Punto de vista: dieguito

nando llega desde la tienda.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
nando vende una caja de cereales.
Esperas a que aparezca un cliente.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
nando vende una caja de cereales.
Esperas a que aparezca un cliente.
nando vende una caja de cereales.
nando te mira.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Don Diego llega desde la tienda.
Esperas a que aparezca un cliente.
Don Diego dice: ¿Cómo va, hijo?
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Dices con acento porteño, “ACá… me aburro con este laburo…”
Esperas a que aparezca un cliente.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Don Diego dice: ¿Pero sirve?
Dices con acento porteño, “See, gano re poco pero”
Dices con acento porteño, “hasta que pueda entrar al centro comercial ese.”
nando dice con acento brasileño, “hei, hei, hei, hombres”
nando
moreno, metro y medio, 80 quilos, pelo largo, 19 años
Se nota claramente que es un hombre.
lleva puesta una gorra de camionero.
Lleva puesto unos pantalones largos normales y corrientes.
Lleva puestas unas zapatillas de color azul.
Notas que mantiene una atención activa.
Don Diego dice: Bueno pive, vení al hotel conmigo después así vamos a morfar por ahí, ¿sí?
Don Diego mira con atención a su hijo.
Esperas a que aparezca un cliente.
nando dice con acento brasileño, “tu, muchachote”
Don Diego vende una caja de cereales.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Don Diego dice: Ah, me viniste con toda la pintusa!
Esperas a que aparezca un cliente.
dieguito mira a nando y sonríe.
nando dice con acento brasileño, “dime algo chico: estarías dispuesto a ayudarme en algo?”
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Dices con acento porteño, “Lo que quieras!”
Dices con acento porteño, “Mi nombre es diego.”
Don Diego dice: Yo soy su padre.
nando dice con acento brasileño, “el mio es fernando, pero si quieres, me puedes llamar nando”
Dices con acento porteño, “Bien, Nando, un gusto!”
dieguito te estrecha la mano.
Esperas a que aparezca un cliente.
nando dice con acento brasileño, “un placer conocerte diego, y a usted tambien señor”
Don Diego le estrecha la mano a su vez al chico.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Esperas a que aparezca un cliente.
nando les estrecha las manos a ambos
Dices con acento porteño, “En qué podemos ayudarnos, pibe?”
nando dice con acento brasileño, “mirá, estás de acuerdo en que ni todas las cosas tienen que ir segun la lei imperium?”
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Esperas a que aparezca un cliente.
Don Diego dice: bueno, Imperium realmente no sé cómo se maneja.
Dices con acento porteño, “Nosotros llegamos hace unos días.”
Don Diego dice: Pero vimos que cerraron una tienda.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Asientes afirmativamente.
nando dice con acento brasileño, “aqui vá el cuento”
Asientes afirmativamente.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Dices con acento porteño, “Yo creo que abusan los muchachos pero”
Esperas a que aparezca un cliente.
nando dice con acento brasileño, “primero de todo, esto parecerá mui contradictorio, pero, lo que yo quiero armar, es asi, por mas contradictorio que sea la cosa”
Dices con acento porteño, “Si logramos que me den un trabajo más decente…”
Don Diego dice: Contanos, muchacho.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Esperas a que aparezca un cliente.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
nando dice con acento brasileño, “porque, miren por el punto de vista del ciudadano trabajador: trabajamos para sus camiones, y tenemos derecho a trabajar en otros locales cuando nos sobre tiempo, y aí está la contradiccion, porque, unos trabajamos pa ellos, otros, queremos trabajar pa ellos, y lo que yo voy hazer, es protestar contra ellos”
Don Diego dice: Me parece muy bien, amigo.
Dices con acento porteño, “claro! si supuestamente crean realidades”
Dices con acento porteño, “no nos tienen que dejar… bueno, a unos vendiendo”
Dices con acento porteño, “a otros repartiendo pizzas”
Dices con acento porteño, “así nomás”
Don Diego asiente.
nando dice con acento brasileño, “por mas que yo trabaje pa ellos, yo voy a protestar contra ellos, porque ellos no son los unicos que me dán mi dinero, y yo estoy mui siente de los riesgos que esto toma, pero, la pregunta es: estais juntos con migo?”
Don Diego dice: Mi hijo por ejemplo quiere abrir una tienda musical.
Don Diego dice: Ah, por supuesto que sí, muchacho.
Don Diego dice: Mira
Don Diego dice: Yo no sé mucho, pero leí por ahí que hay un sindicato llamado AHV
Don Diego dice: Hasta donde sé, defienden los derechos del trabajador.
Don Diego dice: No sé cómo afiliarnos, no todavía.
nando dice con acento brasileño, “serían una gran ayuda”
Don Diego dice: Ni quien lo dirige
Don Diego dice: ¿Vos sabías de esto, hijo?
dieguito niega, sorprendido.
Dices con acento porteño, “No, pero mejor… la cosa es cómo afiliarnos, a ver si Imperium nos deja en la calle.”
nando dice con acento brasileño, “y tengo otro motivo por el cual protestar, que tambien involucra trabajo”
Don Diego dice: Contanos
nando dice con acento brasileño, “la lei de aqui, o la lei de imperiun, proibe el comercio de lo que en brasil llamamos vendedores ambulantes, que son los que venden en las calles, o plasas, o almenos, lo proibe en el caso de la cerbeza, pero, esto no es justo, visto que la cerbeza es un producto legal, comun, normal y corriente, que todos lo compran! asi que, a por la legalidad de la cerbeza!”
Dices con acento porteño, “De hecho ayer me agarró la poli vendiendo cerveza”
Don Diego dice: ¿En serio, hijo?
Asientes afirmativamente.
Dices con acento porteño, “Pero qué, un buen policíia no toma cerveza?”
Don Diego dice: Justo nosotros somos muy nuevos por acá y sinceramente no sé cómo son las leyes acá, pero
Don Diego dice: Vamos a averiguarlo cuanto antes
nando dice con acento brasileño, “toma cerveza, fuma mariguana, se droga, y busca prostitutas, siempre cuando lo quiere, pero como ellos son policías, ellos escapan impunes”
Dices con acento porteño, “ah, no se vale!”
Dices con acento porteño, “Escuchame, ya tenés tu tiempo acá en Madrid?”
Don Diego dice: Nosotros llegamos recién hace unos días.
nando dice con acento brasileño, “pues si, tengo mes y pico por aqui”
Don Diego dice: Che, muchacho, entonces te quiero hacer una pregunta, ya debes estar más familiarizado con la vida madrileña.
Don Diego dice: Sabés dónde conseguir una buena arma de fuego y de manera discreta, o a quien comprarle? Es para nuestra seguridad, nunca se sabe.
Don Diego vende una caja de cereales.
nando dice con acento brasileño, “no mucho, aun me costa familiarisarme con la comida, con las fiestas, y bueno, el periodico de aqui es mui diferente al periodico de mi tierra, pero, de poquito a poquito me acostumbro”
Don Diego y su hijo asienten comprensivos.
Dices con acento porteño, “Sos brasileño o portugués?”
nando dice con acento brasileño, “brasileño”
Asientes afirmativamente.
Dices con acento porteño, “Ya, por el acento”
Sonríes.
nando se rie a carcajadas
Don Diego dice: Bueno chicos, yo me voy al hotel.
Don Diego dice: Nando, un gusto.
Don Diego estrecha la mano del chico.
nando dice con acento brasileño, “un gustaso señor”
Don Diego dice: Cualquier cosa que necesites.
Don Diego dice: Hijo, te espero allá en la habitación.
Dices con acento porteño, “Dale!”
nando le estrecha la mano al señor
Don Diego dice: Y si mi hijo se porta mal, contame, muchacho.
Don Diego se ríe.
nando se parte de risa
dieguito saluda a su padre.
Don Diego sale del mostrador.
dieguito mira a Nando sontiendo.
Dices con acento porteño, “Qué suerte encontrarte, pensá que era el único que trabajaba acá como loco malo.”
nando dice con acento brasileño, “bueno, hai que empezar a trabajar aqui, antes que daniel sierre todos los trabajos y solo quede imperiun”
Dices con acento porteño, “Me gustaría verle la cara a ese pibe…”
Dices con acento porteño, “Que con verlo en fotos no es suficiente”
Te partes de risa.
Dices con acento porteño, “Mirá, yo soy desarrollador.”
Dices con acento porteño, “De software y hardware.”
Dices con acento porteño, “y mi idea es”
Dices con acento porteño, “abrir una companía de juguetes e instrumentos musicales, porque no veo nada por acá… Nada de música, nada de juguetes, con los niños que hay acá aburriéndose y la gente con ganas de tocar algo…”
Dices con acento porteño, “Y bueno, en eso meespecializo pero claro, estoy avierto a lo que venga.”
nando dice con acento brasileño, “yo soy cocinero, pero me encanta tocar, me gustaria tener una banda”
Dices con acento porteño, “No me digas!”
Dices con acento porteño, “Sabés qué? Yo tuve hace años allá en Argentina, una banda de rock alternativo.”
Dices con acento porteño, “Hacíamos varios estilos musicales, pero todo dentro del rock pesado.”
Dices con acento porteño, “Yo toco el teclado y la guitarra eléctrica principalmente.”
nando dice con acento brasileño, “en serio?”
dieguito asiente encantado.
Dices con acento porteño, “Y otro de mis sueños era tener una nueva banda acá en Madrid… pero claro, como un hobby.”
nando dice con acento brasileño, “bueno, yo empezé como punk roker, porque me gusta el lema de los punk, de los punk antiguos, porque el punk ya no es mas lo mismo, y despues, yo me fuí especializando en bajo, teclado y guitarras”
Dices con acento porteño, “Queee grandee!”
dieguito sonríe encantado.
Dices con acento porteño, “Ya sos miembro de mi banda con esto entonces! See, aguante el punk”
Dices con acento porteño, “Justo estoy queriendo ahorrar para adquirir un teclado, solo me traje entre mis pertenencias una guitarra electroacústica sin el amplificador.”
nando dice con acento brasileño, “bueno, que suerte, almenos hai algunos euros que conseguí como pizzero, no sé si sea mucho, pero creo que sea para comprar el bajo y el teclado”
Asientes afirmativamente.
Dices con acento porteño, “La cosa es, dónde venderán instrumentos, porque si no hay”
Dices con acento porteño, “justo eso quiero inaugurar”
Dices con acento porteño, “Con lo jugoso que es el mercado musical”
nando dice con acento brasileño, “no sé donde venderán, pero sé donde podemos ensaiar, y donde almenos nos podrian prestar un teclado, mientras intentamos comprar uno”
Dices con acento porteño, “Bieen! dónde podría ser?”
nando dice con acento brasileño, “en la casa de uno de mis amigos, contanto que le conoscas, si es que ya no lo conosces”
Dices con acento porteño, “No conozco a nadie acá creo, así que me lo vas a tener que presentar”
Dices con acento porteño, “Y con algo de suerte, un tercer miembro de la banda.”
nando dice con acento brasileño, “pues, a darle con todo!”
Dices con acento porteño, “Bueno, cuando puedas contactar a tu amigo, contactame a mí así lo conozco”
nando dice con acento brasileño, “ok, una pregunta: tienes lifebook?”
Dices con acento porteño, “no, estoy muy incomunicado, me traje mi celular personal pero parece que Imperium modificó todo el sistema de señal, internet y demás.”
Dices con acento porteño, “sé que igual Lifebook es una nueva red social que abrió Imperium, según entendí.”
dieguito te muestra un Blu DASH X que saca de su mochila.
Dices con acento porteño, “Éste celular ya lo tenía en argentina.”
nando te da 900 euros. Ahora tienes 1886.2699
Dices con acento porteño, “Pero no sirve, más que para joder con las apps.”
nando dice con acento brasileño, “concideralo como un regalo, no es necesario paga, comprate un mobil”
dieguito mira a Nando interrogante.
Dices con acento porteño, “Muchísimas gracias, pero estás seguro? Estás bien de dinero?”
Dices con acento porteño, “Bueno, miles de gracias, en serio!”
nando dice con acento brasileño, “no hai por donde compa, pa eso tamo”
Dices con acento porteño, “Qué grande!”
dieguito te da un abrazo y sonríe con una felicidad notable.
nando dice con acento brasileño, “bueno, solo como repartidor, hé conseguido unos cinco mil, asi que, almenos por ahora no me preocupo con el dinero”
Dices con acento porteño, “Bueno, digamos que estás bastante estable para mantenerte!”
Dices con acento porteño, “Pero bueno, como te decía mi viejo hace un rato”
nando te palmea la espalda junto al abraso, sonriendo como nunca
Dices con acento porteño, “Nos vendría muy bien un arma, como para nuestra seguridad, sobre todo desde que andan por todas partes aquellos encapuchados…”
Dices con acento porteño, “Gracias a Dios no me crucé a ninguno pero”
Dices con acento porteño, “Más vale prevenir”
nando dice con acento brasileño, “ni todos los encapuchados son malos”
Dices con acento porteño, “Che, por cierto, qué hacen encapuchados con el calor que hace?”
nando dice con acento brasileño, “la capucha, sirve como doble cara parce, para los que asi lo prefieran, bajo la capucha, pueden ser otra persona”
Dices con acento porteño, “Espero que sea menos peligroso de lo que pienso”
Dices con acento porteño, “Porque de esa manera no sabés quien está debajo de esa capucha”
Dices con acento porteño, “Pa mí que algo habrán hecho si se quieren ocultar, qué decís?”
nando dice con acento brasileño, “yo te doy un concejo cuando veas un encapuchado”
Asientes afirmativamente.
nando dice con acento brasileño, “procura asercarte, pero no mucho, procura ablar, pero no tanto, solo te acerques de verdad cuando el encapuchado te inspire confianza, porque yo te digo que, hai encapuchados que si son buena onda”
Dices con acento porteño, “Escuchame”
Dices con acento porteño, “Dónde están vendiendo celulares?”
nando dice con acento brasileño, “en el hotel de plasa de las corte”
Dices con acento porteño, “Muchas gracias! sabés que voy a hacer?”
Dices con acento porteño, “Tengo más o menos una idea de dónde queda.”
Dices con acento porteño, “Por el momento, como no tengo Lifebook.”
dieguito abre su mochila, sacando de ella su tarjeta personal, y te la entrega.
Dices con acento porteño, “Acá, para que tengas, por cualquier cosa.”
Dices con acento porteño, “Mientras yo trasteo ese aparato, a ver cómo es la onda de lifebook y lo demás.”
nando dice con acento brasileño, “es la raja”
nando dice con acento brasileño, “bueno, yo me voy a la pizzeria”
nando dice con acento brasileño, “nos vemos en otra”
Dices con acento porteño, “dale!”
Abrazas a nando.
Dices con acento porteño, “fue un placer!”
Sonríes.
nando te abraza sonriendo
Dices con acento porteño, “cuando necesites algo, buscame”
nando dice con acento brasileño, “un gustazo!”
nando sale del mostrador.
Me encaminé a la tienda en seguida, no tardé en encontrarla. ya tenía alguna orientación general.
Comunidad de Madrid; Tienda Digital Gate
Global Tec ha instalado una tienda tecnológica para impulsar el mercado turístico y que la gente que frecuenta este hotel pueda comprarse un teléfono móvil decente. Escribe ‘tienda’ para ver que tienen a la venta.
Salidas Visibles: fuera.
Esta es la última versión de los teléfonos desarrollados por Mansun Technologies. Escribe ‘usar telefono’ para acceder al mismo.
Este objeto tiene un precio de 909.0. ¿Quieres comprarlo? [Escribe `si’ o `no’]
Realizas la compra con éxito.
usar telefono
Bienvenido a su teléfono MovileOS. Fri Jun 16 20:28:59 2017 CEST
Lo estuve trasteando un rato. Supe que tenía para largo.
De ahí fui al hotel, es decir al otro de Preciados donde nos alojábamos con mi viejo, como dirían acá mismo, cagando leches.
Te retiras a tu habitación a descansar.
una habitación alquilada por dieguito.
Te encuentras en una habitación minimalista con lo justo y necesario para dormir y hacer tus necesidades básicas.
Escribe ‘salir’ si quieres regresar a recepción. Si no quieres que alguien esté en tu habitación, escribe ‘expulsar ‘ cuando se encuentre en la misma. Si quieres terminar tu estancia en un hotel, en la zona de recepción escribe ‘devolver’.
Salidas Visibles: nada.
Don Diego mira a Dieguito que acaba de llegar.
dieguito saluda a su padre.
Dices con acento porteño, “¿Cómo vamos, muñequín?”
Don Diego dice: Bien, ¿vos cómo seguiste, cabezón?
Don Diego dice: ¿Qué tal con el brasuca ese?
Dices con acento porteño, “Bien, es muy buen amigo el flaco!”
Don Diego dice: Es piola, la verdad.
Dices con acento porteño, “See…”
Don Diego dice: ¿Le chamuyaste un rato?
Dices con acento porteño, “Sí, me cuenta que también le cabe la música, y pensé”
Dices con acento porteño, “que podríamos hacer una banda…”
Don Diego dice: Na, dejate de joder.
Don Diego dice: No seas boludo.
Dices con acento porteño, “Pero qué? Si siempre me apoyaste con eso.”
Don Diego dice: Sí boludo pero
Don Diego dice: Ahora tu puta prioridad es que
Don Diego dice: Busques un puto laburo que nos mantenga bien.
Dices con acento porteño, “Bos también podrías buscar algo, no?”
Don Diego dice: Sí, salame, pero yo ya estoy tipo viejo, a penas voy a ganar unos mangos en una tienducha de esas.
Dices con acento porteño, “Na, no digas eso…”
Don Diego dice: Che, hijo, ¿Vamos a morfar allá al otro hotel?
Dices con acento porteño, “¡Dale!”
Dices con acento porteño, “Y yo invito”
Don Diego dice: ¿Pero cómo estás de guita?
Dices con acento porteño, “Tengo bastante”
Don Diego se levanta de la cama.
Don Diego dice: Bueno, aguantame que me arreglo un poco y vamos.
Asientes afirmativamente.
Don Diego saca su desodorante y su perfume de una mesita de noche y se los hecha.
Don Diego da el desodorante y el perfume a Dieguito.
Te hechas un poco de desodorante.
Te hechas un poco de perfume.
Don Diego entra al baño.
dieguito cambia de canales en la televisión.
Murmuras con acento porteño, “La misma mierda…”
Don Diego sale del baño.
Don Diego dice: ¿Vamos?
Dices con acento porteño, “Dale.”
Comunidad de Madrid; Jardín de invierno.
Te encuentras en uno de los mayores espacios de personalidad y representatividad dentro del hotel. Este espacio se encuentra ubicado justo en el centro de la planta. Se encuentra cubierto con una cúpula de vidrieras de colores sostenidas por columnas dobles. El espacio diáfano se mantiene debido a unos arcos de hierro que lo soportan. Este espacio posee una iluminación natural por el día debido a estár inserto en el fondo de un patio interior. Entorno a este espacio se ubican perimetralmente los salones y restaurantes.
En tu situación actual se te ha olvidado observar las salidas visibles.
Don Diego dice: Ah la mierda, está lleno de restaurantes esto!
Don Diego dice: ¿Qué tenés ganas de comer, cabeza?
Dices con acento porteño, “Vamos a ese que dice Cocinas del sureste?”
Don Diego dice: Dale, a ver qué hay
Comunidad de Madrid; Restaurante Cocinas del Sureste.
En este restaurante puedes comer mucha variedad de comida, pero principalmente se especializa en comida mediterránea. Escribe ‘menu’ para ver lo que tienen en la carta.
Ves una camarera aquí.
Salidas Visibles: fuera.
Don Diego entra en el restaurante.
Don Diego murmura: No me jodas…
Don Diego mira a la camarera
dieguito mira a la camarera
Una camarera muy mona con rasgos asiáticos se mueve ágilmente entre las mesas tomando comandas y sirviendo a los clientes.
Don Diego dice. Garchable, ¿verdad?
Don Diego suelta una carcajada.
dieguito no sabe qué decir.
La camarera mira a los nuevos comensales.
La camarera dice: ¡Hola, chicos! Buenas noches.
Don Diego dice: Hola, mamita.
Don Diego guiña un ojo a Dieguito y toma asiento.
Te sientas.
La camarera dice: ¿Les traigo la carta?
Dices con acento porteño, “Sí, porfavor.”
La camarera dice: Bien, ahorita.
La camarera se marcha.
Don Diego murmura: Ta buena la pendeja, ¿no?
dieguito asiente riéndose.
Don Diego murmura: A esta me la morfo de postre.
Te partes de risa.
Dices con acento porteño, “Debe ser japonesa, china…”
Don Diego dice: Me da igual de donde sea.
Don Diego dice: La cosa es que está muy buena la flaca.
Dices con acento porteño, “See, de campeonato.”
Don Diego se ríe palmoteando a su hijo.
La camarera regresa con la carta.
La camarera dice: Bien, ahora regreso y les atiendo, elijan tranquilos.
dieguito y su padre ojean detenidamente la carta.
dieguito se relame a medida que lee.
Don Diego dice: Ah la marosca! Tienen de todo…
La camarera a la distancia sonríe.
Don Diego dice: ¿Qué te gusta, cabezón?
Dices con acento porteño, “¡Hagamos una pescadera!”
Don Diego sonríe.
Dices con acento porteño, “Por ejemplo”
Dices con acento porteño, “las anchoas del cantábrico”
Dices con acento porteño, “nunca las probé.”
Don Diego dice: Dale! Y algo más.
Dices con acento porteño, “pedimos 2 lingotes de bacalao gourmet, que tienen toda la pinta.”
Don Diego dice: Dale, así probás el bacalao, te va a gustar.
Don Diego dice: Y después una paella de mariscos y la compartimos, querés?
Dices con acento porteño, “Dale!”
Don Diego dice: Y nada más, que vas a reventar como un sapo.
Te partes de risa.
Don Diego dice: ¿Y qué querés tomar?
Don Diego ojea hasta encontrar el menú de bebida.
Don Diego dice: ¿Querés que compartamos una cervecita negra grande?
Asientes afirmativamente.
Don Diego dice: O te me vas a mariconear y querés tomar coca.
Dices con acento porteño, “Na, una birrita para los dos y ya estás.”
La camarera regresa.
La camarera dice: ¿Cómo van, chicos?
Don Diego dice: Muy bien, señorita.
La camarera dice: ¿Ya elijieron?
Dices con acento porteño, “Sí!”
Dices con acento porteño, “Queremos unas anchoas…”
dieguito mira rápido la carta.
Don Diego dice: Anchoas del cantábrico.
La camarera asiente.
La camarera dice: ¿Con aceite de oliva como viene, sí?
dieguito y su padre asienten.
Dices con acento porteño, “lingote de bacalao gourmet también.”
La camarera dice: ¿Sí, deben probar eso! ¡Justo es nuestra comida de moda!
Sonríes.
Don Diego dice: Así le hago probar el bacalao a este salamín.
Don Diego se ríe.
Dices con acento porteño, “Y una paella de mariscos para los 2.”
La camarera asiente.
La camarera dice: ¿La gourmet?
dieguito y su padre asienten.
La camarera dice: ¡Listo! ¿Y de beber?
Dices con acento porteño, “Una cervecita negra para los dos, ¿vale?”
La camarera asiente.
Don Diego sonríe a la camarera y la detiene: Y una cosa más.
La camarera dice: ¿Sí?
Don Diego dice: Hay otra cosa más que quisiera, pero no está en el menú.
La camarera dice: ¿Sí?
Don Diego dice: La deseo a usted.
Los ojos de don Diego brillan pícaramente.
La vamarera se sonroja.
la camarera dice: Pero eso no está en el menú, lo siento…
dieguito sonríe sin saber qué decir.
Don Diego dice: Esa cosa no está en el menú pero está acá mismo…
dieguito mira con mala cara a don Diego
Dices con acento porteño, “Ya, muñequín, no la jodas.”
La camarera sonríe como por compromiso con su cara colorada, y se retira con el pedido.
Don Diego guiña un ojo a Dieguito y le sonríe.
dieguito sonríe quedándose en silencio.
Don Diego dice: Muchacho, hay que conquistar a las damas como ésta, ya sabés.
Dices con acento porteño, “De una, cabecín.”
Sonríes.
Muchacho, y ¿qué te dijo ese brasuca sobre algún arma que podamos tener?
Dices con acento porteño, “Dice que no sabe nada…”
Don diego dice: Los brasucas no saben nada. La cagada, a ver a quien vamos a pedirle un arma ahora.
Don Diego dice: Una para cada uno, vos también deberías tener una pistola por si a caso.
Asientes afirmativamente.
Don Diego dice: Sobre todo vos, que estás fuera más tiempo que yo.
Don Diego dice: No te vayan a agarrar a tiros y que vos no lo sepas.
dieguito mira su nuevo celular.
Dices con acento porteño, “Ah!”
Dices con acento porteño, “Mirá lo que me compré hace rato…”
dieguito muestra el celular a don Diego.
Don Diego mira el teléfono extrañado.
La camarera regresa y pone un par de copas, los cubiertos, las servilletas y un par de platitos con pan, queso y mantequilla untables.
dieguito se relame mirando la entrada y a la camarera.
Don Diego dice: Bueno, muchas gracias.
La camarera dice: ¡Que aprovechen!
La camarera se retira.
Dices con acento porteño, “Este es un celular”
dieguito acaricia el teléfono con una mano.
Dices con acento porteño, “Aparentemente Imperium cambió todo lo que es Internet,televisión.”
Don Diego asiente, tratando de entender.
dieguito trastea con el teléfono mostrándole a su padre el contenido.
Don Diego dice: Sí que lo modificaron.
Don Diego dice: Por lo menos podemos comunicarnos con los celulares que nos trajimos hasta que podamos comprar uno para mí de estos, y yo le entienda, ¿son muy caros?
Dices con acento porteño, “Debe haber salido 900 y pico de mangos.”
Don Diego dice: Medio carongo…
dieguito corta un trozo de pan y lo moja en la mantequilla
dieguito se come el pedazo de pan.
Dices con acento porteño, “Hey, ese queso es un Roquefourt!”
Don Diego unta un poco de roquefort con un grisín.
Don Diego dice: ¡Ta bueno!
dieguito unta un poco de roquefort.
Don Diego dice: Che, pero guardá para el pescao.
Dices con acento porteño, “Che, muñe, como te decía.”
Dices con acento porteño, “No les entiendo un carajo”
Don Diego dice: ¿El qué?
Dices con acento porteño, “A los de Imperium.”
Dices con acento porteño, “Debería comprar una compu, hay una tienda en preciados.”
Dices con acento porteño, “Pero modificaron todo a la mierda.”
Don Diego dice: Bueno, si aprendo a manejar esta cosa mejor.
Don Diego dice: Pero mirá
Don Diego dice: Mejor que tengas un arma como yo.
dieguito unta otro cacho de pan con mantequilla.
Don Diego dice: Porque hay gente que viene escoltada
Don Diego dice: No sé cómo los contratan pero
Don Diego dice: No parecen muy eficaces esos chavones.
dieguito asiente, mientras come.
Don Diego dice: Si vos vas escoltado, al menos por estos flacos
Don Diego dice: y yo te meto un tiro
Don Diego dice: te hago mierda igual.
Don Diego dice: Así que yo tampoco sé qué pone exactamente Imperium a nuestra disposición, ¿vos seguís vendiendo en esas tienduchas y al carajo?
Asientes afirmativamente.
Don Diego dice: Y bueno, otros están ahí en el centro ese de comida
Don Diego dice: repartiendo pizzas
Don Diego dice: ni siquiera creo que quieran repartir pizzas
Dices con acento porteño, “Sí, si deben tener unas caras de hambre como la mía”
dieguito se come un pan con roquefort.
Don Diego dice: Che, aflojá,que el pescao no te va a entrar.
dieguito haciendo caso omiso unta otro pan con roquefort y se lo come.
Don Diego piensa: Éste es un chancho importante, no perdona nada.
Don Diego dice: Y bueno, así que
Don Diego dice: Mañana vamos a ver si encontramos poli
Don Diego dice: Porque en esos encapuchados
Don Diego dice: no confío
Dices con acento porteño, “¿Quienes?”
Don Diego dice: ¿Viste esos que salen en el periódico?
Don Diego dice: Vi a uno que tenía un fusil por ejemplo
Don Diego dice: no sé qué carajo hacen con capuchas, con el calor que hace.
Asientes afirmativamente.
Dices con acento porteño, “No, no vi nada.”
Don Diego dice: Sos un boludo
Don Diego dice: Deberías leer más, aprovechá ahora que tenés ese celular.
Dices con acento porteño, “Dale”
Don Diego dice: A ver si conseguimos un arma.
La camarera se acerca trayendo en una bandeja las anchoas y los lingotes de bacalao.
La camarera dice: ¡Prueben, les va a gustar!
dieguito y su padre sonríen haciéndole un gesto de agradecimiento.
Don Diego mira con ganas a la camarera.
La camarera parece no haberse dado por enterada y tras dejar todo, se retira.
Don Diego sirve en los platos anchoas y cachos de lingote.
Don Diego dice: El banquete de puta madre que nos vamos a dar, carajo
Dices con acento porteño, “De puta madre, cabezo.”
Don Diego dice: De puta madre, hijo, de puta madre.
Don Diego dice: Hacía una mierda de tiempo no teníamos una noche como esta, carajo.
Don Diego bebe un trago de cerveza.
Don Diego dice: Servite, muchachón, tenemos que brindar.
Don Diego le sirve una copa a Dieguito.
dieguito agarra su copa y la alza.
Don Diego alza la copa.
Don Diego dice: Salud, muchacho.
Dices con acento porteño, “Salud”
Don Diego dice: Por la mierda
Dices con acento porteño, “Por Imperium y la puta que los parió.”
Don Diego sonríe.
Don Diego dice: Menos mal que no está acá ninguno
Don Diego dice: que si no, no te dejan entrar ni a limpiar la mierda del flaco ese que trabaja con el Daniel.
Don Diego se ríe.
Dices con acento porteño, “Ojalá logre sacar algo, parece que no soy el único que quiere una tienda de música”
dieguito come una anchoa.
Dices con acento porteño, “Si no hay una mierda para comprar acá”
Dices con acento porteño, “Me tengo que conformar con la viola acá nomás.”
Don Diego dice: Entonces portate bien, así te dejan abrirla.
Don Diego se come un pedazo de lingote de bacalao.
Don Diego dice: Está muy rico, boludo, ¿lo probaste?
Dices con acento porteño, “See, está espectacular!”
Don Diego dice: Y bueno, como te decía
Don Diego dice: Nos haríamos una banda de la puta madre.
Dices con acento porteño, “Ojalá…”
Don Diego mira a la camarera y le guiña un ojo, desde la cocina.
dieguito bebe otro trago de cerveza.
La camarera desde la cocina echa una mirada a don Diego.
La camarera dice desde la cocina: ¿Les gusta?
Don Diego grita. Está espectacular!
gritas: “Está bárbaro!”
Don Diego dice: Ese es mi cachorrón, carajo.
La camarera grita desde la cocina: Me alegra, disfruten!
Don Diego grita: Después te vamos a pedir el postre, flaquita!
Don Diego explota en una carcajada.
dieguito se toma un largo trago de cerveza.
dieguito come otro bocado de lingote junto con otro de anchoa.
Don Diego dice: Ah la mierda
Don Diego dice: Borracho y comilón me salió el pendejo
Dices con acento porteño, “Extrañaba una pescadera como esta.”
La camarera grita desde la cocina: ¡Sale la paella, no se llenen mucho!
Don Diego rompe a reír.
Don Diego sigue comiendo y tras tragar, bebe más cerveza.
Dices con acento porteño, “Nos vamos a agarrar un pedo bárbaro.”
Don Diego dice: Esto sí que es vida, hijo.
Don Diego dice: Menos mal que a tu madre la dejamos ahí
Don Diego dice: que se la coman los piojos nomás
Don Diego dice: vieja pelotuda
Dices con acento porteño, “See, que se la cache un burro ciego.”
Don Diego dice: tu madre puta de mierda.
Don Diego bebe otro trago, sus ojos chispean con una notable borrachera.
Don Diego dice: Y la menopausia de mierda que la tiene entre necesitada e insoportable
Don Diego dice: Hijo, a ver si tenés suerte y te encontrás una linda piva, y una buena vieja para mí.
Don Diego dice: O que sea pendeja como las que te van, da igual.
Sonríes.
dieguito sigue comiendo.
La camarera regresa con una humeante paella de mariscos en una cazuela enorme.
Don Diego dice: Qué pinta, mamita.
dieguito mira la paella y parece querer deborarla.
La camarera sonríe y se retira.
Dices con acento porteño, “Yo me acuerdo cuando era pendejo y los mariscos no me gustaban”
Don Diego dice: Che, soplá, que debe estar quenchi.
Don Diego dice: Uh, boludo, ¿te acordás?
Don Diego dice: Y yo te hacía lavar los platos como la mierda.
dieguito asiente sonriendo.
Don Diego dice: Pero ahora te encantan, resultaste bien pescadero como tu viejo.
