• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Despidiendo el año

Punto de vista: Abigail.

Un piso acogedor
Al entrar te encuentras con un salón comedor muy acogedor y bien iluminado. A la izquierda ves una cocina bien equipada y a la derecha, un pasillo que lleva a la habitación matrimonial, un baño para las visitas y un estudio de lo más ecléctico.

Un teléfono suena en este lugar.

Abigail sale de la cocina al escuchar el móvil de Samuel.
Dices: «Sam, cielo está sonando tu cacharro aquí en el salón.»
Samuel está en el baño a puerta cerrada.
Abigail intenta hablarle de nuevo, pero Samuel no responde.
Abigail ubica el móvil de Samuel y lo coge.
Abigail ve la notificación en la pantalla y alza las cejas.

Llamada entrante de número privado.

Abigail camina a prisa hacia el baño de la habitación y toca la puerta.
Samuel dice con acento venezolano, «¿Ya salgo, bonita.»
El móvil sigue sonando.
Dices: «Cielo, suena tu móvil y es de un número privado.
Samuel abre con rapidez la puerta y coge el móvil.
Samuel ve la notificación y desbloquea la pantalla.
Samuel ha descolgado la llamada.
Descuelgas la llamada y se establece la comunicación.
Samuel dice por teléfono, «Hola?»
Samuel abre mucho los ojos y sonríe.
Samuel dice por teléfono, «Hace tanto tiempo que no sabía de usted… bueno de ti, cómo estás? ¿Los niños cómo están?»
Abigail se fija en la expresión de Samuel y en la alegría de su tono.
Samuel dice por teléfono, «Nosotros estamos bien, sí. …»
Samuel escucha concentrado.
Abigail se acerca a él, pegándose a su torso.
Sammuel le abraza con el brazo izquierdo por la cintura acercándola más a él.
Samuel dice por teléfono, «No, de ella no he sabido, no la he visto y creo que Abi tampoco porque me lo habría dicho.»
Abigail alza la cara interrogante.
Samuel vocaliza en silencio mencionando a Melany.
Abigail niega con la cabeza.
Samuel dice por teléfono, «claro, seguro que sí, cuenta con eso.»
A través del móvil se escuchan risas y gritos de niños pequeños.
Samuel sonríe.
Samuel dice por teléfono, «sí, claro que sí.»
Samuel espera y suspira profundo.
Samuel dice por teléfono, «¿Ilce?… sí, soy yo, princesita.»
Un gritito de emoción se escucha desde el auricular.
Samuel ríe bajito.
Samuel hace silencio con el rostro serio y concentrado.
Abigail lo observa.
Samuel dice por teléfono, «sí, eso está bien, princesita…claro, pero ahora pásame a tu mami, sí?»
Samuel suspira de alivio, Abigail ríe bajito.
Samuel dice por teléfono, «ah, okey… bueno, no, en realidad no entendí todo eso, pero está bien… se lo diré a Abi, seguro estará contenta… sí, esperaré que me avise, no hay problema.»
Abigail sigue observando a Samuel.
Samuel dice por teléfono, «igualmente, Feliz año para ustedes también. Sí, sí, se lo diré de tu parte.»
Samuel dice por teléfono, «sí, así lo haremos, ustedes también. Nos vemos pronto.»
Samuel cuelga la llamada.

Abigail queda espectante.
Samuel suspira, se nota que está emocionado.
Abigail lo abraza con fuerza.
Samuel se abraza a ella y le besa en la cabeza con ternura.
Abigail se separa.
Dices: «era gente de la aldea, verdad?»
Samuel asiente.
Abigail le acaricia el rostro con una mano.
Samuel inspira profundo varias veces.
Samuel dice con acento venezolano, «quieren que vayamos a comer con ellos, que nos avisan el día y la hora.»
Abigail asiente y sonriíe.
Dices: «Será genial.»
Samuel asiente y cierta añoranza se le refleja en la mirada.
Dices: «venga, cielo… vamos a cenar y luego directo a Sol, hoy hay que celebrar.»
Samuel asiente tomando de la mano a Abigail.
Ambos salen de la habitación directo al comedor.
Entre tanto, en el piso de al lado…
Pepi está abriendo la puerta de su casa para tirar la basura cuando Anukis sale disparado por el rellano.
Pepi dice con acento gallego, «mi Dios bendito, Anukis, Anukis no seas traviesiño!»
Pepi sale de la casa.
La planta número 8
Ves Un pisito confortable, Un piso acogedor, Un confortable piso de estilo nórdico, Casa de Gorca, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Fabián está cerrando la puerta con llave.
Fabián se guarda las llaves en un bolsillo y se gira rumbo al ascensor.
Anukis se estrella contra Fabián, sacando las garras por instinto.
Fabián se inclina para coger al gato.
Anukis maulla con fuerza.
Fabián dice: «Eh, a dónde vas tú, amigo?»
Pepi se acerca a Fabián un poco avergonzada.
Pepi dice con acento gallego, «Anukis, te he dicho que no vayas molestando a los veciniños, eres demasiado traviesiño.»
Fabián mira a la mujer.
Fabián dice: «no pasa nada, parece que tiene prisa».
Pepi dice con acento gallego, «Yo? que va, si ahora mismo lo que ando es terminando de dejar todo limpieciño, que una no puede recibir el año con la casiña hecha una porqueriza, no señor. Imagínese, jovenciño, qué diría el año si llega a una casa toda asquerosiña?»
Fabián alza las cejas y se acerca a Pepi con intenciones de darle al gato.
Anukis se remueve.
Fabián dice: «me refería al gato, señora.»
Pepi abre los ojos y luego ríe bajito.
Pepi dice con acento gallego, «Uy, es que mi Anukis es muy atrevidiño, pero déjalo, jovenciño, ya me ocupo yo más tarde de pillarle por allí.»
Fabián asiente y deja al gato en el suelo.
Anukis lo mira con altivez gatuna y comienza a acicalarse.
Fabián mira al gato un instante y luego alza los ojos hacia la mujer.
Pepi mira a Anukis con adoración.
Anukis se levanta y camina con lentitud hacia la puerta abierta.
Pepi niega con la cabeza.
Pepi dice con acento gallego, «Este Anukis, siempre tan caprichosiño.»
Fabián mira a la mujer y luego al gato, pensativo.
Pepi dice con acento gallego, «No hagas caso de Anukis, él es así, pero es muy cariñosiño… Pasa que le gusta jugar mucho y bueno, ya sabe, si no juegan con él, se enfada un poquiño; pero luego ya se le quita.»
Fabián dice: «no se preocupe, señora.»
Pepi mira a Fabián y asiente.
Pepi dice con acento gallego, «Llámame Pepi, hijiño, que lo de señora es para esa gente toda estiradiña.»
Fabián dice: «Vale, Pepi…»
Fabián mira hacia el ascensor con gesto algo anhelante.
Pepi se fija en su expresión y ríe bajito.
Pepi dice con acento gallego, «anda, hijiño, tú anda a tus cosiñas que yo ya me apaño…»
Fabián la mira pensativo, pero echa a andar hacia el ascensor.
Pepi se gira y lo mira, divertida.
Pepi dice con acento gallego, «dale mis saludos a la bonita… que espero que tenga un muy feliz año, eh? Y que le diga a la chica del doctorciño, que esas hallacas que me dio estaban muy sabrosiñas… esa chica del doctor es una monada a que sí? bueno todas ellas, la bonita que viene a tu casa es un dulce… Haríais bonita pareja… que las de por ahí son muy decentiñas y muy trabajadoras, sí… nada que ver con eso que decía la del 12A, que menos mal que se mudó a otro sitio porque esa sí que era una marujiña de pueblo.»
Fabián está un poco aturdido por la cháchara de Pepi y apenas asiente con la cabeza, antes de pulsar el botón de la planta 13 y dejar que las puertas del elevador se cierren.
Pepi se gira para tirar la basura por el bajante.
Después de tirar la basura, Pepi entra de nuevo a su casa cerrando la puerta tras de sí.
Pepi mira a Anukis.
Anukis se sube al sillón y vuelve a acicalarse.
Pepi dice con acento gallego, «tienes que portarte mejor, Anukis… como sigas así ya no te voy a dar sardinillas… tú verás.»
Anukis suelta un maullido a modo de queja y salta del sofá a restregarse a los pies de Pepi.
Pepi suelta una risita.
Pepi dice con acento gallego, «Traviesiño, vamos a cenar, que ya luego me bajo ahí a la plaza a recibir el año con las uviñas. No te voy a llevar porque andas demasiado traviesiño»
Anukis suelta otro maullido quejumbroso, mientras Pepi se dispone a ponerle su comida y a comer ella también antes de bajar a Plaza del sol.

Punto de vista: Auxita

Casa de Auxita
Te encuentras con camila y oscar
Es 31 de diciembre; el ambiente está listo para recibir al nuevo año. La mesa muy bien decorada y con la comida servida, el arbolito de navidad que sigue brillando y adornando la casa, y el aroma a diversa comida que ya va invadiendo el salón
oscar se encuentra en el salón, viendo la televisión.
Auxita está maquillándose en la habitación, corrigiendo una y otra vez los tonos de color que se pondrá en los ojos. Viste una blusa blanca con lentejuelas y un pantalón negro de vestir.
Auxita se vuelve a mirar y asiente para sí misma, toma el móvil entre sus manos y finalmente sale de la habitación
camila se encuentra en el baño, se maquilla y va mirándose al espejo constantemente
oscar dice: van a venir? ya van a ser las 12!
Auxita cierra la puerta con suavidad y camina por el pasillo de las habitaciones, se acerca al salón y mira todo con detenimiento, admirando el trabajo que han hecho ella y camila para preparar el ambiente de fin de año
oscar mira el reloj de su muñeca que no está ni cerca de las doce aún
Auxita se le acerca, al verlo distraído. Le habla en el oído
Dices: «ya nos vamos, dejá de ser impaciente!»
oscar se gira sobresaltado
Auxita lo mira y sonríe a penas un poco
oscar dice: ay la puta que te… que susto…
oscar se parte de risa
oscar dice: se me cayó el alma por diéz segundos
Auxita finalmente se ríe y se ubica en un sillón
Dices: «te pasa por impaciente, mirá la hora, ni cerca de las 12 estamos aún»
Auxita mira la hora en la televisión
camila termina de maquillarse en el baño, continúa ahora peinándose con varios brochecitos
Dices: «pero bueno, viene cami y cenamos, que al menos yo tengo ya bastante hambre.»
oscar asiente y sonríe
oscar dice: tengo ganas de entrarle a la carne ya
Dices: «síi, tiene una pinta bárbara la verdad»
oscar mira auxita
Auxita se despereza un poco con los ojos entrecerrados
oscar dice: quien la cocinó?
Dices: «entre camila y yo hicimos maravillas»
Auxita sonríe
oscar dice: si esa loca cocina full…
Dices: «sí, pero yo le ayudé algo también. No sea que crea que le tenemos acá de sirvienta»
oscar sonríe y asiente
Dices: «no es mi fuerte pero bueno, internet siempre salva en este tipo de cosas»
oscar dice: y ahora que hace que no viene?
Auxita mira hacia el pasillo, vuelve a mirar a oscar y niega
Dices: «ni idea, hasta donde sé se estaba maquillando.»
oscar baja la mirada
Dices: «que tenemos que sacarnos la foto de fin de año y así para tener un buen recuerdo»
oscar dice: que impensado todo no?
Auxita suspira
oscar dice: pasó todo en este año
Dices: «sí, la verdad es increíble ver como da vueltas la vida en ciertas cosas»
Dices: «fue un año muy movido, la verdad.»
camila sale del baño y cierra la puerta levemente, luego se dirige a la habitación de auxita
Auxita vuelve a mirar hacia el pasillo al escuchar la puerta del baño cerrarse
oscar dice: bueno, podrémos tener alguna rispidéz con camila o lo que sea, pero mal o bien estamos
Auxita vuelve a mirarlo y asiente
Dices: «sí, que estén unidos es al final lo importante, que uno nunca sabe lo que puede pasar en la vida»
algunas lágrimas resvalan por los ojos de oscar
oscar dice: pasó de todo, desde que pensé que me iban a matar, yo que sé
Auxita lo ve y se le acerca, tomándole ambas manos.
Dices: «así es. pero bueno, este nuevo año tiene que servir para ir cambiando las cosas de a poco, reencaminando la vida y continuar adelante»
Murmuras: «para mí tampoco fue fácil. Un accidente de mi hermana, la enfermedad de mi madre, cortar con mi pareja…»
camila sale de la habitación de auxita vestida con un vestido largo de color negro que lleva lentejuelas, calzada con zapatos de tacón alto
Auxita suspira y queda pensativa un momento
camila cierra la puerta y camina hasta el salón
oscar asiente
Auxita oye los pasos de camila y la mira, intentando recomponer su expresión algo apesadumbrada.
camila mira a auxita y oscar y sonríe
camila dice con acento argentino, «ay, no son las doce y ya están llorando…»
Dices: «qué hermosa, Cami! Espectacular tu vestimenta.»
Auxita fuerza una sonrisa
camila dice con acento argentino, «gracias auxi»
camila dice con acento argentino, «gracias a estos zapatos soy más alta»
Dices: «llorar? Nada que ver, es solo recordar algunas cositas no tan…agradables de este año»
Auxita mira los zapatos y asiente
Dices: «esos mínimo son taco 10.»
camila dice con acento argentino, «ay bueno pero no sé, hay cosas mucho más agradables, como que llegué yo a madrid, no sé…»
Dices: «claaro, el haberlos conocido a ustedes fue lo mejor que me pasó, no solo como pacientes sino como amigos. Es maravilloso poder interactuar con ustedes y que me confíen sus vidas»
oscar sonríe
camila dice con acento argentino, «si, eso es positivo, y además bueno, que vos nos confíes tu casa a nosotros»
Dices: «y que aunque todavía nos quede mucho camino por recorrer…»
Auxita suspira de nuevo
camila sonríe.
Dices: «podamos hacerlo juntos y con paciencia. eso es lo mejor todavía para este nuevo año»
oscar mira a las chicas
oscar dice: comemos?
Auxita mira a los hermanos de forma alterna
Auxita asiente
camila mira a oscar
camila dice con acento argentino, «ya vamos a comer, si estamos hablando »
Auxita se levanta del sillón y mira la mesa, en la que hay carne asada, ensalada de lechuga y pasta.
Dices: «bueno, cuando quieran chicos»
oscar se levanta del sillón y se acerca a la mesa, corre una silla y se sienta
Auxita toma una silla, pero antes de sentarse mira lo que estaría comiendo
camila toma una silla y se sienta frente auxita y oscar
Dices: «bueno, hicimos mucho para estar tan poquitos, pero por ahí viene melany y le dejamos…sinó lo vamos comiendo de a poco, que al menos en mi país acostumbramos a lo recalentado.»
Auxita sonríe
camila dice con acento argentino, «sí, si habré comido comida recalentada en año nuevo…»
camila sonríe.
Auxita reparte los platos y cubiertos que estaban apilados en la mesa y comienza a servirse en el suyo una buena cantidad de ñoquis
oscar comienza a servirse un poco de ensalada y carne
Dices: «amo esto»
oscar dice: amo que haya mucha comida
Dices: «sí, es símbolo de abundancia aunque luego también abunden los kilos»
Auxita termina de servirse y se sienta, dispuesta a comer
camila se sirve ensalada con carne y comienza a comer también
oscar come concentrado, mientras mira la televisión
Auxita saborea la comida lentamente, dirigiendo la mirada hacia la televisión, ve que dan el pronóstico del clima.
Auxita mira a los hermanos
oscar dice: que rico que está esto
Dices: «chicos, y vamos a salir a las 12 como había dicho Camila a puerta del sol? a mí particularmente me gustaría ir a ver en vivo como es el tema si es que ustedes quieren»
camila mira auxita y sonríe
camila dice con acento argentino, «aay sí, vamos?»
camila dice con acento argentino, «comemos, brindamos y vamos»
Auxita se lleva un poco más de pasta a la boca y asiente efusivamente.
Dices: «eso sí, acá porque tenemos calefacción, pero si salimos tenemos que ir súper bien abrigados, miren el clima»
camila dice con acento argentino, «aay sí, está re frío»
oscar come y asiente de a cuerdo
Dices: «esto es frío de verdad, lo que hace hacia nuestra región no es nada»
camila dice con acento argentino, «sí, me siento en el polo norte»
Auxita sonríe mientras se va terminando lo que se sirvió en el plato
Dices: «yo quedé maravillada cuando vi la nieve por primera vez a estas alturas del año pasado. Parecía una nena chiquita mirando como caía, me embobaba por eso.»
oscar dice: quieren que me vista de papá noel?
oscar se parte de risa
camila se parte de risa.
Auxita come la última porción y ríe
Auxita mira a oscar
camila termina de comer su plato
Dices: «serías un papá noel gracioso, sí»
oscar sonríe y asiente
camila dice con acento argentino, «ay te imaginás? »
Auxita se sirve un poco de carne en el plato, pero sin ensalada
Dices: «habría que verlo para imaginarlo, pero con las ocurrencias que tiene a veces…»
Auxita sonríe
Auxita corta la carne y se la va comiendo de a poquito
oscar se sirve ñoquis en el plato y comienza a comer
camila dice con acento argentino, «y le ponemos un poquito de nieve también…»
Auxita corta carne y come lentamente, concentrándose ahora en mirar como parpadean las luces del arbolito y pensando
Auxita mira a camila al escucharla, saliendo de su abstracción
oscar sonríe mientras come
Dices: «sí, que de esa acá tenemos bastante y gratis.»
oscar dice: tampoco quieran que me congele
Dices: «lo convertimos en muñeco de nieve, de última»
camila sonríe y mira a oscar maliciosa
Dices: «no pero si el traje de papa noel es calientísimo»
Auxita se está por terminar la carne que se ha servido
camila se sirve más ensalada en su plato y comienza a comer
Dices: «aunque ahora ya pasó la época, de última te vestimos como uno de los reyes magos»
Auxita sonríe y se termina el plato, dejando los cubiertos a un lado
oscar asiente y sonríe
oscar se va terminando el plato, se sirve jugo de naranja
Auxita espera a que oscar termine de servirse y lo hace también
Auxita los mira
una vez terminado el plato oscar bebe el jugo
Dices: «bueno, brindamos con esto verdad? Ya saben, por las circunstancias en las que estamos.»
camila asiente
Auxita mira a oscar
oscar dice: esperen, que ya me lo tomé, soy como un nene chiquito
Dices: «miralo al apurado…que brindaaamos»
Auxita ríe y asiente
oscar sonríe auxita
camila se sirve el jugo
Dices: «bueno, ahora si»
una vez que camila se sirve oscar toma la jarra y lo hace también
Auxita espera por los demás para levantar su vaso
oscar levanta su vaso
camila levanta su vaso y lo choca con el de oscar
camila dice con acento argentino, «por un año mejor que este »
Dices: «estaba por decirlo. Por un año mejor en el que tengamos salud, dicha y prosperidad.»
Auxita choca su vaso con los de oscar y camila
oscar y camila asienten juntos
Auxita asiente también y comienza a beber el jugo lentamente
oscar bebe el jugo hasta que se lo termina
camila bebe el jugo mirando a ambos alternativamente
Dices: «bueno, voy por el postre. A ver si me salió bien»
Auxita termina el jugo, deja el vaso en la mesa y se levanta
camila sonríe cómplice auxita
camila termina el jugo y deja el vaso sobre la mesa
camila dice con acento argentino, «te ayudo?»
Auxita va a la cocina
Dices: «si querés, sin problema»
camila se levanta y camina hasta la cocina
Auxita comienza a cortar rodajas de pan dulce con frutas y con chocolate dentro
Auxita mira a camila cuando esta se acerca
oscar mira ahora distraídamente la televisión
Dices: «no sé si vas a llevar también la ensalada de frutas, cami?»
camila dice con acento argentino, «querés que la lleve ahora? no se hará tarde para salir después? digo entre apronte y apronte…»
Dices: «por eso preguntaba, yo creo que con esto es suficiente por ahora»
camila asiente
Auxita señala las rodajas de pan dulce
camila dice con acento argentino, «le va encantar»
Auxita sonríe
Murmuras: «ojalá, porque es la primera vez que me animo a hacerlas. Por suerte me ayudaste»
Auxita le guiña un ojo a la chica
camila toma el plato con el pan dulce cortado y lo lleva hasta la mesa
Auxita la sigue lentamente
camila coloca el plato en medio de la mesa
Dices: «hora del postre!»
Auxita se termina de adentrar al salón
oscar escucha a las chicas y se gira
oscar abre grandes sus ojos
Auxita observa la reacción de oscar
Dices: «qué te parece?»
oscar dice: que sorpresa!
oscar sonríe ampliamente
Dices: «a disfrutar de esta maravilla. Bueno…ojalá que sí que lo sea»
Auxita ríe nerviosamente
oscar dice: bueno, cuando hay empeño, las cosas salen bien
camila asiente al comentario de oscar
Auxita asiente mientras toma una rodaja de pan dulce con frutas abrillantadas y se la lleva a la boca.
camila toma pan dulce y comienza a comer sintiendo el sabor
Auxita habla mordisqueando un poco la masa
oscar imita a las demás personas y hace un gesto de placer mientras come
Murmuras: «mmm…no está mal, creo»
camila murmura con acento argentino, «no, no lo está…»
Auxita traga y sonríe
oscar dice: está riquísimo
Dices: «me alegra si es así, chicos»
oscar dice: quien fue la que tuvo la idea?
camila mira auxita
Auxita la mira también, terminándose el último pedazo de la rodaja que había tomado
Dices: «bueno, surgió entre las 2 durante una charla cocinera y bueno…yo tomé el desafío»
oscar termina su pedazo y toma otro rápidamente
Auxita toma una rodaja ahora del pan dulce con chocolate
oscar murmura: amo la vida por estas cosas…
Murmuras: «um…esta está todavía mejor…el chocolate hace milagros»
camila termina el trozo que había tomado antes y toma uno de chocolate comenzando a comer
Dices: «sí, los pequeños placeres de la vida.»
Auxita le da otro mordisco al pedazo que lleva chocolate y suspira de satisfacción
camila murmura con acento argentino, «luego de este vamos, que si hay que abrigarnos y salir, no vamos a poder por tanta comida…»
camila se parte de risa.
Auxita asiente de acuerdo y sonríe
oscar dice: no, yo quedo a seguir comiendo
camila dice con acento argentino, «no, vos te venís con nosotras »
Auxita mira el pedazo que queda en la bandeja
camila se parte de risa.
Dices: «bueno, ustedes se debaten por ese pedacito?»
Auxita guiña un ojo y señala la bandeja
camila dice con acento argentino, «sí, es mío»
oscar mira con gesto serio a camila
oscar dice: no, es mío
Auxita mantiene la sonrisa mirando a los hermanos y sacando el móvil
camila dice con acento argentino, «no, es mío…»
oscar sonríe, toma un cuchillo y corta la rodaja en dos
oscar dice: ahora no es de nadie
Auxita mira lo que hace oscar
camila toma su mitad y comienza a comer
Dices: «mejor forma de resolver el dilema, imposible.»
oscar sonríe mientras come, dejando ver parte de lo que come
camila dice con acento argentino, «este se agarró la parte del chocolate…»
Auxita recoge los cubiertos y demás utensilios utilizados en una bandeja para llevarlo todo a la cocina.
Auxita lo mira
Dices: «vaya, si es que dicen que el que reparte se queda con la mejor parte»
Auxita se parte de risa
oscar se parte de risa
camila se parte de risa.
Dices: «pero bueno, hay mucho todavía para comer en estos días así que tranqui»
camila sonríe.
camila dice con acento argentino, «hicimos comida como para veinte»
oscar dice: podemos invitar a gina a comer
Auxita se va por el pasillo llevando todo, se gira y asiente
camila mira a oscar seria
Auxita escucha desde la cocina a oscar, deja todo y cuando vuelve al salón lo mira
camila se levanta de su silla
Dices: «bueno, no sé si en españa acostumbren a comer comida recalentada, pero claro que la podemos invitar si es que quiere venir»
camila murmura para sí misma, justo a esa…
camila se aleja rápidamente
Dices: «porque ahora estará con su familia o amigos»
Auxita mira a camila alejarse, luego ve a oscar
oscar dice: sí, ahora seguro será difícil
Murmuras: «no le gustó del todo la idea parece»
oscar mira auxita
oscar murmura: parece, porque me miró mal y se fue
Murmuras: «pero bueno, ni caso le hagas, sabés que podés invitarla cuando quieras a casa»
camila cierra la puerta de la habitación de auxita y comienza a buscar abrigos para salir
Auxita lo mira con un dejo de complicidad en los ojos
oscar asiente y sonríe
Dices: «bueno, vamos a prepararnos para salir? son…»
Auxita mira la hora en la televisión
oscar mira el reloj
oscar dice: once y diéz!
Auxita asiente
Dices: «si llegamos al menos para menos cuarto en sol estaría genial, porque eso se llena para las 12 y no hay lugar para un alfiler, así que démonos prisa»
oscar se levanta de su silla y camina hasta su habitación
Auxita también va a buscar un abrigo grande para prepararse y que vayan todos a Puerta del sol.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.