• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Al fin el alta

punto de vista: arnulfo

Ismael se acerca a la cama de Arnulfo.
arnulfo está viendo algo en su teléfono
Ismael dice: «Hola, arnulfo. ¿cómo te encuentras hoy?»
Dices: «bien, gracias»
Ismael dice: «me alegro.»
arnulfo deja a un lado el teléfono
Ismael coge una silla cerca, la arrastra y se acerca al borde de la cama.
Ismael se sienta y pone una pierna sobre la otra.
Ismael dice: «he venido a verte porque tengo buenas noticias para ti.»
arnulfo se queda espectante
Ismael cruza los dedos y se apoya del espaldar.
Ismael dice: «He hablado con tu fisio, me informó de tus avances y de que por su área estás de alta.»
arnulfo sonríe emocionado
Ismael dice: «quiero que sepas que por traumatología hemos evaluado tus últimos exámens y creemos que ya puedes incorporarte a tu vida fuera del hospital.»
Ismael se yergue adoptando una postura menos relajada.
arnulfo no puede ocultar la emoción que siente
Dices: «gracias, doctor»
Ismael dice: «Lo que sí has de considerar es que tienes que empezar poco a poco.»
Ismael hace un gesto restando importancia.
Ismael dice: «ha sido para nosotros un verdadero gusto ayudarte, arnulfo.»
Ismael dice: «como te decía, debes ir incorporándote poco a poco y notificar si llegas a tener alguna molestia, dolor, cualqier cosa que te impida moverte con naturalidad.»
Ismael dice: «también es bueno que inicies una rutina de ejercicios de bajo impacto para que puedas fortalecer toda tu musculatura. aquí hemos hecho lo mínimo, pero has de seguir avanzando por tu cuenta.»
Dices: «sí, doctor»
Ismael observa al joven y asiente con la cabeza.
Ismael dice: «tienes alguna pregunta?»
Dices: «hasta ahora todo está claro»
Ismael dice: «perfecto, me encargaré de tu alta lo antes posible. así puedes irte hoy mismo si quieres.»
arnulfo asiente con la cabeza
Ismael se pone en pie y arrastra la silla hasta su puesto de siempre.
Ismael dice: «venga, pues te dejo por el momento, voy a hacer los trámites administrativos.»
Ismael sale a toda prisa de la habitación rumbo al puesto de enfermeras.
arnulfo quiere gritar de emoción, pero se contiene para no despertar a armalfio
Kiara ha llegado.
arnulfo está que no cabe de emoción
Kiara cierra la puerta tras de sí al entrar.
Kiara se acerca a la cama de Arnulfo y sonríe.
arnulfo le devuelve la sonrisa
Kiara dice: «qué, estarás contento porque te marchas, no?»
Dices: «bueno.. sí…»
Tu cara se pone colorada como un tomate.
Kiara ríe.
Kiara dice: «hombre, si no fuese así, me preocupo.»
Dices: «además me han retirado la chapa identificativa»
Kiara dice: «he venido a dejarte unos ejercicios y unas instrucciones.»
Kiara asiente y sonríe.
Kiara dice: «Lo supimos y que alivio, la verdad.»
A kiara se le ensombrece el rostro un momento, recordando.
Kiara se recompone con rapidez y vuelve a sonreír.
Kiara dice: «bueno, en estas hojas tienes ahora varias rutinas de ejercicios e indicaciones. me gustaría que las sigas y que podamos ir haciéndote seguimiento por consulta externa.»
Kiara le muestra las hojas
arnulfo asiente con la cabeza al no poder hablar a causa de la emoción
Kiara dice: «te las dejaré en la mesita. Por cierto, he llamado a doña pepi, imaginé que prefirirías eso que ir a por tus cosas a aquel lugar.»
Kiara deja las hojas sobre la mesita.
arnulfo suspira aliviado
Dices: «mil gracias por eso»
Kiara hace un gesto con la mano para que no se preocupe.
Murmuras: «se me pone la piel de gallina sólo de pensar que tendré qué ir a la misma sede»
Kiara dice: «nada, si no me costaba nadita llamarla, además esa señora es un miamor con te quiero.»
Kiara asiente ante el comentario.
Kiara dice: «Igual no todo el mundo será tan …»
Kiara se muerde la lengua antes de decir una barbaridad.
Kiara dice: «bueno, tengo que dejarte ahora. Pero tienes mi número y ya sabes donde estoy. cuídate mucho, arnulfo.»
Dices: «sí, gracias»
Kiara dice: «De nada, ya nos estaremos viendo, no te pierdas.»
Kiara sale a toda prisa despidiéndose con la mano.
arnulfo se asoma a la cortina, ve que su compañero de habitación está durmiendo y prefiere aguantarse las ganas de gritar a causa de la emoción que siente
Guillem ha llegado.
Guillem entra a la habitación y camina directo hacia la cama de Arnulfo.
Guillem dice con acento Catalán, «Hola, arnulfo. no te preguntaré qué tal estás, tu cara lo dice todo.»
Guillem esboza una sonrisa.
Dices: «ains…»
Tu cara se pone colorada como un tomate.
Guillem sonríe más ampliamente.
Guillem dice con acento Catalán, «no te preocupes, creo que se entiende que lo raro sería que no quisieras marcharte.»
Murmuras: «no me había emocionado así desde que pasé los exámenes…»
Sonríes.
Dices: «no si ya me veía afuera desde hace mucho»
Dices: «de hecho, le confieso que nunca me vi en la IDO»
Guillem dice con acento Catalán, «he venido solo a decirte que tengo tus informes de la licenciada layna, solo nos gustaría saber si querías seguir el tratamiento con ella aquí en el hospital o en el instituto de sicología.»
Guillem asiente ante sus comentarios.
Dices: «lo seguiré en el hospital»
Guillem dice con acento Catalán, «es natural, creo que nadie termina de visualizarse en un lugar así.»
Guillem asiente de nuevo.
Guillem dice con acento Catalán, «perfecto. Dejaré constancia para que puedas atenderte con ella en la consulta externa del servicio.»
Guillem dice con acento Catalán, «Nos alegra mucho que puedas retomar tu vida, Arnulfo.»
arnulfo sonríe
Dices: «no sabe cuánto me alegro»
Guillem dice con acento Catalán, «tengo entendido que doña pepi trae tus cosas. Dale mis saludos cuando la veas.»
Dices: «yo se los daré»
Guillem dice con acento Catalán, «y a nosotros eso nos alegra mucho más, que puedas sentir alegría y estar mucho mejor.»
Guillem dice con acento Catalán, «gracias. bueno, dejaré los informes en tu historia para que queden en el expediente.»
Dices: «gracias a usted»
arnulfo respira; siente ganas de llorar de emoción
Guillem dice con acento Catalán, «ahora seguiré con mi ronda. cuídate mucho y ya nos estaremos viendo.»
Guillem se despide con un gesto de la mano y sale.
la emoción es tanta, que arnulfo no aguanta más y rompe a llorar
Pepi toca la puerta antes de entrar
Pepi asoma la cabeza por si acaso.
arnulfo se limpia las lágrimas
Pepi entra y cierra la puerta empujándola con la cadera, lleva una mochila y varias bolsas en las manos.
Pepi se acerca a toda prisa hasta la cama de Arnulfo.
Pepi dice con acento gallego, «hijiño, pero mi dios bendito a ti que te me han hecho? Por qué lloras así, criaturiña?»
Pepi deja las bolsas y la mochila en el suelo.
Dices: «ains doña pepi es que de emoción también se llora»
Pepi se acerca y se saca un montón de pañuelitos de papel
Pepi le da los pañuelitos a arnulfo.
Pepi dice con acento gallego, «bueno, claro, pero tú no te preocupes de nada, la pepi ya te trajo todas tus cosiñas. el doctorciño andaba como una fierecilla pero luego seguro se le pasa.»
arnulfo piensa: cuándo no?
arnulfo se tensa al imaginarse a humberto
arnulfo se limpia con los pañuelos
Pepi se inclina y coge la mochila, la deja en la cama y pone las bolsas en la silla.
Pepi dice con acento gallego, «bueno, yo recogí todo lo que tenías en la habitación. también te guardé tu billetera y todo, luego si quieres lo revisas.»
Pepi lo mira con cierta preocupación.
arnulfo se recompone y adopta el rostro emocionado de antes
Pepi dice con acento gallego, «ya sabes qué vas a hacer, hijiño?»
Dices: «por lo pronto ir a un hotel mientras recupero mi casa»
Pepi dice con acento gallego, «la pepi te llevaría con ella, pero no tengo sino un pisito.»
Pepi asiente.
Dices: «bueno; mi casa y lo demás»
arnulfo hace un gesto tranquilizador
Pepi dice con acento gallego, «muy bien, hijiño.»
Pepi dice con acento gallego, «pero sabes que si llamas a la Pepi, la pepi te ayuda sin problemas, ¿no?»
Dices: «no se preocupe;»
arnulfo asiente al darse cuenta que le dan ganas de llorar a causa de tanta emoción
Pepi dice con acento gallego, «como no me voy a preocupar, hijiño si andas por la vida sin un perro que te ladre? esta ciudad es una cosiña seria y hay de todo en esta vida, de todo en esta vida, ya sabes.»
arnulfo recuerda algo y sonríe
Dices: «hace rato estuvo el doctor bagur y le manda saludos»
Pepi dice con acento gallego, «pero bueno, tú no te preocupes de nada, tú, llamas a la Pepi y ya está. sin penita.»
Pepi sonríe, contenta.
Pepi dice con acento gallego, «Mi dios bendito, el doctorciño que es tan majo él. si es que son unos soleciños.»
Dices: «ay sí»
Pepi dice con acento gallego, «a ese hay que buscarle una chica, que anda siempre por la vida puro trabaje, pacientes, trabaje y así no se puede vivir. No señor.»
arnulfo sonríe pícaro
Dices: «ya ahbrá alguien»
Pepi dice con acento gallego, «yo quería presentarle a la hijiña de la vecina del 30, pero luego pensé que esa era demasiado alocadiña, este doctorciño necesita una chavaliña más como la del doctorciño de los huesos.»
Dices: «bueno a lo mejor le quita lo alocada como dice»
Pepi mira a arnulfo y asiente, soñadora.
arnulfo ríe bajito
Pepi dice con acento gallego, «verdad que sí? Eso le decía yo a mi Mijail, pero el dice que mejor no meternos en eso. Y bueno, capaz sí que tenga razón.»
Dices: «en eso tiene razón»
Pepi dice con acento gallego, «Bueno, hijiño, ahora yo me voy a ir, que solo me di una escapadiña y luego el doctorciño se pone como leonciño.»
Dices: «ay no…»
Pepi dice con acento gallego, «Y eso no me gusta, porque luego…»
Pepi guarda silencio de forma abrupta y se pone seria.
Dices: «luego ya sabemos qué pasa…»
arnulfo hace lo posible por no tensarse
Pepi dice con acento gallego, «tú no hagas caso de la Pepi, no tienes que preocuparte.»
Pepi dice con acento gallego, «pero me voy, que dejé solo a los chavaliños y pues eso.»
arnulfo se despide de la mujer con un gesto
Pepi dice con acento gallego, «Lo bueno es que la fina no se va hasta que yo no regrese, pero igual, mejor evitar.»
Pepi se acerca y le da un beso en la frente.
Pepi dice con acento gallego, «cuídate mucho, hijiño.»
Dices: «gracias por todo, doña pepi»
Pepi le pellizca un moflete con cariño.
Pepi dice con acento gallego, «nada,hhijiño, si no es nada»
Pepi se aleja y se despide con una mano.
una vez que tiene el alta, arnulfo le deja a armalfio algunos pastelitos junto a un recado que dice: hola; me acaban de dar el alta y procedo a retirarme. lamento no despedirme, pero eso de despertarte cuando estás durmiendo tan tranquilo como que no; te dejo algunos pastelitos para aplacar el hambre; perdón por no dejarte jugo pero me lo he terminado todo. arnulfo

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.