Don Diego dice: Irónicamente nunca pudimos pescar ninguna mierda de estas.
dieguito sonríe, sopla y se lleva una cucharada a la boca.
Don Diego dice: ¿Ta caliente?
Dices con acento porteño, “Na, se deja.”
La camarera grita desde la cocina: ¿Y? ¿Está buena?
gritas: “Sí, está muy rica!”
Don Diego grita: ¡Seee, espectacular!
Don Diego se come un bocado.
Don Diego dice: Está buenísima, boludo.
Dices con acento porteño, “Che, y las sobras de Bacalao y anchoa qué hacemos?”
Don Diego dice: Dejalas ahí.
Dices con acento porteño, “Na, mejor me las como después de la paella.”
Don Diego dice: Te vas a cagar descomponiendo, gil.
La camarera dice rondando por el lugar: Si quieren, les dejo llevarse las sobras.
Dices con acento porteño, “Sí, no me quiero dejar acá nada.”
La camarera dice: Me parece muy bien, muchacho.
Don Diego dice: Éste es un lechón increíble.
Don Diego dice: Y lechón y todo, así flaquito como lo ves, come como un animal.
Don Diego dice: ¿A vos te parece, flaquita?
La camarera sonríe y sigue rondando por las mesas.
Don Diego dice: Así que bueno, hijo.
Don Diego dice: A ver si desde mañana puedo solucionar esto de las armas.
Dices con acento porteño, “Me gustaría tener una moto o un tutú…”
Don Diego dice: Bueno, cuando tengamos más guita
Don Diego dice: compramos uno.
Don Diego dice: Pero tener un arma es más urgente.
Don Diego dice: Aparte ese teléfono por lo que vi te deja llamar un taxi.
Asientes afirmativamente.
dieguito sigue comiendo.
Suspiras profundamente.
dieguito y su padre siguen comiendo en silencio.
dieguito termina su parte de la paella, no sobra nada.
dieguito ataca las sobras de anchoa y bacalao, a pesar de estar lleno.
Don Diego dice: Boludo, te vas a descomponer…
Don Diego dice: Después no digas que no te avisé…
Dices con acento porteño, “A la mierda.”
dieguito mira un poco su teléfono, mientras sigue comiendo.
Don Diego come más sobras de anchoa y lingote de bacalao.
Dices con acento porteño, “Al final no va a sobrar nada.”
Dices con acento porteño, “Me llevo lo untable…”
Don Diego dice: Na, dejate de joder.
La camarera se acerca.
La camarera dice: ¿Y? ¿Cómo vamos?
La camarera comienza a juntar la mesa.
Don Diego dice: Muy rico todo, che.
dieguito asiente encantado y lleno.
La camarera dice: ¿Postre?
Don Diego dice: Sí, la quiero a usted de postre, carajo.
La camarera se pone roja y no sabe qué decir.
Don Diego le toca la espalda a la camarera mientras su sonrisa se tuerce por una oscura lujuria.
dieguito mira a su padre con fastidio.
La camarera mira a don Diego sin saber qué pensar.
La camarera dice: Ya, ya, caracho, ¿qué quieren de postre?
Don Diego se ríe por lo bajo.
Dices con acento porteño, “Na, yo ya estoy más lleno que la mierda…”
Don Diego dice: ¿No querés una buena mujer de postre, muchachón?
dieguito niega, mirando a su padre sin ganas.
La camarera dice: Mire a su hijo, parece más tranquilo.
Don Diego dice: Jah!
Don Diego ríe por lo bajo.
Don Diego dice: Así tranquilito como lo ve, es un pingaloca de primera.
dieguito sonríe por complacer a don Diego.
Don Diego dice: Si yo le contara la vez que lo llevé a hacer su debut
Don Diego dice: y se metió 2 viajes seguidos el desgraciao.
La camarera dice: Ya, señor, que tengo más gente que atender.
Don Diego ríe a carcajadas.
Dices con acento porteño, “Yo no quiero nada, amiga.”
Don Diego dice: Na, ya estamos recontra llenos.
La camarera piensa: Sí, se nota, joder.
La camarera sonríe igual, a pesar de las insinuaciones.
Don Diego dice: Traiga la cuenta nomás.
La camarera dice: ¡Bien!
La camarera se retira.
Don Diego dice: ¿Qué pachó, hijo? ¿Qué pachó que arrugó mi cachorro, eh?
dieguito sonríe sin saber qué decir.
Murmuras con acento porteño, “Sí que está buena la flaca pero…”
Don Diego murmura: ¿Pero?
Murmuras con acento porteño, “Pero no quiere…”
Don Diego dice: ¡Jah! No te preocupes.
Don Diego dice: Otra noche volvemos a morfar acá y le doy vainilla y chocolate, vas a ver.
La vamarera volvió con la cuenta, mi viejo pagó todo, y volvimos al otro hotel, a torrar. Aunque muy en el fondo sabía que no podría dormir tranquilo, y no me equivoqué.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *