Punto de vista: arays

Arais pasa al mostrador donde se escuchan muchas voces. Parece una conversación tensa. Al entrar se encuentra con una extraña escena.
Comunidad de Madrid; Tras el mostrador de la tienda.
Te encuentras con Ives, lilu, dieguito, y alonso.
Salidas Visibles: nada.
dieguito dice con acento porteño, “Y no sé dónde las venden.”
dieguito dice con acento porteño, “Mi viejo fue un militar retirado y aficionado a las armas de fuego”
Ives dice: “en la juguetería puedes comprar una pistola para tí”
lilu murmura con acento Jienense, “en la tienda”
alonso
Un joven de mediana estatura, tez morena, complexión sólida y músculos bien definidos. la barba incipiente le cubre el rostro de forma descuidada. sus pequeños ojos negros se mueven constantemente, atentos a todo el entorno
Se nota claramente que es un hombre.
Lleva puesta una camiseta normal y corriente.
Lleva unos pantalones bastante feos.
Lleva puestas unas zapatillas de color azul.
Notas que mantiene una atención activa.
Ives murmura un militar
dieguito asiente afirmativamente.
alonso te mira.
Ives murmura pues que orgulloso debe de estar
dieguito pone una mirada triste, tal vez se le vienen recuerdos de su pasado.
lilu murmura con acento Jienense, “roverto,to,to,to,to!”
Ives dice: “tu padre tiene la misma cara de mierda que tú?”
Arais entra a la tienda y pasa a la sección del mostrador, pero hay demasiada gente
dieguito dice con acento porteño, “No lo conocés, así que no digas”
Ives dice: “por eso te pregunto.”
Arais se queda en la esquina donde suelen dejar las pertenencias y se recoge el pelo, esperando un hueco
lilu vende una caja de cereales.
Ives se acomoda el kalashnicov
dieguito dice con acento porteño, “No tenemos cara de mierda”
alonso mira a los dos tipos armados
dieguito mira a la recién llegada y la mira como buscando auxilio.
Ives dice: “pues yo creo que sí”
Arais se mantiene alejada, no puede salir porque tiene su turno con la tendera, pero tampoco quiere mezclarse
lilu silba a la chica que recién llegó señalándole su lugar
Ives mira a Alonso amenazante: a que tú también piensas que tiene una cara de mierda?
Arais se acerca, cojeando y ocupa su lugar
lilu se aparta del mostrador
Arais se pone a ordenar cajas, apilándolas y seleccionándolas
dieguito tiene ganas de sacarle el arma al encapuchado, pero no quiere correr riesgos.
dieguito te mira.
Arais procura mantenerse apartada de los encapuchados
Ives saca una glock17 y juguetea con ella entre las manos
Ives enseña la pistola a Dieguito
dieguito mira a Arais que parece cogear y murmura: ¿Estás bien?
lilu murmura con acento Jienense, “esta es mejor que esa”
Dices: “estoy bien”
lilu muestra su tompson
Ives dice: “te la vendo”
alonso mira al del fusil amedrentado
Ives sonríe.
dieguito mira a ives.
alonso dice con acento venezolano, “si, claro que lo pienso”
dieguito dice con acento porteño, “por cuánto?”
Ives dice: “por”
Ives piensa
Arais se estremece, esa voz le suena demasiado
Ives apunta a Dieguito con una block 17
Ives dice: “a cambio de que no salgas corriendo”
dieguito dice con acento porteño, “Pero no me apuntes!”
Ives murmura shh
dieguito mira a Arais.
Ives murmura no mires a esa mujer. Ella no está hablando contigo
dieguito trastea rápidamente en su teléfono.
lilu teclea en su movil
Dices: “te parece que puedo meterme entre esas dos armas?”
Arais sigue con su trabajo
Ives murmura una chica inteligente
dieguito siente que tiene que salir corriendo, lo van a matar.
Ives murmura al contrario que tú
Ives baja el arma
Ives dice: “y tú quieres tener un arma?”
dieguito murmura con acento porteño, “Gracias”
Ives se parte de risa.
Arais apila cajas junto a los vendedores para que puedan despacharlas
lilu se apolla en la puerta como quien no quiere la cosa
dieguito vende una caja de cereales.
alonso murmura con acento venezolano, “esto parece una maldita película del oeste”
dieguito dice con acento porteño, “Hacé lo que quieras, flao, no te la pido, ya se nota que no me venderías una”
Ives dice: “si te da miedo que te apunten con una 9 milímetros.”
Ives ríe a carcajadas bajo su capucha
dieguito murmura con acento porteño, “Miedo… jah!”
Ives camina hasta la puerta, bloqueándola
Arais apunta pedidos para los proveedores
Ives levanta una ceja
Ives murmura sí, miedo.
dieguito saca un cigarro y lo enciende, sin importarle nada.
dieguito comienza a fumar.
Ives niega con la cabeza
Arais deja el papel junto a la registradora
Ives dice: “aquí no se puede fumar. Se respetuoso”
dieguito dice con acento porteño, “Si no se puede, no hay problema”
alonso mira a los de la puerta
Ives dice: “venga, apaga ese cigarro”
lilu murmura con acento Jienense, “o apagas eso o te lo tragas”
dieguito apaga el cigarro y lo tiraa un cenicero que tiene.
Ives sonríe.
Ives dice: “buen perrito”
dieguito mira a Lilu de mala manera.
Ives silva
Ives dice: “cambia esa mirada”
lilu murmura con acento Jienense, “que miras cipote?”
Arais se huele la que se avecina
alonso dice con acento venezolano, “yo me largo, mátense si quieren”
Ives apunta a dieguito con una AK47.
dieguito dice con acento porteño, “En fin, me voy a la mierda”
Ives dice: “al fondo del almacén”
Arais se interrumpe en lo que estaba haciendo
dieguito dice con acento porteño, “gracias por ser tan amable, flaco”
Arais le susurra a alonso: no te muevas de ahí
Ives dice: “al fondo del almacén, cara mierda”
dieguito sale del mostrador pasando por el lado de Arais.
Ives coge a dieguito y lo empuja contra la pared con violencia.
Se escucha el sonido de huesos rotos.
Ives dice: “la puerta es mía”
El encapuchado dispara a Dieguito que cae al suelo con estrépito.
Ives sigue custodiando la puerta
Arais se cruza de brazos, esperando algún tipo de permiso para poder atender al chico
Ives mira al chico en el suelo
dieguito yace en el suelo, despierto pero perdiendo sangre.
Ives murmura amigo
Dices: “ya me diréis si queréis un muerto o un herido grave”
Ives murmura hazte un favor a tí mismo
dieguito apenas mira a Ives como indicándole que le escucha
lilu murmura con acento Jienense, “los mertos dan menos problemas”
Ives murmura y no le toques los cojones a quien puede matarte.
Ives sonríe.
Murmuras: “no siempre ”
Ives mira a Arais
Murmuras: “hay muertos que hacen más ruido que los vivos”
Ives levanta una ceja
dieguito asiente,a penas, por el dolor
Arais nota la mirada del encapuchado
Ives dice: “pretendes que lo lleve al hospital?”
Dices: “no”
Dices: “soy médico, puedo atenderlo aquí”
alonso dice con acento venezolano, “me da igual que lo maten o no, solo quiero largarme”
Ives dice: “si realmente eres médico… mira a ver que puedes hacer”
Ives apunta a alonso con una AK47.
dieguito al escuchar a Alonzo le echa una mirada de mala manera.
Ives dice: “quieto y calladito”
Arais descruza los brazos y se arrodilla junto al chico
dieguito te mira.
Arais le busca el pulso en la carótida, demasiado acelerado
Ives
Observas un hombre de unos 32 años. Una cara llena de heridas recientes pero que dejan intuir un rostro duro. Va vestido con ropa simple, pantalones largos y una camiseta de manga corta que te permite ver en uno de sus brazos un tatuaje de un lobo mordiendo una cruz y en el antebrazo derecho tiene tatuada una frase que dice: Rojo vuelve a enfrentarse a sus miedos, vencer o morir.
Se nota claramente que es un hombre.
Su pelo tiene un corte rapado al 0 y medio.
lleva puestas unas gafas de sol.
lleva en el cuello un colgante marrón de hombre realizado en madera.
Una chaqueta de color rojo con capucha le cubre todo el rostro.
Lleva puesto unos pantalones largos normales y corrientes.
Calza unos zapatos de vestir para hombre.
Empuña un fusil de asalto AK47.
Sostiene con orgullo un trofeo otorgado por los Wizards por su ayuda indirecta siendo el primer jugador en crear tramas a las que puede acceder cualquier jugador.
Notas que mantiene una atención activa.
Ives mira a Arais
alonso dice con acento venezolano, “tu, el que mancha el piso con su sangre. créeme, valoro mas mi vida que la tuya”
Arais palpa con cuidado el brazo en una posición antinatural
Ives dice: “qué pasa?”
Dices: “le has roto algunos huesos”
Ives se encoje de hombros
Ives dice: “pues mal por él”
Arais tantea las costillas, al menos dos rotas
dieguito permanece quieto.
Ives apunta a la cabeza de Alonso
Arais desgarra la camiseta de un tirón
Ives dice: “en silencio, no te lo repito más”
Arais palpa los bordes de la herida de bala
alonso dice con acento venezolano, “tranquilo. ya vi como tratas a la gente”
Ives suspira profundamente.
alonso dice con acento venezolano, “no diré nada”
Ives acaricia el gatillo mirando a Alonso
Arais incorpora al chico y comprueba el orificio de salida
Arais se levanta y mira a su alrededor, coge su mochila y saca el frasco de alcohol que lleva, no tiene muchos más recursos
alonso se estremece de miedo
Arais vuelve junto al herido
alonso dice con acento venezolano, “en… en serio”
Dices: “esto va a doler”
Ives grita: “silencio!”
Arais echa el líquido en la herida
dieguito murmura con acento porteño, “No te preocupes, ya estoy acostumbrado.”
dieguito siente el ardor y se estremece, sin gritar.
Dices: “muy bien machote.. se dice.. machote creo”
Ives baja el arma sin dejar de ver a los presentes
alonso mira al del fusil con los ojos en blanco de terror
Arais saca un paquete de kleenex, hace una bola con uno de ellos y la mete en el orificio
dieguito a penas sonríe sin contestar a esa frase, y mira fugazmente el fusil.
Dices: “esto tendrán que sacarlo pronto, sino se pudrirá ”
Ives saca un chicle de su bolsillo y lo mastica tranquilamente. Estas situaciones no les hacen subir sus pulsaciones.
Arais se levanta y coge varia scajas de cereales
dieguito se estremece levemente.
Arais las rompe y tira las bolsas sobre el mostrador
Después parte tiras más o menos regulares y las pone juntas hasta conseguir un buen grueso
dieguito te mira.
Arais vuelve junto al herido y se agacha cogiéndole el brazo
Dices: “la fractura es limpia, has tenido suerte ”
dieguito se deja hacer.
dieguito asiente afirmativamente.
Dices: “voy a reducir la fractura”
dieguito murmura con acento porteño, “Bien.”
Ives mira relajado a la chica hacer su trabajo
Arais de un tirón recoloca el hueso, sin miramientos, con firmeza
Ives sonríe.
dieguito dice con acento porteño, “Auch!”
Dices: “a quién se le ocurre meterse con gente armada ”
Ives murmura fíjate en ella… alguien lista
Arais tira de una cortinilla que hay bajo el mostrador
dieguito dice con acento porteño, “Meterme?”
Arais coloca el grueso de cartones a ambos lados del brazo a modo de férula y los anuda fuertemente
Dices: “esto servirá hasta que te pongan yeso ”
Ives se coloca bien la capucha
Arais recoge la camiseta del suelo
dieguito murmura con acento porteño, “Bien, no hay problema.”
dieguito mira la camiseta y dice: Ya voy a comprar otra
Ives dice: “sí, vas a ir corriendo”
Dices: “no es necesario que me repliques a todo”
lilu le silba a Ives y señala el movil
Ives mira el teléfono
alonso mira de reojo el fusil
Arais rodea el torso del chico con la camiseta y compone un vendaje que anuda por delante para comprimir las costillas
dieguito mira de mala manera al encapuchado, permaneciendo quieto.
Ives no pierde de vista a Alonso mientras escribe
Arais vuelve a mirarle el pulso y las pupilas
Arais se levanta
Ives guarda el teléfono
Dices: “con todo lo que tengo, es decir nada, no puedo hacer más”
Ives mira a Dieguito
Ives dice: “qué se dice?”
Arais se sacude las manos y se aparta a un lado
dieguito dice con acento porteño, “No te preocupes, muchas gracias igual”
dieguito te mira.
Ives asiente afirmativamente.
Ives dice: “ahora… me vas a escuchar”
dieguito murmura con acento porteño, “Se hace lo que se puede”
Ives dice: “vuelves acercarte a casas ajenas”
Arais se apoya en el mostrador, tanto arrodillarse y levantarse le han despertado pinchazos de dolor en la pierna
Ives dice: “y vas a suplicarme que te mate”
dieguito mira a Ive ssorprendido.
dieguito dice con acento porteño, “Casas agenas”
dieguito dice con acento porteño, “esta es una tienda…”
Ives dice: “En la vida solamente hay 2 cosas que me tocan los cojones”
Arais mira al chico
lilu murmura con acento Jienense, “ai dios mío…”
Ives dice: “1. Que la gente se haga la tonta y 2. Que crean que soy tonto”
Ives dice: “así que… ”
Ives dice: “ya sabes lo que hay”
Ives dice: “eso de espiar casas ajenas”
Ives dice: “lo haces con tu puta madre”
dieguito reacciona de pronto
dieguito dice con acento porteño, “Espera, creo que ya sé por dónde vas”
Ives se encoje de hombros
dieguito dice con acento porteño, “Decís esa carretera donde había una finca y me agarraron unos guardias… claro, cómo no me voy a acordar.”
dieguito dice con acento porteño, “Bueno, te pido disculpas, no sabías que era tu propiedad”
Ives dice: “Quizá el dueño de esa finca me a pedido que te de un susto”
dieguito asiente afirmativamente.
lilu murmura con acento Jienense, “pues creo que ahora lo recordarás por siempre”
Ives dice: “esa propiedad no es mía, ojalá ”
dieguito asiente, entendiendo.
Ives dice: “la próxima vez que me llamen ”
lilu murmura con acento Jienense, “este vive en una choza en mita del campo”
Ives dice: “vas a tener un viaje largo.”
Ives saca una nabaja y simula cortar el cuello
Ives guarda la nabaja
dieguito piensa. de dónde son esta gente? son una banda? son narcos… pero mejor no preguntar.
dieguito dice con acento porteño, “Ya, pibe, no te preocupes, vos no me jodés y yo no te jodo, y todo en paz”
Ives sonríe.
lilu murmura con acento Jienense, “estás tu como para joder a alguien”
Ives dice: “ahora tú vas a poner condiciones?”
lilu ríe bajo la capucha
dieguito dice con acento porteño, “no tengo por qué”
alonso piensa ¿donde demonios me metí?
dieguito mira a Lilu de mala manera
alonso contenúa mirando el entorno, como buscando por donde escapar
lilu murmura con acento Jienense, “que no me mires así ostia”
dieguito piensa, me caen mal, que no se preocupen que no los voy a volver amolestar.
Ives suspira profundamente.
Dices: “todavía no has aprendido? la próxima vez no seré yo quien te cure”
Ives dice: “bueno… ”
Ives dice: “la próxima vez que me veas”
Arais comienza a acomodar lo que llevaba en la mochila
Ives dice: “será con ese tipo que algunas veces va a comer contigo al restaurante del Jardín de invierno ”
Ives murmura con la cabeza cortada
Ives murmura no sé si lo entiendes
Arais piensa que tendrá que comprar las bolsas que han quedado fuera de las cajas
dieguito dice con acento porteño, “Qué carajos?”
dieguito dice con acento porteño, “Cómo sabés a dónde voy con mi viejo, por Dios”
dieguito dice con acento porteño, “Ya me conocías de algo?”
Arais las junta, suma la cantidad y deposita el total en la caja
Ives saca un teléfono y reproduce un video en el que se ve a Dieguito con Don Diego accediendo al Jardín
dieguito dice con acento porteño, “Pero qué carajos!”
dieguito mira el video disgustado.
dieguito dice con acento porteño, “A ver”
Ives murmura parece ser que… algunas imágenes son públicas
dieguito dice con acento porteño, “Pero qué pasa acá?”
Ives dice: “lo que pasa es lo que te he dicho”
Ives dice: “¿queda claro?”
dieguito dice con acento porteño, “O sea, no hay privacidad o nos espían”
Ives mira amenazante a Dieguito
dieguito dice con acento porteño, “No, me vas a disculpar pero no estoy de acuerdo con que anden grabando lo que hacen otros.”
Ives apunta a dieguito con una AK47.
lilu murmura con acento Jienense, “los extraterrestres, desde su nabe seta”
dieguito grita: “Ey, otra vez no…”
Arais coge una bolsa del comercio y mete los cereales dentro
Ives dice: “a callar y acatar”
Ives baja el arma
Murmuras: “de verdad se puede ser más inprudente…”
dieguito mira a arais sin saber qué pensar.
Ives murmura es de ser inteligentes cerrar la puta boca delante de algunas personas
Ives murmura ahora vas a la policía y pones una denuncia
Ives sonríe.
Dices: “primero al hospital o se pudrirá el papel ”
dieguito tiene preguntas, pero se las guarda, no quiere cagarla más.
Dices: “y te llevarás una buena infección”
Ives asiente mirando a Arais
alonso se aproxima a la médico
Ives dice: “ya la escuchaste. ”
dieguito dice con acento porteño, “Me dejan salir entonces?”
Ives dice: “ahora al hospital… luego a la policía”
Arais se debate con pensamientos encontrados con respecto al hombre encapuchado
dieguito asiente afirmativamente.
Ives dice: “y luego exige las grabaciones del almacén”
Ives señala una cámara que tiene en frente
dieguito va hacia la salida del mostrador, con dificultad.
Ives se aparta mirando a dieguito con una sonrisa vurlona
dieguito mira la cámara con mala cara y se ahorra lo que está por decir.
Arais mira la cámara, nunca la había visto y eso es un fallo grave
lilu dice con acento Jienense, “ánimo machote”
dieguito murmura con acento porteño, “Ya…”
Ives empuja a Dieguito fuera del almacén
dieguito mira al encapuchado con un desprecio notorio y se va.
dieguito sale del mostrador.
Arais suelta el aire despacio
Ives dedica una sonrisa a Arais antes de irse
alonso dice con acento venezolano, “bueno, ya puedo hablar?”
Ives se detiene y mira a Alonso
Ives dice: “habla, hombre, habla”
alonso dice con acento venezolano, “supongo que quieres destruírr esas gravaciones, no?”
Ives niega con la cabeza.
Arais niega para sí
Arais cree que comienza a comprender algo de todo esto
Ives dice: “para que quieres que borren grabaciones?”
Ives dice: “eso es ilegal”
Ives sonríe.
Arais abrocha la mochila y se la cuelga con dificultad
Ives dice: “esas grabaciones las necesita la policía”
Ives dice: “porqué tendría que querer borrarlas?”
alonso pone una expresión de desconcierto
Ives saluda la cámara
alonso dice con acento venezolano, “porque se ve como le disparas a alguien?”
Ives dice: “que me busquen ”
Ives dice: “que me metan en la cárcel”
Ives dice: “que me maten.”
Ives sonríe.
lilu dice con acento Jienense, “perdonadlo, hoy no se a tomado la medicación y pues…”
Murmuras: “dudo que necesite medicación, sabe bien lo que dice”
alonso te mira.
Ives se acerca a Alonso y le palmea el hombro. Venga hombre, que ya ha terminado todo. Ve a comprarte un caramelo
alonso dice con acento venezolano, “podrías explicarte?”
Dices: “no”
Dices: “que lo explique él si quiere”
Ives dice: “quieres explicaciones?”
Arais vuelve a recostarse en el mostrador
Ives sonríe.
Ives dice: “ven conmigo, que te las doy”
alonso dice con acento venezolano, “creo que me voy. fue un placer no recivir un tiro”
Ives dice: “pues ea.”
Ives dice: “a mamarla ”
Ives mira a Lilu y luego a la chica
Arais mira a los dos encapuchados
Arais dice “me gustaría irme, estoy cansada
Ives se apoya en el mostrador guardando la glock y colgándose el fusil
Ives dice: “nadie te lo impide”
lilu niega con la cabeza.
Dices: “gracias”
Ives dice: “a tí”

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *