• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Por uno más

Punto de vista: Faina

Abro los ojos, la tía Enma seguro está en su despacho trabajando.

Me acurruco más en las mantas, amo estos momentos de quedarme acurrucada en la cama en las mañanas.

Escucho a la tía Enma hablar por teléfono, la verdad es que llevo dos años viviendo en españa y me alegra enormemente que sea con ella, Enma es comprensiba y tranquila, además de que siempre está trabajando.

Me siento al fin, quito las mantas y me levanto, miro la litografía del desnudo femenino que me regaló Enma y leo mis sms a Atenea, deseo con todas mis fuerzas regalarle un cuadro de ella más joven, y tendría que hablar con la pintora.

Voy a la cocina y pongo a hacer café, me acerco de puntitas al despacho de mi tía y la veo dibujando, hace ya un par de meses que ha iniciado su colección de primavera y ahora se encargará de los góticos.

A mí en lo personal no me gustaba la forma de vestir que usaban ni ese maquillaje, pero si que tenía una debilidad en la ropa de mi tía y eran sus tops y sus pantalones campana.

Entro y la abrazo por la espalda, ella se quita lass gafas y me observa, sonrío y me acomodo a su lado, me acaricio el cabello rubio y veo una fotografía de Naia, Moria, Nekane y Tristán en la pared.

Ellos se han hecho muy buenos amigos aunque Moria tiene mi edad, o bueno un año más.

Cuando vine de Rusia me abrumó ver a mi tía completamente llena de cicatrices y en un estilo tan oscuro, pero vaya, que a ella la impactó verme
con las orejas élficas.

Desde pequeña me gustaron los elfos, y siempre quise parecerme a uno, así que al operarme las orejas y parecer una al fin a escondidas de mis padres y a los trece años.

Sí ya sé que te preguntarás como lo hice, bueno, hice firmar el documento de consentimiento a mi madre en una noche de borrachera y a mi padre y me fui con mi hermano gemelo al otro día directa al hospital, y cuando volví por casa hubo una pelea tan monumental que se plantearon por primera vez mandarme con la tía Enm.

Lo decidieron un año después cuando me descurieron pintando mi primer grafiti.

La verdad es que enviarme a españa fue la mejor decisión que pudieron tomar, la tía Enma aceptó desde el primer momento mis gustos raros y hasta los promueve.

Dices: «HOla tía Enm»
Enma dice: «Buenos días, Hadita»
Dices: «Rusalka, por favor»
La tía enma sonríe y me abraza de vuelta, luego vuelve a su trabajo y yo me dirijo hacia la cocina de nuevo.

Me siento en la mesacomedor y empiezo a beber mi café, acaricio mi enredado cabello rubio y me termino el café

Entro a la ducha y me desnudo, me miro al espejo y sonrío al ver algunas cicatrices y algunas estrías por las subidas y bajadas de peso constantes.

Entro a la ducha y me pongo a pensar en las Rusalkas.
Tal vez mi próximo mural sea una Rusalka en el agua de la vida y de la muerte junto a baba yaga.

Dices: «Claro!»
termino de ducharme a toda velocidad y salgo corriendo a la habitación
Miro entre mi ropa y decido ponerme una camiseta celeste que pone: Vendemos humo
y un leggins blancos y tomo mi mochila, guardo mis aerosoles y algunos pinceles y me dirijo al instituto.

dices: U-dá-chi, ´tita Enm.
Salgo de la casa y tomo el elevador, al entrar veo a Trisha, la ex de Dorian, ya tiene 18 años y su ensortijado cabello negro va sugeto en dos coletas, sé que ha empezado a estudiar derecho y que en el instituto ha terminado con buenas notas.

casi de todo me entero por la tía Enm, ya que yo casi no hablo con nadie.

Salgo de la torre después de despedirme y me encamino a la parada del autobús.

Subo al mismo y busco un sitio libre, Antandra me sonríe desde el final del autobús y me siento a su lado.

