• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: De hacker a chica de la limpieza

Punto de vista: Aletheia

Son las cuatro de la mañana. Suena el despertador. Aletheia se ducha con rapidez, se suelta el cabello y ve que se forman muchísimos bucles. La chica asiente satisfecha.
Aletheia prepara su mochila con todo lo que necesitará.
Aletheia se recoge el cabello en una gorra
Aletheia baja a la cocina, prepara varias cosas para que coma Franc y los otros chicos y los guarda en varios tupper.
Aletheia entra en el despacho y coge la máscara, la mete con cuidado en una bolsa.
Aletheia sube a la habitación de Franc y este ya se ha bajado de la cama.
Aletheia le sonríe y franc corre para que le coja en brazos.
Murmuras con acento catalán, «vamos a ducharte, hoy te llevaré al campamento otra vez, ¿te gusta?»
Franc asiente y sonríe
Aletheia ducha al niño y le viste con ropa fresca. le prepara una mochila con varias cosas y una muda de ropa y baja con él hasta el salón.
Aletheia coge los tupper y los mete en dos bolsas, coge la mochila de Franck y se la cuelga al hombro.
Aletheia sale con Franc de la casa y luego abandonan la finca rumbo al campamento.
Aletheia deja a Franc en el campamento con Saioa y los otros niños y sale a toda prisa
Aletheia se identifica, entra en la finca y va directo a su casa. Coge su mochila, la bolsa con la máscara y mete sus portátiles en otra. Carga con todo y lo mete en el coche.
Aletheia sube al coche, arranca el motor y va rumbo a Fresnedilla
Luego de un rato…
Aletheia aparca cerca de la entrada, apaga el motor, abre las puertas y sale del coche.
Aletheia cierra las puertas y se acerca a los soldados
Tras identificarte debidamente, se te conduce a la zona de entrenamiento.
Zona de entrenamiento de Firme Unidad.

Punto de vista: Jeanpaul

Aletheia ha llegado
Jeanpaul ve llegar a la chica cargada con una mochila y una bolsa y se le acerca.
Dices: «Buenos días, mocosa.»
Aletheia dice con acento catalán, «buenos días.»
Jeanpaul la guía hacia su tienda y levanta la solapa.
Aletheia entra en la tienda
Aletheia comienza a desvestirse
Aletheia saca un producto y se lo comienza a esparcir por el cuello, el escote, los brazos y las manos
Luego de unos minutos, la piel de la chica se oscurece un poco
Aletheia se pone el uniforme de personal de limpieza de la otra vez.
Aletheia se quita la gorra y saca la máscara de la bolsa
Jeanpaul se fija en la máscara un poco sorprendido
Dices: «No conocía esos talentos tuyos, mocosa»
Aletheia se encoge de hombros
Aletheia dice con acento catalán, «en la red consigues tutoriales y video tutoriales de todo, hasta de cómo ser un caníbal gourmet»
Dices: «Ya viste los videos?»
Aletheia asiente, mientras saca los productos de maquillaje y lo que necesita para fijar la máscara.
Aletheia dice con acento catalán, «Arais me los mencionó ayer, así que los vi. el hombrecillo se las trae.»
Jeanpaul la observa ponerse a trabajar en el maquillaje
Dices: «me parece que va a convertirse en un grano en el culo»
Aletheia asiente
Aletheia dice con acento catalán, «luego seguimos con el caníbal gourmet, no queda mucho tiempo, así que ven y dame una mano.»
Jeanpaul la mira un poco preocupado
Dices: «te viste con Walker ayer, mocosa?»
Aletheia lo mira a los ojos
Aletheia dice con acento catalán, «Sí, me vi con él. el lunes comenzamos la terapia, Jean.»
Aletheia dice con acento catalán, «te prometo que cuando salgamos de esto te cuento todo lo que pasó ayer, ¿vale?»
Jeanpaul la mira
Aletheia le extiende la mano
Jeanpaul suspira
Jeanpaul le coge de la mano y se la sujeta con firmeza
Aletheia dice con acento catalán, «Luego me daré el permiso de potar por los videos del hombrecillo ese. ahora no puedo, ¿me entiendes?»
Jeanpaul le aprieta la mano y asiente. Le ayuda a colocarse la máscara
Aletheia dice con acento catalán, «joder, esto como es de incómodo.»
Aletheia termina de retocar el maquillaje y disimular la máscara.
Aletheia se hace un moño y se deja varios mechones sueltos, que caen cubriendo la unión de la máscara con su piel.
aletheia se coloca unas lentillas de contacto de color marrón oscuro
Jeanpaul la mira, orgulloso
Dices con acento francés: «Mon dieu, vous êtes impressionnant»
Aletheia sonríe
Aletheia dice con acento catalán, «tengo un excelente maestro»
aletheia recoge todo y lo guarda en su mochila.
aletheia saca dos pendrives muy pequeños
Aletheia saca un guante de látex y corta uno de los dedos, introduce allí los dos pendrives y anuda el extremo abierto
Aletheia suspira
Aletheia dice con acento catalán, «acompáñame a los aseos, tengo que encargarme de algo antes de irnos y con esta facha me van a detener en lo que salga por esa puerta.»
Jeanpaul asiente divertido, imaginándose cómo sería la escena.
Jeanpaul sale de la tienda junto a aletheia rumbo a los baños.
Aletheia entra al baño y sale luego de unos minutos
Jeanpaul ha aprovechado para ir a por la mochila
dices: «¿Lista?»
Aletheia asiente
Ambos abandonan la zona de entrenamiento de firme unidad y suben al coche de Aletheia
Jeanpaul conduce a toda velocidad, con bastante destreza
Dices: «¿alguna duda sobre lo que tienes que hacer?»
Aletheia niega con la cabeza
Aletheia dice con acento catalán, «tengo todo acá.»
Aletheia se señala la sien
Aletheia dice con acento catalán, «tú, tienes el descartable, ¿no?»
Jeanpaulse saca un móvil del bolsillo
Aletheia dice con acento catalán, «Venga, entonces estamos listos.»
Jeanpaul entra en madrid y conduce hacia el primer tramo de la calle de alcalá.
Jeanpaul detiene el coche lejos de la sede de IQ.
Aletheia se desabrocha el cinturón y abre la puerta del coche
Aletheia dice con acento catalán, «media hora antes de que termine el turno, ¿vale?»
Jeanpaul asiente
Dices: «muévete»
Aletheia sale del coche y cierra la puerta.
Aletheia camina hacia la sede de IQ.
Aletheia se mueve hacia una entrada lateral de la sede
Jeanpaul coge su móvil y lo desbloquea y se conecta remoto a un dron de vigilancia de la zona. sigue los pasos de la chica
Aletheia se acerca a la puerta y sonríe a uno de los vigilantes
Un vigilante dice con acento madrileño: Identificación, por favor
Aletheia asiente y saca la identificación, se la entrega al vigilante, quien la comprueba
el vigilante la mira de arriba a abajo
El vigilante dice con acento madrileño: Espera que mi compañera te revise
Aletheia asiente y espera
Una mujer corpulenta se acerca y mira a aletheia de arriba a abajo
La mujer bufa de fastidio y comienza a revisarla, metiendo la mano con brusquedad.
La mujer saca un dispositivo y va escaneando a la chica.
La mujer dice con acento catalán: Limpia.
La puerta lateral se abre y aletheia pasa.
el vigilante se queda mirando el culo de la chica, mientras la mujer refunfuña que los mulatos son todos unos asquerosos
Aletheia mira a su alrededor
Comunidad de Madrid; Sede de IQ
En esta sede, además de encontrarse diferentes consejeros de la empresa, se pueden encontrar servicios personalizados, así como soluciones, asesoramiento y servicios para las PIMES.
Aletheia camina por un pasillo y se dirige al cuarto donde se almacena el equipo y los productos de limpieza
Aletheia se fija que todavía no han llegado muchos de los empleados.
Aletheia entra en el cuarto, coge unos guantes, el resto de equipo y productos
Aletheia se dirige a los baños
Aletheia entra en el baño de damas y da una mirada a ver si encuentra cámaras de vigilancia
Aletheia consigue divisar dos cámaras y mira hacia los cubículos de los excusados; se da cuenta que por la altura, no pueden capturar lo que pasa dentro del cubículo
Aletheia se fija que no hay nadie y entra en uno de los excusados
Pasados unos minutos…
Aletheia se asegura de que los pendrives no se noten en el bolsillo oculto que cosió a la cinturilla del pantalón.
Aletheia sale del excusado
Aletheia comienza a limpiar el baño
Aletheia sale del baño de damas
Aletheia entra en el baño de caballeros y también lo limpia
Aletheia va saliendo del baño de caballeros y se tropieza a un hombre que la coge por el brazo
el hombre dice: eh, tú… ¿qué haces?»
Aletheia dice: «pemiso, caballero. Etoy limpiando lo baño.»
El hombre la retiene
El hombre dice: No te había visto antes, morena.»
aletheia dice: «Etoy nueva en ete trabajo. sime pemite, tengo toavía mucho que limpiá.»
El hhombre la suelta, pero le agarra una nalga cuando la chica lo adelanta para seguir hacia las oficinas.
Aletheia se gira y finge estar asustada
El hombre le sonríe con malicia
Aletheia se gira y sigue su camino, pensando que hay demasiado macho idiota suelto en la ciudad.
Aletheia suspira
Aletheia comienza a limpiar las estaciones de trabajo
Aletheia maldice para sí cuando se fija en el teléfono del pequeño escritorio
Aletheia limpia y mientras hace que pasa el trapo para quitar el polvo, revisa el terminal; memoriza el modelo y todo lo que le es posible.
Aletheia deja el terminal en su sitio y sigue limpiando el resto de estaciones de trabajo, fijándose que en todas se han cambiado los teléfonos.
Un hombre abre la puerta de su oficina
Un hombre se fija en aletheia
Un hombre grita: ¡eh, tú, muchacha, ven aquí. Tengo un desastre en mi oficina!
Aletheia se gira y se da cuenta que le llaman desde la zona de los gerentes.
Aletheia dice: «Ya mimito voy, no se impasiente»
Aletheia no puede creer que tenga ese golpe de suerte
El hombre bufa, bastante enfadado
Aletheia se acerca y observa la oficina
Un hombre dice: Entra de una puta vez y limpia ese desastre
Aletheia finge sentirse atemorizada y entra en la oficina
Aletheia se fija que allí no hay cámara, lo que le confirma que este hombre es uno de los gerentes
Aletheia ve un manchón de café que va chorreando hacia el suelo y se dirige hacia el teclado del ordenador
Aletheia comienza a limpiar sin dejar de ver, de vez en cuando al hombre, parado en la puerta de la oficina bloqueando la salida
Aletheia tropieza el mouse y se fija que el hombre no ha bloqueado su sesión
Aletheia aprovecha que al hombre le suena el móvil y se gira, dándole la espalda.
Aletheia saca uno de los pendrives, lo coloca en el puerto y conatajos de teclado le da entrada al software que preparó para la ocasión
Aletheia retira el pendrive y lo esconde en el bolsillo justo en el momento en que el hombre se gira
Un hombre dice: ¿Ya terminaste?
Aletheia asiente
Aletheia dice: «sí, ya ta to limpiesito. si me pemite voy a seguí en otro lao, que entoavía me falta batante.»
Un hombre dice: sí, termina de irte, no tengo tiempo para andar perdiéndolo.
Aletheia vuelve a fingir que está atemorizada, recoge los implementos de limpieza y sale apresurada de esa oficina.
Aletheia sigue limpiando y se acerca a la recepción
La recepcionista está atareada con la centralita telefónica
Aletheia comienza a limpiar, despacio
Aletheia se fija en la hora que marca un reloj de pared, colocado a espaldas de la recepcionista
Aletheia comienza a limpiar un poco más deprisa
Aletheia dice: «bueno día, señorita. será que me da un pemisito pa podé limpiá el ecritorio y to ese aparatejo?»
La recepcionista asiente con una sonrisa
La recepcionista dice: pero apúrate, que si me ven fuera de mi silla, comienza un cataclismo, ¿eh?
aletheia asiente, sonriéndole a la chica
Aletheia da la vuelta y comienza a limpiar el escritorio
Aletheia tropieza el mouse adrede y se fija que la sesión está desbloqueada y que en la pantalla se ve una sesión de Lifebook.
Aletheia ve el reloj de la pantalla
Aletheia suspira aliviada cuando siente que comienza a sonar el teléfono
La recepcionista se ocupa de atender la llamada, mientras Aletheia hace lo propio sacándo, discreta un pen drive, conectándolo al puerto y usando los atajos mientras disimula con el trapo de limpiar el polvo para que no quede registro claro en las cámaras de vigilancia.
Aletheia retira el pendrive cubriéndolo con el trapo de limpiar, justo cuando la recepcionista cuelga la llamada, un tanto malhumorada
Aletheia termina de limpiary recoge todo el equipo y productos de limpieza
Aletheia dice: «Ya ta lito. hata otro día, ya casi me toca salí.»
