• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena De Rol: Me Llenas El Alma, Parte 1

Punto de vista: Auxita

Aquel día, había salido más temprano del instituto y decidí no ir a casa todavía. Fui a comprar cositas que me faltaban del centro comercial, y manejando en el auto de repente me acordé de la fecha.
coche eléctrico Sundoor de color verde
Auxita va tarareando la canción que suena en la radio del coche, conduciendo muy atenta
Auxita está ya muy cerca de plaza España, de repente recuerda algo
Auxita piensa: 7 de agosto…hoy es el cumpleaños de Cami! Capaz sea momento de hablar un poco con ella, hace tiempo no sé cómo está y la última vez, había visto a oscar algo raro al hablar de su hermana.
Auxita decide encostarse a un lado de la carretera, frena el coche sin parar el motor y se apresura a sacar el móvil del bolso
Auxita toma el móvil entre las manos, desbloquea la pantalla y busca el contacto de camila para luego marcarle
El teléfono da tono.
Auxita se lleva el teléfono a la oreja y espera
camila ha descolgado la llamada.
camila te dice por teléfono, «hola?»
Dices por teléfono, «hoola Cami, cómo estás? Muy feliz cumpleaños! Que si la memoria no me falla, era hoy. Verdad?»
camila te dice por teléfono, «aam… sí, era hoy. que raro te acordaste.»
Dices por teléfono, «sí, suelo ser muy buena recordando fechas. pero qué pasa? No te noto tan entusiasmada. Queréss contarme?»
camila te dice por teléfono, «bueno sí… la verdad para mí hoy es un día mas, eso simplemente»
Dices por teléfono, «entiendo…bueno, yo ahora mismo estoy libre, voy a casa de tu hermano y si querés, hablamos mejor ahí. Te parece?»
camila te dice por teléfono, «bueno dale, si querés vení, sino no hace falta auxi»
Dices por teléfono, «tranqui, voy porque hace tiempo no hablamos y me gustaría retomar un poco esas conversaciones. Estoy ahí en un par de minutos, nos vemos.»
camila te dice por teléfono, «bueno, nos vemos entonces.»
camila ha colgado.
Auxita mete el móvil en el bolso que queda abierto, mientras se detiene un momento a pensar luego de haber oído a camila tan desanimada.
Auxita piensa: Voy por un regalo para ella y luego voy a la casa y le digo para salir, capaz necesite un pequeño cambio de aire.
Auxita arranca el coche, nuevamente tomando rumbo hacia el centro comercial
El vehículo se pone en marcha.
Auxita vuelve a tararear otra canción, hasta que finalmente llega a la calle abyacente al road stop.
Mirando por los cristales puedes ver:
Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
Ves Rinault Migane, Nisan Rashqai, una casa en venta, y coche eléctrico Sundoor de color verde aquí.
apagas el motor.
Auxita cierra bien el bolso, lo toma y baja del coche.
Abres el vehículo.
Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
Ves Rinault Migane, Nisan Rashqai, una casa en venta, y coche eléctrico Sundoor de color verde aquí.
Cierras coche eléctrico Sundoor
Auxita bloquea el coche y se dirige rápidamente hasta el centro comercial
Comunidad de Madrid; Centro comercial ‘Road Stop’.
Auxita recorre rápidamente las tiendas, buscando una perfumería. Cuando ve la tienda de deportes ríe un poco al recordar la última vez que había entrado allí.
Auxita entra a una perfumería, se toma un tiempo eligiendo un perfume que a su parecer le pudiera gustar a Camila. Cuando se decide por uno, va a la caja y lo paga, además de pedir que se lo pongan en una bonita presentación, como para regalar.
La vendedora le entrega la cajita del perfume envuelta en un brillante papel de regalo, además de la factura de compra.
Auxita recibe las cosas sonriente, mira agradecida a la vendedora y sale del lugar a paso rápido.
Auxita vuelve a recorrer el amplio centro comercial hasta que llega a la salida.
Comunidad de Madrid; Calle de Alcalá.
Ves Rinault Migane, Nisan Rashqai, una casa en venta, y coche eléctrico Sundoor de color verde aquí.
El calor es intenso.
el viento golpea tu cara.
Auxita guarda el regalo y la factura en el bolso, luego desbloquea el coche y entra en él para retornar a Plaza España.
Abres coche eléctrico Sundoor
coche eléctrico Sundoor de color verde
Cierras el vehículo.
Arrancas el motor.
El vehículo se pone en marcha.
Varios minutos más tarde…
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
Auxita estaciona el coche en la plaza, teniendo en cuenta que pretende salir de nuevo en minutos. Apaga el motor y saca un espejito y maquillaje, tomándose un tiempo para retocarlo un poco.
Luego de esto, Auxita guarda sus cosas y se dispone a salir del vehículo, rumbo a casa de oscar
Abres el vehículo.
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
Auxita entra a la torre, sube rápidamente a la planta 4 y busca la puerta de casa de oscar con la mirada.
sales del elevador.
La planta número 4
Ves casa de oscar, Un piso de la IDO, hogar de dámaso, casa de zulema, y el ascensor de la torre de madrid aquí.

Punto de vista: Camila

Casa de oscar
camila estaba viendo la televisión, y tras cortar la llamada se volvió a centrar en la misma. Pensativa por el llamado de auxita, ya que no recibió ningún llamado durante todo el día, y ni si quiera su hermano la saludó antes.
llaman al timbre de la puerta.
camila se sobresalta al oír el timbre
camila se levanta del sofá y va hacia la puerta
Abres la puerta.
camila abre y sale de la casa
Sales de la casa.
La planta número 4
Ves casa de oscar, Un piso de la IDO, hogar de dámaso, casa de zulema, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Te encuentras con Auxita.
camila ve a auxita y sonríe un poco
Dices con acento argentino, «como estás?»
Auxita mira a Camila y se acerca a ella
Auxita dice: «hoola! Muy bien»
Auxita se le acerca más y le saluda con un ligero abrazo
camila abraza a auxita
Auxita se separa de ella y la mira sonriendo.
camila pone gesto como para llorar, pero se contiene
Auxita borra la sonrisa al mirar el gesto y mantiene un silencio respetuoso por unos segundos
Murmuras con acento argentino, «entremos»
Auxita asiente
camila camina despacio y entra en la casa
Entras en la casa.
casa de oscar
Auxita Entra en la casa.
camila cierra la puerta y camina hasta el sofá
Cierras la puerta.
camila se sienta
Auxita sigue todo el tiempo a camila sin dejar de observar su expresión
Auxita se sienta frente a ella y abre su bolso
camila intenta adoptar una expresión neutra
Auxita saca una caja rectangular envuelta con papel brillante, lo mira un segundo y lo extiende hacia Camila
camila observa la caja
Auxita dice: «feliz cumple, nena. Es un pequeño regalo, ojalá te guste»
camila toma la caja y la abre
Dices con acento argentino, «no hacía falta…»
camila toma el perfume y se lo coloca en la muñeca
Auxita responde al comentario con una amplia sonrisa
Dices con acento argentino, «está lindo, gracias… me llena un poco el alma sabes»
camila sonríe correspondiendo a auxita
Auxita deja el bolso en el sofá y se acerca a la chica para volver a abrazarla, esta vez por algo más de tiempo
Auxita dice: «me alegro si es así, mi querida Cami»
Dices con acento argentino, «gracias por venir…»
Dices con acento argentino, «nadie se había acordado de mi cumple, igual como te dije antes, es un día mas»
Auxita la acaricia con afecto, se separa y la mira comprensiva.
Auxita dice: «bueno, ya ves que no es que nadie, de última casi nadie»
Auxita sonríe
camila guarda el perfume en la caja, se levanta y lo lleva hasta la mesa de cristal
camila se vuelve hacia el sillón y se sienta
Dices con acento argentino, «bueno sí, casi nadie»
Auxita dice: «eso es algo, creeme.»
camila asiente a auxita
Dices con acento argentino, «con mi hermano está todo mal»
Auxita dice: «pero bueno, vengo a ver por qué ese poco entusiasmo, pero me parece que el día está lindo para salir un poco de la casa, no sé qué decís?»
Auxita desvía la mirada un instante, luego mira a la chica de nuevo y asiente levemente.
Auxita dice: «algo percibí, no hace mucho me reencontré con él.»
camila niega levemente
Dices con acento argentino, «no sé… es que… mirá como estoy, tendría que bañarme y todo»
Auxita dice: «yo tengo tiempo, puedo esperarte. De paso estrenás tu perfume, siempre llena el alma, tal como decís, cambiar un poco de aire. Vamos, por mí no te hagas problema»
camila mira a auxita
Dices con acento argentino, «y que te dijo de mí?»
Auxita dice: «ya te voy a contar, pero vamos, respiremos un poco de aire natural que acá la cosa parece estar muy viciada, como tensa. Te va hacer bien, yo te espero.»
Auxita le vuelve a sonreír
Dices con acento argentino, «ay no sé… me siento un poco triste como para salir… pero por vos lo haría, me estás poniendo en un aprieto…»
Auxita dice: «no, para nada. Vas a ver que a la vuelta te vas a sentir algo mejor.»
Dices con acento argentino, «y pero donde decís que podamos ir?»
Auxita dice: «pensaba que a casa de campo, ahora que está remodelado tiene muchos ambientes muy lindos y con mucha naturaleza, qué mejor que soltar las cosas malas y que se las lleve el viento. Eso es muy liberador, yo si me siento estresada luego de estar con pacientes suelo ir, y la verdad me viene súper bien»
Auxita dice: «luego si queremos comer compramos algo por ahí y ya, dejemos que la cosa vaya natural, sin mucho plan. Así todo sale mejor, Cami.»
Dices con acento argentino, «aay pero no sé… bueno, al final me estás convenciendo»
Auxita dice: «me encanta si es así. Bueno, acá te espero»
Auxita sonríe mirando a la chica en pos de animarla
camila se levanta despacio
camila mira a auxita
Auxita le mira de vuelta
camila piensa un momento
Dices con acento argentino, «no será mejor…»
Auxita cree saber lo que quiere decirle la chica y niega
Auxita dice: «vamos, no lo pienses demasiado»
Auxita dice: «vas a ver que todo va estar mejor después de airearte un poco, nena»
camila suspira y se gira, caminando hasta su habitación para buscar ropa
Auxita sonríe con satisfacción y espera a la chica pacientemente.
Media hora más tarde…
camila todavía sigue en el baño, maquillándose
Auxita se mira al espejo mientras aguarda por Camila
camila termina de maquillarse y sale lentamente del baño, camino al salón
Auxita oye pasos y baja el espejo, fijándose en camila
Auxita dice: «estás lista?»
camila asiente levemente
Auxita guarda el espejito en el bolso y se levanta, dirigiéndose a paso decidido hasta la puerta de la casa.
Dices con acento argentino, «tengo un poco de miedo, pero vamos»
Auxita gira la cabeza un momento para ver que camila la siga
camila camina siguiendo a auxita
Auxita abre la puerta.
camila se adelanta y sale de la casa
Sales de la casa.
La planta número 4
Auxita sale de una casa.
Auxita mira a la chica
Auxita dice: «tranquila, si te sentís incómoda podemos volver, pero al menos no te quedes sin probar»
camila cierra la puerta de la casa y la llavea, luego se guarda las llaves en su cartera
Cierras la casa.
Auxita se acerca al ascensor y lo llama
Dices con acento argentino, «es que sabés… en estos últimos días, me he sentido un poco desmotivada para todo»
Auxita pulsa el botón y el ascensor de la torre de madrid viene en camino.
el ascensor de la torre de madrid llega y las puertas se abren.
Auxita mira a cami
Auxita dice: «entiendo, ya me vas a contar. vamos»
camila camina y entra al ascensor
Auxita entra en el ascensor de la torre de madrid.
entras en el ascensor de la torre de madrid.
el ascensor de la torre de madrid
Te encuentras con Auxita.
camila se apoya en el vidrio del ascensor
Auxita pulsa el botón de planta baja
El ascensor cierra las puertas y se pone en marcha.
el ascensor de la torre de madrid para en Torre de Madrid. y las puertas se abren.
camila ve abrirse las puertas y sale
sales del elevador.
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios, Un portero, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Auxita abandona el ascensor de la torre de madrid.
camila camina saliendo de la torre
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
El calor es intenso.
Auxita sale de la torre, pendiente de camila
una brisa acaricia tu cara
Auxita dice: «vení, vamos en mi auto y por el camino me contás lo que te pasa, así el paseo lo hacemos más para relajarnos y liberar tensiones»
camila asiente
Auxita se acerca al coche y lo abre
camila se acerca al coche y entra
coche eléctrico Sundoor de color verde
Auxita entra en coche eléctrico Sundoor.
Auxita cierra las puertas.
camila se abrocha el cinturón
Auxita arranca el motor, se abrocha el cinturón de seguridad y se dispone a salir de la plaza con bastante cautela.
El vehículo se pone en marcha.
Auxita desvía la mirada un momento hacia Camila
camila mira la vía, tratando de distraerse
Auxita dice: «y contame, qué te tiene tan desmotivada?»
camila mira a auxita
Auxita retoma la mirada hacia la vía, dispuesta a escuchar igualmente a cami
camila suspira profúndamente
Dices con acento argentino, «mi hermano auxi, mi hermano»
camila cierra un momento los ojos
Auxita dice: «qué sucede con él?»
Auxita rebasa algunos coches
Dices con acento argentino, «él me ignora, no me quiere hablar»
Auxita intenta mantenerse neutra, como si no tuviera conocimiento de la situación
Auxita dice: «y por qué creés que está pasando eso? Tenés alguna idea?»
Dices con acento argentino, «fue por una pavada, una pelotudéz…»
Dices con acento argentino, «tuvimos una discusión»
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
Auxita entra al aparcamiento y busca un lugar donde estacionar
Auxita estaciona, apaga el motor del auto y mira a Camila
Auxita apaga el motor.
Dices con acento argentino, «quedemos acá mientras te cuento, por favor…»
Dices con acento argentino, «no quiero que nadie nos escuche»
Auxita sonríe y asiente
Auxita dice: «te estaba por preguntar justo eso, no hay problema. A ver contame»
Dices con acento argentino, «bueno, hace como un mes, ya no me acuerdo bien»
Auxita mira atentamente a la chica
Dices con acento argentino, «yo andaba sin ropa interior, porque me sentía cómoda»
Dices con acento argentino, «y él me vio»
Dices con acento argentino, «y me dijo que si no cambiaba de actitud, él me iba a ignorar…»
algunas lágrimas resvalan por el rostro de camila
Auxita piensa mientras la escucha
Murmuras con acento argentino, «imaginate que ni hoy me saludó, yo ya no valgo nada para él, soy nada…»
Auxita abre el bolso y saca varios pañuelos de papel, poniéndolos suavemente en las manos de camila.
camila toma uno de los pañuelos y se seca las lágrimas
Murmuras con acento argentino, «perdón, siempre que venís pasa algo…»
Auxita niega, esbozando una pequeña sonrisa
Auxita murmura: «no pasa nada, pero necesito preguntarte una cosa.»
camila mira a auxita interrogante
Murmuras con acento argentino, «que me vas a preguntar?»
Auxita dice: «muchas veces podemos estar sin ropa interior por comodidad, en efecto. pero eso, para los hombres, puede pasar desapercibido, a menos que…»
Auxita murmura: «lo hagas muy evidente»
camila desvía la mirada un instante
Auxita dice: «pasó algo más que yo no sepa, Cami? porque me da la impresión de que falta una parte de esa discusión, o ese acontecimiento en sí»
Murmuras con acento argentino, «llegó todo alterado ese día»
Auxita la escucha, evaluando sus expresiones no verbales.
camila se toma la cara
Auxita dice: «y no te pusiste a pensar, que precisamente, viviendo en la casa de tu hermano, y con posibilidad de que llegue estresado del trabajo o algo…se incomode al verte así? Que insisto, no sé cómo lo habrá notado.»
Dices con acento argentino, «yo tengo derecho también…»
camila suspira, pensando si comentarle a auxita lo que siente por su hermano o dejarlo ahí
Auxita la mira sin comentar nada, animándola a que siga hablando
Dices con acento argentino, «estaba barriendo, me agaché y bueno, seguro que se me levantó la pollera, yo que sé»
Auxita piensa un momento, hace como que va decir algo, pero se contiene sacando conclusiones para sí misma.
Auxita dice: «entiendo, y desde ese momento ya ni el saludo te dirige?»
camila mira a auxita
camila asiente
Dices con acento argentino, «en que pensás…»
Auxita mira a los ojos a la chica
camila le aguanta la mirada
Auxita dice: «sigo pensando que a lo mejor lo incomodó verte así porque claro, sos su hermana menor, y vos que lo conocés mejor que yo, sabés que él suele ser muy conservador. Además ibas con pollera, si al menos te hubieras puesto un pantalón…Cami, vos y yo sabemos lo que pasa, me lo habías contado. Decime la verdad…eso sigue?»
camila tiene los ojos vidriosos
Murmuras con acento argentino, «sí… es que no puedo… quiero que me haga su mujer, quiero estar plena…»
Auxita le agarra una mano sin quitarle la vista del rostro.
Auxita murmura: «y no te parece que él puede estar dándose cuenta? Cami…creo que estás siendo demasiado evidente y aunque no parezca, los hombres son muy perceptivos ante tanto…detalle, por decirlo.»
Murmuras con acento argentino, «es que ya no puedo más…»
Auxita murmura: «comprendo, pero sabés que eso no está bien, verdad?»
camila baja la mirada
Murmuras con acento argentino, «ya todo me da igual…»
Auxita la mira manteniendo la serenidad, pero igual muy fijamente.
Murmuras con acento argentino, «yo creo que él ya me odia»
Auxita murmura: «por qué te va odiar, si en teoría no sabe lo que sentís? O es más bien un pensamiento que te viene a la cabeza a raíz de su actitud»
camila suspira y se lleva una mano a la frente
Auxita le aprieta la otra mano mientras la continúa mirando
Murmuras con acento argentino, «ya no sé que pensar, por algo me ignora, por algo no me saludó hoy, por algo ya diría yo que hace al rededor de dos meses que no hablamos»
Auxita murmura: «ya, y pensás hacer algo al respecto? Estás soportando prácticamente 2 meses de indiferencia y eso, en verdad, es mucho golpe psicológico junto.»
camila asiente
Auxita murmura: «tener que verlo todos los días pero sin que te hable…ha de ser muy duro para vos»
camila eleva un poco la voz
Dices con acento argentino, «si me tiene que odiar, que me odie»
Auxita la mira en silencio
camila desvía la mirada hacia la ventanilla del coche
Auxita dice: «sí, eso veo que lo tenés claro. pero habrás de gestionarlo de alguna manera. Cami, ambas sabemos, y ya no te hablo como psicóloga sino como amiga, pero sabemos que eso no está bien»
camila vuelve la mirada a auxita
Dices con acento argentino, «que no esté bien, yo creo que ya todo me da igual»
Auxita dice: «y que se tiene que solucionar, lo tenés que trabajar. No pueden vivir ignorándose el resto de sus vidas, nena»
Dices con acento argentino, «yo voy a parar esa ignorancia»
Dices con acento argentino, «pero la voy a parar a mi manera»
Dices con acento argentino, «vamos por ahí?»
Auxita piensa un rato y asiente, viendo que la chica ha sido lo suficientemente contundente.
Dices con acento argentino, «si querés decíselo, me da un poco igual todo»
Auxita dice: «sí, me parece bien, que vinimos a distendernos en realidad»
camila asiente
Auxita niega mientras se desabrocha el cinturón.
camila abre la puerta e intenta salir, pero no puede porque tiene el cinturón abrochado
Auxita dice: «si decís que tenés tus formas, no me voy a meter en eso. Solo te pido que no hagas algo de lo que luego te puedas arrepentir, cami»
Auxita abre las puertas.
Dices con acento argentino, «que boba, me olvidé esto»
camila se desabrocha el cinturón
Auxita sonríe, toma su bolso y sale del auto
camila sale

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.