Nueva escena de rol: Masoquista irresponsable

Punto de vista: Mayra.

Comunidad de Madrid; Plaza de Castilla.
Te encuentras en una gran plaza situada al norte de la ciudad, en el distrito de Chamartín. Está atravesada por el tramo final del Paseo de la Castellana, Y constituye el centro neurálgico del barrio de Castilla.
Ves obelisco de Calatrava y Monumento a Calvo Sotelo aquí.
Mayra sale furiosa, caminando por la acera hasta el estacionamiento junto al hospital.
Mayra coge el ticket del estacionamiento y camina hacia la taquilla.
Mayra entrega el ticket al hombre en la ventanilla y hurga en su bolso para sacar el monedero.
El hombre dice: “son 21,80.”
Mayra asiente y saca el monto del monedero, dejándolo sobre el pequeño mostrador.
el hombre coge el dinero y pasa el ticket por el sello.
Mayra saca las llaves de su coche mientras espera el ticket.
El móvil de Mayra suena con un mensaje.
Mayra coge su móvil desbloqueando la pantalla.
Mayra va pulsando con cierto temblor en las manos producto de la rabia.
sMS enviado: “Mi compañero se echó atrás. ¿todavía puedo asistir sola?”
El hombre le extiende el ticket a Mayra y esta lo coge con brusquedad, girándose para tomar rumbo a su coche.
Mayra camina sin mirar a los lados hasta divisar su coche.
Ves Docea Sondera aquí.
El Móvil de Mayra vuelve a sonar.
Mayra mira el mensaje.
[SMS] número privado: “de acuerdo. apunta la dirección”
Mayra lee el próximo mensaje y exhala con fuerza, mientras pulsa el botón del mando de la alarma del coche.
Mayra desactiva la alarma del coche y los seguros de las puertas se desbloquean.
Mayra abre la puerta del conductor, tira el bolso en el asiento del copiloto y sube al coche.
Docea Sondera
Mayra cierra la puerta, bloqueando los seguros.
Mayra estira la cinta y se abrocha el cinturón de seguridad insertando la hebilla en el anclaje.

Mayra introduce la llave en el cilindro de encendido, la gira y arranca el motor, luego pulsa en el panel y activa el GPS.
Mayra va introduciendo la dirección que recibió por mensaje.
Mayra mira una vez más el móvil y lo bloquea antes de meterlo en su bolso.
Mayra mete la velocidad pulsando el embrague y luego pisa el acelerador levantando el pie del embrague con suavidad.
El coche se pone en movimiento.
Mayra se dirige al norte y gira a la izquierda hacia Calle de Pedro Rico.
Mayra escucha las instrucciones del GPS.
Gira a la derecha hacia Calle de Pedro Rico
15 metros
Gira a la derecha con dirección a Calle de Pedro Rico
Mayra mira con atención la vía.
El GPS sigue dictando sus instrucciones.
Gira a la derecha con dirección a Glorieta de José Moñino
39 metros
En la rotonda, toma la 1.ª salida en dirección a Autopista de Circunvalación M-30/Av. de la Ilustración/M-30
Continúa hacia Autopista de Circunvalación M-30/M-30
4.4 km
Mientras conduce, Mayra no deja de pensar en sus últimos encuentros con Fabián.
La voz del GPS saca a Mayra de sus pensamientos.
Mantente a la izquierda para continuar por M-30.
6.9 km
Toma la salida hacia C/ Segovia/P Extremadura/Badajoz
160 metros
Mantente a la izquierda, sigue las señales de Calle de Segovia/Paseo Extremadura/Casa de Campo y pasa a Paseo Marqués de Monistrol.
550 metros
Incorpórate a Paseo Marqués de Monistrol
90 metros
Gira a la izquierda con dirección a Puente de Segovia
240 metros
Continúa por Calle de Segovia
1.1 km
Continúa por Calle de Tintoreros
120 metros
Mayra aprieta con fuerza el volante recordando el desplante de Fabián delante de aquel médico de segunda.
La voz del GPS sigue dando sus instrucciones.
Continúa recto hacia Calle de la Colegiata
220 metros
Continúa por Plaza de Tirso de Molina
170 metros
Continúa por Calle Magdalena
160 metros
Mayra reduce un poco la velocidad y toma al sur desde la calle de la Magdalena hasta que llega a su destino.
Mayra murmura: “tarde o temprano volverás a mí, Fabián, porque estás hecho a mi medida.”
Mayra divisa lo que está buscando y estaciona el coche tan cerca como le es posible.
Mayra apaga el motor girando la llave y sacándola con suavidad.
Mayra saca un espejo de su bolso y se arregla el maquillaje, antes de cambiarse los zapatos y quitarse las bragas.
Mayra tira de una bolsa que guarda bajo el asiento y termina de cambiarse con rapidez.
Mayra desbloquea los seguros y abre la puerta del vehículo.
Comunidad de Madrid; Calle Ave María.
Estás en una vía pública de Madrid, situada en el barrio de Embajadores, distrito Centro, que va, en dirección norte-sur, desde la calle de la Magdalena a la plaza de Lavapiés, en el conjunto urbano del barrio de Lavapiés, cuna de la manolería. Conocida en su origen como calle o camino del Barranco, e indistintamente nombrada «Ave María» en los planos de Texeira (1656) y Espinosa (1769), se conserva documentación de construcciones particulares desde 1742. Entre 1936 y 1939 se le dio el nombre de Luis Santa María.
Ves Docea Sondera aquí.
Mayra se estremece por la brisa helada que le roza las largas piernas que van casi al desnudo, apenas cubiertas por el largo sobretodo que se acaba de poner.
Mayra respira profundo y cierra la puerta del coche.
Mayra se ajusta la delgada tira del bolso diminuto donde apenas cabe su móvil, su identificación, una tarjeta de crédito y las llaves.
Mayra pulsa el botón del mando y las puertas se bloquean, activando la alarma.
Mayra camina hasta el muro, la tensión al andar hace que sus pantorrillas se resientan por lo alto de los tacones.
Mayra repite la frase clave ante el segurata de la entrada. Luego muestra su identificación.
el segurata la observa y se lleva una mano a la oreja derecha.
Las puertas se desplazan hacia un lado.
El hombre dice: “Bienvenida.”
Mayra asiente y atraviesa el portón.
Mayra camina observando los jardines y al fondo una edificación de dos plantas.
La puerta delantera se abre, la luz que proviene de lo que supone será el salón ilumina una figura esbelta que se recorta a contraluz.
Mayra camina mirando al suelo por instinto.
La figura sigue esperando en la puerta.
Mayra sube los tres escalones y la fragancia del perfume masculino le enciende las mejillas.
Una voz grave y profunda le da las buenas noches y le invita a pasar con un gesto de la mano.
Mayra da dos pasos y espera.
La figura cierra la puerta con suavidad y se le acerca por detrás antes de dar varios giros en torno a ella.
Mayra se estremece al sentir aquellas manos sobre sus hombros retirando con delicadeza el largo sobretodo.
el hombre se coloca a un lado para hablarle muy cerca del oído.
El hombre dice: “un atuendo muy apropiado para esta noche, sí.”
A mayra se le eriza la piel pero permanece en silencio.
Unos pasos se escuchan aproximándose a un ritmo constante.
Ahora, el aroma de un exótico perfume femenino le obliga a cerrar los ojos un instante.
Una figura más baja y delgada se acerca a Mayra.
La mujer dice: “bienvenida, querida. Nos commplace mucho que te unas a nosotros en esta noche.”
La mujer se acerca más a Mayra.
Mayra mantiene la mirada en el suelo, fijándose en los zapatos de aquella mujer.
La mujer suelta una risa suave y cantarina.
La mujer dice: “qué encantadora criatura, no te parece, cariño?”
El hombre asiente con la cabeza, mientras pasa la yema de un dedo sobre los hombros de Mayra, ahora al desnudo.
el hombre dice: “creo que será todo un placer que se nos una esta noche, cielo.”
La mujer levanta la cara de mayra usando el mango de su fusta con suavidad, mientras se fija con detalle en la gargantilla quelleva al cuello.
La mujer dice: “tu amo debe ser muy considerado para dejarte venir sola esta noche.”
Mayra murmura: “ahora mismo no tengo amo… él me liberó de nuestro acuerdo rescindiendo nuestro contrato.”
El hombre y la mujer se sorprenden pero no dicen nada.
La mujer dice, “Eso pasa a veces, querida. Pero no te preocupes, esta noche por ser la primera te unirás al resto de fetteratis. Hoy tenemos una fiesta muy especial.”
Mayra asiente con suavidad.
La mujer engancha su brazo con el de ella y la va guiándo hacia las escaleras.
el hombre las sigue de cerca.
Mayra va observando el lugar con admiración.
LIBERTINO’X Private Parties & meetings
Observas un chalet decorado con un estilo vanguardista, donde el buen gusto y el lujo mantienen en un equilibrio estético entre los colores y las texturas. Desde el mobiliario a las alfombras y las obras de arte colocadas en sitios estratégicos, todo rezuma hedonismo, dinero y poder.
La mujer emite otra risita de satisfacción al observar la expresión de Mayra.
La mujer dice: “soy Ivy, y este es mi compañero Fausto.”
Mayra murmura: “es un gusto conoceros.”
Fausto dice: “el placer es nuestro, Mayra.”
Mayra inspira profundo y se anima a mirar por el rabillo del ojo. el atuendo de Ivy dejaba claro cuál era su rol.
Al llegar al sótano, Mayra abre los ojos con sorpresa.
El ugar era perfecto y tan exclusivo —pensaba Mayra.
Ivy hace las presentaciones pertinentes.
Una chica ataviada para la ocasión va sirviendo copas de vino, borboun y wisky.
Mayra coge una copa de vino y se sienta a esperar que comenzase el espectáculo. con discreción fue observando en detalle, pero nada le daba luces de qué habrían escogido para esta noche. Sabía por lo que había podido investigar, que hacían fiestas y espectáculos de alto nivel y sobre todo, con mucha privacidad y discreción.
La voz de Fausto se escucha por encima del resto, retumbando en el sótano, haciendo que se estremeciese unos segundos.
Ivy se le acerca y le extiende la mano.
Mayra le toma de la mano y se pone en pie.
Ambas mujeres comienzan a caminar por un largo pasillo que a lado y lado tiene diversas puertas.
Ivy abre el portón, la luz tintineante de múltiples velas hace danzar sombras a través de todo el ambiente.
Ivy da un paso invitando a Mayra.
Mayra entra y observa la mazmorra.

DISCLAIMER

La escena que se describe a continuación puede no ser apta para menores de edad, personas sensibles o en extremo conservadoras debido a su contenido sexual no convencional y explícito.