Dices: «La hija de la gran pentesilea.
Antandra dice: «La sobrina de Enma Belova»
Me fijo en su vestimenta, tiene un cuerpo que me encanta aunque vista como una especie de motera frustrada, sí bueno, ya sé que es feo pensar así, pero la tía enm me ha enseñado a pensar de esta forma. ¿Qué le voy a hacer?
Me siento a su lado y le observo el cabello mientras Lulú, mi mejor amiga, se acerca corriendo, tiene los grandes ojos avellana muy abiertos y la cabellera roja revuelta. «Seguro que no durmió bien» pienso mientras la veo acercarse, es madrileña, aunque de abuelos irlandeses, así que parece más extranjera que española.
Es en ese instante en el que me fijo que su polo negro no convina con su short azul y gruño, mi amiga quiere ser cosmetóloga en el futuro y es algo que admiro, pero de verdad, no puedo con eso, descuida mucho su aspecto para ser tan guapa.

Se pone a mi altura y saca un pastel de su espalda.
Lulú dice: «Feliz cumpleaños, bella!»
Me conmueve su acción, estoy cumpliendo dieciseis años y aunque a mi tía Enm fijo se le olvidó por tanto trabajo, a Lulú no se le ha olvidado y es algo que valoro enormemente.

tomo el pequeño pastel y la abrazo, es de glaseado verde (mi color preferido)
Lulú dice: «No te has peinado y se nota»
Antandra se echa a reír.

Anti, como le decimos las amigas, no es más que una compañera del bach de artes la cual ha terminado primero de bachiller, pero le han quedado algunas asignaturas de segundo y por esto mismo ha de ir de uelta al instituto.

Tengo entendido por lo poco que cuenta que tiene una situación familiar complicada, entonces tampoco me meto mucho y simplemente la dejo ser.

Antandra dice: «Así que es tu cumle? feliz cumple, mi grafitera preferida».
Sonrío y asiento, observo la pequeña tarta que me ha dado Lu, seguro que la ha comprado en el restaurante de matute, sabe que amo los pasteles de aquel lugar.

Le doy un mordisco mientras veo entrar a algunas chicas de cuarto de la ESO y a otras chicas de segundo de bachiller.

Nos quedamos hablando un rato todas en el autobús, al menos hasta que llegamos y alguien que nos quita el aliento a todas nos hace señas desde la puerta del instituto.
Haize y Haran nos esperan, son mejores amigos y están simplemente para comérselos.

Haizen es el más atractivo con su metro ochenta, sus ojos azules y su cuerpazo de espaldas anchas, solo hay una pega: es el novio de Lulú, y mi mejor amigo.

Haizen y yo nos conocimos al llegar a españa y adentrarme en el instituto, a esa yo de tercero de la ESO le daba pánico todo. Por otro lado estaba Haran, el mejor amigo de Haizen, con unos espectaculares ojos marrones y un precioso cabello negro.

Haran, como ya imaginas, es el novio de Antandra, y un gran grafitero bastante respetado por mí.

Dices: » Eh, chavales»

Haizen dice: «La cumpleañera»
Haran se me acerca y me da un golpecito en la espalda.
Ambos son grafiteros como yo y nos han pedido pintar un mural para el instituto en nuestro inicio como bachilleres.

Sonrío y le devuelvo el golpecito a Haran, Lulú se le acerca a su novio y se le pega al cuello, ambos son inseparables.

Vostezo y me encamino a clase, tenemos audiovisuales a primera, pero yo tengo un mural que hacer, así que por hacer novillos el día de mi cumple no veo gran problema.

Llego al patio del instituto con Haizen y Haras detrás, Lulú se ha ido a clase junto con Anti, Anti luego me pasará los apuntes, y LUlú estudia ciencias así que poco o nada se le puede hacer.

Siempre he pensado que los españoles están locos, la tía Enm secunda mi noción, pero bueno, somos uña y mugre, siempre juntas.

Haran dice: «Eh, rubia, tu tita ya ha hecho algo para los vampiros?»
Dices: «Está en ello, creo que se quiere acercar al gótico ligero».
Haizen dice: «Tu tía, con los góticos pastel, pero si parece morticia»
Saco un rollo de papel de mi mochila y lo estiendo sobre la pared, tomo un aerosol azul y empiezo a pintar el fondo.

