• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena De Rol: Tan Carente De Educación

Punto de vista: Moria.

casa de la familia aldrich
Ves Miniatura de la base Cladius y Anturio Encantado aquí.
moria sale de su habitación con una sonrisa en el rostro y dos vestidos en las manos.
gritas: «Naai, naai!»
Naia yace sentada en el sofá y de piernas cruzadas, Sostiene un libro entre las manos, tiene la mirada gacha y el ceño fruncido en concentración. Dorian la observa, envelesado. El Cabello negroazulado de la joven parece una cascada nictófila, sus manos de dedos largos pasan las páginas con gracia y su vestimenta negra mas bien la hace parecer una aparición de otro plano.
moria la mira y lanza los vestidos a su lado. acercándose rápidamente a la chica y alejándole el libro de las manos. provocando con el impacto que las gafas de la chica caigan a la moqueta del piso.

Naia la mira ofuscada, coge sus gafas sin mediar palabra, toma el libro entre las manos y observa los vestidos con indiferencia, después de dedicar un guiño a Moria con un ojo que empieza a tornarse oscuro a causa de la molestia vuelve a la lectura.
Dorian sigue mirándola. Moria entreabre los labios y justo en el momento en el que empieza a hablar el timbre de la casa suena, anunciando la llegada de alguien más al apartamento.
Dices con acento inglés, «yo abro.»
moria se acerca a la puerta, con gesto pensativo y al abrir retiene el impulso de cerrar. Trisha está fuera, con un short corto, y una vestimenta que claramente no sigue la corriente que sigue moria, no sigue la corriente que sigue naia, y por supuesto no sigue la corriente de nadie más que Lauren. Moria relaciona a Trisha con Lauren. (Su madre) su madre plástica y cada vez más ausente. Naia es mayor que ella, y ella es menor que Trisha pero se siente mayor. ¿Por qué la edad jamás definió la inteligencia verdad?
de pronto piensa en la selección de los vestidos. tal vez trihsa podría hacerla lucir como alguien normal. aunque niega al instante. Tristán no es alguien normal. y tristán le gusta. le gusta mucho aunque parece tan serio… aunque es mayor que ella, se sume en sus pensamientos sin darse cuenta.
UN suspiro de Trisha la devuelve a la realidad.
Dices con acento inglés, «hola, Trisha. pasa. Dorian está en el sofá. »
Trisha mira a la chica con una sonrisa. ya no sabe que hacer para caerle bien, ha intentado todo tipo de maniobras, desde hablarle de floristería, hasta ayudar a su madre con la decoración de su casa, pasando por estudiar la suvcultura gótica para encajar con ella.
Trisha dice con acento madrileño, «gracias, moria. ¿Cómo estás tú?»
Trisha pasa y cierra la puerta tras de sí, camina a paso rápido hasta el sofá y se para de golpe. Observa a Naia con envidia, se fija en su cabello, en sus ojos cambiantes, en la facilidad que parece tener para abstraerse y en especial; en como la miran todos, en como la mira Dorian, en como la mira Moria, en como la mira Lauren. Pero ella parece tan agena
tan agena a las miradas, al qué dirán, tan metida en sí misma.
trisha murmura con acento madrileño, «Dorian»
Dorian sale de su enveleso al escuchar a Trisha, Naia alza el rostro un poco y murmura un hola que Trisha no responde.
Dorian dice con acento inglés, «Hola, Trisha.»

moria mira la situación y toma el libro de las manos de naia con delicadeza. lo aleja y lo cierra, ganándose una mirada de reprovación por parte de la misma. al observar a su rededor Naia se quita las gafas, se encoge de hombros y se pone en pie, recogiendo los dos vestidos que Moria había tirado antes y caminando hacia la habitación de la chica, como una sombra negra y estilizada.
EN el salón de la casa.
Trisha llora observando a Dorian.
Dorian se acerca a Ella y la abraza, le acaricia el cabello con suavidad, y le besa la frente.
Dorian dice con acento inglés, «Trish, no te pongas así, entiende, yo creo que lo mejor es que lo dejemos, tú y yo lo pasamos bien, nos llevamos bien, pero nada más.»
todo comienza donde comienza todo. Mundo virtual guardado.
[Humor Cyberlifeano]: «Más épico, imposible. Que bonita e irónica forma de dar calabazas la del mundo virtual.»
Trisha dice con acento madrileño, «Pero Dorian, nosotros…»
Dorian dice con acento inglés, «Nosotros no somos nada ya, Trish, amigos si quieres. no estoy dispuesto a nada mas.»
Trisha dice con acento madrileño, «¿De verdad eres tan frío, Dorian?»
Dorian se encoge de hombros y mira a la chica a los ojos con una sonrisa ladina.
Dorian dice con acento inglés, ¿Y tú me lo preguntas?
Unas llaves se escuchan en el salón, el sonido de la puerta y los tacones de Lauren se hacen presentes con velocidad; pronto, su cabello rubio y sus ojos maquillados hacen acto de presencia en el lugar.
Lauren entra contoneando las caderas y cerrando la puerta con suavidad, una sonrisa falsa se le dibuja en el rostro y camina con paso firme hasta el salón, observando a Trisha y Dorian; hace un gesto de mano para restar importancia al asunto y sonríe a Trisha, mira a Dorian con algo de desprecio y este enarca una ceja en respuesta.
Lauren dice con acento inglés, Dorian, por fin vuelve tu novia a casa.»
Dorian dedica una sonrisa tensa a su madre y se aleja de trisha.
creo que mi madre es un elfo. Mundo virtual guardado.
[Humor Cyberlifeano]: «Y si no es un elfo, se parece igualito. No he aguantado la tentación de cambiar padre por madre, lo siento.»
Dorian dice con acento inglés, «NO, mamá -emfatiza en la palabra mamá- Me parece que Trisha ya no tiene mucho que hacer aquí, de echo. –Lanza una significatiba mirada a Trisha–. se iba en este momento»
Trisha agacha la cabeza y cierra los puños, el maquillaje le mancha el rostro mira a Lauren con una sonrisa triste. La mujer se acerca a ella, acariciándole el cabello y las mejillas con suavidad; borrando la sonrisa de su cara..
Lauren dice con acento inglés,-«Trisha, cariño. ya sabes que independientemente de la relación que mi hijo y tú ya no tengáis, puedes venir a esta casa cuando lo desees»
Lauren sonríe a Trisha.
Dorian mira a Lauren con asco.
Trisha abraza a Lauren y se dirige hacia la puerta sin mirar atrás, no media palabra. aunque saca su teléfono y escribe frenéticamente en la pantalla. el teléfono de Lauren bibra sin cesar.
Lauren coge su teléfono sin pensarlo dos veces
al abrir la puerta de la casa; una pelirroja vestida de negro aguarda en la entrada, entra sin mirar dos veces a Trisha. al cruzar elumbral Dorian se percata de que no es pelirroja, es su cabello negro el que emite destellos de dicho color. Sus ojos azul cobalto miran a ambos familiares con desinterés, pecas le decoran las megillas y las largas pestañas casi parecen artificiales, el flequillo recto da ternura a su mirada de pómulos altos, aunque la frialdad que destila sus ojos rompe los esquemas.
Dorian se encamina hacia su habitación, nadie media palabra con la chica, tampoco ella intenta hablar con nadie. pasa de largo a Lauren, el vestido imperial negro resalta su silueta, y sigue a Dorian, aunque no le dirige la palabra; este la mira desde la puerta de su habitación, fascinado por su aspecto rudo y tierno.
Nekane, Se escucha como resuello por parte de Naia al ver a la chica en el umbral de la habitación de Moria.
Nekane asiente, encogiéndose de hombros y entrando a la habitación, vestidos de diversos colores y estilos se enencuentran escparcidos en la cama, Nekane coge uno de medio muslo, y estraple, en color negro y con un cordón que cruza y parte el vestido a la mitad.
Deberías ir con este, dice mirando a Moria fijamente a los ojos, Naia se aleja de ambas y coge uevamente el libro, ante la mirada atenta de Nekane y Moria.
Dices con acento inglés, «no sé, él parece muy decidido, parece que sabe bien lo que busca.»
Nekane asiente, mirando a la chica
Nekane dice con acento salamantino, mirando a moria fijamente: Tristán es buen chico, A mí me gusta tener espacios con él. solo no seas algo que no eres para gustarle, porque precisamente eso lo odia.
Moria la mira con gesto nervioso.
Dices con acento inglés, «¿tú crees?
Nekane ríe y suspira. –Dudo mucho que llegues a ser alguien, Moria. tienes solo 15 años, Tristán te supera por 10 años, en realidad no sé que haces metida en esto.
Naia mira a Nekane con Astío. –Lo dices porque te quieres asegurar el tener con quien liarte cuando te apetezca verdad? déjala si quiere ir. es su vida. es una cosa que me disgusta de ti, tu mala costumbre de opinar de todo.
Nekane entreabre los labios y Libertad y Agnes irrumpen en la habitación como una explosión de colores, Agnes con sus estridentes rojos llamatibos y libertad con su ropa deportiba y sus azules.
Agnes observa los vestidos y elige un Vestido casual en un azul pastel, –Dios, te quedaría genial con la piel.
Libertad mira los vestidos con desinterés y saca un short negro y una camiseta del armario de moria.
–Pero y esto por qué no? yo no entiendo para qué tanto problema con los vestidos la verdad.
Nekane, Agnes y Moria miran a Libertad con alarma.
La discoteca! Hablan al Unísono.
Libertad las mira con desinterés. –A mí la discoteca no me importa, es que yo vine a ayudar a una amiga y listo. si no les parece perfecto. pero pues es que va a conocer a un pelao, no es más, si la van a vestir como una pallasa adelante.
Naia asiente en respuesta, tira los vestidos de la cama y mira a las chicas con agovio, sus ojos se ven en un verde tan oscuro que casi parece marrón.
–Bueno, no sé coomo lo vais a hacer, pero ordenad esa cosa pronto, yo no conozco al chico, no me importa pero no voy a llegar impuntual porque a vosotras se os de la gana. tú, -Dice mirando a Moria- libertad tiene razón, ponte una falda de esas que tienes, una camiseta de tirantes roja y un chaleco, dios no es tan difícil. Tü, -dice mirando a Nekane- Quítate ese vestido horrible y péinate, que si vamos a una discoteca que no parezca sacada la disco de sertamen de belleza.
Las chicas asienten y cada una se pone a ahcer algo, Libertad y Agnes organizan las cosas entre cotilleos, Naia sale de la habitación a paso rápido, sus votines de tacón repiquetean en el lugar, la capa de seda negra la cubre, Mira a Lauren con odio y se muerde la lengua.

Punto de vista: Naia.

Lauren dice con acento Inglés, «Buenas tardes, por lo menos.»
Naia la mira, conteniendo un bufido. Aunque diferencia el brillo de envidia en los ojos de la mujer.
Naia dice con acento salamantino, «Disculpe mi falta de educación, señora. Que tenga una buena tarde.»
Dorian sale de su habitación a toda prisa, toma a Naia por el hombro y esta se aparta con velocidad.
Naia murmura con acento Salamantino, «Qué haces?
Dorian sonríe, Se empieza a poner nervioso, su capa de arrogancia y superioridad se cae instantáneamente. no comprende en lo absoluto a la chica.
Dorian dice con acento inglés, «Perdona, se me olvidaba que la señorita era intocable» -habla con ironía, intentando mantener su capa de arrogancia-
Naia suspira
Naia dice con acento salamantino, «Voy de camino al coche de Moria, tienes algún problema o necesitas algo?
Dorian dice con acento inglés, «¿Pero por qué eres tan arisca, Naia, solo intento ser amable contigo»
Naia sonríe sarcásticamente.
Naia dice con acento salamantino, «Intentaste poner una maldita cámara en la habitación en la que me estaba quedando, maldito idiota.»
Dorian se encoge de hombros
Dorian dice con acento inglés, «No tienes pruevas para asegurar eso»
Naia sonríe y da un golpecito en el hombro de Dorian.
Naia dice con acento salamantino, «Te recuerdo que fuiste tú el que hizo referencia a mi gatito de peluche negro, y solo sabe eso quien entra en mi habitación. y… te cuento un secreto? Tú no has entrado a mi habitación nunca»
Naia se pone un dedo en la barbilla, pensatiba.
Dorian palidece pero intenta disimular.
Dorian dice con acento inglés, «Bueno, pero solo intento ser educado contigo»
Naia entrecierra los ojos y tensa la mandíbula.
Naia dice con acento salamantino, «Si no fuese a acompañar a tu hermana a la maldita cita que tiene te juro que las pagarías, de hecho, las vas a pagar, no sé quien te dio acceso a mi habitación, pero voy a aberiguar como entraste, y después, Dorian, después vas a recordar mi nombre para siempre. y veremos donde va tu amabilidad.
Dorian asiente mientras observa a Naia salir de la casa, observa a lauren con el teléfono en las manos y se marcha tras ella antes de que su madre abra la boca.
Naia baja por las escaleras, Dorian Llama el ascensor, llegando antes que la chica, sale y entra en su coche, mira a Naia salir del lugar,
Naia se retira la capa con suavidad, un vestido negro con apliques dorados resalta la palidez de su piel, enciende un cigarrillo y fuma apollada en el auto de Moria.
Minutos después (EN el piso.

Punto de vista: Moria.

Moria se mira al espejo vestida de rojo pasión, los ojos tricolores delineados en negro y los labios suavemente pintados de rosa.
Libertad dice con acento colombiano, «Si se siente cómoda, pues no se ve mal»
Agnes dice con acento colombiano, «NO, a mí me parece que se ve linda, pues lo único si es que se arregle ese pelo.
Nekane observa a las chicas mientras sale de la habitación.
Nekane dice con acento salamantino, «Que haga lo que quiera, pero salimos ya.
Nekane sale de la habitación, pasa por el salón sin despedirse de Lauren y cierra la puerta del apartamento.
Moria se acomoda el cabello a toda velocidad y sale corriendo de su habitación, abriendo la puerta y por poco cayendo a causa de un tacón.
La estridente risa de Lauren se escucha a la distancia.
Libertad y agnes van tras ella, entran al ascensor las cuatro y pulsan el votón de planta baja, Moria se observa en el espejo nerviosamente, Nekane juguetea con un cigarrillo apagado de forma ansiosa, Libertad y Agnes mantienen una conversación por lo bajo.
El Ascensor se detiene en torre de madrid, y las puertas se abren.
Sales del elevador.
Torre de madrid: ves un tablón de anuncios, un portero , y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Libertad sale del elevador
Nekane sale del elevador
Agnes sale del elevador.
Sales.
Plaza de españa
te encuentras con naia.
Libertad llega de la torre
Agnes llega de la torre
Nekane llega de la torre
Nekane enciende el cigarrillo y fuma ansiosamente, Moria abre el coche y entra en el ismo, Naia pisotéa lo que le queda del cigarrillo y entra en el puesto trasero junto a Agnes y Libertad,
Nekane fuma un rato en silencio y entra al puesto del coopiloto.
Moria observa a Nekane en silencio y pregunta en voz baja.
Murmuras con acento inglés, «¿Cuantos años tienes, nekane?
Nekane mira a Moria con desinterés
Nekane dice con acento salamantino, » 24″
Moria le entrega las llaves de forma nerviosa: –Puedes conducir tú? verás, el coche.. bueno, eso.
Nekane se encoge de hombros, saca un chicle, se lo mete a la boca y se cambia de sitio, arrevatándole las llaves a Moria de un tirón.
Naia la observa en silencio hasta que mete las llaves y enciende el motor.
–Controla la ansiedad, señorita psicología?
Nekane mira a Naia con seriedad desde el espejo.
–Los psicólogos también tenemos problemas, ¿Vale?
Naia bufa y se traga lo que piensa, abre el libro que estaba leyendo y regresa a la lectura en silencio.
El viaje transcurre entre conversaciones, Nekane parece calmarse y empieza a hablar con las chicas sin la ansiedad que le produce fumar.
UN rato después llegan al lugar, Moria sale de primera e informa a las chicas de que excepto libertad y Agnes Nekane e Naia han de ir a otro sitio.
Nekane observa a Moria con una sonrisa suave.
–Yo lo conozco, es Naia la que ha de irse a otro sitio.
Naia cierra su libro y camina hasta el hotel, adelantando al resto de chicas, cuando lleva cierta distancia se gira y grita.
–Estaré en ese sitio en el que venden las tortitas que me gustan. y continúa su camino.
El cuarteto de chicas caminan hasta el hotel, al poner un pie en el aill, Todas saludan a la suvgerente con educación, suben la escalinata y entran al jardín, Tristán se encuentra Apollado en una de las columnas del lugar, con un libro en las manos (completamente abssorto en su lectura.)
Moria lo observa con fijeza, los cabellos castaño-rojizos le brillan a la luz del día y la ropa negra contrasta con su piel pálida. Como si supiese que lo miraran, Tristán levanta la mirada y cierra el libro, sus ojos grises miran a Moria durante un segundo, camina hacia las cuatro chicas con paso decidido; las mira e inclina la cabeza a modo de saludo, acompañado por un:
–Buenas tardes.
Moria se le acerca con intención de besarlo en las mejillas, Tristán mira alzando las cejas durante un instante y luego la mira directamente a los ojos.

