Punto de vista: Tonny Cabronne

Mi cerebro tenía hambre. Llevaba días andando por las calles de madrid y no había pasado nada importante. Un grupo de pringaos disfrazándose de una leyenda la cual ni si quiera podía ser real. Pero tonny tenía hambre, hambre y sed.
Mi cerebro hizo click. Ya era la hora, no podría aguantar más o terminaría cortándome un dedo o haciendo algo peor. Tenía que comenzar la acción y ya.

Comunidad de Madrid; puerta del sol
te encuentras en la puerta del sol, una plaza de madrid. Aquí se encuentra el kilómetro cero de las carreteras radiales españolas. Estás junto al edificio más antiguo de la plaza, la casa de correos.
Notas que este es un lugar muy concurrido, ya que es zona de paso hacia distintas partes de madrid. Observas muchos turistas yendo de aquí para allá, los cuales por mucho que te empeñes, no te dejarán acercarte a la estatua del oso y el madroño. En la fachada de la casa de correos observas dos placas, una de ellas dedicada a los héroes del levantamiento popular del dos de mayo y otra a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 y a las personas que ayudaron el día de la catástrofe.
Haciendo una ronda por la plaza notas que hay aproximadamente unos catorce edificios.
Ves La estatua de la Mariblanca y La estatua ecuestre de Carlos III aquí.
Te encuentras con ainstain (durmiendo), Lara (durmiendo), andrés (durmiendo), Joha (durmiendo), algernon (durmiendo), Miriam (durmiendo), e Ives.
Salidas Visibles: correos, calle-mayor, norte, este, calle-de-carretas, abajo, carrera-san-jeronimo, calle-espoz-y-mina, plaza-de-pontejos, calle-del-arenal, noroeste, y calle-montera.
tonny entra en la plaza con paso decidido
tonny mira a todo el mundo detenidamente
Ives está rodeado de 6 escoltas caminando

Un rojo rodeado de escoltas. No se si me jodería la vida o le daría un poco más de sal a la tarde, pero en un principio no debería importarme.
ywen llega desde la calle de preciados.
Ives
Observas un hombre de unos 32 años. Una cara llena de heridas recientes pero que dejan intuir un rostro duro. Va vestido con ropa simple, pantalones largos y una camiseta de manga corta que te permite ver en uno de sus brazos un tatuaje de un lobo mordiendo una cruz y en el antebrazo derecho tiene tatuada una frase que dice: Rojo vuelve a enfrentarse a sus miedos, vencer o morir.
Se nota claramente que es un hombre.
Su pelo tiene un corte rapado al 0 y medio.
lleva puesta una gorra de camionero.
lleva puestas unas gafas de sol.
Viste un elegante collar plateado.
Una chaqueta de color rojo con capucha le cubre todo el rostro.
Lleva puesto unos pantalones largos normales y corrientes.
Calza unos zapatos de vestir para hombre.
Sostiene con orgullo un trofeo otorgado por los Wizards por su ayuda indirecta siendo el primer jugador en crear tramas a las que puede acceder cualquier jugador.
Notas que mantiene una atención activa.
ywen se marcha.
tonny se acerca a un crío que está jugando con un yoyo
Ives mira distraído a unas personas
Murmuras con acento italiano, “hola bambinno… que yo yo tan bonito”
el niño dice ‘Sí! me lo hizo mi papá!’
Ives gira su cabeza y ve a Tonny
Murmuras con acento italiano, “vaya. tu papá es ingenioso”
el niño dice: ‘El lo arregla todo todo y todo.’
Ives hace un gesto disimulado a sus escoltas y estos toman posiciones por la plaza.
Murmuras con acento italiano, “puedo jugar contigo, amiguito?”
Ives mira de reojo la escena.
el niño dice: ‘Mi madre dice que no debería jugar con la gente que no conozco.’
Murmuras con acento italiano, “tu madre se equivoca.”
el niño dice: ‘Mi mamá nunca se equivoca!’
Ives camina hacia Tonny con paso decidido
Ives se pone delante del niño
tonny mira al rojo que se acerca
Dices con acento italiano, “vaya…”
Ives murmura: “déjalo en paz”
Dices con acento italiano, “eres mi menstruación amigo?”
Ives dice: “Puede ser”
Ives dice: “o algo peor”
Dices con acento italiano, “por qué no me deja jugar con el crío?”
Ives dice: “No me apetece”
Ives dice: “que juegues con el crío.”
Dices con acento italiano, “pues a mí si me apetece jugar… mira por donde. como podemos arreglar esto?”
Ives se encoje de hombros
Dices con acento italiano, “mira amigo”
Dices con acento italiano, “me parece muiy bien”
Dices con acento italiano, “que de repente aquí la gente vaya de héroe”
Ives ríe a carcajadas
Dices con acento italiano, “solo porque a una gilipollas le aya dado por ahí ser la madre teresa de calcuta”
tonny sonríe macabramente
Dices con acento italiano, “apártate y déjame jugar con el crío”
Ives se aparta unos metros
Ives hace un gesto con la cabeza
Murmuras con acento italiano, “que lindo… cuando la gente me hace cso”
tonny se acerca al chico quien parece asustado
Murmuras con acento italiano, “shhhh.”
Murmuras con acento italiano, “tranquilo”
Murmuras con acento italiano, “el coco no te va a comer”
Murmuras con acento italiano, “hay muchos rojos de esos protegiendo”
el chico grita: Dëjame! no quiero jugar contigo!.’
tonny se pone algo serio
Ives se acerca junto a 2 escoltas
Dices con acento italiano, “vamos a jugar amigo”
[OOC] isabel: “enter”
Dices con acento italiano, “te lo dice una persona más mayor que tu”
Ives dice: “ya lo has oído.”
Ives dice: “no quiere jugar”
Ives dice: “no te enteras?”
tonny el niño grita: No!
tonny golpea fuertemente la cara del niño y este se pone a llorar de terror
Dices con acento italiano, “escucha chaval!”
Dices con acento italiano, “cuando tonny cabronne dice que se juega, se juega!”
Ives saca una pistola bajo su chaqueta y dispara al hombro derecho de Tonny
el niño mira al mafioso sumiso
Ives murmura: “se terminó el juego”
Dices con acento italiano, “aaaaaaah!”
Dices con acento italiano, “cáspita”
tonny coge una pistola con la mano izquierda y dispára rápidamente a la pierna del rojo.
Los dos escoltas apuntan a Tonny con pistolas
Ives grita cayendo y efectuando dos disparos a la mano donde tiene la pistola Tonny
tonny se mueve rápidamente y deja a ambos escoltas fuera de juego, disparándoles en la barriga
la pistola de tonny cae al suelo y este pone pies en polvorosa

Nunca me había pasado esto. Tonny Cabronne no falla. Tonny cabronne encuentra siempre como satisfacer su sed, ahora en parte calmada por su propio dolor. Pero no era suficiente. Necfesitaba buscar algún ser indefenso y poder regularizar mis cuentas. Creo que hoy, otro gato callejero entonará una ópera prima mientras le parten las patas.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *