• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Traslado complicado

Punto de vista: Romina

Comunidad de Madrid; Sláinte Social Club
Marian intercambia algunos gestos con los guardias de seguridad de la entrada, indicándoles que estén tranquilos.
Romina se marea por momentos, apoyándose con algo más de fuerza en Marian.
Marian da un leve respingo pero continúa adelante.
Las chicas salen del club.
Comunidad de Madrid; Plaza de la Independencia.
Ves un todoterreno reacondicionado, Eston Morten DTX, Lend River Iveko, Furd Fufa, Rinault Migane, un coche de la marca Xoaomi, y vehículo policial p3 aquí.
Hace una noche tranquila.
Marian se detiene a un costado de la plaza pensando un momento, sin quitarle la vista de encima a la joven.
Romina ve su coche estacionado a un par de metros de ellas
Dices: «eeeh miraaaa! M mi auto, podddemos irrrnos a cuarquierrr lugar coon ese. Yo manejo.»
Romina señala su coche
Marian sigue su señal con la mirada y asiente
Marian dice: «vamos, pero no podés manejar así, dame que lo hago yo mientras te recuperás.»
oyes un claxon cerca de aquí
Romina saca las llaves del coche de su bolso, tirando al suelo su móvil y alguna que otra cosa que tenía dentro de este
Murmuras: «peeero la concha ddee la loraa.»
Marian suspira levemente y la mira
Romina intenta agacharse pero ante el mareo, se vuelve a incorporar
Marian se tensa y la sostiene algo más firme
Marian dice: «tranquila, lo hago yo. Vos solo atajate todo lo que puedas.»
Romina asiente suspirando
Marian se agacha, libera una de sus manos y toma el móvil y el monedero de la chica del suelo
Dices: «che, sabés qué?»
Marian intenta meter las cosas de la chica al bolso que aún permanece abierto y la mira
Dices: «vavvamos a la mierrrda de acá y llamo a Magy, ellla es la u,única que me entiende y sabbbe que me gggusta tomar…ella m me va llevar a tomar.»
Marian cierra el bolso y vuelve a sostener a la chica, encaminándola hasta el coche.
Romina camina manteniendo las llaves en la mano libre.
Marian piensa por unos segundos, suspira y se decide a quitarle a Romina las llaves.
Romina la mira, furiosa.
oyes una discusión a lo lejos
vehículo policial p2 acava de llegar.
vehículo policial p2 apaga el motor.
Las puertas de vehículo policial p2 se abren.
rubén sale de vehículo policial p2.
Dices: «eeeh pepero qué haceeee pendddeja! me quitaron mi tragggo, vvvos me vas a quitarrrr el auto también? Ququé carajo les paaasa a todos conmigggo hoy?»
Marian la mira por un momento y va a desbloquear el coche.
rubén cierra vehículo policial p2
rubén camina hacia la entrada del club
Marian está por abrir el coche, se gira y la mira
Marian dice: «yo no te quiero quitar nada, solo no quiero que manejes así. Vení conmigo, por favor.»
rubén se detiene un momento antes de entrar
Romina se acerca a ella y la zarandea con algo de violencia
Marian se sobresalta un poco
Dices: «dddame mi llavvve y dejamé de joddder! querés?»
rubén se gira y ve a las chicas que pelean
rubén camina volviéndo hacia las chicas
Marian dice: «no, no podés manejar así!»
rubén dice: «buenas noches»
Romina intenta quitarle a marian la llave de las manos, tambaleándose violentamente.
rubén dice: «puedo saber lo que está ocurriendo?»
Marian se gira mirando a quien le habla
rubén mira a la chica que intenta quitarle las llaves
Romina se gira también
rubén dice: «soy policía»
Romina lo mira molesta
Marian dice: «señor buenas noches…disculpe, esta chica la tuve que sacar del club porque está tomada y…»
rubén asiente
Marian suspira con algo de alivio y asiente al hombre
rubén dice: «sí, lo estoy viendo»
Dices: «djéjenme en paz, la maddrdre que los parió, una n no puede tomar trranquila? »
rubén dice: «necesita que la acerque a algún lado? sabe que no puede manejar así verdad?»
Marian dice: «es lo que trato de explicarle, pero no entra en razón.»
rubén asiente
Dices: «sí, a alGgún lugarrr donde pueddda tomar, si es quque se puede. que ya vvveo que acá todddos son muy…pelotudddos.»
rubén mira a la chica
Marian niega.
rubén dice: «usted ya ha tomado bastante para seguir tomando más de la cuenta»
rubén dice: «lo noto en su voz»
Dices: «pero la puptptta que…yo sé hasta donddde puedo y quieiro tomarrr, si es mi plaaata, si yo pagggo, cual es eel puto prrroblema? qué harrrta me tienen!»
rubén dice: «y desprende un olor a alcohol que si le hago un control de alcoholemia ahora, estoy seguro que me dará un valor muy alto»
rubén mira a la chica que contiene a la ébria
Marian lo mira y sin querer agarra con menos fuerza a Romina.
rubén dice: «deme su nombre»
Romina se zafa del leve agarre que le tenía marian e intenta marcharse del lugar, pero pierde el equilibrio y se cae al suelo
Marian mira lo que sucede con Romina, luego mira al policía.
rubén dice: «tiene usted vivienda?»
Marian dice: «Marian Acosta, señor.»
Marian suspira y niega.
rubén dice: «muy bien, marian. necesito que me diga en que lugar vive para trasladarlas a ambas»
Marian dice: «me hospedo en un hotel, la podemos llevar ahí. habló de llamar a una tal magy, supongo ha de ser alguna familiar que tendrá casa.»
rubén mira a la chica tendida en el suelo
rubén dice: «muy bien»
Marian se gira y la mira también, preocupada.
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
gritas: «la puta maddrreeee!»
Romina tiene gestos de dolor en su expresión.
rubén dice: «ahora debe ayudarme a levantarla, yo soy hombre y no puedo tocarla porque me caería una multa y me expulsarían »
Observas un Dron cruzar toda la ciudad.
Marian dice: «sí, como no.»
rubén se acerca a la mujer
rubén dice: «sabe usted como se llama la ébria?»
Marian se acerca también
Romina los mira como puede
Marian dice: «ni tiempo tuve de preguntarle su nombre, me acerqué cuando ya en el club le estaban encarando para que no siguiera tomando más. Solo me preocupé por traerla fuera»
rubén mira a la ébria
rubén dice: «señorita, puede decirme su nombre?»
Romina se intenta levantar, sin éxito.
Marian se acerca y le vuelve a ofrecer las manos.
Romina mira a ambos, con gestos de estar conteniendo arcadas.
rubén la mira fijamente
Dices: «yo…yo m me lllamo…Romina.»
rubén asiente
alguien se ríe cerca de aquí
rubén dice: «muy bien, romina. vamos a ir a un hotel »
rubén dice: «a donde marian me diga»
Dices: «dejenmé en paz…queroo tomaar…quiieroo olvidaarrr…todo»
oyes una discusión cerca de aquí
rubén se gira al oír la discusión
rubén mira a marian
Marian le sostiene la mirada mientras le ofrece las manos a la chica
rubén se coloca al costado de romina
Romina intenta tomar las manos de Marian, respirando profundamente.
Marian arruga un poco la nariz de forma involuntaria al percibir el holor a alcohol.
Romina le toma las manos a la chica y se sienta, despacio.
rubén dice: «trata de que se ponga de pie, mientras abro el coche de ppolicía que está a unos metros»
Marian dice: «si señor.»
rubén camina rápidamente hasta el vehículo policial
rubén abre el coche.
rubén vuelve hacia las chicas
Marian dedica un tiempo a ayudar a romina a levantarse, consiguiéndolo finalmente.
Marian dice: «ya casi estamos, Romina. Tranquila»
rubén ve que marian ya levantó a romina y se acerca para llevarla al coche
rubén toma un brazo de romina
rubén dice: «vamos»
Dices: «en serrio…no piensan ddejarrme…son toddods unoss hijos dde su re mil puta»
rubén comienza a caminar hasta el vehículo
rubén dice: «sí, lo que usted diga»
Marian camina pendiente a la chica
rubén dice: «ahora vamos al coche»
rubén llega hasta donde está el coche
Romina no se percata de que quien la lleva es un policía, producto del nivel de inconsciencia.
Marian llega y la intenta adentrar por la puerta abierta.
rubén dice: «a ver como hacemos para entrarla »
Marian asiente al policía, mientras intenta meter suavemente a la chica hacia dentro.
rubén ayuda a que marian entre a romina al ccoche
Marian dice: «uff qué complicado…»
rubén toma a romina por la espalda y la sienta en el asiento trasero del coche
Finalmente ambas entran
vehículo policial p2
rubén entra en vehículo policial p2.
rubén cierra las puertas.
rubén se abrocha el cinturón
Marian se acomoda al lado de la chica en el asiento.
rubén coloca la llave en el cilindro de encendido, la gira y arranca el motor
rubén arranca el motor.
rubén dice: «ahora, donde vamos»
Marian lo mira
rubén dice: «a que hotel»
Romina no puede aguantar más y vomita, a penas teniendo tiempo de bajar la mirada y que sea en el piso del coche.
rubén suspira y pone cara de asco
Marian dice. «a preciados.»
rubén asiente
El vehículo se pone en marcha.
Marian también hace notar el asco en su expresión
rubén abre las ventanillas del coche
Romina se recuesta del asiento y entrecierra los ojos, aliviada.
rubén mira a marian
Marian le sostiene la mirada algo seria
rubén dice: «tenemos cinco minutos hasta preciados»
Romina se va quedando dormida, respirando un tanto acelerada
Marian dice: «sí, muchas gracias y disculpe…no pensé que pasaría eso…dios mío.»
rubén vuelve rápidamente la vista hacia la vía
Marian dice: «no sé como la gente se puede perder así…pero bueno.»
rubén dice: «estas cosas pasan»
Marian enfoca la vista hacia enfrente.
Romina duerme profundamente.
rubén dice: «algunos tterminan tan mal que terminan detenidos »
Marian dice: «me parece que si no hubiera sido por usted, ella se hubiera comportado de una forma algo más agresiva.»
rubén asiente
rubén dice: «ví como la ha zarandeado»
rubén dice: «he estado a punto de pedir refuerzos »
Marian dice: «sí, es una reacción típica de algunas personas alcoholizadas»
rubén dice: «así es»
Marian dice: «yo es que no estaba preparada para esto en realidad, por eso no la contuve mejor.»
rubén esquiva algunos coches
Marian suspira profundamente mirando de tanto en tanto a la chica dormida.
El vehículo se detiene al llegar a su destino.
rubén estaciona al llegar a destino
Marian ve que el vehículo se ha detenido.
rubén quita la llave del cilindro de encendido, apagando el motor
rubén apaga el motor.
Marian dice: «ahora veamos como hacer, porque se durmió.»
rubén suspira y asiente
rubén dice: «habremos de despertarla no?»
Marian piensa
Marian dice: «supongo…»
rubén dice: «querés que la espose para que podamos moverla bien?»
Marian le toca levemente el hombro a Romina, a quien se le inclina la cabeza hacia un lado mientras sigue durmiendo.
rubén abre las puertas.
Marian mira al policía.
Marian dice: «imagino que sería lo mejor, ya que no estaría teniendo buen control sobre sus impulsos y probablemente, sobre sus reacciones físicas al carecer por completo de conciencia»
Marian mira a Romina, acercándose un poco más a ella.
Marian dice: «Romina? Me escuchás? Por favor despertate…»
rubén abre un maletín y saca unas esposas
Romina se mueve un poco, sin despertar.
rubén se baja del coche y se acerca hasta donde romina está sentada dormida
rubén toma los brazos de la chica y la esposa
Marian dice: «bajo y lo ayudo.»
rubén niega
rubén dice: «no, no hace falta»
Marian baja del coche y se acerca por detrás del policía, para recibir a la chica.
Marian se aparta y asiente
rubén saca a romina del coche como puede
Comunidad de Madrid; Calle de preciados.
Ves saet reacondicionado y vehículo policial p2 aquí.
rubén sale de vehículo policial p2.
Romina entreabre los ojos, alertada por el movimiento
rubén sostiene a romina esperando ahora sí que marian se acerque
Marian está a escasos centímetros de ellos
rubén mira a marian
rubén dice: «ahora podrías acercarte? pesa como una condenada »
rubén se parte de risa.
Marian se acerca y ayuda al policía a sostener el peso de la chica.
Marian sonríe levemente
rubén dice: «vamos al hotel»
escuchas música cerca de aquí.
Marian dice: «y eso que es delgadita, pero al no tener control de sí misma…»
rubén camina despacio tratando de entrar al hotel
rubén asiente
Marian entra al hotel sosteniendo a la chica junto con el policía
rubén entra en el hotel.
Comunidad de Madrid; Imperium Hotel
Ves Un botones aquí.
Te encuentras con rubén.
rubén saluda al botones
Marian se acerca con Romina a uno de los ascensores y ve que está abierto
rubén camina junto con las chicas
Marian dice: «que suerte.»
rubén dice: «sí, la verdad»
Murmuras: «qué…ququée…papasa.»
Marian mira a la chica.
Marian dice: «ya casi estamos.»
rubén entra al ascensor
Marian entra al ascensor sosteniendo a romina
rubén dice: «a que planta vamos?»
Marian dice: «a la 2, por favor.»
rubén pulsa el botón de la planta dos
el ascensor cierra sus puertas y se pone en movimiento
Marian mira a Romina, que sigue semi consciente.
