Punto de vista: Arais

Comunidad de Madrid; Calle de los Hermanos García Noblejas.
Te encuentras en una calle situada al este de la ciudad. Esta calle cruza con la calle Alcalá y a través de ella puedes acceder a la entrada sur del centro
comercial ‘Road Stop’. Termina al sur en el cruce con las calles Versalles y Malmoe. Hoy en día esta calle es el límite entre los distritos de Ciudad Lineal
y San Blas Canillejas. La junta municipal del distrito de Ciudad Lineal se encuentra en esta calle. Junto a esta está el centro cultural Príncipe de Asturias,
una biblioteca municipal y unas canchas de baloncesto donde puedes ver jóvenes practicando deporte. También se encuentra el centro de especialidades Pedro
González Bueno. También puedes observar el centro comercial Las Rosas.
Ves un coche con los cristales tintados y un camión de imperium food aquí.

El calor hace estragos.
patxi llega a la calle silvando
Ana llega desde el norte.
Arais salta de un camión, pero enseguida ve al hombre y se queda tras la puerta abierta
patxi te mira.
patxi dice con acento basco, “hola”
Ana murmura con acento argentino, “joder”
patxi dice con acento basco, “mucho calor por aquí, no?”
Arais se mueve unos pasos a su derecha
Arais no pierde de vista los pies del hombre
patxi dice con acento basco, “quien diría que estamos ya en junio”
Arais se afianza las cintas de la mochila
Ana dice con acento argentino, “Está insoportable.”
patxi mira a ambas chicas alternativamente
Arais hace gestos a la chica para que se vaya
patxi dice con acento basco, “sí, uff…”
Ana hace un gesto a la chica y se va
Ana se marcha hacia el norte
patxi mira fijamente a arais
Arais no ha desviado la atención del hombre
patxi dice con acento basco, “vaya, vaya, vaya.”
patxi dice con acento basco, “mira quien está aqui´.”
Arais está tensa, a la expectativa
patxi dice con acento basco, “relájate, mujer”
patxi dice con acento basco, “sabes?”
Dices: “no vuelvas con la misma canción…”
patxi dice con acento basco, “yo debería ser el que está aquí encojonao”
patxi se acerca a la chica
patxi dice con acento basco, “a tí no te han quemado un coche”
Arais se pone en guardia
patxi ríe mirando a la chica
Dices: “me importa poco tu coche ”
patxi dice con acento basco, “vamos”
patxi dice con acento basco, “no seas así”
patxi pone cara llorosa
patxi dice con acento basco, “si solo iba a ser la puntita”
Arais se va desplazando para no quedar demasiado cerca del hombre
patxi dice con acento basco, “veenga”
Dices: “yo me río de tu puntita y de ti”
patxi dice con acento vasco, “ah sí?”
patxi se acerca a la chica y la abofetea
patxi dice con acento basco, “pues que sea la última vez que me dices que no, guarra de mierda”
Arais se mantiene erguida aunque sufre un ligero tambaleo
patxi planta la rodilla en el pecho de la mujer y la hace caer
Arais cae sobre la mochila sin hacerse daño
patxi planta la otra rodilla en el pecho de la mujer y le coje las manos
patxi dice con acento basco, “mira”
patxi dice con acento basco, “yo quería hacer esto en privado vale”
patxi dice con acento basco, “pero todas soys iguales”
Arais levanta una rodilla, y es tan menuda que consigue golpear su entrepierna
patxi grita y cae hacia atrás
Arais se levanta de un salto y se coloca sobre su torso
patxi rueda y se levanta
patxi dice con acento basco, “puta”
Arais se aparta de un salto pero le falla la pierna herida
patxi corre hacia la chica y la derriba
patxi dice con acento basco, “vamos, si te vas a cansar. deja esto”
Arais suelta el aire bruscamente
patxi se echa encima de la chica
Arais mueve las manos con rapidez antes de que pueda cogérselas
patxi coge la cabeza de la chica
patxi con la otra mano comienza a desgarrar la camisa de la mujer
Arais busca en el cuello fornido del hombre un punto vital entre el cuello y la clavícula
patxi intenta apartarse
Arais presiona con todas sus fuerzas
patxi salta hacia atrás
Arais jadea por el esfuerzo, y se levanta de nuevo
patxi dice con acento basco, “nos volveremos a ver, puta”
patxi corre hacia el centro comercial
patxi se marcha hacia el norte
Arais sabe que no podrá correr tras él, no podrá alcanzarlo
Arais se cierra la blusa como puede y saca su móvil del bolsillo
Steve te transmite, “diga?”
Transmites a Steve, “soy yo”
Steve te transmite, “hola, dime”
Transmites a Steve, “ha vuelto”
Steve te transmite, “tan pronto?”
Transmites a Steve, “dónde estabas”
Steve te transmite, “no estás en horas de trabajo, querida, estoy haciendo otros preparativos”
Steve te transmite, “donde le viste”
Transmites a Steve, “me ha asaltado mientras aparcaba un camión, sé que no es mi horario, pero cuando te mandan hacer algo, lo haces”
Transmites a Steve, “no es tu culpa, perdona”
Transmites a Steve, “he conseguido ahuyentarlo ”
Transmites a Steve, “pero no estoy en plenas condiciones físicas”
Steve te transmite, “maldita sea, nena, si vas a tomar turnos adicionales avísame, vale?”
Steve te transmite, “me oiste fuera de base”
Steve te transmite, “te entiendo, necesitas algo?”
Transmites a Steve, “sí, te oí”
Transmites a Steve, “no, me voy a mi hotel”
Steve te transmite, “perfecto, avísame si necesitas algo”
Transmites a Steve, “al menos tendré que ducharme y cambiarme la blusa….”
Transmites a Steve, “pero seguro que está por aquí cerca”
Steve te transmite, “ya voy para el lugar”
Transmites a Steve, “y yo estoy encerrada en novlejas”
Steve te transmite, “avísame cuando estés preparada para salir, veamos si podemos cazarle”
Transmites a Steve, “no creo que vuelva a por mí, solo intentaré que no me siga”
Transmites a Steve, “hay gente por aquí”
Steve te transmite, “lo se”
Transmites a Steve, “pero no le importó comenzar a intentarlo…”
Steve te transmite, “es un puto malnacido, ya acabaré con él”
Transmites a Steve, “me voy al club, no creo que deba quedarme por aquí”
Steve te transmite, “eso, mantenme informado de tus movimientos”
Transmites a Steve, “no me voy a quedar encerrada, quiero que lo sepas”
Steve te transmite, “tampoco espero que lo hagas”
Transmites a Steve, “bien, pues ya nos veremos”
Transmites a Steve, “cuelgo”
Arais guarda el móvil y, vigilando sus espaldas, se dirige hacia su habitación alquilada. Ha sido un maldito día de mierda.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *