• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: He vuelto, sí, pero para quedarme

Punto de vista: Miladycita

una noche fría como cual quiera. Habían pasado semanas muy tensas, donde me dediqué de pleno a desempacar la casa y tratar en lo más de recuperar el contrato con imperium. hacía horas extras y todo para salvar mi trabajo. decidí entonces darme un descanso, porque había trabajado más de lo habitual y estaba estresadísima…. entonces, ¿qué hacía los viernes por la noche en Lima?

claro, salidita, el concierto de todas las noches en algún local de barranco. Pero como no había el grupo de cumbia que tanto me gustaba, decidi salir por un café… quien sabe lo que me esperaría un viernes por la noche en la cafetería de uno de los más principales representantes de la literatura universal…

Comunidad de Madrid; Cafetería Cervantes
Es un local que ha pasado de padres a hijos desde hace casi cien años. Pese a la antigüedad, está totalmente reformado aunque conserva aires de mediados del siglo XX. Tiene mesas cuadradas rodeadas por cómodos sillones imitación piel y taburetes en la barra de madera oscura. La decoración está compuesta por fotografías de portadas de clásicos de la literatura universal.
Salidas visibles: fuera
Miladycita entra a la cafetería, busca una mesa bacía y al encontrarla se sienta a esperar al camarero
a lo lejos, robert disfruta de un café con leche. Tiene la mirada baja y la cara algo pensativa.

un camarero se acerca a entregarle la carta a la recién llegada

Miladycita observa co curiosidad entre la gente del lugar, el local está con regular de comenzales que charlan muy animadamente…
Miladycita pone atención en la carta yhace el pedido
Dices con acento limeño, “un café con leche y unos churos, por favor.”
Dices con acento limeño, “un café con leche y unos churros, por favor.”
el camarero dice: muy bien, señorita, denos unos minutos mientras le preparamos el pedido.

Miladycita asiente con una sonrisa, mientras el camarero se aleja a preparar el pedido de la chica
Miladycita sigue observando con curiosidad, a lo lejos, una mirada le es familiar… le hace señas para ver si la reconoce
oyes sirenas a lo lejos
robert levanta la mirada a penas, una señal de una chica lo saca de sus pensamientos.

robert se acerca un poco más y al ver que se trata de mila no puede hacer más que sonreír ampliamente

oyes sirenas a lo lejos
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
Miladycita reconoce a robert, le sigue haciendo señas con la mano y sonríe mientras lo ve acercarse
robert llega sosteniendo su café con leche que a penas provó, lo deja sobre la mesa que ocupa mila y corre a abrazarla

Dices con acento limeño, “robert… querido robert, cómo has estado?”
Miladycita se levanta para abrazar al chico
robert dice, ai, niña ingrata. ¿asi que te vas sin decirme nada?

Dices con acento limeño, “lo siento, lo siento muucho… no quise preocuparte tanto”
Miladycita se funde en un tierno abrazo con el chico

robert corresponde al abrazo de mila, se separa para ocupar el asiento frente a la chica

Miladycita se sienta mirando a robert a los ojos
el camarero se acerca y deja el pedido de mila frente a ella

Miladycita agradece y sonríe al camarero
el camarero se va a atender otras mesas

robert dice: anda, encima del café te pides churros? por dios, si que estás con ambre, eh?

Miladycita se ríe por el comentario del chico
Dices con acento limeño, “pues sí, el trabajo escesivo me tiene así, con ansias de comer…”
robert dice: no descuides tu salud…

Dices con acento limeño, “no no, no me ocurre todos los dias pero igual, creeme que hasta a mi madre le preocupa.”
Miladycita comienza a comer un churro, disfruta el sabor…
robert dice: a quien no, hermosa…

Miladycita se ruboriza. Unos segundos después, recupera la serenidad
Dices con acento limeño, “bueno, no es la primera vez que me pasa…”
robert la mira, tomando una actitud seria

robert dice: bueno, ahora me vas a decir, por qué te desapareciste todos estos meses?

Dices con acento limeño, “nada había sido tan sencillo. Tenía que alejarme de todo y asimilar… asimilar que lo tuyo con shamarly no era verdad, necesitaba pensar en muchas cosas… visitar el Perú…”
Miladycita bebe su café a pequeños sorbos
robert dice: valla, se ve que no te importó dejarme tan preocupado luego de ese pequeño momento que pasamos juntos en el parque del retiro…

Dices con acento limeño, “creeme que me dolió eso, de veras…”
Dices con acento limeño, “no a sido tan fácil. luego de irme a Varcelona no quería volver a madrid, no se por qué una ira contenida se apoderó de mí… de todo lo que se llamaba mila…”
toma su café, sin cambiar la expresión de su rostro

robert toma su café, sin cambiar la expresión de su rostro

robert dice: todo este tiempo me dejó mucho que pensar, pero sabes?. mis sentimientos no cambiaron. aún quiero y está tratar de conocerte y si el destino quiere constuir una historia a tu lado…

Miladycita toma su café a la par que se acaba los churros. una extraña sensación de sentimientos la invaden y no sabe que responder…
Dices con acento limeño, “robert… yo… ”
robert dice: está bien, sé que me equivoqué al estar con tu prima, me equivoqué al mantenerme en anonimato por ti… pero déjame intentarlo nuevamente…

Miladycita le sostiene la mirada y suspira
toma el café muy despacio, sin despegar su mirada llena de espectativa

robert toma el café muy despacio, sin despegar su mirada llena de espectativa

Miladycita se termina los churros y continúa con el café
Dices con acento limeño, “mira. Todo este tiempo me a servido para darme cuenta de muchas cosas. Todo el mundo se equivoca y hay heridas que sanar. Sé que las oportunidades existen y no seremos la escección. Nos conoceremos y veremos si el destino está a nuestro favor. Quiero verte feliz, robert…”
robert dice: mi felicidad la quiero construir contigo. veremos que nos depara el destino…

Miladycita sonríe mientras se termina el café
robert dice: pero quiero que me hagas una promesa… prométeme, que esta vez te quedarás…

Dices con acento limeño, “sí, esta vez volví para quedarme. volví para quedarme y ser feliz…”
sonríe ante el comentario de la chica.

robert sonríe ante el comentario de la chica.

Miladycita hace señas al camarero
Dices con acento limeño, “luego te contaré como estuvo la estadía por el Perú, te hablaré de mi hermanita y todo lo demás… ahora es algo tarde.”

robert dice: antes que te vallas, me gustaría quedarme un poco más contigo… no sé, capaz caminar un poco por la plaza, si es que no tienes prisa.

Dices con acento limeño, “platicar bajo la lluvia? ”
Dices con acento limeño, “bueno… creo que no puede existir cosa más cursi”
alguien se ríe cerca de aquí

el camarero se acercó, pedimos las cuentas y cuando las trajo, robert se empeñó en pagar. Me dijo que no le llevara la contra o se enojaría conmigo. dejé que pagara y luego decidimos salir a la plaza y hacer la tan anciadoa plática bajo la lluvia donde hablamos de todo y principalmente, de lo bonito que era esta plaza de noche. Nos esperaba un destino, una vida. donde yo, volví sí, pero para quedarme.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.