• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Al borde del descontrol

punto de vista: arnulfo

arnulfo está viendo hacia un punto fijo
Romina agradece a la enfermera y entra en la habitación de Arnulfo.
la enfermera cierra la puerta
Romina llega algo más descansada, se ha cambiado de ropa y su perfume se puede sentir
Romina se acerca a arnulfo y lo mira
Cristóbal abre la puerta y la cierra tras de sí.
Romina se gira al sentir ruido
arnulfo busca con la mirada la fuente del sonido
cristóbal mira su reloj y se dirige directo a la cama del paciente impedido.
Romina sigue al médico con la mirada, luego mira a arnulfo
Cristóbal frunce el cejo al ver a la mujer cerca de la cama.
arnulfo asiente como puede
Dices: “ya veo; buenas tardes, doctor”
Cristóbal se asombra del trato que tiene la chica con el impedido.
Cristóbal pasa del hombre y se dirige a la chica.
arnulfo niega de forma inperceptible
Romina le sonríe a arnulfo y vuelve a mirar al médico.
Cristóbal dice con acento melillense, “voy a hacer la revisión de rutina, necesitaría que luego me responda algunas preguntas, cosas sin mucha importancia, no se preocupe. donde le recogió, esas menudencias.”
Romina dice: “sí, no hay problema.”
Cristóbal se pone unos guantes.
Cristóbal mira a la chica.
Romina se hace a un lado dando lugar al médico.
arnulfo permanece atento a lo que sucede
Cristóbal dice con acento melillense, “sabe usted si además de estar paralítico, tiene retraso mental o alguna otra enfermedad?”
Romina piensa
Romina dice: “no, solo es esta su discapacidad.”
Cristóbal coge su estetoscopio y comienza a aoscultar al joven sin mucha delicadeza.
Cristóbal se gira y asiente levemente.
arnulfo piensa: no puede preguntármelo a mí?
Cristóbal apunta mentalmente lo que va obteniendo del diagnóstico.
Cristóbal coge el lápiz de luz y revisa las pupilas del joven sin mediar palabra con él.
Romina se sienta en la silla, colocando el bolso sobre sus piernas y siguiendo con la mirada los movimientos del médico y los gestos de arnulfo.
Romina se pone una mano en el rostro, pensativa al ver lo que ocurre.
arnulfo mira todo lo que hace el médico
Cristóbal retira el lápiz y coloca el tensiómetro y el pulsioxímetro.
Cristóbal mira los valores que arrojan los aparatos y los retira.
Cristóbal coge un bajalenguas y se le acerca al joven.
arnulfo se tensa
Cristóbal dice con acento melillense, “supongo que no tienes sordera, así que si me entiendes, abre la boca y saca la lengua.”
arnulfo hace lo que el médico le indica
Cristóbal introduce el bajalenguas y revisa la mucosa de la boca y la faringe ayudado por el lápiz de luz.
arnulfo piensa: ahora resulta que me creen tonto?
Cristóbal termina el examen de rutina, tira el bajalengua y los guantes en la papelera.
Cristóbal se acerca a los pies de la cama y comienza a anotar en la historia.
Romina sigue todo con la mirada.
Cristóbal mira a la chica.
Romina lo mira
arnulfo sigue con la mirada los movimientos del médico
Cristóbal dice con acento melillense, “bien, voy a tutearte si no te importa, que es más cómodo así.”
Romina sonríe a penas un poco y asiente.
Cristóbal le devuelve la sonrisa.
Cristóbal dice con acento melillense, “veamos, dónde te lo conseguiste? digo al impedido.”
Romina dice: “bueno mire…lo conocí trabajando en el restaurante de hamburguesas de la calle cedaceros…hace un buen tiempo ya.”
Cristóbal alza las cejas, muy sorprendido.
arnulfo discimula un gesto de fastidio
Romina dice: “somos pareja desde hace…unos meses.”