El bsss bsss, bsss, del sprai hace que mis amigos se rían, sacan sus aerosoles azules y se ponen a pintar conmigo.

Los tres nos reímos muy felices, somos el trío calavera, los inseparables, los que siempre sonríen pese a que sus parejas sean unas amargadas.
No es el caso, pero Lulú al menos piensa que su novio no ha de ser un grafitero y Antandra me ha confesado que si está con Haran es porque espera que algún día deje el mundo del grafiti.
Yo en lo personal lo dudo, los tres estamos estudiando artes, y estamos pintando nuestro primer mural, va, soy la líder, pero qué mas da?

Dices: «Vamos a hacer un homenage a la mitología rusa»
Haran sonríe y asiente, ama mi cultura y eso lo hace simplemente adorable.
Haizen me observa.
Haizen dice: «Mostremos a baba yaga como una preciosa Rusalka»
Sonrío, que sepan lo que es una rusalka es mi culpa y algo que me emociona enormemente.

dices: «En realidad lo que pensaba era mostrarla como la anciana que es
Haizen dice: «Yo quiero una rusalka»

Me giro hacia ellos, Haran me observa fijamente sin mediar palabra.
Dices: «Seguid mis instrucciones y mirad el resultado»

Nos quedamos pintando en silencio durante toda la mañana, los tres sabemos lo importante que es un mural y lo valioso que es tener nuestro estilo.

Al final de la mañana observo el grafiti.

La temible baba yaga emerge de unas aguas corrientosas junto a una preciosa rusalka a la cual parece estar tocando, esta tiene un ojo abierto, en el cual no se ve pupila y el verdoso cabello cae indómito por el agua. A un lateral ves tres firmas: dos h y un infinito.

observo el mural con una gran sonrisa, es necesario tener muchísims agallas para hacer algo así, nos faltan detalles de baba yaga peero
nada que unos días de trabajo no solucionen.

Me quito la bata para pintar y me suelto el cabello, aquella mañana se me ha olvidado peinarme, pero bueno, cosas que pasan.
yho11:12 22/05/2022
Me encamino hacia el interior y muchos compañeros se me acercan para preguntarme por el mural, doy la vuelta y observo a Luna caminando hacia mí, ella si que parece una rusalka, tiene una belleza delicada con su alvinismo y su forma tan curiosa de vestir

es una chica emo, sé que adora la cultura japonesa y simplemnte yo la adoro a ella.

Luna es mi amor platónico, es la chica de la que llevo pillada desde tercero de la ESO, es la persona que ha hecho que me ponga la pulsera en la mano izquierda, es preciosa y perfecta.

Aunque en estos años solo hemos hablado tres veces, eh, no pienses que es por mí, no, es porque ella es súper tímida y a penas habla.

Luna camina hacia mí con paso lento, Morgana y Ligeia la acompañan, las tres son buenas amigas, aunque entre Ligeia y Morgana siempre pareció existir una química diferente.

Dejo a Lulú con la palabra en la boca y me encamino hacia ella, en ese instante lamento no haberme peinado esa mañana, ella lleva un precioso croptop violeta y unas medias rasgadas del mismo color junto a unos votines y unos sorts negros.

Dices: «Hola, Luna»
Luna me sonríe y el corazón se me para, se aleja el cabello negro del ojo azul y me mira fijamente.
Luna dice: «Lindo mural, me encantan las rusalkas»
Dices: «sabes lo que es una rusalka?»
Luna sonríe de lado y se me acerca, un poco más, a esta altura puedo sentir su perfume

Luna dice: «Claro, tengo a una delante»
Me impacto por su respuesta tan directa, me ha llamado Rusalka, a mí?

trago saliva
Se supone que Luna es tímida y nunca diría algo así.

Me la quedo mirando mientras se se da la vuelta y se marcha, el corto cabello negro perfilándole el rostro.

Me alejo hacia Lulú como en una nube, definitivamente, una buena forma de pasar mi cumple.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.