Murmuras: «dondde…dondee…mm donde toy.»
el ascensor llega y abre sus puertas
rubén dice: «bueno, ahora a su habitación»
Marian ve que el ascensor se abre y avanza con la chica.
rubén abanza tomando a romina para que no se le caiga a marian
Marian asiente
Romina se deja guiar
rubén sale del ascensor
Marian dice: «un momento, que saco la tarjeta.»
rubén asiente sosteniendo a romina
oyes el murmullo de la gente de la ciudad.
Marian rebusca como puede con la mano libre en el bolso, sacando la tarjeta magnética.
Marian mira los números, encontrando el de su habitación.
rubén mira a marian
Marian dice: «es allá, vamos»
rubén camina
rubén dice: «sabe si tomó algo más que alcohol?»
Marian piensa por un momento, mientras introduce la tarjeta magnética y abre la puerta de la habitación.
Marian entra sosteniendo a la chica a la habitación, mira al policía dispuesta a responderle
rubén se adentra en la habitación acercándose a la cama
Marian dice: «hasta donde tengo entendido solo alcohol, no llegué a observar nada como drogas o así, en todo momento de hecho se mantenía sola y algo apartada de la multitud.»
rubén dice: «tengo entendido que no se pueden consumir drogas en el club»
rubén dice: «pero tendré que averiguar eso»
Marian asiente mientras intenta colocar a la chica en la cama.
Romina murmura entre dientes sin que se le entienda nada
rubén coloca a romina en la cama
Marian dice: «según entendí es un club exclusivo, es la primera vez que voy. Pero pienso que no permitirán el consumo de estupefacientes, o al menos son muy vigilantes con eso.»
rubén asiente
Marian ve que la chica esté bien ubicada y asiente, luego dirige la vista hacia el policía
rubén dice: «conoció a la chica recién hoy? o ya la tenía vista de antes»
Marian dice: «solo hoy, acudí a la fiesta de electrónica a pasar un buen rato y la vi, me llamó la atención y me decidí a intervenir para ver si podía ayudarla con algo.»
rubén asiente
Marian dice: «muchísimas gracias…creo que acá ya puedo quedarme yo con ella»
rubén dice: «muy bien, gracias por ayudar a la chica y por colaborar conmigo»
rubén dice: «soy rubén torres»
Marian dice: «espero poder contactar con un familiar o alguien allegado a ella y que esto tenga solución…»
rubén saca una targeta y se la entrega a la chica
rubén asiente
rubén dice: «sugiero que le de un café»
Marian recibe la tarjeta, la mira por encima y se la guarda
Marian dice: «muchas gracias señor rubén…le contacto si es que no logro encontrar a algún familiar, tal vez me sea de ayuda para buscarlo.»
rubén asiente
rubén dice: «hágame caso, haga que tome un café»
Marian dice: «sí, se lo daré en momentos.»
rubén asiente
Marian vuelve a asentir
rubén dice: «muy bien, ahora debo irme»
Romina se ha vuelto a dormir, con una forma de respirar algo extraña, parecida a un ronquido.
rubén se gira para salir de la habitación
Marian asiente y mira las manos esposadas de la chica
rubén camina hacia la puerta
Marian dice: «disculpe, no le va quitar eso?»
rubén se gira al oír a la chica
Marian sonríe un poco
rubén dice: «quitarle que?»
Marian señala las esposas sonriendo
rubén ve las esposas y pone cara de recordar
Marian dice: «capaz le hagan falta»
rubén dice: «como me olvidé…»
rubén se parte de risa.
Marian se parte de risa
rubén camina hasta romina
Marian se mantiene a un lateral de la cama, mirando trabajar al policía
rubén saca las llaves de su pantalón y le quita las esposas a la chica
rubén guarda las llaves
Marian lo mira y asiente
rubén toma las esposas y queda con ellas en su mano
rubén dice: «muy bien, ahora sí»
Marian asiente
rubén dice: «tenga buena noche, guapa»
Marian dice: «gracias, tenga usted una buena guardia.»
rubén camina para salir nuevamente de la habitación
Marian sonríe ante el cumplido
rubén dice: «casualmente ya estaba terminando, estaba por ir a comprar un bocata en el club»
Marian dice: «entiendo…buena cena madrugadora, entonces.»
rubén dice: «gracias, marian»
Marian lo mira con la cara algo más relajada.
rubén dice: «me temo que me iré a dormir sin cenar»
rubén abre la puerta de la habitación
rubén sale de la habitación.
Marian se queda mirando como el policía sale y luego desvía la mirada hacia Romina de nuevo, pensando en cómo procederá con ella a partir de ahora.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.