• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Entrenando algo más que cuerpo y mente

Punto de vista: Jeanpaul

Aletheia sale apresurada de la base de S. I. Esta vez no puede pasarse primero por la finca para ver a Franc.
Aletheia va conduciendo pisando el acelerador
Aletheia revisa que su móvil no esté vibrando ni parpadeando
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
Aletheia aparca cerca de la entrada, apaga el motor, abre las puertas y sale del coche.
Aletheia cierra las puertas y se acerca a los soldados
Tras identificarte debidamente, se te conduce a la zona de entrenamiento.
Zona de entrenamiento de Firme Unidad.
Aletheia ha llegado
Aletheia va caminando con rapidez
Jeanpaul la ve llegar
Jeanpaul le hace señas a unos soldados
Cuatro soldados rodean a Aletheia
Aletheia se fija en el número de soldados.
Los soldados se ríen
Aletheia permanece en calma
Uno de los soldados saca un arma
Aletheia reflexiona mirando a los soldados
Aletheia sorprende al soldado armado, abalanzándose y propinando un fuerte codazo en el estómago
El soldado afloja el agarre del arma y Aletheia la coge
Aletheia rueda sobre sí, quita el seguro y dispara a las piernas de los soldados
Aletheia se pone en pie y comienza a correr a toda prisa adentrándose en la zona de entrenamiento
Los soldados que no fueron heridos salen tras Aletheia.
Aletheia acusa dolor en la espalda y las piernas. Recuerda el ejercicio del día anterior, así que se concentra mientras corre, lo bloquea en su mente y sigue adelante sin mirar atrás.
Aletheia gira hacia la zona de árboles
Aletheia sube con mucha dificultad a uno de los árboles y permanece oculta mientras regulariza su respiración
Uno de los soldados se acerca al árbol
Aletheia sujeta el arma con fuerza
Aletheia se deja caer sobre el hombre justo cuando este alza la mirada.
Aletheia rueda con el hombre y este la coge por la garganta
Aletheia se relaja mirando al hombre;
El hombre le aprieta la garganta con fuerza
Aletheia propina un rodillazo potente en la ingle del soldado.
El soldado la suelta y Aletheia lo empuja. le da con la culata del arma al hombre en la sien izquierda y sale corriendo hacia la zona de deportes acuáticos.
Un soldado ha visto a Aletheia y le dispara.
Aletheia se agacha y comienza a arrastrarse
Aletheia ve unos arbustos y procura ocultarse en ellos
El soldado pasa frente a los arbustos, sigiloso
Aletheia siente movimiento tras de sí, se gira y dispara rozando a Jeanpaul en un muslo
Jeanpaul desarma a la chica con un golpe seco
Jeanpaul se mueve con demasiada rapidez, la coge y la inmoviliza.
Aletheia evita resistirse; está agotadísima.
Jeanpaul le ata las muñecas y los tobillos
Jeanpaul la arrastra hasta el río, donde el caudal es abundante y hay más profundidad
Aletheia se dedica a controlar surespiración y relajar el cuerpo
Jeanpaul le ata varios lastres con una cuerda en los Pies
Jeanpaul la empuja al agua
Aletheia toma todo el aire que puede antes de comenzar a sumergirse
Aletheia comienza a hundirse gracias al peso de los lastres
Aletheia cierra los ojos un instante, no está segura de no ahogarse
Aletheia abre los ojos
Aletheia siente que va a perder el control, pero al final lo recupera.
Aletheia se relaja y mira hacia el fondo.
Aletheia se fija que hay varias botellas de vidrio.
Aletheia evita luchar contra la corriente y aprovecha el impulso de esta para acercarse a una de las botellas.
Aletheia roza la botella con los dedos, pero la cuerda no le permite avanzar
Aletheia intenta jalar la cuerda, pero no puede mover los lastres
Aletheia se concentra en no desesperarse y aprovecha la corriente para que esta le empuje mientras ella se estira lo más que puede.
Aletheia logra alcanzar la botella
Aletheia intenta romper la botella contra unas rocas.
Luego de varios intentos la botella se rompe
Aletheia siente que le queman los pulmones
Aletheia frota las ataduras de las muñecas contra el vidrio roto
Aletheia se enfoca en la tarea para no desesperarse.
Las ataduras de las muñecas ceden
Aletheia coge un trozo de vidrio y comienza a cortar la cuerda del lastre
La cuerda se rompe y la corriente arrastra a la chica
Jeanpaul camina por la orilla observándolo todo
Por fin aletheia logra sacar la cabeza, abre la boca y aspira, pero traga algo de agua
Aletheia tose
Jeanpaul se cruza de brazos y le grita
Gritas: «No tengo toda la noche, mocosa!»
Aletheia reacciona y aprovecha la corriente para acercarse hasta la orilla, en una zona mucho menos profunda.
Aletheia logra salir del río y permanece tumbada mientras se recupera
Jeanpaul vuelve a gritarle
Gritas: «Trae tu culo acá, ahora mismo!»
Aletheia cierra los ojos
Aletheia se incorpora; comienza a desatarse los tobillos
Aletheia se pone de pie con dificultad
Aletheia camina en dirección a Jeanpaul
Jeanpaul la mira
Dices: «No estuvo tan mal»
Jeanpaul mira su cronómetro
Aletheia lo observa, pero no dice nada
Jeanpaul va caminando con ella hacia el tanque
Aletheia mira el tanque y suspira.
Dices: «entra, vendré por ti en unahora»
Aletheia sube a la plataforma, se quita los zapatos y la ropa
algunos soldados observan a la chica desnuda, se distraen pero vuelven a sus actividades
Aletheia entra en el tanque. La sensación de ingravidez la envuelve. Deja que su instinto tome las riendas y se mantiene flotando.
Aletheia no ve, ni escucha nada, siente como si su cuerpo se fundiese en el líquido
Aletheia se relaja y pone la mente en blanco
Al cumplirse la hora, Jeanpaul va al tanque con una toalla grande
Jeanpaul se asoma al tanque
Dices: «sal de ahí, mocosa»
Jeanpaul le ayuda a salir del tanque y la envuelve en la toalla; recoge la ropa y los zapatos de la chica.
De pronto Aletheia es consciente de que se acercan a la zona de tiendas
Jeanpaul levanta la solapa de su tienda y Aletheia entra
Jeanpaul le indica que se tumbe en el camastro
Aletheia se tumba
dices: «¿hoy qué?
Aletheia suspira
Aletheia dice con acento catalán, «hoy, misión rescatar a Aras»
Dices: «estoy esperando»
aletheia habla con los ojos cerrados y le cuenta a jeanpaul como sucedieron las cosas
Jeanpaul la observa
Dices: «qué habrías hecho distinto?»
Aletheia abre los ojos
Aletheia dice con acento catalán, «¿qué te hace pensar que haría algo distinto?»
Jeanpaul la mira y sonríe
Dices: «que te conozco»
Aletheia suspira y vuelve a cerrar los ojos
Aletheia dice con acento catalán, «habría matado a ambos toros y habría arrastrado al toro ya muerto en lugar de perder tiempo luchando con él»
dices: «por qué?»
Aletheia permanece con los ojos cerrados
Aletheia dice con acento catalán, «ahorro de tiempo, esfuerzo y sufrimiento al animal; evitar un ataque imprevisto del otro toro»
Jeanpaul asiente
dices: «qué más?»
Aletheia dice con acento catalán, » habría dado la orden de coger las mochilas de material médico restante y no solo que fuese Arais primero con dos soldados dejándonos atrás, haciendo que viniesen a por nosotras después»
dices: «¿por qué?»
Aletheia suspira
Aletheia dice con acento catalán, «aras estaba herido, pero podrían haber más soldados heridos que requiriesen atención inmediata mientras se esperaba por la extracción»
Dices: «bien»
Dices: «¿qué otra cosa puedes destacar del entreno de hoy?»
Aletheia reflexiona, haciendo memoria
Aletheia dice con acento catalán, «a tu pregunta de ayer, sí, Arais y Lilu, Melany no lo sé, pero ellas dos tienen un vínculo afectivo con Aras»
Jeanpaul asiente
dices: «¿qué sentiste tú?»
Aletheia abre los ojos
Aletheia dice con acento catalán, «Miedo, que me permitió estar alerta y concentrada»
Dices: «¿y respecto de Aras?»
Aletheia niega
Aletheia dice con acento catalán, «la misión tuvo fallas puesto que el civil, en este caso Aras, resultó herido de metralla en un brazo. No sé si es falla nuestra o del resto de soldados en el ejercicio. Pero me fastidió que usase otro juego sicológico; es más fuerte que yo»
Dices: «Explícate»
Aletheia dice con acento catalán, » Dejó el jeep con su arma, su chaqueta del uniforme y un papel, ya sabes, con lo típico: mi vida depende de ustedes»
dices: «comprendo»
Aletheia murmura con acento catalán, «qué bueno, porque yo no lo comprendo; ni lo soporto»
Aletheia se incorpora
Jeanpaul le lanza una camiseta y un pantalón de deporte
Aletheia se viste
Aletheia coge su ropa y sus zapatos
Jeanpaul la mira
Dices: «trabaja en ese rechazo, Ale, te hará las cosas más sencillas con tu equipo»
Aletheia murmura con acento catalán, «ya lo sé»
Dices: «vete a descansar»
Aletheia asiente y le da un besito en la mejilla; sale de la tienda y se marcha.
Jeanpaul sale de la tienda hacia la zona de tiro

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.