• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Más cerca de cerrar una etapa

Punto de vista: Aletheia

Aletheia sale de su casa y va al jardín
Comunidad de Madrid; Jardín de la finca el Renacimiento
Aletheia comienza a deambular observando las zonas del jardín; avanza haciadonde está la vegetación
Luego de un rato andando, encuentra un espacio donde cree puede hacer lo que se propone
Aletheia cierra los ojos e intenta ver si puede imaginarse el conjunto
Aletheia piensa que sí es factible, pero tiene que verificar las medidas
Aletheia comienza a andar contando los pasos para hacerse mejor idea
Aletheia suspira y mira su reloj
Aletheia sale del jardín rumbo a la casa
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia va caminando mientras toma nota mental de lo que debe añadir a la lista de cosas por comprar
Aletheia abre la puerta de la casa y entra
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia cierra la puerta y va a su despacho
Comunidad de Madrid; Despacho
Ves un sillón de oficina modelo nazcar, un PC all in one IQ Pear 35-c221ot, una libreta de pastas gordas, y una impresora Láser aquí.
Aletheia rodea el escritorio y se sienta en el sillón
Aletheia enciende el ordenador y se conecta al servidor de firme Unidad, revisa un rato el repositorio de fotogramas y separa otro lote de fotogramas que tienen similitud con el de los chinos que se encontró la otra vez
Aletheia decide revisar epslog
Aletheia se fija que no hay novedades y cierra la aplicación
Aletheia se desconecta del servidor y apaga el ordenador
Aletheia sale del despacho
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia sube las escaleras y entra en su habitación
Aletheia se cambia de ropa, coge su libreta y su bolso
Aletheia guarda su libreta en el bolso y sale de la habitación
Aletheia baja las escaleras, se acerca a la puerta y sale
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia cierra la puerta de la casa con llave y coge su móvil. Lo desbloquea y pide un taxi
Aletheia sale a pie de la finca
Comunidad de Madrid; Una carretera desértica
Ves un taxi acercarse.
El taxi se detiene y aletheia abre la puerta y sube en él
Un taxi
Aletheia coge su móvil y solicita permiso
[EFU] Aletheia: «permiso para abandonar finca el Renacimiento. Destino Madrid. CC. road»
[EFU] Aras: «S.y. autoriza la solicitud.»
[EFU] Aletheia: «copiado »
Aletheia le da las indicaciones al taxista de donde debe dejarle y este arranca a toda velocidad
Aletheia se recuesta y cierra los ojos durante el trayecto
Aletheia abre los ojos cuando el taxi reduce la velocidad y se detiene.
Aletheia mira el taxímetro, saca el monedero de su bolso, cuenta los billetes y le paga al taxista
El taxista le agradece y le desea buenas tardes
Aletheia abre la puerta y baja del taxi
Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
Ves Un taxi aquí.
El taxi se marcha
Aletheia entra en el centro comercial
Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Aletheia se dirige al vivero y floristería
Aletheia entra y una tendera le recibe
Una tendera dice: Buenas tardes
La tendera le reconoce y le sonríe
Aletheia le sonríe en respuesta
Una tendera dice: Cómo está usted?
Dices con acento catalán, «muy bien, he venido por algunas cosas»
La tendera asiente
Una tendera dice: dígame qué necesita
Aletheia le explica a la tendera lo que requiere
La tendera frunce el ceño un instante
Una tendera dice: la madera tendrá que adquirirla en otro lugar, nosotros no tenemos en venta aquí.
