Punto de vista: Rubén

Comunidad de Madrid; Restaurante Imperium Food
Ves una camarera aquí.
Te encuentras con arnulfo y Romina.
rubén entra al restaurante viendo si encuentra una mesa libre
Romina vende una hamburguesa.
arnulfo mira su reloj y se da cuenta de que ya terminó su turno
rubén nota que todo el local está lleno
Romina va de un lado a otro llevando pedidos
Romina vende una hamburguesa.
arnulfo entrega el mandil y busca una mesa disponible
rubén se acerca hasta el lugar desde donde parten los pedidos
Romina vende una hamburguesa.
Dices: “buenas noches”
Romina mira al hombre que acaba de llegar y le sonríe
Romina dice: “buenas noches. Qué desea pedir?”
rubén mira a la chica que lo ve
Dices: “quisiera una amburguesa con guacamoles”
Romina toma entre sus manos una libreta y boli que se encuentran cerca de ella y anota
Dices: “que tenga también un huevo frito, y jamón”
Romina dice: “bien, algo más?”
rubén asiente
Romina asiente y sigue anotando
Dices: “una drogacola”
arnulfo busca una mesa disponible, pero el local está algo lleno
Romina dice: “perfecto, le llevo el pedido enseguida.”
rubén asiente
Dices: “muchas gracias”
rubén camina hacia las mesas, para ver si alguna se desocupó
Romina mira todo el sitio abarrotado.
arnulfo encuentra una mesa disponible y se acomoda
Romina vende una hamburguesa.
escuchas música a lo lejos
Romina se adentra hacia la cocina para concretar el pedido del hombre
rubén continúa buscando mesa disponible, finalmente encuentra una que está ocupada por una persona que está en silla de ruedas
rubén se acerca a la mesa
rubén mira al hombre ahí sentado
arnulfo ojea la carta
Dices: “buenas noches, caballero”
arnulfo deja la carta y se dirige al hombre que lo mira
arnulfo dice: “buenas noches, señor”
rubén reconoce al hombre pero no está seguro si es aquel de cropbrand
arnulfo continúa ojeando la carta
Dices: “le molesta si me siento cerca de usted?”
arnulfo dice: “no, para nada”
rubén toma una silla, la mueve y luego se sienta
arnulfo hace un gesto a la camarera para hacer el pedido
Dices: “disculpe una duda que tengo”
arnulfo dice: “diga usted”
Dices: “le noto cara conocida”
Romina vuelve con el pedido del hombre y lo busca entre la gente
Romina lo divisa a lo lejos y también ve a Arnulfo
arnulfo dice: “mmm supongo que de algún lugar, pero no sé dónde”
Dices: “puede ser que… de cropbrand?”
Romina se acerca a la mesa con la bandeja, situando todos los pedidos frente a rubén
arnulfo piensa un poco
rubén mira a la chica
arnulfo dice: “trabajé ahí mucho tiempo, así que puede ser”
Dices: “muchas gracias, señorita, su nombre para tratarla más cordialmente?”
Romina dice: “que disfrute, señor.”
Romina mira a arnulfo al escucharlo y le sonríe
arnulfo mira a romina y le dedica una sonrisa pícara
Romina vuelve la mirada al señor
Romina dice: “mi nombre es Romina. Mucho gusto, señor”
Dices: “muy bien, romina, el gusto es mío”
Romina asiente sonriendo
rubén dirige la mirada hacia el hombre otra vez
Romina también mira a arnulfo unos segundos
Dices: “yo creo haberlo visto bien, no en una silla de ruedas a usted”
Romina dice: “qué genial verte como cliente, mi vida. Te traigo algo?”
rubén destapa la drogacola y la sirve en un vaso
Romina baja un poco la mirada al recordar que hay alguien más en la mesa, por lo que se le acerca a arnulfo por el lateral.
escuchas música a lo lejos
arnulfo dice: “por favor, cariño; voy a querer una amburguesa con jamón y queso y un jugo de naranja, por favor”
escuchas jaleos y gritos a lo lejos
Romina sonríe y asiente, saca la libreta y anota
Romina dice: “vengo enseguida.”
rubén beve un poco de drogacola y luego comienza a comer despacio
Romina se aleja hacia la cocina nuevamente.
