• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena de Rol: La Cautiva Parte 11

Punto de vista: Aurora

Reencuentro y declaración.
Una habitación alquilada por Aurora.
Aurora se está preparanhdo para cumplir un día más con su trabajo en el taller, con Luis y sus compañeros.
Aurora verifica que tenga la mochila en orden, saca la tarjeta y cuando está por salir de la habitación, suena su móvil.
Llamada entrante de Auxita
Aurora rebusca en uno de los bolsillos más pequeños de la mochila, saca el móvil y mira la pantalla un momento. Contesta con rapidez al tratarse de su hermana.
Aurora dice por teléfono, «hola, Auxi»
Auxita dice por teléfono, «hola Auro, cómo estás?»
Se oye a una Auxita muy entusiasmada y sonriente del otro lado.
Aurora dice por teléfono, «bien, algo apurada. Qué pasa, por qué me llamás?»
Auxita dice por teléfono, «solo para contarte que estoy en Barcelona desde anoche. Vine a traerte algo.»
Aurora se sorprende un poco
Aurora dice por teléfono, «te pegaste las 6 horas de viaje para traerme algo decís? Si serás boba…lo hubieras mandado de cualquier manera.»
Auxita no puede evitar reírse un poco al teléfono.
Auxita dice por teléfono, «yo quise venir, además de que no es algo que se pueda, precisamente…mandar por correo o algo así. Podés bajarte a recepción y te lo entrego?»
Aurora dice por teléfono, «ahora no, estoy con el tiempo justo. Si estás lo suficientemente olgada de tiempo como para mandarte todas esas horas de viaje, vas a tener que tener un tiempo más para esperarme hasta la hora del almuerzo.»
Auxita dice por teléfono, «eeh pero, son solo unos minutitos, no pasa nada si llegás un poco más tarde al taller, no?»
Aurora niega aunque Auxita no pueda ver su gesto.
Aurora dice por teléfono, «dejá de ser pesada, ya te dije que no puedo ahora. Si no podés esperar más entregalo a la recepcionista, yo que sé. Hablamos, tengo que salir ahora mismo»
Auxita dice por teléfono, «te vas a bajar de todas formas, te espero.»
Aurora cuelga la llamada sin decir nada más, guarda el móvil en la mochila y se dispone a salir de la habitación.
Aurora sale y cierra la puerta con la tarjeta, va hasta las escaleras y baja con algo de prisa hasta recepción.
barcelona; Imperium Hotel
Te encuentras con Auxita.
Aurora llega a recepción y se dirige a la puerta, cuando Auxita aparece de hacia su lado izquierdo y le bloquea el paso levemente.
Aurora gira la cabeza y la mira severamente.
Auxita sonríe
Auxita dice: «hola! Vení, no te quito mucho tiempo, te juro»
Dices: «en serio te pasás, Auxi. Vamos, con tal que me dejes en paz»
Auxita asiente y sale del hotel, sin perder de vista a su hermana.
Aurora sale tras ella.
barcelona; Avenida Diagonal
Ves NQN Rolita de color negro y coche eléctrico Sundoor de color verde aquí.
Hace un día tranquilo.
Auxita dice: «esperame, ya vengo»
Aurora asiente mientras saca las llaves de su coche de la mochila.
Auxita va rápidamente hasta su coche, caminando más bien hacia el lado del copiloto.
Aurora solo mira el entorno, sin prestar demasiada atención a nada en concreto.
Auxita abre la puerta y luego de un tiempo, Gerardo baja del coche. Ve a Aurora a unos metros de ellos y sonríe, aunque con gesto de nervios en el rostro.
Auxita se le acerca y le murmura un par de cosas, sonriendo y guiñando un ojo. Le hace un gesto con la mano para que se acerque a Aurora, quien todavía no se percata de nada.
Gerardo asiente y frotándose las manos entre sí, se acerca lentamente.
Aurora vuelve a mirar hacia Auxita y su coche, ve a Gerardo y niega con la cabeza, girando la mirada hacia Auxita que sonríe complacida al notar el gesto de su hermana.
Dices: «Auxi, qué mierda es esto?»
Auxita dice: «bueno, yo ya cumplí con mi misión. Nos vemos, chicos.»
Gerardo está parado a un lado de la calle, mirando a las gemelas alternativamente y muy nervioso.
Aurora se molesta mucho y solo decide entrar al hotel, sin mediar palabra.
Fuera del hotel, Auxita se acerca a Gerardo y lo anima con gestos y hablándole, para luego subir al coche y alejarse rápidamente del sitio.
Gerardo entra al edificio lentamente
barcelona; Imperium Hotel
Aurora va subiendo rápidamente las escaleras, en ocasiones de 2 en 2.
Gerardo la alcanza y sube también, hablando como para que ella pueda oírlo.
Gerardo dice: «Auro, necesito que me escuches, por favor»
Aurora desvía muy a penas la mirada al escucharlo, vuelve la vista al frente y sube sin detenerse, suspirando de rabia.
Gerardo la sigue manteniendo un margen de distancia, muy pensativo.
Aurora llega luego de un tiempo a la planta de su habitación, se descuelga la mochila y busca la tarjeta magnética con ansiedad.
Gerardo la alcanza y al notarla distraída, se le acerca por detrás y la abraza.
Aurora siente el contacto pero continúa buscando la tarjeta, al encontrarla sostiene la mochila con una mano mientras con la otra intenta abrir la puerta, sin éxito a la primera.
Gerardo murmura: «sé que no es la forma, pero necesito que me escuches, te lo ruego.»
Aurora rompe el abrazo del chico moviendo su cuerpo bruscamente, vuelve a intentar abrir la puerta y cuando por fin lo consigue, lo mira con furia antes de entrar.
Gerardo está sorprendido por la agresividad del movimiento de Aurora pero aún así la continúa mirando, hasta que esta se encierra en la habitación dando un portazo.
Te retiras a tu habitación a descansar.
una habitación alquilada por Aurora.
Aurora lanza la mochila a su cama y se lleva ambas manos al rostro, respirando algo acelerada.
Murmuras: «qué significa esto…la puta madre.»
Aurora espera un tiempo hasta sentir que está algo más calmada, abre el bolsillo de la mochila donde está el móvil y tras desbloquearlo, le marca a Luis.
El teléfono da tono.
Luis ha descolgado la llamada.
Luis dice por teléfono, «diga, brujis?»
Aurora dice por teléfono, «hola, solo te quiero avisar que voy a llegar un poco más tarde hoy.»
Luis dice por teléfono, «aah, no te preocupes. pasa algo? Te noto tensa»
Aurora dice por teléfono, «nada importante, cuando me vaya te cuento. No sé a qué hora voy a estar ahí, pero voy a estar, Lucho. Cueste lo que me cueste»
Luis hace un pequeño silencio ante las palabras de su hermana, luego contesta.
Luis dice por teléfono, «tranquila, ya sabés que acá no nos manejamos por horarios estrictos. pero por qué decís eso? Tan mal está la cosa? Por favor contame si necesitás ayuda, está bien?»
Aurora suspira
Aurora dice por teléfono, «no, no necesito ayuda, solo tiempo. Hablamos, te veo más tarde.»
Luis dice por teléfono, «dale, estoy pendiente, Auro.»
Aurora cuelga la llamada y deja el móvil sobre la mesita, va al baño y se lava la cara, procurando recomponer su expresión seria de siempre.
Aurora se seca con una toalla y regresa a la habitación, cuando se dirige a la puerta para observar por la mirilla si Gerardo sigue allí o no, el móvil vibra recibiendo un mensaje de texto.
Aurora se acerca a la mesita, desbloquea el móvil y lee el mensaje.
[SMS] Gerardo: «Auro, de corazón te pido mil perdones por venir sorpresivamente. pero necesito que me escuches, tengo algo demasiado importante que decirte. Lo lamento, pero no me voy a mover de acá hasta tanto me permitas hablar contigo.»
Aurora piensa brevemente, luego va hasta la puerta y la abre, viendo a Gerardo frente a la habitación.
Gerardo la observa
Aurora le da paso para que entre, sin decir una sola palabra.
Gerardo entra a la habitación y cierra la puerta, apoyándose contra la misma y siguiendo con la mirada todo el tiempo a la chica.
Aurora se aleja todo lo posible de él, manteniéndose parada en una esquina del cuarto y con los brazos cruzados.
Dices: «hablá, que no tengo todo el tiempo del mundo.»
Gerardo dice: «bueno…»
Gerardo transpira de nervios ante una penetrante mirada de Aurora.
Gerardo dice: «necesito que sepas esto, a pesar de como puedas reaccionar. Si me sigo callando me va costar continuar adelante.»
Aurora asiente
Dices: «ya, sin tanto preámbulo. Vamos, Brizuela.»
Gerardo dice: «Auro, yo…yo siento muchas cosas por vos. Cariño, afecto y…»
Gerardo se bloquea por un momento, mientras Aurora lo sigue mirando intensamente, aunque tratando de no evidenciar la atracción que muy en el fondo ella siente por él.
Gerardo respira profundo, decidido a hablar.
Gerardo dice: «Auro bella, me gustás demasiado, estoy enamorado de vos. Desde hace mucho tiempo, me atrevería a decir que desde que andabas con mi hermano.»
La sorpresa en el rostro de Aurora es notable, no sabe cómo reaccionar ante lo que ha escuchado.
Gerardo se relaja un poco al notar la expresión de la chica.
Gerardo dice: «escuchame, yo siempre respeté tu relación con él, aunque de cierto modo sabía que por su culpa capaz no acababa bien. No quería andar de metido ni mucho menos, así que les dejé estar con el dolor de mi alma.»
Aurora sigue sorprendida, mirando a Gerardo.
Dices: «ahora resulta que sabías todo, andá. Te cuento que conmigo no te va funcionar hacerte el ídolo»
Gerardo dice: «no, solo era un comentario. pero por lo que a mí respecta…Auro, quisiera una oportunidad por tu parte. a lo mejor no soy tu tipo de hombre…pero que sepas que vos sos perfecta para mí.»
Ante estas palabras Aurora niega, aunque su mirada intensa hacia Gerardo la termina delatando.
Gerardo dice: «Me gusta que no seas una chica fácil…me gusta que lleves el pensar en vos como bandera; que te cuides físicamente, que seas como sos. Te juro…jamás pude encontrar a alguien que te asemeje.»
Dices: «ajá, si si, escuché eso varias veces ya, sabés?»
Gerardo sonríe levemente.
Gerardo dice: «seguro que sí y no me extraña, pero esta vez te lo digo yo, uno más del montón…pero te aseguro que el único que está así por vos desde hace, mínimo cinco años. Y que literalmente…es capaz de dar su vida, aunque solo sirva para prolongar la tuya al menos unos segundos más.»
Murmuras: «ah, bueno»
Aurora también se relaja un poco, aunque la intensidad de su mirada hacia el hombre sigue igual.
Gerardo dice: «renunciaría a mi sangre, a todo lo que tengo…porque me concedas solo unos minutos de tu tiempo, de tu vida; Unos minutos de tus pasiones, y del gran corazón que estoy seguro que tenés.»
Aurora mantiene una expresión neutra, aunque ha quedado sin palabras. Continuará.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.