La recepcionista asiente y se sienta en su puesto. el teléfono vuelve a sonar.
Aletheia va caminando hacia el pasillo para dejar el equipo de limpieza.
Aletheia observa que todo mundo está ocupado de un lado a otro
Aletheia entra en el cuarto, deja todo en su sitio y se quita los guantes. Los tira en la bolsa de la basura. La anuda y sale con ella.
Aletheia sale por la puerta lateral, justo al terminar su turno, con la bolsa de basura en la mano
Un vigilante la detiene
Un vigilante dice con acento madrileño: ¿qué llevas ahí?
Aletheia dice: «La basura. si quiere se la abro pa que la mire»
El vigilante frunce el ceño
El vigilante dice con acento madrileño: No, mejor tira eso de una vez.
Aletheia se acerca a uno de los contenedores y tira la bolsa de basura dentro.
Aletheia camina a toda prisa hacia la calle principal.
Jeanpaul ve que aletheia se acerca y abre las puertas del coche
Aletheia entra en el coche
Aletheia se relaja, se deshace el moño y se recuesta en el asiento
Jeanpaul cierra las puertas, mientras la chica se abrocha el cinturón
Aletheia dice con acento catalán, «sacaste de quicio a la pobre chica, eres perverso»
Dices: «en absoluto»
Dices: «Espero el reporte, te estás tardando mucho.»
Aletheia dice con acento catalán, «han cambiado los terminales, así que la estrategia que teníamos ya no sirve. pero he copiado modelo y todo lo demás. me pondré a revisar las especificaciones cuanto antes.»
Jeanpaul frunce el ceño
dices: «No pareces preocupada, ¿qué más hay?»
Aletheia sonríe de oreja a oreja
Aletheia dice con acento catalán, «he podido tener acceso al ordenador de la recepción, pero también a uno de la zona de gerencia.»
Aletheia baila frotando las nalgas contra el asiento del copiloto.
Aletheia escucha las notificaciones de su móvil, así que lo saca de la mochila, lo desbloquea y lee.
[EPS] Arais: «aletheia, me lees?»
Aletheia teclea
[EPS] Aletheia: «Hola, Arais. dime»
[EPS] Arais: «hola, cómo estás?»
[EPS] Aletheia: «bien, menos morada y adolorida. Y tú, qué tal estás?»
[EPS] Arais: «bueno, no es mi mejor momento, pero ya hablaremos de ello… crees que podrías ponerle la aplicación que pusiste a saioa en el teléfono de lobert?»
[EPS] Aletheia: «claro, me conecto remoto y se la instalo, no hay problema.»
[EPS] Arais: «te paso su contacto »
[EPS] Aletheia: «gracias »
[EPS] Arais: «contacto »
[EPS] Aletheia: «venga pues en un momento se la instalo. Luego Saioa que le explique como va, vale?»
[EPS] Arais: «gracias, ale »
[EPS] Aletheia: «De nada, guapa.»
Aletheia ubica el contacto de la chica en la red de refugiados y realiza la conexión en remoto. Descarga el traductor y lo instala
Aletheia vuelve a teclear en el canal de EPS
[EPS] Aletheia: «Listo, Arais. Lóbert ya tiene la aplicación instalada.»
[EPS] Arais: «muchas gracias ale»
[EPS] Aletheia: «de nada guapa. Oye, puede que no tenga acceso un rato al móvil, por si no respondo de inmediato, vale? »
[EPS] Arais: «sí, ale, de acuerdo »
[EPS] Aletheia: «no pasa nada. cuídate »
Dices: «Bien, ahora qué?»
Aletheia dice con acento catalán, «ya verás»
Aletheia se agacha y coge la mochila con los portátiles, saca uno. Lo enciende y comienza a trabajar, utilizando la conexión de datos del móvil
Jeanpaul la mira, en silencio
Aletheia teclea concentrada varias instrucciones
Aletheia dice con acento catalán, «Veamos si tenemos éxito»
Aletheia logra conectarse en remoto al ordenador de la recepción
Jeanpaul lee en la pantalla un mensaje que dice: Conexión remota establecida con éxito.
Aletheia baja la tapa y deja el portátil en suspensión
Jeanpaul arranca el motor y pisa el acelerador.
El coche se pone en marcha.
Jeanpaul conduce a gran velocidad en dirección a Fresnedilla

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.