Romina habla algo tensa.
Cristóbal dice con acento melillense, “pero, eso es imposible. No me malentiendas, no quiero decir que seas mentirosa, es que los impedidos no trabajan, preciosa.”
arnulfo mira serio al médico
Cristóbal frunce el cejo al escuchar la palabra pareja en boca de la chica.
Murmuras: “por qué no?”
Romina dice: “bueno sí, le confieso que yo pensaba eso también al principio, pero ya ve, sí que lo hacen.”
Cristóbal dice con acento melillense, “querrás decir que eres su tutora, no? aunque por lo que se ve, este impedido no está registrado en la IDO. Sabías que eso puede ser un poco problemático?”
Romina piensa un poco antes de responder.
Cristóbal toma algunas notas en la historia de Arnulfo.
Romina dice: “no, la verdad que no tenía información alguna sobre eso…de hecho no entiendo donde debería estar registrado, ni qué es ser tutora…disculpe si sueno ignorante, pero la verdad no tengo ni idea.”
Cristóbal alza la mirada.
Romina dice: “pero sí, ya nos dijeron antes que tiene que llevar algo así como una chapa identificativa…”
Cristóbal dice con acento melillense, “No te preocupes, linda. Una chica como tú no tiene por qué saber nada de esas cosas, la verdad. Y sí, los de la IDO han de estar adecuadamente identificados.”
Romina desvía levemente la mirada hacia arnulfo, luego vuelve a ver al médico
arnulfo abre los ojos grandes; respira para contener las ganas de pellizcarse, no puede creer lo que escucha
Cristóbal dice con acento melillense, “Pero tú no te preocupes de nada, aquí ya hablaremos con Servicios sociales y ellos contactarán a la IDO para que este impedido quede registrado debidamente.”
Romina dice: “ah, entonces la ido que usted dice…es como una fundación que atiende a las personas con discapacidad?”
Romina suspira y asiente
Cristóbal dice con acento melillense, “Pues no es una fundación, Es la organización de Imperium dedicada a ocuparse de los impedidos, sí.”
Romina dice: “aah mire…creí que imperium solo daba trabajo y ese tipo de cosas…mire que bien, en serio no sabía…”
Cristóbal dice con acento melillense, “allí hacen un trabajo estupendo, sabes? Los recogen de las calles o de los hogares donde no pueden cuidarles apropiadamente, les llevan a un piso especial bajo el cuidado y supervisión de un tutor.”
Cristóbal niega con la cabeza.
Cristóbal dice con acento melillense, “no, linda. Imperium también hace caridad y labor social.”
Romina dice: “aaah, eso es magnífico! aunque igual, al menos lo que yo vi de arnulfo, él se cuida solo de forma genial aunque claro, tiene sus limitaciones obviamente.”
Romina dice: “yo también intento ayudarlo, pero no es sencillo”
Cristóbal dice con acento melillense, “verás como de ahora en adelante ya no te verás agobiada por tener que cuidar de este impedido”
arnulfo asiente ante el comentario de romina
Cristóbal dice con acento melillense, “Porque claro, ellos no pueden ocuparse de sí mismos en realidad.”
arnulfo va a decir algo, pero se contiene
Cristóbal vuelve a mirar la historia de Arnulfo.
arnulfo respira profundo
Romina dice: “mmm entiendo…pero lo voy a poder ver igual, no? que la idea tampoco es separarme de él, lo quiero y me gustaría seguir acompañándole, aunque no lo cuide”
Cristóbal dice con acento melillense, “No sé cómo no se hizo el registro antes…”
Cristóbal alza la mirada.
Romina dice: “yo tampoco sé, la verdad es que ni en el mismo imperium nos dijeron nada…o al menos a mí, no”
Cristóbal dice con acento melillense, “Supongo que sí, tendrán sus régimenes de visita supervisada. ahí si no sabría decirte, pero seguro los de trabajo social te dirán mejor que yo.”
Cristóbal dice con acento melillense, “dependerá de cada caso.”
Romina dice: “ah entiendo…bueno, si usted me dice que puedo charlar con ellos lo voy a hacer, sin problema.”
Cristóbal dice con acento melillense, “verás, algunos impedidos requieren estar aislados porque si no se vuelven un verdadero problema.”
Romina se ve algo más aliviada.
Cristóbal dice con acento melillense, “claro, de hecho no creo que tarde demasiado en venir alguien de allí.”
Cristóbal se fija en la expresión de la chica.
Romina mira al doctor.
Cristóbal dice con acento melillense, “ya te dije, preciosa, no te preocupes de nada que aquí se le dará curso a su caso.”
Romina dice: “bueno, al menos él no supone ningún problema para mí, pero claro, los expertos dirán su parecer, supongo”
Romina asiente levemente
Cristóbal observa a la chica con una sonrisa benevolente.
Romina se fija por un instante en arnulfo y sus reacciones.
arnulfo se masajea la cabeza
Cristóbal dice con acento melillense, “Se nota que eres una chica con un gran corazón. pero no te preocupes, guapa, ahora ya la IDO se ocupará de él. Aquí le atenderemos para que salga sano, el resto ya es cosa de ellos.”
Romina vuelve la atención al médico.
Romina dice: “sí, es lo que más me importa ahora, que se recupere”
Romina dice: “y gracias por darme esa tranquilidad, doctor”
Cristóbal dice con acento melillense, “y lo hará, no tengas duda.”
Cristóbal sonríe a la chica.
Romina sonríe algo más ampliamente y vuelve a asentir
Cristóbal la mira con renovado interés.
Cristóbal dice con acento melillense, “estoy por terminar mi guardia, te apetece un café? al menos mientras llegan los de servicios sociales.”
Romina dice: “ah no, muchas gracias, no se moleste, acabo de llegar y ya había tomado uno. pero muy amable igual, gracias.”
Cristóbal dice con acento melillense, “nada, siempre a tus órdenes.”
arnulfo sonríe con un gesto indescifrable
Romina sonríe
Cristóbal se saca una tarjeta del bolsillo del pijama sanitario y se la extiende a la chica.
Cristóbal dice con acento melillense, “te dejo mi tarjeta con mis contactos por si necesitas algo.”
Romina recibe la tarjeta, la mira por encima y la guarda en el bolso.
Romina dice: “aah si, muchas gracias, es usted muy amable”
Cristóbal mira su reloj un instante.
Romina mira a arnulfo con la esperanza reflejada en los ojos
arnulfo respira profundo para controlarse
Cristóbal dice con acento melillense, “bueno, seguiré con la ronda. No te recomiendo que te quedes mucho rato luego que hables con servicios sociales, no sea que te puedas contagiar de la virosis que tiene el impedido. ”
Romina dice: “aarni, te dije, las cosas van a mejorar, y más rápido de lo que pensamos. eso es genial!”
arnulfo piensa: virosis tiene este en el cerebro
Romina mira al médico y asiente
Niegas con la cabeza.
Romina dice: “no se preocupe, yo me quedo igual, está solo y quiero estar a su lado”
Cristóbal dice con acento melillense, “bueno, pasa buena tarde, ya casi noche. Un gusto…”
Cristóbal se encoge de hombros.
Cristóbal dice con acento melillense, “Yo de ti me iría a casa, aquí están las enfermeras que pueden ocuparse del impedido y sus necesidades.”
Romina dice: “el gusto es mío, doctor. Soy Romina”
Cristóbal le extiende la mano
Cristóbal dice con acento melillense, “yo me llamo Cristóbal.”
Romina asiente mientras le estrecha la mano
Cristóbal le suelta la mano con delicadeza.
Romina dice: “aah bien, doctor cristóbal. un placer.”
