• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: El campamento avanza

Punto de vista: Aletheia

Aletheia mira el reloj y calcula que ya han de haber terminado de colocar las piezas sanitarias
Aletheia coge el móvil y sus llaves y sale rumbo al campamento
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia se acerca a la puerta, la abre y sale
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia cierra la puerta con llave
Aletheia guarda las llaves en el bolsillo del pantalón y desbloquea el móvil. Teclea para pedir autorización
[EFU] Aletheia: «permiso para abandonar Finca El renacimiento, destino Campamento Norte»
[EFU] Aras: «S. I. Autoriza la solicitud»
Aletheia lee la autorización y teclea
[EFU] Aletheia: «copiado»
Comunidad de Madrid; Una carretera desértica
Aletheia se acerca a la garita y se identifica
Los guardias comprueban tu identificación y te acompañan a un campamento.
Un campamento en la parte norte
Aletheia entra y saluda a algunos refugiados y se acerca al recinto deportivo donde está Damián, hablando con otro de los refugiados
Damián la observa acercarse
Damián dice: ha llegado justo a tiempo de ver como ha quedado todo. Falta pintar los interiores de la escuela y la intendencia, pero el resto está listo.
Aletheia sonríe
Dices con acento catalán, «eso es una excelente noticia. Crees que ya puedo hablar con el proveedor del mobiliario? Así le digo que nos envíe al menos lo de las viviendas y el ambulatorio »
Damián piensa un momento y asiente
Damián dice: de esa forma las viviendas podrían quedar habitables este mismo fin de semana
Aletheia sonríe, satisfecha
otros refugiados que han estado escuchando aplauden y vitorean, contentos
Aletheia los mira y se siente muy contenta de verles felices.
Dices con acento catalán, «Dame un momento, hablaré con el proveedor para ver si mañana nos hacen la entrega del mobiliario de las viviendas »
Damián asiente
Aletheia se aparta un poco y saca el móvil. busca el contacto del proveedor y le llama
Aletheia habla con el proveedor durante unos 25 minutos y acuerdan la entrega del mobiliario de las viviendas para mañana después de las diez.
el móvil de aletheia vibra, ha recibido un correo del proveedor con los datos de los camiones, los conductores y los ayudantes.
Aletheia toma nota mental de hacerle llegar los datos a Aras, y añadir la información en el EPSlog
Aletheia se acerca a Damián
Damián dice: lista para ver como han quedado los baños?
Aletheia asiente
Damián se dirige con Aletheia al edificio de las viviendas
Aletheia entra siguiendo a Damián al edificio y luego a la vivienda 1A
El olor a pintura fresca todavía se siente en el ambiente
Damián explica como es el sistema de calentamiento de las duchas
Aletheia asiente y sonríe
Damián dice: de esta forma se ahorra tiempo y energía
Dices con acento catalán, «estupendo »
Saioa saluda a aletheia y al hombre
Arón mira al hombre
Aletheia mira a la chica
Arón se detiene
Aletheia le saluda
Arón dice: «yo me llamo arón, y tú?»
Aletheia mira a arón
Saioa se para también
Damián lo mira y dice: Damián
Arón dice: «mi color preferido es el azul, y el tuyo?»
Damián dice: el rojo
Arón dice: «y por qué no tienes ropa roja?»
Damián sonríe
Arón mira estrañado al hombre
Saioa sonríe mirando a harón
Damián dice: porque la ropa que me gusta no la uso para trabajar
Arón dice: «yo no trabajo, y tú?»
Saioa dice con acento vasco, «anda, vamos, peque, que hay que poner esto a lavar »
Arón sigue agarrando la bolsa
Saioa camina tirando así del niño
Damián dice: yo sí. Y creo que tu deberías ir con tu amiga a lavar esa ropa
Saioa saluda con la otra mano
Arón sigue a saioa
Aletheia y Damián les despiden
Aletheia sigue mirando las obras con Damián
Damián dice: al final del pasillo hemos podido dejar una zona para colocar ahí la zona de lavado
Aletheia asiente y camina por el pasillo siguiendo a Damián
Aletheia se asoma desde la puerta y asiente
Aletheia sale con Damián del edificio de viviendas y entran en el ambulatorio
Quince minutos después…
Aletheia sale del ambulatorio con Damián
Dices con acento catalán, «La verdad es que está más avanzado de lo que me imaginaba, Damián.»
Damián sonríe y asiente
Damián dice: trabajo de la propia gente de aquí, que han puesto mucho en que todo salga estupendamente.
Aletheia asiente
Dices con acento catalán, «bueno, pues ahora voy a encargarme de algunas otras cosas, ya nos vemos mañana, Damián, recuerda que a partir de las 10 llegará el mobiliario.»
Damián asiente
Damián dice: No se preocupe, estaremos preparados.
Aletheia sonríe y se da la vuelta, Damián se marcha hacia la explanada
Aletheia camina hacia la garita de salida
Aletheia coge su móvil y lo desbloquea
Aletheia teclea
[EFU] Aletheia: «permiso para abandonar campamento norte, destino finca el renacimiento»
[EFU] Aras: «S. I. Autoriza la solicitud»
Arón corre por el campamento gritando, «cuak cuak, cuak cuak, cuak cuak, cuak cuak»
Saioa corre con él haciendo el pato
Aletheia lee la autorización y sale
Comunidad de Madrid; Una carretera desértica
Tecleas un larguísimo código en un teclado incrustado en la puerta.
Colocas el dedo en un lector de huellas dactilares.
Se enciende una luz verde. Acceso autorizado.
Los guardias te abren paso a la finca.
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia camina hacia la casa
Aletheia abre la puerta y entra
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia cierra y se dirige al despacho
Comunidad de Madrid; Despacho
Ves un sillón de oficina modelo nazcar, un PC all in one IQ Pear 35-c221ot, una libreta de pastas gordas, y una impresora Láser aquí.
Aletheia rodea el escritorio
Aletheia enciende el ordenador y abre el correo
Aletheia escribe a Aras para enviarle la información
Correo enviado.
Aletheia añade la información al EPSlog
Aletheia mira su reloj
Aletheia calcula que no queda mucha luz, pero para lo que pretende hacer no necesita demasiada
Aletheia deja su móvil en el escritorio y apaga el ordenador
Aletheia sale del despacho
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia sube las escaleras y entra en su habitación
Aletheia se cambia de ropa y se viste con algo más cómodo y que pueda ensuciar
Aletheia sale de la habitación y baja, entra en la cocina y luego en la galería
Aletheia coge las herramientas, y las estacas para delimitar la zona. También coge la cinta para medir y una cuerda de varios metros
Aletheia piensa si necesita algo más, pero se dice que puede volver si acaso es así.
Aletheia sale de la galería y la cocina hacia la puerta
Aletheia recuerda que se dejó las llaves en el escritorio
Aletheia deja todo amontonado y entra en el despacho a por las llaves
Comunidad de Madrid; Despacho
Ves un sillón de oficina modelo nazcar, un PC all in one IQ Pear 35-c221ot, una libreta de pastas gordas, y una impresora Láser aquí.
Aletheia se acerca al escritorio y coge las llaves. Sale
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia abre la puerta y mete las llaves en un bolsillo
Aletheia recoge lo que dejó amontonado y sale
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia camina a paso rápido hacia el jardín
Comunidad de Madrid; Jardín de la finca el Renacimiento
Aletheia se adentra en el jardín, alejándose de la piscina y acercándose hacia la zona de los árboles
Aletheia ubica un claro entre algunos árboles; el mismo que había visto la vez anterior y asiente
Aletheia deja las herramientas y todo en el suelo
Aletheia coge la primera estaca y un martillo
Aletheia verifica dónde va a clavarla y ve que está bastante seco el suelo, así que va a por el pequeño pico que compró en el vivero
Aletheia golpea el suelo con el pico y la tierra se afloja un poco
Aletheia clava la primera estaca y verifica que quede firme
Aletheia va a por la cinta de medir y comienza a hacer las medidas para el área que quiere delimitar
Aletheia con el pico hace una pequeña hoquedad donde quiere clavar la siguiente estaca
Aletheia repite los mismos pasos hasta que logra tener las 4 estacas colocadas
Aletheia une las estacas con la cuerda, haciendo una especie de cercado
Aletheia coge de nuevo la cinta de medir y la usa para marcar el cuadrado de 2×2 donde va a colocar el contenedor del jardín Zen
Aletheia utiliza el pico para delimitar el cuadrado, levantando tierra y haciendo un zurco delgado alrededor
Aletheia usa la linterna para iluminar mientras termina de hacer el zurco
Media hora después…
Aletheia se seca el sudor con el dorso de la mano y asiente satisfecha.
Aletheia recoge todo lo que llevó y va caminando hacia la salida del jardín
Aletheia sale del jardín
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia camina hacia la casa
Aletheia apoya lo que lleva en el suelo y saca la llave
Aletheia abre la puerta y recoge los materiales
Aletheia entra en la casa
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia empuja la puerta con el pie
Aletheia cierra la puerta y lleva todo a la galería
Aletheia deja las cosas más o menos ordenadas y sale
Aletheia sube las escaleras y entra en su habitación
Aletheia se quita la ropa y entra en el baño
Aletheia se ducha con agua tibia
Aletheia se enjabona para quitarse la tierra
Aletheia se aclara
Aletheia se comienza a lavar el cabello
Aletheia se aclara con abundante agua
Aletheia se envuelve en una toalla y comienza a untarse de crema la piel
Aletheia sale del baño y se sienta en la cama, coge su bolso y saca el bolígrafo y su libreta
Aletheia suspira y abre la libreta en la última hoja que escribió
Aletheia comienza a escribir y a vaciarse
Aletheia se recuesta en los almohadones y se queda absorta en la escritura

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.