• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Un futuro prometedor.

Punto de vista: Katariina

Katariina se acomoda mirando la casa recién comprada con el ceño fruncido, los zafiros que luce en las orejas destacan su blancura, y también de alguna manera siente que destaca la blancura de las paredes.
Ilta observa el lugar pensativa.
Kalwa camina por lo que todas decidieron destinar al salón, escuchando el repiqueteo de sus tacones rojos a cada paso que da, haciendo eco por el lugar.

ambas amigas observan el cabello rubio casi blanco de su compañía, que posa la mano pálida en la pared, y las observa con sus ojos grizulados atentos, calculando y visualizando como fuere el lugar después de las reformas.

Kalwa dice, «Estais seguras?» -Pregunta con los labios granate entreabiertos, como dudando si preguntar algo que parecía tan obbio.

Dices: «sí. mas vale que subas y elijas tu habitación, Kalwa, de las seis que hay arriba me gustaría pensar si arriba dejaré el estudio o la biblioteca. y de las cuatro que hay aquí abajo ya veremos como las ordenamos.»
Ilta dice, «Bueno, Kal, Riina, vamos con calma, a fin de cuentas faltan Neida y Taini por llegar. y creo que ellas también deberían elegir su habitación, deberíamos elegirlo las cinco, de echo.

Kalwa se pasa la mano por la larga melena nevada y asiente, sentándose en las escaleras polvorientas y acomodando su chal rojo en su vestido negro, fijando la mirada en Katariina y chasqueando la lengua en señal de disgusto por la tardanza de las otras dos conformantes de aquel grupo.

las rejas blancas de fuera se abren, dos figuras se dejan ver, una que hace que a Katariina se le cierren los ojos por tanto rosa en una persona y otra que hace que se le acelere el corazón al observar que luce un ceñido vestido del color de sus ojos, haciéndolos destacar aún más con la joyería entre perlas y esmeraldas.

Neida y Taini entran, taini sonriendo y Neida seria, extremadamente seria y con los labios pintados con un brillo incoloro, pero con los ojos pintados en aquella tonalidad de verde que lucen su vestido y sus pupilas.

Kalwa dice, «Por fin»

Ilta dice, «Pensaba que os tendríamos que esperar hasta el ragnarök

neida sonríe levemente.

Neida dice, «Perdón, trabajo, ya sabéis como funciona esto de ir acompañando a gente por ahí, además sabéis que maquillo en los ratos libres y hoy..

Kalwa la interrumpe, «Ya, no nos interesan tus explicaciones, solo centrémonos en esto»
Neida cierra la voca, aunque Katariina distingue el disgusto en sus ojos verdes.

Taini se acerca a Kalwa y se sienta a su lado, contrastando el color rojo de una con el excesivo rosa de la otra.

Taini dice, «Yo sinceramente me quedé dormida»

kalwa dice, «podrías intentar ser un poco mas responsable.»

kalwa se pone en pie y sube las esccaleras, amplificando el sonido de los tacones al chocar con el mármol.

las otras cuatro chicas la siguen, llegando al segundo piso y observando el pasillo con las habitaciones, al final una puerta de doble hoja.

Ilta es la primera en ir hacia el final mientras el resto de chicas se dispersan por las habitaciones; Katariina al ver a su mejor amiga obta por la habitación a la derecha; justo al lado de la puerta de doble hoja.

Observa la habitación espaciosa y vacía, define en ese mismo instante de que color pondrá el suelo, las paredes, la decoración, todo va a su cabeza como fotografías perfectamente ordenadas, gira el rostro y se encuentra con Neida en la puerta. Ve sus ojos abrirse con levedad al darse cuenta de que la ha pillado pero se pone derecha y entra a la habitación; intentando parecer digna.

Neida dice, «¿Te gusta esta?»

Katariina asiente, tomando la mano de su interlocutora, acariciándole los dedos y entrelazándolos.
Dices: «Neida yo… lo siento… yo…»
Neida le pone un dedo en los labios y agacha la cabeza

Neida dice, «Tampoco debí ponerme así, es también mi culpa no aceptar que necesitas ir más despacio.»

Katariina suspira con alivio
Dices: «gracias, Kulta.»
Neida sonríe y la abraza, reposando la cabeza en su hombro y cerrando los ojos un instante.

Neida dice, «¿Te parece muy apresurado si dejamos esta habitación para ambas? o prefieres que cada una tenga su espacio…

Katariina observa a Neida en silencio
Dices: «creo que será mejor que cada una tenga su espacio para empezar sí.»
Neida asiente y se aleja de ella.

Katariina la ve marchar y suspira con alivio, no sabe bien que pasaría sin ella en su espacio.
apunta mentalmente: suelo azul pastel, paredes blancas y cortinas azul pastel, cama flotante en dorado, y dos mesillas de noche marfil, un escritorio blanco y una televisión a ser posible en frente de la cama.

Katariina sale de la habitación y ve a ilta en frente suyo.
ilta dice, «¡somos vecinas de habitación! Creo que a Neida no le ha gustado mucho, pero bueno está en la que queda a tu lado y frente a ella están Kalwa y Taini. las puertas de doble hoja dan a un valcón con una habitación que puede usarse como salita de descanso y todas las habitaciones tienen baño privado eccepto la primera que creo que será la que destinemos a estudio.

Dices: «perfecto, gracias Ilta no sé que sería sin ti.»
Katariina baja mientras escucha a las chicas hablar de los colores de sus habitaciones y de los espacios que serán ordenados para aquello, Taini y Kalwa son las primeras en irse, con prisa y lo que solamente ella sabe. Ilta las acompaña acariciando su vientre con una sonrisa, con seguridad ya les estará contando que Maki la dejó envarazada y, que aunque él no quiere hacerse cargo del bebé ella siente ilusión con la idea de ser mamá y los tres meses de envarazo que no se le notan en el vientre pero sí en su alimentación denotan su alegría, aunque Taimy kalwa no se fijarían tanto en Ilta como ella misma.
el bebé supone un cambio enorme en la vida de Ilta, consiguió que dejase su ansiedad y la depresión en la que parecía sumirse, además desde la segunda semana de estar envarazada (Que fue cuando se hizo la prueva) dejó el consumo de cualquier droga y habló con Katariina para irse del país y darle un nuevo futuro a su hijo o hija.

Katariina ve como taimi y kalwa la abrazan, Neida observa la interacción y se acerca a la puerta.
Neida dice, «Me voy con Ilta, vendrás después, verdad?

Katariina asiente y sale con la chica, el jardín también necesita algunas reformas pero todo parece prometedor.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.