Cristóbal dice con acento melillense, “cuídate romina, y ya sabes, estamos para servirte.”
Romina dice: “muchas gracias.”
Romina vuelve a sonreír
Cristóbal le devuelve la sonrisa.
Cristóbal se gira y se encamina hacia la puerta.
Cristóbal abre la puerta y sale hacia la siguiente habitación.
arnulfo no aguanta más y se pellizca
Romina mira a Arnulfo con expresión de felicidad.
Romina se extraña ante su reacción
Romina dice: “qué pasa, cari?”
arnulfo cierra los ojos, se pellizca y vuelve a abrirlos
Dices: “qué va a pasar?”
Dices: “que ya no aguantaba más a ese hombre”
Romina se acerca, se agacha y lo besa fugazmente en los labios.
arnulfo intenta contener unas lágrimas que amenazan por salir
Romina se separa y sonríe
Romina dice: “nada, mi vida. Que las cosas van a mejorar para vos, al fin una organización que piensa en la gente con discapacidad.”
Romina se incorpora y queda cerca de la cama, tomando la mano de arnulfo que está libre de la vía.
Dices: “tanto me costó aceptar mi condición como para que ahora venga ese hombre con uniforme de médico y diga que los… impedidos no podemos trabajar y que no podemos cuidarnos sólos y no sé qué tanta estupidéz”
arnulfo se gira para mirarla a los ojos
Romina piensa.
Dices: “por dios! era como si estuviera pintado o yo qué sé”
Romina dice: “bueno, es que hay muchos profesionales que no saben como dirigirse a ustedes, amor…pero eso es un error que se puede ir corrigiendo.”
Romina asiente.
Dices: “lo que te preguntó a ti bien pudo preguntármelo; amor ¡quién va a saber mejor lo que tengo y lo que no tengo?”
Romina dice: “ya te digo, hay profesionales que hablan así, capaz este médico es la primera vez que trata a un paciente en tu condición…pero cielo, es cuestión de enseñarles.”
Suspiras profundamente.
Romina dice: “eso es cierto…pero en todo caso, por qué no le dijiste?”
Dices: “al paso que vamos regresará el estrés post traumático que ya estaba a raya”
arnulfo pone gesto irónico
Dices: “y es que no te diste cuenta que pasó de largo cuando le contesté el saludo”
Romina dice: “por qué decís eso? No deberías estresarte, yo misma te llegué a decir que no podías trabajar, ni cuidarte…pero me di cuenta que eso no es del todo así. Es cuestión de darle tiempo, cariño. no es para que exageres.”
Romina dice: “bueno sí, pero igual se veía apurado y capaz no se dio cuenta cuando le hablaste”
Dices: “no te diste cuenta que ni siquiera volteó a mirarme? era como si fuera no sé qué”
Romina piensa un poco más
arnulfo suspira y vuelve a pellizcarse
Dices: “en serio que ya no sé si es una pesadilla o es real”
Romina dice: “bueno, yo intento no sacar conclusiones apuradas, cari…pero sabés? Vamos a irlo viendo como te trata y a ver si sigue igual, yo creo que estaba apurado y algo nervioso.”
Romina lo mira fijamente.
Romina dice: “pero en serio es para tanto? ”
arnulfo se mueve olvidando que tiene la vía
Romina dice: “traaanqui, relajate y no dejes que los prejuicios te coman la cabeza, cielito”
Romina le guiña un ojo, cómplice.
Dices: “y luego sale diciendo que tengo virosis y no sé qué cuando nadie me ha dicho siquiera qué me pasa”
Romina cruza los brazos, poniéndose algo seria.
Dices: “en serio que no le dije algunas cuantas cosas pero ganas no me faltaron, que tampoco soy un monumento a la paciencia”
Romina dice: “bueno, justo eso creo que lo que estuvo mal de tu parte, no decirle exactamente lo que me decís a mí. En serio no pensaba que esto te jodiera tanto, para mí es una oportunidad magnífica.”
Dices: “sólo espero que no me traten como lo hizo ese hombre, que en serio era como si estuviera pintado o yo qué sé”
Romina dice: “pero bueno, hablemos mejor de otra cosa, dale? Que sinó te vuelve eso del estrés que dijiste y la verdad, yo no sé qué hacer contigo cuando te ponés así.”
Romina se mueve, arrastra la silla hasta cerca de la cama y se sienta, mirando a Arnulfo
arnulfo se seca algunas lágrimas con el brazo libre
Dices: “de qué querías hablar”
Romina sonríe, aunque lo ve lloroso
Romina dice: “de lo mucho que te amo?”
arnulfo sonríe
Romina se levanta, se acerca a él y le seca las lágrimas con el pulgar, luego lo besa tiernamente.
Dices: “todo apunta a que me llevarán no sé a dónde…”
arnulfo la besa acariciándole el cabello
Romina dice: “bueno, eso vamos a ver, por ahora por favor relajate y no pienses en nada más, sí?”
Dices: “quiero estár contigo… no sé cómo va esto y no sé si los familiares puedan hacerse cargo…”
Romina dice: “bueno corazón…para eso voy a charlar con esos del servicio social o algo así, te prometo que a penas sepa te doy toda la info, dale?”
Romina dice: “que yo tampoco sé como va esto.”
Dices: “por favor que aquí es como si no existiera”
Dices: “todos se refieren a mí como el impedido como si no tuviera un nombre. nadie me dice qué tengo…”
Romina se vuelve a sentar en la silla, sin soltarle la mano
arnulfo juega con los dedos de romina
Romina dice: “vida, sabes que el 3 de abril es mi cumple? A ver si ya te curás para cuando eso y podemos hacer algo juntos…”
Sonríes.
Romina sonríe, ilusionada
a arnulfo se le ilumina el rostro como no ocurría desde que está en el hospital
Romina dice: “dependiendo de como estés vamos a hacer alguna que otra cosa, salir, lo que sea…por suerte ya va haciendo cada vez menos frío.”
tras algunos minutos…
Mayra entra a la habitación y sus tacones suenan contra el suelo.
Romina se gira al oír los pasos de la mujer y la mira entrar.
arnulfo se pone alerta con el ruido
Mayra deja la puerta entreabierta.
Mayra se acerca a la cama del minusválido.
Romina la sigue con la mirada, aguardando a que salude.
Mayra abre una carpeta que lleva en las manos, revisa unos formularios y vuelve a cerrar la carpeta.
Mayra mira a la chica junto al minusválido.
Romina le sostiene la mirada
Mayra dice: “buenas, soy de servicios sociales de aquí del hospital.”
Romina dice: “buenas, señorita.”
arnulfo mira atento a la mujer
Mayra dice: “me imagino que eres tú quien se encontró al minusválido en el parque, no?”
Romina dice: “estaba conmigo, sí.”
Romina se levanta de la silla, prefiriendo mantener la conversación con la mujer de pie y con los brazos al costado del cuerpo.
arnulfo niega para sí
Mayra dice: “muy bien. Pues vengo a avisarte que en lo que el minusválido se recupere, será trasladado a un piso tutelado que dictaminará la IDO y se le asignará su tutor.”
arnulfo niega
Mayra dice: “Así que si quieres puedes irte a tu casa o lo que sea que tengas. Aquí ya se ocuparán de su salud.”
Romina dice: “ah entiendo…y pregunto, el tutor ese no se puede encargar de él en su casa?”
Mayra la mira como si se hubiese vuelto loca.
Mayra dice: “Desde luego que no.”
Mayra dice: “para eso están los pisos tutelados.”
Romina mira a Arnulfo un instante, luego vuelve la mirada a la chica.
arnulfo se agarra el estómago
Mayra dice: “de hecho, si el minusválido tiene alguna propiedad, la IDO se hará cargo de ella.”
Romina dice: “bueno, seguramente ahí va estar mejor.”
Mayra dice: “Por lo que sabemos el minusválido no tiene familia.”
Niegas con la cabeza.
Mayra asiente a la chica.
Mayra dice: “Eso ni dudarlo.”
Romina mira a arnulfo
Romina dice: “hablá, arni.”
Mayra dice: “La IDO les ofrece atención de calidad y se ocupa de que estén bien cuidados.”
Mayra dice: “No tienes que preocuparte de nada.”
Romina vuelve a mirar a Mayra y asiente.
Romina dice: “sí, eso me explicaron y me alegro de que sea así…aunque me apena no poder verle si va a otro piso, como ustedes dicen.”
Dices: “y si ella… quisiera hacerse cargo..”
Romina dice: “pero si es por su bienestar…”
Mayra omite al minusválido por completo.
arnulfo mira serio a mayra
Mayra mira a la chica.
Romina observa a Mayra
Dices: “le informo que no estoy pintado”
Mayra dice: “bueno, ahora te dejo.”
Romina dice: “dale…muchas gracias.”
Mayra gira la cabeza ligeramente , pero vuelve su atención a la chica.
Mayra dice: “nada, hacemos nuestro trabajo.”
Mayra dice: “Los discapacitados no pueden estar por ahí sueltos y sin nadie que les cuide y les supervise.”
Romina dice: “perdón…voy a poder saber algo de él al menos?”
Romina suspira y asiente
arnulfo se toca la vía, haciendo jesto de quitársela
Romina dice: “eso veo, sí. Acá los atienden bastante.”
Mayra dice: “Pues mira, si fueses su familiar sí, pero consta en la historia de que no tienes nexo alguno con él.”
Romina mira a Arnulfo y niega
Mayra dice: “por tanto, lo veo poco probable, la verdad. Ya tendrías que hablarlo con el tutor.”
Romina dice: “Arni, cuidado con la vía.”
Romina vuelve la atención a la chica.
Romina dice: “no, no soy familiar…pero soy su pareja…”
Mayra se gira un poco y apenas si atisba lo que hace el minusválido y niega con la cabeza.
Romina dice: “pero bueno, lo hablaré con el tutor, sí.”
arnulfo respira para contenerse; aunque hay ratos que tiene ganas de quitársela
Mayra dice: “ves? ellos no pueden cuidar de sí mismos, no son capaces de ver lo que les hace bien o mal. respecto de ser su pareja… Estás casada con él?”
Mayra pone gesto de cierta repulsión ante la idea.
Romina baja la mirada y niega, despacio.
Mayra dice: “Pues en ese caso, no hay mucho que puedas hacer, no hay nada legal que comprometa a la IDO a darte información. Ya dependerá de lo que juzgue el tutor en su momento.”
Romina vuelve a alzar la mirada hacia la chica.
Mayra mira a la chica.
Romina dice: “ah, entonces será con ese tutor nomás.”
Mayra dice: “No te apenes, si es lo mejor para él, estar con criaturas como él, en sitios protegidos. ”
Mayra asiente con la cabeza.
arnulfo respira para contenerse, está que explota
Romina dice: “si bueno…eso también es cierto, va estar con gente como él, donde todos lo entiendan…”
Romina dice: “al menos lo entiendan mejor que yo…”
Mayra dice: “todavía no tengo la información de quien será su tutor o a qué piso le asignarán. ”
arnulfo mira a romina como diciendo: tan pronto te rindes?
Romina dice: “eso en cuanto se sepa me lo podés informar?”
Mayra dice: “Eso es, ves como es perfectamente comprensible. Verás que es lo mejor para él.”
Mayra piensa un momento.