arnulfo vuelve a mirar al hombre
rubén come despacio, disfrutando la amburguesa
arnulfo dice: “ahora lo recuerdo, señor. efectivamente cuando nos conocimos no estaba en silla de ruedas, pero ya ve cómo es la vida”
rubén levanta la mirada de su plato y la posa en el hombre
Dices: “necesito saber que le sucedió”
arnulfo dice: “fui atropellado por un conductor ebrio cuando me dirigía a mi casa, señor”
rubén suspira
Dices: “bueno, la ebriedad es un flajelo que por lo visto está en todas partes”
Dices: “ya hizo alguna denuncia?”
arnulfo dice: “para colmo ese hombre es mi becino”
Dices: “así que es su vecino”
Dices: “lo pudo ver en el momento del accidente?”
arnulfo dice: “por fortuna o desgracia, según como quiera verse”
arnulfo suspira profundamente.
Dices: “ese hombre debería estar detenido”
arnulfo dice: “que si pude verlo… estaba tan borracho que creía que estaba en el bar, siendo que se encontraba en plaza españa”
arnulfo dice: “para colmo dijo que no me hizo nada y que me hacía el artista”
Dices: “que porquería de persona, disculpe el modismo”
Romina regresa y se acerca nuevamente hasta la mesa de Rubén y Arnulfo.
Romina acomoda los pedidos con delicadeza frente a Arnulfo.
rubén ya va por la mitad de su amburguesa, mientras charla con arnulfo
arnulfo le agradece a romina con una sonrisa
Romina se la devuelve cálidamente.
Romina dice: “que disfrutes, arni”
Dices: “y señor… su nombre era?”
arnulfo dice: “gracias”
rubén intenta deducir por lo que dijo romina
arnulfo dice: “me llamo arnulfo, señor”
Dices: “arnuuulfo, sí, ya me acuerdo”
Romina asiente y se retira a otra mesa donde una pareja aún no ha sido atendida
Dices: “mire arnulfo, puse un anuncio en el tablón de la torre, si usted quiere lo ve y me llama para cuidarlo dentro o fuera de su casa, según lo requiera”
arnulfo corta su amburguesa en trozos pequeños y comienza a comer evitando ensuciarse
Romina intercambia unas palabras con la pareja, escribe algo y se aleja hacia la cocina una vez más
arnulfo se eriza por un momento al recordar algo
arnulfo dice: “se me hace que lo llamaré…”
Dices: “bien, si me llama con gusto accedo a su pedido”
rubén va terminando su amburguesa lentamente
arnulfo bebe su jugo a pequeños sorvos
Romina regresa a los pocos minutos con el pedido de la pareja, lo coloca todo en la mesa de ellos y luego mira la hora en un gran reloj de pared situado a un lado del establecimiento
arnulfo continúa comiendo sin ensuciarse ni ensuciar la mesa
Dices: “es lindo este lugar, nunca había venido”
Dices: “y por lo que veo, hacen lo mismo que en cropbrand”
arnulfo dice: “sí; yo trabajo aquí, pero ahora ya terminé mi turno y aproveché para cenar”
Romina se acerca a una barra que queda cerca de la mesa de Rubén y Arnulfo, anotando algo en una planilla.
Dices: “que raro no le pusieron trabas por andar en silla de ruedas, arnulfo”
arnulfo murmura: “así es, pero pagan menos”
rubén suspira
arnulfo sonríe de forma irónica
Dices: “como todo lugar que tiene sus intereses”
arnulfo dice: “tuve qué demostrar que podía hacerlo”
Romina termina de anotar y se acerca a la camarera que va con una bandeja en la mano, intercambia palabras con ella y esta asiente.
Dices: “bueno, emostrar eso para usted habrá sido todo un desafío ”
arnulfo dice: “de hecho, me pasó lo mismo que en cropbrand”
Dices: “que le pasó?”
arnulfo dice: “la vida consta de desafíos, señor”
rubén sonríe y asiente al hombre
Dices: “los desafíos están latentes, todo el tiempo en nuestras vidas”
Romina espera parada en una esquina, mirando hacia la mesa de Rubén y arnulfo
rubén se termina la amburguesa
arnulfo dice: “así es, señor. todos tenemos qué enfrentar desafíos”
rubén bebe lo que le quedaba de drogacola en el vaso y vuelve a servirse
arnulfo come su amburguesa y bebe lo que le queda de jugo
Dices: “me alegra que a pesar del duro golpe que es no caminar, usted pudo salir adelante”
rubén termina el vaso con la drogacola
arnulfo dice: “éso es porque ya había logrado salir adelante de otro golpe hacía pocos meses atrás”
Romina sostiene la libreta y el boli que siempre lleva para anotar pedidos, jugueteando con el boli
una brisa acaricia tu cara
arnulfo voltea hacia la chica, la ve juguetear y le guiña un ojo
Romina le sonríe a Arnulfo, devolviéndole el guiño con coquetería.
Dices: “bueno, habrás pasado por muchos, sobre todo si vivís hace mucho en madrid, supe todo lo de la guerra”
arnulfo suspira profundamente.
arnulfo dice: “llegué faltando tres días para que terminara, sin embargo la última noche viví cosas que… bueno fueron difíciles”
Dices: “desde argentina querían mandar efectivos a cuidar zonas españolas”
arnulfo dice: “imagino”
oyes risas a lo lejos
Romina deja el boli y la libreta sobre la barra junto a la planilla de registro y se acerca a una máquina de café, preparándose uno
arnulfo termina de comer su amburguesa
rubén se sirve lo que le queda de drogacola y bebe, luego levanta la mano para llamar a la camarera
Romina saca el café y vuelve a su sitio, alcanzando a ver la señal del hombre. Deja el café en la barra, toma libreta y boli y se acerca a ellos
Romina dice: “se les ofrece alguna otra cosa más?”
rubén mira a romina con detenimiento
arnulfo dice: “por mi parte, la cuenta, por favor”
escuchas jaleos y gritos cerca de aquí.
Dices: “yo también, quisiera la cuenta”
Dices: “muy rica la amburguesa”
Romina mira a Arnulfo y asiente, lee algo en la libreta, lo copia en otra hoja y la saca, entregándole la voleta
arnulfo saca su monedero y deja la cantidad correspondiente en la boleta
Romina mira al hombre y repite el procedimiento anterior, entregando luego la voleta
Romina dice: “qué bueno que le gustó, señor”
rubén se levanta y saca dinero de su pantalón, luego se sienta y lo deja en la boleta
rubén mira a la chica y sonríe
Romina recoge el dinero y la voleta, sonriendo a arnulfo
Dices: “la hizo usted?”
Romina mira al hombre de vuelta, toma el dinero y la voleta y niega
rubén asiente y sonríe
Romina dice: “en realidad el restaurante tiene sus cocineros, yo solo trabajo vendiendo el producto”
Dices: “creí que había sido usted quien la había cocinado ”
Romina le devuelve cordialmente la sonrisa
Dices: “bueno, felicite a la cocinera o cocinero de mi parte, voy a volver”
arnulfo dice: “las amburguesas son deliciosas, por éso es que se venden tanto”
Romina dice: “le esperamos cuando quiera, señor. Y le haré llegar las felicitaciones, sin problema.”
rubén asiente arnulfo
Romina mira a arnulfo y asiente
Dices: “ha sido muy amable”
Romina mira otra vez a rubén
arnulfo desbloquea las ruedas y maniobra para salir de la mesa
rubén mira arnulfo
Romina dice: “estamos a las órdenes. vuelva pronto”
Dices: “arnulfo, necesita que lo embarque en un taxi?”
Romina ve a arnulfo y le hace un gesto como diciendo, espera
arnulfo se coloca a una orilla para no estorbar el paso de la gente
Romina mira a rubén y dice: “no se preocupe por él, señor. yo lo ayudo”
rubén mira a la chica
Dices: “muy bien romina, cualquier cosa… ”
Indicas a todos los presentes que eres policía no titulado.
Romina asiente hacia el hombre
arnulfo mira a rubén
Romina dice: “muchas gracias.”
arnulfo dice: “pero qué memoria la mía, que ya había olvidado que era policía”
rubén sonríe al hombre
Dices: “no se preocupe, es fácil olvidar las cosas”
Romina se aleja con el dinero y las cuentas, le entrega todo a la camarera, vuelve a la barra a anotar todo rápidamente en la planilla y tras terminar, toma su vaso de café entre ambas manos y se lo bebe
rubén se levanta para salir del local
Dices: “tengan buena noche”
arnulfo se despide del hombre con un gesto
arnulfo dice: “igualmente, señor”
rubén devuelve el gesto de despedida arnulfo

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *