• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Al fin me encuentras, Irina

Punto de vista: Kiara

Kiara está trabajando en la tienda de cereales cuando siente su móvil vibrar
Kiara se saca el móvil del bolsillo y desbloquea la pantalla
[SMS] de Sergio: «Hola, tengo un descanso, no sé si podemos vernos »
[SMS] de Kiara: «Hola, Sergio. claro. »
[SMS] de Sergio: «perdón por lo precipitado »
[SMS] de Kiara: «No pasa nada. Pero dime, vienes a madrid, o quieres
que vaya a la base.»
[SMS] de Sergio: «aviso cuando puedo llegar »
[SMS] de Sergio: «voy a madrid »
[SMS] de Sergio: «dígame donde »
[SMS] de Kiara: «en plaza España, he conseguido un lugar temporal.»
[SMS] de Sergio: «vale »
[SMS] de Kiara: «hasta luego.»
[SMS] de Sergio: «hasta luego, aviso en cuanto salga »
Unos minutos más tarde el móvil de Kiara vuelve a vibrar
Kiara desbloquea la pantalla
[SMS] de Sergio: «voy a retrasarme un poco, yo aviso si puede ser »
[SMS] de Kiara: «No te preocupes. »
Un par de horas más tarde…
Kiara se fija en que Sergio no se ha comunicado para avisarle que va a
Madrid y se preocupa
Kiara coge su móvil, lo desbloquea y teclea
[SMS] de Kiara: «Hola, Sergio. Por fin vendrás a consulta? O lo
dejamos para otro día. Lo lamento, pero no puedo seguir esperando si
no me das seguridad de venir a Madrid.»
Kiara espera pero no obtiene respuesta así que bloquea la pantalla y
sigue trabajando
el móvil de la chica comienza a sonar, tiene una llamada
Kiara mira el móvil y se fija que es la doctora Landau
Respondes:»Sí? dígame, doctora.»
Arais hhabla al otro lado del móvil: «hola, kiara, perdona que me inmiscuya »
Arais hhabla al otro lado del móvil: «solo que he visto que el móvil
de sergio vibraba »
Respondes:»ocurre algo con Sergio?»
Arais hhabla al otro lado del móvil: «bueno.. está..»
Arais hhabla al otro lado del móvil: «malherido »
Arais hhabla al otro lado del móvil: «me temo que no podrá ir a madrid »
Respondes:»Está bien?»
Arais hhabla al otro lado del móvil: «está vivo »
Respondes:»Puedo ir a la base, si me autorizan »
Arais hhabla al otro lado del móvil: «tiene mi número, la mantendré
informada cuando pueda ser »
Respondes:»muy bien. pero tengan en cuenta que si no sigue un trabajo
contínuo, no hay garantías de que recupere su habla en condiciones
aceptables.»
Arais hhabla al otro lado del móvil: «no sé si me ha entendido »
Respondes:»espero se recupere pronto»
Arais hhabla al otro lado del móvil: «sergio está malherido »
Respondes:»la he entendido, señora. Que tenga buena tarde.»
Arais hhabla al otro lado del móvil: «gracias kiara »
Kiara hierve de la furia imaginando lo que puede haberle ocurrido al
chico Aranda
Kiara intenta controlarse respirando profundo
Mientras tanto en el Hotel de Plaza de las Cortes
Irina piensa mientras sale de la ducha, que no sabe nada de su amiga y
se preocupa.
Irina decide revisar su correo
Irina respira aliviada al ver que tiene un nuevo correo, lo abre y
lee. guarda el contacto en su agenda y marca el número
Irina hhabla al otro lado del móvil: «Hola, Kiara, por fin puedo
hablar contigo. dónde estás?»
Respondes: «Rina… qué molleja escucharte, niña. Pensé que no iba a
dar contigo más nunca.»
Irina hhabla al otro lado del móvil: «Tú no dejas de ser exagerada, verdad?»
Respondes: «y para qué coño voy a cambiar si así soy feliz… vos
sabéis como soy, por qué te extrañáis?»
Irina se ríe del otro lado del móvil
Kiara ríe contagiada con la risa de la amiga
Respondes: «pero decime donde estáis, que me lanzo para allá ahora mismo»
Irina hhabla al otro lado del móvil: «Me alojo en el hotel de plaza de
las cortes, sabes llegar?»
Kiara se ríe con ganas
Respondes: «pero parecéis pendeja, Rina. si no sé pregunto… vos
esperame ahí, no te mováis.»
Kiara sale a toda prisa de la tienda y camina a paso ráppido
Kiara camina por la calle de San Jerónimo y pregunta a un transeúnte
como llegar al hotel donde se aloja Irina
el transeúnte le explica y ella le agradece
Comunidad de Madrid; Plaza de las cortes.
Ves Un coche de color negro con las siglas E.O aquí.
Kiara ve el hotel y entra
Comunidad de Madrid; Imperium Hotel
Irina llega después de bajar de su habitación.
Irina ve a su amiga, se acerca y la abraza
Kiara da un gritito y un salto y se abraza a Irina
Dices: «que molleja, Rina… mirá que bella estáis.»
Irina le da dos besos, uno en cada mejilla
Irina la mira con detenimiento de arriba a abajo
Irina sonríe
Irina dice: «pues debo decirte que tu te ves guapísima, mujer.»
Irina la coge de la mano
Irina dice: «vamos, en mi habitación podemos hablar con más calma»
Kiara se deja guiar
Kiara sonríe
Las chicas suben al ascensor, Irina marca el número de su planta
El ascensor sube y se abre en el piso 4. Las chicas salen al pasillo y
caminan hasta la puerta de la habitación
Irina abre la puerta y Kiara entra
una habitación alquilada por Irina.
Irina entra en la habitación.
Irina dice: «dame esa mochila»
Irina le quita la mochila y la deja sobre una silla
Kiara suspira y se descalza
Kiara se tumba en la cama con los brazos bajo la cabeza haciéndo de almohada
Kiara cierra los ojos y respira despacio para relajarse
Irina la observa un poco preocupada
Irina dice: «te ha pasado algo, Kia?»
Kiara resopla y comienza a desahogar la rabia que le dio al saber que
el chico Aranda había resultado mal herido
Irina suspira
Irina dice: «tú sabes que la vida militar…»
Kiara la corta alzando una mano
Dices: «sé bien cómo es la vida militar… pero al menos en Venezuela
las cosas no se llevan así, de forma tan … »
Kiara suspira y cierra los ojos
Irina le apoya una mano en el antebrazo
Irina dice: «las cosas aquí … digamos están muy complicadas. al
menos es lo que uno como ciudadano percibe, Kia. Puede que esa gente
no pueda darse el lujo de tener efectivos de menos, no sé.»
Irina baja la mirada
Dices: «pues como sigan de esa forma con ese chico, tendrán un
elemento menos. así de simple, Rina.»
Dices: «en fin… ellos sabrán… »
Irina alza la mirada y la observa, sorprendida
Kiara la mira
Dices: «no me miréis así… hace un tiempo decidí no involucrarme
demás con mis pacientes, Rina. vos sabéis que me encanta ayudarlos,
que vine aquí, entre otras cosas por eso. Pero no voy a desgastarme.
igual esa gente no me está pagando. No hay contrato ni hay nada
estable. Lo lamentaré por el chico, se ve que tiene mucho potencial.
Pero, ni modo.»
Irina dice: «comprendo»
Irina suspira
Irina dice: «igual acá hay mucha gente que necesita personas como tú,
dispuestas a echarles una mano. Hay heridos, personas que han quedado
discapacitadas por los bombardeos que ha habido.»
Murmuras: «ya lo sé… hice algunos arreglos y creo que podré tener
una consulta temporal, vamos a ver qué tal marchan las cosas.»
Irina sonríe
Irina dice: «tú siempre tan proactiva…»
Kiara se carcajea
Dices: «por qué no lo decís como en realidad lo estáis pensando… yo
siempre tan terremoto»
Irina se sonroja un poco
Kiara la mira y se carcajea más fuerte
Dices: «vos siempre tan tímida»
Irina suspira
Irina dice: «pero cuéntame, tu familia, ¿cómo está?»
Kiara suspira y la mirada se le entristece
Irina la coge de la mano
Irina dice: «anda algo mal?»
Kiara niega con la cabeza
A Kiara los ojos se le humedecen
Dices: «mamá murió a principio de año»
Irina la abraza, tumbándose junto a ella en la cama
Irina murmura: «lo siento, guapa. No lo sabía »
Kiara suspira
Dices: «está bien… mejor así y que al final no terminase siendo un Yolujaa »
Irina la abraza más fuerte
Irina dice: «has comido algo?»
Kiara asiente
Dices: «de todas formas, no me pasa nada por la garganta, me ha sacado
la piedra la noticia del chico. »
Irina asiente
Irina dice: «entiendo»
Irina dice: «pediré algo de beber. así me vas poniendo al día de todo»
Dices: «como vos queráis, Rina. Igual tampoco es que hay tanto que contar.»
Irina llama al servicio de habitaciones y pide una infusión, dos
botellines de agua y un zumo de naranja natural sin azúcar
Kiara esboza una sonrisa
Dices: «molleja e memoria que tenéis… todavía te acordáis como me
gusta el jugo de naranja…»
Irina la mira y sonríe
Irina dice: «después de que me hiciste tomar aquel vaso, creo que
nunca podría olvidarlo.»
Dices: «sabéis que tengo guardada esa foto? tu cara no tiene precio…»
Kiara se carcajea
Irina dice: «eres mala, Kia»
Irina se sonroja un poquito
Irina dice: «apartando lo de tu madre, cómo están tus hermanos?»
Kiara suspira y frunce el ceño
Dices: «esos trimarditos… no dejan de joder ni estando enfermos. »
Irina sonríe
Dices: «en realidad… de no ser por la situación del país, estaríamos
mejor. Pero ni para qué entrar en detalles»
Irina dice: «siguen en sus posturas radicales, supongo »
Kiara asiente
Dices: «y no hay poder que los saque de ahí.»
Irina murmura: «lo lamento»
Dices: «más lo lamento yo…»
Irina la mira y se pone seria
Irina dice: «dime la verdad, Kia… cómo es que viniste? no te
escaqueaste, ¿no? No es que te estén buscando… o sí.»
Kiara la mira a los ojos
Dices: «no soy la misma insubordinada de Ucrania, Rina.»
Irina suspira, aliviada
Irina dice: «te dieron de baja?»
Kiara niega
Irina se alarma un poco
Irina dice: «y ¿entonces?»
Kiara suspira, fastidiada
Dices: «tengo una licencia, renovable a discreción de mi superior directo.»
Irina dice: «pero no me dijiste que la habías solicitado?»
Dices: «y la solicité, pero me la negaron.»
Irina dice: «vaya… y qué alegaron?»
Dices: «mucha mierda, en realidad. pero eso ya no importa. Lo que
importa es que estoy aquí, donde en realidad puedo ser útil.»
Irina la observa, preocupada
Se escuchan unos golpes en la puerta
Irina dice: «iré a atender al servicio de habitaciones, no tardo.»
Kiara asiente y cierra los ojos
Irina recibe las bebidas en una bandeja y paga lacuenta
Irina cierra la puerta y deja la bandeja en la mesa.
Irina coge el vaso de zumo y la taza y se acerca a la cama
Kiara se incorpora y coge el vaso
Kiara bebe un trago
Irina da un sorbo a su taza
Kiara deja el vaso en la mesita al lado de la cama
Irina la mira y duda en seguir preguntando
Kiara se tumba y vuelve a cerrar los ojos
Dices: «terminame de preguntar mija, que se te van a fastidiar las
papilas como te sigáis mordiendo la lengua»
Irina se pone muy roja
Irina murmura: «está bien…»
Kiara abre un ojo y la mira
Dices: «algún día lograré que dejéis la pena… te lo juro por maíta.»
Irina aprieta la taza, nerviosa.
Irina dice: «ya, sí te creo…»
Dices: «entonces? qué es lo que queréis saber y no te atrevéis a
preguntar? soltalo que me ponéis enferma»
Irina dice: «Y Nataniel?»
Kiara se pone seria
Dices: «Nataniel, como siempre, Rina.»
Irina dice: «pero ustedes…»
Dices: «nosotros nada… duró lo que tenía que durar, pero se terminó,
al menos por mi parte. Por la suya, él sabrá.»
Irina inspira y bota el aire despacio
Irina dice: «no quise molestarte…»
Dices: «no seáis tonta, rina. vos nunca me molestáis… miento, sí me
molestáis… cuando te ponéis casi tartamuda de la pena. ¿Conmigo,
después de todo lo que hemos vivido juntas? No me jodáis.»
Irina se pasa la mano por el rostro
Irina dice: «lo siento»
Kiara la pellizca en el antebrazo
Dices: «dejá de disculparte… »
Irina dice: «está bien.»
Irina toma aire y se lanza
Irina dice: «por qué nunca me has querido contar qué fue lo que pasó
entre ustedes?»
Kiara la mira
Kiara se sienta y se apoya en el cabezal de la cama
Dices: «y qué queriáis que te contara? que me acosté con mi superior y
eso me trajo millones de problemas? que ese cabeza de machete no supo
mantener cada cosa en su lugar?»
Irina la mira con la boca muy abierta
Dices: «véis, por esa reacción es que no me gusta hablar de Nataniel.»
Irina cierra la boca y toma aire
Irina dice: «Kia, yo no te juzgo, lo sabes, ¿verdad?»
Irina la mira, suplicante
Kiara la observa un poco arrepentida
Dices: «lo sé… disculpa si fui cortante. pero es que me acuerdo y la
arrechera no me deja ni pensar.»
Irina bebe un poco de su taza
Irina dice: «kia, todos nos equivocamos. tú no podías adivinar qué iba a pasar.»
Kiara bufa
Dices: «claro que no, qué me iba a imaginar que ese cabeza de machete
la iba a cagar de esa manera? que no iba a saber separar la cama del
cuartel?»
Dices: «Y el gran coñísimo de su madre, sabiendo lo que me costó
asimilarme, lo mucho que había trabajado, comenzó a sabotearme.»
Kiara aprieta los puños con rabia
Irina la mira en silencio
Irina dice: «me imagino que querría protegerte, Kia.»
Kiara la mira de soslayo
Dices: «eso entre nosotros no vale, Rina, él lo sabía. Yo no llegué
donde llegué por ser débil. »
Dices: «es muy arrecho que se te respete igual cuando vienes asimilado
de la vida civil. Lograrlo me costó sangre, sudor y lágrimas. cuando
vi como me cambiaba y reducía mis guardias, cómo me dejaba fuera de
las maniobras… no lo pude soportar.»
Irina murmura: «olvidas lo que pasó cuando volviste de Ucrania, Kia.
eso tuvo que haber influido.»
Kiara la mira
Dices: «claro que no lo olvido. esos seis meses no se me van a olvidar
nunca. pero apartando mi trabajo, los Wayúu estamos acostumbrados a
lidiar con la guerrilla»
Irina la coge de la mano
Irina dice: «no lo justifico, pero aparte de soldado, es un hombre. Un
hombre enamorado con su mujer secuestrada, Kia. eso marca.»
Dices: «Rina, entiendo que se preocupase, entiendo que sintiera miedo.
Lo que no entiendo es que no hiciera nada para superarlo y que eso
influyese en el trabajo.»
Dices: «¡Te imagináis cuanto chisme tuve que aguantarme, cuánta burla?
Y no, no solo por acostarme con él; sino porque fue demasiado obvio
para todos lo que hacía. si el coronel no lo llama a capítulo… quizá
ni siquiera estuviera aquí. Eso no puedo permitirlo. Por mucho amor,
pasión o deseo que haya. No quiero a mi lado a un hombre que crea que
puede aprisionar mi espíritu, lo que deseo hacer con mi vida.»
Irina dice: «entiendo»
Dices: «me costó demasiado llegar a ser primer teniente, rina. Y ese
coño de su madre casi me arruina la oportunidad de asenso»
Dices: «en fin… ahí tenéis la historia.»
Kiara coge el vaso de zumo y se lo termina de una vez
Kiara deposita el vaso en la mesita
Irina dice: «ya… y ahora?»
Dices: «pues ahora aprovecharé mi licencia aquí, y veremos que pasa.»
Irina dice: «Nataniel no parece de esos que cesa en el intento»
Kiara se encoge de hombros
Dices: «da igual lo que él quiera, rina. antes de salir se me informó
que se estaba tramitando mi asenso, por lo que, al final de esta
licencia, si regreso, tendré el mismo rango que él y mi superior será
el mayor Rízquez. Y se acabó ese peo.»
Irina la mira a los ojos
Irina dice: «de verdad lo crees?»
Kiara le sostiene la mirada.
[SMS] de Sergio: «hola, lo siento mucho, no he podido ir »
Dices: «No lo sé, pero al menos no podrá sabotearme de forma tan directa»
Kiara mira su móvil vibrar
Dices: «dame un segundo »
Kiara desbloquea la pantalla y lee
Kiara teclea
[SMS] de Kiara: «hola, Cómo te encuentras? me dijo la doctora Landau
que saliste mal herido.»
[SMS] de Sergio: «mal, ahora mismo fatal »
El rostro de Kiara adopta una expresión adusta
[SMS] de Sergio: «pero quería pedir perdón, lo siento »
[SMS] de Kiara: «lo lamento. si en algo puedo ayudarte…»
[SMS] de Sergio: «quiero seguir, quiero hablar »
[SMS] de Kiara: «está bien. No depende de ti que las cosas no salieran
bien hoy. Ya seguiremos cuando te recuperes.»
[SMS] de Sergio: «necesito saber una cosa»
[SMS] de Kiara: «dime, qué quieres saber?»
[SMS] de Sergio: «por qué hay cosas que puedo decir como si nada..
esto me ha costado una paliza.. yo no tenía ni puta idea de que me iba
a salir de corrido »
[SMS] de Sergio: «y encima en otro idioma»
[SMS] de Kiara: «eso en ocasiones puede ocurrir. porque hay partes de
la memoria que no se ven afectadas por la lesión. En tu caso, creo que
en lo referente a lo militar, y a las cosas que más disfrutas es
posible que tu memoria compense el resto.»
[SMS] de Sergio: «joder… pues , bueno, gracias»
[SMS] de Kiara: «trabajaremos para que tus funciones se equilibren, Sergio.»
[SMS] de Sergio: «gracias»
[SMS] de Kiara: «de nada. sigue trabajando y ya nos vemos la próxima vez »
[SMS] de Sergio: «la llamaré en cuanto pueda usar mejor mi garganta »
[SMS] de Kiara: «seguro que sí. cuídate.»
[SMS] de Sergio: «chao »
Kiara bloquea el móvil
Irina la observa
Irina dice: «qué pasó? quién era?»
Dices: «el chico soldado, Aranda. Le han dado una coñamentazón porque
pudo hablar corrido en otro idioma. Véis lo que te digo? son unos
malditos animales. estos casos se trabajan de forma multidisciplinar.
Ve tú a saber que superior ignorante le da de coñazos porque habla.
hijo de puta, coñoemadremaricón arrastraomamagüevo»
Irina la deja desahogarse
Irina dice: «y qué quería?»
Dices: «disculparse por no asistir.»
Irina la observa y termina su infusión
Irina dice: «pero eso está muy bien, no?»
Irina dice: «quiere decir que le interesa »
Dices: «claro que está muy bien. si el problema en sí no es el chico.
creo que tiene muchas posibilidades. Pero estos casos hay que
manejarlos con cuidado, porque lo emocional puede fastidiar mucho el
progreso. si cada vez que habla le dan una coñamentazón, eso puede
perjudicar todo lo demás. Y me arrecha un montón esa vaina.»
Irina dice: «creo que te entiendo. Ojalá las cosas no se fastidien
para ese chico.»
Kiara la mira ya más relajada
Dices: «ojalá, Rina… ojalá.»
Irina dice: «bueno, supongo que te quedarás aquí conmigo, verdad?»
Kiara la mira y asiente
Dices: «la verdad es que andar durmiendo por ahí ya me cansa.»
Irina niega
Irina dice: «ha sido una locura que te quedases por ahí. La ciudad es
un hervidero y nunca se sabe qué puede ocurrir.»
Dices: «ay, Rina… si no me lo decís capaz no me doy cuenta…»
Irina dice: «Kia, que odiosa eres»
Kiara se carcajea
Irina la secunda y se ríe
Irina dice: «anda a darte una ducha»
Dices: «me estáis queriendo decir que huelo mal? que estoy hedionda?»
Irina se sonroja muchísimo
Irina dice: «claro que no, Kia, cómo se te ocurre»
Kiara se carcajea, a mandíbula batiente
Dices: «Hay que ver, rina, vos todavia no te dáis cuenta que te jodo
de manera descarada.»
Irina hace un mohín
Irina dice: «no, todavía no me doy cuenta cuando estás de broma.»
Dices: «sí, ya me doy cuenta. Pero no te pongáis brava… te prometo
que trataré de no joderte mucho, aunque espero que me soportéis si se
me olvida.»
Kiara se desnuda sin pudor y se mete a la ducha
Irina recoge la ropa y guarda la mochila en el armario. Llama al
servicio de habitaciones y pide algo ligero para cenar.
Al rato, kiara sale de la ducha y la comida está en la mesa. ambas
chicas cenan y siguen conversando amenamente.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.