• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena De Rol: De Apariencias Y Jugo Por La Nariz

Punto de vista: Agnes.

El encargado dice: ‘Habla conmigo si estás buscando trabajo.’
Agnes busca una mesa y se sienta, saca un volígrafo rojo y decide salir del lugar no encuentra la paz que necesita
Una persona sale de la oficina de contratación.
Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Salidas visibles: norte, sur, tienda-clothing-plus, comida, y cafeteria

Agnes observa el centro comercial y suve por las escaleras mecánicas, entra a una cafetería y elige una mesa apartada, toma asiento y saca su libreta, empieza a escribir durante unos instantes, mientras mas allá observa a una chica gótica escribiendo a gran velocidad en su teléfono.
Agnes lee lo que escribe y lo descarta. Eleige una pluma roja y empieza a escribir, observando la chica gótica a la distancia
Agnes lee en voz baja lo que ha escrito y decide firmarlo.
he visto tantos planetas en el mundo que los colores resultan un absurdo para definir su contenido. he visto espejos llenos de vao, algunos contenedores de silencio y otros; transmisores de ruido silencioso y tan potente que aturde a aquel que le sostenga la mirada. he presenciado mares, destrucciones de volcanes que parecían muertos y levantamientos de montañas que parecían destruídas. he navegado por ríos claros aunque pedregosos y he conocido lagos tan profundos que jamás he encontrado un límite en ellos. he tenido flores y sus pétalos se han ido volando al llegar el inicio del otoño, he provado el fuego, también huí al comprovar que como todos padecía miedo. y he sido tan cobarde que me he escondido hasta de mí para no darme la cara.
Agnes pasa la página y siente una mirada fija en ella, no levanta la mirada, sus ojos están fijos en el papel y en el ahora volígrafo negro con el que se dispone a escribir, enumera el texto y sonríe. sus diarios se han perdido en tantas mudanzas y ¿Cuanta información no habrá quedado en lugares desconocidos?
Agnes suspira y empieza a escribir
Agnes mira la hora y cierra el libro, la chica gótica se le acerca al verla con el libro cerrado y poniéndose en pie, se fija en sus cicatrices, le recorren los brazos y las manos. ella también tiene ciccatrices, cicatrices que no recuerda pero la han acompañado desde que tiene razón, solo hay algunas que si recuerda, pero prefiere auyentar los pensamientos.
Enma dice con acento ruso: Hola, te he visto muy concentrada escribiendo
Dices con acento colombiano, «sí. (Responde con sequedad)»
enma dice con acento ruso: me resulta curioso, ya sabes la gente de tu estilo es mmás de encerrarse, soledad y oh mundo cruel solo necesito silencio para inspirarme
¡Que me viene la epifanía! Mundo virtual guardado.
[Humor Cyberlifeano]: «Imposible no dejar esto; más oportuno el mundo virtual y sería perfecto.»
Agnes mira a la chica con fijeza y tituvéa un poco antes de respondder
Observas un Dron cruzar toda la ciudad.
Dices con acento colombiano, «supongo que toda regla tiene su eccepción, además los góticos que yo sepa tampoco es que seáis muy sociables»
Enma se calla ante la respuesta de la chica. Agnes camina a paso lento y sale del lugar; abrazando el libro y con los bolígrafos en el bolso.
Enma la observa alejarse coge sus cosas y sale a paso velóz, pasando a su lado sin dirigirle ni una mirada.
Agnes la observa alejarse y reunírse con una chica muy blanca y de cabello ceniza a la distancia. Se encoge de hombros y observa su diario con tranquilidad, libertad ha de estar bailando en ese momento, decide ir a ver a su amiga, mientras le escribe a su madre para ver como se encuentra.
La chica guarda el teléfono, el colgante de «Chocolacius» que adorna el dispositivo tintinea en contacto con las monedas de su volso
Agnes empieza a silvar una canción mientras suve a un taxi libre y le indica la parada.
minutos después: en casa de libertad
Agnes abre la puerta y su compañera de piso y casi mejor amiga se encuentra vailando en el salón, el cabello suelto brilla con la luz del atardecer y sus ojos cerrados transmiten a Agnes tranquilidad de estar en casa; pronto, el instinto de asustar a Libertad se hace presente con mayor fuerza y agnes se descalza las sandalias para hacer menos ruído si cabe.
camina a paso rápido por la moqueta verde menta y al posicionarse tras Libertad toma un cogín del sofá blanco y se lo lanza a la cara. La posición de perfecto equilibrio de Libertad se ve interrumpida, abre los ojos de golpe y cae al suelo en medio de un grito.
Agnes deja escapar una carcajada y se sienta en el sofá
libertad se pone en pie , entrecierra los ojos ambarinos y devuelve el golpe a agnes. se echa a correr en medio de una risotada llega a la cocina y abre la nevera, observa la hora en el reloj de pared y abre los ojos de par en par
Libertad grita, «¡Marica Agnes que hora es, mirá!»
Agnes abre el armario de su habitación y se quita el vestido, se pone un short y una blusa de pijama sin responderle a libertad, se recoge el cabello, toma el mando del aire acondicionado y lo enciende.
Dices con acento colombiano, «vos, que no te morís de calor acá o qué?»
Libertad la mira con un vaso en las manos
libertad dice con acento colombiano, «Pues sí parce, pero ¿Sabés qué?»
Agnes arruga la nariz
Dices con acento colombiano, «que no me digás parce. sabés que me suena todo nea, parecés una ñera, gamina.»
Libertad la arremeda mirándose en la nevera y sacando la lengua.
Agnes coje la jarra de jugo de naranja, sirve un poco en otro vaso y se sienta en la mesa de la cocina.
Dices con acento colombiano, «sos toda malhablada, ¿tu mamá no te enseñó a expresarte o qué?»
Libertad dice con acento colombiano, «No, pues qué haremos con la niña de bien, prácticamente marica vos sos una santa paloma»
Agnes ríe con el jugo en la boca, Libertad empieza a hacer «Glu glu glu glu» y Agnes siente como se le sale el jugo por la nariz, empezando a toser.
Libertad le da palmaditas en la espalda mientras ríe
Libertad dice con acento colombiano, «Tranquila, tranquila mami que si te morís me quedo sin quien recochar y eso si no pues»
Agnes toma aire y se pone en pie, limpia con un trapo el jugo derramado y mira a Libertad con rabia finjida
Dices con acento colombiano, «hasta que no hablés bien, yo no te vuelvo a tratár oís?»
libertad dice con acento colombiano, » si señora» – se lo piensa-
libertad dice con acento colombiano, » ¡no, marica no, la chimba que voy a dejar de hablar como quiera por vos, agg, vaya a que la bañen, mejor»
Agnes se echa a reír
Murmuras con acento colombiano, «montañera, india inculta»
libertad canta, «No controles mi forma de vestir, porque es total, que a todo el mundo gusto! no controles mi forma de pensar porque es total, que a todo el mundo gusto!
Agnes ríe
Dices con acento colombiano, «juemadre cantando cosas del 83, en ese año nació mi mamá. encima de montañera y gamina bien anticuada.»
Libertad le saca la lengua y va saltando y moviendo las caderas mientras canta hacia el salón.
Libertad canta , «¡no controles mis vestidos, no controles mis vestidos, no controles mis sentidos!
Agnes da ligeros golpecitos a la mesa de la risa y canta en voz baja, se pone en pie y corre hacia su habitación, saca su diario mientras escucha como libertad pone la canción en el altavoz y le suve el volumen a tope.
Libertad grita, «Si escuchás? que te quede claro el mensaje»
Agnes ríe
gritas: «si, ya se sabía que eras tontica, pero no te preocupés que se te acepta igual en el psiquiátrico.»
empieza a sonar no es serio este cementerio y libertad baila por el pasillo mientras entra a la habitaci’on de agnes
Libertad canta los muertos aquí lo pasamos muy bien entre flores»
libertad dice con acento colombiano, «Viste, yo así también me quiero morir»
Dices con acento colombiano, «no pues que ganas, »
Dices con acento colombiano, «oe, sabés qué?»
libertad da un salto a la cama de su amiga y la mira en posición de flor de loto
Libertad dice con acento colombiano, «Si no me decís muy duro que sepa no creés?
Dices con acento colombiano, «bueno pues sí»
Agnes se encoge de hombros
ambas se miran a los ojos, agnes desde el suelo con el diario en las manos y libertad desde la cama jugando con su cabello
Dices con acento colombiano, «vi a una pelada gótica lo más de rara en el centro comercial, tenía cicatrices, jum por todo el cuerpo.»
libertad asiente
libertad dice con acento colombiano, «y qué o qué?
Dices con acento colombiano, «nada solo te contaba porque me acordé del muchacho del otro día, sabés? »
libertad dice con acento colombiano, » sisas, el que ni con la mano saludaba, europeos raros, parce»
Dices con acento colombiano, «que no me digás así!»
libertad dice con acento colombiano» hay bueno, bueno perdón, perdoon, pues»
Agnes se acuesta en el suelo y ambas se quedan hablando un rato de el grupo que se formó desde su llegada al país y desde que se conocieron.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.