Moria recuerda en cuestión de segundos la nacionalidad de Tristán y la sangre se le sube al rostro.
_-P… Perdón, olvido como son las cosas en Irlanda, pero bueno.. estamos en otro país, lo suyo sería darte dos besos.
Tristán sonríe y baja la mirada a los labios de la chica.
–Bueno, tengo algo que mostrarte y luego se verá si me invitas a comer.
Moria da un paso atrás al comprender que no va a besarla y mucho menos a estrechar una mano con la suya, «Los irlandeses son orgullosos y, no van a dejar su cultura de lado por más que viajen»
Libertad y Agnes observan a la pareja con cierta indecisión, es Libertad la que al final da el primer paso.
–Hola, perdoná por no responderte al principio, pero es que sos tan raro. ahora no sé si darte la mano, tirarte por la ventana, darte un cabezazo o simplemente besarte la megilla.
Tristán ríe ante el comentario de Libertad
–Un diamante estaría bien, gracias.
La chica lo mira durante un instante
–¿Enserio?
Tristán se encoge de hombros riendo y se encamina hacia la mochila que yace uvicada en la columna en la cual esperaba.
Libertad lo sigue, curiosa por el contenido de la mochila, Moria, Agnes y Nekane lo observan a la distancia, Moria se percata del cambio de actitud en Nekane, parece haber dejado su soltura en algún sitio.
Tristán saca una escultura en arcilla de una mujer a lomo de un caballo, con un velo y una diadema, tiene la mirada fija en algún sitio y en las manos sostiene lo que a moria le parece una basija cualquiera, a su rededor hay un lago ondeante, peces y rocas lo rodean.
Moria mira la escultura con fascinación.
–Es preciosa.
–Es edáin, claro que es preciosa, además, la hice yo.
Libertad ríe y se acerca a la escultura, Nekane observa a Tristán de reojo en completo silencio.
–No pues si está muy linda, ¿Para qué? tenés maña para hacer estas bainas.
Tristán mira a Libertad fijamente a los ojos, se fija en la luz que parecen encerrar sus orves ambarinos y sonríe mientras niega.
–NO te entendí la mitad, pero por tu cara creo que te gustó.
Libertad suelta una carcajada y estira una mano hasta posarla en la escultura.
–Que está linda, hombre que es un trabajo bonito.
–Gracias. -Tristán le guiña el ojo y mira un restaurante a la distancia-. -Mirad… ahí hay un restaurante en el que hacen buenas tortitas por lo que leí.
Moria lo mira con un dedo en la varbilla
–Leíste? tan seguro estabas de que íbamos a invitarte a comer?
Tristán mira a moria mientras responde pagado de sí mismo:
–¿Tenía que venir contigo?
Moria se ruvoriza nuevamente y bufa.
Agnes, libertad y nekane ríen.
Tristán camina hacia el hotel mientras Nekane observa a los cuatro.
–Bueno… yo tengo que hacer cosas, y amm… me ha surgido un imprevisto que…
Tristán se da la vuelta un instante, mientras posa la escultura en las manos de Libertad.
–Tú misma.
Nekane asiente en silencio y se marcha, el sol brilla destacando sus reflejos rojizos en la melena.
Nekane intenta disimular su nerviosismo, toma aire y echa a andar esforzándose para que no se note como le tiemblan las piernas.
Tristán se encoge de hombros; su rostro permanece impasible pero sus ojos reflejan algo de fastidio. Sin pensarlo mucho vuelve con el grupo, camino al restaurante.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.