• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Encuentros y desencuentros, del diario de Alexander

soy peruano de nacimiento, actualmente tengo 31 años y me encuentro en madrid.
soy el águila púrpura del grupo, especializado en todo lo concerniente a lo digital y también me encargo que los documentos de nuestra organización cuadren a rajatabla.
hoy estoy reunido con steve el condor negro, actualmente estoy en la búsqueda de mis otros 2 compañeros que corren peligro en cada segundo que me demore al encontrarlos.
digamos que yo soy el que tiene el humor mas negro de todos los del grupo, mi humor puede ser un poco cruel, aunque se ha visto opacado porque el condor negro me contó que garcía eliminó a marco, el alcón azúl
garcía siempre nos quiso sacar de juego a nosotros 5 y de momento a logrado sacar a marco, mi mentor
garcía siempre estuvo en el bando contrario, pero se disfrazó de nuestro amigo y compañero para aprender de nosotros, nuestras tácticas y estrategias.
si he decidido escribir este diario, no ha sido para hablar de mi clan, ha sido porque quiero ponerme en orden, quiero refrescar mi persona, organizarme tanto en pasado como presente, así que es justo que primero empiece por el pasado.
como dije anteriormente, nací en perú a 9.45 AM en trujillo, ahí fue donde pasé gran parte de mi infancia.
mi infancia fue muy feliz, aunque la muerte de mi padre me afectó en gran medida. eso me llevó a crecer y madurar rápido para mantener a mi familia.
en mi viaje de fin de ciclo escolar, conocí a una chica, y pude conocer al fin mi primer amor. quizá no estuve preparado, o quizá si, juzguen ustedes. ella era mexicana y yo peruano, ella del estado de tamaulipas.
tuve que tomar la desición de estudiar y trabajar por 3 años, sin perder el contacto que tenía con ella. fue muy difícil, pero como dice, todo esfuerzo tiene su recompensa
luego de 3 años tuve que hacer la decisión mas dolorosa, de la cual aveces la recuerdo y me arrepiento. tuve que dejarle una carta a mi madre e irme de contrabando a méxico, pasando penurias y hambre en algunas veces.
en ese tiempo no pensaba bien, pues yo era el sustento de mi familia y puse por sobre todo mis intereses, en cierta manera fui egoísta con ellos, y eso me duele mucho cuando lo recuerdo. no sé que será de mi madre, y creo que así está mejor.
cuando llegué a méxico fui a buscar a mi amada y era la misma niña de la que me enamoré con ese pelo largo color café, sus labios rozados y sus ojos esmeralda. eso fue lo que me atrajo de ella desde un principio y su voz era como la de una angel recién caído del cielo
nos fuimos a vivir aparte, no niego que los primeros meses fueron difíciles, pues el dinero escaseaba y no fue fácil encontrar trabajo pero poco a poco fuimos levantándonos y pudimos pensar muchos proyectos tanto a mediano como a largo plazo para nuestro futuro. pero eso cambió un día.
***
hhabía tenido una larga jornada y llegaba de trabajar, yo solo quería ver y abrazar a mi esposa.
lo primero que noté fue que la puerta de nuestra casa estaba abierta, y lo segundo raro que noté fue que todo estaba en desorden. recuerdo aún como si fuera ayer como tuve que marcar al 911 para reportar el allanamiento a mi casa y la incertidumbre de no saber que mas habría pasado.
cuando terminé la llamada, me puse ha ver que pudieron haberse llevado y fue ahí cuando noté el pequeño hilo de sangre ahí fue cuando mi corazón se disparó a 120 latidos por minuto y revisé los cuartos y… la encontré, estaba tirada ahogándose en su propia sangre.
recuerdo sus últimas palabras me dijo: te amo, espero… no me olvides… siempre te llevaré conmigo… hasta en la eternidad…
desde ahí algo se rompió dentro de mí, y conocí el odio. solo quería venganza, venganza hacia esos malditos, malditos aquellos, que me arevataron el amor de mi vida, la razón de mi vivir. ahí fue donde decidí investigar todo acerca de l ainformática, de internet, y estudiar por mi cuenta programación.
me gustaba siempre internarme en las profundidades de la red y saber mas sobre lo prohibido, quizá ahí podría encontrar, encontrar la manera de la venganza, de como hacerles mucho daño a esos mal nacidos, vivía para la venganza y nada mas.
pasó el tiempo y me di cuenta que era toda una organización, un cartél entero, y me di cuenta que yo no podría solo, que si quería ganar esa guerra tendría que aliarme con otras organizaciones
cuando descubrí retos que ponían ciertas organizaciones para contratar a lo mejor de lo mejor, decidí investigar mas de la informática para concursar y poder conseguir alto rango.
en uno de esos concursos, yo logré mi cometido, y puse en jake a los servidores de prueba de esa organización, y ahí recibí la llamada que tanto estaba esperando, la llamada que me llevaría un escalón mas de mi venganza, mi ansiada venganza
***
al principio me afectó mucho, pues yo pensaba que tendría a cargo los servidores y la gestión de la empresa, pero estuve mucho tiempo de niñero, ir a dejar pequeñas cosas aquí y allá. nunca entendí por qué, pero lo hacía. actualmente no me arrepiento de eso, pues ahí fue donde tuve un pequeño contacto con marco, un gran estratega a mi parecer.
marco, un tipo duro y recto en las cosas que hacía y que quería. decidido y valiente, eso fue lo que me causó gran admiración hacia su persona. poco a poco fui ganándome su confianza y el fue mi mentor en lo estratégico y en mi entrenamiento de supervivencia
ya para finalizar mi entrenamiento decidí asincerarme conmarco y contarle mi historia. yo nunca pensé que marco tendría otro grupo un grupo de chicos, chicos que hoy son mis amigos, mis mas grandes y leales amigos
fue ahí cuando marco me contó que el quería ver que tal era mi desempeño con los documentos y las identidades informáticas de la organización y que viera como protejer a los servidores, pues el otro cartel nos tenía en jake
no fue tan fácil como suena, pues tuve que hacer un juramento, recuerdo las palabras que dije
juro por mi vida, mi alma y lo que me pertenece, cuidar, protejer y ser leal al alcón, al azor, al gavilán y al cóndor, pues si yo quebrantare mi juramento que se me aplique la furia de los aires de los 4 lementos.
desde ese momento estoy con mis compadres, mi gente a la cual quiero un wevo, y les seré leal hasta la muerte.
hemos pasado tristezas alegrías, y aunque ahora no estamos juntos, yo tengo fé en que estaremos juntos pronto. pues nosotros sentimos el llamado de nuestro clan, y eso se confirma con steve, el cóndor negro, el cual me a costado localizarlo, pero gracias a Dios estoy con él

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.