno, no sé, estaba ciega. y lo peor es que lo amo más que a nadie»
mark te transmite, «ay, auxi. pero alguien como él no merece tu amor… tranquila, saldrás de esto»
mark te transmite, «yo te ayudaré, tenlo por seguro»
Transmites a mark, «Jorge me alojó en una habitación que él tiene pero…ya no sé, no quiero tener nada que ver con ellos o al menos hasta que diego me prometa que…»
Auxita llora
Transmites a mark, «va a cambiar…o no sé…»
mark te transmite, «yo puedo darte mi casa, si tu quieres. hace falta un poco de compañía. entre mi hermano y yo, bueno, la casa está un poco sola»
mark te transmite, «¿va a cambiar?»
Transmites a mark, «no lo sé, dependerá de él, dice amarme pero…»
mark te transmite, «pero no lo demuestra. ¿verdad?»
Transmites a mark, «y lo de tu casa, te lo agradezco muchísimo, podría molestarte entonces unos días hasta recuperarme por completo? igual yo ya estaba en gestiones de comprarme la mía, pero con esto…estoy destrozada, mark»
mark te transmite, «pero claro que puedes estar en mi casa. solo espera a que me recupere y bueno, te daré una copia de mi llave»
Transmites a mark, «muchas gracias, de corazón. y respecto a lo que me decías, no, no me demuestra nada, sus miradas demuestran pura lujuria, yo lo observo y creeme que eso es lo que noto, puro deseo nomás»
mark te transmite, «eres hermosa, auxi. pero internamente tienes cualidades que Diego no ha logrado ver»
Auxita intenta recuperar la calma, con la mano que tiene libre intenta secarse las lágrimas con un pañuelo que saca de su cartera
Transmites a mark, «en ocasiones, creo que ser hermosa me puede costar la vida, como de hecho casi me pasó…pero en fin, quiero levantarme, salir adelante, por eso te molestaba. Tengo un amigo paraguayo psicólogo pero prefiero que me ayudes vos, ya que él justamente es mi amigo, y sabrás que éticamente él no podría tratarme como debería…»
Transmites a mark, «pero bueno, ya dejo de molestarte, se te escucha bastante agotado, imagino que debes descansar. Yo por lo pronto sigo dando vueltas a este asunto, a ver en qué termina al final…»
mark te transmite, «sí, la ética profesional. pues yo te ayudaré, eso tenlo por seguro»
mark te transmite, «no me molestas. el estar en esta cama es tan aburrido…»
mark te transmite, «créeme, lo único bueno aquí es la comida. esa sí que es deliciosa»
Transmites a mark, «te entiendo, me pasa igual, mi único entorno eran Diego y Jorge, además de mis amigos paraguayos pero…ahora mismo me cuesta ver a la cara a cualquier persona»
mark te transmite, «¡y arriba esos ánimos! no quiero verte triste, debes sonreir!»
mark te transmite, «claro, te comprendo.»
Transmites a mark, «eso síii, mucha comida buena hay! espero recuperar pronto el apetito»
mark te transmite, «cuando salga de aquí te prepararé algo mexicano.»
Transmites a mark, «gracias, querido. Intentaré hacerlo, la vida sigue a pesar de todo y es por eso que pido ayuda antes de derrumbarme por completo»
Transmites a mark, «me encantaría!»
Auxita sonríe levemente
mark te transmite, «así es, la vida sigue. y hay que vivirla al máximo. yo hace unos días casi terminaban con mi vida»
Transmites a mark, «qué pasó? Ya sabrás que no tengo idea de lo que sucedió por causa de mi larga inconciencia, así que te imaginarás lo perdida que estoy. Te gustaría contarme? nobleza obliga, yo te empapé con mis cosas malas»
mark te transmite, «¿alguna vez has tenido malos presentimientos que se han cumplido? bueno, así me pasó. ¿alguna vez viste los videos de tano?»
Transmites a mark, «sí, alguna que otra vez, algo como premonitorio, no? sí, uno de ellos llegué a ver antes de que me sucediera todo esto, es horrible»
mark te transmite, «digamos que hice un video retándolo. y luego, un tipo llamado modesto, me dijo que necesitaba ayuda psicológica, que su mamá había muerto y esas cosas. y entonces sentí que algo malo pasaría»
Transmites a mark, «ay noo, y consecuencia de eso ahora estás con ese balazo. Qué horror! cuánta gente enferma en esta ciudad tan linda!»
Auxita suspira y se lleva la mano libre a la cabeza, sorprendida por lo que acaba de escuchar
mark te transmite, «sí. el tipo se hizo el ciego, me llevó a un hotel y me disparó en el hombro y la rodilla. pero tuve rescate a tiempo»
Transmites a mark, «ya veo, lamento no poder ir a verte, yo también ando con consecuencias de una tortura digna de películas de terror…»
mark te transmite, «pero todo mejorará, auxi. no estás sola»
Transmites a mark, «sí, eso espero, lo más difícil de hecho será…tener que quitarme a diego de la cabeza…o…tener que convivir con una herida abierta eternamente»
Transmites a mark, «verlo por ahí y saber que…mmm…»
El rostro de Auxita vuelve a mostrar una expresión triste y su voz se quiebra
mark te transmite, «yo trataré de hablar con diego, auxi»
mark te transmite, «bueno, solo si tú quieres»
Transmites a mark, «no sé si quisiera que sea él quien te de un buen golpe si le tocás el tema, ya ves cómo reaccionó conmigo…»
Transmites a mark, «o al menos ponete en mejores condiciones físicas si te animás a hablarle…»
mark te transmite, «de todas formas, no sabría que soy yo el que lo golpeó. usaría mi chaqueta con capucha»
Transmites a mark, «eehh…cierto…esa capucha es un buen escudo…»
mark te transmite, «sí. no sé si aún exista esa tienda»
Transmites a mark, «de todas formas agradezco tu predisposición, creo que lo conoces mejor que yo o al menos un poco más que yo, de hecho no olvido ese día que nos conocimos, ustedes hablaron de un tema que yo no entendí muy bien en aquella ocasión, pero parecían amigos ya desde aquel entonces»
mark te transmite, «sí. y luego nos peleamos, y fui adisculparme con él, y los encontré charlando»
Transmites a mark, «cierto, se habían disculpado creo ese día, como te digo estaba perdida porque había llegado recién y no entendía nada de lo que pasaba, así que imagino que no te sorprende del todo que él haya reaccionado así, al parecer es violento de todas formas»
Transmites a mark, «hasta quise ayudarlo a superar su momento emocional luego de haber violado a esa chica…»
mark te transmite, «sí, entiendo»
Auxita percibe cansancio en la voz de Mark
Transmites a mark, «pobre, yo te meto charla y vos recuperándote, lo siento…pero notarás que de por sí ya me hizo bien que hablemos por teléfono»
mark te transmite, «lo mismo digo, auxi. necesitaba platicar, tenía muchas ganas »
mark te transmite, «y yo pensé que él cambiaría después de que violara a… bueno, tú sabes»
Transmites a mark, «al menos él decía que era obligado por don diego pero…ahora ya no sé qué pensar, la confianza que tenía en sus palabras se hizo polvo…»
mark te transmite, «sí, me pasa lo mismo. yo no sabía si creerle. y pensar que lo ayudé a enterrar a su padre, a ese desgraciado…»
Transmites a mark, «y ya ves, con su cara de inocente me atrapó, ahora no sé cómo salir de su red»
mark te transmite, «simplemente evítalo, ya no le hables.»
mark te transmite, «si lo haces todo podría empeorar»
Transmites a mark, «será difícil pero…lo intentaré. gracias por todos los consejos, Mark. Imagino que podríamos encararlo juntos, no? Digo, creo que hay que resolver esto y cerrarlo definitivamente»
mark te transmite, «pero claro que podemos, auxi. es mejor hacer las cosas en equipo»
Transmites a mark, «porque no puedo ser cobarde y dejarlo todo a medio cerrar, pero debo estar preparada emocionalmente para volver a verlo, escuchar su voz…»
Auxita suspira largamente y con mucho pesar, pero le da un poco de ánimo escuchar los consejos de Mark
mark te transmite, «por supuesto que sí. poco a poco irás superándolo »
Auxita decide terminar con la charla, ya que tanto hablar le comienza a provocar dolor de cabeza, además de notar muy agotado a su interlocutor
Transmites a mark, «ojalá…pero en fin, ya te he molestado bastante, será mejor dejarte descansar. Recupérate pronto, yo intentaré hacerlo también, creo que hay cosas por resolver en cuanto estemos más o menos bien.»
mark te transmite, «sí, descansa. y sal de esa habitación, no vaya a ser que pueda pasar algo malo.»
Transmites a mark, «sí, será mejor.
Transmites a mark, «adiós, y gracias por todo, Mark.»
mark te transmite, «bueno, adiós. que tengas buena noche»
Auxita corta la llamada y coloca el tuvo del teléfono en su sitio
Auxita piensa: ya voy a preguntar luego cuánto costó esta llamada, tengo que devolver el importe total a Jorge…
Auxita se incorpora un poco, busca en su cartera una pastilla prescripta por los médicos del hospital en cuanto tuviera algún dolor. Se la toma con un poco de agua y finalmente decide recostarse y cerrar los ojos, poner en blanco su mente y relajarse.
La llamada con Mark me hizo bien, sin duda alguna hablar de los problemas con alguien más libera un poco la tensión, espero no haberlo sobrecargado tanto.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.