Aletheia hace una mueca de contrariedad
La tendera laobserva y piensa
Una tendera dice: pero puedo sugerirle un sitio donde seguro encuentra lo que necesita
Aletheia esboza una sonrisa
Dices con acento catalán, «es usted muy amable »
Una tendera dice: descuide, lo hago con mucho gusto
Una tendera dice: espere un momento, iré a por lo que necesita y lo llevaré a la caja. si desea esperarme allí
Aletheia asiente y se dirige a la caja, mientras la tendera se mueve por el lugar buscando lo que ella le pidió
Diez minutos después…
La tendera se acerca con el pedido dentro de un carrito y lo acerca a la caja
Una cajera indica el monto a pagar
Aletheia saca su monedero y extrae una tarjeta y se la entrega a la chica con su identificación
La cajera ingresa los datos y luego le acerca el punto de venta a aletheia para que ingrese su clave
La cajera le da el ticket de la compra y la factura a aletheia, esta lo guarda en el monedero junto con su tarjeta y su identificación
Aletheia guarda el monedero en su bolso y mira el pedido, pensando cómo hará para llevarlo fuera
La tendera la observa
Una tendera dice: No se preocupe, tenemos un joven que puede ayudarle a llevar esto hasta su coche
Aletheia asiente, agradecida
La tendera llama a un chico que está acomodando mercancía en una estantería
La tendera le da indicaciones y el chico asiente
El chico arma los paquetes en unas bolsas grandes y deposita estas en una carretilla
Aletheia observa al chico trabajar con agilidad
El chico dice: Listo, señorita, indíqueme hacia donde estacionó su coche
Aletheia se despide de la tendera antes de salir con el chico del vivero, siguiéndole de cerca
Aletheia se acerca a la salida del centro comercial y saca su móvil para pedir un taxi
El chico la observa y sigue empujando la carretilla
Ambos salen del centro comercial
Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
El descenso del calor va dejando en madrid un otoño agradable.
Ves un taxi acercarse.
Aletheia se acerca al taxi cuando este se detiene y abre la puerta
Aletheia le pide al chico que le ayude a introducir las bolsas en el asiento de atrás
El chico le ayuda y se despide con rapidez, entrando de nuevo al centro comercial
Aletheia sube al taxi y cierra la puerta
Un taxi
Aletheia le indica al taxista hacia donde se dirige y le ofrece disculpas por cargarlo todo allí detrás
El taxista dice: No se preocupe, señorita
Aletheia saca su móvil y solicita permiso
[EFU] Aletheia: «permiso para abandonar cc road »
[EFU] Aras: «S.y. autoriza la solicitud.»
[EFU] Aletheia: «copiado »
Aletheia mira por la ventanilla y se fija en el letrero del almacén de madera
Dices con acento catalán, «podría esperarme unos minutos? No creo que tarde demasiado »
El taxista asiente mirándola por el retrovisor
El taxista dice: vaya tranquila, señorita; le espero
Aletheia asiente y le sonríe. Abre la puerta y baja del taxi, cierra con cuidado y camina hacia el almacén
Aletheia entra en el almacén, hay un fuerte olor a madera en todo el lugar
Un hombre robusto y de mediana edad la aborda, sonriente
El hombre dice: buenas tardes, en qué puedo servirle?
Aletheia le sonríe y le explica lo que necesita
El hombre se rasca el mentón y asiente
El hombre dice: Y piensa armarlo usted sola?
Aletheia asiente
El hombre se fija en sus manos y piensa
El hombre dice: Mire, como en estos momentos estamos un poco flojos, le diré a mi hijo que le haga lo que necesita, así solo tendrá que venir a por él y luego usarlo.
Aletheia lo mira un poco sorprendida
Dices con acento catalán, «no quiero darle molestias…»
El hombre hace un gesto con la mano
Dices con acento catalán, «bueno, dígame entonces eso cuánto me costaría al final?»
El hombre niega
El hombre dice: Armar eso es una tontería, señorita. sería yo muy hijo de puta si le cobrase algo de más.
El hombre se da cuenta de las palabras que usó e intenta disculparse
Dices con acento catalán, «No se preocupe, que no me ofende…»
Aletheia sonríe con algo de malicia
Aletheia se acerca al hombre y le habla en voz baja
Murmuras con acento catalán, «me alegro que no sea usted un hijo de puta como dice »
El hombre se carcajea sonoramente
Aletheia sonríe al verle reír
El hombre lleva a aletheia a escoger el tipo de madera y mientras tanto le habla de su negocio, su familia y otras cosas más; hace el pedido y le da la factura. Acuerdan pagar el 50 % adelante y el otro cuando vaya a por la madera.
Aletheia paga el dinero al hombre
El hombre dice: Tenga muy buena tarde, señorita
Dices con acento catalán, «igual usted, don Antonio »
El hombre sonríe y Aletheia sale del almacén
Aletheia suspira al ver al taxi y se acerca. Abre la puerta y sube. cierra y le sonríe al taxista
El taxista la mira por el retrovisor y pregunta: todo en orden?
Aletheia asiente
Aletheia saca su móvil y pide permiso
[EFU] Aletheia: «permiso para ingresar en finca El Renacimiento»
[EFU] Aras: «S. I. autoriza la solicitud»
[EFU] Aletheia: «copiado »
Aletheia da la dirección al taxista y este arranca
cae un gran chaparrón en madrid
Aletheia comienza a sentir las gotas de lluvia contra el coche y las ventanillas
El taxista dice: menudo aguacero nos está cayendo
Aletheia lo mira y asiente
Aletheia se recuesta del asiento mirando las gotas de lluvia en la ventanilla
El taxista carraspea y dice: Se dedica a al paisajismo?
Aletheia abre los ojos despacio
Dices con acento catalán, «no, en realidad es un hobby que había dejado de lado y que intento retomar »
El taxista asiente
El taxista comenta: hay personas que hacen cosas muy molonas en los jardines y así…
Dices con acento catalán, «sí, hay cosas muy bonitas, la verdad.»
Aletheia ha sentido su móvil vibrar pero no le apetece desbloquearlo
El taxista dice: quizá nos topemos con mucho tráfico por este aguacero
Dices con acento catalán, «no se preocupe, no llevo prisa.»
El taxista ve la propiedad y pregunta: nadie la espera para ayudarle?
Aletheia niega
Dices con acento catalán, «pero no se preocupe, ya me las ingenio yo »
El taxista apaga el motor, se desabrocha el cinturón y baja del taxi. Abre la puerta trasera mientras Aletheia hace lo propio
Comunidad de Madrid; Una carretera desértica
Ves Un taxi aquí.
El taxista ayuda a la chica a bajar los paquetes
Dices con acento catalán, «no se hubiese molestado, ahora se ha empapado »
El taxista dice: No soy de azúcar, no me voy a disolver por unas gotas de lluvia
El taxista hace una mueca parecida a una sonrisa
Dices con acento catalán, «pues muchas gracias»
El taxista dice: de nada. Cuídese
El taxista corre hacia el taxi, abre la puerta y sube. cierra y aletheia ve como se aleja a gran velocidad
Aletheia mira sus paquetes y respira profundo, comienza a llevarlos dentro de la finca
Tecleas un larguísimo código en un teclado incrustado en la puerta.
Colocas el dedo en un lector de huellas dactilares.
Se enciende una luz verde. Acceso autorizado.
Los guardias te abren paso a la finca.
Comunidad de Madrid; Finca el Renacimiento
Ves un coche deportivo de color negro aquí.
Aletheia se acerca a la casa y abre la puerta
Aletheia deja la puerta abierta y va a buscar los paquetes que dejó en la garita, hace varios viajes para poder llevarlo todo
Los soldados la miran con curiosidad pero permanecen en silencio
Aletheia entra en su casa
Comunidad de Madrid; Casa de Aletheia
Ves Una alfombra voladora, La roca de dios, un sillón de masaje, Silla En Brazos de Luis, Sofá tapizado de dos plazas con Chaise Longue., un sillón de relax negro, una fuente barata, Jarrón de cristal, El símbolo del infinito, y una foto ampliada aquí.
Aletheia cierra la puerta
Aletheia deja el bolso en un sillón

Aletheia hace el mismo procedimiento para llevar los paquetes a la galería
Aletheia está empapada de pies a cabeza
Aletheia entra en la cocina y va hasta la galería, se quita la ropa y la deja en el montón de la ropa sucia.
Aletheia coge un trapo y seca el suelo que ha quedado mojado de ir y venir por los paquetes
Aletheia cuelga el trapo en una cuerda en la galería y sale. Coge su bolso y sube las escaleras
Aletheia entra en la habitación y deja el bolso sobre la cama.
Aletheia entra en el baño y luego en la ducha
Aletheia sale de la ducha y se pone unas bragas limpias y una camiseta barata y amplia y se sienta en la cama.
Aletheia coge su bolso y saca la libreta y un bolígrafo
Aletheia suspira y comienza a escribir mientras escucha la lluvia caer.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.