• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Desconcierto

Punto de vista: Aletheia

Son las 05:00 a.m. Aletheia se remueve inquieta entre las cobijas.
Aletheia gime y jadea
Aletheia se incorpora y se despierta agitada
Aletheia mira a su alrededor, se frota los ojos y respira profundo varias veces
Aletheia se levanta y resopla
Aletheia entra al baño, se quita la camiseta y las bragas, empapadas
aletheia tira todo en el cesto de la ropa sucia
Aletheia se mira al espejo, desconcertada
Aletheia entra en la ducha y abre el grifo
Quince minutos después…
Aletheia se ha duchado, vestido y sale de la habitación.
Aletheia baja las escaleras, coge las llaves, abre la puerta y sale
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves Nisan Moco y un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia cierra la puerta y va a la sala de seguridad
Aletheia comienza a buscar los planos de la finca
Una hora después…
Aletheia resopla
Aletheia no consigue los planos. Piensa en contactar a Aras, pero luego se arepiente al ver la hora.
Aletheia sale de la sala de seguridad
Aletheia abre la puerta de la casa y entra
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, y El símbolo del infinito aquí.
Aletheia cierra la puerta y se dirige al despacho
Comunidad de Madrid; Despacho
Ves un sillón de oficina modelo nazcar, un PC all in one IQ Pear 35-c221ot, una libreta de pastas gordas, y una impresora Láser aquí.
Aletheia deja la puerta entornada y comienza a hurgar en los cajones
Tres cuartos de hora más tarde…
Aletheia sigue buscando, hasta que decide hurgar entre las cosas de Ives.
Media hora después…
Aletheia ha encontrado una copia de los planos, revisa lo que Lilu le ha pedido, toma nota en un papel y vuelve a guardar los planos pero ahora en uno de los cajones del escritorio
Aletheia cierra el mueble con las cosas de Ives con llave.
Aletheia guarda las notas en uno de los bolsillos de la cazadora
Aletheia coge el móvil, lo desbloquea y teclea
[EFU] Aletheia: «permiso para abandonar finca el renacimiento, desstino aldea Esperanza»
[EFU] Arais: «s.y. autoriza la solicitud »
[EFU] Aletheia: «copiado »
Aletheia sale del despacho cerrando la puerta tras de sí
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, y El símbolo del infinito aquí.
Aletheia se acerca a la puerta, abre y sale de la casa
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves Nisan Moco y un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia cierra la puerta con llave
Aletheia abandona la finca a pie
Comunidad de Madrid; Una carretera desértica
Aletheia se acerca a la garita de la aldea para identificarse
Los guardias comprueban tu identificación y te acompañan a la aldea.
Aldea Esperanza
Aletheia entra y saluda a algunos soldados, también a algunos refugiados
Aletheia camina hacia las viviendas
Edificio de viviendas
Aletheia toca a la puerta de monse
Monse la recibe con una sonrisa
Aletheia le sonríe
Franc y Paulino recién van despertando
Franc se acerca a su mamá y se pega como una lapa
Aletheia pasa parte de la mañana con su hijo
A las 11:00 am…
Aletheia mira su reloj
Dices con acento catalán, «cielo, mami va a trabajar un rato en la intendencia, luego va a a verse con el doctor y luego a hacer otras cosas, pero vuelvo por la noche, ¿vale?»
Franc asiente
Aletheia lo besa y lo abraza con cariño
Murmuras con acento catalán, «te quiero, cielo»
Franc dice: «Y yo a ti, mami»
Aletheia sale de casa de Monse hacia la intendencia
Aletheia abre las puertas, entra en la oficina y pasa allí una hora poniendo todo en orden.
Aletheia revisa la hora en su reloj y aprovecha para contactar y pedir los presupuestos de la calefacción para Lilu
Aletheia apaga el ordenador, sale de la oficina y cierra la puerta
Aletheia se tropieza en el pasillo con Aitor
Dices con acento catalán, «todo en orden?»
Aitor la mira y sonríe, asintiendo
Aitor dice: «todo va bien, no te preocupes, Aletheia»
Aletheia le sonríe
Dices con acento catalán, «Tengo que ir a mi consulta médica y a hacer otras cosas. si surge cualquier cosa, avisad por el canal o a mi móvil.»
Aitor vuelve a asentir
Aitor dice: «ve tranquila, mujer.»
Aletheia le toma la palabra, pero camina a toda prisa
Aletheia coge el móvil, lo desbloquea y teclea
[EFU] Aletheia: «permiso para abandonar aldea Esperanza, desstino finca el renacimiento»
[EFU] Arais: «s.y. autoriza la solicitud »
[EFU] Aletheia: «copiado »
Aletheia se acerca a la garita, se despide de los soldados y abandona la aldea
Aletheia se acerca a pie hasta la finca
Aletheia se identifica con los soldados
Tecleas un larguísimo código en un teclado incrustado en la puerta.
Colocas el dedo en un lector de huellas dactilares.
Se enciende una luz verde. Acceso autorizado.
Los guardias te abren paso a la finca.
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves Nisan Moco y un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia se acerca al coche
Aletheia desactiva la alarma del coche
Aletheia abre la puerta y sube al coche
Un coche deportivo de color negro
Aletheia cierra la puerta y se abrocha el cinturón
Aletheia introduce la llave y arranca el motor
Aletheia coge el móvil, lo desbloquea y teclea
[EFU] Aletheia: «permiso para abandonar finca el Renacimiento, desstino zona sur de Madrid, Móstoles»
[EFU] Arais: «s.y. autoriza la solicitud »
[EFU] Aletheia: «copiado »
Aletheia pisa el acelerador y el coche se pone en movimiento
Por su parte en la Clínica Paraíso Terrenal, bastante rato después…
Jeanpaul aparca la Kerokee
Los portones de la propiedad se cierran
Jeanpaul apaga el motor y se desabrocha el cinturón
Walker se desabrocha el cinturón
Jeanpaul dice: «estará aquí en unos 5 minutos»
Walker asiente
Los portones de la propiedad se abren y dan paso a un coche deportivo negro
Un coche deportivo negro entra y se estaciona tras la Kerokee
Un coche deportivo negro abre sus puertas
Aletheia baja del coche, cierra la puerta
Aletheia activa la alarma del coche
Jeanpaul abre las puertas, Walker baja de la Kerokee
Walker cierra la puerta
Jeanpaul baja del vehículo y cierra la puerta
Aletheia saluda a Walker y a Jeanpaul con un besito en la mejilla
Jeanpaul abraza a Aletheia
Jeanpaul murmura: «cómo estás hoy, mocosa?»
Dices con acento catalán, «bien, con varias cosas que quiero conversar con Walker…»
Aletheia lo mira
Dices con acento catalán, «pero nada de qué alarmarse, Jean.»
Jeanpaul la observa y asiente
Jeanpaul dice: «con tu gente, cómo vas?»
Aletheia suspira
Dices con acento catalán, «Poco a poco retomando el contacto…»
Jeanpaul la mira
Jeanpaul dice: «comprendo.»
Jeanpaul mira a Walker y a Aletheia
Jeanpaul dice: «hora de que comiencen. Estaré aquí, esperando por walker»
Walker asiente y sonríe
Aletheia le da un abrazo furtivo a Jean
Aletheia y Walker entran en las instalaciones
La recepcionista les saluda
Aletheia y Walker responden el saludo y siguen hacia el consultorio
walker abre la puerta y espera que aletheia entre
Aletheia entra y aparta una silla, se sienta y se cruza de piernas
Walker entra y cierra tras de sí, rodea el escritorio y ocupa el sillón
Walker comienza a hablar con Aletheia en inglés
Walker dice: «Cómo te encuentras, qué tal te has sentido con la medicación?, algo que quieras destacar al respecto?»
Walker saca su libreta y coge un bolígrafo
Dices: «me he sentido mejor, sí. ya no me siento inapetente, tampoco tengo tantos problemas para conciliar el sueño»
Walker dice: «como vas con la ansiedad y el estrés?»
Aletheia respira profundo
Dices: «un poco mejor, pero todavía en ocasiones me siento un poco ansiosa… a según qué circunstancias es mayor o menor»
Walker la observa, toma nota y asiente
Walker dice: «pero has podido controlar la ansiedad y sentirte relajada? o sigues teniendo problemas con ello»
Dices: «sigo teniendo problemas, pero se han reducido. ya no tardo tanto en sentirme relajada»
Walker dice: «bien… algo te preocupa, algo que quieras contarme?»
Aletheia lo mira y asiente
Aletheia comienza a contarle sobre el chico de la aldea, luego le comenta sus encuentros con Arais y Aras
Walker la observa y va apuntando cosas en la medida que la chica avanza en su narración
Walker dice: «cómo te has sentido al respecto?»
Aletheia reflexiona
Dices: «Pues, por una parte muy bien, es lindo poder compartir algunos ratos con ellos; también es verdad que en ocasiones me siento un poco ajena, pero es divertido ver cómo ellos se tratan»
Walker asiente
Walker dice: «te gustaría tener ese trato con ellos, me refiero a que te tratasen igual?»
Aletheia piensa
Dices: «Pues no sé si igual, pero sí me gustaría tener con todos un vínculo… no sé, como más complicidad y afinidad; mucho mejor que lo poco que hay en la actualidad»
Walker la mira y apunta en su libreta
Aletheia piensa
Dices: «al menos no sentirme tan ajena con sus bromas…»
Walker dice: «Cómo te sientes en esos momentos?»
Aletheia suspira
Dices: «me divierte, pero en muchas ocasiones me siento bastante descolocada, Walker»
Walker la mira y anota
Walker dice: «por qué crees que te sientes así?»
Aletheia respira y reflexiona
Dices: «creo que por una parte es la falta de costumbre…bueno, no, la palabra no es costumbre, es roce… como no he tenido tanto trato con ambos, verlos así de pronto me deja descolocada.»
Walker asiente
Walker dice: «y por la otra?»
Aletheia lo mira
Dices: «Me descoloca un poco observar a Aras tan amable, con ganas de ayudarme»
Walker la observa
Walker dice: «te incomoda?»
Aletheia niega
Dices: «me sorprende, más que cualquier otra cosa y bueno, sí… me agrada saber que quizá no lo hace por compromiso u obligación, por ser compañeros en EPS, sino porque es una persona muy considerada que le gusta ayudar a las personas.»
Walker asiente y apunta en la libreta
Walker la mira
Walker dice: «cómo te sentiste luego que la doctora se marchó?»
Aletheia reflexiona
Dices: «no sé cómo describirlo, pero me siento como rara y fuera de lugar… es agradable conversar con él y aunque en ocasiones no le entiendo, agradezco mucho el tiempo que me brinda, cuando podría dedicarse a su vida personal y sus cosas.»
Walker la mira
Walker dice: «por qué crees que te sientes así?»
Aletheia piensa un instante
Dices: «Me parece que me he acostumbrado a que siempre esté alguien con nosotros, casi siempre Arais o que estemos en alguna reunión de EPS; entonces estar en un café sentada con él charlando, no sé, se me hace algo extraño, pero no, no es desagradable. Está bien ir conociendo otras cosas de los soldados y bueno, ver que él no es así… me refiero a que no se comporta como lo hizo González»
Walker anota
Walker dice: «como te sientes a ese respecto?»
Aletheia lo mira
Dices: «es como quitarse un peso enorme de encima. Es como esas veces en que agradeces estar equivocada y sorprenderte; hablar con la señora Nadia fue muy esclarecedor… pero haberlo visto con aquel hombre… marcó una diferencia»
Aletheia suspira
Walker dice: «comprendo»
Dices: «las explicaciones de Arais también han sido útiles, lo que sucede es que a ella todavía me cuesta verla como militar, en lugar de como médico.»
Walker asiente
Walker la observa
Walker dice: «alguna otra cosa que quieras comentarme?»
Aletheia asiente y comienza a contarle lo ocurrido el fin de semana con las carpas»
Walker la escucha, atento
Walker dice: «o sea, él no sabe que tú les viste echar los peces en la piscina?»
Aletheia niega, divertida
Dices: «yo creo que no sabe que llevaba rato observándolos.»
Walker anota
Walker dice: «por qué no has dicho nada?»
Aletheia suspira
Dices: «verás, verlo con la niña me enterneció. en ese momento fue como ver dos niños haciendo travesuras y yo no soy capaz de romperle esa ilusión. Ese día me acordé de lo que me dijo durante la cena, que echaba de menos vivir una vida, entiendo que por eso de la pareja y en sí, la vida cotidiana de cualquier civil.»
Aletheia respira profundo
Walker la mira con atención
Dices: «quién soy yo para negarle o arruinarle esos momentos?»
Aletheia ríe bajito
Walker la mira y apunta
Walker dice: «qué ocurre?»
Aletheia niega
Dices: «es que además, casi se delata ayer diciendo de donde venían las carpas, pobre. a veces parece un niño pero con mucho tamaño»
Walker asiente
Walker dice: «cómo te vas sintiendo con todos esos cambios y descubrimientos?»
Aletheia suspira
Dices: «A veces divertida, otras sorprendida… ese día luego que se marchó, estuve pensando mucho, Walker»
Walker la observa
Walker dice: «qué pensaste?»
Aletheia lo mira
Dices: «que Jean tiene razón cuando me dice que yo no me fijo en los hombres, que no me doy cuenta de nada. Ese día aproveché para reflexionar sobre tu pregunta y, es cierto, yo de verdad no presto atención… Yo no había prestado atención a Aras, pero es que no lo hago con nadie del sexo opuesto, en realidad.»
Walker anota
Walker la observa con atención
Walker dice: «por qué crees que eso es así?»
Aletheia reflexiona un buen rato
Walker espera, paciente
Dices: «creo que por una parte lo vivido con Martínez y mi padre, luego esos soldados… siempre el sexo, la lujuria, el deseo, la violencia y la agresividad…de alguna manera me he condicionado a no conectar, a no verles en realidad…»
Walker insiste
Walker dice: «por qué crees que eso ha ocurrido, que emoción identificas?»
Aletheia traga
Aletheia respira profundo
Dices: «miedo… me da miedo encontrar esas miradas en los hombres y prefiero no verlas, así quizá ellos tampoco me vean a mí.»
Walker apunta
Walker la observa
Walker dice: «cuáles miradas?»
Dices: «miradas como la de Martínez, como la de esos soldados, incluso como la de mi padre cuando estaba enagenado por los hijos de eva…»
Walker anota en su libreta
Walker dice: «crees que ellos en realidad no te ven?»
Aletheia respira y piensa
Aletheia niega
Dices: «en el fondo sí que me ven, la prueba la tengo justo con Aras. Yo siempre creí que ni se fijaba, pero sí que observaba mi lenguaje no verbal y de hecho tuvo una repercusión negativa»
Walker la escucha con atención
Walker dice: «a qué te refieres?»
Aletheia lo mira
Dices: «pensando en todo esto, me he podido dar cuenta que a más encierro por mi parte, más áspero era él durante la comunicación y se volvió un círculo vicioso porque a más aspereza, yo más dejaba el control a mi condicionamiento, y estaba mucho más fría, impasible… lo que para él era apatía y desinterés.»
Walker asiente y toma varias notas
Walker dice: «qué puedes decir sobre ese condicionamiento?»
Aletheia suspira
Dices: «fue la única vía de escape que conseguí para no volverme loca y que me dejasen en paz; aislarme a tal punto de no mostrar nada… y cada vez que me siento vulnerable el mecanismo se activa, no me doy cuenta y eso me trae muchos problemas para poderme relacionar»
Walker asiente
Walker dice: «pudiste reflexionar sobre lo que conversamos la última vez?»
Aletheia asiente
Dices: «he sentido muchísima culpa, pero pensando y analizando con cabeza fría, fui una víctima, no solo de secuestro, sino de tortura y violación. Pude haberme negado a usar las semillas, incluso a la tortura…»
Aletheia se ha puesto un poco pálida, Walker la observa
Aletheia respira varias veces y se recompone
Dices: «y lo más probable es que no estuviese aquí, que me hubiesen matado aquella noche. Respecto de Rodríguez, sí, me ayudó pero también me usó y me manipuló para hacer venganza. Yo no habría podido salir de ahí sin su ayuda, pero él pudo haber denunciado a los otros dos y que les sometiesen a justicia militar, en lugar de usarme como mano ejecutora. estaba desesperada, amnésica, yo no me pude defender»
Aletheia se quiebra y llora
Walker le extiende pañuelos desechables y espera que la chica se serene
Aletheia se sopla la nariz
Dices: «yo habría hecho lo que fuese por salir de ahí…»
Aletheia lo mira
Walker le sostiene la mirada para infundirle confianza y serenidad
Dices: «yo no soy un monstruo, solo soy una sobreviviente»
Walker asiente
Walker dice: «pero no solo eres una sobreviviente, Aletheia. también eres una mujer fuerte, valiente y extraordinaria. Has vivido cosas que hubiesen quebrado el espíritu de cualquiera y las has superado; pero además, has decidido darle un giro a tu vida y para eso hace falta mucho valor y mucha fortaleza.»
Aletheia respira profundo
Dices: » porque quiero rescatarme, Walker… y reconstruir lo que tenga que reconstruir para volver a estar bien… por mí y por mi hijo.»
Walker dice: «eso es estupendo… sabes que estamos juntos en este camino y que al final, todo estará bien; tú estarás bien y en consecuencia muchas cosas mejorarán.»
Aletheia asiente, pero recuerda y frunce el ceño
Walker la mira, atento
Walker dice: «Hay algo más que te preocupe?»
Aletheia asiente y le cuenta el sueño que tuvo
Walker la ha escuchado con atención y toma varias anotaciones en su libreta
Aletheia lo mira, un poco preocupada
Walker dice: «comencemos por el principio. Desde cuándo no tienes relaciones sexuales?»
Aletheia piensa
Dices: «Desde que me disparó Amadeo, si no recuerdo mal»
Walker toma nota
Walker dice: «fue algo gradual o fue una suspensión abrupta»
Dices: «abrupta, porque ahí se dieron una cadena de sucesos hasta que él falleció»
Walker la mira
Walker dice: «te has masturbado o eso también ha dejado de ocurrir»
Aletheia reflexiona y abre mucho los ojos
Aletheia lo mira
Dices: «eso también ha quedado suspendido… y yo ni en cuenta»
Walker la mira
Walker realiza un par de anotaciones
Walker dice: «bueno, por una parte ha habido esta carencia en ti, que eres una mujer con una frecuencia media alta según me explicaste. De hecho, recuerda que pasó algo similar luego de la muerte de Gabriel»
Aletheia asiente
Walker dice: «por otro lado, tener ese tipo de sueños o fantasías no es nada malo, Aletheia. en este momento puede estar motivado por una parte porque tu inconsciente avisa de esa necesidad. Por otro, porque sientes curiosidad y existe la necesidad de un vínculo que mejore la comunicación.
Walker la observa, Aletheia está pensativa
Walker dice: «quizá la pregunta es, qué sientes al respecto?»
Aletheia lo mira
Dices: «en general, desconcierto.»
Aletheia se sonroja recordando
Walker la observa y toma nota
Walker dice: «qué ocurre?»
Dices: «es que ahora me preocupa… si yo no me suelo dar cuenta de casi nada que tenga que ver con los hombres… y si ahora hago algo que se malinterprete?»
Walker la mira
Walker dice: «algo cómo qué?»
Aletheia niega con la cabeza
Dices: «no lo sé, algún gesto, algo que haga de manera inconsciente y que quizá mande el mensaje equivocado»
Walker dice: «bien, vamos por partes. Has sentido algún impulso, algún deseo?»
Aletheia reflexiona
Dices: «no sé si eso sea un impulso, pero el otro día sí me llegué a preguntar …»
Walker asiente y la invita a continuar
Dices: «pues me preguntaba cómo sería verle desnudo…acariciarle»
Aletheia se muerde el labio
Walker la observa
Walker dice: «esos pensamientos te molestan, te incomodan?»
Aletheia piensa
Dices: «me preocupan»
Walker apunta en su libreta
Dices: «por qué?»
Aletheia respira
Dices: «de camino aquí, me estuve recreando en el sueño…»
Walker la mira
Walker dice: «crees que es malo hacerlo?»
Aletheia piensa
Dices: «malo no, pero creo que sí muy inconveniente, Walker»
Walker dice: «por qué te parece inconveniente?»
Aletheia va enumerando con los dedos
Dices: «primero, porque no estoy yo para enredos sentimentales; segundo, porque es un incordio sentir atracción sexual no correspondida y tercero, porque no estamos para meter la pata ymenos con él. Bueno, con ningún hombre, en realidad»
Walker dice: «comprendo»
Walker dice: «sientes atracción sexual?»
Aletheia piensa
Dices: «tengo que pensarlo con más calma, pero me parece que quizá sí, un poco. No es que sea algo incontrolable, es solo que no quiero fastidiar las cosas de manera inconsciente, Walker.»
Walker anota y asiente
Walker dice: «por el momento creo que lo prudente es no preocuparte, no necesitas tensiones adicionales; adelantarse a los acontecimientos solo nos genera ansiedad innecesaria.»
Aletheia respira y asiente
Walker dice: «Por otra parte, puede ser provechoso que reflexiones hasta qué punto la atracción sexual implica sentimientos»
aletheia suspira
Dices: «voy a pensarlo, pero lo que dije lo digo con base en que las mujeres somos demasiado emocionales y es raro que separemos el sexo del afecto.»
Walker asiente
Walker dice: «Justo ahora estás siendo muy analítica, Aletheia»
Alehteia respira profundo
Dices: «pero cuando venía por el camino, recreándome con ese sueño, me parece que no lo fui tanto.»
Walker dice: «a qué te refieres?»
Aletheia suspira
Dices: «A que desde que desperté he pensado que recrearme puede ser inconveniente, pero lo he hecho y lo he disfrutado.»
Walker dice: «cuantas veces te has recreado con ese sueño desde que despertaste?»
dices: «una sola vez, cuando venía de camino hacia aquí»
Walker la mira
Walker dice: «insisto en que no te preocupes. Hagamos una cosa… aparte de reflexionar en lo que te dije, procura tomar nota mental de qué experimentas si llegas a verle durante estos días. Luego lo hablamos en consulta, ¿está bien?»
Aletheia asiente
Dices: «de acuerdo»
Walker mira el reloj
Walker dice: «bueno, vamos a dejarlo hasta aquí. La semana que viene nos vemos, aunque ya sabes que estoy a tu disposición si me necesitas.»
Dices: «lo sé, Walker.»
Walker termina de hacer algunas anotaciones más y guarda su libreta en el cajón, Pasa la llave y se levanta
Aletheia se pone de pie
Walker se acerca a la puerta y la abre, deja que Aletheia salga
Walker sale y cierra la puerta del consultorio.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.