• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva Escena De Rol: Mírate, Estás En Pie

Punto de vista: Kiara.

Hospitalización-Habitaciones
Te encuentras con arnulfo.
arnulfo te mira.
Kiara entra empujando un aparato.
Kiara se acerca a la cama de Arnulfo.
Kiara coloca el equipo de un lado de la cama.

Kiara se acerca del lado contrario de la cama y se sienta en la silla.
Dices: «Hola, eres Arnulfo, verdad? Yo soy Kiara García, fisioterapeuta del hospital. Me han asignado tu caso.»
Kiara sonríe.
arnulfo dice: «hola; sí, soy arnulfo»
arnulfo le devuelve la sonrisa
Dices: «qué tal te sientes?»
arnulfo dice: «mejorr, gracias»
Dices: «me alegro. Verás, lo primero que haremos es verificar tus reflejos. Luego te explicaré como empeezaremos las terapias.»
arnulfo asiente con la cabeza
Kiara asiente y se levanta.
Kiara se acerca y levanta la sábana.
Dices: «primero voy a verificar tu grado de sensibilidad.»
Dices: «necesito que me digas si sientes dolor o malestar, cosquilleo o nada.»
Kiara mira al joven.
arnulfo dice: «sí»
Dices: «empezamos.»
Kiara comienza a presionar con los dedos en las plantas de los pies del joven.
arnulfo dice: «siento cosquillas»
¡Con la epifanía a medias! Mundo virtual guardado.
[Humor Cyberlifeano]: Imposible no dejar este mensaje aquí, disculpad pero ha sido épico.
Dices: «muy bien.»
Kiara sigue presionando determinados puntos subiendo por las piernas.
arnulfo dice: «eso pica»
Dices: «bien, falta poco.»
Kiara llega a las rodillas y presiona en los muslos.
Kiara se fija en las reacciones de Arnulfo.
arnulfo hace una mueca de dolor
Kiara asiente y con cuidado levanta la pierna derecha del joven, flexionando ligeramente la rodilla.
arnulfo dice: «me duele»
Kiara observa la plasticidad y tonicidad muscular.
Dices: «sí, pero eso, aunque no lo creas es muy positivo, arnulfo.»
Kiara rodea la cama una vez deja la pierna del joven sobre el colchón y repite lo mismo en la pierna izquierda.
Kiara se fija en el joven y sus reacciones.
arnulfo hace lo posible por reprimir la risa
Una enfermera entra en la habitación.
arnulfo dice: «ains cosquillas»
Kiara ladea la cabeza y asiente.
la enfermera deja un andador a los pies de la cama.
Kiara se gira y sonríe a la enfermera.
La enfermera le sonríe a ella y a Arnulfo antes de salir.
arnulfo observa atento
Kiara deja la pierna del joven sobre la cama.
Kiara mira a Arnulfo.
Dices: «el dolor que sentiste, se te hizo intolerable?»
arnulfo dice: «no»
Kiara asiente.
Dices: «eso es estupendo.»
Dices: «verás, esta semana que viene, iniciando hoy, comenzaremos con las terapias. Hemos de fortalecer toda tu musculatura »
Dices: «empezaremos con electroestimulación y masajes, y luego que baje la inflamación, empezaremos ejercicios de elasticidad y fortalecimiento.»
arnulfo sonríe; esta vez no puede ocultar la emoción
Kiara sonríe al ver la expresión del joven.
Dices: «ves este andador que tienes a los pies de la cama?»
arnulfo mira el andador
Kiara le señala el andador.
arnulfo mira hacia la señal de kiara
Dices: «a la par empezaremos a ponerte en ppie»
Dices: «pasos pequeños dentro de la habitación.»
Dices: «es la primera meta que nos pondremos.»
Dices: «ahora vamos a empezar con la electroestimulación muscular.»
arnulfo sonríe al imaginar dando sus primero pasos después de mucho tiempo
Kiara se dirige hasta el equipo y lo enciende.
Kiara coloca a Arnulfo boca abajo dejando la parte baja de la espalda al descubierto.
Dices: «dime si te sientes bien así, no será mucho tiempo.»
arnulfo se deja hacer
Kiara coloca los electrodos en los puntos de la musculatura que rodean la columna vertebral, evitando rozar las cicatrices de la cirugía.
Dices: «sentirás unas pequeñas vibraciones y es posible que sientas que algún músculo se contraiga de forma involuntaria. Eso es normal.»
Dices: «si llegas a sentir dolor, avísame.»
Kiara gradúa el equipo dejándolo listo para comenzar.
Kiara se acerca a la cabecera de la cama y se inclina un poco.
Dices: «Listo, arnulfo?»
arnulfo dice: «listo»
Dices: «bien.»
Kiara se dirige al equipo y lo activa.
el equipo comienza a funcionar dejando pequeñas descargas através de los electrodos en la espalda de Arnulfo.
15 minutos después…
Kiara retira los electrodos y se coloca unos guantes.
Kiara coge un pequeño tubo del bolsillo de su camisa del pijama sanitario y unta la zona donde estuvieron los electrodos.
Kiara esparce con cuidado el ungüento.
Dices: «ahora haré un pequeño masaje en esta zona. la idea es ir reduciendo la inflamación y drenando el sistema linfático.»
Dices: «puede que sientas cosquilleo, incluso algo de dolor. si te resulta intolerable, avísame.»
arnulfo asiente ante el comentario
Kiara comienza el masaje presionando con precisión en los puntos anatómicos cercanos a la columna vertebral.
10 minutos después…
arnulfo aguanta la risa que le provoca el cosquilleo
Kiara limpia la zona de la espalda con cuidado para retirar los restos del ungüento que no se absorbieron por la piel.
Kiara tira el papel y los guantes en la papelera.
Kiara cambia de posición a Arnulfo, dejándolo boca arriba.
Kiara mira al joven.
Dices: «cómo te sientes?»
arnulfo dice: «bien. fueron muchas cosquillas»
Kiara sonríe.
Dices: «pero las has sabido llevar muy bien.»
Dices: «ahora, te animas a probar con nuestro amigo el andador?»
Kiara le señala el andador.
Dices: «hoy solo probaremos ponernos de pie.»
Kiara observa al joven, atenta.
arnulfo dice: «vamos, que ya muero de ganas de pisar el suelo»
Kiara sonríe.
Dices: «muy bien.»
arnulfo sonríe.
Kiara se acerca a los pies y busca el andador.
Kiara lo coloca a un lado de la cama.
Kiara coge el mando de la cama y sube el espaldar.
Dices: «vamos a empezar dejando los pies sobre el suelo.»
Kiara ayuda a Arnulfo a orillarse en el colchón.
arnulfo pone los pies en el suelo
arnulfo sonríe de emoción
Dices: «ahora, contaremos hasta 3 y apoyándote en el andador, intenta ponerte de pie.»
Dices: «uno…»
Dices: «dos…»
Dices: «tres.»
Kiara sujeta el andador con firmeza mientras Arnulfo se intenta poner en pie.
arnulfo se apoya en el andador, pero no consigue ponerse de pie
Dices: «no pasa nada, probemos otra vez.»
Dices: «concentra tu atención en en los músculos del abdomen y tus brazos.»
Kiara observa al joven.
Dices: «te animas una vez más?»
arnulfo dice: «vamos»
Kiara vuelve a sujetar el andador.
Dices: «vamos, tú puedes, Arnulfo.»
arnulfo vuelve a apoyarse en el andador, esta vez logra ponerse de pie
Kiara observa al joven con mucha atención, fijándose en su postura y sus músculos.
Dices: «estupendo, arnulfo. Muy bien.»
Kiara suelta el andador con cuidado.
Dices: «eso es, mírate, estás en pie.»
Dices: «ahora con cuidado, vas a volver al colchón. Intenta no dejarte caer de golpe.»
arnulfo siente ganas de pellizcarse, no puede creer lo que ocurre
arnulfo se apoya hasta volver al colchón, procurando no caer de golpe
Dices: «eso es, Arnulfo. muy bien.»
Kiara retira un poco el andador y acerca la silla para sentarse frente al joven.
Dices: «cómo te sientes?»
Kiara mira a Arnulfo detenidamente.
arnulfo dice: «bien. no puedo creer que está pasando»
Dices: «es natural, pero está pasando y si sigues así, pronto estarás andando de nuevo, Arnulfo.»
Kiara sonríe.
Dices: «día tras día iremos trabajando distintos grupos de músculos, tal como hicimos hoy. me gustaría que cada día intentes ponerte de pie. Puedes probar cuando esté yo, o con alguna enfermera. »
arnulfo está que no cabe de emoción
arnulfo dice: «sí; lo intentaré»
Dices: «iremos poco a poco. Lo que si me gustaría es que no te aventures a dar pasos estando tú solo. »
Dices: «te lo digo porque con la emoción puedes querer ir más rápido y tu cuerpo necesita tiempo.»
Dices: «si llegas a sentir dolor, notifica a las enfermeras. No es lo común, pero puede pasar.»
arnulfo asiente afirmativamente.
Dices: «tienes alguna pregunta o duda? Algo que te preocupe y me quieras comentar?»
arnulfo dice: «ninguna; todo bien»
Dices: «bien, entonces te dejo por hoy. Nos vemos mañana. Procura descansar y alimentarte bien. sé que la comida del hospital no es lo mejor de lo mejor, pero es balanceada.»
Dices: «ahora necesitas muchos nutrientes.»
arnulfo dice: «gracias. hasta mañana»
arnulfo sonríe.
Kiara se levanta y deja la silla en su lugar.
Dices: «nada, es mi trabajo y lo hago con mucho gusto, arnulfo.»
Kiara sonríe.
Kiara se dirige a por el equipo y sale de la habitación.
Segunda Planta
Ves el Ascensor del Hospital aquí.
entras en el Ascensor del Hospital.
el Ascensor del Hospital
Kiara pulsa el botón que le llevará al sótano mientras piensa en lo mucho que le agrada ver sonreír a pacientes como el joven con el que acaba de trabajar.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.