• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Obsequio del más allá

Punto de vista: Jeanpaul

Jeanpaul ve la hora
Jeanpaul llama a Aletheia al móvil
Aletheia responde: Buenos días, Jean.
Jeanpaul habla por el móvil: «buenos días, mocosa. Ya estás con Walker?»
Aletheia responde: «No, la cita es en media hora. estoy dejando a
Franc en el campamento.»
Jeanpaul piensa
Jeanpaul habla por el móvil: «¿cuánto tiempo es la cita de hoy?»
Aletheia responde: «Walker me dijo que hora y media. Hoy vamos a
intentar determinar qué método puede funcionarme mejor para la
hipnósis.»
Jeanpaul vuelve a mirar su reloj y calcula
Jeanpaul habla por el móvil: «Pues ya me avisas cuando terminen.»
Aletheia responde: «claro, te llamo en cuanto termine con Walker, así
vamos a comer o algo.» Jeanpaul habla por el móvil: «Muy bien, mocosa.
hablamos más tarde.»
Jeanpaul cuelga la llamada
Jeanpaul sale de su tienda. viste solo un pantalón corto de chándal
Jeanpaul comienza a correr
Jeanpaul termina de correr y comienza un circuito. Los soldados están
ocupados en sus entrenamientos
Jeanpaul finaliza el circuito y va hacia la zona de actividades
acuáticas. Otro grupo de soldados están realizando algunos ejercicios.
Jeanpaul hace estiramientos mientras espera que los soldados terminen
su entreno.
Mientras el hombre medita con los ojos cerrados, escucha fragmentos de
algunas conversaciones entre soldados
Una soldado murmura: «verás como terminan echando a esa zorra de la
agencia. No sé qué mierda se cree.»
Un soldado dice: «No has visto como se mueve… yo la pondría a gatas y…»
Otra soldado comenta en voz baja: «es una simple civil, quien sabe con
quien más aparte de Drako se acuesta para estar entre los ALID…»
Jeanpaul permanece en calma, escuchando
Un soldado murmura: «dejad esa actitud, o tendréis problemas gordos.
os guste o no, la mujer es buena, incluso no siendo militar, tiene
mejor puntería que muchos de nosotros. Además, dicen que es una
hacker de primera. No estaría en ALID si no fuese así. Lo que os pasa
es que os gustaría que Drako os follase y ni voltea a verlas…»
Mientras los soldados cotillean, un superior se acerca al grupo. Ha
estado escuchando los comentarios.
Jeanpaul se levanta y se acerca sigiloso a las soldados
Un superior grita: «¡callaos de una puta vez, parecéis marujas de
pueblo y no soldados de élite!»
Jeanpaul se coloca entre las dos soldados sin que estas lo adviertan.
jeanpaul susurra con tóno gélido: No follo con cualquier mujer; menos
con las que corren el riesgo de perder la lengua y envenenarse con
ella.
Jeanpaul se aparta de las soldados; ambas sudan y se han puesto pálidas
El superior se acerca a Jeanpaul
El superior dice: «¿algún problema, Drako?»
Jeanpaul niega con la cabeza
Dices: «solicito permiso para hacer uso de la piscina, si es que
terminaron allí. si no,puedo volver en otro momento.»
El superior lo mira, sorprendido
El superior dice: «permiso concedido. Estos sacos de mierda se irán
hacia la montaña, a ver si así les queda fuerza para darle a la
lengua…»
Jeanpaul asiente y se retira hacia la piscina
El superior grita: «¿Qué esperáis? ¡Moveos de una puta vez!»
Jeanpaul nada durante media hora. Sale de la piscina y se va a su
tienda. Se seca y se pone ropa limpia.
Jeanpaul coge su móvil y realiza una llamada
Dices: » ¿Cómo vas? ¿Crees que lo tengas listo para hoy?»
Jeanpaul camina dentro de su tienda recogiendo sus pertenencias
mientras habla por teléfono Dices: «Te espero entonces»
Jeanpaul bloquea el móvil y termina de recogerlo casi todo.
Una hora después…
Jeanpaul recibe una llamada
dices: «Perfecto, enseguida salgo»
Jeanpaul abandona la Zona de entrenamiento
Comunidad de Madrid; Un paraje natural en Fresnedillas de la Oliva
Jeanpaul observa acercarse un vehículo rústico
Una Grand Keroky 4×4 Lim acaba de llegar.
Las puertas de una Grand Keroky 4×4 Lim se abren
jeanpaul sube al vehículo
Grand Keroky 4×4 Lim
el conductor del vehículo le sonríe
Dices: «Es estupenda, te debo una»
El conductor niega con la cabeza
El conductor dice: «la pagaste y muy bien pagada, hombre. Deberme solo
me debes unas cervezas.»
Jeanpaul le palmea el hombro.
Dices: «Venga, te dejaré en la zona sur de Madrid, a menos que tengas
otro destino.»
El hombre asiente con el rostro serio
El hombre dice: «si necesitas cualquier cosa, ya sabes… solo llama.»
Jeanpaul piensa y asiente
Dices: «Quizá sí necesite algo más…»
Jeanpaul explica al hombre lo que necesita
El hombre sontríe
El hombre dice: «solo tengo una condición.»
Jeanpaul asiente y escucha, imaginándose de qué se trata
El hombre dice: «Tengo que ver eso, porque tiene que ser todo un espectáculo»
murmuras: «fetichista»
El hombre se carcajea
El hombre dice: «hasta alguien como yo tiene sus debilidades, hombre.
No me dirás que tú no tienes ninguna.»
Jeanpaul suspira recordando a Melany
Dices: «baja y cambiemos de asiento que llevo prisa.»
El hombre dice: «vale, vale.»
Los hombres cambian de asientos y Jeanpaul se pone en marcha rumbo al
sur de Madrid
Jeanpaul reduce la velocidad y se detiene aparcando frente a un edificio.
El hombre abre la puerta y se baja.
Jeanpaul cierra la puerta y el hombre le toca la ventanilla del copiloto
Jeanpaul baja la ventanilla un poco
El hombre dice: «tienes los papeles en la guantera. todo está en orden.»
Jeanpaul asiente, agradecido
dices: «te aviso sobre lo otro.»
El hombre asiente y Jeanpaul cierra la ventanilla.
Jeanpaul pisa a fondo el acelerador y se dirige a la Clínica Paraíso
Terrenal, evitando las zonas custodiadas por S. I.
al acercarse a la clínica, jeanpaul reduce la velocidad y coge su móvil
Jeanpaul desbloquea la pantalla y llama a Aletheia
Dentro de la propiedad de la Clínica Paraíso terrenal…
Aletheia siente vibrar el móvil, se fija que es una llamada de
Jeanpaul y extrañada, atiende
Aletheia responde: «Hola, ha pasado algo?»
Jeanpaul habla por el móvil: «Nada, solo que he venido por ti y por
Walker. quiero que me acompañen a un lugar»
Aletheia se queda sorprendida
Aletheia responde: «¿Has cogido un taxi hasta aquí?»
Jeanpaul habla por el móvil: «deja de hacer tantas preguntas y sal,
mocosa. Trae a Walker contigo.»
Aletheia cuelga un poco fastidiada
Walker la observa, intrigado
Walker dice: todo okey, Ale?
Aletheia se encoge de hombros
Aletheia dice con acento catalán, «Jean que dice que ha venido por nosotros.»
Walker la mira, pero no dice nada
Aletheia murmura con acento catalán, «no sé por qué tengo la sensación
de que tú sabes lo que está pasando, Walker.»
Aletheia lo mira de soslayo
Walker sonríe pero no dice nada
Aletheia murmura con acento catalán, «hombres…»
Walker dice: «tú dejar coche aquí, nosotros sale caminando.»
Aletheia dice con acento catalán, «ya, ya…»
Walker guía a la chica hacia la salida.
Los portones se abren y ambos salen de la propiedad
Comunidad de Madrid; afueras de la ciudad
Ves Una Grand Keroky 4×4 Lim aparcada frente a los portones
Aletheia se queda perpleja con la boca muy abierta
Walker sonríe
Jeanpaul baja la ventanilla
Dices: «piensas quedarte ahí toda la mañana?»
Jeanpaul abre las puertas del vehículo
Walker sube al vehículo en el asiento posterior, detrás del conductor
Aletheia camina por delante del vehículo y sube del lado del copiloto
Grand Keroky 4×4 Lim.
Observas un vehículo potente y elegante en el que puedes Experimentar
una experiencia de máxima comodidad al conducir donde quiera que
vayas. Posee un interior diseñado con inteligencia y estilo. Con
amplio espacio en la cabina, detalles creativos y materiales lujosos.
Asientos plegables de piel, panel de instrumentos personalizable,
sistema u-conex, sistema inteligente para control de ventanillas y
puertas. Techo corredizo eléctrico de doble panel que ofrece una vista
amplia tanto de día como de noche. Incluye un panel delantero con
vidrio eléctrico deslizable, un panel trasero con vidrio fijo y un
parasol. Casillero de almacenamiento, kit de primeros auxilios, kit de
asistencia en el camino y enfriador desmontable. Este vehículo posee
un blindaje de nivel 6.
Aletheia dice con acento catalán, «Me dejarás conducir, ¿verdad?
Jeanpaul la mira
Jeanpaul decide pincharla un rato
Dices: «me parece que no, mocosa.»
Aletheia lo mira y hace un mohín.
Aletheia dice: «No puedes no dejarme conducir. Eso sería… mezquino.»
Jeanpaul y Walker se carcajean
Aletheia se enfuruña
Aletheia murmura con acento catalán, «hombres…»
Walker dice: «vamos donde tu explicar?»
Jeanpaul lo mira por el retrovisor y asiente
Walker dice: «good…»
Aletheia se fija en el intercambio y se muerde el labio
Aletheia dice con acento catalán, «¿será que los caballeros se dignan
a decirme, a dónde vamos?»
Jeanpaul niega, divertido mirando a la chica
Walker hace señas de tener la boca cerrada
Aletheia se abrocha el cinturón mientras refunfuña
Dices: «Deja la impaciencia, te va a gustar»
Jeanpaul se dirige a la autovía del nordeste
pasados 50 minutos…
Jeanpaul entra en Guadalajara reduciendo la velocidad.
Jeanpaul atraviesa la calle Mayor, atraviesa varias calles más y
conduce rumbo al parque natural Sierra de Guadalajara
Aletheia mira el paisaje, encantada y sorprendida a la vez
Aletheia murmura con acento catalán, «es precioso, no conocía esta parte, Jean.»
Jeanpaul la observa, satisfecho
Walker dice: «muy bonito, sí. buen lugar.»
Jeanpaul cambia de tracción y comienza a subir hacia las estribaciones
del parque
Luego de unos diez minutos…
Jeanpaul detiene el coche
Jeanpaul coge su móvil y marca un número
Dices: «Estoy fuera»
Jeanpaul apaga el motor, se suelta el cinturón y abre las puertas.
Jeanpaul sale del vehículo
Aletheia y Walker le imitan y salen del vehículo
Un paraje recóndito
Observas una propiedad amurallada con un gran portón y un cercado
eléctrico en su parte superior a lo largo del muro.
Aletheia se fija en todo a su alrededor, Walker mira con curiosidad
De inmediato el portón de la propiedad se abre
Los tres ingresan a la propiedad y el portón se cierra
Una casona en un Paraje Recóndito
Aletheia se queda con la boca abierta, mirando
Al ingresar puedes ver un camino serpenteante que conduce a una zona
boscosa formada por variedad de Vegetación fluvial, caracterizada por
bosques de ribera formada por álamo blanco, fresno, sauce blanco y
olmo común. rodeada por la vegetación se ve una casona castellana,
que reposa a mayor altitud que el suelo natural. Dos escalones y un
pequeño plano inclinado lateral, permiten acceder al portón y así
ingresar a la casona. En la parte posterior, en una terraza un poco
más arriba, se vislumbran las formas de un viñedo.
Jeanpaul guía a Aletheia y a Walker al interior de la casona
Casona
Al ingresar en la casona puedes ver un amplio salón cuyos ventanales
complementan la iluminación dándole un aspecto acogedor. A la derecha
Una chimenea permite mitigar el frío de los largos inviernos de la
zona. diagonal a la chimenea, una puerta da entrada a una amplia
biblioteca que cumple funciones de despacho. Al fondo del salón una
puerta da paso a un largo pasillo que permite el acceso a los dos
dormitorios matrimoniales y los tres dormitorios para invitados, cada
uno con su baño incorporado, ubicados del lado izquierdo. Diagonal al
fondo puede verse la amplia cocina muy bien equipada, con una escalera
descendente del lado izquierdo que da a un sótano. en el sótano pueden
verse dos puertas: la derecha da a un gimnasio privado y la izquierda
a una galería de tiro con armería incorporada. Frente a los
dormitorios, una pared acristalada con puertas corredizas, deja
visualizar la piscina y el pequeño invernadero.
Aletheia dice con acento catalán, «Mare meva… De quien es esta
casona, Jean? Es preciosa»
Dices: «Nuestra, si decides que te gusta y firmas.»
Aletheia lo mira con los ojos abiertos, incrédula.
Un hombre sale al encuentro de Jeanpaul
Un hombre dice: «Señor Deveraux, que placer que haya podido venir.»
Un hombre dice: «si la señora Deveraux lo desea, puede revisar toda la
casa. No hay prisa.»
Jeanpaul lo mira divertido mientras Aletheia se le queda mirando, con
una ceja alzada inquisitiva
Dices: la señorita Giannakakis, no es la señora Deveraux»
El hombre enrojece
El hombre dice: «mis disculpas, señorita Giannakakis.»
Aletheia hace un gesto con la mano, restando importancia a la confusión
Aletheia dice con acento catalán, «miraré si no os importa»
Walker la acompaña a mirar la casona
Varios minutos después…
Jeanpaul se encuentra con el hombre de la inmobiliaria en la biblioteca
Aletheia y Walker entran en la biblioteca
Jeanpaul la observa
dices: «¿ Y bien?»
Aletheia suspira
Aletheia dice con acento catalán, «podéis dejarnos a solas un momento,
¿por favor?»
Aletheia mira a Walker y al hombre
Walker asiente y sale discretamente de la biblioteca; el hombre le
sigue y cierra las puertas
Aletheia se sienta frente a Jeanpaul
Aletheia dice con acento catalán, «el lugar es precioso, Jean. sin
mencionar que me fijé en los sistemas de seguridad. aquí no vivía
cualquiera, ¿verdad?»
Jeanpaul niega
Aletheia dice con acento catalán, «Yo no sé si deba aceptar, jean.
tengo dinero, pero no para invertir en semejante propiedad.»
Jeanpaul le muestra los papeles de propiedad del lugar. Le muestra
también un testamento.»
Aletheia lee despacio ambos documentos
El documento de propiedad está a nombre de Gabriel Durán. en el
testamento se indica como heredera universal a Eva Sabater.
Aletheia se estremece
Jeanpaul la mira a los ojos
Dices: «Voy a adquirir la propiedad, pero me gustaría cumplir su deseo.»
Aletheia siente un nudo en la garganta
Aletheia lo mira con los ojos llenos de lágrimas
Jeanpaul pone el documento de compra-venta en el escritorio al alcance
de Aletheia
Aletheia mira el documento y luego a Jeanpaul
Aletheia lee el documento
Jeanpaul le acerca un bolígrafo
Aletheia cierra los ojos, sendas lágrimas le surcan las mejillas
Aletheia coge el bolígrafo y firma
Jeanpaul la mira, emocionado
Dices: «Gracias…»
Aletheia murmura con acento catalán, «nunca supe de esta propiedad…»
Dices: «iba a ser su regalo de bodas; invirtió cada minuto libre en
restaurar todo esto; pero lo hizo pensando en que aquí te sentirías
segura y feliz.»
Aletheia asiente mirando al hombre, conmovida
Jeanpaul coge el documento, se pone en pie, rodeando el escritorio
Jeanpaul se acerca a la chica y le da un beso en la frente.
Dices: «en seguida vuelvo.»
Aletheia llora en silencio
Después de unos 20 minutos…
Jeanpaul entra en la biblioteca acompañado por Walker
Aletheia ya se ha calmado
Dices: «El agente inmobiliario se encargará del resto.»
Aletheia dice con acento catalán, «¿te mudarás aquí pronto?»
Jeanpaul la mira a los ojos
dices: «Esta misma noche. Luego de ir a por las cosas de Walker al
hotel. Mi permanencia en la zona de entrenamientos ya no es necesaria
y la verdad, estoy harto de dormir en un camastro y en esa tienda.»
Aletheia asiente, comprensiva
Dices: «traeré a Walker aquí. Es más seguro y mucho más cómodo. Le
llevaré a la clínica cuando tengas terapia, ¿Está bien?»
Aletheia dice con acento catalán, «Desde luego.»
Walker carraspea
Aletheia Y Jeanpaul lo miran
Walker dice: «sorry, but I’m really hungry»
Jeanpaul se carcajea y le pone una mano en el hombro
Dices: «Por supuesto, es hora de comer, amigo.»
Aletheia piensa
Aletheia refunfuña
Jeanpaul la mira
Dices: «¿qué coño te pasa, mocosa?»
Aletheia se cruza de brazos y mueve el pie repetidas veces, enfadada
Aletheia dice con acento catalán, «No hay nada en la alacena ni en el
refrigerador. ¿cómo puedo preparar algo así?»
Ambos hombres se ríen con ganas
Aletheia se pone muy seria
Aletheia dice con acento catalán, «no es gracioso…»
Aletheia señala a los hombres con un dedo
Aletheia dice con acento catalán, «más vale que vosotros hagáis la compra, o…»
Jeanpaul la coge por la cintura y se la echa al hombro como un saco de patatas.
Aletheia se retuerce golpeando a Jeanpaul en la espalda
Aletheia grita: «¡bájame, jean! ¡Puta costumbre que tienes de cargarme
como un saco!»
Aletheia patalea mientras Jeanpaul va saliendo de la casona
Walker camina tras ellos, sonriendo
Una casona en un Paraje Recóndito
Jeanpaul saca de su bolsillo un mando y abre el portón, sale con
Aletheia al hombro y Walker detrás
Jeanpaul acciona el mando y el portón se cierra.
Jeanpaul deja a Aletheia en el suelo, del lado del copiloto
Jeanpaul abre las puertas del vehículo
Jeanpaul sube al vehículo; Walker y Aletheia lo imitan
Grand Keroky 4×4 Lim
Jeanpaul cierra las puertas; todos se ajustan los cinturones
Jeanpaul arranca el motor, mete la velocidad pisando el cloche y acelera
Jeanpaul conduce rumbo a la calle mayor
Jeanpaul se dirige al Paseo de las Cruces
Jeanpaul aparca el vehículo frente a un restaurant
Del vehículo bajan los tres casi al mismo tiempo y entran en el local
Una camarera los recibe y los guía hasta una mesa.
El ambiente del local es muy acogedor.
Una camarera les trae los menús
Una camarera toma los pedidos y se retira, al cabo de un rato, trae
los platos y los coloca en la mesa con la cubertería y las copas
Una camarera se retira y vuelve con un Finca Río Negro
Una camarera dice: «que disfrutéis la comida»
Los dos hombres y la chica comen y paladean el vino, charlan y pasan
un rato agradable.
Jeanpaul pide la cuenta, paga y se retiran del local
Jeanpaul abre el vehículo
Aletheia y Walker suben, Jeanpaul sube de último
Todos se ajustan los cinturones
Jeanpaul arranca el motor, mete la velocidad pisando el cloche y acelera
Jeanpaul retoma la calle Mayor y de ahí coge rumbo a la autovía del
nordeste vía Madrid
Jeanpaul mira a Aletheia de reojo
Aletheia siente su mirada y se gira
Aletheia sonríe
Dices: «¿Contenta?»
Aletheia asiente
Aletheia dice con acento catalán, «Gracias por este momento… en
realidad, gracias por todo.»
Jeanpaul asiente
dices: «nada que agradecer; en todo caso gracias por aceptar y dejarme
hacer esto.»
Jeanpaul reduce la velocidad al acercarse a la Clínica Paraíso Terrenal
Aletheia se desabrocha el cinturón
Jeanpaul detiene el vehículo y abre las puertas
Walker se desabrocha el cinturón y baja del vehículo
Aletheia baja del vehículo y se despide de Walker con un beso y un abrazo
Walker asiente y sube del lado del copiloto
Jeanpaul espera a que Aletheia ingrese a por su coche y salga
Jeanpaul escolta el coche de Aletheia Hasta que coge la autovía rumbo a la finca
Jeanpaul lleva a Walker al hotel a por sus cosas; luego pasan y hacen la compra.
Jeanpaul conduce a toda velocidad hacia Fresnedillas
Jeanpaul reduce la velocidad al acercarse a la zona de entrenamiento.
Aparca el vehículo y baja, dejando a Walker dentro
Comunidad de Madrid; Un paraje natural en Fresnedillas de la Oliva
Jeanpaul se identifica, ingresa y va caminando a prisa.
Zona de entrenamiento de Firme Unidad.
Jeanpaul se dirige a su tienda, recoge lo que queda en sus mochilas y
se las cuelga.
Jeanpaul notifica al encargado que deja la tienda a disposición de
quien la necesite y que vendrá a entrenar pero que ya no pernoctará en
la zona si no es estrictamente necesario.
El encargado asiente
El encargado parece algo preocupado
Jeanpaul interpreta su expresión
Dices: «No ocurre nada de qué preocuparse. Las cosas comienzan a tomar
forma… y yo requiero privacidad y comodidad… Es todo, Oscar.»
El hombre asiente relajándose un poco
Jeanpaul se despide con la mano y sale de la tienda del encargado
Jeanpaul abandona la zona de entrenamiento
Comunidad de Madrid; Un paraje natural en Fresnedillas de la Oliva
Jeanpaul abre las puertas del vehículo y sube. Se abrocha el cinturón,
mete la velocidad, pisando el cloche y acelera rumbo a casa

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.