Romina asiente, forzando una sonrisa.
arnulfo sigue con la mano en la vía
Romina mira de reojo a arnulfo
Mayra dice: “Mira, la verdad no debería, pero me has caído bien, se ve que te condueles de los discapacitados y poca gente es así. vosotros los de por ahí como que teneis esa costumbre, verdad? Pero en todo caso, me buscas y cuando sepa algo te lo digo.”
Mayra dice: “Nuestras oficinas están en la planta baja, luego de la sala de espera.”
arnulfo piensa: otra estupidéz y te lanzo esta cosa a los ojos
Mayra dice: “ahora me voy, ya voy fuera de mi turno.”
Romina dice: “aah bien, ahí te busco entonces. y sí, yo a él lo quiero y quiero lo mejor para su vida.”
Romina asiente
Romina dice: “no te distraigo más, muchas gracias.”
Mayra se gira y sale a paso rápido sin prestar más atención a la chica.
arnulfo respira de forma aselerada
Romina queda un poco apenada, mirando a un punto fijo y luego a Arnulfo.
Dices: “es que no existo?”
Romina suspira
arnulfo señala la vía
Romina dice: “no sé, mi vida…pero ellos sabrán por qué hacen esto, sabrán lo que es mejor para vos…”
Dices: “quítame esto o me lo quito yo”
Romina niega
Dices: “no pienso aguantar un rato más que me omitan como si no existiera”
Romina dice: “no seas caprichoso.”
Suspiras profundamente.
Romina dice: “yo no voy a tocar eso, no te quiero hacer mal. si vos te enojás hacete responsable.”
Dices: “estuve a un segundo de quitármela y lanzársela a los ojos o a ver en qué parte le caía”
Romina dice: “y de paso, les estás dando más argumentos para que digan que sos así como dicen que sos”
Romina suspira de nuevo
Dices: “qué harías tú si te omitieran?”
Romina dice: “bueno, yo no puedo hacer nada, ahora acabo de entender lo que está pasando y si ellos tienen esas leyes acá, yo no puedo ir en contra de eso”
Dices: “que te trataran como si no existieras¡”
Romina dice: “estaría igual de enojada, sí…pero quitarme la vía por enojo sabiendo que eso me está ayudando a sentirme bien? no sé, arni.”
Romina dice: “pero como yo siempre creí y creo que tenés poder de decisión y responsabilidad, lejos de lo que ellos digan…dejo que hagas lo que quieras. quitarte la vía, tratar de salir…pero bajo tu responsabilidad.”
Romina dice: “si hacés eso no me volvés a ver, y te lo digo muy en serio.”
Dices: “en serio que esto me supera”
Dices: “y mira que para que esté así?”
Dices: “me está costando mucho controlarme”
arnulfo baja el tono de voz
Romina dice: “y qué puedo hacer yo? A ver contame…si ellos dicen que es lo mejor, por qué yo voy a decir lo contrario? quien soy? frente a ellos, una simple mortal más.”
Dices: “ya no sé qué es peor, si esto o lo que viví en el fin del conflicto”
Romina suspira y se vuelve a dejar caer en la silla, afligida.
Suspiras profundamente.
Dices: “cómo esperas que me recupere si esto me estresa?”
Romina suspira, algo molesta y mira con ojos algo brillantes a Arnulfo
Romina dice: “pero pive…qué puedo hacer? Es la enésima vez que te pregunto. Si puedo hacer algo, contame y lo hago.”
Romina dice: “para mí no es nada simpático que estés estresado así.”
Romina dice: “me jode más que a vos mismo, te lo puedo asegurar.”
Dices: “algo… algo”
Romina lo mira, sin entender.
Dices: “debe haber algo… sí”
Romina dice: “bueno mirá, hagamos una cosa.”
arnulfo la mira como esperando
Romina se levanta de la silla de golpe, mirándolo a los ojos
Romina dice: “ya que insistís en que hay algo que se puede hacer, dejá que lo voy a consultar con la almoada y mañana vengo y te digo si es que consigo algo, dale? Porque en serio si sigo acá no creo que encuentre respuestas.”
arnulfo se toca el estómago
Romina dice: “necesito pensar, necesito entender lo que está pasando y sobre todo…necesito ver qué más hacer, si es que puedo hacer algo mejor de lo que pueda hacer esta gente.”
arnulfo pone cara de asco
Romina dice: “yo creo que no, pero ya mañana te digo.”
Romina se fija en los gestos de arnulfo
Romina dice: “qué te pasa? Llamo a una enfermera para que no te quedes solo.”
Dices: “mejor trae el cubo del aseo o lo que sea”
Romina mira hacia todos lados, entra al aseo y se fija.
Romina ve el cubo de la basura vacío, lo toma y lo trae, acercándolo todo lo posible a Arnulfo.
Romina desvía la mirada para no ver
arnulfo vomita dentro del cubo
Romina espera a que termine de vomitar, mirando hacia otro lado pero con cara de asco más que evidente.
Romina se percata que termina y se lleva el cubo hasta el baño, dejándolo allí y cerrando la puerta.
Dices: “lo… siento…”
Romina regresa, toma el mando para llamar a una enfermera.
Romina lo mira y niega levemente.
Romina dice: “tranqui, estás enfermo. Descansá.”
Dices: “ya no había vomitado…”
Una enfermera abre la puerta y entra a la habitación.
Romina mira a la enfermera que se acerca, suspirando de alivio.
Romina dice: “buenas, disculpe…le llamé porque acaba de vomitar y…bueno, si puede ayudarme con eso, además de controlarle…que yo me tengo que ir.”
La enfermera mira al paciente y a la chica luego.
La enfermera dice: “buenas noches. No se preocupe, aquí nos encargamos de su cuidado. puede retirarse a descansar con tranquilidad.”
arnulfo se mueve adoptando la postura de protección
Romina mira a Arnulfo, luego hacia la enfermera y asiente.
Romina dice: “gracias, el vómito está en…”
Romina suspira y le señala a la enfermera la puerta del baño, haciendo una mueca de asco.
La enfermera sigue la señal con la mirada y asiente, con gesto tranquilizador hacia la chica.
Romina mira a Arnulfo
arnulfo está como si quisiera protejerse de algo
La enfermera entra al aseo para encargarse del deshecho del impedido.
Romina dice: “bueno, mañana vengo a verte a penas empiece la hora de visita, está bien?”
arnulfo asiente
Romina se acerca y le toma la mano libre de la vía entre las suyas por un momento.
Dices: “descansa, que ya ha sido mucho…”
Romina dice: “sí, vos también relajate. Nos vemos, vida.”
la enfermera sale del aseo y se fija en el paral y la dosis de medicamentos que lleva el paciente.
Dices: “antes de que te vayas podrías traer mi teléfono? necesito escribir; quizá eso me relaje”
Romina suelta la mano de Arnulfo, hace un gesto a la enfermera y se va hasta la puerta…se gira al escuchar a Arnulfo.
Romina asiente y abre su bolso, saca el móvil de Arnulfo y se lo entrega.
Romina dice: “menos mal que me dijiste, casi me lo llevo…que me lo habías dado en la ambulancia cuando veníamos.”
arnulfo sonríe levemente
La enfermera trabaja silenciosamente regulando la dosis de medicación.
Romina se lo pone en la mano, le cierra los dedos para que pueda mantener el teléfono sostenido.
Dices: “gracias…”
Romina cierra el bolso con la otra mano, se asegura de que Arnulfo sostenga el móvil y se vuelve a dirigir hasta la puerta.
Romina se gira para mirar a Arnulfo de reojo otra vez
Romina dice: “nos vemos mañana.”
La enfermera continúa trabajando concentrada, sin detenerse a mirar al impedido ni a la chica.
arnulfo asiente ante el comentario de romina
Romina abre la puerta y sale de la habitación, cerrando con suavidad.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.