LIBERTINO’X Private Parties & meetings; Mazmorra.
Observas un ambiente iluminado solo con las luces de varias velas que están ubicadas de forma estratégica. Las paredes alternan entre el rojo sangre y el negro. El piso es negro al igual que el alto techo lo que provoca una sensación de profundidad algo desorientativa. Al fondo se observa una cama vestida en satén negro, de cuyo cabezal cuelgan cadenas, esposas y tiras de terciopelo. A la derecha un potro en cuya superficie descansa un gato de nueve colas. A la izquierda una cruz de San andrés ocupa el centro de la pared. entre la cruz y la cama, un cepo de madera muestra un tallado artístico con símbolos celtas. A los pies de la gran cama, un baúl cuya tapa está abierta, muestra el diverso contenido de ataduras, juguetes varios para los azotes, toallas esponjosas, botes de aceites, lubricantes, guantes y preservativos.
Mayra traga grueso y cruza una mirada con Ivy que la observa con intensidad.
Los invitados comienzan a ubicarse alrededor de todo el espacio.
A un lado tras el potro, una puerta se desplaza hacia un lado.
Una mujer parcialmente desnuda entra a la habitación.
Los ojos de Fausto y algunos otros hombres presentes brillan de excitación.
Ivy sonríe a la joven y le señala con la fusta hacia los pies de Fausto.
La joven adopta la postura de sumisión a los pies del hombre.
Ivy tiende una mano a Mayra para ubicarla a su lado derecho.
Mayra observa incrédula la invitación pero accede y se ubica. Desde ahí la vista es perfecta.
Ivy alzza la voz. En la mazmorra se hace silencio.
Ivy dice: “Hoy es el cumpleaños de mi amado Fausto. Por ello estais todos aquí, para acompañarnos en esta fecha tan especial y para disfrutar de este magniífico obsequio.”
Varios de los presentes asienten y sonríen.
Ivy dice: “hoy tenemos una invitada que se nos une por primera vez, pero como veis, conoce nuestros códigos y respeta nuestra cultura.”
Los presentes murmuran y algunos asienten en reconocimiento.
Mayra hace una pequeña inclinación de cabeza en respuesta.
Ivy se acerca a la sumisa y le acaricia el cabello, luego el rostro, los labios y al final va descendiendo con la fusta rozando todo su torso al desnudo.
Fausto mira con deleite cada reacción de la sumisa, pero por sobre todo se nota como disfruta el dominio de su mujer.
Ivy introduce el dedo índice por la argolla del collar de la sumisa.
La sumisa va avanzando de rodillas siguiendo a su dómina hasta el cepo.
Ivy se inclina para susurrarle a la joven. Esta se estremece y asiente sin alzar la mirada.
Mayra se gira para no perder nada del espectáculo, los presentes hacen lo mismo.
La espectación y el morbo flotan en el ambiente.
La sumisa se acuesta boca arriba sobre el cepo.
Fausto observa las reacciones de Mayra.
Mayra se relame los labios mientras observa como Ivy venda los ojos de la joven y comienza a atarla por muñecas y tobillos, inmovilizándola por completo.
La joven gime con cada apretón de las correas.
Mayra observa la escena sintiendo como el deseo comienza a arder en su interior.
Ivy deja su fusta sobre la cama y coge un látigo de cuero del baúl.
Ivy se gira y se acerca a Fausto, este se inclina y ambos se besan con lentitud.
Mayra los observa y su mente vuela unos años atrás.
Ivy se acerca a la sumisa sacudiendo el látigo sin tocarla.
Cada latigazo suena y el eco rebota en las paredes de la mazmorra.
Los pezones de la sumisa se endurecen, la piel de sus pechos generosos se eriza.
A mayra le brillan los ojos, anhelante y Fausto se ha dado cuenta.
Fausto mira a Ivy trabajando a la sumisa, pero también se fija en Mayra. el anhelo de la nueva fetterati lo pone duro.
Ivy comienza a azotar a la sumisa en sus zonas erógenas, arrancando dulces gemidos de placer.
Mayra se muerde el labio inferior y aprieta las piernas un poco.
Fausto no pierde de vista la escena, mirando de vez en cuando de soslayo a Mayra.
Mayra respira casi jadeante, sus mejillas están encendidas, sus pezones lucen erectos tras la blonda y el encaje del corsé que le levanta los pechos de forma sugerente.
ivy sigue trabajando a la sumisa, dejando chorrear parafina caliente sobre los rosetones que ha dejado el látigo logrando que la mujer se arquee gimiendo al borde del orgasmo.
Ivy le susurra algo al oído y la chica se tensa mordiéndose el labio inferior.
Fausto se acerca a Mayra por la espalda, posando sus manos sobre los hombros.
Mayra da un leve respingo.
Fausto la empuja con suavidad hacia el cepo, donde Ivy sigue trabajando a la sumisa.
Mientras la sumisa gime, Fausto se acerca y va acariciando con la yema de los dedos el cuerpo de la mujer, que gime más fuerte ante el cálido contacto.
Ivy se aleja para cambiar de juguete.
Mayra observa a la sumisa tendida y por un momento se imagina que es su estampa la que está observando.
Fausto no pierde de vista las reacciones de Mayra.
Ivy extiende el gato de nueve colas, Fausto lo coge con firmeza.
Fausto comienza a azotar a la sumisa con una cadencia casi hipnótica.
La sumisa gime con más intensidad.
Mayra siente como alguien la toma de las muñecas y la guía hacia la cama.
Ivy le va susurrando a Mayra, la típica información que se da en esos lugares; pero ella solo presta atención a Fausto y las colas del gato cayendo una y otra vez, sonando contra la piel de la sumisa.
La mirada de Fausto y Mayra se cruzan un instante.
Mayra pierde la noción del tiempo y el espacio por un momento, al escuchar como la sumisa gime bajo las órdenes de Fausto.
Ivy susurra: “¿Te gustaría probarlo, Mayra? Estoy segura de que lo disfrutarías tanto o más que nuestra karla.”
Mayra asiente sin dejar de observar como la chica se retuerce de placer sobre el cepo y como Fausto la acaricia ahora con reverencia y afecto.
ivy susurra: “Esta noche es muy, muy especial, Mayra.”
Ivy ayuda a que Mayra se retire la pequeña minifalda de cuero y el corset.
Ivy frunce el cejo al ver que está desnuda del todo por lo inusual del asunto siendo la primera vez que le invitaban, pero viendo a Fausto tan excitado y motivado guarda silencio.
Ivy coloca a Mayra de rodillas frente al cabezal, atándo sus muñecas con las esposas unidas a cadenas.
Mayra gira la cabeza, buscando a Fausto pero no logra ubicarlo.
Fausto besa a ivy, agradecido.
Ivy lo acaricia con ternura.
Ivy dice: “me encargaré de ubicar a los invitados en los reservados, cariño.”
Fausto vuelve a besarla.
Fausto murmura sobre los labios de Ivy: “tengo algo muy especial reservado para ti, cielo… pero te lo daré luego”
Ivy lo besa y sonríe, saliendo sin hacer ruido.
Los invitados van abandonando la mazmorra tras Ivy.
Fausto va apagando varias de las velas, dejando la mínima iluminación necesaria cerca de la cama.
Apoyado en el potro, un hombre alto observa la escena; sus ojos verdes brillan felinos en la penumbra.
Fausto se quita la camisa de seda.
Mayra aguarda espectante.
Fausto sube a la cama y se posiciona tras Mayra.
Mayra se tambalea con el movimiento del colchón.
Fausto se acerca para susurrarle, pero evita tocarla en todo momento.
Fausto susurra: “tengo para mí que no has sido una buena chica… si no, tu amo no te habría echado de su lado, pequeña.”
Mayra se estremece, espectante ante la voz y el aroma de Fausto.
Fausto sigue susurrando de forma cadenciosa.
Fausto susurra: “dime, ¿has sido una pequeña zorra altanera?”
Mayra conoce el juego y guarda silencio, esperando el azote.
Fausto deja caer su mano con fuerza en el trasero de Mayra.
Fausto le acaricia y le vuelve a azotar.
Mayra reprime un gemido.
Fausto susurra: “así que quieres portarte mal… vas a ser una chica mala.”
Mayra casi jadea ante la cercanía.
Fausto vuelve a azotarla con fuerza.
El ruido de la mano cayendo una y otra vez rebervera en la mazmorra ahora con más intensidad, por encontrarse casi vacía.
El hombre de los ojos verdes no pierde de vista la escena.
Fausto alterna las nalgadas con caricias, rozando de vez en cuando el resto del cuerpo de Mayra.
Fausto la observa en detalle.
Fausto se le acerca y le susurra: no puedes correrte hasta que te lo ordene, pequeña zorra.”
Mayra se muerde el labio con fuerza, está tan excitada que siente como la piel entre sus muslos comienza a humedecerse.
Fausto dice: “abre las piernas.”
Mayra obedece sin resistencia.
Fausto roza con un dedo sus labios vaginales evitando rozar el clítoris.
Fausto deja la cama y va a por una delgada vara de bambú.
Fausto sube de nuevo y se posiciona.
Mayra se prepara para recibir el lamido del cuero sobre la piel.
Fausto roza la espalda y el trasero de Mayra con la vara.
Mayra se estremece.
Fausto comienza a susurrarle palabras sucias en el oído a Mayra, describiendo lo que le hará una vez que termine con la vara.
Mayra se muerde con más fuerza, hasta sentir el sabor de la sangre sobre su lengua.
Fausto comienza a golpear las nalgas de Mayra con un nritmo constante, hasta que le arranca gemido tras gemido.
El torso de Fausto brilla con una capa de sudor.
Fausto susurra: “córrete, nena. Córrete ahora para mí.”
Mayra cierra los ojos necesitando ir un poco más allá para poder correrse.
Mayra susurra: “más… más fuerte.”
Fausto se detiene un instante, sorprendido.
El hombre de los ojos verdes sigue de pie observándolos.
Fausto se baja de la cama y lo mira de reojo.
El hombre señala el gato de nueve colas.
Fausto cambia de herramienta y coge el gato.
El hombre le señala las esposas.
Fausto abre las esposas.
Mayra se dobla pero se recompone esperando la orden.
Fausto dice: “túmbate, coge las tiras de terciopelo y separa las piernas.
Mayra obedece.
Fausto se arrodilla sobre la cama entre sus piernas y comienza a agitar el gato sobre la piel.
Mayra se arquea con cada roce, gimiendo, sin correrse.
Mayra suplica por más, retorciéndose, jadeando y gimiendo con intensidad.
Mayra busca la mirada de Fausto, quiere empujarlo hasta que le de lo que anhela con tanta desesperación.
Fausto aumenta la fuerza y la frecuencia de los azotes.
Varios minutos después…
Fausto está sudando, muy excitado, tembloroso e incrédulo.
Observando el rostro de Fausto, el hombre se acerca a la cama y le extiende la mano.
Fausto le entrega el gato y se coloca al lado derecho de la cama, respirando de forma jadeante.
Mayra sigue con la vista a Fausto.
El hombre apaga las velas del lado contrario, quedando fuera de la vista de Mayra.
Los azotes no tardaron en llegar.
Mayra se retuerce jadeando y gimiendo.
Mayra centra sus ojos en las manos de Fausto que, ahora se mueven con rapidez hacia el botón y la cremallera de sus pantalones.
Mayra siente otro par de azotes y abre los ojos, desconcertada y más excitada por el dolor.
Los azotes no dejan de llegar cada vez con más fuerza, mientras Mayra observa a Fausto masturbándose de manera enérgica.
Mayra se arquea y gime al sentir el roce de las colas del gato en sus labios vaginales.
El hombre se fija que su amigo está a punto de correrse y habla con autoridad, dándole a Mayra la orden de que se corra.
Mayra escucha la orden mientras el hombre deja caer el gato sobre su clítoris y por fin alcanza el clímax.
Fausto se corre sumido entre la incredulidad y el desconcierto.
Una armonía entre gemidos y gruñidos rompe el silencio reberverando en la mazmorra.
El hombre suelta el gato sobre la cama.
Fausto se tambalea.
Ivy regresa y se alarma un poco al ver que Fausto se tambalea y corre a sostenerle.
Mayra cierra los ojos, presa del sopor tras el fuerte orgasmo quedando laxa sobre la cama.
Ivy observa a Mayra y luego a su marido.
Un tenue olor a semen y sangre se percibe en el ambiente.
Ivy dice: “¿Fausto?”
Fausto niega en silencio.
Ivy mira al hombre que se les acerca.
Ivy dice: “qué coño ha pasado aquí?”
El hombre se mueve hacia el resplandor de las velas.
Ivy le mira a los ojos.
El hombre le sostiene la mirada y luego mira hacia la puerta lateral.
Ivy ayuda a Fausto a salir de la mazmorra por la puerta lateral, el hombre les sigue.
Los tres entran en una habitación matrimonial.
Ivy ayuda a Fausto a tumbarse en la cama, terminando de desvestirle y cubriéndolo con las sábanas.
ivy se gira.
Ivy dice: “vas a decirme qué fue lo que pasó? Fausto no es un dominante que tenga caídas post sesión, y tiene límites muy establecidos, Marcos.”
Marcos dice: “lo he terminado yo, porque Fausto no habría podido, justo por sus límites.”
Ivy abre los ojos como platos.
Marcos niega y alza una mano.
Marcos dice: “me quedé cuando vi que no llevaba bragas puestas. Y si hubieses sido más atenta, habrías visto las marcas que tiene en la parte superior de los muslos, Ivy. Esa no es una mujer para este lugar ni para vosotros. sigue mi consejo y no la aceptéis más aquí.”
Ivy mira a fausto y luego a Marcos.
Ivy suspira y asiente.
Ivy murmura: “tendría que haber sospechado de que al final viniese sola y más aún cuando me dijo que su amo había rescidndido el contrato.”
Marcos mira a Fausto y luego a Ivy.
Marcos dice: “Tranquila, solo aplica el procedimiento en estos cassos, me quedo con él.”
Ivy asiente, se acerca a la cama y besa a Fausto en la frente, le da un apretón a Marcos en el antebrazo y sale hacia la Mazmorra.
Marcos mira a su amigo y se dirige al baño a preparar la bañera.
Fausto siente pasos y abre los ojos.
Fausto murmura: “¿Marcos?”
Marcos se gira.
Marcos dice: “aquí estoy, tio. ahora te meteremos en la bañera y luego a dormir. mañana estarás como nuevo.”
Fausto se aprieta ambos párpados.
Fausto dice: “ella… ”
Marcos se acerca y se sienta en el borde de la cama.
Marcos murmura: “esto no ha sido tan serio, estará dolorida pero por lo que vi, es una masoquista irresponsable. He hablado con ivy… no sé quien la recomendó, pero no es para este lugar.”
Fausto asiente en silencio.
Fausto dice: “la recomendó Orestes… mejor dicho ella nos contactó y dijo que venía de su parte. Orestes siempre ha sido serio y responsable, siempre ha respetado las normas.”
Marcos dice: “tranquilo, ya hablaré con él. ahora solo descansa.”
Fausto asiente, mientras Marcos entra en el baño.
Mientras tanto en la mazmorra.
Ivy espera a que las magulladuras de la mujer sean atendidas.
Mayra abre los ojos.
Ivy hace señas a la mujer que está terminando de atender a Mayra y se queda quieta a los pies de la cama.
Mayra parpadea, la iluminación del ambiente es mucho mayor que cuando entró.
La mujer sale, cerrando la puerta tras de sí.
Ivy habla en tono serio.
Ivy dice: “quiero que te vistas y salgas sin protesta ni escándalos de mi propiedad y quiero que sepas que no eres bienvenida nunca más aquí.”
Mayra se incorpora, siente que la piel le escuece y un dolor palpitante y más intenso entre las piernas.
Ivy la mira casi sin parpadear.
Ivy dice: “¿Has comprendido lo que te he dicho?”
Mayra resopla y tantea buscando su ropa.
Mayra comienza a vestirse.
Mayra se pone en pie, se tambalea un instante pero mantiene el equilibrio.
Ivy la observa y le extiende una mano con su pequeño bolso.
Mayra lo coge y se lo cuelga, cruzándolo por su torso.
Mayra la observa achicando los ojos.
Ivy le sostiene la mirada.
Mayra dice: “Habría jurado que no erais tan remilgados. al menos alguien sí tuvo los cojones de hacer lo que Fausto no pudo. Imagino que por eso eres su switch.”
Ivy la mira, incrédula.
Ivy se acerca a la puerta de la mazmorra y abre.
Ivy dice: “haz el favor de marcharte.”
Mayra asiente y camina altiva saliendo hacia el pasillo.
Fuera de la mazmorra, un segurata espera para escoltar a Mmayra hasta su coche, repitiendo la advertencia de que ya no es bienbenida allí.
Mayra sube a su coche y se marcha.
Ivy vuelve a la habitación donde Fausto es ayudado por Marcos a tomar un baño, mientras piensa cómo llegó Orestes a enredarse con una tia así.

Nueva escena de rol: Un primer encuentro, una notable impresión

Punto de vista: Romina

Hace una semana que estoy en Madrid; busco surgir como modelo, es lo que me apasiona en la vida y no voy a descansar hasta lograr, al menos, ser imagen de publicidad de alguna empresa o algo por el estilo. Mientras voy conociendo la ciudad, ando trabajando en un restaurante donde se venden hamburguesas y veo que trabaja mucha más gente. En una de mis jornadas, no esperaba verlo y me impresioné bastante.
Comunidad de Madrid; Restaurante Imperium Food
arnulfo ha llegado.
Vendes una hamnburguesa y recibes 1,50 euros.
arnulfo se desplaza por el restaurante
alguien se ríe cerca de aquí
Vendes una hamnburguesa y recibes 1,50 euros.
Romina camina por el restaurante vendiendo hamburguesas y sonriéndoles a los clientes, da pasos cortos casi todo el tiempo y siempre está posando como modelo de forma muy natural.
arnulfo parece buscar algo, pero se distrae viendo a la chica
Romina se detiene un momento y se fija en un chico en silla de ruedas que la mira
arnulfo sigue buscando, pero decide reiniciar su turno
Romina lo mira expresando un poco de sorpresa en el rostro.
arnulfo vende una hamburguesa.
arnulfo nota la sorpresa, aunque no se explica el motivo
Romina quita la mirada del chico cuando un cliente la aborda pidiendo una hamburguesa completa.
Romina intercambia unas palabras con el cliente, le entrega la hamburguesa y este se retira luego de pagarle.
arnulfo vende una hamburguesa.
arnulfo decide dejar de buscar y se concentra en su turno
Romina se gira por un momento y ve nuevamente al chico en el mismo lugar, trabajando como si nada. Esta vez además de la sorpresa, su mirada expresa algo de compasión.
arnulfo mira a la chica, pero no sabe si acercarse
Romina busca a la camarera que da trabajo a la gente con la mirada.
Romina camina muy cerca del chico, buscando siempre a la camarera. La ve muy enfrascada trabajando y niega con la cabeza, luego vuelve sobre sus pasos y decide abordarlo personalmente y resolver su duda
arnulfo vende una hamburguesa.
Romina se sitúa en su campo de visión, adoptando una postura particular.
Dices: “hola!”
arnulfo no puede evitar mirar a la chica, aunque trata de concentrarse en su trabajo
arnulfo dice: “hola, señorita”
Dices: “perdoname si te molesto, pero es que hace rato que veo que estás acá trabajando. Si querés luego de que te desocupes te pregunto lo que quería preguntarte.”
arnulfo dice: “puede preguntarme, no hay problema”
Romina asiente y le hace un gesto de espera, camina rápidamente a atender a otro cliente que está sin atención aún. Le toma el pedido sonriente
Vendes una hamnburguesa y recibes 1,50 euros.
arnulfo vende una hamburguesa.
Romina se despide con la mano del cliente y regresa con rapidez junto a Arnulfo.
arnulfo saca un papel y comienza a dibujar un croquis
Romina mira dibujar a arnulfo sin prestar mucha atención a lo que dibuja
arnulfo termina el croquis y revisa que esté correcto
Romina lo mira cada vez con mayor extrañeza y piensa: en serio que este tipo es raro.
arnulfo guarda el croquis y centra su atención en la chica
Romina mira para todos lados como buscando de vuelta a la camarera.
arnulfo mira a la chica y piensa: ni te va a hacer caso, así que confórmate con mirarla, que por ver no cobran
Romina lo vuelve a mirar de reojo, da pasos cortos como modelando y se aleja un poquito de él, a atender a otra señorita que viene a comprar una hamburguesa.
arnulfo ve alejarse a la chica con curiosidad
Vendes una hamnburguesa y recibes 1,50 euros.
Romina da una vuelta por todo el restaurante buscando clientes que no hayan sido atendidos. Camina como si estuviera en una pasarela permanentemente.
arnulfo llama a la chica con un gesto
Romina alcanza a ver el gesto de arnulfo y se le acerca rápidamente.
Dices: “pasa algo? necesitás ayuda?”
arnulfo dice: “me parece que quería preguntarme algo”
Romina piensa
arnulfo dice: “a menos que escuche demás”
Dices: “ah sí, te preguntaba que qué hace un tipo como vos, en tu condición…trabajando en un lugar como este.”
Romina señala discretamente la silla del chico
arnulfo sonríe.
Murmuras: “no me parece apropiado…simplemente es eso.”
arnulfo dice: “es que hay qué vivir de algo y en este lugar es el que más pagan”
arnulfo dice: “y como ya cerró la tienda de cereales…”
Anie ha llegado.
Romina lo mira sorprendida.
arnulfo nota la sorpresa
Dices: “y no tenés nadie que te ayude? tenés que trabajar precisamente vos? es que la verdad me parece raro…no por nada, pero personas como vos suelen tener ayudas, no sé…”
arnulfo dice: “por qué la sorpresa?”
arnulfo sonríe.
Anie vende una hamburguesa.
arnulfo dice: “aunque tuviera ayudas como dice usted; sucede que me aburro en mi casa”
Dices: “bueno, la sorpresa es justo porque este es un lugar muy cargado, viene todo tipo de gente acá y…no sé, no creo que sea apropiado para vos.”
Anie vende una hamburguesa.
arnulfo dice: “como le dije, han cerrado la tienda de cereales y aquí es donde mejor se gana”
Anie vende una hamburguesa.
Dices: “aah entiendo…y bueno, pero deberías distraerte de otra manera, no estropearte así, no te parece?”
Anie vende una hamburguesa.
arnulfo pone cara como diciendo: más?
arnulfo dice: “me distraigo paseando, pero que yo sepa a uno no le pagan por pasear”
Romina intenta comprender lo que el chico expresa en su rostro.
Anie vende una hamburguesa.
el viento golpea tu cara.
Dices: “ya, creo que puedo entenderte. Espero no haber dicho nada malo, pero es que en serio y dejame serte sincera, no creo justo que alguien en tus condiciones trabaje pero nada, si no tenés remedio…en fin”
Anie vende una hamburguesa.
Romina suspira, algo resignada.
arnulfo vende una hamburguesa.
arnulfo hace un gesto restando importancia
Dices: “por cierto, no me presenté, soy una boluda. Mi nombre es Romina”
arnulfo dice: “mucho gusto, romina, yo soy arnulfo”
arnulfo estrecha la mano de la chica
Romina le sonríe a Arnulfo pero a diferencia de otras veces, su sonrisa es más bien compasiva que seductora.
Romina toma la mano de arnulfo y se la estrecha con delicadeza.
arnulfo dice: “y en todo caso, yo tampoco me había presentado”
Dices: “sí, eso también”
Anie vende una hamburguesa.
arnulfo sonríe.
Anie vende una hamburguesa.
Dices: “bueno, si te aburrís en tu casa y no tenés de otra que trabajar, imagino que estás solo, no? Digo, por si necesites que yo te ayude con algo, la verdad es que me da algo de…”
Romina susppira un poco para seguir
Murmuras: “tristeza verte como te veo”
arnulfo murmura: “no entiendo por qué la tristeza”
Romina se le acerca un poco y se agacha para ponerse a su altura
arnulfo murmura: “mis piernas me llevaron a donde tenían qué llevarme”
Murmuras: “porque pienso que alguien como vos no debería trabajar, más bien debería ser alguien a quien cuidar o algo así…siempre pensé eso de los discapacitados.”
Anie vende una hamburguesa.
Romina mira por un momento las piernas de arnulfo y luego se centra de vuelta en su rostro
Anie vende una hamburguesa.
Murmuras: “bueno, si vos decís…”
Anie vende una hamburguesa.
Romina dice esto sin mucho convencimiento.
Anie vende una hamburguesa.
Anie vende una hamburguesa.
oyes sirenas a lo lejos
Murmuras: “pero bueno, hace poco llegué a madrid y no tengo ni teléfono ni nada, pero como este es el único lugar donde se paga más o menos bien siempre voy a venir, así que no dudes si necesitás ayuda para algo, Arnulfo.”
arnulfo murmura: “al no tener quien me cuide como dice usted, creo que debo salir; además lo veo como una distracción”
arnulfo dice: “gracias”
Romina se levanta y le sonríe.
arnulfo dice: “hay un trabajo que consiste en repartir pizzas.”
Anie vende una hamburguesa.
Anie se marcha.
Romina mira a Arnulfo fijamente.
Dices: “en serio? y es como vender hamburguesas también? Pagan mejor que acá? A mí me contaron solo de este restaurante cuando pregunté por un trabajo”
arnulfo dice: “más bien consiste en manejar un camión con 50 lotes de pizza y repartirlos en una hora más o menos”
arnulfo dice: “y pagan más”
arnulfo dice: “lo hice un par de veces”
Romina niega levemente mirando a arnulfo.
Dices: “sinceramente no me veo manejando camiones grandes”
Romina ríe nerviosamente
arnulfo murmura: “trabajé ahí un par de veces, pero no me gustó mucho que digamos”
Dices: “de hecho este trabajo tampoco es el que quisiera, pero mientras puedo conseguir empleo en lo que me gusta me conformo.”
Romina se sorprende ante la afirmación de arnulfo
oyes una discusión cerca de aquí
Dices: “pero como es posible? podés manejar así?”
Romina lo mira como evaluándolo
arnulfo sonríe.
arnulfo dice: “es que no siempre estuve en esta silla, al igual que usted yo podía caminar a donde se me antojara”
Romina piensa: un tipo en silla de ruedas manejando un camión. qué más voy a escuchar hoy?
Romina mira sus piernas y luego a Arnulfo, se estremece levemente ante la comparación del chico
Murmuras: “yo si llega a pasarme algo así…literalmente me muero. no sé como podés seguir…”
arnulfo niega con la cabeza.
Romina lo mira con perplejidad.
arnulfo dice: “al principio quieres morir, sin embargo creo que si la vida quisiera que murieras, no te dejaría así”
escuchas música a lo lejos
Dices: “supongo pero…cómo? Yo no puedo imaginarme una vida sin desfilar, en serio no.”
Romina niega, poniendo rostro muy serio de repente
arnulfo dice: “acaso es usted modelo?”
Dices: “no, pero es mi sueño de muy pequeña, y vine a España a ver si encuentro una oportunidad para surgir como modelo de alta costura, ser imagen de alguna empresa…todo lo que es estética va conmigo.”
arnulfo asiente
Romina recupera la sonrisa casi al instante.
una brisa acaricia tu cara
arnulfo dice: “hojalá pueda realizar su sueño”
Dices: “ojalá…realmente.
Romina baja la mirada un poco pero luego vuelve a mirar a arnulfo
arnulfo dice: “y hojalá también que nunca se vea en una situación como la mía, pero créame si le digo que la vida da muchas vueltas y ahora mismo estamos charlando, pero después quién sabe”
Romina abre los ojos muy grandes y mira para todos lados
Dices: “ay noo nene no me digas eeso…”
arnulfo dice: “lo siento. es que eso es lo que he aprendido con todo esto”
Romina suspira y hace una mueca
escuchas música a lo lejos
Dices: “claro, no te culpo.”
arnulfo murmura: “con esto y con todo lo que me ha pasado este año”
Romina asiente y mira la hora en un reloj grande que hay por la pared del restaurante.
arnulfo recuerda algo, pero se recompone
Dices: “bueno, mi turno terminó, me voy para no molestarte más que te hice perder mucho tiempo”
arnulfo dice: “no me molesta. en realidad ya tenía qué haberme ido desde hace mucho, pero olvidé algo y regresé por éso”
Romina nota el gesto del chico y se le acerca, aunque duda un poco y detiene el paso
Dices: “ah, entiendo. pero estás bien? no querés que te ayude a regresar? no conozco demasiado bien todavía la ciudad, pero siempre podemos tomar un taxi o algo así”
arnulfo mira la hora en su reloj y suspira
arnulfo dice: “normalmente iría… digamos que andando, pero por la hora iré en taxi”
Dices: “ah perfecto. entonces, nos vamos?”
arnulfo dice: “claro”
Romina le sonríe con algo más de naturalidad.
arnulfo le devuelve la sonrisa
arnulfo se dirige a la salida
Romina se sitúa detrás de la silla…se sorprende al ver que el chico se ha movido sin ayuda
Dices: “no tan rápido, que te acompaño”
La cara de arnulfo se pone colorada como un tomate.
arnulfo dice: “perdón. es la costumbre”
Romina ríe bajito y se pone tras la silla y la empuja hacia fuera
oyes un claxon a lo lejos
arnulfo se pone alerta, pero se recompone
Le acompañé hasta un cierto punto, creo que aunque intentaba disimularlo le molestaba que lo quisiera proteger pero es que es eso lo que me surgió hacer a penas lo vi. Encima que es tan lindo…en fin, solo espero seguir viéndolo y ayudarlo en lo que pueda y en lo que él me deje.

