• ¡Conéctate!

    Telnet cyberlife.es 7777

Nueva escena de rol: Un alta entre sonrisas

Punto de vista: Auxita.

Comunidad de Madrid; hospital Universitario La Paz.
tocan a la puerta.
Guillem abre despacio y asoma la cabeza.
Auxita se fija en guillem que va entrando, está en la cama tumbada y pensativa.
oyes sirenas a lo lejos
Auxita se incorpora levemente y le sonríe
Guillem termina de pasar y cierra la puerta tras de sí.
Guillem sonríe a auxita.
Dices: «hola, doctor Guillem.»
Guillem dice con acento Catalán, «qué tal vamos hoy?»
Guillem se acerca a la cama.
Dices: «bien, creo que bastante mejor que otros días. Usted como va? Mucho trabajo?»
Guillem asiente.
Guillem dice con acento Catalán, «un poco, sí.»
Dices: «entiendo.»
Guillem dice con acento Catalán, «te noto muy recuperada, eso es estupendo.»
Auxita sonríe y asiente
Dices: «no esperaba recuperarme tan pronto, pero sí, estoy bien»
Guillem sonríe.
Guillem dice con acento Catalán, «para que veas que te cuidamos bien por aquí.»
Dices: «la verdad es que sí, me siento como una reina»
Guillem sonríe.
Auxita mira al doctor con expresión serena.
Guillem dice con acento Catalán, «es bueno saberlo, a Fabián le encantará también saber que te has sentido como reina.»
Guillem le guiña un ojo.
Dices: «eso espero.»
Auxita devuelve el guiño sutilmente.
Guillem dice con acento Catalán, «bueno, te traigo buenas noticias.»
Dices: «tanto él como usted se han dedicado mucho a ayudarme, y si están satisfechos con mi recuperación, también lo estoy yo.»
Guillem asiente.
Auxita se incorpora más y mira atenta
Dices: «sí, dígame.»
vuelven a tocar la puerta.
La puerta se abre y entra Fabián.
Auxita desvía la mirada hacia la puerta
Fabián mira a auxita con guillem.
Auxita se fija en Fabián
Fabián dice: Qué tal? Ya estás lista?»
Dices: «hola, Fabián. um, lista?»
Guillem se gira para ver a Fabián.
Auxita lo mira interrogante.
Auxita se fija en guillem un instante
Guillem dice con acento Catalán, «todavía no me ha dado tiempo, pero ya que estás, te dejo el gusto a ti.»
Auxita sonríe, intentando comprender lo que podrían contarle.
Fabián dice: «menuda lentitud la tuya, Bagur.»
Fabián dice: «Pues las buenas nuevas es que estás de alta, Puedes irte a casa.»
Auxita amplía la sonrisa
Guillem mira a Auxita y sonríe.
Dices: «vaaya que bien, creí que el sentirme tan recuperada era solo una ilusión»
Fabián niega con la cabeza.
Fabián dice: «he visto tu analítica y los valores están muy bien.»
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
Dices: «me alegro tanto y estoy tan agradecida con todo el plantel del hospital, de verdad…»
Guillem mira a auxita.
Auxita mira a fabián y asiente
Dices: «eso es estupendo»
Guillem hace un gesto restando importancia.
Auxita mira luego a guillem
Guillem dice con acento Catalán, «es nuestro trabajo y lo hacemos con gusto.»
Fabián se acerca a la cama y deja varios papeles sobre la mesita.
Fabián mira a Auxita.
Auxita se fija en los papeles, luego mira a fabián.
Fabián dice: «te dejo aquí tu alta ya firmada y unas indicaciones sencillas.
Dices: «perfecto, las voy a seguir como corresponden.»
Auxita se fija en los dos médicos y a su alrededor, sin creer del todo lo que sucede.
Fabián dice: «pero no te preocupes, puedes incorporarte a tus actividades sin problema. Ya otra cosa dirá guillem, pero por mi parte estás lista para todo.»
Auxita mira a Fabián y asiente
Fabián mira a Auxita y luego a Guillem.
Auxita se fija en guillem
Fabián dice: «además, que según me dijo un pajarillo, hay una residencia por ahí esperando sangre fresca, eh?»
Guillem sonríe.
Auxita vuelve a sonreír y se le ilumina la mirada
Dices: «bueno sí…espero ser yo la afortunada»
Guillem dice con acento Catalán, «venga, ya hablaremos de eso, ahora vete a tu guardia, fábrega, anda.»
Fabián esboza una sonrisa, mira a ambos y se acerca a la puerta.
Fabián se gira antes de salir.
Fabián mira a Auxita.
Dices: «gracias, Fabián, por todo. Buena guardia»
Auxita lo mira
Fabián dice: «cuídate, Auxita. Y espero que podamos contar contigo, de verdad.»
Dices: «yo también lo espero, haré mi mayor esfuerzo. Gracias»
Guillem le hace señas para que salga y deje de presionar a auxita.
Fabián asiente y sale, cerrando la puerta tras de sí.
Guillem se gira y mira a Auxita.
Auxita mira hacia guillem
Guillem arrastra una silla y se sienta.
Auxita se acomoda para mirarlo todavía mejor.
Dices: «usted tiene la palabra mayor ahora, doctor»
Guillem dice con acento Catalán, «bueno, veamos… has pensado ya qué hacer de ahora en adelante? me refiero a lo de tu paciente en casa.»
Auxita suspira y piensa
Guillem espera, paciente.
Dices: «tengo redactado el informe, solo me falta imprimirlo y remitirlo al servicio.»
Dices: «y bueno…lo más complicado, sacarlo de mi casa. Me da mucha pena, oscar está convaleciente, pero tengo claro que no hay de otra»
Murmuras: «tras la última visita de camila…lo tuve todavía más claro»
Guillem asiente.
Guillem dice con acento Catalán, «Es importante ahora priorizarte tú.»
Auxita se pone seria, pero sin tensarse esta vez
Dices: «sí, es mi lema en este momento. Y prepararme para el examen, con ellos cerca me va ser imposible»
Guillem dice con acento Catalán, «respecto del informe, puedes enviarlo cuando lo tengas. No te preocupes. Aquí se le dará curso.»
Guillem mira a auxita.
Dices: «genial, lo haré»
Guillem dice con acento Catalán, «Lo que me interesa justo en este momento, es, tendrías ya la forma de llegar a casa y estar en un ambiente tranquilo? Lo digo porque si no hemos de buscar alguno. No creo conveniente que llegues a un ambiente que te pueda hacer retroceder.»
Auxita piensa de vuelta
Dices: «hasta donde sé, ellos siguen en mi casa…mi hermana dijo que hablaría con la chica para comentarle sus recomendaciones…pero no me dijo nada más, por lo que concluyo que todavía no pudieron conversar»
Guillem mira y asiente.
Dices: «podría ir a alquilar una habitación si cree que es lo mejor…usted dirá. al menos hasta tanto esto se solucione.»
Guillem dice con acento Catalán, «eso puede ser, pero también podrías hablar con alguna amistad que pueda darte alojamiento. Abi por ejemplo, que algo me dijo ayer sobre llevarte a su casa para que no estés conviviendo con Camila. No sé que habrá pasado, pero la vi algo tensa y preocupada.»
Auxita suspira
Dices: «ay dios…todavía no pudimos hablar, ella se fue con camila vez pasada, no sé cómo le habrá ido.»
Dices: «supongo que si ella dice no tener problema estaría bien, una casa siempre es mejor y más cómoda que un hotel»
Guillem aprieta los labios y asiente, comprensivo.
Murmuras: «ojalá no tenga que ella recurrir a usted también luego de esa charla, camila es una chica un tanto difícil de tratar. O mejor sí, si es que le jodió tanto…»
auxita suspira.
Guillem dice con acento Catalán, «bueno, si te parece bien le enviaré un mensaje para que venga a por ti. Igual le avisas a tu hermana, así no se preocupa.»
Guillem suspira.
Auxita asiente y toma el móvil de la mesita
Guillem dice con acento Catalán, «Abi es una chica que parece sensible, pero tengo para mí que no se niega a pedir ayuda. me he puesto a su disposición porque sí que la noté algo afectada, la verdad. No te preocupes por ella.»
Dices: «sí, igual yo voy a intentar que me diga lo que sea, siento que debo hacerlo de todas maneras. Y por supuesto, sin dejar que me afecte, de hecho yo sé que ella sabrá contarme a su manera todo.»
Guillem asiente.
Auxita desbloquea la pantalla, busca el contacto de aurora y teclea mientras presta atención a guillem
SMS Enviado: «Auro, ya tengo mi alta firmada. Probablemente vaya a la casa de Abigail a estar mientras se soluciona lo de oscar y camila, ella se ofreció para hospedarme, me dijo ahora el doctor Guillem»
Guillem dice con acento Catalán, «eso es lo más importante, que no dejes que por estar la hermana de tu paciente en medio, eso te afecte de forma significativa.»
Auxita alza la mirada del móvil y asiente
Dices: «estoy intentando aplicarlo por todos los medios posibles, doctor.»
Auxita teclea rápido otro mensaje
SMS Enviado: «quedo en confirmarte si voy o no, pero lo probable es que sí, el doc no quiere por nada del mundo que me exponga a retroceder por lo que pase a penas llegar. Contestame porfa qué te parece.»
Auxita levanta la mirada de nuevo hacia el doctor
Dices: «si quiere yo misma le aviso a Abi, así no se toma esa molestia.»
Guillem mira a Auxita y asiente.
Dices: «sigo con mis medicamentos igual?»
Guillem dice con acento Catalán, «perfecto, tú avísale y me dices si necesitas alguna cosa. Estoy por terminar mi guardia y he dejado todo en orden.»
Guillem la mira un instante, pensativo.
Dices: «sí, no se preocupe, yo creo que ya está todo bien»
Guillem dice con acento Catalán, «Vamos a ir reduciendo la dosis de cada uno a la mitad.»
Dices: «perfecto, así será.»
Guillem dice con acento Catalán, «por una semana. si te sientes bien los retiramos del todo.»
Auxita sonríe y asiente
[SMS] Aurora: «me parece bien si eso te ayuda. Te escribo en breve para que me digas donde está su casa y voy para que hablemos de algunas cosas.»
Guillem dice con acento Catalán, «eso sí, tienes que comprometerte a hacer tus terapias.»
Auxita baja la mirada, luego vuelve a ver al médico.
Dices: «bueno sí…eso también lo iré viendo. Voy a ver si voy al instituto de psicología.»
Guillem asiente y sonríe.
Auxita le devuelve la sonrisa
Dices: «entiendo lo importante que es estar bien para mí y los demás, así que trabajaré en ello»
Guillem dice con acento Catalán, «me parece estupendo que lo entiendas.»
Auxita asiente
Un busca suena en este lugar.
Guillem baja la mirada y coge su buscapersonas, lee el mensaje.
Auxita se fija en su móvil, leyendo la respuesta de Aurora; busca el contacto de abigail para enviarle mensajes también.
Guillem alza la mirada un instante y ve a auxita.
oyes risas a lo lejos
Auxita se fija en guillem
Guillem dice con acento Catalán, «Tengo que bajar al servicio, puedes estar sola mientras vienen a por ti, verdad?»
Dices: «sí, no se preocupe, voy a estar bien.»
Guillem sonríe.
Auxita se nota muy tranquila.
Guillem dice con acento Catalán, «luego te hablaré para que coordinemos algunas cosas para lo de la residencia, tengo material de apoyo que te servirá.»
Dices: «aaah bien, justo en eso venía pensando en estos días ahora que ya puedo concentrarme mejor»
Guillem dice con acento Catalán, «perfecto. quedamos así.»
Dices: «muchas gracias, doctor y nos estaremos comunicando pronto seguramente»
Guillem se levanta de la silla y asiente.
Guillem deja la silla en su puesto y camina hacia la puerta.
Guillem se gira antes de salir.
Auxita lo mira en la puerta
Guillem dice con acento Catalán, «cualquier cosa que necesites, ya sabes, avisa.»
Guillem abre la puerta girando el pomo y sale, cerrando con suavidad.
Luego de unos minutos en que Auxita intercambió mensajes tanto con Abigail como con Aurora…
Abigail ha llegado.
Abigail entra caminando a toda prisa hacia el ascensor.
el ascensor llega y abre sus puertas.
Abigail entra al ascensor y pulsa la planta donde está hospitalizada auxita.
El ascensor cierra sus puertas y se pone en movimiento.
oyes sirenas cerca de aquí.
el ascensor llega y abre sus puertas.
Abigail baja del ascensor y camina hacia la habitación de auxita.
Auxita está sentada en la cama, verificando que lleve todas sus cosas en el bolso
Abigail abre la puerta sin llamar y entra.
Abigail cierra la puerta.
Auxita recoge los papeles que le ha dejado fabián, los dobla cuidadosamente y también los mete allí, junto con el móvil.
Abigail se gira y mira a auxita.
Auxita oye ruido y se gira, viendo a abigail
Dices: «hoola, amiguita. Ya estás»
Auxita sonríe
Abigail dice: «He venido tan rápido como he podido»
Dices: «no te preocupes, está perfecto.»
Abigail sonríe, aunque se nota algo agotada.
Auxita cierra el bolso, se sostiene con ambas manos de la cama y se levanta muy despacio
Abigail dice: «venga, pues ya tú me dirás.»
Auxita se fija en la chica
Auxita se levanta y la sigue mirando
Abigail da una mirada alrededor de la habitación y se fija en el bolso de auxita sobre la cama.
Dices: «no pudiste descansar?»
Auxita sigue su mirada, sonríe y coge el bolso, colgándoselo al hombro.
Murmuras: «qué mal ando, casi lo olvido»
Abigail mira a auxita un instante.
Auxita se acerca muy despacio a Abigail, dando pasos cortos y algo indecisos
Abigail dice: «no te preocupes, »
Abigail se le acerca.
Auxita asiente, sin convencimiento y sin pretender indagar más
tocan a la puerta con fuerza.
Auxita se fija hacia la puerta
Dices: «adelante»
el celador abre la puerta y entra.
el celador dice: «Venga, que ha venío el transporte directo.»
Abigail mira al celador y sonríe.
Auxita se fija en el celador y asiente, quedando firme en su lugar.
Abigail dice: «muchas gracias, que así nos vamos de aquí más rapidillo.»
Dices: «sí, es mejor»
El celador asiente sonriente y se acerca con la silla y le pone el freno.
Auxita se acerca a la silla y se deja caer lentamente, poniendo el bolso sobre sus piernas.
el celador dice: «Venga, avecilla, vamos a llevarte a alzar el vuelo.»
Abigail sonríe.
Dices: «sí, que ya tengo las alas ansiosas por volar.»
el celador dice: «Lista?»
Auxita asiente, sonriente
el celador quita el freno y comienza a empujar la silla a toda pastilla.
Auxita mira para atrás, fijándose en que abigail los siga
Abigail murmura: «madre mía del amor hermoso, que parece de la rosa, la vírgen que me la estrella en cualquier momento.»
Abigail sale a prisa de la habitación siguiendo de cerca al celador.
Abigail dice: «cuche, que me la estrella y si la rompe, viene su fotocopia y a esa cabreada no la para ni el guardia de la campana.»
el celador niega y sonríe ampliamente.
Auxita se ríe bajito.
el celador dice: «que va, chiquilla, si yo tengo título de piloto profesional, ya verás tú que no nos estrellamos ni que se nos ponga un muro en frente.»
Abigail pone los ojos en blanco y corre hasta el ascensor tras el celador.
El celador frena con habilidad y toca el botón del ascensor.
Auxita se deja llevar, mirando para todos lados.
el ascensor llega y abre sus puertas, varias personas se bajan.
Abigail entra en el ascensor y pulsa el botón de parada.
El celador empuja la silla y se gira para quedar frente a la puerta.
Abigail pulsa el botón y el ascensor cierra sus puertas.
el ascensor llega a la planta baja y abre sus puertas.
El celador sale disparado.
Abigail va tras el celador.
el celador mira a un compañero que también va saliendo del ascensor de al lado con otra silla.
Auxita mira la planta baja del hospital y todo lo que hay allí, como si hace tiempo no viera algo así.
el celador dice: «Venga, miguelón, vamos a echarnos una carrerilla con estos monoplazas, el que pierda brinda los cafés!»
Abigail va a atajar a los celadores pero no le da tiempo.
el celador va empujando la silla de auxita, esquivando a la gente que va entrando y saliendo, mientras el otro celador le sigue de cerca.
Auxita abre la boca de la impresión ante la velocidad y se ríe
Abigail va tras ambos, casi al trote.
el niño de la otra silla ríe a carcajadas.
Murmuras: «será posible…»
Auxita mira la puerta de la salida del hospital con ansia y una sonrisa
el celador esquiva a un camillero y se apresura hacia la recta final.
el otro celador se queda un tanto atrasado, pero recupera el paso.
Abigail va mirando a ambos con la boca abierta.
Auxita desvía un instante la mirada para ver al otro celador
el celador sale por la puerta y frena, haciendo ruiditos de freno con la boca.
Dices: «mi chofer es profesional, sí señor!»
el otro celador lo imita segundos después.
el niño ríe y aplaude.
Abigail alcanza a los celadores y se queda perpleja.
Auxita aplaude despacito, mirando al celador y guiñándole un ojo
la madre del niño viene más atrás, resoplando por el esfuerzo.
los Celadores chocan las palmas.
Auxita se fija en el niño a su lado y le lanza un beso con ternura
Miguelón dice: «venga, cortados por cuenta de la casa… pero la próxima vez te tocará a ti.»
El celador asiente solemne, llevándose la mano al corazón.
el celador dice: «palabra de celador.»
Miguelón se carcajea.
Abigail mira el intercambio, sin dar crédito.
el niño le sonríe a auxita.
la madre del niño coge al crío en brazos.
Auxita se fija en la sonrisa del niño, luego mira a ambos escuchando el intercambio.
Abigail murmura: «la virgen, si pensaba que solo yo estaba de aquella manera, madre mía.»
Miguelón se marcha al interior del hospital empujando la silla de ruedas.
Comunidad de Madrid; Plaza de Castilla.
Ves obelisco de Calatrava, Monumento a Calvo Sotelo, rinault migane, Saet reacondicionado, Lend River Iveko, y vehículo policial p2 aquí.
Te encuentras con Abigail.
Hace un frío que pela
El celador acerca la silla hacia el bordillo.
el celador dice: «a ver, avecillas, donde está vuestro coche?»
Auxita mira a abigail un instante.
Abigail se lo señala.
Auxita se gira hacia la señal de abi
el celador asiente y acerca la silla, poniéndole el freno.
el celador dice: «hala, ya podeis desplegar vuestras alillas.
Abigail asiente y sonríe.
Abigail dice: «gracias, de verdad.»
Auxita asiente, se sostiene de los posabrazos de la silla y se levanta.
el celador mira a la chica y sonríe.
Dices: «muchas gracias, señor. ha sido increíble la carrera»
el celador dice: «nada, chiquilla, si es un placer.»
Auxita le sonríe también al celador
el celador sonríe a ambas y quita el freno de la silla.
Dices: «que tenga buena jornada.»
el celador dice: «gracias, vosotras cuidaos… ahora me marcho, un cortadito me espera.»
Auxita se recoloca el bolso, caminando de a poco hacia la puerta del copiloto
Auxita lo mira por encima del coche y asiente
el celador se gira y sale cagando leches hacia el interior del hospital.
Abigail coge sus llaves del bolsillo del anorac y se acerca a la puerta del conductor.
Abigail desactiva la alarma del coche y los seguros de las puertas se desbloquean.
Abigail abre la puerta del conductor.
oyes sonidos de obra y maquinaria de construcción
Abigail mira a auxita.
Abigail dice: «listo, guapi. puedes subir sola? o necesitas que te eche un cable.»
Auxita mira a abigail, abriendo la puerta del copiloto.
Dices: «sí puedo, no te preocupes, corazón»
Abigail asiente y sube al coche.
Abigail entra en Saet reacondicionado.
Auxita se vuelve a sostener levemente y entra despacio.
Saet reacondicionado
Te encuentras con Abigail.
Abigail cierra la puerta, bloqueando los seguros.
Abigail estira la cinta del cinturón de seguridad, la ajusta y luego inserta la hebilla en el anclaje.
Auxita cierra su puerta, se acomoda lentamente y se abrocha el cinturón
Abigail mira a Auxita.
Abigail dice: «lista?»
Dices: «síi!»
Abigail introduce la llave en el cilindro de encendido, la gira y arranca el motor, luego pulsa en el panel y activa el GPS.
Auxita le sonríe ampliamente
Abigail dice: «vamos a casita entonces.»
La voz del GPS indica la duración del trayecto hasta llegar al destino.
Abigail mete la velocidad en la palanca de cambios, pisa el embrague y luego el acelerador. El coche se pone en movimiento.
Abigail va mirando la vía alternando con los espejos retrovisores, mientras conduce escuchando las instrucciones del GPS.
Dices: «segura que podés recibirme? No te veo tan…bien, no sé como explicarte.»
Abigail se gira levemente y asiente.
Dices: «y tampoco es la idea molestar, cariño»
Abigail dice: «pero si tú no molestas, chiquilla.»
Abigail sigue pendiente a la vía.
Auxita la mira de perfil y asiente, luego ve hacia la vía
Abigail dice: «mi Sam y yo estamos encantados de tenerte en casa mientras resuelves esto de tu paciente y Camila.»
Dices: «igual voy a intentar que sean los menores días posibles, pero sí, esto hay que solucionarlo»
Abigail asiente mientras adelanta a un coche.
Abigail se fija en la plaza España.
Abigail mira un lugar donde aparcar.
Auxita mira la plaza con alegría en su cara
Abigail reduce poco a poco la velocidad al aproximarse a su destino.
Abigail mira por el parabrisas y los espejos retrovisores alternativamente mientras maniobra con el volante hasta que se estaciona.
Abigail gira la llave apagando el motor, luego extrae la llave del cilindro de encendido y se desabrocha el cinturón soltando la hebilla del anclaje.
Abigail mira a Auxita.
Auxita mira a abigail
Abigail dice: «tú no te preocupes de nada, guapi, vale?»
Auxita asiente, mientras se desabrocha el cinturón y coge el bolso que lo había mantenido sobre las piernas.
Abigail dice: «ya le avisaste a tu fotocopia?»
Dices: «sí, ya está enterada de todo. Viene más tarde a tu casa a traerme cosas y que hablemos un rato, según me dijo»
Auxita se dispone a abrir la puerta para salir.
Abigail dice: «sí, le dices que puede venirse ella también, os hemos habilitado el estudio para que os podais quedar con comodidad.»
Abigail desbloquea los seguros y abre la puerta del vehículo.
Dices: «perfecto, le pongo al tanto de eso también. Mil gracias.»
Auxita sonríe y baja
Comunidad de Madrid; Plaza de España.
Abigail sale de Saet reacondicionado.
Abigail cierra la puerta, activa la alarma del coche y los seguros de las puertas se bloquean.
oyes sirenas cerca de aquí.
Abigail dice: «vamos, que este frío pela en serio.»
Dices: «uff, sí.»
Auxita intenta ir más rápido hacia la torre
Abigail se sube bien la cremallera del anorac y echa a andar hacia la torre.
Abigail entra en la torre.
Comunidad de Madrid; Torre de Madrid.
Ves un tablón de anuncios aquí.
Te encuentras con Abigail.
Abigail pulsa el botón y el ascensor de la torre de madrid viene en camino.
Auxita se acerca al ascensor y espera junto a la chica
el ascensor de la torre de madrid llega y las puertas se abren.
Abigail entra en el ascensor
entras en el ascensor de la torre de madrid.
el ascensor de la torre de madrid
Abigail pulsa el botón de la planta 8
El ascensor cierra las puertas y se pone en marcha.
Auxita se sostiene, todavía algo insegura.
Abigail se le acerca para servirle de apoyo.
el ascensor de la torre de madrid para en La planta número 8 y las puertas se abren.
Abigail dice: «venga, falta poco ya, guapi.»
Auxita sale cuando se abre la puerta.
Auxita asiente
Abigail sale.
sales del elevador.
La planta número 8
Ves Un pisito confortable, Un piso acogedor, Un confortable piso de estilo nórdico, Casa de Gorca, y el ascensor de la torre de madrid aquí.
Te encuentras con Abigail.
Abigail mete la llave en la cerradura, la gira y abre la puerta.
Auxita se acerca a la puerta y entra
Abigail dice: «vamos»
Entras en la casa.
Un piso acogedor
Te encuentras con Samuel
Abigail Entra en la casa.
Abigail empuja la puerta y la cierra, luego gira el pestillo.
Samuel sale de la cocina.
Samuel sonríe al ver a auxita.
Auxita se adentra más a la casa, mira a samuel.
Abigail dice: «Hola cielo, ya me he traído a la auxi.»
Samuel asiente.
Samuel dice con acento venezolano, «qué bueno verte, auxita.
Dices: «hoola sam. acá me tenés por unos días, sí.»
Auxita le sonríe al chico
Samuel dice con acento venezolano, «preparé arepas para que comamos en un rato, tienes que tener hambre seguro.»
Abigail le sonríe a Samuel y se le acerca para darle un sonoro beso.
Dices: «la verdad es que un poco, así que estaría bueno probarlas»
Auxita los mira enternecida, luego se fija hacia otro punto para no ser tan evidente
Samuel dice con acento venezolano, «Pues ve con Abi para que te instales, yo las espero en la cocina.»
Abigail asiente y coge el bolso de Auxita.
Dices: «genial! Te sigo, amiguita.»
Auxita se fija en lo que hace Abigail y sonríe, mirando para donde va
Samuel entra en la cocina y comienza a preparar todo para comer.
Abigail camina hacia su estudio.
Abigail abre la puerta y enciende la luz.
en el estudio han colocado dos camas pequeñas plegables, organizando todo el mobiliario dejando un espacio muy acogedor.
Abigail deja el bolso de auxita sobre una de las camas.
Auxita se acerca a la puerta y se fija en el lugar
Abigail mira a auxita.
Auxita se adentra más aún y se gira para mirar a abigail
Abigail dice: «no es demasiado amplio, pero creo que estareis cómodas aquí.»
Dices: «sí, es perfecto. No te preocupes, ya hacés bastante con esto»
Abigail dice: «si igual necesitais cualquier cosa, me decís a mí o a Sam y con gusto lo buscamos.»
Abigail hace un gesto con la cabeza, restando importancia.
Abigail dice: «eres mi amiga, es lo mennos que puedo hacer, guapi.»
A Abigail el rostro se le ensombrece un poco, pero cambia de expresión enseguida.
Auxita sonríe y abraza a abigail
Abigail le devuelve el abrazo con fuerza.
Abigail se separa y la mira.
Auxita la mira también
Abigail dice: «tu aquí te puedes quedar todo lo que quieras, guapi.»
Dices: «no ahora, pero en algún momento quiero hablar contigo, abi.»
Auxita asiente
Dices: «muchas gracias.»
Abigail dice: «es más, quiero que me prometas que hasta que tu casita no esté sola, no vas a volver allí, sí?»
Auxita queda pensativa un momento, luego asiente
Abigail dice: «hablaremos sí, pero no ahora, guapi… pero tú promete que no vas a irte ahí mientras tu paciente y Camila sigan ahí.»
Dices: «prometido»
Abigail la estrecha de nuevo en un abrazo cálido.
Dices: «se resolverá, tranqui»
Abigail se separa.
Abigail dice: «supongo que sí, o al menos eso espero.»
Dices: «es que tiene que ser así, no hay otra opción»
Abigail dice: «bueno, fuera está la puerta del baño, ya si eso me dices si te hace falta alguna cosa, vale?»
Abigail asiente.
Dices: «sí, justo te iba decir, les importa a vos y sam si primero me quito este aromita a hospital y luego comemos?»
Abigail dice: «te dejaré un ratito para ir a ayudar a mi Sam, así te acomodas.»
Abigail niega y sonríe.
Abigail dice: «tú ponte guapa y cómoda, que prisa no hay ninguna.»
Dices: «genial, le digo a Aurora que me traiga cosas porque no las tengo casi»
Abigail asiente.
Auxita asiente
Abigail se gira para salir del estudio.
Auxita se gira hacia la cama donde abigail le ha dejado el bolso
Abigail sale y mira a auxita un instante.
Abigail dice: «te quiero mucho, guapi, mucho de verdad.»
Auxita saca el móvil del bolso, se gira nuevamente hacia abigail y le sonríe
Abigail sale hacia la cocina.
Minutos después…
Aurora entra en el estudio acondicionado como habitación para ambas, mira el lugar y luego a Auxita.
Auxita está tumbada, envuelta en una toalla. Ve a Aurora y se levanta muy de golpe, sintiendo que la cabeza le gira un poco.
auxita se sostiene con fuerza con ambas manos por la cama.
Aurora dice: «despacio, no seas imprudente.»
Aurora le pone al lado una pequeña bolsa a auxita
Aurora dice: «lo que me dijiste para cambiarte ahora y estar con Samuel y Abigail. Todavía me falta ir por lo demás a la casa, esto estaba en tu maleta en el auto.»
Auxita mira la bolsa, mira a su hermana y asiente
Dices: «gracias…te vas ahora? No cenás con nosotros?»
Aurora dice: «sí, voy ahora. Así de paso hablo con estos 2 y les dejo todo claro de una vez. Que la idea no es estar acá mucho tiempo, sabés bien que yo en casa agena no puedo estar demasiado.»
Aurora murmura: «no me gusta del todo.»
auxita asiente
Dices: «te espero para dormir, sí? que ya sabés que por las noches la tengo más difícil.»
Auxita le señala la cama de al lado
Aurora mira y asiente.
Aurora dice: «ya te dije que sí, nena. Por favor no seas malcriada»
Auxita sonríe y abre la bolsa, revisando lo que hay dentro.
Aurora dice: «vestite, que te esperan. Nos vemos más tarde.»
aurora se aleja rápidamente hacia la puerta
Dices: «nos vemos, auro»
Aurora asiente y sale de la habitación, cerrando tras de sí.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.