Nueva escena de rol: Un encontronazo inesperado. Las sorpresas persisten

Punto de vista: Mike

Cosas como estas pueden pasarte en un día de trabajo? Antes pensaba que no. Ahora, en realidad… aquí y ahora, me diré que depende. Depende de mucho. De la zona en la que estés, de cómo te desempeñes, y bueno, de varios factores más que de momento prefiero olvidar. El caso es que estaba vendiendo cereales y…
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
oyes sirenas a lo lejos
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
arnulfo vende una caja de cereales.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
arnulfo vende una caja de cereales.
chloe llega desde la tienda.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
chloe entra duvitativa al mostrador
escuchas música cerca de aquí.
arnulfo vende una caja de cereales.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Mike sigue despachando sin percatarse de nada
chloe se dirije a unas cajas traseras
arnulfo vende una caja de cereales.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
chloe vuelve a fotografiar el lugar con el móvil
arnulfo vende una caja de cereales.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Mike escucha el sonido de la foto y se vuelve extrañado
chloe vuelve a dirijirse rápidamente a la puerta de la tienda
Mike ve a chloe saliendo y sospecha
chloe sale del mostrador.
De nuevo quedé sin dar crédito. Prometí que no pasaría pero… puf. En fin. Esta vez no lo controlé. Un torrente de emociones se mezclaron de nuevo dentro de mí. Por qué esa foto? por qué la mandaron a ella? qué pasaría después? y luego caí en cuenta de que no iba a demorar mucho en enterarme.
Murmuras con acento estadounidense, “damn, ahora qué”
arnulfo vende una caja de cereales.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
Mike deja una caja sobre el mostrador y tras vender la otra se aleja
arnulfo vende una caja de cereales.
arnulfo vende una caja de cereales.
Mike mira al joven que despacha y atento a su alrededor
arnulfo bosteza
arnulfo vende una caja de cereales.
arnulfo vende una caja de cereales.
arnulfo vende una caja de cereales.
Mike niega levísimamente y coge la caja que dejó sobre el mostrador para despachar
arnulfo murmura: “pero qué ganas de destruírse”
arnulfo vende una caja de cereales.
Vendes una caja de cereales por 2.80 euros.
arnulfo vende una caja de cereales.
Mike mira extrañado al joven que despacha junto a él
Dices con acento estadounidense, “qué?”
arnulfo dice: “no haga caso, lo digo por un borrachales que tengo de becino”
arnulfo dice: “menudo jaleo hizo al llegar y no me dejó dormir”
Mike desbía la mirada y se detiene indeciso en si seguir despachando o no
cesar llega desde la tienda.
arnulfo reprime un bostezo
cesar corre hacia la posición de mike, tirando cajas a su paso
arnulfo vende una caja de cereales.
cesar llega a la altura de mike y lo agarra por el cuello
Mike se revuelve y le asesta un puñetazo en la nariz
gritas: “hoy!”
arnulfo mira hacia la salida
cesar enfurecido le mete una patada en el pecho
Mike cae de espalda y rueda
Mike se reincorpora y va a por él
cesar saca una nabaja del bolso
cesar lanza la mano contra mike
Mike la detiene tomándolo del antebrazo y le arrebata la nabaja
Mike salta sobre él y ambos caen al suelo
cesar boca arriba le agarra de las muñecas como puede
Mike se suelta y le pone su propia nabaja en el cuello
la gente grita y corre fuera de la tienda
arnulfo se dispone a salir entre la gente
cesar mira a mike, sopesando posibilidades
Mike murmura jadeante, muy bonito
Mike murmura jadeante, asesinato en cropbrand
cesar murmura con acento asiático, “madre…. protégeme…”
Mike levanta la vista sin descuidar a cesar y mira a arnulfo que se ha quedado allí
cesar tiembla
cesar murmura con acento asiático, “no lo hagas… por piedad….”
arnulfo intenta salir, pero la gente no lo deja
cesar tiembla como un flan.
Murmuras con acento estadounidense, “por qué intentaste hacerlo tú?”
Murmuras con acento estadounidense, “por piedad?”
cesar murmura con acento asiático, “tienes que entregarte. Michael. Tienes que ser purificado. date cuenta… por favor.”
Mike niega y acerca la nabaja más al cuello de cesar
se oyen sirenas de policía acercándose a la tienda
cesar murmura con acento asiático, “por favor… piedad….”
arnulfo busca la manera de salir
Murmuras con acento estadounidense, “si me niego ya no te mandarán a intentar que me entregue”
varios agentes de policía entran en tropel en la tienda
Mike murmura maldiciones en inglés y en un rápido movimiento degüella al hombre
arnulfo niega al ver a los agentes
cesar se desangra mientras dos agentes retienen a Mike.
Uno lo esposa
Irma llega desde la tienda.
un agente dice por intercomunicador, “llamar a emergencias, nosotros nos ocupamos de este.”
Amina llega desde la tienda.
Amina vende una caja de cereales.
Irma dice con acento Melillense, “buenas tardes.”
cesar muere ahogado en su propia sangre mientras los agentes se llevan a mike esposado.
Se oyen ambulancias cerca
arnulfo dice: “buenas… noches…”
Irma se queda inmóvil un segundo
una celda
Estás en una húmeda y fría celda. Unos barrotes impiden tu salida.
escribe ‘salir’ si quieres salir de aquí. SI ha llegado la hora del final de tu condena, podrás hacerlo.
Salidas visibles: nada
Mike cae dentro de una celda aún esposado
Mike se incorpora magullado y mira a todos lados
Otro error más. La justificación de defensa propia no existe. El arrepentimiento tampoco. No… no sé qué pasará conmigo, solo espero que mis seres queridos estén bien. Ahora solo me resta esperar y reflexionar sobre lo que pasó, aunque ya no sirva de mucho.
Por mi mente aún pasan las imágenes de lo que acabo de cometer. Serán cosas que nunca olvidaré, ni siquiera el día de mi muerte si esta llega pronto.

Nueva escena de rol: Misión Cupido

Punto de vista: Robert

Había pasado unas semanas que no sabía de mi niña. De un momento a otro, desapareció sin dar aviso ni nada por el estilo. Pero de todas formas, eso no iba ser impedimento para ir a plaza España y esperarla como todas las calurosas mañanas de mi primer verano en Madrid. tenía que encontrar a alguien que me diera información sobre su misterioso paradero y su desaparición. Alguna amiga, no sé. tomé la decisión, alisté mis cosas, llevando conmigo el regalo que aún no le daba y salí del hotel camino a mi destino.
robert camina por plaza españa, buscando a alguien con la mirada
Murmuras: “hace más de un mes que no se de ti, mi niña. Ojalá y no te ayas olvidado de mí”
robert encuentra un banco y se sienta, acomoda el estuche de su guitarra y su libro de partituras con cuidado
Auxita sale de la torre.
robert saca la guitarra y comienza a tocar una canción de sin bandera, canta siguiendo el compás de la guitarra
Auxita sale del edificio y al sentir el golpe de calor se abanica con la mano
Stefy sale de la torre.
Auxita escucha la canción y algo le suena familiar, mira a todos lados con detalle
robert continúa tocando armoniosamente mirando las partituras y a la par la plaza
Auxita camina lentamente por la plaza, ve a lo lejos a aquel chico que le había cantado a Mila poco antes de que viajara
robert canta: entra en mi vida, te abro las puertas… sé que en tus brazos ya no habrán noches deciertas…
Stefy sonríe.
Stefy se marcha por la calle de la princesa.
robert deja de tocar por unos segundos, alza la mirada y a lo lejos ve a aquella amiga que estaba con mila hace unos meses.
Auxita suspira levemente al escuchar la letra; cruza mirada con el chico justo cuando este se percató de su presencia
robert piensa: no, ella a menos tiene que saber quien soy yo… pero mila no. ella no
robert le hace señas a aquella chica para que se acerque. le sonrrie levemente
Auxita sigue abanicándose, esta vez con una toallita de cara que sacó de su pequeño bolso. Se dirige al coche como para ir al centro comercial a comprar algunas cosas
Auxita ve el gesto del chico, sonríe y se le acerca
Auxita dice: “hola! Necesitas algo?”
Dices: “hola amiga. que tal? me llamo robert, yo soy… ”
robert no puede evitar sonrreír, nuevamente respira y continúa
Auxita sonríe y lo anima a seguir hablando, viendo la expresión que tiene
Dices: “soy el guitarrista anónimo de Mila ”
Auxita dice: “así que Robert…mucho gusto, soy Auxita”
Dices: “gusto en conocerte, auxita… ”
robert sonrríe a la chica
Auxita le devuelve la sonrisa y se acerca más
Auxita murmura: “si no es mucho atrevimiento, puedo preguntar el motivo del anonimato?”
Dices: “verás, hace un tiempo que no sé de ella… de un momento a otro dejó de venir… como la otra vez las vi juntas, pensé que tú podrías saber de ella”
Auxita dice: “ah, en serio no la ves desde hace tiempo? Bueno, te comento algo”
oyes sonidos de obra y maquinaria de construcción
Auxita dice: “en realidad yo en aquella ocasión me estaba preparando para ir a mi país por un asunto familiar urgente, y regresé hace a penas unos días, por lo que tampoco pude contactar con ella”
Auxita dice: “estaba viviendo en mi casa, sé que estuvo ahí porque dejó rastros…”
Auxita sonríe
Auxita dice: “pero realmente aún no pude verla, no sé de ella desde que volví”
Dices: “como un libro no? la última vez que la vi llevaba un libro con ella…”
Auxita asiente
Dices: “ai dios… me sorprende tanto misterio… quisiera al menos saber de ella… no sé si podría dejarte mi contacto y tú… se lo haces llegar?”
robert suspira con algo de tristeza en los ojos
Auxita dice: “pero es raro que no haya venido, la veía yo muy ilusionada con que se encontraran para cantar, yo le dije en su momento que la música le haría bien, no sé qué habrá pasado al final”
Auxita dice: “síi, aguarda un momento”
Auxita abre el bolso y saca el móvil de dentro de él, desbloqueando la pantalla
Dices: “ella me decía que también le gustaban los libros… a lo mejor y se habrá enganchado con uno… pero eso que no tenga tiempo para mí? ”
Dices: “y respondiendo a tu pregunta”
Auxita dice: “igual no leería las 24 horas…pero no te preocupes, ya contactaré yo con ella sin problema”
Auxita mira atenta al chico
alguien se ríe cerca de aquí
Murmuras: “verás la conocía de vista, pero nunca me atreví a acercarme a ella y ahora que puedo… ahora que tengo esa oportunidad, quiero acercarme despacio, con esa sencillez que me caracteriza… pero porfavor, que ella no sepa el motivo… ni mi nombre…”
robert sonrríe con timidez
Auxita lo mira con complicidad y sonríe, asintiendo con la cabeza.
Auxita murmura: “entonces ya la conocías incluso de antes? vaya…”
Murmuras: “por eso es que tengo ese anonimato con ella… si ella vuelve… en una de esas tantas salidas me revelaré…”
robert revisa en su mochila y encuentra un libro bien bonito y envuelto. lee el título sonrríe y mira a auxita
Auxita murmura: “pues me encanta mi misión de unir personas, eh?”
Auxita mira a Robert y el libro
Murmuras: “deberías ser cupido, eh? te queda bien”
Auxita se ríe con ganas
robert sonrríe
Auxita murmura: “no quería decir cupido por no incomodar pero…en tu caso, entonces, lo sería?”
Auxita se sonroja un poquito, guiñándole un ojo a Robert
Dices: “si la ves… quiero que le entregues este libro, se llama: literatura, poemas y música. es un libro que la ayudará mucho, sobre todo porque le encanta la literatura ytambién la música. no lo escribí yo pero dentro del libro hay hojas sueltas, son un par de poemas que le escribí. dile, porfavor, que se lo envía el guitarrista. ”
Auxita recibe el libro de manos de Robert, complacida
Murmuras: “en mi caso sí. y sé que en el de mila también, porque eres su amiga… ”
robert sonrríe, complacido y le guiña un ojo a la chica.
Auxita murmura: “por supuesto, y lo haré encantada! Es una persona con un corazón en extremo noble, de verdad te fijaste en una chica excepcional, Robert.”
Dices: “sí, la verdad es que sí. estuvimos saliendo una semana entera, ella viniendo a la plaza y yo encantado de esperarla con pequeños detalles. hace tiempo le quería entregar el libro… pero como dejó de venir… pues”
Auxita asiente, comprensiva
Auxita dice: “no te preocupes, yo me ocupo de…”
Auxita murmura: “la misión cupido”
Auxita se pone el libro ante el pecho y sonríe orgullosa, luego se lo guarda en el bolso con cuidado
Dices: “perfecto, auxi! muchas gracias… y dile que no sea tan cruel conmigo… y mi corazón”
robert se señala así mismo, luego sonrríe
Auxita recuerda que debía apuntar el número del chico y toma de vuelta su móvil entre las manos
Auxita se ríe levemente y asiente
Auxita dice: “así mismo va a llegar el mensaje. Y ahora, me pasas tu contacto para hacérselo llegar?”
Dices: “claro que sí”
robert saca una tarjeta y se lo tiende a la chica
Auxita la recibe, anota el número y lo guarda entre sus contactos como “el guitarrista”. Luego guarda tarjeta y móvil en el bolso
Dices: “gracias, amiga”
Auxita murmura: “te agendé como el guitarrista, así mismo se lo pasaré a mila”
Auxita hace un gesto restando importancia
Auxita dice: “lo hago con gusto, ella se merece ser feliz, y vos también, parecés una buena persona”
Murmuras: “uno tiene que ser feliz y hacer feliz a la otra persona… apesar de todos los errores…”
Auxita murmura: “apuesto por vos, espero no equivocarme, eh?”
Murmuras: “genial, te agradezco… por cierto, te gustaría ir por un jugo? sí que hace calor… disculpando el atrevimiento de invitarte improvisadamente…”
Auxita le vuelve a sonreír de forma algo burlona
Auxita murmura: “uy síii, es infernal, no tengo ningún problema! vamos”
oyes una discusión cerca de aquí
Auxita señala la cafetería
Auxita murmura: “allí habrá algo? sinó nos vamos al Road, yo justo iba de compras y en su cafetería sé que hay batidos buenos.”
robert guarda la guitarra, las partituras y se levanta
Dices: “bueno, mejor vamos a la cafetería del centro comercial para más seguridad”
Auxita dice: “sí, me parece excelente. Vení, vamos en coche mejor con aire acondicionado, que andando nos derretimos.”
Auxita se ríe
Dices: “sí, vamos ”
robert le devuelve la sonrrisa
Auxita asiente y se dirige hasta su coche, indicando a Robert que le siga; desbloquea las puertas para abrirlas luego
oyes el murmuyo de la gente de la ciudad.
Auxita abre el coche.
el viento golpea tu cara.
robert sigue a auxita hasta su coche con una sonrrisa
Auxita sube al asiento del conductor
Auxita entra en coche eléctrico Sundoor.
robert sube al coche, con cuidado de no olvidar nada
coche eléctrico Sundoor
Te encuentras con Auxita.
Auxita cierra las puertas.
Auxita se acomoda y prende el aire acondicionado, luego pone rumbo al centro comercial
Auxita arranca el motor.
Dices: “ufff, pero que´ calor”
Auxita dice: “sí, es un infierno total”
Dices: “que bien se siente aquí, si por mi fuera viviría en tu coche, eh?”
robert se ríe
El vehículo se pone en marcha.
Auxita lo mira por el espejo retrovisor y ríe contagiada
Auxita dice: “yo también, no te creas”
Auxita dice: “y decime, cómo fue para que vinieras a Madrid?”
Auxita le habla, conduciendo concentrada
Dices: “yo soy músico, estudié música en Perú, que es de donde soy. trabajando mucho decidí venir y provar suerte aquí, pero no pensé encontrarme con tan hermosa oportunidad”
robert sonrríe
Auxita dice: “miráaa, también de Perú! qué maravilla, es un país hermoso supongo, no tuve el placer de conocerlo”
Dices: “es que sí, es hermoso!”
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
Auxita busca un lugar donde estacionar, luego para el motor
Auxita asiente
Auxita apaga el motor.
Dices: “tenemos el machupicchu, una de las maravillas del mundo”
Auxita dice: “síii, es realmente maravilloso”
Auxita dice: “bueno, a atacar unos cuantos batidos!”
Dices: “sí, que hace falta”
Auxita se ríe y apaga todo, luego abre la puerta y sale no sin antes quitarse el cinturón
Auxita abre las puertas.
Auxita sale de coche eléctrico Sundoor.
robert sale del veículo
Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
Ves Rinault Migane, Nisan Rashqai, y coche eléctrico Sundoor aquí.
Te encuentras con Auxita.
Auxita cierra coche eléctrico Sundoor
Auxita se dirige rápidamente al centro comercial
robert la sigue
Auxita entra en el centro comercial.
Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Te encuentras con Auxita.
Dices: “ufff, pero aquí trabajo y me la paso casi todo el tiempo”
Auxita busca la cafetería con la mirada, la encuentra y la señala
Auxita sonríe y asiente
robert mira la cafetería y sonrríe
Auxita dice: “creo que todos o casi todos andamos en las mismas”
escuchas música a lo lejos
Dices: “y sí”
Auxita se dirige hasta la cafetería con Robert
Auxita se marcha.
Comunidad de Madrid; Cafetería ‘El encuentro’
Te encuentras con Auxita.
Auxita dice: “bueno, acá estamos…”
Auxita busca una mesa libre, con suerte la encuentra y se dirige hasta allí. La cafetería está medianamente ocupada
robert se dirige a la mesa donde está auxita y se sienta frente a ella
Dices: “hermoso lugar… podría ser un lugar perfecto para venir con mila”
Auxita murmura: “espero que Mila no ande por aquí, sinó nuestra misión cupido fallaría grandemente”
Auxita mira todo el lugar y asiente
Murmuras: “ojalá que no”
Auxita dice: “es precioso, sí. Hay muchos lugares bonitos a donde la podrías llevar”
Auxita se ríe y niega
Auxita murmura: “irá bien, ya vas a ver”
Dices: “uy, ya los iré descubriendo… mejor dicho lo descubriré con ella…”
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
Una camarera se acerca a la mesa de los chicos, les deja cartas a cada uno y aguarda los pedidos
robert mira la carta y sonrríe
Auxita lee la carta por el lado de los batidos
Murmuras: “humn… batido de plátano, eh?”
robert señala el batido de plátano
Auxita murmura: “genial! Yo voy por el de mora, mi favorito”
Auxita asiente y le señala el de mora a la camarera en su carta
La camarera asiente, apunta ambos pedidos y se aleja
Murmuras: “y aparte de ser noble… que más sabes de ella?”
Auxita mira a Robert
Auxita murmura: “bueno, capaz voy a pecar de indiscreta un poco pero…últimamente no ha estado bien, al menos el tiempo que yo la vi antes de viajar. Le hicieron una mala jugada en cuanto a una relación amorosa y bueno, eso le afectó mucho.”
robert evita no pensar, pero sus sentimientos pueden más que él mismo
Murmuras: “ai no… pero cómo puede ser posible?”
oyes una discusión a lo lejos
Auxita suspira, comprendiendo al chico
Auxita murmura: “es que hay muchas personas bastante…no sé ni como te diría, jodidas para estos temas de amor”
Murmuras: “dios… y ella tan linda… y sufriendo de amoríos? vaya…”
Auxita murmura: “sí, la verdad es una situación complicada pero ella es fuerte, saldrá adelante. Es al menos lo que yo quiero creer. De verdad me llama la atención que haya desaparecido sin más, así que a penas pueda le contactaré”
Ana ha llegado.
Murmuras: “sí, porfavor…”
rubén ha llegado.
Ana entra a paso rápido y se dirige a la barra.
Murmuras: “me harías un gran favor si me ayudas con ella… la quiero para mí”
robert sonrríe
La camarera se acerca hasta la mesa de los chicos y les deja a cada uno sus batidos
rubén se dirige a la barra, a pedir una consumición
Murmuras: “hmmmm sí, lo que tanto quise provar…”
robert toma su batido en pequeños sorbos
Auxita agradece con un gesto de cabeza a la camarera y esta se aleja, luego vuelve a prestar atención a lo que dice Robert
Auxita asiente y se bebe el batido de a poco
Ana se pide un café con canela y un par de galletas de chocolate. Cuando le es entregado el pedido, se lo lleva consigo a una mesa muy cercana a donde está Auxita (de quien no se percata) y Robert.
oyes sonidos de obra y maquinaria de construcción
rubén hace señas a la camarera para que se acerque a la barra
Ana sorve el café, entre suspiros, un tanto ensimismada.
Auxita murmura: “no te preocupes, yo sé que igual ella también…podría corresponderte, necesita una nueva oportunidad para darse cuenta de que el amor no es todo frustraciones, que es un sentimiento maravilloso”
Murmuras: “y yo quiero ser esa oportunidad”
Auxita murmura: “eso sí, tenés que darle tiempo, no sé qué tan fácil sea que vuelva a confiar”
la camarera se acerca a la barra junto a Rubén
Ana marca un número en su móvil.
Murmuras: “le daré todo el tiempo necesario… la quiero, y como dicen por ahí… si el amor lo puede todo… por qué no conquistar a esa niña tan hermosa”
rubén mira a la camarera
ignacio ha llegado.
rubén dice: “puede darme un café cortado por favor?”
La camarera dice: “por supuesto. Algo más?”
rubén niega con la cabeza
Ana dice por teléfono, “Hola, gordo.”
Ana dice por teléfono, “Sí, esta noche.”
la camarera asiente y se gira para preparar el pedido
Ana dice por teléfono, “Perfecto… Tratá de venir guapo. No te gustaría verme renegar.”
ignacio al llegar ve que está difícil encontrar una mesa vacía. no encuentra ninguna así que decide quedarse en la barra
rubén mira que todas las mesas están a reventar
robert sigue sorviendo el batido
Ana dice por teléfono, “Ah, ni hablar!”
Auxita sonríe ante el comentario y se bebe otro poco de batido
Ana emite una leve carcajada.
Ana dice por teléfono, “Como me dejes plantada… no vivirás para contarlo.”
ignacio le hace señas a la camarera para realizar su pedido
Auxita murmura: “en serio yo le dije a Mila que tenías una mirada bohemia, sin malas intenciones, y lo confirmo. Parecés tan noble como ella y por tanto, haré lo posible para…unirlos”
Auxita le vuelve a guiñar un ojo, cómplice.
Ana dice por teléfono, “Promesas… promesas…”
Ana dice por teléfono, “Más te vale.”
Ana dice por teléfono, “En un rato te paso a buscar. Cuidate”
Ana cuelga la llamada y guarda su móvil.
rubén ve una mesa, en la que solo hay dos personas sentadas
Murmuras: “te lo agradecería bastante, es más te escojería como primera dama de mi futura boda con esta niña ”
Ana mira bastante molesta la gran cantidad de gente
La camarera acerca el café cortado a Rubén y va hasta el otro hombre a tomar su pedido
rubén toma el café, y se dirige a la mesa en donde están solo dos personas
una brisa acaricia tu cara
rubén dice: “disculpen, podría sentarme acá?”
ignacio dice con acento chileno, “hola buenas, quiero un café irlandés y una trenza de chocolate”
Auxita sonríe feliz ante el comentario y alza la mirada al oír una voz cerca
rubén dice: “digo, si no es molestia, porque está todo a reventar ”
Auxita dice: “buenas, por mí no hay problema, no sé si mi acompañante…”
Auxita señala a Robert
Auxita mira para todos lados y asiente
Auxita dice: “en qué momento se llenó esto?”
Dices: “por mi tampoco, amigo ”
Ana termina el café.
rubén sonríe, deja el café en la mesa y se sienta
La camarera asiente a Ignacio y se aleja rápidamente a concretar el pedido
Dices: “te diré, que no tengo la menor idea… tan concentrado que estoy con….”
Auxita dice: “sí, yo también me concentré bastante…”
Auxita se parte de risa.
rubén murmura: “que de gente, mi dios”
ignacio sigue mirando a todas las mesas buscando una desocupada
robert sonrríe
Ana le hace una seña a un chico al percatarse de que busca una mesa.
rubén comienza a beber el café
Auxita bebe un poco más del batido y mira todo sonriendo
Ana le señala una silla en frente suyo.
robert sigue bebiendo despacio el batido
Auxita dice: “en fin, que el calor propicia a salir un poco, supongo”
rubén dice: “sii, ya lo imagino”
Dices: “yo también lo creo…”
Ana dice: “Hola, si querés sentate acá, que no hay nadie. No hay drama.”
Ana murmura: “Es que está muy llena la cafetería…”
ignacio dice con acento chileno, “si gracias, espero mi pedido y te acompaño”
Ana asiente sonriendo levemente.
oyes risas a lo lejos
La camarera vuelve con el pedido de Ignacio, lo busca con la mirada
rubén mira hacia todo el lugar, como examinando cada parte
Auxita mira a Rubén
ignacio levanta la mano y recibe el pedido
Auxita dice: “usted es español?”
ignacio dice con acento chileno, “gracias señorita”
rubén dice: “hace un año vivo en madrid”
La camarera se lo entrega y se aleja sonriendo
Ana se lleva a la boca una de las galletas y piensa. ¡Qué ricas que están!
ignacio se acerca a la mesa donde le indicó la chica, deja el café y el plato en la mesa y corre la silla y se sienta
Auxita dice: “yaa, entiendo. Yo también hace algo así como un año, pero interrumpido hace unos meses”
rubén dice: “la vida me trajo a españa, por uno u otros motivos”
Ana dice: “Espero puedas estar cómodo.”
Auxita se termina el batido de un trago largo
Dices: “yo tengo poco tiempo aquí, algo de tres meses aproximadamente”
rubén dice: “lo que no consigo en madrid, es trabajo, al menos por ahora”
ignacio dice con acento chileno, “si, por lo menos llega el aire del ventilador”
robert se termina el batido, luego respira alibiado
rubén va por la mitad de su café
Ana asiente de acuerdo, pues el calor es agoviante.
ignacio toma a sorbos el café, está muy caliente
Auxita dice: “no ha ido a preguntar aquí al lado, en la sección de comida? Siempre contratan personal”
rubén dice: “hace tanto no tomaba un café, por eso aunque haga calor, igual tomo”
ignacio dice con acento chileno, “y usted señorita, como se llama”
Una melodía demasiado estridente proveniente del celular de Ana llena el lugar. Ella de un manotazo lo calla.
rubén dice: “bueno sí, pero eso no sería trabajar de lo que me gusta, señorita ”
Ana dice: “Yo soy Ana.”
Dices: “yo pensé que al ser verano por aquí el café disminuiría pero no…”
Ana sonríe.
Auxita lo mira y asiente
ignacio dice con acento chileno, “mucho gusto, ignacio”
Ana le extiende la mano izquierda, que la tiene limpia y desocupada.
Ana dice: “Un gusto”
Auxita dice: “pues…yo creo que a pocos les gustará repartir pizzas, pero claro, uno se forma para trabajar en su profesión”
ignacio le estrecha la mano
Dices: “bueno, es que a mí tampoco me gusta trabajar repartiendo pizzas, pero es lo que me toca hacer por ahora”
Auxita mira a Robert y asiente
rubén dice: “yo en argentina era policía, viví mucho tiempo en buenos aires”
Auxita murmura: “yo no puedo con ese café, no”
Auxita habla mirando a Robert y sonriendo
rubén se parte de risa.
Ana tras apretarle levemente la mano, la retira y saborea con placer la otra galleta.
Dices: “yo soy músico, estudié música en el conservatorio nacional de música de perú”
Auxita vuelve la mirada hasta rubén
rubén dice: “veo que está llena de latinos madrid”
Dices: “sí, si”
Auxita dice: “síi, estamos muchos. Yo soy de paraguay y soy licenciada en psicología”
ignacio con un cuchillo corta un trozo de la trenza y se lo lleva a la boca, come lentamente
Auxita dice: “por cierto, me llamo Auxita, mucho gusto”
rubén dice: “yo soy rubén, y como dije antes, en argentina era policía”
rubén dice: “mucho gusto, auxita”
oyes el murmuyo de la gente de la ciudad.
Dices: “olvidé presentarme, lo siento mucho. me llamo robert, soy músico y cantante”
Auxita dice: “ya, ya veo”
rubén le tiende la mano a robert
Auxita mira nuevamente por todo el lugar, cree ver algunas personas conocidas
ignacio sorbe el café disfrutándolo
Ana piensa, “es atractivo. A lo mejor le doy charla.”
ignacio mira la gente como va y viene
robert mira el lugar, sin conocer a nadie solo a auxita y al nuevo amigo que conoció
Auxita murmura: “y ahora para pedir la cuenta acá…qué jodido gentío”
rubén dice: “sí, la verdad”
Auxita sonríe
robert le estrecha la mano a rubén
Dices: “ya veo… tendremos que esperar una hora por lo menos para que nos reciban la cuenta”
Ana al mirar de reojo reconoce a quien fuera la novia de Diego.
Auxita dice: “quieren algo más? Yo ya con tanta aglomeración hasta quisiera otro batido”
ignacio mira una mesa donde hay 2 hombres y una chica rubia. piensa, que genial sería volver a ver a mi rubia
Dices: “uy si, yo si quisiera otro batido”
ignacio se da cuenta que ana está mirando hacia el mismo lado
rubén dice: “yo termino este café y me voy, el repartir pizas es lo que me queda”
Ana mira para donde mira Ignacio
ignacio dice con acento chileno, “los conoces?”
Auxita dice: “de plátano otra vez?”
Auxita mira a robert
Dices: “se me quedó el delicioso sabor en la boca… se que mila me odiará, pero me estoy volviendo adicto al plátano…”
Ana dice: “A una de ellas sí la conozco, a estos hombres no”
Auxita dice: “sí Rubén, por lo menos hasta tanto podamos ejercer en nuestras respectivas profesiones, no queda otra”
rubén bebe el café de a poco, para hacer tiempo
Auxita mira a Robert de nuevo
ignacio mira a la chica pero solo la ve de perfil
Auxita murmura: “por ahí hasta le gusta, no sabemos…”
Murmuras: “ella tendrá sus gustos… pero ojalá no se ostigue de tanto batido de plátano que me pediré lo que quede del verano ”
Auxita le guiña un ojo y se aleja hacia la barra
ignacio dice con acento chileno, “me parece conocerla pero no estoy seguro”
Ana dice: “Ahí viene para acá”
Auxita se acerca lentamente a la barra, intercambia algunas palabras con la camarera y aguarda un instante
ignacio mira a la rubia y ve que es la chica que conoció en el parque hace un tiempo atrás
Auxita mira hacia el gentío de nuevo y se estremece levemente al reconocer a Ana, luego fija su mirada en Ignacio, a quien también reconoce
ignacio le sonríe a la rubia
Auxita se lleva una mano a la cara y corresponde a la sonrisa, para luego girarse cuando viene la camarera con los batidos
Ana nota el leve estremecimiento de la chica y le sonríe de lo más tranquilizadora.
rubén termina de beber el café
ignacio sigue comiendo de la trenza y bebiendo del café
robert mira hacia la barra y la ve a auxi algo pálida
Auxita paga todos los batidos y se acerca con ellos hasta la mesa, teniendo mucho cuidado
Ana se levanta haciéndole una seña al muchacho y va a la barra, con cierto astío debido a la cantidad de gente y al calor.
Auxita suspira y pone los batidos en la mesa
La camarera mira fijamente a Ana, atendiéndole.
Auxita dice: “quiero ver qué tanto te da adicción…así que me traje uno igual”
Murmuras: “muy bien”
Ana dice: “Te voy a pedir un batido y dos galletas más, que están buenísimas.”
rubén levanta la mano, para pedir la cuenta
Auxita señala ambos batidos y le acerca uno a robert
La camarera asiente y desaparece por entre la gente.
Murmuras: “que a pasado, auxi? te noto pálida…”
ignacio de tanto en tanto mira a la chica mientras se termina de beber el café
Auxita suspira y entrecierra los ojos un momento
robert toma el batido, sin dejar de mirar a la chica
La camarera regresa con el pedido para Ana, quien vuelve a su lugar tras agradecerle.
Auxita murmura: “ya te voy a contar, hay demasiado ruido y no sé si captes la info…”
La camarera se acerca a la mesa y le trae la cuenta a Rubén
Murmuras: “me lo cuentas camino a casa, sí? o cuando el ruido acabe ”
Auxita bebe el batido en sorvos muy pequeños, está pendiente de mirar para todos lados como buscando algo
Ana reprime un bostezo y vuelve a estar frente a Ignacio.
rubén toma el papel con la cuenta, saca dinero de su billetera, y paga
Auxita lo mira y asiente
Ana bebe el batido, se nota que le gusta. Le quedan los labios llenos de leche.
La camarera recibe el pago y se aleja presurosa hacia otra mesa donde la requieren
rubén hace la silla hacia atrás para ponerse de pie, y saluda a los presentes
Murmuras: “ya veré que a pasado con la niña linda que me ayudará con mi plan”
ignacio termina el café y se acerca a la barra por un batido
rubén dice: “bueno chicos, espero verlos más seguido ”
Ana se limpia muy bien la boca y muerde una de las galletas.
Auxita alza la mirada un instante y ve a Rubén que está dispuesto a irse
rubén dice: “pórtense bien eh?”
Dices: “se cuida compañero, espero verlo pronto”
Auxita dice: “síi, nos portamos bien sí”
Auxita fuerza una sonrisa
rubén dice: “dale robert, cuídese ”
robert sonrríe y asiente
Auxita dice: “hasta pronto, rubén”
rubén se gira, y enfila hacia la salida
rubén se marcha.
ignacio se acerca a una de las camareras, le pide un batido de chocolate y vuelve a la mesa
Auxita mira de vuelta a Robert, bebiendo su batido siempre algo tensa pero intentando relajar más el rostro al menos
Ana le da un manotazo al celular que vuelve a sonar, demasiado estridente.
Auxita dice: “no te preocupes, ya pagué todo, así que podemos irnos a penas terminemos con los batidos, si quieres”
ignacio dice con acento chileno, “disculpa, te sientes bien, ana?”
Dices: “gracias, niña bonita”
Ana dice: “Síii, muchas gracias. Es este aparato, que me pone de los nervios.”
robert sonrríe levemente
La camarera llega a la mesa, deja el batido y se va corriendo a otra mesa
Auxita bebe el batido algo más relajada
Auxita murmura: “luego tendré que contactar con Mila, a ver en qué andará”
Ana bebe el resto de su batido, esta vez ya no se limpia los labios, de momento.
robert bebe su batido en sorbos pequeños y largos… se relaja y sonrríe
ignacio vuelve a mirar a auxita
Murmuras: “me preocupa no saber de ella, así que si algo… no dudes en avisarme, sí?”
Auxita mira por un momento hacia la dirección de Ignacio, percibe que la mira
Auxita asiente de perfil a robert
ignacio ve que lo está mirando y le sonríe
Auxita vuelve a mirarlo y se termina el batido
Ana murmura: “perfeeeecto, perfecto… Genial.”
robert piensa: que le estará pasando… más vale que no me arruinen el plan… tengo que conquistar a mila… y ella tiene que ayudarme
Ana se come una de las galletitas y saboreándola, va a por la otra.
Auxita murmura: “es raro que desaparezca sin más…pero tranqui, yo te reporto lo que sea”
ignacio dice con acento chileno, “y ana, eres española?”
robert bebe su batido hasta terminárselo
Ana dice: “No, soy argentina… Una emigrante más.”
Ana habla con cierta tristeza en su mirada.
Murmuras: “ufff alibio”
ignacio dice con acento chileno, “y hace cuanto tiempo andas por acá”
Auxita murmura: “ya veo por qué te gusta tanto, está demasiado bueno! Yo me había enganchado con el de mora así que no probé otros”
Auxita le sonríe y se levanta
Ana dice: “Por Dioooos, qué ricas que están estas galletas! Estoy desde el año pasado.”
Murmuras: “si que sí… te lo dije”
robert se levanta
ignacio dice con acento chileno, “a mi me encantó el batido”
Auxita dice: “bueno, nos vamos y te cuento por el camino lo que sucede, sí?”
Ana asiente haciendo amago por relamerse.
Dices: “claro que sí”
oyes una discusión cerca de aquí
ignacio se termina la trenza y el batido
Auxita se gira un momento hacia Ignacio y lo vuelve a mirar, para luego disponerse a salir del sitio
Ana cruza una mirada con AUxita.
ignacio dice con acento chileno, “bueno ana fue un gusto conocerte, ya me voy. y gracias por permitir sentarme contigo”
robert camina hasta la salida
Auxita está pendiente de que Robert la siga y sale de a poco
Ana dice: “OK, que la pases bien.”
robert sale de la cafetería
ignacio se levanta y camina hacia la salida
malena ha llegado.
Ana sonríe y se levanta, dispuesta a marcharse.
Luego de que Auxita haya hecho algunas compras, además de encontrarse con un hombre que le dio charla por un rato, fuimos hasta la calle de preciados y por el camino me ha contado lo que la afligía. Menos mal no tiene nada que ver con la conquista a mi niña…me lo confirmó cuando llegamos a destino.
Auxita murmura: “en fin, ya no te distraigo que hemos llegado. Vos tranquilo, que haremos la misión cupido y saldrá perfecta”
Auxita sonríe y le desbloquea la puerta a robert para que pueda salir
Auxita abre las puertas.
Murmuras: “gracias por todo amiga, y no te olvides… si algo me mandas un mensaje y estaré pendiente”
Auxita dice: “un gustazo conocerte, robert!”
Auxita dice: “síii tranquilo, a penas sepa algo yo te digo”
Dices: “el gusto es mío, amiga”
robert sale del veículo con una sonrrisa radiante
Auxita abre la ventanilla y le extiende la mano en saludo de amistad al chico
robert corresponde al saludo
Auxita dice: “hasta pronto, estamos en contacto!”
Auxita sonríe mirando a robert por el cristal
Dices: “hasta pronto, auxi”
Comunidad de Madrid; Calle de preciados.
Ves un coche de la marca koa, un vehículo blindado, Aedi B4 Gasolina, y coche eléctrico Sundoor aquí.
Las puertas de coche eléctrico Sundoor se cierran.
La tarde estaba calurosa, pero yo estaba más tranquilo al saber que había encontrado a alguien que no solo la conocía y sería su amiga, si no que también me ayudaría a conquistarla poco a poco. Sabía que nada estaba perdido, que venir a Madrid por ella era mi más valioso regalo… Luego de comprar unas barras de cereales, entré al hotel y subí a mi habitación a pasar la tarde bajo la lectura de un libro.

Nueva escena de rol: Como comenzar un nuevo camino sin miedos

Punto de vista: Oscar

Ya varios días sin salir, varios días sin ver el sol, y todo por darme cuenta que atropellé a una persona, que la maté en vida. Pero me doy cuenta, que mis ganas de tomar no se me van, sino todo lo contrario, debería eliminarlas, tomar conciencia de que casi mato a alguien, y que verlo sería una terrible tortura, pero no, aún sigo aquí, intentando contenerme. Camila no me habla, siento que me soltó la mano, ya no sé si decirle lo que siento. Pasa todo el día encerrada en su pieza, escuchando música y nada más, solo sale a cocinar, al baño y nada más. Necesito llamar a alguien que me contenga, y quien otra sino auxita, la única que al parecer entiende mis problemas.
oscar está sentado en el sofá, con la mirada perdida y el móvil en una mano
oscar marca el número de auxita
El teléfono da tono.
oscar espera oír una voz del otro lado del teléfono
Auxita ha descolgado la llamada.
Auxita te dice por teléfono, “hola, oscar?”
Dices por teléfono, “hola, auxi…”
Dices por teléfono, “perdona que te moleste a estas horas”
Auxita te dice por teléfono, “no, no te preocupes, sabés que podés hablar cuando quieras. Qué ocurre? tranquilo…”
Dices por teléfono, “bueno… es… es que…”
oscar comienza a llorar
Dices por teléfono, “estoy… estoy… solo”
Auxita te dice por teléfono, “a ver, respirá profundo, tratá de serenarte, de modo a que puedas pensar con mayor claridad. sí?”
oscar toma un pañuelo de la mesa de cristal y se seca las lágrimas
Auxita te dice por teléfono, “voy a verte, querés?”
Dices por teléfono, “dale… vení a verme.. llevo varios días sin salir de casa ”
oscar trata de respirar profundo, siguiendo las instrucciones de auxita
Auxita te dice por teléfono, “dale, estoy saliendo ahora. Nos vemos en un par de minutos.”
Dices por teléfono, “te espero…”
Cuelgas la llamada.
oscar se levanta del sofá, y deja el teléfono en la mesa de cristal
oscar camina hacia la puerta, esperando que auxita llegue
oscar se apolla en la pared
oscar se pone las manos en la cara, tratando de pensar
llaman al timbre de la puerta.
oscar corre para abrir la puerta, una vez sonó el timbre
Abres la puerta.
Sales de la casa.
La planta número 4
Ves casa de oscar, casa de arnulfo, hogar de dámaso, La casa de Janet, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Te encuentras con Auxita.
Salidas visibles: nada
Auxita ve salir a oscar y se acerca
oscar mira auxita
Auxita murmura: “hola…vamos adentro”
oscar asiente
oscar entra en la casa
Cierras la puerta.
Auxita entra y se fija en el hombre
oscar se sienta en el sofá
Auxita se sienta frente a él
oscar suspira, como intentando decir algo
Auxita dice: “qué sucede? decís que estás solo…”
Dices: “estoy solo”
Auxita lo mira, animándolo a hablar
Dices: “mi hermana solo sale a cocinar, comer y bañarse”
Auxita dice: “y no intentaste hablar con ella?”
Dices: “no quiere… dice que por mi culpa arnulfo quedó paralítico, y que no soy dueño de la vida de nadie…”
oscar pone sus manos en los costados
Auxita dice: “y cómo te sentís al respecto? creés que realmente eso es así?”
Dices: “no lo sé…”
oscar tiene los ojos brillosos
Dices: “solo sé que con cada día que pasa no tengo ganas de vivir, que cada día que pasa tengo más ganas de salir a tomar…”
Auxita dice: “mirá…a ella le impactó mucho la noticia, de hecho todo lo que está pasando le afecta más de lo que cualquiera creería. tené en cuenta que está saliendo de una etapa difícil como la adolescencia, todavía quedan huellas de la misma”
oscar suspira profundamente
Auxita lo escucha, paciente
Dices: “solo no salí porque tengo miedo, tengo miedo de que pueda verlo”
Auxita murmura: “de verdad pensás que tomando las cosas se arreglan, oscar? no te fijaste que tomar demás solo te viene trayendo problemas?”
Dices: “pero es lo único que puedo hacer, tomar me hace bien…”
Auxita lo mira, comprensiva
Dices: “hasta siento el gusto de la bebida en mi boca cuando me hace falta…”
Auxita dice: “a ver, definime eso, a qué le llamás sentirte bien al tomar?”
oscar sonríe
Dices: “mira”
Dices: “cuando yo tomo vuelo, me siento en las nubes, nada me pasa”
Auxita observa atentamente a oscar
Auxita asiente
oscar pone su mano derecha en la frente
Auxita dice: “te sentís feliz? creés que el mundo es tuyo…sería algo así?”
Dices: “luego cuando no tomo, todo se vuelve una mierda”
Dices: “sí, algo así”
oscar se lame los labios
Auxita dice: “pero en este tiempo en que dejaste de tomar…cuando viniste recién a Madrid, nada era una mierda, cierto?”
Dices: “sí… pero cuando tomé en el bar la primera vez, me sentí como en argentina ”
Auxita se mantiene rígida, intentando tomar nota mental de todo lo que observa
Dices: “y ahora siento gusto a ginebra en mis labios”
Auxita murmura: “ya veo…ya”
Auxita dice: “vos reconocés que esto es un problema?”
lágrimas caen de los ojos de oscar
oscar asiente
Dices: “si, pero no sé como parar…”
Auxita murmura: “y estás dispuesto a hacer el esfuerzo que sea necesario para salir de esto?”
oscar mira auxita
Auxita dice: “sí, es difícil en principio”
Dices: “puede ser, pero nesecito no estar solo, tengo miedo de verlo arnulfo…”
oscar recuerda algo y pone cara de susto
Auxita dice: “no estás solo, eso lo sabés. Con Camila tengo que hablar también, pero de momento vamos a trabajar contigo. Y lo de Arnulfo también vas a tener que enfrentar, es una realidad que está allí latente”
Dices: “quiero que… que camila me hable, eso quiero”
Auxita mira fijamente a oscar al notar su gesto
Murmuras: “ochoa”
Auxita dice: “te va hablar, solo tiene que asumir la noticia y tomarla con calma”
Auxita mira interrogante a oscar
Auxita murmura: “ochoa? quien es?”
oscar baja la cabeza al darse cuenta que nombró a ochoa bajito
Murmuras: “em… un tipo…”
Auxita murmura: “si es que oí bien…que lo dijiste muy despacio”
oscar levanta la cabeza
oscar suspira profundamente
Auxita murmura: “tiene algo que ver esa persona con tu problema?”
Murmuras: “verás, ese tipo me da miedo…”
Dices: “tengo miedo de que me maten ”
Auxita murmura: “por qué, te amenazó o algo?”
Auxita dice: “vamos, completá. por qué temés eso?”
Dices: “una vez lo encontré en el centro comercial, me dijo que iría a mi farmacia, pero desde ese día no lo volví a ver, ese día empuñó un arma”
Auxita saca su móvil y lo pone en notas
Dices: “luego lo ví ayer”
Auxita dice: “escuchame, esta es mucha info y si vamos a trabajar en terapia necesito tener datos. Anoto lo que me digas, sí?”
Asientes afirmativamente.
Auxita le muestra la panntalla en blanco del móvil
Auxita voltea el móvil de nuevo y toma nota
Murmuras: “lo… lo pienso y me da miedo…”
Auxita dice: “pero a ver, por qué te mataría? Le hiciste algo?”
Dices: “una vez”
Dices: “vi a ochoa”
Dices: “bueno, no sé si lo vi”
oscar piensa
Auxita teclea y escucha
Dices: “golpeó a dos chicas en la planta uno de la torre y se fue, solo alcancé a ver las chicas golpeadas, y un hombre escapando ”
Auxita dice: “y creés que ese hombre que escapaba era el tal ochoa?”
Dices: “luego, lo ví aquella vez en el centro comercial, y me dijo que yo no vi nada, que no era el, pero que actué muy apacible”
Dices: “entonces, eso alimenta mis sospechas de que sí era él ”
Auxita dice: “vaya…según me das a entender te amenazó sutilmente. Te dice que digas que no viste nada, y empuña un arma así sin más.”
Dices: “luego cuando me dijo que debía irse, me dijo que iba pasar por la farmacia, por unos medicamentos ”
Dices: “fue ahí cuando empuñó el arma y me sorprendí al verla”
oscar tiembla un poco
Auxita dice: “vaya…bueno, con más razón, tenés un motivo más para dejar la adicción, no podés dejar de estar en alerta si esa amenaza fuera cierta y si te estuviera vigilando o algo”
Auxita le toma una de las manos a oscar y se la aprieta levemente
Dices: “nesecito saber algo”
Auxita dice: “si?”
Dices: “como es que sabe mi dirección, porque me tocó la puerta ayer ”
Auxita mira hacia la puerta por instinto, luego vuelve la mirada hacia oscar
oscar ve que auxita desvía la mirada
Auxita murmura: “no tengo ni la menor idea, pero hay gente así, que sabe más de lo que cualquiera imagina”
oscar suspira
Auxita recuerda algo y suspira, estremeciéndose a penas un poco
Dices: “él sabía de lo de arnulfo ”
Dices: “y me hizo firmar unos papeles, por unos medicamentos ”
Auxita dice: “supongo que leíste lo que firmabas, no?”
Dices: “me pagó una suma de dinero considerable ”
Dices: “sí, lo hice, me aseguré de que fueran medicamentos ”
Auxita piensa un poco, dudando si tomar nota de lo que oscar le cuenta
Auxita asiente
Dices: “tenía tanto miedo…”
Auxita dice: “bueno, definitivamente te tienen vigilado, aunque no es posible definir el por qué”
Auxita murmura: “si sabe lo de arnulfo…bueno”
Dices: “me dijo que hubo cotilleos, que escuchó hablar del accidente, y que debería agradecerle a el, por que no se publicó la noticia en el periódico, ni fui detenido, ni me despidieron de la farmacia ”
Auxita dice: “no sé si ya me dijiste o lo dijo el otro día esta chica, Gina, pero pregunto igual por si acaso. dónde pasó el accidente?”
Murmuras: “en plaza españa, tengo entendido…”
Auxita murmura: “si te dijo eso, es únicamente porque sería una persona con muchas influencias…qué se yo…”
Murmuras: “ahí me dio mas miedo de que me maten…”
Auxita dice: “esto…esto traspasa lo terapéutico, sabés? esto es una amenaza directa y ahí yo no sé como se procedería en un caso así…”
Dices: “debería hablar con algún agente, pero no sé…”
Dices: “temo de hacerlo y que ocurra algo”
Auxita murmura: “un agente…”
Auxita piensa un instante
Auxita dice: “la policía? bueno, no sé como estará ese tema ahora…pero yo podría ver algo…aunque no te aseguro nada”
Dices: “hazlo por tu cuenta, no sea que pase otra cosa…”
Auxita murmura: “es más, te soy honesta, no sé si meterme, en verdad.”
Dices: “y quiero pedirte otra cosa”
Auxita dice: “sí, decime”
oscar suspira profundamente
Auxita mira seria a oscar
Murmuras: “quiero que hables con mi hermana, que le digas que me duele que no me hable, que me rompe… y que le digas eso, que tengo miedo que me maten, para poder despedirme de ella en cualquier caso…”
Auxita murmura: “yo lo voy a hacer, pero no te parece que decirle así de buenas a primeras que estás amenazado, o que tenés miedo…no supondría mayor impacto para ella?”
Auxita murmura: “ya asumir tu adicción le está costando lo suyo, oscar”
Murmuras: “no lo sé, quiero que busques la manera…”
Auxita asiente
Murmuras: “quiero dejarle cosas antes de mi muerte, por si llega a suceder… ”
Auxita murmura: “pero dale tiempo, no te va hablar de la noche a la mañana”
oscar asiente
Auxita suspira
Murmuras: “solo con que me hable, ya estoy…”
Auxita murmura: “está bien, hablo con ella y vemos que tal van las cosas. Por lo pronto tendrás que andar con cuidado y en alerta”
oscar asiente
Murmuras: “y pero… ¿si me dan ganas de tomar?”
Auxita murmura: “ah, eso. Aguarda”
Auxita piensa por un momento, vuelve a desbloquear el móvil y lee algo en él
Auxita dice: “vamos a tener que pensar en algo que puedas hacer acá en tu casa, no te conviene salir al menos mientras no estés del todo recuperado”
oscar piensa
Dices: “algo como que?”
Auxita dice: “algo que te guste, y te obligue a cambiar de pensamientos. leer, tal vez?”
oscar piensa
Dices: “me gusta viajar…”
Auxita dice: “mirá, la idea es la siguiente: que cada vez que tengas ganas de tomar, reenfoques tu pensamiento hacia otra dirección. leer puede abstraerte de esas ganas”
oscar asiente
Auxita murmura: “viajar…puede ser”
Dices: “no soy de leer mucho, la verdad…”
Auxita dice: “las ganas de tomar son compulsiones debidas a la adicción, si tenés la posivilidad de viajar hacelo, en lo posible a un lugar donde haya mucha naturaleza, donde puedas caminar, correr…”
oscar sonríe
Dices: “hace tanto que no viajo… hace tanto que perdí eso…”
Auxita dice: “ya, era un ejemplo, pero la idea es que hagas algo que te gusta y que te ayude a desenfocar el pensamiento en querer tomar, simplemente”
Dices: “nesecito recuperar esos días, esas tardes…”
Auxita dice: “mirá, vayamos por partes. por lo pronto me vas a proporcionar un registro de cuantas veces al día sentís esas ganas de tomar, qué sensaciones te generan en cuanto a emociones. rabia, tristeza, ETC.”
Dices: “todos los días, a toda hora”
Auxita murmura: “y si consigo que camila se tranquilice un poco, sería bueno que organices un viaje con ella, a ambos les vendrá bien. si me requieren, les acompaño”
Dices: “y me genera tristeza, porque sé que la gente que me quiere se puede enfadar…”
Dices: “quedamos en ir a soria, pero nunca fuimos…”
Auxita dice: “ya, perfecto. pero necesito un registro exacto, con números exactos, todo calendarizado y escrito. de modo a que vayas haciendo conciencia de cuán jodido está el tema. no sé si me explico”
oscar asiente
Dices: “anoto en un papel?”
Auxita dice: “y para que vayas viendo también que, a medida que lo vayamos trabajando, eso va ir disminuyendo”
oscar asiente
Auxita dice: “sí, en lo posible comprate un cuaderno, que te voy a hacer escribir mucho”
Auxita sonríe a penas un poco
Dices: “ya voy a parecer como mi vecino…”
Auxita dice: “exactamente”
oscar suspira
Auxita amplía más la sonrisa
Auxita dice: “a punta de escritura él mejoró mucho, sabés? Por cierto…”
Auxita murmura: “no sé si ir a verlo sea prudente, pero me gustaría sí”
Dices: “bueno, eso sí, antes él estaba demacrado ”
Dices: “tengo miedo de verlo y que me diga algo, que me heche la culpa…”
Auxita dice: “así es, su vida no ha sido fácil, tampoco la es ahora. pero se va a volver a superar, estoy segura de eso”
Auxita dice: “por ahora no le veas, pero cuando estés más preparado tendrán que verse, ambos necesitan cerrar ese círculo y en lo posible perdonar…”
Dices: “yo no lo tengo que perdonar…”
Auxita suspira de nuevo
Auxita murmura: “a él no, pero a vos mismo sí”
oscar mira la puerta de salida
Auxita dice: “porque si te perdonás a vos mismo por lo que pasó, aunque él te reproche eso no te va afectar, o capaz sí, pero con menos impacto.”
Dices: “bueno, eso espero…”
Auxita sigue su mirada
Auxita murmura: “no pensarás salir, verdad?”
oscar se da cuenta que miraba la puerta y vuelve la mirada hacia auxita y asiente
Auxita dice: “tomá agua para saciarte en lo físico e intentá enfocar tu pensamiento en los planes del viaje…dijiste a soria, no?”
oscar suspira
Dices: “a soria, o a donde sea”
Dices: “solo basta que me saque de esto un momento”
Auxita murmura: “lo quiero todo registrado, ahora tengo que hablar con Camila”
oscar sonríe

Nueva escena de rol: Entrevista de trabajo

Punto de vista: Mark

me hablaron del instituto de psicología. aún seguía interesado en el trabajo así que iría a una entrevista.
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
Abres el vehículo.
Comunidad de Madrid; Calle de San Bernardo.
Ves saet reacondicionado aquí.
Salidas visibles: glorieta-ruiz-gimenez, plaza-santo-domingo, glorieta-de-quevedo, palacio-bauer, palacio-santa-cruz, iglesia, calle-espiritu-santo, calle-del-pez, e instituto
Cierras saet reacondicionado
Comunidad de Madrid; Instituto Madrid de Psicología.
Te encuentras con aida.
Salidas visibles: fuera
aida está cerca de la recepción
mark entra y se dirige a resepción
Dices con acento mexicano, “hola, buenas tardes ”
aida observa al chico y se acerca
aida dice con acento peruano, “Hola. Mark, verdad?”
Dices con acento mexicano, “Soy Mark González, vengo por la entrevista ”
Sonríes.
aida dice con acento peruano, “Perfecto, acompáñame.”
mark sigue a la chica
aida comienza a caminar por los pasillos
aida llega a la puerta de un despacho y la abre
aida dice con acento peruano, “pasa por favor”
mark entra al despacho
aida entra tras él y cierra la puerta
aida dice con acento peruano, “puedes sentarte”
mark se sienta en una de las sillas y sonríe
aida se sienta enfrente de él
aida te mira.
aida dice con acento peruano, “dime mark, que edad tienes?”
Dices con acento mexicano, “23 años ”
aida dice con acento peruano, “te dedicas a algo actualmente?”
Dices con acento mexicano, “trabajo en lo que es el reparto de pizzas en imperium food y la venta de cereales en cropbrand.”
aida dice con acento peruano, “¿Como te decidiste qué estudiar?”
Dices con acento mexicano, “cuando era adolescente y vivía en méxico me interesaba conocer más sobre la mente humana. cómo pensábamos, cómo cambiaban nuestros comportamientos conforme íbamos creciendo ”
Dices con acento mexicano, “la otra cuestión era ayudar a personas que se sintieran solas, que necesitaran charlar o el consejo de alguien más ”
oyes sirenas a lo lejos
aida dice con acento peruano, “¿Y cuales eran tus materias favoritas cuando estudiabas?”
Dices con acento mexicano, “sociología era una de mis favoritas ”
Sonríes.
aida dice con acento peruano, “y te apasiona lo que haces?”
Dices con acento mexicano, “así es, me gusta muchísimo ”
aida dice con acento peruano, “por qué motivo?”
Dices con acento mexicano, “me gusta mucho escuchar a otras personas. Siento que al aconsejarlas ya estoy poniendo algo de mí en ellos, siento que estoy dejando mi huella. Me gusta escuchar a las personas porque muchas de ellas tienen historias muy inspiradoras ”
aida sonríe.
aida dice con acento peruano, “qué habilidades tienes para realizar tu trabajo?”
Dices con acento mexicano, “me encanta hacer uso de las terapias de liberación como las cartas, usar pruevas o test y siempre la observación ”
aida dice con acento peruano, “y existe otra profesión que te hubiese gustado tomar?”
Dices con acento mexicano, “claro, siempre me apasionó la música ”
aida asiente afirmativamente.
Sonríes.
escuchas música cerca de aquí.
aida dice con acento peruano, “ha ejercido antes como psicólogo?”
Dices con acento mexicano, “algunas veces”
aida dice con acento peruano, “y cual ha sido tu mejor experiencia en el trabajo?”
Suspiras profundamente.
Dices con acento mexicano, “El ayudar a una chica que tenía un problema fuerte con su familia ”
aida asiente afirmativamente.
Dices con acento mexicano, “ha sido mi mayor reto y mi mejor experiencia ”
aida dice con acento peruano, “si un joven te preguntase por esta carrera, qé consejo le darías?”
Dices con acento mexicano, “que si es lo que le gusta que la estudie porque es muy bonita. Es una carrera muy amplia, llena de cosas muy interesantes y es una carrera que enamora ”
aida asiente afirmativamente.
aida dice con acento peruano, “cuando decidiste estudiar esta carrera?”
Dices con acento mexicano, “cuando tenía 16 años ”
aida dice con acento peruano, “tus padres estaban de acuerdo por esta decisión?”
Dices con acento mexicano, “claro que sí. Ellos me apoyaron en todo ”
aida asiente afirmativamente.
Dices con acento mexicano, “mi madre, sobretodo ”
aida dice con acento peruano, “uqé tropiezos has tenido como profesional?”
Dices con acento mexicano, “tal vez el no encontrar un trabajo como psicólogo en ningún lugar ”
aida dice con acento peruano, “cual fué el momento más duro en tus años de estudio?”
Dices con acento mexicano, “el pasar la materia de filosofía ”
Sonríes.
oyes sirenas a lo lejos
aida dice con acento peruano, “qué te hubiera gustado que te dijesen antes de comenzar esta carrera?”
mark lo piensa por un momento
Dices con acento mexicano, “oye, no es tan fácil como crees ”
Sonríes.
aida dice con acento peruano, “Bueno, si no tienes nada, no tienes por que responder”
aida sonríe.
Niegas con la cabeza.
Dices con acento mexicano, “es que siento que eso me gustaría que me hubieran dicho ”
aida dice con acento peruano, “Ah, vale!”
aida sonríe
mark le devuelve la sonrisa
aida dice con acento peruano, “consideras que hay suficientes empleos para dedicarse a esta profesión?”
Dices con acento mexicano, “siento que es mitad y mitad. Solo hay que buscar puertas y abrirlas ”
aida dice con acento peruano, “y consideras que están bien remunerados?”
Dices con acento mexicano, “sí, por supuesto ”
aida dice con acento peruano, “qué piensas de los nuevos que se incorporan a esta carrera, y omo ves su futuro?”
Dices con acento mexicano, “pienso que qué bueno que hayan decidido estudiar algo tan maravilloso como esto. Y bueno, pienso que si buscan oportunidades en esta área las van a encontrar ”
aida dice con acento peruano, “cuales consideras que en estos momentos son las necesidades más importantes de nuestra carrera en nuestro país?”
oyes sirenas cerca de aquí.
Dices con acento mexicano, “el que más gente se interese por la psicología. He visto que a no muchos les llama porque piensan que no encontrarán trabajo o se morirán de hambre ”
aida asiente afirmativamente.
aida dice con acento peruano, “BUeno, pues hemos terminado.”
Sonríes.
aida dice con acento peruano, “tienes alguna pregunta o algo que añadir?”
Dices con acento mexicano, “no, esto sería todo ”
aida dice con acento peruano, “Bien, pues te incorporamos al proceso de selección y en estos días te avisamos con la decisión que tomemos, de acuerdo?”
Asientes afirmativamente.
Dices con acento mexicano, “muchísimas gracias ”
aida se levanta y le abre la puerta

Nueva escena de rol: Tratando un asunto delicado con Carmen

Punto de vista: Auxita

Auxita sale lentamente a la plaza, dispuesta a ir a comprar algunas cosas; camina lentamente hacia su coche
carmen va caminando a la torre, trae el semblante algo preocupado
carmen piensa: días que no se de ti, hija. solo espero que estés bien
Auxita se acerca al coche, se gira por un instante a mirar y ve a Carmen a lo lejos
Auxita se le acerca, viendo su rostro que refleja preocupación
Dices: “buenos días, señora Carmen”
Auxita se acerca un poco más
carmen dice con acento limeño, “buenos días, cómo estás?”
oyes un claxon cerca de aquí
Dices: “bien, ando bien, a usted no le pregunto, su expresión me habla por sí sola.”
Dices: “puedo ayudarle en algo?”
Fabián llega desde la Gran Vía.
Fabián entra en la torre.
carmen dice con acento limeño, “no te voy a mentir, hija. esque hace más de una semana que mi hija no baja a casa”
carmen dice con acento limeño, “supe que estaba en tu casa por el único mensaje que me dejó, desde allí, no me llama, ni me dice como es´ta…”
Dices: “aaah, comprendo…creo que yo debí avisarle, sigue estando conmigo en casa, pero debo serle franca, no se encuentra bien, señora”
Auxita suspira
carmen dice con acento limeño, “puedo saber… que pasó? estuvo actuando extraña, no se que quería hacer, últimamente dejó de contarme todo lo que pasa en su vida…”
Dices: “a decir verdad, no sé si me corresponde a mí hablarle de lo que le sucede, pero sí considero que usted tiene derecho a saberlo…”
Auxita baja la mirada, duvitativa
carmen dice con acento limeño, “como te digo, no se nada de ella, incluso cuando se fue… tenía un cuchillo en mano… temo por ella”
Murmuras: “si me promete que no la confrontará, que no le hará preguntas, al menos hasta que ella esté mejor, yo podría comentarle algo…”
Auxita suspira y asiente
oyes sirenas a lo lejos
carmen murmura con acento limeño, “te lo prometo, auxita. pero porfavor, dime… a menos para estar más tranquila”
Murmuras: “entiendo su temor señora, pero le aseguro que mientras esté conmigo y con mi hermana no atentará contra sí misma, y aún si no estuviera…yo intentaría siempre seguir sus pasos, la aprecio mucho y lo que menos quiero es que le pase algo, así que por ese lado no se preocupe”
carmen murmura con acento limeño, “gracias, hija. ella es muy joven, no puede caerse así sea cual aya sido el motivo”
Murmuras: “está bien, no sé si tiene tiempo ahora? yo iba de salida, pero puedo retrasarme un poco, no es urgente. Algún lugar más privado donde podamos hablar?”
Auxita asiente, de acuerdo
mark llega desde la Gran Vía.
mark entra en la torre.
carmen murmura con acento limeño, “alguna cafetería? yo tempoco tengo apuro en hablar…”
Auxita señala la cafetería cervantes, aunque con duda
mark sale de la torre.
Murmuras: “no deja de ser un lugar público, pero si le parece, por mí está bien”
carmen mira la expresión de auxita
carmen murmura con acento limeño, “en todo caso… humn, que lugar recomiendas tú?”
Murmuras: “es que es un tema delicado, preferiría que lo habláramos en un lugar donde no nos expongamos mucho…ya sabe”
escuchas música cerca de aquí.
Murmuras: “mire, hagamos algo. Salimos en mi coche y nos mantenemos en movimiento, sí? así vamos hablándolo, yo iba al road, pero podemos ir cambiando de lugares, por mí estaría bien”
carmen murmura con acento limeño, “perfecto, perfecto”
Auxita indica a Carmen que la siga y se acerca a su coche
carmen sigue a auxita
abres coche eléctrico Sundoor
Murmuras: “puede subir, señora”
carmen entra en coche eléctrico Sundoor.
Auxita se asegura que carmen entre y entra también
coche eléctrico Sundoor
No ves nada especial.
Te encuentras con carmen.
Cierras el vehículo.
Auxita se ajusta el cinturón, ve que Carmen también lo haga y se dispone a salir del lugar con cuidado, ya que hay bastantes coches estacionados allí
carmen se acomoda en el asiento y se abrocha el cinturón
Auxita arranca el motor y primero sale del lugar, prestando atención, una vez que está en carretera se dispone a hablarle a Carmen
Dices: “disculpe que no le mire a la cara, señora, pero debo prestar atención acá también”
carmen mira a auxita
Auxita la mira por el retrovisor y le sonríe, luego vuelve a ponerse algo seria
Dices: “bueno, sucede que Mila, terminó…”
carmen piensa: no puede ser
Auxita suspira, sin saber como contarlo
carmen dice con acento limeño, “que mi hija qué?”
Dices: “terminó con Jorge, pero de una manera un poco…inadecuada, por decirlo así”
Murmuras: “y eso por supuesto, le ha afectado mucho”
carmen dice con acento limeño, “algo me decía que ese hijo de mil… no quería a mi hija”
carmen dice con acento limeño, “pero como así? sabes los detalles?”
Auxita conduce a velocidad moderada, desviando algunos coches
Dices: “sí, algo sé, señora. Lamentablemente él no supo terminar la relación y lo hizo de una forma algo abructa, fue en un lugar público y bueno…”
carmen dice con acento limeño, “dios mío! hizo llorar a mi hija! eso no lo perdono jamás”
Auxita agarra el volante con ambas manos con algo de fuerza, pero suspira para mantenerse serena y sigue moviéndose por la carretera rumbo al road stop.
carmen dice con acento limeño, “mi hija tan noble, y que un idiota se aproveche de sus sentimientos… ella lo quería mucho, auxi…”
carmen dice con acento limeño, “lo noté cuando discutimos… ”
Dices: “el caso es que creo que él ni siquiera fue lo suficientemente hombre para terminar bien con Mila, tuvo que decírselo a otra chica que estaba en el mismo lugar, coqueteando con ella y demás”
carmen cambia la expresión
carmen dice con acento limeño, “solo eso me faltaba…”
carmen dice con acento limeño, “que mi hija tenga que pasar por algo de vergonzoso…”
Dices: “me consta, ella lo quería y lo quiere muchísimo, en verdad es difícil la situación por la que pasa porque tiene que estar superando el proceso de duelo, y fácil no es, como imaginará”
carmen trata de tranquilizarse, respirando profundo
Auxita la mira de reojo y vuelve a retomar su atención luego, tomando otros caminos para continuar recorriendo, ahora sin destino fijo
carmen dice con acento limeño, “me imagino, pero esque hasta ahora no entiendo como pueden existir personas tan inmaduras y cobardes. ahora entiendo su actitud el último día que la vi…”
Dices: “pues sí, debo decir que estoy de acuerdo con usted, como le había dicho a la misma Mila el día que me lo contó, hay personas que no saben enfrentar situaciones como esta, y terminan lastimando a personas con corazones tan nobles, como en el caso de su hija.”
carmen dice con acento limeño, “y sabes si está llendo a trabajar? o está encerrada en casa todo el día. ella no sale mucho, menos cuando… está tan mal ”
Auxita adelanta a un coche descompuesto en medio de la carretera, al ver que le dejan paso
Dices: “en realidad justo eso intento, que salga, que se distienda. Leemos juntas, reflexionamos, pero no está en condiciones de ir a trabajar y tampoco es necesario, al menos mientras esté en casa conmigo y mi hermana. Si usted necesita ayuda yo podría aportar en algo, mientras ella se recupere de esto. Porque se recuperará, estoy segura de eso”
Auxita frena ante el semáforo en rojo
carmen dice con acento limeño, “tranquila hija, estoy pensando si o sí realizarme en el hospital, pero hasta entonces estoy repartiendo pizzas, como es costumbre. no me gustan los trabajos a medio tiempo pero… creo que es lo que queda por ahora”
carmen dice con acento limeño, “mañana mismo iré para ver que me dicen… dejé mis documentos ya…”
Auxita retoma la marcha y asiente
Dices: “eso está muy bien. Y con respecto a lo de Mila, yo le pediría que le de su tiempo, que de momento no la busque, no la confronte. Ella no está en condiciones aún de eso, al parecer. De hecho hace poco la llevé a la cafetería y se encontró con Diego, el amigo de Jorge y bueno, evidentemente no le hizo mucha gracia”
Dices: “necesita superarse, ver que la vida continúa muy a pesar de esto…y sobre todo recuperar la confianza en sí misma, que perdió naturalmente por culpa de este tema”
carmen dice con acento limeño, “pero claro, si es su amigo… ”
Auxita retoma nuevamente rumbo a plaza España, por otros caminos alternativos para alargar un poco más el recorrido
Auxita la mira y asiente
carmen dice con acento limeño, “como no le va a incomodar… y claro hija, no la buscaré, pero si te pediría que trate de dejarme un mensaje… al menos para saber como sigue… ”
Auxita vuelve a asentir, mirando hacia la carretera concentrada
Dices: “yo se lo voy a decir, ella decidirá si hacerlo o no. Igual, yo le vuelvo a asegurar que mientras yo esté con ella, va a estar bien, no permitiré que le pase absolutamente nada”
carmen dice con acento limeño, “claro, hija, entiendo…”
carmen dice con acento limeño, “te agradesco por todo lo que estás haciendo por mi hija”
Dices: “igual, cuando su estado de ánimo mejore, yo creo conveniente que ambas se sinceren, que lo hablen. Pero deberá ser en un tiempo, no sé qué tan concreto, pero habremos de esperar un poco más”
carmen dice con acento limeño, “si su papá estuviera vivo… el mata, para él era… la niña de sus ojos… su única hija.”
Auxita sitúa el coche a un costado de la carretera donde no pueda detener el paso de los demás vehículos, detiene la marcha y le rodea el hombro a Carmen con un brazo, la mira a los ojos
carmen dice con acento limeño, “mi esposo murió, antes que mi hija decidiera venir a madrid. antes de morir me pidió que velara por ella…”
Dices: “si pudiera hacer algo más lo haría, créame, pero estoy imposibilitada de momento. Su hija se ha ganado mi cariño, es buena y no merece que le ocurran estas cosas. Me puse como meta personal verla recuperada, y no voy a descansar hasta lograrlo, señora Carmen”
Auxita asiente, llevándose una mano a la cara
carmen dice con acento limeño, “y te lo agradesco, hija, te lo agradesco mucho y de corazón”
Murmuras: “estoy segura que su esposo, desde donde quiera que se encuentre, velará también por ella y la conducirá por un mejor camino, la bendecirá para que finalmente sea feliz y no sufra más”
carmen dice con acento limeño, “yo sé que mi ernesto te lo agradece desde el cielo, siempre estuvo muy al pendiente de niña…”
Murmuras: “solo es cuestión de tener fe y pedírselo, señora”
carmen murmura con acento limeño, “yo también quiero que sea feliz, ella a sufrido mucho…”
Dices: “estaremos bien, con tiempo y paciencia, pero su niña será la misma de antes, volverá a creer…”
carmen dice con acento limeño, “espero que sí, auxi. ella es tan llena de vida… ojalá no caiga ni nada”
Murmuras: “sí, lo entiendo. Seguirá adelante, esto no la puede tumbar, es joven y tiene mucho aún que hacer, en qué aportar.”
carmen murmura con acento limeño, “si, sí. ”
carmen se pasa la mano por los ojos
Auxita saca el brazo y vuelve a retomar la marcha, no sin antes mirar a Carmen con gesto de compromiso total y pleno
carmen dice con acento limeño, “gracias por todo”
carmen dice con acento limeño, “por velar de mi… niña”
carmen respira profundo intentando serenarse
Dices: “lo hago con muchísimo gusto, ella se merece más incluso que lo que yo puedo ofrecerle. Estaremos bien, señora; por lo pronto solo le diré que nos encontramos de paso pero sin decirle que le comenté de la situación, de modo a no incomodarla ya que ella en principio no quiere que usted sepa nada de esto, pero como le repito, consideré oportuno que lo supiera, usted tiene ese derecho”
Murmuras: “y claro, le diré que le escriba, intentaré convencerla”
Auxita cruza el camino alternativo y se acerca nuevamente a plaza España
carmen murmura con acento limeño, “está bien, auxi, no hay problema…”
carmen murmura con acento limeño, “igual… esperaré su mensaje…”
Murmuras: “perfecto. Algo más de lo que quiera hablar? Le informo que Jorge no está en España de momento, y si le soy sincera, es mejor que de momento no regrese, hasta tanto Mila esté del todo recuperada y pueda convivir con la situación, habiéndola aceptado”
Murmuras: “porque créame, no es fácil tener que vivir recorriendo por las calles, sabiendo que has terminado con tu pareja aunque sea, relativamente en buenos términos. Si se lo diré yo…”
carmen murmura con acento limeño, “por mí que no vuelva… no quisiera encontrarme con quien alguna vez le hizo llorar… ”
Auxita suspira un poco, fijando su vista en la carretera pero mordiéndose los labios, para reprimir sus emociones al máximo.
Auxita la mira por un segundo y asiente
Auxita finalmente llega de nuevo a plaza España, busca un lugar donde estacionar
Murmuras: “yo en verdad no sé si tratar esto con él en algún momento, por lo pronto lo que quiero es ver bien a Mila”
carmen dice con acento limeño, “no, por momento nada, solo digale a mi niña que la quiero mucho y cuando quiera vuelva a casa, que yo la estaré esperando con los brazos abiertos, dispuesta a consolarla y comprenderla…”
carmen se lleva las manos a los ojos, respira profundo para reprimir sus emosiones
Auxita detiene el coche y apaga el motor, mira a Carmen y le sonríe
carmen sonrríe levemente
Dices: “usted también tiene que asimilar esto, si quiere podemos seguir hablando para que de a poco pueda ir preparándose para contenerla porque es eso lo que necesita. Cariño, comprensión, no reproches ni nada; todos nos equivocamos y esta vez le tocó a ella con Jorge, pero tengamos en cuenta que es una experiencia que ella ha vivido para aprender”
carmen dice con acento limeño, “no hay problema hija, ya me toca ir al trabajo, si gustas podemos volvernos a reunir y continuar la charla…”
carmen dice con acento limeño, “yo e pasado por experiencias amorosas peores, créeme”
Auxita asiente, se desabrocha el cinturón y desbloquea las puertas para que ambas puedan salir
carmen se desabrocha el cinturón y se dispone a salir del coche
Murmuras: “yo también las he vivido, aún con mi corta edad. Han sido jodidas, dolorosas…pero hasta el momento salí de todas, ella también lo hará, sin falta”
Abres el vehículo.
Auxita le da toquecitos en el hombro afectuosamente a la mujer
carmen murmura con acento limeño, “yo se que sí, hija. nos encontraremos pronto, sí.”
carmen sonrríe a auxita y sale
Dices: “que esté muy bien, señora”
Auxita le devuelve la sonrisa y sale con ella

Nueva escena de rol: Eres increíble, amor

Disclaimer<

La siguiente escena puede incluir contenido explícito no acto para todo tipo de públicos.
h4>Punto de vista: Lucy

Sales.
Club de fiestas Le Chain
Salidas visibles: fuera
cristiandavid llega desde dentro.
Murmuras con acento estadounidense, “sígueme”

Comunidad de Madrid; Imperium Hotel
Te encuentras con cristiandavid.
Salidas visibles: fuera
cristiandavid murmura con acento colombiano, “aquí estoy preciosa”
Le propones subir a tu habitación.
cristiandavid sube a la habitación de lucy.
Te retiras a tu habitación a descansar.
una habitación alquilada por lucy.
Te encuentras con cristiandavid.
Salidas visibles: nada
cristiandavid dice con acento colombiano, “waw, que habitación cómoda”
cristiandavid dice con acento colombiano, “pero mejor estás tu, hermosa”
Dices con acento estadounidense, “gracias”
cristiandavid mira a los ojos de lucy
Tu cara se pone colorada como un tomate.
cristiandavid dice con acento colombiano, “te dije que te enseñaría algo lo recuerdas?”
Asientes afirmativamente.
cristiandavid dice con acento colombiano, “uno de mis secretos, es que hice un curso de masajes a escondidas, soy experto dando masajes”
Murmuras con acento estadounidense, “oooh”
cristiandavid dice con acento colombiano, “no se que te parecen los masajes linda”
Murmuras con acento estadounidense, “me parecen muy buenos”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “no se si quieres disfrutar de mis manos relajantes y placenteras”
cristiandavid sonríe pícaramente
Murmuras con acento estadounidense, “sí…”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “bueno, quita tus prendas para que quedes en ropa interior, o no se como quieras quedar para recibir un delicioso masaje”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “tu decides”
lucy se quita la ropa
cristiandavid la invita a acostarse en la cama
lucy lo hace
cristiandavid murmura con acento colombiano, “ooo, lástima que el masajista no puea quitarse la…”
cristiandavid sonríe
cristiandavid dice con acento colombiano, “comenzamos, hermosa?”
Sonríes.
Asientes afirmativamente.
cristiandavid comienza a pasar sus manos por el cuello de lucy, suabemente para que la temperatura suba y suba poco a poco
cristiandavid hace movimientos circulares relajándola, y baja ha sus hombros
cristiandavid dice con acento colombiano, “waw, que cuerpazo tienes”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “sigo bajando muñeca?”
Asientes afirmativamente.
cristiandavid baja sus manos hasta llegar al pecho de lucy, y masajea suabemente alrededor
lucy disfruta del masaje
cristiandavid pasa sus manos de arriba a abajo, notando que la respiración de lucy aumenta cada vez más
cristiandavid admira los pechos de lucy
cristiandavid quiere tocarlos
cristiandavid dice con acento colombiano, “tienes un cuerpo como para…”
Dices con acento estadounidense, “lo se”
cristiandavid dice con acento colombiano, “muero por hacerte otro tipo de masajes”
cristiandavid la mira y sonríe
Murmuras con acento estadounidense, “hummm”
cristiandavid le toca uno de sus senos a lucy, mientras con la otra mano toca sus piernas
cristiandavid murmura con acento colombiano, “waw, me encanta como aumenta tu respiración”
lucy comienza a excitarse
cristiandavid pasa su mano para el otro seno de lucy, y también se escita
cristiandavid dice con acento colombiano, “que te parece si utilizo una arma letal?”
Murmuras con acento estadounidense, “que arma?”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “un arma que te va a dejar encantada, una de donde salen mis palabras”
cristiandavid se escita
lucy lo mira con ojos de namorada
Murmuras con acento estadounidense, “sí..”
cristiandavid acerca su boca a los senos de lucy y comienza a pasar su lengua por sus pezones
lucy lo mira pidiendo más, mucho más
cristiandavid chupa esos senos, los muerde suabemente y nota los gemidos deliciosos de lucy
Sueltas un gemido.
cristiandavid suelta un gemido.
Abrazas a cristiandavid.
cristiandavid dice con acento colombiano, “que rico saben tus senos, me fascinas”
Murmuras con acento estadounidense, “te amo… love you…”
Besas a cristiandavid.
cristiandavid murmura con acento colombiano, “te amo, primera vez y me conquistaste”
cristiandavid le da un beso en la boca a lucy
Murmuras con acento estadounidense, “y yo a ti, cielo. yo también te amo a ti”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “quieres seguir, mi amor?”
Murmuras con acento estadounidense, “te amo tanto que no se decirlo con palabras, mi vida”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “estoy ancioso por explorarte”
Asientes afirmativamente.
Murmuras con acento estadounidense, “lo quiero todo, todo de ti”
cristiandavid se quita la ropa
Acaricias a cristiandavid.
cristiandavid murmura con acento colombiano, “un amor a primera vista mi reina?”
Dices con acento estadounidense, “un flechazo, cielo. un jodido flechazo.”
Murmuras con acento estadounidense, “es que eres… eres todo lo que siempre quise”
cristiandavid se acuesta junto a lucy y comienza a besarla
lucy lo agarra con fuerza y lo besa apasionadamente
cristiandavid mete una mano en la entrepierna de lucy
Murmuras con acento estadounidense, “sigue amor..”
cristiandavid comienza a tocar su parte íntima
lucy nota que se excita
cristiandavid mete 2 de sus dedos dentro de su vagina
Sueltas un gemido.
cristiandavid alcanza a tocar su clítoris
cristiandavid dice con acento colombiano, “mamasita, me tienes loco”
Sueltas un gemido.
cristiandavid dice con acento colombiano, “mira como está mi parte, durita para ti mi amor”
Murmuras con acento estadounidense, “pues… ya sabes, mi cielo.”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “primero quiero hacerte algo delicioso mi vida”
cristiandavid coloca su boca cerca de la vagina de lucy y comienza a hacerle sexo oral
Murmuras con acento estadounidense, “y sabes que es lo que yo quiero? tenerte. cada día, a cada hora, cada segundo, para siempre conmigo.”
lucy está gozando
cristiandavid murmura con acento colombiano, “tómame, soy tuyo por siempre mi amor”
cristiandavid mete su lengua dentro de su vagina, y succiona el clítoris de lucy
cristiandavid murmura con acento colombiano, “gime mi amor, me encanta como lo haces”
Sueltas un gemido.
Murmuras con acento estadounidense, “me encanta que te encante.”
cristiandavid dice con acento colombiano, “que rica estás amor, tu vagina es deliciosa!”
Murmuras con acento estadounidense, “me alegro de que sea de tu agrado, cielo”
cristiandavid sigue succionando el clítoris de lucy, ahora con más fuerza
Sueltas un gemido.
cristiandavid murmura con acento colombiano, “ahora mi amor, antes de penetrarte, quiero que tu me consientas, estoy caliente para ti mi vida, muy caliente”
Murmuras con acento estadounidense, “quiero todo, todo de ti. haz lo que sea, que yo lo amaré.”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “quiero que me hagas un oral a mi amor, no aguanto, mi parte está durita”
Murmuras con acento estadounidense, “lo que desees, mi rey”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “bueno mi reina, actúa, mi cuerpo es tuyo”
lucy acerca su boca al pene de cristiandavid y le hace sexo oral
cristiandavid murmura con acento colombiano, “sigue amor sigue, sigue y no pares”
lucy sigue
cristiandavid gime de placer, y se pone en posición de 69, mientras ella chupa su pene, el chupa su vagina deliciosa
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor mío”
Murmuras con acento estadounidense, “dime mi vida”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “estás lista para ser mía?”
Murmuras con acento estadounidense, “quiero ser tuya hoy y siempre”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “en que posición quieres que te lo haga mi reina?”
cristiandavid frota el pene contra el cuerpo de lucy
Murmuras con acento estadounidense, “me da igual, yo solo quiero que lo hagas siempre”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “bueno mi amor, prepárate, ahora quiero que seas una fiera en la cama conmigo, que me ames pero que me hables rico y salvaje, transfórmate para mi mi muñeca”
cristiandavid toma a lucy de las piernas, se las abre y comienza a penetrar su vagina
Sueltas un gemido.
cristiandavid se coloca encima de lucy, y sigue penetrándola moviéndose de diferentes formas
lucy gime de placer
cristiandavid murmura con acento colombiano, “pídeme más, dime que soy tu papi, me encantaaas, a, a, a, a,”
cristiandavid suelta un gemido.
Murmuras con acento estadounidense, “me encantas demasiado”
cristiandavid sigue penetrándola y haciendo que lucy se mueva por completo
cristiandavid murmura con acento colombiano, “me fascinas”
Murmuras con acento estadounidense, “y tú a mí”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “ahora toma el control tu mi reina, has conmigo lo que quieras”
cristiandavid sigue encima de lucy
lucy empieza a besar todo el cuerpo del chico
cristiandavid dice con acento colombiano, “oooo, sigue mi amor”
lucy lo abraza
Murmuras con acento estadounidense, “te quiero. te quiero tanto”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “has conmigo lo que desees mi reina”
Haces mimitos a cristiandavid.
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor, quiero acabar dentro de ti mi bebé, te amoo”
cristiandavid besa a lucy
Murmuras con acento estadounidense, “pues ya sabes. soy y siempre seré toda tuya”
Besas a cristiandavid.
cristiandavid murmura con acento colombiano, “ya no aguanto amor, me quiero venir en tu vagina, me fascinas, me quiero veniiir”
cristiandavid penetra más fuerte y se mueven por toda la cama
lucy siente que el orgasmo llega
Murmuras con acento estadounidense, “cielo….”
gritas: “esto es gozar!”
cristiandavid grita: “mamasita rica me encantas!”
cristiandavid grita: “ya casi me vengo mi amor, muévete más duroooooo”
lucy lo hace
cristiandavid se mueve junto a lucy y siente que su leche está a punto de acabar
cristiandavid suelta un gemido.
Sueltas un gemido.
cristiandavid siente como su líquido caliente invade la vagina de lucy
cristiandavid grita: “oooooo siiiii, mamiiii, me encantaaas, que rica estás”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor, mira delicioso, nos corrimos juntos”
Murmuras con acento estadounidense, “eso es que estamos hechos el uno para el otro, y no hay más que decir”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “te gustó mi amor”
Murmuras con acento estadounidense, “fue la mejor relación sexual de mi vida”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “te hice llegar al orgasmo, eso me deja satisfecho amor”
cristiandavid abraza a lucy y se acuesta al lado de ella
lucy lo abraza tiernamente
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor, no sabía que eras así de calientita, quiero que así lo sigas siendo solo conmigo”
cristiandavid besa a lucy
Murmuras con acento estadounidense, “que no te quepa duda que así será”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “aun que me faltó algo por probar de ti mi princesa”
Murmuras con acento estadounidense, “el qué?”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “una partesita que tienes del lado atrás, que vuelve loco a cualquiera mi cielo”
Se te cae la baba…
Murmuras con acento estadounidense, “es que te comería a besos, mi vida”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “yo también mi amor”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “sabes que es mi cielo?”
Niegas con la cabeza.
cristiandavid besa la boca de lucy, y le da muchos besos sin parar
lucy lo corresponde
cristiandavid murmura con acento colombiano, “es algo que está de bajo de tu espalda mi amor, algo que mueves para bailar”
Murmuras con acento estadounidense, “mi trasero”
cristiandavid no para de besarla y de hablarle al oido
cristiandavid murmura con acento colombiano, “si, eso. nunca has hecho nada por ahý mi amor?”
Niegas con la cabeza.
Murmuras con acento estadounidense, “y quiero que la primera vez sea contigo”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “la quieres ya? amor”
Asientes afirmativamente.
cristiandavid murmura con acento colombiano, “pero primero, has que mi parte se me ponga dura de nuevo, usa tu táctica mi bebé, sorpréndeme”
cristiandavid se escita
Besas a cristiandavid.
Besas a cristiandavid.
Besas a cristiandavid.
Besas a cristiandavid.
Besas a cristiandavid.
Besas a cristiandavid.
Acaricias a cristiandavid.
cristiandavid murmura con acento colombiano, “uuuufffffff que rico”
lucy lo besa por todo el cuerpo
cristiandavid suelta un gemido.
cristiandavid murmura con acento colombiano, “mira amor, te gusta mi pene?”
cristiandavid también besa a lucy
Murmuras con acento estadounidense, “me encanta”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “entonces así durito, ponte en 4, para hacértelo por detrás y disfrutes de tu primera vez”
Murmuras con acento estadounidense, “por favor”
cristiandavid espera que lucy se ponga en 4 patitas, para comenzar
lucy se pone a cuatro patas
cristiandavid abre las nalgas de lucy, comenzando primero metiendo y sacando sus dedos por su trasero
cristiandavid mete más profundo sus dedos
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor estás lista, o sigo con mis dedos”
cristiandavid le besa el cuello a lucy
Murmuras con acento estadounidense, “estoy lista”
cristiandavid introduce suabemente su pene por el trasero de lucy
cristiandavid siente como la entrada de su trasero se dilata, y comienza a aumentar el ritmo
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor no te gusta¿ si quieres paramos”
Dices con acento estadounidense, “sigue”
cristiandavid dice con acento colombiano, “si que mi amor¿”
cristiandavid besa a lucy
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor te amo”
Murmuras con acento estadounidense, “y yo a ti mas”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “paramos mejor amor mío?”
Murmuras con acento estadounidense, “igual sí”
cristiandavid besa a lucy y la abraza
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor y ahora que hacemos?”
Murmuras con acento estadounidense, “no se, yo estoy un poco cansada”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “yo también amor, te parece si dormimos? no se, hagamos lo que tu digas”
Murmuras con acento estadounidense, “vale”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “corazón dormamos mi reina”
lucy se tumba para dormir
cristiandavid se tumba igual y duermen juntos
cristiandavid murmura con acento colombiano, “amor”
Murmuras con acento estadounidense, “que…”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “voy a dormir, espero encontrarnos nuevamente mi bebé”
cristiandavid murmura con acento colombiano, “eres increible”
Murmuras con acento estadounidense, “tú también. te amo”
lucy cierra los ojos y cae rendida

Nueva escena de rol: Primer día

Punto de vista: Xiomara

Dices con acento inglés., “qué te pasa? no respondes?”
américa dice: “va, paso”
Dices con acento inglés., “bien. ppasado este bonito encuentro.”
Dices con acento inglés., “cómo te llamas?”
américa murmura: “me llamo no te importa”
américa escupe en el suelo
Xiomara sonríe de lado
Dices con acento inglés., “me caes bien, rubita. ”
Xiomara se alza de hombros.
Dices con acento inglés., “la mejor forma de ayudar el medio ambiente. ¡si señores!”
Xiomara aplaude.
américa se parte de risa.
oyes una discusión cerca de aquí
Dices con acento inglés., “me dirás tu nombre algún día o voy a tener que llamarte Note?”
américa suspira con fastidio
Xiomara la mira con una sonrisa fría.
américa dice: “coño. a ver. me llamo América. contenta?”
Silbas.
Dices con acento inglés., “bien, rubita, no era tan complicado.”
Aplaudes con fuerza.
américa murmura: “joder con la gente”
américa se aleja, y busca un banco para sentarse
Dices con acento inglés., “la verdad es que todos estamos mal de la puta cabeza, pero no creas que eres tú muy normal. ehh”
Xiomara sonríe con ironía.
Dices con acento inglés., “yo soy Xiomara, Dime X. ya nos veremos, colavoladora medioambiental.”
américa ignora a la chica, y se pone a cantar mientras busca un banco libre
Log finalizado.

Nueva escena de rol: Pequeña conversación

Punto de vista: Mark

Zulema dice con acento francés, "volviendo a DOguian, no sé muy bien qué haguemos." Zulema dice con acento francés, "pego crgueo, que dejagá a Dámaso en paz." Dices con acento mexicano, "bueno, si él dice eso pues está bien, no? y no sé qué más podríamos hacer. ¿qué propones?" Zulema dice con acento francés, "pog ahoga vigilag su accionag. pego aunque sea poneg a dámaso en guiezgo sacaglo de casa." Zulema dice con acento francés, "y poneg un escolta." Dices con acento mexicano, "¿y dónde conseguimos un escolta?" Zulema dice con acento francés, "integnet, ememprguesa de seguguidad y pagado." Zulema dice con acento francés, "estagá segugo." Zulema sonríe. Dices con acento mexicano, "pero entonces hay que hablar con dámaso " mark le devuelve la sonrisa Dices con acento mexicano, "eres muy noble, zulema " Zulema dice con acento francés, "Dámaso me guecuegda a alguien que fue especial paga mí. pego grgacias margk, tú taambién lo egues." Dices con acento mexicano, "dámaso es una muy buena persona " Zulema le sonríe con dulzura. Dices con acento mexicano, "¿y puedo preguntar quién es?" Zulema dice con acento francés, "ega" Zulema le corrige con la mano. Dices con acento mexicano, "oh, lo siento mucho " Zulema dice con acento francés, "mi hegmano, Fransuá. mugió en un accidente de coche hace ya 8 años." mark la mira con dulzura Dices con acento mexicano, "lo siento muchísimo. Imagino que es horrible. No sé cómo me pondría si mi hermano muriera " Zulema hace un amago con la mano, resptanto importancia y limpiando un resto de lágrimas de sus ojos r´´apidamente. Zulema dice con acento francés, "ah, son un dolog de cabeza, pego son adogables." Zulema dice con acento francés, "tu hegmano yes menog que tú vegdad?" Dices con acento mexicano, "dímelo a mí " mark señala la foto de la pared Dices con acento mexicano, "somos mi hermano y yo " Niegas con la cabeza. Zulema dice con acento francés, "vaya. sois muy guapos ambos." Dices con acento mexicano, "sí. Somos gemelos " Zulema mete la mano en su bolso y saca na pequeña fotografía. en la cual puede apreciarse a una Zulema de mas o menos 13 años, con la larga cabellera roa cubriendo sus hombros y con un flequillo que tapa parte de su rostro mientras sonríe y los dorados ojos se achinan, a su lado está un chico de sus ismos ojos con la diferencia de una cabellera negra como el carbón que epcepto por sus ojos y la finura de sus rasgos recuerda a el mencionado Dámaso vagamente. mark observa la foto con detenimiento Dices con acento mexicano, "wow, qué bonito " Zulema dice con acento francés, "fue días antes de que fayeciega." Dices con acento mexicano, "entiendo " Zulema dice con acento francés, "Fransuá ega un buen chico." Dices con acento mexicano, "pues mira, hasta de niña eras muy guapa!" Sonríes. Zulema dice con acento francés, "oh tengo anectotas muy grgaciosas. pego te las cuento otrgo día. que tengo que igme." Dices con acento mexicano, "sale pues, pero me las cuentas " Zulema se pone de pie suavemente y deja dos esos en las mejillas de Marka modo de despedida. mark le corresponde a la chica y sonríe Zulema dice con acento francés, "bona nuit." Zulema sale de la casa. Dices con acento mexicano, "buenas noches "